Bibiana Bryson

RED ARGENTINA DE INVESTIGACION OVNI

     EL  ADN HUMANO ES EXTRATERRESTRE

 

Encuentran genes extraterrestres en el ADN humano.

 

La mayoría abrumadora del ADN humano , procede de fuera del mundo en su origen Lo que vemos en nuestro ADN es una programación, en dos versiones:

 

un gran código y un código básico Una forma de vida extraterrestre más alta se ocupó de crear nueva vida y plantarla en diversos planetas. 

Un grupo de investigadores oficiales que trabaja en el Proyecto Genoma Humano indican que han hecho un descubrimiento científico asombroso: creen que el supuesto 97% de las secuencias no codificadas en el ADN humano es nada menos que código genético de formas de vida extraterrestre....

Las secuencias no codificadas son comunes a todos los organismos vivos sobre la Tierra, desde los mohos a los peces y a los seres humanos.

En el ADN humano estas secuencias constituyen la mayor parte del genoma total, dice el profesor Sam Chang, líder del grupo.

Las secuencias no codificadas, conocidas originalmente como “ADN basura”, se descubrieron hace años, y su función permanecía siendo un misterio.

La mayoría abrumadora del ADN humano es de fuera del mundo en su origen. Los aparentes “genes basura extraterrestres” meramente “disfrutan del paseo” con el duro trabajo de los genes activos, pasados de generación a generación. 

Después de un análisis extenso con la ayuda de otros científicos, programadores informáticos, matemáticos y otros eruditos sabios, el Profesor Chang se había preguntado si el aparente “ADN basura humano” fue creado por algún tipo de “programador extraterrestre”. Sobre los trozos extraterrestres dentro del ADN humano, el profesor Chang observa más, “tiene sus propias venas, arterias, y su propio sistema inmunitario que resiste vigorosamente todas nuestras medicinas anticancerígenas.” 

El profesor Chang estipula más que “nuestra hipótesis es que una forma de vida extraterrestre más alta se ocupó de crear nueva vida y plantarla en diversos planetas. La Tierra es solamente uno de ellos. Quizás, después de programarlo, nuestros creadores nos hicieron crecer del mismo modo en que nosotros cultivamos bacterias en los platos de Petri. No podemos conocer su motivos, si fue un experimento científico, o un modo de preparar nuevos planetas para la colonización, o es un asunto en curso a largo plazo de sembrar vida en el Universo.” 

El profesor Chang indica más, que “si pensamos sobre ello en nuestros términos humanos, los evidentes “programadores extraterrestres” estaban trabajando muy probablemente sobre un gran código consistente en varios proyectos, y los proyectos habrían producido diversas formas de vida para diversos planetas. También ellos intentaron diversas soluciones. Escribieron “el gran código”, lo ejecutaron, no les gustó alguna función, la cambiaron o añadieron una nueva función, lo ejecutaron otra vez, hicieron más mejoras, y lo intentaron una y otra vez.”

El equipo de investigadores del profesor Chan concluye además que, “los evidentes programadores extraterrestres podrían haber ordenado cortar todos sus planes idealistas para el futuro cuando ellos se concentraron en el proyecto Tierra para cumplir el plazo apremiante. Muy probablemente, con una prisa o precipitación evidente, los programadores extraterrestres pueden haber cortado drásticamente el gran código y haber entregado un programa básico diseñado para la Tierra.”

El profesor Chang es solamente uno de los muchos científicos y otros investigadores que han descubierto orígenes extraterrestres en la humanidad.

 

 

 

    PROFESOR SAM CHANG

 

 

 


   Prueba absoluta

 



Los coordinadores del Proyecto Genoma Humano encuentran prueba absoluta del contacto extraterrestre con seres humanos de la Tierra a través de la evidencia del ADN. El profesor Chang y sus colegas investigadores muestran esos huecos, lagunas o intervalos evidentes de programación extraterrestre en la ordenación del ADN precipitados por un apresuramiento para crear la vida humana sobre la Tierra presente en la humanidad con un crecimiento ilógico de masas de células que conocemos cómo el cáncer.”

El profesor Chang indica más que “lo que vemos en nuestro ADN es una programación consistente en dos versiones, un gran código y un código básico.” El Sr. Chang afirma entonces que “el primer hecho es que el programa completo no fue escrito positivamente sobre la Tierra; eso es ahora un hecho verificado. El segundo hecho es que los genes, por sí mismos, no son suficientes para explicar la evolución; debe haber algo más en el juego.”

“Más pronto o más tarde -dice el profesor Chang- tenemos que enfrentarnos con la noción increíble de que cada vida sobre la Tierra lleva el código genético de su primo extraterrestre, y que la evolución no es lo que nosotros creemos que es.”
Implicaciones

Las implicaciones de estos hallazgos científicos reforzarían las afirmaciones de otros científicos y observadores de tener contacto con supuestos seres humanos de fuera del mundo que parecen extraterrestres.

Se ha afirmado que los seres humanos de fuera del mundo que parecen extraterrestres han proporcionado algo de material genético para la evolución humana, y que muchos de estos extraterrestres han permitido que algunos de su personal encarnen como semillas estelares sobre la Tierra en familias humanas. 

Estas semillas estelares, niños de las estrellas o gente estelar, son descritos por Brad y Francie Steiger como individuos cuyas almas estaban encarnadas formalmente sobre mundos de otros sistemas estelares, y luego viajaron a la Tierra y decidieron encarnar aquí con el fin de estimular el desarrollo espiritual evolutivo de la humanidad. 

La mayor parte de la humanidad considera que este grupo de extraterrestres son benévolos según lo descrito por contactados tales como George Adamski, Orfeo Angelucci, George Van Tassell, Howard Menger, Paul Villa, Billy Meier y Alex Collier cada uno de los cuales explica la naturaleza de sus interacciones voluntarias con estos seres humanos de apariencia extraterrestre. Estos contactados proporcionan a menudo evidencia física en forma de fotografías, películas y otros testigos de sus contactos con razas extraterrestres. El contactado más ampliamente documentado e investigado es Eduard 'Billy' Meier que proporcionó mucha evidencia física para los investigadores.

 

 

 

 

 INTERESANTE VIDEO CON ALGUNAS CLAVES

 

 

 

 

 

 

 

 " PIRATAS DE LA ESPIRAL SAGRADA "

 

 

 EXTRAORDINARIO VIDEO DE LEN HOROWITZ.

 TIENES QUE VERLO . ESTÁ  EN INGLÉS.

 

 

               LA REALIDAD ES UNA MENTIRA

 

 

 

 

  PARTE UNO

 

 

 

 

  PARTE DOS

 

 

 

         DESCUBRIMIENTO RUSO SOBRE EL ADN

 

 

                             ¿ FOTONES Y SONONES ?

  

El ADN humano es una Internet biológica, superior en muchos aspectos a la artificial. La más reciente investigación científica rusa explica directa o indirectamente fenómenos tales como la clarividencia, la intuición, los actos espontáneos y a distancia de sanación, la auto-curación, las técnicas de afirmación, la luz o auras inusuales alrededor de las personas (concretamente, de los maestros espirituales), la influencia de la mente sobre los patrones climatológicos y mucho más.

Además, hay evidencia de un tipo completamente nuevo de medicina en la que el ADN puede ser influenciado y reprogramado por palabras y frecuencias SIN seccionar y reemplazar genes individuales.
[...]

Sólo el 10% de nuestro ADN se utiliza para construir proteínas. Este subconjunto de ADN es el que les interesa a los investigadores occidentales y está siendo examinado y catalogado. El otro 90% es considerado ADN chatarra. Sin embargo, los investigadores rusos, convencidos de que la naturaleza no es tonta, reunieron a lingüistas y genetistas en un emprendimiento para explorar ese 90% de ADN chatarra. ¡Sus resultados, hallazgos y conclusiones son simplemente revolucionarios! Según ellos, nuestro ADN no sólo es el responsable de la construcción de nuestro cuerpo sino que también sirve como almacén de información y para la comunicación.

Los lingüistas rusos descubrieron que el código genético, especialmente en el aparentemente inútil 90%, sigue las mismas reglas de todos nuestros lenguajes humanos. Con este fin, compararon las reglas de sintaxis (la forma en que se colocan juntas las palabras para formar frases y oraciones), la semántica (el estudio del significado en formas de lenguaje) y las reglas gramaticales básicas.

Ellos descubrieron que los alcalinos de nuestro ADN siguen una gramática regular y sí tienen reglas fijas tal como nuestros idiomas. Así que los lenguajes humanos no aparecieron coincidentemente, sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente.

El biofísico y biólogo molecular ruso Pjotr Garjajev y sus colegas también exploraron el comportamiento vibratorio del ADN. (Para ser breve, sólo daré un resumen aquí. Para mayor exploración, por favor, vayan al apéndice al final de este artículo).

La línea final fue: Los cromosomas vivos funcionan como computadoras solitónicas/holográficas usando la radiación láser del ADN endógeno. Eso significa que se las arreglaron para, por ejemplo, modular ciertos patrones de frecuencia en un rayo láser y con él influenciaron la frecuencia del ADN y, de ese modo, la información genética misma. Ya que la estructura básica de los pares alcalinos del ADN y del lenguaje (como se explicó anteriormente) son de la misma estructura, no se necesita ninguna decodificación del ADN. ¡Uno simplemente puede usar palabras y oraciones del lenguaje humano! ¡Esto, también, fue probado experimentalmente!

La sustancia del ADN viviente (en tejido vivo, no en vitro), siempre reaccionará a los rayos láser del lenguaje modulado e incluso a las ondas de radio, si se utilizan las frecuencias apropiadas. Esto explica final y científicamente por qué las afirmaciones, la educación autógena, la hipnosis y cosas similares pueden tener tales fuertes efectos en los humanos y sus cuerpos. Es enteramente normal y natural que nuestro ADN reaccione al lenguaje. Mientras los investigadores occidentales recortan genes individuales de los filamentos de ADN y los insertan en otro lugar, los rusos trabajaron con entusiasmo en dispositivos que pueden influenciar el metabolismo celular a través de frecuencias moduladas de radio y de luz y así reparar defectos genéticos.

El grupo de investigadores de Garjajevâ tuvo éxito en probar que con este método se pueden reparar los cromosomas dañados por los rayos X, por ejemplo. Ellos incluso capturaron patrones de información de un ADN en especial y se la transmitieron a otro, reprogramando así las células a otro genoma. ¡De esa manera, ellos transformaron exitosamente, por ejemplo, embriones de rana en embriones de salamandra, simplemente transmitiéndoles los patrones de información del ADN!

De ese modo, la información completa se transmitió sin ninguno de los efectos colaterales o desarmonías que se encuentran cuando se hace la ablación y se reintroducen genes individuales del ADN. ¡Esto representa una revolución y sensación increíbles, que transformará al mundo! ¡Todo eso por aplicar simplemente la vibración y el lenguaje en lugar del arcaico proceso de ablación! Este experimento apunta al inmenso poder de la genética de ondas, que obviamente tiene más influencia en la formación de los organismos que los procesos bioquímicos de secuencias alcalinas.

Los maestros esotéricos y espirituales han sabido desde hace miles de años que nuestro cuerpo se puede programar por el lenguaje, las palabras y el pensamiento. Ahora eso se ha probado y explicado científicamente. Por supuesto, la frecuencia tiene que ser la correcta. Y a eso se debe que no todos tenga el mismo éxito o puedan hacerlo siempre con la misma fuerza. La persona debe trabajar en los procesos internos y la madurez para poder establecer una comunicación consciente con el ADN. Los investigadores rusos trabajan en un método que no depende de estos factores, pero que SIEMPRE funciona, siempre y cuando uno use la frecuencia correcta.

¡Pero cuanto más desarrollada es la conciencia individual, menos necesidad hay de cualquier tipo de dispositivo! Uno puede lograr esos resultados por uno mismo, y la ciencia finalmente dejará de reírse de tales ideas y confirmará y explicará los resultados. Y no termina ahí. ¡Los científicos rusos también descubrieron que nuestro ADN puede causar patrones de perturbación en el vacío, produciendo así agujeros de gusano magnetizados!

Los agujeros de gusano son los equivalentes microscópicos de los así llamados puentes Einstein-Rosen en la vecindad de los agujeros negros (dejados por estrellas consumidas).

Ellos son conexiones de túnel entre áreas completamente diferentes del universo a través de los cuales se puede transmitir la información fuera del espacio y del tiempo. El ADN atrae a esos fragmentos de información y los pasa a nuestra conciencia. Este proceso de hipercomunicación es más efectivo en estado de relajación. El estrés, las preocupaciones y el intelecto hiperactivo impiden la hipercomunicación exitosa o la información se distorsionará completamente y será inútil.

En la Naturaleza, la hipercomunicación se aplicó con éxito durante millones de años. El flujo de vida organizado en estados de insectos lo prueba dramáticamente. El hombre moderno lo conoce sólo a un nivel mucho más sutil como intuición. Pero nosotros, también, podemos recuperar el pleno uso de esto.

Un ejemplo de la Naturaleza. Cuando una hormiga reina es separada espacialmente de su colonia, la construcción todavía continúa fervorosamente y de acuerdo a lo planeado. Sin embargo, si se mata a la reina, se detiene todo el trabajo en la colonia. Ninguna hormiga sabe qué hacer. Aparentemente, la reina envía los planes de construcción también desde muy lejos por medio de la conciencia grupal de sus súbditos. Ella puede estar tan lejos como quiera, en tanto esté viva. En el hombre, la hipercomunicación humana se encuentra más cuando uno repentinamente logra acceso a la información que está fuera de la propia base de conocimientos. Tal hipercomunicación es experimentada entonces como inspiración o intuición. El compositor italiano Giuseppe Tartini, por ejemplo, soñó una noche que el diablo se sentaba junto a su cama tocando el violín. A la mañana siguiente, Tartini pudo transcribir la pieza de memoria con exactitud y la llamó la Sonata del Trino del Diablo.

Durante años, un enfermero de 42 años soñó con una situación en la que estaba conectado a una especie de CD-ROM (*) de conocimiento. Se le transmitía conocimiento verificable desde todos los campos imaginables y él podía recordarlo por la mañana. Era tal la avalancha de información que parecía que de noche le transmitían toda una enciclopedia. La mayoría de los hechos estaba fuera de su base de conocimientos personal y llegaba a detalles técnicos de los que él no sabía nada en absoluto.

Cuando ocurre la hipercomunicación, uno puede observar fenómenos especiales en el ADN, así como en el ser humano. Los científicos rusos irradiaron muestras de ADN con luz láser. En la pantalla se formó un patrón de ondas típico. Cuando retiraron la muestra de ADN, los patrones de onda no desaparecieron, permanecieron. Muchos experimentos de control demostraron que el patrón todavía provenía de la muestra removida, cuyo campo energético aparentemente permaneció por sí mismo. Este efecto ahora se denomina efecto del ADN fantasma.

Se supone que la energía del espacio exterior y del tiempo todavía fluye a través de los agujeros de gusano después de retirar el ADN. El efecto secundario que se encuentra la mayoría de las veces en la hipercomunicación también de los seres humanos son campos electromagnéticos inexplicables en las cercanías de la persona involucrada.

Los dispositivos electrónicos como equipos para CD y otros similares pueden ser perturbados y dejar de funcionar durante horas. Cuando el campo electromagnético se disipa lentamente, los equipos funcionan de nuevo con normalidad. Muchos sanadores y psíquicos conocen este efecto debido a su trabajo. Cuanto mejores la atmósfera y la energía, más frustrante es que el equipo de grabación deje de funcionar y de registrar ese momento exacto. Y el repetido encendido y apagado luego de la sesión no restablece aúna la función, pero al día siguiente todo vuelve a la normalidad. Quizá esto les resulte tranquilizante de leer a muchos, ya que no tiene nada que ver con que sean ineptos técnicamente, significa que son buenos para la hipercomunicación.

En su libro Vernetzte Intelligenz (Networked Intelligence: Inteligencia transmitida por la red), Grazyna Gosar y Franz Bludorf explican estas conexiones precisa y claramente. Los autores también citan fuentes presumiendo que en tiempos tempranos la Humanidad, al igual que los animales, estuvo muy fuertemente conectada a la conciencia grupal y actuaba como grupo. Sin embargo, para desarrollar y experimentar la individualidad, nosotros los humanos tuvimos que olvidarnos de la hipercomunicación casi por completo. Ahora que somos bastante estables en nuestra conciencia individual, podemos crear una nueva forma de conciencia grupal, concretamente una, en la que logremos acceso a toda la información por medio de nuestro ADN sin ser forzados o estar controlados a distancia respecto a qué hacer con esa información.

Ahora sabemos que así como la Internet, nuestro ADN puede alimentar a la red con la información apropiada, puede pedir información a la red y puede establecer contacto con otros participantes de la red.

Así puede explicarse la curación a distancia, la telepatía o la sensibilidad a distancia acerca del estado de familiares, etc. Algunos animales también saben de lejos cuando sus dueños planean regresar a casa.

Eso recién puede ser interpretado y explicado por medio de los conceptos de la conciencia grupal y la hipercomunicación. Ninguna conciencia colectiva puede ser utilizada sensatamente por cualquier período de tiempo sin una individualidad distintiva. De otro modo, nos revertiríamos al instinto primitivo de la manada que es fácilmente manipulada.

La hipercomunicación en el nuevo milenio significa algo totalmente distinto: Los investigadores creen que si los humanos con plena individualidad recuperan la conciencia grupal, tendrán un poder similar al divino para crear, alterar y modelar las cosas en la Tierra! Y la Humanidad está moviéndose colectivamente hacia una conciencia grupal de un nuevo tipo. El cincuenta por ciento de los niños de hoy serán niños problema en cuanto vayan a la escuela. El sistema los pone a todos juntos y demanda que se adapten. Pero la individualidad de los niños de hoy es tan poderosa que se niegan a adaptarse y renunciar a sus idiosincrasias de las maneras más diversas. Al mismo tiempo, nacen más y más niños clarividentes (ver el libro Los Niños Índigo de China de Paul Dong o el capítulo sobre Índigos en mi libro Nutze die taeglichen Wunder (Hagan Uso de las Maravillas Cotidianas). ¡Algo en esos chicos está tendiendo más y más hacia esa nueva clase de conciencia grupal y ya no será suprimida! Como regla general, es difícil que el clima, por ejemplo, sea influenciado por una sola persona.

Pero puede ser influenciado por la conciencia grupal (nada nuevo para algunas tribus que lo hacen en sus danzas para pedir lluvia). El clima es influenciado poderosamente por las frecuencias de resonancia de la Tierra, las así llamadas frecuencias Schumann. Pero esas mismas frecuencias también son producidas por nuestro cerebro, y cuando muchas personas sincronizan su pensamiento o las personas (por ejemplo, los maestros espirituales) enfocan sus pensamientos a la manera de un láser, entonces, hablando científicamente, no es de extrañar que puedan influir así en el clima. Los investigadores de la conciencia grupal han formulado la teoría de la civilización del Tipo I. Una humanidad que desarrollase una conciencia grupal de un nuevo tipo, no tendría problemas de medioambiente o escasez de energía. Porque si utilizase su poder mental como una civilización unificada, como consecuencia tendría control sobre las energías de su planeta de origen. ¡¡¡Y eso incluye a todas las catástrofes naturales!!! Una teórica civilización del Tipo II hasta sería capaz de controlar todas las energías de su galaxia de origen.

En mi libro Nutze di taeglichen Wunder, describí un ejemplo de eso:

Dondequiera que un gran número de personas enfoque su atención o conciencia en algo similar, como el tiempo de Navidad, el campeonato mundial de fútbol o el funera de Lady Diana en Inglaterra, entonces, cierto número de generadores de computación al azar comienza a entregar números ordenados en lugar de números aleatorios. ¡¡¡Una conciencia grupal ordenada crea orden en todo su entorno!!!

Cuando un gran número de personas se une estrechamente, los potenciales de violencia también se disuelven. Parece como si aquí también se crease una especie de conciencia humanitaria de toda la Humanidad. En el Desfile del Amor, por ejemplo, donde se congregan todos los años cerca de un millón de jóvenes, nunca hubo disturbios brutales como sucede, por ejemplo, en los eventos deportivos. El nombre de ese evento solo no es visto como la causa aquí. El resultado del análisis indicó que el número de personas ERA DEMASIADO GRANDE para permitir un vuelco a la violencia.

Volviendo al ADN: Aparentemente también es un superconductor orgánico que puede trabajar a temperatura corporal normal. Los superconductores artificiales necesitan temperaturas extremadamente bajas de entre 200 y 140º C para funcionar.

Como aprendí recientemente, todos los superconductores son capaces de acumular luz y por lo tanto, información. Hay otro fenómeno conectado con el ADN y los agujeros de gusano. Normalmente, estos agujeros súper pequeños son altamente inestables y se mantienen sólo por pequeñísimas fracciones de segundo. Bajo ciertas condiciones (lean sobre eso en el libro de Fosar y Bludorf arriba), los agujeros de gusano estables se pueden organizar, lo que entonces forma campos de vacío (vacuum domains) característicos en los que, por ejemplo, la gravedad se puede transformar en electricidad. Los campos de vacío son bolas auto-radiantes de gas ionizado que contienen cantidades considerables de energía.

En Rusia hay regiones donde esas bolas radiantes aparecen muy seguido. Luego de la subsiguiente confusión, los rusos comenzaron programas de investigación masivos que finalmente condujeron a algunos de los descubrimientos que se mencionan arriba. Muchas personas conocen a los campos de vacío como bolas brillantes en el cielo. Los que prestan atención las miran maravillados y se preguntan qué podrán ser. Una vez pensé: Hola, ahí arriba. Si resultan ser un OVNI, vuelen en triángulo. Y repentinamente, las bolas de luz se movieron en triángulo. O se dispararon a través del cielo como discos de hockey sobre hielo. Aceleraron desde cero a velocidades locas mientras se deslizaban suavemente por el cielo.

Uno se queda boquiabierto como yo y muchos otros también, pensando que eran OVNIS aparentemente amistosos, mientras volaban en triángulos sólo para darme gusto. Ahora, los rusos descubrieron en las regiones donde los campos de vacío aparecen seguido, que a veces vuelan como bolas de luz desde el suelo hacia el cielo, que esas bolas pueden ser dirigidas por el pensamiento. Uno descubrió desde entonces que los ámbitos de vacío emiten ondas de baja frecuencia como las que también se producen en nuestro cerebro. Y debido a esa similitud de ondas, probablemente son capaces de reaccionar a nuestros pensamientos.

Encontrarse entusiasmado con una que esté a nivel del suelo puede no ser tan buena idea, porque esas bolas de luz pueden contener energías inmensas y son capaces de mutar nuestros genes. Ellas pueden hacerlo, no necesariamente tiene que hacerlo, debo decir. Porque muchos maestros espirituales también producen esas bolas visibles o columnas de luz en meditación profunda o durante el trabajo energético, las que activan sentimientos decididamente placenteros y no causan ningún daño. Aparentemente, eso depende de alguna orden interna y de la cualidad y origen del campo de vacío.

Hay muchos maestros espirituales (el joven inglés Ananda, por ejemplo) con los que no se ve nada al principio, pero cuando uno trata de tomarles una fotografía mientras están sentados y hablando o meditando en hipercomunicación, uno sólo toma una foto de una nube blanca en una silla.

En algunos proyectos para sanar la Tierra también aparecen tales efectos de luz en las fotografías.

Dicho sencillamente, estos fenómenos tienen que ver con las fuerzas gravitacionales y anti-gravitacionales que también están descriptas con exactitud en el libro y con los agujeros de gusano aún más estables y la hipercomunicación, y por lo tanto, con energías externas a nuestra estructura de tiempo y espacio. Antiguas generaciones que lograron contacto con tales experiencias de hipercomunicación y campos de vacío visibles, estaban convencidas de que había aparecido un ángel ante ellos. No podemos estar demasiado seguros de a qué formas de conciencia podamos acceder cuando usemos la hipercomunicación. El no tener prueba científica de su existencia real (las personas que tienen tales experiencias NO sufren todas de alucinaciones), no significa que no haya respaldo metafísico para eso.

Simplemente hemos dado otro paso gigante hacia la comprensión de nuestra realidad.

La ciencia oficial también sabe de las anomalías de la gravedad en la Tierra (que contribuyen a la formación de campos de vacío), pero sólo de los que están por debajo del uno por ciento. Pero recientemente se descubrieron anomalías en la gravedad de entre el tres y el cuatro por ciento. Uno de estos lugares es Rocca di Papa, al sur de Roma (la ubicación exacta está en el libro Vernetzte Intelligenz, además de varias otras). Objetos redondos de todo tipo, desde bolas a omnibuses completos, ruedan colina abajo. Pero el trecho en Rocca di Papa es bastante corto, y los escépticos que desafían la lógica todavía recurren a la teoría de la ilusión óptica (lo que no puede ser, debido a varias configuraciones del lugar).


Todos los datos son del libro "Vernetzte Intelligenz" de von Grazyna Fosar y Franz Bludorf, ISBN 3930243237, resumidos y comentador por Baerbel.

Desafortunadamente, el libro sólo está disponible en alemán por ahora.

Pueden ponerse en contacto con los autores aquí: www.fosar-bludorf.com

===Referencias:===
1. noosphere.princeton.edu/fristwall2.html
2. www.fosar-bludorf.com
3. www.ryze.com/view.phpwho=vitaeb

 

            LLOYD  PYE : CRÁNEO  HUMANOIDE ?

 

 

 

 La existencia de seres extraterrestres en nuestro planeta podría quedar definitivamente demostrada gracias a dos extraordinarios descubrimientos que acaban de hacerse públicos. Se trata de un cráneo y un esqueleto completo con una muy alta probabilidad de pertenecer a dos seres Extraterrestres. 

En la primera, hablare sobre el cráneo encontrado que aparentemente no sería humano y que actualmente esta siendo estudiado. ¿Es un nuevo fraude o la prueba definitiva de que existen otras especies inteligentes que nos visitan? 

Hace unos 65 años, en una cueva de un poblado rural ubicado a unos 150 km. al sur del estado de Chihuahua (México), cuando una adolescente entró y encontró en ella dos esqueletos completos, uno muy extraño y de pequeño tamaño y otro de estatura y aspecto normal. La joven guardó los cráneos de ambos durante toda su vida y, tras su muerte, fueron entregados a un matrimonio norteamericano, para finalmente, pasar a manos de los investigadores norteamericanos Lloyd Pye y Mark Bean, quienes con la colaboración de empresas especializadas en genética como Trace Genetics CA USA, Instituto Royal Holloway de Londrés, además, el apoyo de gentista como Dr. Kem Paid junto a varios especialista en quimica, Neurociencia y CraneoFisiología han llegado a determinar que existe una probabilidd cercana al 90 por ciento que el craneo extraño sería de un ser hibrido de madre Humana y el padre de una raza no conocida. 

 

 

 

 Lo cierto es que al ver ambos cráneos arroja resultados muy significativos. Uno es totalmente normal y perteneció a una mujer joven, de entre 20 y 30 años, en cambio, el otro (el cráneo en cuestión) se le atribuyó a un niño de cinco años, muestra una serie de alteraciones que no parecen propias de un ser humano. Su morfología es muy extraña, con abultamiento a cada lado de los ojos y con la parte posterior alargada y aplastada. Además, las cuencas oculares son muy superficiales, por lo que se supone que la criatura carecía de movilidad en los ojos. Por otra parte, el denominado foramen magnum, el agujero que se encuentra en la base del cráneo y que lo une a la columna vertical, se encuentra adelantado, casi en el centro de la base. Asimismo las pruebas de carbono 14 y ADN, realizadas por el Dr. David Sweet de la University of British Columbia de Vancouver (Canadá), dieron como resultado una antigüedad de 900 años. 

A su vez el equipo que analizó los cráneos descartó la posibilidad de que todas esas "peculiaridades" sean malformaciones congénitas, lo que deja con la gran posibilidad de que estamos frente a la presencia de una especie alienígena. esta posibilidad cobra mucha fuerza ya que las muestras de ADN realizada al craneo del "niño" no se ha podido encontar ninguna especie viviente conocida que coincida con el ADN del supuesto Padre, es más, están en la espera del definitivo exámen de ADN realizada con la más avanzada tecnología genética que tendrá el resultado final a fines de 2008 o comienzos de 2009.
 

 

 

 

 

 

En cuanto al origen híbrido de este niño, los indígenas que habitan la zona donde se encontraron los cráneos cuentan una antigua leyenda sobre los niños de las estrellas. Según estos relatos, que se remontan como mínimo a dos siglos atrás, unos seres procedentes de las estrellas dejaron embarazadas a varias mujeres que vivían en las aldeas más aisladas de la región. Después de dar a luz a estos niños de las estrellas, los criaban durante varios años, hasta que sus padres regresaban del cielo para llevárselos. ¿Es posible que los restos encontrados correspondieran a una madre que intentó evitar que le arrebatasen a su hijo híbrido? 

Estos resultados han abierto el debate sobre si la humanidad fue una creación de una civilización avanzada lo que permitiría explicar el "eslabón perdido" en la teoría de la evolución.
 

 

                                                                                                   FUENTE : TARINGA

 

 

  VIDEOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                      REPORTAJE  POR RADIO EN ESPAÑOL A LLOYD PYE

  

LA CIENCIA CADA VEZ MAS CERCA DE DEMOSTRAR 

LA MANIPULACION ET DEL ADN HUMANO O COMO

 MINIMO POR UNA CIVILIZACION AVANZADA EN EL PASADO .

 

 

  

INFORME DEL ANALISIS DE ADN DE LOS DOS CRANEOS REALIZADO POR " TRACE GENETICS " 

 

 Report on the DNA analysis from skeletal remains from two skulls

conduced by Trace Genetics

August 12, 2003

 

 

Two sets of remains were received by Trace Genetics and were processed for genetic

analyses. The remains consisted of two skulls presented by Mr. Lloyd Pye for DNA analysis.

 

SAMPLING

Prior to attempts to extract DNA from the remains, the remains were inventoried and

taped using a video camera. Video records of the sampling procedure and the initial extraction

on all samples were taken and archived by Trace Genetics.

Samples were cut from the left parietal of an abnormally shaped skull, identified as the

Starchild skull on February 10, 2003. Equipment used to sample was sterilized using a bleach

solution prior to use. Sampling was performed in a room not used for any genetic analyses.

Fragments weighing a total of 0.8g were cut from the parietal using a rotary cutter with a

previously unused blade. The fragments were placed in a sterile conical tube labeled SCS-1 and

stored for analysis. A second 0.7g fragment adjacent to the sample retained by Trace Genetics

was placed in a sterile conical tube labeled SCS-2 and returned to Mr. Pye.

Two teeth were removed from maxilla of a skull presented in association with the

Starchild skull on February 10, 2003. The right first molar tooth and root weighing 1.7g was

removed and labeled “SA-1.” The tooth and root were placed in a sterile conical tube and

retained for genetic analysis by Trace Genetics. A portion of the root was fractured in the

process and remained in the maxilla. The right premolar and root (sample labeled “SA-2”; total

weight 1.0g) were also removed from the maxilla, placed in a sterile conical tube. The SA-2

sample was returned to Mr. Pye.

 

EXTRACTION AND ANALYSIS OF DNA

SCS-1:

Extraction 1:

A first extraction was performed on a 0.24g fragment of the parietal bone from sample

SCS-1. The extraction was performed in a dedicated ancient DNA laboratory beginning on 7

March 2003 and was performed in parallel to an extraction of SA-1 and a reagent blank (negative

control). Both surfaces of bone were sanded with a rotary sander to remove any surface

contaminants and lacquer preserves present on the outer surfaces of bone. Subsequent to

sanding, the bone was exposed to ultraviolet (UV) irradiation (254nm) for 300 seconds per side.

The bone surface was then cleaned with bleach (2% sodium hypochlorite), rinsed with sterile

EDTA and placed in a fresh 15ml conical tube and immersed in approximately 2ml of 0.5M

EDTA. The tube was sealed with parafilm and placed on a rocker.

After 10 days, the tube was opened and 150μl of 0.1M PTB [1] and 20μl of 100mg/ml

proteinase-K was added to the sample and EDTA. The sample was incubated with agitation

overnight at 64oC. DNA was extracted from the digested sample using a 3-step

phenol/chloroform extraction method. Two extractions with phenol:chloroform:isoamyl

(25:24:1) of equal volume to the digested product were followed by an extraction with an equal

volume of chloroform:isoamyl (24:1). The extracted DNA solution was concentrated by

ammonium-acetate precipitation using two volumes of cold 100% filtered ethanol and 1/2

volume of 5M ammonium acetate. This solution was then stored at -20°C for approximately 4

hours to facilitate precipitation, then centrifuged at high speeds (10,000-12,000rpm) for 15

minutes to pellet the precipitated DNA. The supernatant was discarded and the remaining DNA

pellet dried and resuspended in ~300μl sterile ddH2O. To further purify the DNA and remove

additional PCR inhibitors co-extracted with the DNA, the DNA solution was purified using the

Promegaâ Wizard PCR Preps DNA Purification Kit as directed by the manufacturer. DNA was

eluted from Promegaâ columns with 100μl sterile ddH2O, the elutant labeled SCSex1 and stored

at –20°C.

Attempts to amplify segments of mtDNA from extract SCSex1 were performed as

described below in METHODS. Single amplifications for fragments containing the diagnostic

mutations for Native American haplogroups A, B, C and D[2] did not reveal a known Native

American haplogroup, however, the extraction did not amplify consistently. A single

amplification of a fragment of the mtDNA first hypervariable segment (HVSI) between np

16210 and np 16328 was sequenced using a cycle sequencing procedure with ABI Big-Dye 3.1

chemistry and analyzed on an ABI automated genetic analyzer. The sequence obtained revealed

a transition relative to the Cambridge reference sequence at np16273. This sequence did not

match either any personnel with access to the ancient DNA facilities or a sequence obtained from

Mr. Pye. Subsequent amplifications of this fragment were not successful and the sequence could

not be confirmed. Attempts to amplify fragments of the amelogenin gene located on the X and Y

chromosome[3] were uniformly not successful.

 

Extraction 2:

A second extraction was performed beginning April 21, 2003 on 0.21g of the parietal

sample from SCS-1. The extraction was performed as above with the following modifications:

1. The sample was run in parallel with a reagent blank (negative control) but was not

processed with any other samples.

2. The bone was exposed to 900 seconds of UV irradiation per side.

3. The bone was completely immersed in 2% sodium hypochlorite for 5 minutes.

4. The sample was left in EDTA with agitation for 22 days prior to digestion with

proteinase-K.

5. At digestion, ~50μl of Tween-20 was added with 100μl of PTB.

6. The silica extraction columns (Promega®) were eluted with 80μl of ddH2O and

sample labeled “SCSe2.”

Attempts to amplify mtDNA for fragments containing the diagnostic mutations for

Native American haplogroups A, B, C and D were performed on extract SCSe2. Multiple

amplifications indicated that the sample possessed an AluI restriction site at np 13262 indicative

of Native American haplogroup C [2]. Sequence obtained for a fragment of the first

hypervariable segment of the mtDNA control region from np16210 to np 16367 revealed

transitions at np16223, np 16298, np 16325 and np 16327. These mutations are characteristic of

haplogroup C in the Americas [4].

Multiple attempts to amplify a segment of the amelogenin gene were unsuccessful using

various amounts of SCSe2 extract as template. 30μl of the original extract was concentrated to a

final volume of ~10μl using a microcon YM-30 concentrator. Attempts to amplify this

concentrated template were not successful.

 

Extraction 3:

A third extraction was performed beginning on June 4, 2003 as described above for

extraction 2 with the following modifications:

1. The extraction was performed on the entire remaining 0.40g of bone.

2. The sample was immersed in ~3.5ml of EDTA.

3. To ensure adequate demineralization of the sample, the sample was left immersed in

EDTA with agitation for 30 days.

4. The final elution from the silica spin columns (Promega®) was performed twice, each

time with 35μl of ddH2O preheated to 65oC.

Attempts to amplify fragments of mtDNA were performed to test for the presence of

diagnostic mutations fo r Native American haplogroups A and C. The sample did not appear to

possess the diagnostic HaeIII mutation and np663 indicative of haplogroup A. Multiple

amplifications did reveal the presence of the AluI site gain at np13262 indicative of haplogroup C.

A single amplification of a fragment of the amelogenin gene located on the X and Y

chromosomes [3] produced a single amplification product 106bp in length. Multiple subsequent

amplifications did not reproduce this event, as all subsequent attempts did not produce a PCR

product.

 

SA-1:

Extraction 1:

A first extraction was performed on 0.53g fragment of the molar tooth from sample SA-1

beginning on 7 March 2003 and was performed in parallel to an extraction of SCS-1 (above) and

a reagent blank (negative control). The extraction was performed in the manner describe above

for extraction 1 of SCS-1 save that the outer surface of the tooth, which had previous to sampling

been firmly rooted in the maxilla, was not sanded and the final elution of the silica spin column

(Promega®) was eluted to 100μl and labeled SAex1.

Multiple attempts to amplify segments of mtDNA containing amplifications for

fragments of mtDNA containing the diagnostic mutations for Native American haplogroup A

revealed a HaeIII restriction site at np663 consistent with known Native American haplogroup A

[2]. Amplifications for fragments containing the diagnostic sites for haplogroups B, C and D did

not show presence of mutations indicative of these haplogroups. A single amplification of a

fragment of the mtDNA first hypervariable segment (HVSI) between np 16210 and np 16327

revealed transitions relative to the Cambridge reference sequence at np16223, np16290 and

np16319. These mutations are consistent with Native American haplogroup A.

Multiple amplifications of a fragment of the amelogenin gene on the X and Y

chromosomes consistently produced a single band 106bp in length when visualized on an

electrophoretic gel consistent with DNA from a female [3].

 

Extraction 2:

A second extraction was performed beginning Ap ril 21, 2003 on 0.42g of the tooth

sample from SA-1. The extraction was performed similar to extraction 1 on SA-1 (above) with

the following modifications:

1. The sample was not run in parallel to any samples from SCS-1.

2. The sample was immersed in EDTA for 26 days prior to digestion with proteinase-K.

The final elution was labeled SAe2 and stored at –20oC.

Multiple amplifications of a mtDNA fragment indicated the presence of a HaeIII

restriction site at np663 indicative of Native American haplogroup A. Amplifications of the

extraction did not possess the AluI site gain at np16262. Multiple amplifications of a fragment of

the amelogenin gene produced a single band when visualized on an electrophoretic gel consistent

with DNA from a female.

 

DISCUSSION:

MtDNA from virtually all modern, full-blooded Native Americans belongs to one of five

mitochondrial lineages or matrilines (designated haplogroups A, B, C, D, and X) marked by the

presence or absence of characteristic restriction sites or by the presence of a nine base pair (9-bp)

deletion [2, 5]. Analyses of ancient DNA from Native Americans likewise indicates that these

haplogroups constitute virtually all prehistoric Native American individuals as well [see: 6].

 

The sample taken from the Starchild Skull (SCS-1) has mtDNA consistent with Native

American haplogroup C, as revealed through two independent extractions performed on

fragments of parietal bone. While a single first extraction did not appear to type similarly, this

inconsistent result is likely a product of a low level of contamination. This single extraction

neither amplified consistently nor was the single sequence of HVSI reproducible. Contamination

could have occurred either prior to sampling, introduced in the extraction process, or during PCR

amplifications. It is unlikely that contamination could account for the haplogroup C mtDNA as

this type is not possessed by any researcher with access to the ancient DNA facilities and the

reagent blanks did not indicate systematic contamination in the extractions.

The sample taken from the associated skull (SA-1) has mtDNA consistent with Native

American haplogroup A as determined through both extractions. The sample also appeared be

from a female individual as evidenced by repeated amelogenin typing. It is unlikely that

contamination could account for the haplogroup A mtDNA as this type is not possessed by any

researcher with access to the ancient DNA facilities and the reagent blanks did not indicate

systematic contamination in the extractions.

As mtDNA exists in high copy number (upwards of three orders of magnitude relative to

any single copy nuclear DNA locus), it can be recovered from prehistoric biological material in

sufficient quantities for amplification and analysis using the polymerase chain reaction (PCR)

[see: 7, 8]. MtDNA is present in haploid condition with inheritance being passed down

exclusively through maternal lines [9]. Thus, that the samples analyzed from SCS-1 and SA-1

possessed markedly different mtDNA types excludes a mother-offspring relationship between

the two individuals. As it was possible to type and confirm both to known pre-Columbian

mtDNA types found in the Americas, both individuals most appear to have possessed Native

American mothers.

While it is possible to obtain nuclear DNA as well from ancient samples, the reduced

copy-number at any particular nuclear locus relative to mtDNA makes it less likely that a

particular extract will contain sufficient DNA for the analysis of a nuclear genetic locus using

presently available PCR methods. The ability to amplify nuclear DNA from the SA-1

extractions but not from the SCS-1 extractions could be a product of any of a number of factors.

In ancient DNA analysis, success rates from teeth are generally higher than from bone [10, 11].

Further, there is some indication that X-Ray exposure damages and degrades DNA, which may

have decreased the quantity and quality of DNA available in the bone prior to extraction. The

lone amplification using the amelogenin primers on extract SCSe3 could not be confirmed

through additional amplifications and likely indicates a sporadic contamination of a single PCR

reaction caused either by a female individual in the laboratory or could have been introduced to

laboratory disposables (e.g. pipette tips, PCR reaction tubes). Such contamination has been

noted elsewhere [12] and consequently, any conclusions drawn from the single un-reproduced

PCR reaction should not be taken as any reliable indication as to the DNA present in the sample.

The presence of reliably typed mtDNA from SCS samples does indicate that mtDNA is

present in the bone. The inability to analyze nuclear DNA indicates that such DNA is either not

present or present in sufficiently low copy number to prevent PCR analysis using methods

available at the present time.

 

AMPLIFICATION METHODS

All reagents used to extract and amplify were first tested to detect any DNA

contamination and ancient DNA facilities were cleaned using bleach to remove possible sources

of contamination. Further additional contamination controls and precautions are described

below.

PCR amplifications of mtDNA were conducted in 25 μl volumes using 4μl dNTPs

(10mM), 2.5μl 10X PCR buffer (Gibco), 1.3μl BSA (20mg/ml), 0.75μl MgCl2, 0.2μl Platinum

Taq DNA polymerase (Gibco) 2 to 6 μl of DNA template and sterile ddH20 sufficient to bring

reaction volume to 25μl. After an initial 4- minute denaturation step at 94o C to activate the hot

start Taq, 40 PCR cycles were performed consisting of a 94oC denaturing step, a 50-55oC

annealing step (temperature depending on primers utilized), and a 72oC extension step of 30

seconds each. A final 3- minute extension at 72oC was added after the last cycle. A portion of

the amplification product (~5μl) was run on a 6% polyacrylamide gel together with a size

standard ladder, stained with ethidium bromide and photographed under UV light using a digital

imager (ISO 2000 imaging system, Alpha Innotech, San Leandro, CA). To assess the presence

or absence of diagnostic restriction sites, the remaining 20μl were incubated with 10 units of the

appropriate restriction enzyme overnight at 37o C, and then subjected to electrophoresis in the

manner previously described. Primers used for amplification of these segments and restriction

enzymes used are shown in table 1.

Amelogenin amplifications [3] were attempted using 1, 3, and 8 μl of DNA template in

25 μl reaction volumes, adjusting ddH2O amounts to maintain concentrations of other reagents.

 

 

CONTAMINATION CONTROLS:

Ancient DNA is typically highly degraded and survives in much lower copy numbers

than modern DNA. Consequently, ancient DNA is highly vulnerable to contamination from

modern sources and specific precautions against contamination, as summarized by Kelman and

Kelman [18], were utilized in this study to both minimize contamination and, importantly, to

identify contamination when present so that it does not lead to false inferences. These measures

include: 1. Use of dedicated laboratory space, supplies, reagents and equipment for preparation

of ancient DNA samples inside UV irradiated glove boxes; 2. Use of sterile, disposable labware

and clothing whenever possible; 3. Use of separate pre- and post-PCR facilities; 4. Periodic UV

irradiation and bleaching of all materials used to help eliminate any surface contamination; 5.

Running negative controls at all stages of the extraction and amplification process to identify the

presence of contaminants; 6. Confirmation of results by multiple amplifications of multiple

extractions. All positive results were confirmed though multiple amplifications of each

extraction and multiple extractions performed at different times.

 

References Cited

1. Poinar, H.N., et al., Molecular coproscopy: Dung and diet of the extinct ground sloth

Nothrotheriops shastensis. Science (Washington D C), 1998. 281(5375): p. 402-406.

2. Schurr, T.G., et al., Amerindian mitochondrial DNAs have rare Asian mutations at high

frequencies, suggesting they derived from four primary maternal lineages. American

Journal of Human Genetics, 1990. 46(3): p. 613-23.

3. Mannucci, A., et al., Forensic Application of a Rapid and Quantitative DNA Sex Test by

Amplification of the X-Y Homologous Gene Amelogenin. International Journal of Legal

Medicine, 1994. 106(4): p. 190-193.

4. Torroni, A., et al., Asian affinities and continental radiation of the four founding Native

American mtDNAs. American Journal of Human Genetics, 1993. 53(3): p. 563-590.

5. Forster, P., et al., Origin and evolution of native American mDNA variation: A

reappraisal. American Journal of Human Genetics, 1996. 59(4): p. 935-945.

6. Eshleman, J.A., R.S. Malhi, and D.G. Smith, Mitochondrial DNA Studies of Native

Americans: Conceptions and Misconceptions of the Population Prehistory of the

Americas. Evolutionary Anthropology, 2003. 12(1): p. 7-18.

7. Kaestle, F.A. and D.G. Smith, Ancient mitochondrial DNA evidence for prehistoric

population movement: The Numic expansion. American Journal of Physical

Anthropology, 2001. 115(1): p. 1-12.

8. Stone, A.C. and M. Stoneking, mtDNA analysis of a prehistoric Oneota population:

Implications for the peopling of the New World. American Journal of Human Genetics,

1998. 62: p. 1153-1170.

9. Giles, R.E., et al., Maternal Inheritance of human mitochondrial DNA. Proceedings of

the National Academy of Sciences of the United States of America, 1980. 77(11): p.

6715-6719.

10. Malhi, R.S., Investigating prehistoric population movements in North America with

ancient and modern mtDNA, in Anthropology. 2001, University of California: Davis.

11. Hummel, S., Ancient DNA Typing: methods, strategies and applications. 2003, Berlin:

Springer-Verlag.

12. Schmidt, T., S. Hummel, and B. Herrmann, Evidence of contamination in PCR

laboratory disposables. Naturwissenschaften, 1995. 82(9): p. 423-431.

13. Stone, A.C. and M. Stoneking, Ancient DNA from a pre-Columbian Amerindian

population. American Journal of Physical Anthropology, 1993. 92(4): p. 463-471.

14. Wrischnik, L.A., et al., Length mutations in human mitochondrial DNA: direct

sequencing of enzymatically amplified DNA. Nucleic Acids Research, 1987. 15: p. 529-

542.

15. Handt, O., et al., The retrieval of ancient human DNA sequences. American Journal of

Human Genetics, 1996. 59(2): p. 368-376.

16. Parr, R.L., S.W. Carlyle, and D.H. O'Rourke, Ancient DNA analysis of Fremont

Amerindians of the Great Salt Lake Wetlands. American Journal of Physical

Anthropology, 1996. 99(4): p. 507-518.

17. Eshleman, J.A., Mitochondrial DNA and prehistoric population movements in Western

North America, in Anthropology. 2002, University of California, Davis: Davis, CA.

18. Kelman, L.M. and Z. Kelman, The use of ancient DNA in paleontological studies. Journal

of Vertebrate Paleontology, 1999. 19(1): p. 8-20.

 

 

 

EVIDENCIA DE INTERVENCIÓN EN EL ADN HUMANO

 

Human DNA reveals evidence for Intervention.

Lloyd Pye discusses the smoking gun inside human DNA- humans

could not have evolved by mutation and natural selection.

 

 

 

            " TODO SE MUEVE A LA VELOCIDAD DE LA LUZ "

 

 EL FÍSICO NASSIM HARAMEIN NOS EXPLICA

COMO TODO SE MUEVE A LA VELOCIDAD DE LA LUZ .

" EL MOVIMIENTO NO EXISTE , SOLO TENEMOS FLUCTUACIONES "

" EL MOVIMIENTO ES UN CONCEPTO "

 

 

 

 

NASSIM HARAMEIN " LA SINCRONICIDAD "