Foto satelite TOMS

OZONO

QUÉ ES LA CAPA DE OZONO?

 Es una capa protectora de la atmósfera que se encuentra entre 15 y 50 Km de la tierra. Está compuesta de ozono que es una forma de oxígeno cuya molécula tiene tres átomos, en lugar de los dos del oxígeno común.

¿CUÁL ES SU FUNCIÓN?

 La capa de ozono tiene como función reducir las radiaciones ultravioletas (UV) a la tierra. Estas radiaciones son perjudiciales para la salud humana (alteración del sistema inmunológico, riesgo de contraer cáncer de piel y cataratas) y para la vida animal y vegetal ( reducción de los ritmos de crecimiento).

¿QUÉ SUSTANCIAS PONEN EN RIESGO LA CAPA DE OZONO?

 Se ha comprobado científicamente que el cloro y el bromo presentes en productos químicos constituyen constituyen sustancias que agotan la capa de ozono. Se pueden identificar como: los clorofluorocarbonos (CFC), contenidos en sistemas de refrigeración, espumas aislantes, solventes, sistemas de acondicionadores de aire, algunos envases desechables, etc. Los halones, contienen bromo y se encuentran en extintores de incendios. El tetracloruro de carbono, utilizado para combatir incendios, como pesticida, en limpieza en seco y en la agricultura. El metil cloroformo, muy usado para limpieza de metales. El bromuro de metilo, utilizado como fumigante de múltiples aplicaciones.

CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DEL AGOTAMIENTO DE LA CAPA DE OZONO?

 Si se pierde la capa de ozono pueden llegar a la tierra rayos UV afectando al hombre y a los ecosistemas. Al hombre le puede causar cataratas, cáncer de piel y alterar el sistema inmunológico, aumentando así el riesgo a contraer enfermedades infecciosas. En las plantas se alteran los ciclos vegetativos, disminuyendo la calidad y la cantidad de las cosechas. En los océanos muere el plancton que habita las superficies, acabando así con el primer eslabón de la cadena alimenticia marina.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA CUIDAR LA CAPA DE OZONO?

 Si el refrigerador de tu casa no congela bien, llévalo de inmediato al taller porque puede tener salideros. Abstente de comprar spray con CFC. Si tienes aire acondicionado en tu casa vela porque el equipo tenga una correcta reparación con personal calificado ya que un mal mantenimiento puede ocasionar fuga de CFC a la atmósfera. Cuida que no se use indebidamente los extintores de incendio pues algunos contienen halones, sustancia que es altamente agotadora del ozono. Ayuda a crear conciencia en los que te rodean para que no usen sustancias que agotan la capa de ozono.



¿EN QUÉ CONSISTE EL AGUJERO DE LA CAPA DE OZONO?

 Cada primavera del hemisferio sur aparece un "agujero" en la capa de ozono sobre la Antártida, que cubre alrededor de 29 millones de kilómetros cuadrados -casi la superficie de toda la América del Norte- El "agujero" no es en realidad un agujero, sino una región que contiene una concentración muy baja de ozono, al parecer la acción de los CFC es favorecida por las condiciones climáticas exclusivas de la zona, que crean una masa aislada de aire frío alrededor del polo sur.
Sin embargo las reducciones de la capa de ozono, observadas n el hemisferio Norte, ya son tan alarmantes como las de la región de la antártica. Por lo tanto este es un problema global que exige soluciones mundiales.

Por qué se agranda el agujero de ozono………

Por qué se agranda el agujero de ozono………

Por qué se agranda el agujero de ozono?. Radiaciones solares aumentan peligrosidad en la Antártida
Por Stephen Leahy
La capa de ozono estratosférica luce un enorme agujero sobre la Antártida por segundo año consecutivo, exponiendo a los territorios australes de Argentina y Chile a altas dosis de radiación solar ultravioleta. Estos datos contradicen los anuncios acerca de que la concentración atmosférica de CFC, ha comenzado a declinar.
La capa de ozono estratosférica luce un enorme agujero sobre la Antártida por segundo año consecutivo, exponiendo a los territorios australes de Argentina y Chile a altas dosis de radiación solar ultravioleta.
El ‘agujero’ o adelgazamiento de la capa de ozono sigue ensanchándose, según la información satelital de la Agencia Espacial Europea. Podría ser el más grande de la historia.
Estos datos parecen contradecir los últimos anuncios acerca de que la concentración atmosférica de clorofluorocarbonos (CFC), gases agotadores del ozono, ha comenzado a declinar. De hecho, esas sustancias permanecerán en la atmósfera por muchas décadas.
Mientras, el aumento de otras sustancias agotadoras del ozono, como el agroquímico bromuro de metilo, y el uso ilegal de CFC indican que la lucha para restaurar la capa protectora de ozono está lejos de terminar.
"El agujero de este año sobre la Antártida alcanzará su máxima extensión a mediados de este mes", pronosticó Craig Long, meteorólogo de EE.UU. La fecha coincide con el Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono, que se celebra el 16 de septiembre, a instancias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Protocolo de Montreal
"Gracias al Protocolo de Montreal sobre Sustancias que Agotan la Capa de Ozono, el riesgo de las radiaciones dañinas parece estar cediendo", dijo el secretario general de la ONU, Kofi Annan.
El Protocolo de Montreal, adoptado en 1987, obliga a 184 naciones que lo firmaron a eliminar el uso de CFC y de casi 100 sustancias químicas que afectan la capa de ozono.
El debilitamiento de esa capa por las emisiones humanas de gases en las últimas décadas ha incrementado las radiaciones ultravioletas en todo el mundo, provocando más casos de cáncer de piel, enfermedades de la vista y otros problemas de salud en humanos y en otras especies animales y vegetales.
Peligro latente
Aunque es una buena noticia, los científicos son cautelosos. "Algunas sustancias permanecen en la atmósfera durante muchas décadas, y continúan siendo peligrosas", dijo el científico Sherwood Rowland, en un comunicado.
Rowland y sus colegas Mario Molina y Paul Crutzen ganaron en 1995 el premio Nobel de Química por su aporte en la identificación de los peligros para la capa de ozono en los años 70.
El Protocolo de Montreal permite el uso de sustancias agotadoras del ozono en situaciones críticas.
Por ejemplo, las naciones industriales debieron haber eliminado el bromuro de metilo el 1 de enero de este año. Pero los horticultores y fruticultores estadounidenses usaron en 2005 unos 20 millones de kilogramos de este plaguicida, más de lo aplicado en 2002.
Estados Unidos convenció a los países parte del Protocolo que se le permitiera utilizar 8,5 millones de kilos de bromuro de metilo en 2006, más que de lo que usará el resto del mundo rico. Sin embargo, hay alternativas a este plaguicida, económicas y fáciles de usar.
Mercado negro
Los sustitutos de los CFC son utilizados ampliamente en todo el mundo, pero su mayor costo ha dado lugar a un mercado negro en sectores como refrigerantes de automóviles, extinguidores de fuego y solventes industriales.
Millones de libras de CFC han ingresado de contrabando a Estados Unidos. Y aunque ahí está declinando, hay un problema emergente en Asia, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). En esa región existen muchos equipos basados en CFC, pese a los compromisos asumidos por las naciones de la región.
Bajo el Protocolo de Montreal, los países en desarrollo acordaron reducir en 50 por ciento el consumo de CFC para enero de 2005 y eliminarlo apenas en enero de 2010.
Esto ha conducido a un aumento del contrabando, sostuvo un informe del PNUMA divulgado en enero.
Cambios climáticos
Las condiciones climáticas también pueden exacerbar la desaparición del ozono sobre las regiones polares. La zona del Ártico ha presentado pocos y más pequeños adelgazamientos que la Antártida, pero en el último invierno boreal sufrió su mayor pérdida debida al frío extremo.
A medida que el clima de la tierra se recalienta, la atmósfera superior se vuelve más fría en las zonas polares, creando las condiciones ideales para que sustancias como los CFC y el bromuro de metilo destruyan el ozono.
Lo cierto es que en esta primavera austral, los habitantes de Chile y Argentina, y posiblemente los de Nueva Zelandia y Australia, necesitarán protegerse más que nunca de las radiaciones solares.
25 millones de kilómetros cuadrados tiene el agujero o adelgazamiento de la capa de ozono. www.ecoportal.net
Tome nota
La capa de ozono está ubicada a una altitud de 15 a 30 kilómetros de la superficie terrestre y su efecto es filtrar los rayos ultravioletas dañinos para la vida.
* Por Stephen Leahy Toronto, Canadá el Publicado en La Hora http://www.lahora.com.ec


¿Cuáles son las consecuencias de la disminución del ozono?
El efecto de la disminución del ozono sobre la superficie terrestre es el aumento de los niveles de radiación ultravioleta-B. Este tipo de radiación UV-B daña a los seres humanos, animales y plantas. Los incrementos en la radiación UV-B han sido observados no sólo bajo el agujero de ozono en la Antártida sino en otros sitios como los Alpes (Europa) y Canadá (América del Norte). .
Efectos en la salud humana.

1.1 Cáncer de piel.
Hoy se estima que los índices de cáncer de piel aumentaron debido a la disminución del ozono estratosférico. El tipo más común de cáncer de piel, el denominado no-melanoma, es causa de las exposiciones a la radiación UV-B durante varios años.
Existen ya personas que han recibido la dosis de UV-B que puede provocar este tipo de cáncer. Se calcula que entre 1979 y 1993 este tipo de dosis de UV-B se incrementó en un 8,9 por ciento en los 55° latitud Norte (aproximadamente a la altura de Copenhague y Moscú); 11,1 por ciento a los 45° latitud Norte (Venecia y Montreal); y 9,8 por ciento a los 35° latitud Norte (Chipre, Tokio y Menphis). El promedio entre los 55° y los 35° latitud Norte fue del 10 por ciento y se estima que los incrementos fueron mayores en el hemisferio sur.
El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) pronostica que a una tasa anual de 10 por ciento de pérdida de ozono durante varias décadas, el aumento en casos de cáncer de piel rondará los 250.000 por año. Incluso teniendo en cuenta los acuerdos actuales para la eliminación de sustancias que agotan la capa de ozono (SAO), un modelo realista indicaría que el cáncer de piel aumentaría a un 25 por ciento por encima del nivel de 1980 para el año 2050, a lo largo de los 50° latitud Norte. El cáncer de piel más letal, denominado melanoma, también podría incrementar su frecuencia.
1.2 El Sistema Inmunológico
Las defensas de una persona para combatir las infecciones depende de la fortaleza de su sistema inmunológico. Se sabe que la exposición a la luz ultravioleta reduce la efectividad del sistema inmunológico, no sólo relacionándose con las infecciones a la piel sino también con aquellas verificables en otros partes del organismo.
PNUMA destaca que los efectos sobre el sistema inmunológico encierra uno de los interrogantes de mayor preocupación y A sugiere que la exposición a la radiación UV-B podría influenciar adversamente la inmunidad contra enfermedades infecciosas. Por ejemplo: leishmaniasis y malaria, e infecciones micóticas como la cándida.
La exposición a la radiación UV-B bien puede hacer que el sistema inmunológico tolere la enfermedad en lugar de combatirla. Esto podría significar la inutilidad de los programas de vacunación tanto en países industrializados como en vías de desarrollo.
2. Ecosistemas Acuáticos
La pérdida del fitoplancton, base de la cadena alimentaria marina, ha sido observada como causa del aumento de la radiación ultravioleta. Bajo el agujero de ozono en la Antártida la productividad del fitoplancton decreció entre el 6 y el 12 por ciento.
PNUMA indica que un 16 por ciento de disminución de ozono podría resultar en un 5 por ciento de pérdida de fitoplancton, lo cual significaría una pérdida de 7 millones de toneladas de pescado por año -alrededor del 7 por ciento de la producción pesquera mundial. El 30 por ciento del consumo humano de proteínas proviene del mar, esta proporción aumenta aún más en los países en vías de desarrollo.
3. Ecosistemas Terrestres
3.1 Animales
Para algunas especies, un aumento de radiación UV-B implica la formación de cáncer de piel. Esto se ha estudiado en cabras, vacas, gatos, perros, ovejas y animales de laboratorio y probablemente esté señalando que que se trata de una característica común a varias especies. Las infecciones en bovinos pueden agravarse con un aumento de la radiación UV-B.
3.2 Plantas
En muchas plantas la radiación UV-B puede tener los siguientes efectos adversos: alterar su forma y dañar crecimiento de plantas; reducir el crecimiento de los árboles; cambiar los tiempos de florecimiento; hacer que las plantas sean más vulnerables a las enfermedades y que produzcan sustancias tóxicas. Incluso podría haber pérdidas de biodiversidad y especies. Entre los cultivos en los que se registraron efectos negativos debido a la incidencia de la radiación UV-B figuran la soja y el arroz.
4. Contaminación del aire
Las pérdidas de ozono en la alta atmósfera hacen que los rayos UV-B incrementen los niveles de ozono en la superficie terrestre, sobre todo en áreas urbanas y suburbanas, alcanzando concentraciones potencialmente nocivas durante las primeras horas del día.
El ozono de baja altura puede causar problemas respiratorios y agravar el asma, así como también dañar a los árboles y a algunos cereales. Además, los bajos niveles de ozono contribuyen con el incremento de los problemas causados por la lluvia ácida.

* GreenPeace Argentina
www.greenpeace.org.ar