LA SANTA BIBLIA

Versión Reina-Valera 1865

Gálatas / Galatians,  Efesios / Ephesians,

Filipenses / Philippians,  Colosenses / Colossians,
1 Tesalonicenses / 1 Thessalonians,  2 Tesalonicenses / 2 Thessalonians,
1 Timoteo / 1 Timothy,  2 Timoteo / 2 Timothy,
Tito / Titus,  Filemón / Philemon



Galatians 1:1
PABLO apóstol, no de los hom- bres, ni por hombre, sino por Jesu Cristo, y por Dios el Padre, que le levantó de entre los muertos,

Galatians 1:2
Y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia:

Galatians 1:3
Gracia a vosotros, y paz de Dios el Padre, y de nuestro Señor Jesu Cristo,

Galatians 1:4
El cual se dió a sí mismo por nuestros pecados para librarnos de este presente siglo malo, conforme a la voluntad de Dios y Padre nuestro:

Galatians 1:5
Al cual sea gloria por siglos de siglos. Amén.

Galatians 1:6
Estoy maravillado de que tan presto os hayais pasado de aquel que os llamó a la gracia de Cristo, a otro evangelio:

Galatians 1:7
El cual no es otro, sino que hay algunos que os inqui tan, y quieren pervertir el evangelio Cristo.

Galatians 1:8
Mas si nosotros, o un ángel del cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos anunciado, sea maldito.

Galatians 1:9
Como ántes hemos dicho, así ahora tornamos a decir otra vez: Si alguien os anunciare otro evangelio del que habéis recibido, sea maldito.

Galatians 1:10
Porque ¿persuado yo ahora a hombres, o a Dios? ¿o procuro de agradar a hombres? Porque si aun agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.

Galatians 1:11
Empero os hago saber, hermanos, que el evangelio que os ha sido anunciado por mí, no es según hombre;

Galatians 1:12
Porque ni le recibí de hombre, ni tampoco me fué enseñado, sino por revelación de Jesu Cristo.

Galatians 1:13
Porque ya habéis oido cual fué mi conversación en otro tiempo en el Judaismo, como sobre manera perseguía la iglesia de Dios, y la asolaba;

Galatians 1:14
Y que aprovechaba en el Judaismo sobre muchos de mis iguales en mi nación, siendo más vehementemente zeloso de las tradiciones de mis padres.

Galatians 1:15
Mas cuando plugo a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia,

Galatians 1:16
Revelar a su Hijo en mí, para que le predicase entre los Gentiles, desde luego no consulté con carne y sangre;

Galatians 1:17
Ni vine a Jerusalem a los que eran apóstoles ántes que yo; sino que me fuí a Arabia; y volví de nuevo a Damasco.

Galatians 1:18
Después, pasados tres años, vine a Jerusalem a ver a Pedro, y estuve con él quince dias.

Galatians 1:19
Mas a ningún otro de los apóstoles ví, sino a Santiago el hermano del Señor.

Galatians 1:20
Y en esto, que os escribo, he aquí, delante de Dios, que no miento.

Galatians 1:21
Después vine a las partes de Siria y de Cilicia.

Galatians 1:22
Y no era conocido de vista a las iglesias de Judea, que eran en Cristo:

Galatians 1:23
Mas solamente tenían fama de mí: Que el que en otro tiempo nos perseguía, ahora anuncia la fé que en un tiempo destruía:

Galatians 1:24
Y glorificaban a Dios en mí.

Galatians 2:1
DESPUÉS, pasados catorce años, vine otra vez a Jerusalem con Barnabás, tomando también conmigo a Tito.

Galatians 2:2
Vine empero por revelación, y comuniqué con ellos el evangelio que predico entre los Gentiles; mas, particularmente con los que parecían ser algo, por no correr, o haber corrido en vano.

Galatians 2:3
Mas ni aun Tito, que estaba conmigo, siendo Griego, fué compelido a circuncidarse:

Galatians 2:4
Y esto por causa de los entremetidos a escondidas, falsos hermanos, que se entraban secretamente para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a servidumbre;

Galatians 2:5
A los cuales ni aun por una hora cedimos en sujeción, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros.

Galatians 2:6
Empero de aquellos que parecían ser algo, (cuales hayan sido, no tengo que ver; Dios no acepta apariencia de hombre,) a mí los que parecían ser algo, nada me comunicaron.

Galatians 2:7
Ántes por el contrario, como vieron que el evangelio de la incircuncisión me había sido dado, como a Pedro el de la circuncisión,

Galatians 2:8
(Porque el que obró eficazmente en Pedro para el apostolado de la circuncisión, obró también en mí para con los Gentiles,)

Galatians 2:9
Y como Santiago, y Céfas, y Juan, que parecían ser las columnas, vieron la gracia que me era dada, nos dieron las diestras de compañía a mí y a Barnabás, para que nosotros predicásemos a los Gentiles, y ellos a la circuncisión.

Galatians 2:10
Solamente querían que nos acordásemos de los pobres; lo cual también yo hacía con solicitud.

Galatians 2:11
Empero viniendo Pedro a Antioquía, le resistí en su cara, porque era de condenar.

Galatians 2:12
Porque ántes que viniesen unos de parte de Santiago, comía con los Gentiles; mas como vinieron, se retrajo, y se apartó de ellos, teniendo miedo de los que eran de la circuncisión.

Galatians 2:13
Y los otros Judíos disimulaban asimismo con él, de tal manera que aun Barnabás fué llevado con ellos por aquella su simulación.

Galatians 2:14
Mas como yo ví que no andaban derechamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo Judío, vives como Gentil, y no como Judío, ¿por qué constriñes los Gentiles a judaizar?

Galatians 2:15
Nosotros que somos Judíos por naturaleza, y no pecadores de los Gentiles,

Galatians 2:16
Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fé de Jesu Cristo, nosotros también hemos creido en Jesu Cristo, para que fuésemos justificados por la fé de Cristo, y no por las obras de la ley; por cuanto por las obras de la ley ninguna carne será justificada.

Galatians 2:17
Y si buscando nosotros de ser justificados en Cristo, también nosotros mismos somos hallados pecadores, ¿es por eso Cristo ministro de pecado? En ninguna manera.

Galatians 2:18
Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago.

Galatians 2:19
Porque yo por la ley estoy muerto a la ley, a fin de que viva para Dios.

Galatians 2:20
Estoy crucificado con Cristo; mas vivo, no ya yo, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por la fé del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó a sí mismo por mí.

Galatians 2:21
No desecho la gracia de Dios; por que si por la ley es la justicia, entónces Cristo por demás murió.

Galatians 3:1
¡OH Gálatas sin seso! ¿quién os hechizó para no obedecer a la verdad; vosotros, delante de cuyos ojos Jesu Cristo fué ya claramente representado, crucificado entre vosotros?

Galatians 3:2
Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oir de la fé?

Galatians 3:3
¿Tan insensatos sois, que habiendo comenzado por el Espíritu, ahora os perfeccionais por la carne?

Galatians 3:4
¿Tantas cosas habéis padecido en vano? si empero en vano.

Galatians 3:5
El, pues, que os suministra el Espíritu, y obra milagros entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oir de la fé?

Galatians 3:6
Así como Abraham creyó a Dios, y le fué contado a justicia.

Galatians 3:7
Sabéd, pues, que los que son de la fé, los tales son hijos de Abraham.

Galatians 3:8
Y viendo ántes la Escritura, que Dios por la fé había de justificar a los Gentiles, anunció ántes el evangelio a Abraham, diciendo: Todas las naciones serán bendecidas en tí.

Galatians 3:9
Luego los que son de la fé, son benditos con el creyente Abraham.

Galatians 3:10
Porque todos los que son de las obras de la ley, debajo de maldición están; porque escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas que están escritas en el libro de la ley, para hacerlas.

Galatians 3:11
Mas que por la ley ninguno se justifica delante de Dios, es manifiesto; porque: El justo por la fé vivirá.

Galatians 3:12
Y la ley no es de la fé; ántes dice: El hombre que las hiciere, vivirá en ellas.

Galatians 3:13
Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición; (porque escrito está: Maldito todo aquel que es colgado en madero:)

Galatians 3:14
A fin de que la bendición de Abraham viniese sobre los Gentiles por Cristo Jesús; para que por la fé recibamos la promesa del Espíritu.

Galatians 3:15
Hermanos, (hablo como hombre,) aunque no sea sino concierto humano, sin embargo si fuere confirmado, nadie le abroga, ni le añade.

Galatians 3:16
Ahora bien, a Abraham, pues, fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como de muchos; sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo.

Galatians 3:17
Por lo que esto digo: Que el concierto confirmado ántes por Dios acerca de Cristo, la ley que fué dada cuatrocientos y treinta años después, no le puede abrogar, para invalidar la promesa.

Galatians 3:18
Porque si la herencia es por la ley, ya no será por la promesa: Dios empero por promesa le hizo la donación a Abraham.

Galatians 3:19
¿De qué, pues, sirve la ley? Fué impuesta por causa de las transgresiones (hasta que viniese la simiente a quien fué hecha la promesa,) ordenada por ángeles, en mano de un mediador.

Galatians 3:20
Y un mediador no es de uno; mas Dios es uno.

Galatians 3:21
Luego ¿la ley es contra las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si se hubiese dado una ley que pudiera vivificar, la justicia verdaderamente habría sido por la ley.

Galatians 3:22
Mas encerró la Escritura todo debajo de pecado, para que la promesa, por la fé de Jesu Cristo, fuese dada a los creyentes.

Galatians 3:23
Empero ántes que viniese la fé estabamos guardados debajo de la ley, encerrados para aquella fé, que había de ser revelada.

Galatians 3:24
De manera que la ley fué nuestro ayo para llevarnos a Cristo, para que fuésemos justificados por la fé.

Galatians 3:25
Mas venida la fé, ya no estamos debajo de la mano del ayo.

Galatians 3:26
Porque vosotros todos sois hijos de Dios por la fé en Cristo Jesús.

Galatians 3:27
Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.

Galatians 3:28
No hay aquí Judío, ni Griego; no hay siervo, ni libre; no hay macho, ni hembra; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Galatians 3:29
Y si vosotros sois de Cristo, entónces la simiente de Abraham sois, y herederos conforme a la promesa.

Galatians 4:1
MAS digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del siervo, aunque es señor de todo.

Galatians 4:2
Ántes está debajo de la mano de tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre.

Galatians 4:3
Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos sujetos a servidumbre debajo de los elementos del mundo.

Galatians 4:4
Mas venido el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, hecho de mujer, hecho debajo de la ley;

Galatians 4:5
Para que redimiese los que estaban debajo de la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

Galatians 4:6
Y por cuanto sois hijos, envió Dios el Espíritu de su Hijo en vuestros corazones, el cual clama: Abba. Padre.

Galatians 4:7
Así que ya no eres más siervo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por Cristo.

Galatians 4:8
Empero entónces, cuando no conocíais a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses;

Galatians 4:9
Mas ahora habiendo conocido a Dios, o más bien siendo conocidos de Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los flacos y necesitados rudimentos, a los cuales queréis volver a servir?

Galatians 4:10
Guardáis dias, y meses, y tiempos, y años.

Galatians 4:11
Miedo tengo de vosotros, de que no haya yo trabajado en vano en vosotros.

Galatians 4:12
Os ruego, hermanos, que seais como yo; porque yo soy como vosotros: ningún agravio me habéis hecho.

Galatians 4:13
Vosotros sabéis, que en flaqueza de la carne os anuncié el evangelio al principio.

Galatians 4:14
Empero mi tentación que fué en mi carne no desechasteis ni menospreciasteis; ántes me recibisteis como a un ángel de Dios, como al mismo Cristo Jesús.

Galatians 4:15
¿Dónde está, pues, vuestra bienaventuranza? porque yo os doy testimonio, que si hubiera sido posible, vuestros mismos ojos hubiérais sacado para dármelos.

Galatians 4:16
¿Me he hecho pues vuestro enemigo, diciéndoos la verdad?

Galatians 4:17
Ellos tienen zelo por vosotros, mas no bien; ántes os quieren separar de nosotros para que vosotros tengáis zelo por ellos.

Galatians 4:18
Bueno es ser zelosos, mas en bien siempre; y no solamente cuando estoy presente con vosotros.

Galatians 4:19
Hijitos míos, por quienes vuelvo otra vez a estar en dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros:

Galatians 4:20
Querría estar presente con vosotros ahora, y mudar mi voz; porque estoy perplejo acerca de vosotros.

Galatians 4:21
Decídme, los que queréis estar debajo de la ley, ¿no oís a la ley?

Galatians 4:22
Porque escrito está: Que Abraham tuvo dos hijos: uno de la sierva, y uno de la libre.

Galatians 4:23
Mas el que era de la sierva, nació según la carne; el que era de la libre, nació por la promesa:

Galatians 4:24
Las cuales cosas son una alegoría; porque estos son los dos conciertos. El uno del monte de Sina, que engendra para servidumbre, el cual es Agar.

Galatians 4:25
Porque Agar es Sina, monte de Arabia, el cual corresponde a la Jerusalem que ahora es, la cual está en servidumbre con sus hijos.

Galatians 4:26
Mas aquella Jerusalem que está arriba, libre es; la cual es la madre de todos nosotros.

Galatians 4:27
Porque está escrito: Alégrate estéril, que no pares; rompe en alabanzas y clama, tú que no estás de parto; porque más son los hijos de la desamparada, que de la que tiene marido.

Galatians 4:28
Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa.

Galatians 4:29
Empero como entónces el que nació según la carne, perseguía al que nació según el Espíritu; así también ahora.

Galatians 4:30
Mas ¿qué dice la Escritura? Echa a la sierva y a su hijo; porque no será heredero el hijo de la sierva con el hijo de la libre.

Galatians 4:31
De manera que, hermanos, no somos hijos de la sierva, sino de la libre.

Galatians 5:1
ESTÁD, pues, firmes en la liber- tad con que Cristo nos libertó; y no volváis otra vez a sugetaros bajo el yugo de servidumbre.

Galatians 5:2
He aquí, yo Pablo os digo: Que si os circuncidareis, Cristo no os aprovechará nada.

Galatians 5:3
Y otra vez vuelvo a protestar a todo hombre que se circuncidare, que está obligado a hacer toda la ley.

Galatians 5:4
Cristo se ha hecho para vosotros inútil, los que pretendéis ser justificados por la ley; de la gracia habéis caido.

Galatians 5:5
Mas nosotros, por el Espíritu, aguardamos la esperanza de justicia por la fé.

Galatians 5:6
Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión; sino la fé que obra por el amor.

Galatians 5:7
Corríais bien: ¿quién os impidió para no obedecer a la verdad?

Galatians 5:8
Esta persuasión no es de aquel que os llama.

Galatians 5:9
Un poco de levadura leuda toda la masa.

Galatians 5:10
Yo confio de vosotros en el Señor, que ninguna otra cosa pensaréis; mas el que os inquieta, llevará el juicio, quienquiera que él sea.

Galatians 5:11
Mas yo, hermanos, si aun predico la circuncisión, ¿por qué, pues, padezco persecución? Luego cesado ha la ofensa de la cruz.

Galatians 5:12
Ojalá fuesen aun cortados los que os alborotan.

Galatians 5:13
Porque vosotros, hermanos, habéis sido llamados a libertad; solamente que no pongáis la libertad por ocasión a la carne, sino que os sirváis por amor los unos a los otros.

Galatians 5:14
Porque toda la ley en una palabra se cumple, a saber, en esta: Amarás a tu prójimo, como a ti mismo.

Galatians 5:15
Mas si los unos a los otros os mordéis, y os coméis, mirád que no seais consumidos los unos por los otros.

Galatians 5:16
Digo, pues: Andád en el Espíritu; y no cumpliréis los deseos de la carne.

Galatians 5:17
Porque el deseo de la carne es contrario al deseo del Espíritu, y el deseo del Espíritu es contrario al deseo de la carne; y estas cosas se oponen la una a la otra, de manera que no podáis hacer lo que quisiereis.

Galatians 5:18
Mas si sois guiados del Espíritu, no estáis debajo de la ley.

Galatians 5:19
Manifiestas son empero las obras de la carne, que son estas: Adulterio, fornicación, inmundicia, disolución,

Galatians 5:20
Idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, zelos, iras, contiendas, disensiones, heregías,

Galatians 5:21
Envidias, homicidios, embriagueces, banqueterías, y cosas semejantes a estas: de las cuales os denuncio, como también os he denunciado ya, que los que hacen tales cosas, no herederán el reino de Dios.

Galatians 5:22
Mas el fruto del Espíritu es: Amor, gozo, paz, longanimidad, benignidad, bondad, fé,

Galatians 5:23
Mansedumbre, templanza: contra tales cosas, no hay ley.

Galatians 5:24
Y los que son de Cristo, ya crucificaron la carne con sus afectos y concupiscencias.

Galatians 5:25
Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

Galatians 5:26
No seamos codiciosos de vana gloria, irritando los unos a los otros, envidiosos los unos de los otros.

Galatians 6:1
HERMANOS, si algún hombre fuere sorprendido en alguna culpa, vosotros los espirituales, restaurádle al tal en espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, porque tú no seas también tentado.

Galatians 6:2
Llevád los unos las cargas de los otros; y cumplíd así la ley de Cristo.

Galatians 6:3
Porque el que piensa de sí que es algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.

Galatians 6:4
Así que cada uno examine su propia obra, y entónces en sí mismo solamente tendrá de qué gloriarse, y no en otro.

Galatians 6:5
Porque cada cual llevará su propia carga.

Galatians 6:6
Y el que es instituido en la palabra haga partícipe en todos los bienes al que le instituye.

Galatians 6:7
No os engañéis: Dios no puede ser burlado; porque lo que el hombre sembrare eso también segará.

Galatians 6:8
Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

Galatians 6:9
Mas no nos cansemos de hacer bien, que a su tiempo segaremos, si no nos desmayamos.

Galatians 6:10
Así pues, según que tenemos oportunidad, hagamos bien a todos; mayormente a los que son de la familia de la fé.

Galatians 6:11
Mirád que larga carta os he escrito con mi misma mano.

Galatians 6:12
Todos los que quieren agradar en la carne, estos os constriñen a circuncidaros; solamente por no padecer la persecución por la cruz de Cristo.

Galatians 6:13
Porque ni aun los mismos que se circuncidan, guardan la ley; mas quieren que os circuncideis vosotros, por gloriarse en vuestra carne.

Galatians 6:14
Mas léjos esté de mí el gloriarme, sino en la cruz del Señor nuestro Jesu Cristo, por el cual el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo.

Galatians 6:15
Porque en Cristo Jesús, ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino la nueva criatura.

Galatians 6:16
Y todos los que anduvieren conforme a esta regla, paz sea sobre ellos, y misericordia, y sobre el Israel de Dios.

Galatians 6:17
De aquí adelante nadie me moleste; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.

Galatians 6:18
La gracia de nuestro Señor Jesu Cristo sea, hermanos, con vuestro espíritu. Amén. Escrita de Roma a los Gálatas.

 

 

 

 

 

 

 

Efesios / Ephesians



Ephesians 1:1
PABLO, apóstol de Jesu Cristo por la voluntad de Dios, a los santos que están en Efeso, y fieles en Cristo Jesús:

Ephesians 1:2
Gracia a vosotros, y paz de Dios Padre nuestro, y del Señor Jesu Cristo.

Ephesians 1:3
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesu Cristo, el cual nos ha bendecido con toda bendición espiritual en bienes celestiales en Cristo.

Ephesians 1:4
Según que nos escogió en él ántes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos, y sin mancha delante de él en amor.

Ephesians 1:5
Habiéndonos predestinado para ser adoptados en hijos por medio de Jesu Cristo en sí mismo, conforme al buen querer de su voluntad.

Ephesians 1:6
Para alabanza de la gloria de su gracia, por la cual nos ha hecho aceptos así en el amado.

Ephesians 1:7
En el cual tenemos redención por su sangre, remisión de pecados por las riquezas de su gracia,

Ephesians 1:8
Que sobreabundó para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia;

Ephesians 1:9
Habiéndonos descubierto el misterio de su voluntad, según su buen querer, que él se había propuesto en sí mismo,

Ephesians 1:10
Que en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, juntaría en uno todas las cosas en Cristo, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra; en él digo:

Ephesians 1:11
En el cual alcanzamos también herencia, siendo predestinados conforme al propósito de aquel que obra todas las cosas según el arbitrio de su voluntad;

Ephesians 1:12
Para que fuésemos para alabanza de su gloria nosotros, que ántes esperamos en Cristo:

Ephesians 1:13
En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creisteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

Ephesians 1:14
Que es las arras de nuestra herencia, hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

Ephesians 1:15
Por lo cual también yo, oyendo de vuestra fé que es en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos,

Ephesians 1:16
No ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones:

Ephesians 1:17
Que el Dios de nuestro Señor Jesu Cristo, el Padre de gloria, os dé el espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él:

Ephesians 1:18
Iluminados los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cual sea la esperanza de su vocación, y cuales las riquezas de la gloria de su herencia en los santos;

Ephesians 1:19
Y cual la grandeza sobreexcelente de su poder para con nosotros, los que creemos, por la operación de la potencia de su fortaleza,

Ephesians 1:20
La cual obró en Cristo, levantándole de entre los muertos, y colocándole a su diestra en los cielos,

Ephesians 1:21
Sobre todo principado, y potestad, y potencia, y señorío, y todo nombre que se nombra, no solo en este siglo, mas aun en el venidero;

Ephesians 1:22
Y sujetándole todas las cosas debajo de sus piés, y poniéndole por cabeza sobre todas las cosas para la iglesia,

Ephesians 1:23
La cual es su cuerpo, la plenitud de aquel, que lo llena todo en todo.

Ephesians 2:1
Y a vosotros os dió vida, estando muertos en vuestros delitos y pecados,

Ephesians 2:2
En que en otro tiempo anduvisteis, conforme a la condición de este mundo, conforme a la voluntad del principe de la potestad del aire, del espíritu que ahora obra en los hijos de la desobediencia:

Ephesians 2:3
Entre los cuales todos nosotros también conversámos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo las voluntades de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, también como los demás.

Ephesians 2:4
Empero Dios, que es rico en misericordia, por su mucho amor con que nos amó,

Ephesians 2:5
Aun estando nosotros muertos en pecados, nos dió vida juntamente con Cristo, (por gracia sois salvos;)

Ephesians 2:6
Y nos resucitó juntamente con él, y asimismo nos ha hecho asentar en los cielos con Cristo Jesús;

Ephesians 2:7
Para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia, en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Ephesians 2:8
Porque por gracia sois salvos por medio de la fé, y esto no de vosotros, es el don de Dios:

Ephesians 2:9
No por obras, para que nadie se gloríe.

Ephesians 2:10
Porque hechura suya somos, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios ordenó ántes para que anduviésemos en ellas.

Ephesians 2:11
Por tanto tenéd memoria que vosotros que en otro tiempo erais Gentiles en la carne, que erais llamados Incircuncisión por la que se llama Circuncisión en la carne, la cual se hace por mano;

Ephesians 2:12
Que erais en aquel tiempo sin Cristo alejados de la república de Israel, y extranjeros a los conciertos de la promesa, sin esperanza, y sin Dios en el mundo;

Ephesians 2:13
Mas ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais léjos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.

Ephesians 2:14
Porque él es nuestra paz, el que de ámbos pueblos ha hecho uno solo, y ha derribado el muro de división que mediaba entre ellos:

Ephesians 2:15
Deshaciendo en su carne la enemistad, es a saber, la ley de los mandamientos que consistían en ritos; para formar en sí mismo los dos en un nuevo hombre, haciendo así la paz:

Ephesians 2:16
Y para reconciliar con Dios a ámbos en un mismo cuerpo por la cruz, habiendo matado por ella la enemistad.

Ephesians 2:17
Y vino, y anunció la paz a vosotros que estabais léjos, y a los que estaban cerca:

Ephesians 2:18
Que por él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

Ephesians 2:19
Así que ya no sois forasteros y extranjeros, sino conciudadanos de los santos, y familiares de Dios:

Ephesians 2:20
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y de los profetas, siendo el mismo Jesu Cristo la principal piedra angular:

Ephesians 2:21
En el cual todo el edificio, bien ajustado consigo mismo, crece para ser templo santo en el Señor:

Ephesians 2:22
En el cual vosotros también sois juntamente edificados, para morada de Dios por el Espíritu.

Ephesians 3:1
POR esta causa yo Pablo, el pri- sionero de Cristo Jesús por amor de vosotros los Gentiles,

Ephesians 3:2
Visto que habéis oido de la dispensación de la gracia de Dios que me ha sido dada para con vosotros:

Ephesians 3:3
Es a saber, que por revelación me fué declarado el misterio, (como ántes he escrito en breve:

Ephesians 3:4
Lo cual leyendo podéis entender cual sea mi inteligencia en el misterio de Cristo:)

Ephesians 3:5
El cual misterio en otras edades no fué entendido de los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:

Ephesians 3:6
Que los Gentiles habían de ser coherederos, e incorporados, y participantes de su promesa en Cristo por el evangelio:

Ephesians 3:7
Del cual yo soy hecho ministro, por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado, según la operación de su poder.

Ephesians 3:8
A mí, digo, el menor de todos los santos, es dada esta gracia de anunciar entre los Gentiles el evangelio de las riquezas inescrutables de Cristo;

Ephesians 3:9
Y de enseñar con claridad a todos cual sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas por Jesu Cristo:

Ephesians 3:10
Para que a los principados y potestades en los cielos sea ahora hecha notoria por la iglesia la multiforme sabiduría de Dios,

Ephesians 3:11
Conforme al propósito de los siglos, que hizo en Cristo Jesús Señor nuestro:

Ephesians 3:12
En el cual tenemos libertad y entrada con confianza por la fé de él.

Ephesians 3:13
Por tanto os ruego, que no desmayéis por causa de mis tribulaciones por vosotros, lo cual es vuestra gloria.

Ephesians 3:14
Por causa de esto hinco mis rodillas al Padre de nuestro Señor Jesu Cristo:

Ephesians 3:15
(De quien toma nombre toda la familia en los cielos y en la tierra:)

Ephesians 3:16
Que os dé conforme a las riquezas de su gloria, que seais corroborados con poder en el hombre interior por su Espíritu:

Ephesians 3:17
Que habite Cristo por la fé en vuestros corazones; para que arraigados y afirmados en amor,

Ephesians 3:18
Podáis comprender con todos los santos cual sea la anchura, y la longitud, y la profundidad, y la altura;

Ephesians 3:19
Y conocer el amor de Cristo, que sobrepuja a todo entendimiento; para que seais llenos de toda la plenitud de Dios.

Ephesians 3:20
A aquel, pues, que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos, o entendemos, conforme al poder que obra en nosotros,

Ephesians 3:21
A él, digo, sea gloria en la iglesia por Cristo Jesús, por todas las edades del siglo de los siglos. Amén.

Ephesians 4:1
RUÉGOOS pues, yo preso en el Señor, que andéis como es digno de la vocación con que sois llamados, es a saber,

Ephesians 4:2
Con toda humildad y mansedumbre, con paciencia soportando los unos a los otros en amor,

Ephesians 4:3
Solícitos a guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

Ephesians 4:4
Hay un cuerpo, y un Espíritu; así como sois también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación.

Ephesians 4:5
Un Señor, una fé, un bautismo,

Ephesians 4:6
Un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todas las cosas, y por en medio de todas las cosas, y en todos vosotros.

Ephesians 4:7
Empero a cada uno de nosotros es dada gracia conforme a la medida del don de Cristo.

Ephesians 4:8
Por lo cual dice: Subiendo a lo alto llevó cautiva la cautividad; y dió dones a los hombres.

Ephesians 4:9
Y el que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes inferiores de la tierra?

Ephesians 4:10
El que descendió, el mismo es el que también subió sobre todos los cielos, para llenar todas las cosas.

Ephesians 4:11
Y él mismo dió unos, por apóstoles; y otros, por profetas; y otros, por evangelistas; y otros, por pastores, y doctores,

Ephesians 4:12
Para el perfeccionamiento de los santos, para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo:

Ephesians 4:13
Hasta que todos lleguemos en la unidad de la fé, y del conocimiento del Hijo de Dios, al estado de un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo:

Ephesians 4:14
Que ya no seamos niños, inconstantes y llevados en derredor por todo viento de doctrina, con artificio de los hombres, que engañan con astucia de error.

Ephesians 4:15
Ántes siguiendo la verdad con amor, crezcamos en todo en el que es la cabeza, a saber, Cristo,

Ephesians 4:16
Del cual todo el cuerpo bien compacto y ligado por lo que cada coyuntura suple, conforme a la operación eficaz en la medida de cada miembro, hace el aumento del cuerpo para la edificación del mismo en amor.

Ephesians 4:17
Así que esto digo, y requiero por el Señor, que no andéis más como los otros Gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

Ephesians 4:18
Teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón:

Ephesians 4:19
Los cuales perdido ya todo sentimiento justo, se han entregado a la desvergüenza para cometer toda inmundicia, con ansia.

Ephesians 4:20
Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo.

Ephesians 4:21
Si empero le habéis oido, y habéis sido por él enseñados, como la verdad es en Jesús,

Ephesians 4:22
A despojaros del hombre viejo, en cuanto a la pasada manera de vivir, el cual es corrompido conforme a los deseos engañosos;

Ephesians 4:23
Y a renovaros en el espíritu de vuestro entendimiento,

Ephesians 4:24
Y vestiros del hombre nuevo, que es creado conforme a Dios en justicia, y en santidad verdadera.

Ephesians 4:25
Por lo cual, dejando la mentira, hablád verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

Ephesians 4:26
Airáos, y no pequéis: no se ponga el sol sobre vuestro enojo;

Ephesians 4:27
Ni deis lugar al diablo.

Ephesians 4:28
El que hurtaba, no hurte más; ántes trabaje, obrando con sus manos lo que es bueno, para que tenga de qué dar al que padeciere necesidad.

Ephesians 4:29
Ninguna palabra podrida salga de vuestra boca; sino ántes la que es buena, para edificación, para que dé gracia a los oyentes.

Ephesians 4:30
Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, por el cual estáis sellados para el día de la redención.

Ephesians 4:31
Toda amargura, y enojo, e ira, y gritería, y maledicencia sea quitada de entre vosotros, y toda malicia.

Ephesians 4:32
Mas sed los unos con los otros benignos, compasivos, perdonándoos los unos a los otros, como también Dios os perdonó en Cristo.

Ephesians 5:1
ASÍ pues sed imitadores de Dios, como hijos amados;

Ephesians 5:2
Y andád en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros por ofrenda y sacrificio a Dios de olor suave.

Ephesians 5:3
Mas la fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se miente entre vosotros, como conviene a santos:

Ephesians 5:4
Ni palabras torpes, ni insensatas, ni truhanerías, que no convienen; sino ántes hacimientos de gracias.

Ephesians 5:5
Porque ya habéis entendido esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es un idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo, y de Dios.

Ephesians 5:6
Nadie os engañe con palabras vanas; porque a causa de estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.

Ephesians 5:7
No seais pues participantes con ellos.

Ephesians 5:8
Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor: andád como hijos de luz;

Ephesians 5:9
(Porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, y justicia, y verdad:)

Ephesians 5:10
Aprobando lo que es agradable al Señor.

Ephesians 5:11
Y no tengáis parte en las obras infructuosas de las tinieblas; mas ántes reprobadlas.

Ephesians 5:12
Porque lo que estos hacen en oculto, torpe cosa es aun decirlo.

Ephesians 5:13
Mas todas las cosas que son reprobadas, son hechas manifiestas por la luz; porque lo que manifiesta todo, la luz es.

Ephesians 5:14
Por lo cual dice: Despiértate tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo.

Ephesians 5:15
Mirád, pues, que andéis avisadamente: no como necios, mas como sabios,

Ephesians 5:16
Redimiendo el tiempo, porque los dias son malos.

Ephesians 5:17
Por tanto no seais imprudentes, sino entendidos de cual sea la voluntad del Señor.

Ephesians 5:18
Y no os emborrachéis con vino, en el cual hay disolución; ántes sed llenos del Espíritu;

Ephesians 5:19
Hablando entre vosotros con salmos, y con himnos, y canciones espirituales, cantando y salmeando al Señor en vuestros corazones;

Ephesians 5:20
Dando gracias siempre por todas las cosas a Dios y al Padre en el nombre del Señor nuestro Jesu Cristo.

Ephesians 5:21
Sujetándoos los unos a los otros en el temor de Dios.

Ephesians 5:22
Las casadas sean sujetas a sus propios maridos, como al Señor.

Ephesians 5:23
Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia; y él es el Salvador del cuerpo.

Ephesians 5:24
Como pues la iglesia es sujeta a Cristo, así también las casadas lo sean a sus propios maridos en todo.

Ephesians 5:25
Maridos, amád a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

Ephesians 5:26
Para santificarla, limpiándola en el lavamiento del agua por la palabra,

Ephesians 5:27
Para que la presentase a sí mismo, iglesia gloriosa, que no tuviese mancha, ni arruga, ni cosa semejante; sino que fuese santa y sin mancha.

Ephesians 5:28
Así han también los maridos de amar a sus mujeres, como a sus mismos cuerpos: el que ama a su mujer, a sí mismo ama.

Ephesians 5:29
Porque ninguno aborreció jamás su propia carne; ántes la sustenta y regala, como también el Señor a la iglesia.

Ephesians 5:30
Porque somos miembros de su cuerpo, de su carne, y de sus huesos.

Ephesians 5:31
Por causa de esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y apegarse ha a su mujer; y los dos serán una misma carne.

Ephesians 5:32
Este misterio grande es; mas yo hablo en cuanto a Cristo y a la iglesia.

Ephesians 5:33
Empero vosotros también, cada uno en particular, ame tanto a su propia mujer como a sí mismo; y la mujer, mire que tenga en reverencia a su marido.

Ephesians 6:1
HIJOS, obedecéd a vuestros padres en el Señor; que esto es justo.

Ephesians 6:2
Honrá a tu padre y a tu madre, (que es el primer mandamiento con promesa,)

Ephesians 6:3
Para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Ephesians 6:4
Y vosotros, padres, no provoqueis a ira a vuestros hijos; sino criádlos en la disciplina y amonestación del Señor.

Ephesians 6:5
Siervos, obedecéd a los que son vuestros señores según la carne con temor y temblor, en la integridad de vuestro corazón, como a Cristo:

Ephesians 6:6
No sirviendo al ojo, como los que agradan a los hombres; sino como siervos de Cristo, haciendo de ánimo la voluntad de Dios:

Ephesians 6:7
Sirviendo con buena voluntad, como quien sirve al Señor, y no solo a los hombres:

Ephesians 6:8
Sabiendo que el bien que cada uno hiciere, eso mismo recibirá del Señor, ya sea siervo, o ya sea libre.

Ephesians 6:9
Y vosotros, señores, hacédles a ellos lo mismo, dejando las amenazas: sabiendo que el Señor de ellos y el vuestro está en los cielos; y no hay respeto de personas para con él.

Ephesians 6:10
En fin, hermanos míos, sed fuertes en el Señor, y en el poder de su fortaleza.

Ephesians 6:11
Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Ephesians 6:12
Porque no solamente tenemos lucha con sangre y carne; sino con principados, con potestades, con los gobernadores de las tinieblas de este siglo, con malicias espirituales en lugares altos.

Ephesians 6:13
Por tanto tomád toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y superado todo, estar en pié.

Ephesians 6:14
Estád pues firmes, ceñidos los lomos de verdad; y vestidos de coraza de justicia;

Ephesians 6:15
Y calzados los piés con la preparación del evangelio de paz:

Ephesians 6:16
Sobre todo, tomando el escudo de la fé, con el cual podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno.

Ephesians 6:17
Y el yelmo de salud tomád, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios:

Ephesians 6:18
Orando en todo tiempo con toda oración y ruego en el Espíritu, y velando para ello con toda instancia y suplicación por todos los santos;

Ephesians 6:19
Y por mi, que me sea dada palabra con abrimiento de mi boca con confianza, para hacer notorio el misterio del evangelio:

Ephesians 6:20
Por el cual soy embajador en cadenas: para que en ellas hable osadamente, como debo hablar.

Ephesians 6:21
Mas porque también vosotros sepáis mis negocios, y lo que yo hago, todo os lo hará saber Tíquico, hermano amado, y fiel ministro en el Señor:

Ephesians 6:22
El cual os he enviado para esto mismo, para que entendáis lo que pasa entre nosotros, y para que consuele vuestros corazones.

Ephesians 6:23
Paz sea a los hermanos, y amor con fé de Dios Padre, y del Señor Jesu Cristo.

Ephesians 6:24
Gracia sea con todos los que aman a nuestro Señor Jesu Cristo en incorrupción. Amén. Escrita de Roma a los Efesios por Tíquico.

 

 

 

 

 

 

 

 

Filipenses / Philippians



Philippians 1:1
PABLO y Timoteo, siervos de Jesu Cristo, a todos los santos en Cristo Jesús, que están en Filipos, con los obispos, y diáconos:

Philippians 1:2
Gracia a vosotros, y paz de Dios nuestro Padre, y del Señor Jesu Cristo.

Philippians 1:3
Doy gracias a mi Dios, toda vez que me acuerdo de vosotros,

Philippians 1:4
Siempre en todas mis oraciones haciendo oración por todos vosotros con gozo,

Philippians 1:5
De vuestra participación en el evangelio, desde el primer día hasta ahora:

Philippians 1:6
Confiando de esto mismo, es a saber, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesu Cristo:

Philippians 1:7
Así como es justo que yo piense esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en el corazón; puesto que así en mis prisiones, como en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois partícipes de mi gracia.

Philippians 1:8
Porque testigo me es Dios de como os amo a todos vosotros en las entrañas de Jesu Cristo.

Philippians 1:9
Y esto pido a Dios: Que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento:

Philippians 1:10
Para que aprobéis lo mejor, a fin de que seais sinceros y sin ofensa para el día de Cristo:

Philippians 1:11
Llenos de los frutos de justicia que son por Jesu Cristo, para gloria y loor de Dios.

Philippians 1:12
Mas quiero, hermanos, que sepáis, que las cosas concernientes a mí han contribuido más bien al adelantamiento del evangelio;

Philippians 1:13
De tal manera, que mis prisiones en Cristo se han hecho bien conocidas en todo el palacio, y en todos los demás lugares;

Philippians 1:14
Y los más de los hermanos en el Señor, tomando ánimo con mis prisiones, osan más atrevidamente hablar la palabra sin temor.

Philippians 1:15
Algunos, a la verdad, aun por envidia y porfía predican a Cristo; mas otros también de buena voluntad:

Philippians 1:16
Aquellos por contención anuncian a Cristo, no sinceramente, pensando añadir mayor apretura a mis prisiones:

Philippians 1:17
Mas estos por amor, sabiendo que yo he sido puesto por defensa del evangelio.

Philippians 1:18
¿Qué hay pues? Esto no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me huelgo, y aun me holgaré.

Philippians 1:19
Porque sé que esto se me tornará a salud por vuestra oración, y por el suplimiento del Espíritu de Jesu Cristo.

Philippians 1:20
Conforme a mi deseo y esperanza, que en nada seré confundido; ántes que con toda confianza, como siempre, así ahora también será engrandecido Cristo en mi cuerpo, o por vida, o por muerte.

Philippians 1:21
Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.

Philippians 1:22
Mas, si viviere en la carne, esto me da fruto de trabajo; sin embargo lo que escogeré, yo no lo sé;

Philippians 1:23
Porque por ambas partes estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir, y estar con Cristo, que es mucho mejor:

Philippians 1:24
Mas el quedar en la carne, es más necesario por causa de vosotros.

Philippians 1:25
Y confiando en esto, sé que quedaré, y permaneceré con todos vosotros, para vuestro provecho, y gozo en la fé.

Philippians 1:26
Para que abunde más en Jesu Cristo el motivo de vuestra gloria en mí, por mi venida otra vez a vosotros.

Philippians 1:27
Solamente que vuestro proceder sea digno del evangelio de Cristo; para que, o sea que venga y os vea, o que esté ausente, oiga de vosotros, que estáis firmes en un mismo espíritu, con un mismo ánimo combatiendo juntamente por la fé del evangelio;

Philippians 1:28
Y en nada espantados de los que se oponen, lo cual para ellos ciertamente es indicio de perdición, mas para vosotros de salud, y esto de Dios.

Philippians 1:29
Porque a vosotros os es concedido en nombre de Cristo no solo que creais en él, sino también que padezcáis por él.

Philippians 1:30
Teniendo en vosotros la misma lucha que habéis visto en mí, y ahora oís estar en mí.

Philippians 2:1
POR tanto, si hay en vosotros alguna consolación en Cristo, si algún refrigerio de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algunas entrañas y conmiseraciones,

Philippians 2:2
Cumplíd mi gozo en que penséis lo mismo, teniendo un mismo amor, siendo unánimes, sintiendo una misma cosa.

Philippians 2:3
Nada hagáis por contienda, o por vana gloria; ántes en humildad de espíritu, estimándoos inferiores los unos a los otros,

Philippians 2:4
No mirando cada uno a lo que es suyo, mas también a lo que es de los otros.

Philippians 2:5
Haya en vosotros los mismos sentimientos que hubo también en Cristo Jesús:

Philippians 2:6
El cual siendo en forma de Dios, no tuvo por rapiña ser igual a Dios;

Philippians 2:7
Mas se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho a semejanza de los hombres;

Philippians 2:8
Y hallado en su condición como hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Philippians 2:9
Y por lo cual Dios también le ensalzó soberanamente, y le dió nombre que es sobre todo nombre;

Philippians 2:10
Para que al nombre de Jesús toda rodilla de lo celestial, de lo terrenal, y de lo infernal se doble;

Philippians 2:11
Y que toda lengua confiese, que Jesu Cristo es Señor para la gloria de Dios el Padre.

Philippians 2:12
Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, mas aun mucho más ahora en mi ausencia, obrád vuestra propia salud con temor y temblor.

Philippians 2:13
Porque Dios es el que en vosotros obra, así el querer como el hacer, según su buena voluntad.

Philippians 2:14
Hacéd todo sin murmuraciones, y sin disputas;

Philippians 2:15
Para que seais irreprensibles, y sencillos, hijos de Dios, sin culpa, en medio de una raza torcida y perversa, entre los cuales resplandecéis como luminares en el mundo,

Philippians 2:16
Reteniendo la palabra de vida; para que yo pueda gloriarme en el día de Cristo, de que no he corrido en vano, ni trabajado en vano.

Philippians 2:17
Y aunque yo sea sacrificado sobre el sacrificio y servicio de vuestra fé, me huelgo y me regocijo con todos vosotros.

Philippians 2:18
Y por esto mismo holgáos también vosotros, y regocijáos conmigo.

Philippians 2:19
Mas espero en el Señor Jesús, que os enviaré presto a Timoteo, para que yo también esté de buen ánimo, conociendo vuestro estado.

Philippians 2:20
Porque a ninguno tengo tan del mismo ánimo conmigo, que esté sinceramente solícito por vosotros;

Philippians 2:21
Porque todos buscan lo que es suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús.

Philippians 2:22
Mas vosotros sabéis la prueba que se ha hecho de él, y es, que como hijo con su padre, él ha servido conmigo en el evangelio.

Philippians 2:23
Así que a éste espero enviaros, luego que viere como van mis negocios.

Philippians 2:24
Mas confio en el Señor que yo mismo también vendré prestamente a vosotros:

Philippians 2:25
Sin embargo tuve por cosa necesaria enviaros a Epafrodito, mi hermano, y compañero, y consiervo mío, mas vuestro mensajero, y el que ministraba a mis necesidades.

Philippians 2:26
Porque tenía deseo vehemente de ver a todos vosotros; y estaba lleno de pesadumbre de que hubiéseis oido que había enfermado.

Philippians 2:27
Y cierto que enfermó hasta la muerte; mas Dios tuvo misericordia de él; y no solamente de él mas de mí también, para que yo no tuviese tristeza sobre tristeza.

Philippians 2:28
Así que le envio más presto, para que viéndole otra vez, os regocijéis, y que yo esté con menos tristeza.

Philippians 2:29
Recibídle, pues, en el Señor, con todo regocijo; y tenéd en estima a los tales;

Philippians 2:30
Porque por la obra de Cristo llegó hasta la muerte, exponiendo su vida para suplir vuestra falta en mi servicio.

Philippians 3:1
RESTA, hermanos, que os rego- cijéis en el Señor. Escribiros las mismas cosas, a mí ciertamente no me es gravoso, mas para vosotros es seguro.

Philippians 3:2
Guardáos de los perros, guardáos de los malos obreros, guardáos de la concisión.

Philippians 3:3
Porque nosotros somos la circuncisión, los que servimos en espíritu a Dios, y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne.

Philippians 3:4
Aunque yo tengo también de qué confiar en la carne. Si a alguno le parece que tiene de qué confiar en la carne, yo más que nadie:

Philippians 3:5
Circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, Hebreo de Hebreos; en cuanto a la ley, Fariseo;

Philippians 3:6
En cuanto a zelo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, de vida irreprensible.

Philippians 3:7
Mas aquellas cosas que me eran por ganancia, las tuve por pérdida por amor de Cristo.

Philippians 3:8
Y aun más, que ciertamente todas las cosas tengo por pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús Señor mío; por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por estiércol por ganar a Cristo,

Philippians 3:9
Y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es de la ley, sino la que es por medio de la fé de Cristo, la justicia de Dios por fé:

Philippians 3:10
Por conocerle a él, y a la virtud de su resurrección, y la comunión de sus padecimientos, siendo configurado a su muerte:

Philippians 3:11
Si en alguna manera llegase a la resurrección de los muertos.

Philippians 3:12
No que ya haya alcanzado, ni que ya sea perfecto; mas sigo adelante por si pueda echar mano de aquello, por lo cual Cristo también echó mano de mí.

Philippians 3:13
Hermanos no pienso que yo mismo lo haya alcanzado; empero una cosa hago, y es, que olvidando ciertamente lo que queda atrás, mas extendiéndome a lo que está delante,

Philippians 3:14
Me apresuro hacia el blanco, por el premio de la vocación celestial de Dios en Cristo Jesús.

Philippians 3:15
Así que todos los que somos perfectos, tengamos estos mismos sentimientos; y si en alguna cosa los tenéis diferentes, esto también os revelará Dios.

Philippians 3:16
Empero a lo que hemos ya llegado, vamos por la misma regla, y sintamos una misma cosa.

Philippians 3:17
Hermanos, sed juntamente imitadores de mí, y mirád los que anduvieren así, como nos tenéis a nosotros por dechado.

Philippians 3:18
(Porque muchos andan, de los cuales os he dicho muchas veces, y ahora también lo digo, aun llorando, que enemigos son de la cruz de Cristo:

Philippians 3:19
Cuyo fin es la perdición: cuyo dios es el vientre, y su gloria es en la confusión de ellos, que piensan solo en lo terreno.)

Philippians 3:20
Mas nuestra vivienda es en los cielos, de donde también esperamos el Salvador, al Señor Jesu Cristo;

Philippians 3:21
El cual transformará el cuerpo de nuestra bajeza, para que sea hecho semejante a su cuerpo glorificado, según el poder eficiente por el cual puede también sujetar a sí todas las cosas.

Philippians 4:1
POR lo cual, hermanos míos, amados y deseados, mi gozo y mi corona, estád así firmes en el Señor, amados míos.

Philippians 4:2
A Euodias ruego, y ruego a Sintique, que tengan unos mismos sentimientos en el Señor.

Philippians 4:3
Asimismo te ruego también a tí, fiel compañero de yugo, ayuda a aquellas mujeres que combatieron juntamente conmigo por el evangelio, con Clemente también, y los demás mis ayudadores, cuyos nombres están en el libro de la vida:

Philippians 4:4
Regocijáos en el Señor siempre: otra vez digo, que os regocijéis.

Philippians 4:5
Vuestra modestia sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.

Philippians 4:6
De nada estéis solícitos; sino que en todo dénse a conocer vuestras peticiones delante de Dios por la oración, y el ruego, con hacimiento de gracias.

Philippians 4:7
Y la paz de Dios, que sobrepuja todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros entendimientos en Cristo Jesús.

Philippians 4:8
En fin, hermanos, que todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo santo, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre: si hay alguna virtud, y si hay alguna alabanza, pensád en las tales cosas.

Philippians 4:9
Lo que aprendisteis, y recibisteis, y oisteis, y visteis en mí, esto hacéd; y el Dios de paz será con vosotros.

Philippians 4:10
Empero en gran manera me regocijé en el Señor, de que al fin ya reverdecisteis en tener cuidado de mí, de lo cual en verdad estabais solícitos; mas os faltaba la oportunidad.

Philippians 4:11
No es que hablo en cuanto a necesidad; porque yo he aprendido a contentarme con lo que tuviere.

Philippians 4:12
Sé tan bien estar humillado, como sé tener abundancia; donde quiera y en todas cosas soy instruido así para estar hárto como para sufrir hambre, lo mismo para tener abundancia como para padecer necesidad:

Philippians 4:13
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Philippians 4:14
Todavía, hicisteis bien en que comunicasteis conmigo en mi tribulación.

Philippians 4:15
Ya sabéis también vosotros, oh Filipenses, que al principio del evangelio, cuando me partí de Macedonia, ninguna iglesia comunicó conmigo en materia de dar y de recibir, sino vosotros solos;

Philippians 4:16
Porque aun estando yo en Tesalónica, me enviasteis lo necesario una y dos veces.

Philippians 4:17
No que yo solicite dádivas, mas solicito fruto que abunde para vuestra cuenta.

Philippians 4:18
Empero todo lo tengo, y aun más de lo suficiente: estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis, olor de suavidad, sacrificio acepto y agradable a Dios.

Philippians 4:19
Y mi Dios suplirá todo lo que os falta, conforme a sus riquezas, en gloria por Cristo Jesús.

Philippians 4:20
Al Dios, pues, y Padre nuestro sea gloria por siglos de siglos. Amén.

Philippians 4:21
Saludád a todos los santos en Cristo Jesús: os saludan los hermanos que están conmigo.

Philippians 4:22
Os saludan todos los santos; y mayormente los que son de casa de César.

Philippians 4:23
La gracia del Señor nuestro Jesu Cristo sea con todos vosotros. Amén. Escrita de Roma a los Filipenses por Epafrodito.

 

 

 

 

 

 

 

 

Colosenses / Colossians



Colossians 1:1
PABLO, apóstol de Jesu Cristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo,

Colossians 1:2
A los santos y hermanos fieles en Cristo que están en Colosas: Gracia a vosotros y paz de Dios Padre nuestro, y del Señor Jesu Cristo.

Colossians 1:3
Damos gracias al Dios y Padre de nuestro Señor Jesu Cristo, orando siempre por vosotros:

Colossians 1:4
Habiendo oido de vuestra fé en Cristo Jesús, y del amor que tenéis para con todos los santos,

Colossians 1:5
A causa de la esperanza que os es guardada en los cielos: de la cual habéis oido ya por la palabra verdadera del evangelio:

Colossians 1:6
El cual ha llegado hasta vosotros, como también ha pasado por todo el mundo; y fructifica, y crece, como también en vosotros, desde el día en que oisteis, y conocisteis la gracia de Dios en verdad:

Colossians 1:7
Como también habéis aprendido de Epafras, consiervo amado nuestro, el cual es por vosotros fiel ministro de Cristo;

Colossians 1:8
El cual también nos ha declarado vuestro amor en el Espíritu.

Colossians 1:9
Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seais llenos del conocimiento de su voluntad, en toda sabiduría y entendimiento espiritual;

Colossians 1:10
Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, fructificando en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios:

Colossians 1:11
Corroborados de toda fortaleza, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad con gozo:

Colossians 1:12
Dando gracias al Padre que nos hizo idóneos para participar en la herencia de los santos en luz:

Colossians 1:13
El cual nos libró de la potestad de las tinieblas, y nos traspasó al reino del Hijo de su amor,

Colossians 1:14
En quien tenemos redención por su sangre, remisión de pecados:

Colossians 1:15
El cual es imágen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación.

Colossians 1:16
Porque en él fueron creadas todas las cosas que están en los cielos, y que están en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, sean señoríos, sean principados, sean potestades: todo fué creado por él, y para él.

Colossians 1:17
Y él es ántes de todas las cosas; y todas las cosas subsisten en él;

Colossians 1:18
Y él es la cabeza del cuerpo, a saber, de la iglesia: el cual es principio y primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga él el primado.

Colossians 1:19
Por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud;

Colossians 1:20
Y que por él reconciliase todas las cosas a sí, habiendo hecho la paz por la sangre de su cruz, por él, digo, así las que están en la tierra, como las que están en los cielos.

Colossians 1:21
Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños, y enemigos de sentido por las malas obras, ahora empero os ha reconciliado

Colossians 1:22
En el cuerpo de su carne por medio de la muerte, para presentaros santos, y sin mancha, e irreprensibles delante de él:

Colossians 1:23
Si empero permanecéis fundados, y afirmados en la fé, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oido, el cual es predicado a toda criatura que está debajo del cielo: del cual yo Pablo soy hecho ministro.

Colossians 1:24
Que ahora me regocijo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por amor de su cuerpo, que es la iglesia:

Colossians 1:25
De la cual soy hecho ministro según la dispensación de Dios, la cual me es dada por vosotros, para que cumpla la palabra de Dios:

Colossians 1:26
Es a saber, el misterio escondido desde los siglos y edades; mas que ahora ha sido manifestado a sus santos,

Colossians 1:27
A los cuales quiso Dios hacer notorias las riquezas de la gloria de este misterio entre los Gentiles, que es Cristo en vosotros, esperanza de gloria.

Colossians 1:28
A quien nosotros predicamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre con toda sabiduría, para que presentemos a todo hombre perfecto en Cristo Jesús:

Colossians 1:29
A cuyo fin también yo trabajo, luchando según la energía de él, la cual obra en mí poderosamente.

Colossians 2:1
PORQUE quiero que sepáis cuán gran combate yo sufro por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por todos los que nunca vieron mi rostro en la carne;

Colossians 2:2
Para que se consuelen sus corazones, estando juntamente aunados en amor, y para alcanzar todas las riquezas de plenitud de entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios, y del Padre, y de Cristo:

Colossians 2:3
En el cual están escondidos todos los tesoros de sabiduría, y de conocimiento.

Colossians 2:4
Y esto digo para que nadie os engañe con palabras seductoras.

Colossians 2:5
Porque aunque esté ausente en el cuerpo, en el espíritu sin embargo estoy presente con vosotros, gozándome, y mirando vuestro buen órden, y la firmeza de vuestra fé en Cristo.

Colossians 2:6
Por tanto de la manera que habéis recibido al Señor Jesu Cristo, así andád en él,

Colossians 2:7
Arraigados, y sobreedificados en él, y afirmados en la fé, así como os ha sido enseñado, abundando en ella con hacimiento de gracias.

Colossians 2:8
Guardáos de que nadie os arrebate como despojo por medio de filosofía y vano engaño, según las tradiciones de los hombres, según los elementos del mundo, y no según Cristo:

Colossians 2:9
Porque en él habita toda la plenitud de la divinidad corporalmente;

Colossians 2:10
Y en él estáis completos, el cual es cabeza de todo principado y potestad.

Colossians 2:11
En el cual también estáis circuncidados de circuncisión no hecha por manos, en él despojamiento del cuerpo de los pecados de la carne, por la circuncisión de Cristo:

Colossians 2:12
Sepultados juntamente con él en el bautismo, en el cual también resucitasteis con él por la fé de la operación de Dios, que le levantó de entre los muertos:

Colossians 2:13
Y a vosotros, estando muertos en los pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dió vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados:

Colossians 2:14
Rayendo de en contra de nosotros la escritura de las ordenanzas que nos era contraria, quitándola de en medio, y enclavándola en la cruz;

Colossians 2:15
Y habiendo despojado a los principados y a las potestades, sacóles a la vergüenza en público, triunfando sobre ellos en ella.

Colossians 2:16
Por tanto nadie os juzgue en comida, o en bebida, o en parte de día de fiesta, o de nueva luna, o de sábados;

Colossians 2:17
Las cuales cosas son la sombra de lo que estaba por venir; mas el cuerpo es de Cristo.

Colossians 2:18
Nadie os defraude de vuestro premio, complaciéndose en afectada humildad, y culto de ángeles, metiéndose en cosas que nunca vió, hinchado vanamente de su ánimo carnal,

Colossians 2:19
Y no teniéndose de la Cabeza, de la cual todo el cuerpo alimentado y enlazado por medio de sus ligaduras y coyunturas, crece con el aumento de Dios.

Colossians 2:20
Si, pues, sois muertos juntamente con Cristo cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué aun, como que vivieseis en el mundo, os sujetáis a ordenanzas:

Colossians 2:21
(No comas, No gustes, No toques;

Colossians 2:22
Cosas todas que han de perecer en el mismo uso de ellas;) según los mandamientos y doctrinas de hombres?

Colossians 2:23
Las cuales cosas tienen a la verdad alguna apariencia de sabiduría en culto voluntario, y en cierta humildad de espíritu, y en maltratamiento del cuerpo, empero no en honor alguno para hartura de la carne.

Colossians 3:1
MAS si habéis resucitado con Cristo, buscád lo que es de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.

Colossians 3:2
Ponéd vuestro corazón en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Colossians 3:3
Porque muertos estáis, y vuestra vida está guardada con Cristo en Dios.

Colossians 3:4
Cuando se manifestare Cristo, que es nuestra vida, entónces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Colossians 3:5
Hacéd morir, pues, vuestros miembros que están sobre la tierra, es a saber, la fornicación, la inmundicia, la molicie, la mala concupiscencia, y la avaricia, la cual es idolatría:

Colossians 3:6
Por las cuales cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de rebelión:

Colossians 3:7
En las cuales vosotros también andabáis en otro tiempo, cuando vivíais en ellas.

Colossians 3:8
Mas ahora dejáos también vosotros de todas estas cosas; ira, enojo, malicia, maledicencia, torpes palabras de vuestra boca:

Colossians 3:9
No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del hombre viejo con sus hechos,

Colossians 3:10
Y habiéndoos vestido del nuevo, el cual es renovado en el conocimiento, conforme a la imágen del que le creó:

Colossians 3:11
Donde no hay Griego ni Judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni Scita, siervo ni libre; mas Cristo es todo y en todo.

Colossians 3:12
Vestíos, pues, (como los escogidos de Dios, santos, y amados) de entrañas de misericordia, de benignidad, de humildad de espíritu, de mansedumbre, de longanimidad:

Colossians 3:13
Soportándoos los unos a los otros, y perdonándoos los unos a los otros, si alguno tuviere queja contra otro: a la manera que Cristo os perdonó, así también perdonád vosotros.

Colossians 3:14
Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, el cual es el vínculo de la perfección.

Colossians 3:15
Y la paz de Dios reine en vuestros corazones: a la cual asimismo sois llamados en un mismo cuerpo; y sed agradecidos.

Colossians 3:16
La palabra de Cristo habite en vosotros abundantemente en toda sabiduría; enseñándoos, y exhortándoos los unos a los otros con salmos, e himnos, y canciones espirituales, con gracia cantando en vuestros corazones al Señor.

Colossians 3:17
Y todo lo que hiciéreis, en palabra, o en obra, hacédlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios y al Padre por medio de él.

Colossians 3:18
Casadas, estád sujetas a vuestros propios maridos, como conviene en el Señor.

Colossians 3:19
Maridos, amád a vuestras mujeres, y no les seais desabridos.

Colossians 3:20
Hijos, obedecéd a vuestros padres en todo; porque esto agrada al Señor.

Colossians 3:21
Padres, no exasperéis a vuestros hijos, porque no se desalienten.

Colossians 3:22
Siervos, obedecéd en todo a vuestros señores según la carne, no sirviendo al ojo, como los que agradan a los hombres, sino con sencillez de corazón, temiendo a Dios.

Colossians 3:23
Y todo lo que hiciereis hacédlo de corazón, como mirando al Señor, y no a los hombres:

Colossians 3:24
Estando ciertos que del Señor recibiréis el premio de la herencia; porque al Señor Cristo servís.

Colossians 3:25
Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere; que no hay respeto de personas.

Colossians 4:1
SEÑORES, hacéd lo que es justo y derecho con vuestros siervos, estando ciertos que también vosotros tenéis un Señor en los cielos.

Colossians 4:2
Perseverád en la oración, velando en ella con hacimiento de gracias:

Colossians 4:3
Orando juntamente también por nosotros, que Dios nos abra la puerta de la palabra para que hablemos el misterio de Cristo, (por el cual aun estoy preso;)

Colossians 4:4
A fin de que le manifieste, como me conviene hablar.

Colossians 4:5
Andád en sabiduría para con los de afuera, rescatando el tiempo.

Colossians 4:6
Vuestra palabra sea siempre con gracia, sazonada con sal, que sepáis como os conviene responder a cada uno.

Colossians 4:7
Mis negocios todos os hará saber Tíquico, hermano mío amado, y fiel ministro, y consiervo en el Señor:

Colossians 4:8
Al cual os he enviado para esto mismo, a saber, que entienda vuestros negocios, y consuele vuestros corazones;

Colossians 4:9
Con Onésimo, amado y fiel hermano, el cual es de vosotros. Todo lo que acá pasa estos os harán saber.

Colossians 4:10
Os saluda Aristarco, mi compañero en prisiones, y Márcos, el sobrino de Barnabás, (acerca del cual habéis recibido mandamientos: si viniere a vosotros, le recibiréis;)

Colossians 4:11
Y Jesús, el que es llamado Justo: los cuales son de la circuncisión: estos solos son los que me ayudan en el reino de Dios: los cuales han me sido consuelo.

Colossians 4:12
Epafras, el cual es de vosotros, siervo de Cristo, os saluda; esforzándose siempre por vosotros en oraciones, que estéis firmes, perfectos y complidos en toda la voluntad de Dios.

Colossians 4:13
Que yo le doy testimonio, que tiene gran zelo por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por los que están en Hierápolis.

Colossians 4:14
Os saluda Lúcas, el médico amado, y Démas.

Colossians 4:15
Saludád a los hermanos que están en Laodicea, y a Nímfas, y a la iglesia que está en su casa.

Colossians 4:16
Y cuando esta carta fuere leida entre vosotros, hacéd que también sea leida en la iglesia de los Laodicenses; y la de Laodicea que la leis también vosotros.

Colossians 4:17
Y decíd a Arquipo: Mira que cumplas el ministerio que has recibido del Señor.

Colossians 4:18
La salutación de mi mano, de Pablo. Acordáos de mis prisiones. La gracia sea con vosotros. Amén. Escrita de Roma a los Colosenses con Tíquico y Onésimo.

 

 

 

 

 

 

 

 

1 Tesalonicenses / 1 Thessalonians



1 Thessalonians 1:1
PABLO, y Silvano, y Timoteo, a la iglesia de los Tesalonicenses, que es en Dios el Padre, y en el Señor Jesu Cristo. Gracia a vosotros, y paz de Dios Padre nuestro, y del Señor Jesu Cristo.

1 Thessalonians 1:2
Damos siempre gracias a Dios por todos vosotros, haciendo memoria de vosotros en nuestras oraciones:

1 Thessalonians 1:3
Sin cesar acordándonos de vuestra obra de fé, y trabajo de amor, y paciencia de esperanza en el Señor nuestro Jesu Cristo, delante del Dios y Padre nuestro:

1 Thessalonians 1:4
Sabiendo, hermanos, amados de Dios, vuestra elección;

1 Thessalonians 1:5
Por cuanto nuestro evangelio no vino a vosotros en palabra solamente, mas también en potencia, y en el Espíritu Santo, y en muy cierta persuasión: como sabéis cuales fuimos entre vosotros por amor de vosotros.

1 Thessalonians 1:6
Y vosotros fuisteis hechos imitadores de nosotros, y del Señor, recibiendo la palabra en mucha tribulación, con gozo del Espíritu Santo:

1 Thessalonians 1:7
En tal manera que hayais sido ejemplo a todos los que han creido en Macedonia, y en Acaya.

1 Thessalonians 1:8
Porque por vosotros ha resonado la palabra del Señor, no solo en Macedonia, y en Acaya, mas aun en todo lugar vuestra fé, que es en Dios, se ha extendido de tal manera que no tengamos necesidad de hablar nada.

1 Thessalonians 1:9
Porque ellos cuentan de nosotros cual entrada tuvimos a vosotros; y de qué manera fuisteis convertidos de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero;

1 Thessalonians 1:10
Y para esperar a su hijo de los cielos, al cual él levantó de los muertos, es a saber, Jesús, el cual nos libró de la ira que ha de venir.

1 Thessalonians 2:1
PORQUE, hermanos, vosotros sabéis que nuestra entrada a vosotros no fué vana:

1 Thessalonians 2:2
Mas aun, habiendo padecido ántes, y sido afrentados en Filipos, como vosotros sabéis, tuvimos confianza en el Dios nuestro para anunciaros el evangelio de Dios en medio de grande combate.

1 Thessalonians 2:3
Porque nuestra exhortación no fué de error, ni de inmundicia, ni con engaño;

1 Thessalonians 2:4
Sino que como hemos sido aprobados de Dios, para que se nos encargase el evangelio; así también hablamos, no como los que agradan a los hombres, sino a Dios, el cual prueba nuestros corazones.

1 Thessalonians 2:5
Porque nunca nos servimos de palabras lisongeras, como vosotros sabéis, ni de pretexto de avaricia: Dios es testigo:

1 Thessalonians 2:6
Ni de los hombres buscamos gloria, ni de vosotros, ni de otros; aunque podíamos seros de carga como apóstoles de Cristo.

1 Thessalonians 2:7
Ántes fuimos blandos entre vosotros como nodriza, que acaricia a sus propios hijos:

1 Thessalonians 2:8
De manera que, teniéndoos grande afecto, quisiéramos entregaros no solo el evangelio de Dios, mas aun nuestras propias almas; por cuanto nos erais muy caros.

1 Thessalonians 2:9
Porque os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga, que trabajando de noche y de día, por no ser gravosos a ninguno de vosotros, predicámos entre vosotros el evangelio de Dios.

1 Thessalonians 2:10
Vosotros sois testigos, y Dios también, de cuán santa, y justa, y irreprensiblemente nos portábamos entre vosotros que creisteis:

1 Thessalonians 2:11
Como también sabéis, de qué manera exhortábamos y confortábamos y protestábamos a cada uno de vosotros, como un padre a sus propios hijos.

1 Thessalonians 2:12
Que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó a su reino y gloria.

1 Thessalonians 2:13
Por lo cual también nosotros damos gracias a Dios sin cesar, de que en recibiendo de nosotros la palabra de Dios, la que oisteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, mas (como a la verdad lo es) como palabra de Dios, que también obra eficazmente en vosotros los que creeis.

1 Thessalonians 2:14
Porque vosotros, hermanos, habéis sido imitadores en Cristo Jesús de las iglesias de Dios que están en Judea: que habéis padecido también vosotros las mismas cosas de los de vuestra propia nación, como también ellos de los Judíos:

1 Thessalonians 2:15
Los cuales mataron así al Señor Jesús como a sus mismos profetas, y a nosotros nos han perseguido; y no son agradables a Dios, y a todos los hombres son enemigos:

1 Thessalonians 2:16
Impidiéndonos para que no hablemos a los Gentiles a fin de que sean salvos; para henchir la medida de sus pecados siempre; porque la ira los ha alcanzado hasta el cabo.

1 Thessalonians 2:17
Mas, hermanos, nosotros privados de vosotros por un poco de tiempo, de la vista, no empero del corazón, hicimos mayor diligencia, con mucho deseo, para ver vuestro rostro.

1 Thessalonians 2:18
Por lo cual quisimos venir a vosotros, yo Pablo a la verdad, una vez y dos; mas nos estorbó Satanás.

1 Thessalonians 2:19
Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me glorie? ¿no lo sois pues vosotros delante del Señor nuestro Jesu Cristo en su venida?

1 Thessalonians 2:20
Que vosotros sois en verdad nuestra gloria y gozo.

1 Thessalonians 3:1
POR lo cual no lo pudiendo ya más sufrir, acordámos de quedarnos solos en Aténas;

1 Thessalonians 3:2
Y enviamos a Timoteo, nuestro hermano, y ministro de Dios, y ayudador nuestro en el evangelio de Cristo, a confirmaros y a exhortaros en cuanto a vuestra fé;

1 Thessalonians 3:3
Para que nadie se conmueva en estas tribulaciones; porque vosotros sabéis que nosotros somos puestos para esto.

1 Thessalonians 3:4
Que aun estando con vosotros os predecíamos que habíamos de pasar tribulaciones, como ha acontecido, y lo sabéis.

1 Thessalonians 3:5
Por lo cual también yo no lo pudiendo ya más aguantar, envié a reconocer vuestra fé, temiendo que no os haya tentado de algún modo el tentador, y que nuestro trabajo haya sido en vano.

1 Thessalonians 3:6
Empero volviendo ahora de vosotros a nosotros Timoteo, y trayéndonos las buenas nuevas de vuestra fé y caridad; y que siempre tenéis buena memoria de nosotros, deseando ardientemente vernos, como también nosotros a vosotros:

1 Thessalonians 3:7
En ello, hermanos, recibímos consolación de vosotros en toda nuestra aflicción y aprieto, por causa de vuestra fé;

1 Thessalonians 3:8
Porque ahora vivimos nosotros, si vosotros estáis firmes en el Señor.

1 Thessalonians 3:9
Por lo cual ¿qué hacimiento de gracias podremos dar a Dios otra vez por vosotros, por todo el gozo con que nos gozamos a causa de vosotros delante de nuestro Dios;

1 Thessalonians 3:10
Orando de noche y de día con grande instancia, que veamos vuestro rostro, y que cumplamos lo que falta a vuestra fé?

1 Thessalonians 3:11
Mas el mismo Dios y Padre nuestro, y el Señor nuestro Jesu Cristo encamine nuestro viaje a vosotros.

1 Thessalonians 3:12
Y el Señor os haga crecer y abundar en amor los unos para con los otros, y para con todos, así como también nosotros para con vosotros.

1 Thessalonians 3:13
Para que sean confirmados vuestros corazones en la santidad irreprensibles delante del Dios y Padre nuestro, en la venida del Señor nuestro Jesu Cristo con todos sus santos.

1 Thessalonians 4:1
RESTA, pues, hermanos, que os roguemos y exhortemos en el Señor Jesús, que de la manera que recibisteis de nosotros de como debéis andar, y agradar a Dios, así abundéis más y más.

1 Thessalonians 4:2
Porque ya sabéis qué mandamientos os dimos por el Señor Jesús.

1 Thessalonians 4:3
Porque la voluntad de Dios es esta, a saber, vuestra santificación; que os apartéis de fornicación.

1 Thessalonians 4:4
Que cada uno de vosotros sepa tener su propio vaso en santificación y honor;

1 Thessalonians 4:5
No con afecto de concupiscencia, como los Gentiles que no conocen a Dios:

1 Thessalonians 4:6
Que ninguno agravie, ni defraude en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os habémos dicho y protestado.

1 Thessalonians 4:7
Pues no nos ha llamado Dios para vivir en inmundicia, sino en santidad.

1 Thessalonians 4:8
Así que el que nos menosprecia, no menosprecia a hombre, sino a Dios, el cual también nos dió su Espíritu Santo.

1 Thessalonians 4:9
Empero, acerca del amor fraternal no habéis menester que os escriba; porque vosotros habéis aprendido de Dios que os améis los unos a los otros.

1 Thessalonians 4:10
Y a la verdad lo hacéis así con todos los hermanos que están por toda la Macedonia. Os rogamos, empero, hermanos, que vayais creciendo más y más;

1 Thessalonians 4:11
Y que procuréis estar quietos, y hacer vuestros propios negocios; y que obréis con vuestras manos de la manera que os habemos mandado;

1 Thessalonians 4:12
Y que andéis honestamente para con los de afuera; y que nada de ninguno hayais menester.

1 Thessalonians 4:13
Tampoco, hermanos, queremos que estéis en ignorancia acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

1 Thessalonians 4:14
Pues si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con él a los que durmieron en Jesús.

1 Thessalonians 4:15
Porque os decimos esto en palabra del Señor, que nosotros que vivimos, que habemos quedado hasta la venida del Señor, no seremos delanteros a los que durmieron ya.

1 Thessalonians 4:16
Porque el mismo Señor con algazara, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán los primeros.

1 Thessalonians 4:17
Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes a recibir al Señor en el aire; y así estaremos siempre con el Señor.

1 Thessalonians 4:18
Por tanto consoláos los unos a los otros en estas palabras.

1 Thessalonians 5:1
EMPERO acerca de los tiempos y de los momentos, no tenéis, hermanos, necesidad de que yo os escriba:

1 Thessalonians 5:2
Porque vosotros sabéis perfectamente, que el día del Señor, como ladrón en la noche, así vendrá.

1 Thessalonians 5:3
Que cuando dirán: Paz y seguridad: entónces vendrá sobre ellos destrucción de repente, como los dolores del parto sobre la mujer preñada; y no escaparán.

1 Thessalonians 5:4
Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os agarre como ladrón.

1 Thessalonians 5:5
Porque todos vosotros sois hijos de la luz, e hijos del día: no somos hijos de la noche, ni hijos de las tinieblas.

1 Thessalonians 5:6
Así, pues, no durmamos como los demás; ántes velemos y seamos sobrios.

1 Thessalonians 5:7
Porque los que duermen, de noche duermen; y los que están borrachos, de noche están borrachos.

1 Thessalonians 5:8
Mas nosotros, que somos hijos del día, seamos sobrios, vistiéndonos de la coraza de fé, y de amor, y por almete de la esperanza de salud.

1 Thessalonians 5:9
Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salud por medio de nuestro Señor Jesu Cristo:

1 Thessalonians 5:10
El cual murió por nosotros; para que, o que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él.

1 Thessalonians 5:11
Por lo cual consoláos los unos a los otros, y edificáos uno a otro, así como lo hacéis.

1 Thessalonians 5:12
Y, os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan;

1 Thessalonians 5:13
Y que los tengáis en la mayor estima, amándolos a causa de su obra: tenéd paz entre vosotros mismos.

1 Thessalonians 5:14
Os exhortamos, pues, hermanos, que amonestéis a los que andan desordenadamente, que consoléis a los de poco ánimo, que soportéis a los flacos, que seais sufridos para con todos.

1 Thessalonians 5:15
Mirád que ninguno dé a otro mal por mal; ántes seguíd siempre lo bueno los unos para con los otros, y para con todos.

1 Thessalonians 5:16
Estád siempre gozosos.

1 Thessalonians 5:17
Orád sin cesar.

1 Thessalonians 5:18
En todo dad gracias; porque esta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús acerca de vosotros.

1 Thessalonians 5:19
No apaguéis el Espíritu.

1 Thessalonians 5:20
No menospreciéis las profecías.

1 Thessalonians 5:21
Examinádlo todo: retenéd lo que fuere bueno.

1 Thessalonians 5:22
Apartáos de toda apariencia de mal.

1 Thessalonians 5:23
Y el mismo Dios de paz os santifique cabalmente; y que todo vuestro espíritu, y alma y cuerpo sean guardados irreprensibles para la venida del Señor nuestro Jesu Cristo.

1 Thessalonians 5:24
Fiel es el que os ha llamado, el cual también lo hará.

1 Thessalonians 5:25
Hermanos, orád por nosotros.

1 Thessalonians 5:26
Saludád a todos los hermanos con beso santo.

1 Thessalonians 5:27
Conjúroos por el Señor, que esta carta sea leida a todos los santos hermanos.

1 Thessalonians 5:28
La gracia de nuestro Señor Jesu Cristo sea con vosotros. Amén. La primera carta a los Tesalonicenses fué escrita de Aténas.

 

 

 

 

 

 

2 Tesalonicenses / 2 Thessalonians



2 Thessalonians 1:1
PABLO, y Silvano, y Timoteo, a la iglesia de los Tesalonicenses que es en Dios el Padre nuestro, y en el Señor Jesu Cristo.

2 Thessalonians 1:2
Gracia a vosotros y paz de Dios nuestro Padre, y del Señor Jesu Cristo.

2 Thessalonians 1:3
Debemos siempre dar gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es digno, de que vuestra fé va en grande crecimiento, y el amor de cada uno de todos vosotros abunda más y más entre vosotros:

2 Thessalonians 1:4
Tanto, que nosotros mismos nos gloriamos de vosotros en las iglesias de Dios, de vuestra paciencia y fé en todas vuestras persecuciones y tribulaciones que sufrís,

2 Thessalonians 1:5
En testimonio del justo juicio de Dios, para que seais tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis;

2 Thessalonians 1:6
Como es justo para con Dios, pagar con tribulación a los que os atribulan;

2 Thessalonians 1:7
Y a vosotros, que sois atribulados, daros reposo juntamente con nosotros, cuando se manifestará el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,

2 Thessalonians 1:8
En fuego de llama, para dar el pago a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio del Señor nuestro Jesu Cristo:

2 Thessalonians 1:9
Los cuales serán castigados con eterna perdición procedente de la presencia del Señor, y de la gloria de su poder;

2 Thessalonians 1:10
Cuando viniere para ser glorificado en sus santos, y a hacerse de admirar, en aquel día, en todos los que creyeron: por cuanto nuestro testimonio ha sido creido entre vosotros.

2 Thessalonians 1:11
Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, que nuestro Dios os repute dignos de su vocación, y cumpla toda la buena complacencia de su bondad, y la obra de fé con poder;

2 Thessalonians 1:12
Para que el nombre de nuestro Señor Jesu Cristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios, y del Señor Jesu Cristo.

2 Thessalonians 2:1
OS rogamos, pues, hermanos, por la venida de nuestro Señor Jesu Cristo, y por nuestro allegamiento a él,

2 Thessalonians 2:2
Que no seais conmovidos prestamente de vuestra firmeza de ánimo, ni seais alboratados ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como de nuestra parte, como que el día de Cristo esté cerca.

2 Thessalonians 2:3
No os engañe nadie en manera alguna; porque no vendrá aquel día, sin que venga ántes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición;

2 Thessalonians 2:4
El que se opone, y se levanta sobre todo lo que se llama Dios, o es adorado; tanto que, como Dios, se asiente en el templo de Dios, haciéndose parecer Dios.

2 Thessalonians 2:5
¿No os acordáis que, cuando estaba con vosotros, os decía esto?

2 Thessalonians 2:6
Y vosotros sabéis qué es lo que le impida ahora, para que a su tiempo se manifieste.

2 Thessalonians 2:7
Porque ya se obra el misterio de iniquidad: solamente que el que ahora impide, impedirá hasta que sea quitado de en medio.

2 Thessalonians 2:8
Y entónces será manifestado aquel inícuo, al cual el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con la claridad de su venida:

2 Thessalonians 2:9
A aquel cuya venida será según la operación de Satanás, con toda potencia, y señales, y milagros mentirosos,

2 Thessalonians 2:10
Y con todo engaño de iniquidad obrando en los que perecen: por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.

2 Thessalonians 2:11
Por tanto, pues, enviará Dios en ellos eficacia de engaño, para que crean a la mentira:

2 Thessalonians 2:12
Para que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, ántes se complacieron en la iniquidad.

2 Thessalonians 2:13
Mas nosotros debemos siempre dar gracias a Dios por vosotros, hermanos, amados del Señor, de que Dios os haya escogido, desde el principio, para salud, por medio de la santificación del Espíritu, y la fé de la verdad:

2 Thessalonians 2:14
A lo cual os llamó por nuestro evangelio para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesu Cristo.

2 Thessalonians 2:15
Así que, hermanos, estád firmes, y retenéd las tradiciones que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.

2 Thessalonians 2:16
Y el mismo Señor nuestro Jesu Cristo, y Dios y Padre nuestro, el cual nos amó, y nos dió consolación eterna, y buena esperanza por la gracia,

2 Thessalonians 2:17
Consuele vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra.

2 Thessalonians 3:1
EN fin, hermanos, orád por nosotros, que la palabra del Señor corra libremente, y sea glorificada, así como lo es entre vosotros:

2 Thessalonians 3:2
Y que seamos librados de hombres perversos y malos; porque no todos tienen fé.

2 Thessalonians 3:3
Mas fiel es el Señor que os confirmará, y os guardará de mal.

2 Thessalonians 3:4
Y tenemos confianza de vosotros en el Señor, que hacéis y haréis lo que os hemos mandado.

2 Thessalonians 3:5
El Señor enderece vuestros corazones en el amor de Dios, y en la paciencia de Cristo.

2 Thessalonians 3:6
Os denunciamos empero, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesu Cristo, que os apartéis de todo hermano que anduviere fuera de órden, y no conforme a la tradición que recibió de nosotros;

2 Thessalonians 3:7
Porque vosotros sabéis de qué manera es menester imitarnos; porque no nos hubimos desordenadamente entre vosotros:

2 Thessalonians 3:8
Ni comimos de balde el pan de nadie; ántes trabajámos con trabajo y fatiga de noche y de día, por no ser gravosos a ninguno de vosotros.

2 Thessalonians 3:9
No porque no tuviésemos potestad, mas por darnos a vosotros por dechado, para que nos imitaseis.

2 Thessalonians 3:10
Porque aun estando con vosotros os denunciábamos esto: Que si alguno no quisiere trabajar, tampoco coma.

2 Thessalonians 3:11
Porque oimos que andan algunos entre vosotros fuera de órden, no ocupándose en cosa alguna, sino en indagar lo que no les importa.

2 Thessalonians 3:12
Y a los que son tales, mandámosles y rogámosles por nuestro Señor Jesu Cristo, que trabajando con silencio coman su propio pan.

2 Thessalonians 3:13
Mas vosotros, hermanos, no desfallezcáis en bien hacer.

2 Thessalonians 3:14
Y si alguno no obedeciere a nuestra palabra por esta epístola, notád al tal, y no le tratéis para que se avergüence.

2 Thessalonians 3:15
Empero no le tengáis como a enemigo, sino amonestádle como a hermano.

2 Thessalonians 3:16
Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz de toda manera. El Señor sea con todos vosotros.

2 Thessalonians 3:17
La salutación de mi propia mano, de Pablo, que es mi signo en todas mis cartas. Así yo escribo.

2 Thessalonians 3:18
La gracia del Señor nuestro Jesu Cristo sea con todos vosotros. Amén. La segunda carta a los Tesalonicenses fué escrita de Aténas.

 

 

 

 

 

 

 

 

1 Timoteo / 1 Timothy



1 Timothy 1:1
PABLO, apóstol de Jesu Cristo por la ordenación de Dios Salvador nuestro, y del Señor Jesu Cristo, esperanza nuestra;

1 Timothy 1:2
A Timoteo, verdadero hijo mío en la fé: Gracia, misericordia, y paz de Dios nuestro Padre, y de Cristo Jesús nuestro Señor.

1 Timothy 1:3
Como te rogué, que te quedases en Efeso, cuando me partí para Macedonia, para que denunciases a algunos que no enseñen diversa doctrina:

1 Timothy 1:4
Ni escuchen a fábulas y genealogías interminables, que dan cuestiones más bien que edificación de Dios, que es en la fé: así házlo.

1 Timothy 1:5
Pues el fin del mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fé no fingida:

1 Timothy 1:6
De lo cual apartándose algunos, se han desviado, dándose a discursos vanos:

1 Timothy 1:7
Queriendo ser doctores de la ley, y no entendiendo ni lo que hablan, ni lo que afirman.

1 Timothy 1:8
Mas sabemos que la ley es buena, si se usa de ella legítimamente:

1 Timothy 1:9
Sabiendo que la ley no es puesta para el justo, sino para los injustos, y para los desobedientes, para los impíos y pecadores, para los malos y contaminados, para los matadores de padres y de madres, para los homicidas,

1 Timothy 1:10
Para los fornicarios, para los que se contaminan con varones, para los ladrones de hombres, para los mentirosos y perjuros; y si hay alguna otra cosa contraria a la sana doctrina,

1 Timothy 1:11
Conforme al evangelio glorioso del Dios bienaventurado, el cual a mí me ha sido encargado.

1 Timothy 1:12
Gracias doy al que me fortificó, a Cristo Jesús Señor nuestro, de que me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio:

1 Timothy 1:13
Habiendo yo sido ántes blasfemo, y perseguidor, e injuriador; mas fuí recibido a misericordia, porque lo hice con ignorancia en incredulidad.

1 Timothy 1:14
Mas la gracia del Señor nuestro superabundó con la fé y amor que es en Cristo Jesús.

1 Timothy 1:15
Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida de todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar los pecadores, de los cuales yo soy el primero.

1 Timothy 1:16
Mas por esto fuí recibido a misericordia, es a saber, para que Jesu Cristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habían de creer en él para vida eterna.

1 Timothy 1:17
Al Rey de siglos, inmortal, invisible, al solo sábio Dios, sea honor y gloria por siglos de los siglos. Amén.

1 Timothy 1:18
Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías pasadas de tí, milites por ellas buena milicia:

1 Timothy 1:19
Reteniendo la fé y una buena conciencia, la cual echando de sí algunos hicieron naufragio en la fé.

1 Timothy 1:20
De los cuales son Hímeneo y Alejandro, que yo entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

1 Timothy 2:1
AMONESTO, pues, ante todas cosas, que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres:

1 Timothy 2:2
Por los reyes, y por todos los que están en autoridad; que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.

1 Timothy 2:3
Porque esto es bueno y agradable delante de Dios Salvador nuestro:

1 Timothy 2:4
El cual quiere que todos los hombres sean salvos, y que vengan al conocimiento de la verdad.

1 Timothy 2:5
Porque hay un Dios, y asimismo un solo mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús;

1 Timothy 2:6
El cual se dió a sí mismo en precio del rescate por todos, para testimonio en su propio tiempo.

1 Timothy 2:7
Para lo que yo soy puesto por predicador y apóstol, (digo verdad en Cristo, no miento,) instruidor de las naciones en fé y verdad.

1 Timothy 2:8
Quiero, pues, que los varones oren en todo lugar, levantando manos limpias, sin ira ni contienda.

1 Timothy 2:9
Asimismo también oren las mujeres en hábito honesto, ataviándose de vergüenza y modestia; no con cabellos encrespados, o oro, o perlas, o vestidos costosos;

1 Timothy 2:10
Mas de buenas obras, como conviene a mujeres que profesan la piedad.

1 Timothy 2:11
La mujer aprenda en silencio con toda sujeción.

1 Timothy 2:12
Porque no permito a la mujer enseñar, ni tomarse autoridad sobre el varón, sino estar en silencio.

1 Timothy 2:13
Porque Adam fué formado el primero: luego Eva.

1 Timothy 2:14
Y Adam no fué engañado; mas la mujer siendo engañada incurrió en la prevaricación.

1 Timothy 2:15
Empero será salva engendrando hijos, si permaneciere en la fé y caridad, y en santificación y modestia.

1 Timothy 3:1
PALABRA verdadera es esta: Si alguno apetece obispado, obra excelente desea.

1 Timothy 3:2
Es necesario, pues, que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, vigilante, templado, de buenas costumbres, hospedador, apto para enseñar,

1 Timothy 3:3
No amador del vino, no heridor, no codicioso de ganancias torpes, mas moderado, no pendenciero, ajeno de avaricia:

1 Timothy 3:4
Que gobierne bien su casa, que tenga sus hijos en sujeción con toda honestidad;

1 Timothy 3:5
Porque el que no sabe gobernar su casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?

1 Timothy 3:6
No neófito, porque hinchándose de orgullo, no caiga en condenación del diablo.

1 Timothy 3:7
Y conviene que tenga también testimonio de los de afuera; porque no caiga en vituperio, y en lazo del diablo.

1 Timothy 3:8
Los diáconos asimismo sean honestos, no de dos lenguas, no dados a mucho vino, no amadores de torpes ganancias:

1 Timothy 3:9
Que tengan el misterio de la fé con limpia conciencia.

1 Timothy 3:10
Y estos también sean ántes probados; y así ministren, si fueren hallados irreprensibles.

1 Timothy 3:11
Asimismo sus mujeres sean honestas, no detractoras, templadas, fieles en todo.

1 Timothy 3:12
Los diáconos sean maridos de una sola mujer, que gobiernen bien sus hijos, y sus casas.

1 Timothy 3:13
Porque los que ejercieren bien el oficio de diácono, ganan para sí un buen grado, y mucha confianza en la fé que es en Cristo Jesús.

1 Timothy 3:14
Esto te escribo, con esperanza de que vendré presto a tí:

1 Timothy 3:15
Y si no viniere tan presto, para que sepas como te convenga conversar en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios vivo, columna y apoyo de la verdad.

1 Timothy 3:16
Y sin controversia grande es el misterio de la piedad: Dios ha sido manifestado en la carne; ha sido justificado en el Espíritu; ha sido visto de los ángeles; ha sido predicado entre las naciones; ha sido creido en el mundo; ha sido recibido en la gloria.

1 Timothy 4:1
EMPERO el Espíritu dice expresamente, que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fé, escuchando a espíritus engañadores, y a doctrinas de demonios,

1 Timothy 4:2
Que con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizada la conciencia:

1 Timothy 4:3
Que prohibirán casarse, y obligarán a abstenerse los hombres de las viandas que Dios creó para que con hacimiento de gracias participasen de ellas los que creen, y conocen la verdad.

1 Timothy 4:4
Porque todo lo que Dios creó, es bueno, y nada hay que desechar, tomándose con hacimiento de gracias;

1 Timothy 4:5
Porque por la palabra de Dios, y por la oración es santificado.

1 Timothy 4:6
Si esto propusieres a los hermanos, serás buen ministro de Jesu Cristo, criado en las palabras de la fé, y de la buena doctrina, la cual has alcanzado.

1 Timothy 4:7
Mas las fábulas profanas y de viejas desecha, y ejercítate para la piedad.

1 Timothy 4:8
Porque el ejercicio corporal para poco es provechoso; mas la piedad a todo aprovecha; porque tiene la promesa de esta vida presente, y de la venidera.

1 Timothy 4:9
Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida de todos.

1 Timothy 4:10
Que por esto aun trabajamos y somos maldichos, porque esperamos en el Dios viviente, el cual es Salvador de todos los hombres, y mayormente de los que creen.

1 Timothy 4:11
Esto manda, y enseña.

1 Timothy 4:12
Ninguno tenga en poco tu juventud; mas sé ejemplo de los fieles en palabra, en conversación, en caridad, en espíritu, en fé, en pureza.

1 Timothy 4:13
Entre tanto que vengo, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.

1 Timothy 4:14
No menosprecies el don que está en tí, que te es dado para profetizar, con la imposición de las manos de los presbíteros.

1 Timothy 4:15
Medita estas cosas; ocúpate cabalmente en ellas; de manera que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.

1 Timothy 4:16
Ten cuidado de tí mismo y de la doctrina: persiste en esto; porque si así lo hicieres, a tí mismo salvarás, y a los que te oyen.

1 Timothy 5:1
AL anciano no reprendas con dureza, mas exhórtale como a padre; a los jóvenes, como a hermanos;

1 Timothy 5:2
A las ancianas, como a madres; a las jóvenes, como a hermanas, con toda pureza:

1 Timothy 5:3
A las viudas honra, a las que de verdad son viudas:

1 Timothy 5:4
Empero si alguna viuda tuviere hijos, o nietos, aprendan primero a manifestar la piedad en casa, y a recompensar a sus padres; porque esto es honesto y acepto delante de Dios.

1 Timothy 5:5
Y la que de verdad es viuda y solitaria, espera en Dios, y persiste en suplicaciones y oraciones noche y día.

1 Timothy 5:6
Porque la que vive en delicias, viviendo está muerta.

1 Timothy 5:7
Denuncia pues estas cosas, para que sean irreprensibles.

1 Timothy 5:8
Mas si alguno no tiene cuidado de los suyos, y mayormente de los de su casa, ha negado la fé, y es peor que el infiel.

1 Timothy 5:9
La viuda sea puesta en oficio siendo no menos que de sesenta años, la cual haya sido mujer de un varón:

1 Timothy 5:10
Que tenga testimonio en buenas obras; si ha criado hijos; si ha hospedado; si ha lavado los piés de los santos; si ha socorrido a los que han padecido aflicción; si ha seguido toda buena obra.

1 Timothy 5:11
Mas a las viudas más mozas no admitas: que desde que han vivido disolutamente contra Cristo, quieren casarse:

1 Timothy 5:12
Condenadas ya, por haber abandonado la primera fé.

1 Timothy 5:13
Y asimismo también son ociosas, enseñadas a andar de casa en casa; y no solamente ociosas, empero aun parleras y curiosas, parlando lo que no conviene.

1 Timothy 5:14
Quiero, pues, que las mozas se casen, paran hijos, gobiernen la casa, y que ninguna ocasión den al adversario para decir mal.

1 Timothy 5:15
Porque ya algunas han vuelto atrás en pos de Satanás.

1 Timothy 5:16
Y si alguno, o alguna de los creyentes tiene viudas, manténgalas, y no sea cargada la iglesia; para que pueda socorrer a las que de verdad son viudas.

1 Timothy 5:17
Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doblada honra; y mayormente los que trabajan en la palabra y doctrina.

1 Timothy 5:18
Que la Escritura dice: No embozalarás al buey que trilla. Y: Digno es el obrero de su jornal.

1 Timothy 5:19
Contra el anciano no recibas acusación, sino ante dos o tres testigos.

1 Timothy 5:20
A los que pecaren repréndelos delante de todos, para que los otros también teman.

1 Timothy 5:21
Te requiero delante de Dios, y del Señor Jesu Cristo, y de sus ángeles escogidos, que guardes estas cosas sin preocupación, que nada hagas por parcialidad.

1 Timothy 5:22
No impongas ligeramente las manos sobre alguno, ni seas participante en pecados ajenos: consérvate puro a tí mismo.

1 Timothy 5:23
No bebas de aquí adelante agua, sino usa de un poco de vino por causa del estómago, y de tus continuas enfermedades.

1 Timothy 5:24
Los pecados de algunos hombres son manifiestos ya, yendo delante de ellos a juicio: a otros les vienen después.

1 Timothy 5:25
Asimismo también las buenas obras de algunos son manifiestas de antemano; y las que son de otra manera, no se pueden esconder.

1 Timothy 6:1
TODOS los que están debajo de yugo de servidumbre, tengan a sus señores por dignos de toda honra, porque no sea blasfemado el nombre del Señor y su doctrina.

1 Timothy 6:2
Y los que tienen señores creyentes, no los tengan en ménos, por ser sus hermanos; ántes los sirvan mejor, por cuanto son fieles y amados, y partícipes del beneficio. Estas cosas enseña, y exhorta.

1 Timothy 6:3
Si alguno enseña de otra manera, y no se atiene a las sanas palabras de nuestro Señor Jesu Cristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad,

1 Timothy 6:4
Hinchado es, nada sabe, sino que enloquece acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, maledicencias, malas sospechas,

1 Timothy 6:5
Disputas perversas de hombres de corrompido entendimiento, y privados de la verdad, y que tienen la piedad por grangería: apártate de los que son tales.

1 Timothy 6:6
Grande grangería empero es la piedad, con el contentamiento de lo que basta.

1 Timothy 6:7
Porque nada trajimos al mundo, y sin duda nada podremos sacar.

1 Timothy 6:8
Así que teniendo sustento, y con que cubrirnos, seamos contentos con esto.

1 Timothy 6:9
Porque los que quieren ser ricos, caen en tentación y en lazo, y en muchas codicias insensatas y dañosas, que anegan a los hombres en perdición y muerte.

1 Timothy 6:10
Porque el amor del dinero es raíz de todos los males; el cual codiciando algunos erraron de la fé, y a sí mismos se traspasaron de muchos dolores.

1 Timothy 6:11
Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas; y sigue la justicia, la piedad, la fé, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

1 Timothy 6:12
Pelea la buena pelea de fé: echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo eres llamado, habiendo hecho buena profesión delante de muchos testigos.

1 Timothy 6:13
Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Jesu Cristo, que testificó una buena profesión delante de Poncio Pilato,

1 Timothy 6:14
Que guardes este mandamiento sin mácula, ni reprensión, hasta que aparezca el Señor nuestro Jesu Cristo:

1 Timothy 6:15
Al cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo poderoso, Rey de reyes, y Señor de señores:

1 Timothy 6:16
Que solo tiene inmortalidad, que habita en luz a donde no se puede llegar: a quien ninguno de los hombres vió jamás, ni puede ver: al cual sea la honra, y el imperio sempiterno. Amén.

1 Timothy 6:17
A los ricos en este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en la incertidumbre de las riquezas; sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las gocemos.

1 Timothy 6:18
Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, prontos para repartir, comunicativos.

1 Timothy 6:19
Atesorando para sí buen fundamento para en lo porvenir, para que echen mano a la vida eterna.

1 Timothy 6:20
Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, apartándote de las disputas profanas y vacías, y de las objeciones de la ciencia falsamente llamada así:

1 Timothy 6:21
La cual muchos profesando, han errado acerca de la fé. La gracia sea contigo. Amén. La primera a Timoteo fué escrita de Laodicea, que es metrópoli de la Frigia Pacatiana.

 

 

 

 

 

 

2 Timoteo / 2 Timothy



2 Timothy 1:1
PABLO, apóstol de Jesu Cristo, por la voluntad de Dios según la promesa de la vida, que es por Cristo Jesús,

2 Timothy 1:2
A Timoteo, mi amado hijo: Gracia, misericordia, y paz de Dios el Padre, y de Jesu Cristo Señor nuestro.

2 Timothy 1:3
Doy gracias a Dios, a quien sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar tengo memoria de tí en mis oraciones noche y día;

2 Timothy 1:4
Deseando mucho verte, acordándome de tus lágrimas, para que me llene de gozo;

2 Timothy 1:5
Trayendo a la memoria la fé no fingida que está en tí, que también habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice; y estoy cierto que habita en tí también.

2 Timothy 1:6
Por lo cual te amonesto, que despiertes el don de Dios que está en tí por la imposición de mis manos.

2 Timothy 1:7
Porque no nos ha dado Dios el espíritu de temor, sino el de fortaleza, y de amor, y de cordura.

2 Timothy 1:8
Por tanto no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mí que soy su prisionero; ántes sé partícipe de los trabajos del evangelio según la virtud de Dios,

2 Timothy 1:9
El cual nos ha salvado, y nos ha llamado con santa vocación, no según nuestras obras, mas según su propio propósito, y gracia, la cual nos fué dada en Cristo Jesús, ántes de los tiempos de los siglos;

2 Timothy 1:10
Mas ahora es manifestada por la manifestación de nuestro Salvador Jesu Cristo, el cual verdaderamente acabó con la muerte, y sacó a luz la vida y la inmortalidad por medio del evangelio:

2 Timothy 1:11
Del cual yo soy constituido predicador, y apóstol, y maestro de los Gentiles.

2 Timothy 1:12
Por cuya causa asimismo padezco estas cosas; mas no me avergüenzo; porque yo sé a quien he creido, y estoy cierto que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.

2 Timothy 1:13
Retén firmemente la forma de las sanas palabras que de mí oiste, en fé y amor que es en Cristo Jesús.

2 Timothy 1:14
Guarda, pues, el buen depósito por el Espíritu Santo que habita en nosotros.

2 Timothy 1:15
Ya sabes esto, que se me han vuelto en contrarios todos los que están en Asia; de los cuales son Figello, y Hermógenes.

2 Timothy 1:16
Dé el Señor misericordia a la casa de Onesiforo, que muchas veces me refrigeró, y no se avergonzó de mi cadena:

2 Timothy 1:17
Ántes estando él en Roma, me buscó solícitamente, y me halló.

2 Timothy 1:18
Déle el Señor que halle misericordia cerca del Señor en aquel día. Y cuanto nos ayudó en Efeso, tú lo sabes muy bien.

2 Timothy 2:1
TÚ, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

2 Timothy 2:2
Y lo que has oido de mí entre muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que serán idóneos para enseñar también a otros.

2 Timothy 2:3
Tú, pues, sufre trabajos como fiel soldado de Jesu Cristo.

2 Timothy 2:4
Ninguno que milita, se envuelve en los negocios de esta vida por agradar a aquel que le escogió por soldado.

2 Timothy 2:5
Y aun también el que pelea en la palestra, no es coronado si no hubiere peleado legítimamente.

2 Timothy 2:6
El labrador, para recibir los frutos, es menester que trabaje primero.

2 Timothy 2:7
Entiende lo que digo: déte, pues, el Señor entendimiento en todo.

2 Timothy 2:8
Acuérdate que Jesu Cristo, de la simiente de David, resucitó de los muertos, conforme a mi evangelio:

2 Timothy 2:9
Por el cual sufro trabajos, como malhechor, hasta verme entre prisiones; mas la palabra de Dios no está presa.

2 Timothy 2:10
Por tanto todo lo sufro por amor de los escogidos, para que ellos también consigan la salud que es en Cristo Jesús, con gloria eterna.

2 Timothy 2:11
Palabra fiel: Que si morimos con él, también viviremos con él:

2 Timothy 2:12
Si sufrimos, también reinarémos con él: si le negamos, él también nos negará:

2 Timothy 2:13
Si no creemos, él empero se queda fiel: no se puede negar a sí mismo.

2 Timothy 2:14
Recuérdales estas cosas, protestando delante del Señor, que no tengan contiendas en palabras, que para nada aprovechan, sino para trastornar a los oyentes.

2 Timothy 2:15
Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, obrero que no tiene de qué avergonzarse, que distribuye bien la palabra de verdad.

2 Timothy 2:16
Mas aléjate de los promovedores de disputas profanas y vanas, porque mucho aprovecharán en la impiedad.

2 Timothy 2:17
Y la palabra de ellos corroerá como gangrena; de los cuales es Himeneo, y Fileto,

2 Timothy 2:18
Que se han descaminado de la verdad, diciendo que la resurrección ha ya pasado, y trastornan la fé de algunos.

2 Timothy 2:19
Mas el fundamento de Dios está firme, el cual tiene este sello: Conoce el Señor los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que nombra el nombre de Cristo.

2 Timothy 2:20
Empero en una casa grande, no solamente hay vasos de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y asimismo unos para honra, y otros para deshonra.

2 Timothy 2:21
Así que el que se purificare de estas cosas, será vaso para honra santificado y útil para los usos del Señor, y aparejado para toda buena obra.

2 Timothy 2:22
También, huye de los deseos juveniles; mas sigue la justicia, la fé, la caridad, la paz, con los que invocan al Señor de limpio corazón.

2 Timothy 2:23
Empero las cuestiones insensatas e insulsas desecha, sabiendo que engendran contiendas.

2 Timothy 2:24
Y el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino manso para con todos, apto para enseñar, sufrido;

2 Timothy 2:25
Que con mansedumbre instruya a los que resisten; por si quizá Dios les dé que se arrepientan, y conozcan la verdad;

2 Timothy 2:26
Y que se despierten y se desenreden del lazo del diablo, los que son tomados vivos por él según su voluntad.

2 Timothy 3:1
ESTO empero sabe, que en los postreros dias, vendrán tiempos trabajosos.

2 Timothy 3:2
Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, jactanciosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a sus padres, ingratos, impuros,

2 Timothy 3:3
Sin afecto natural, desleales, calumniadores, incontinentes, crueles, aborrecedores de lo bueno,

2 Timothy 3:4
Traidores, temerarios, hinchados, amadores de placeres, más bien que amadores de Dios;

2 Timothy 3:5
Teniendo la apariencia de piedad, mas negando la eficacia de ella; a los tales también evita.

2 Timothy 3:6
Porque de estos son los que se entran por las casas, y llevan cautivas a mujercillas, cargadas de pecados, llevadas de diversas concupiscencias;

2 Timothy 3:7
Que siempre aprenden, y nunca pueden acabar de llegar al conocimiento de la verdad.

2 Timothy 3:8
Y de la manera que Jannes y Jambres resistieron a Moisés, así también estos resisten a la verdad: hombres corrompidos de entendimiento, réprobos acerca de la fé:

2 Timothy 3:9
Mas no irán muy adelante; porque su locura será manifiesta a todos, como también lo fué la de aquellos.

2 Timothy 3:10
Tú empero has entendido cumplidamente mi doctrina, manera de vivir, intento, fé, largueza de ánimo, amor, paciencia,

2 Timothy 3:11
Persecuciones, aflicciones, las cuales me sobrevinieron en Antioquía, Iconio, Listra: cuales persecuciones he sufrido; mas de todas ellas me ha librado el Señor.

2 Timothy 3:12
Y aun todos los que quieren vivir piamente en Cristo, padecerán persecución.

2 Timothy 3:13
Mas los malos hombres, y los engañadores, aprovecharán de mal en peor, engañando, y siendo engañados.

2 Timothy 3:14
Así que tú está firme en lo que has aprendido, y de que has sido persuadido, sabiendo de quien has aprendido;

2 Timothy 3:15
Y que desde la niñez has sabido las sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salud por medio de la fé que es en Cristo Jesús.

2 Timothy 3:16
Toda la Escritura es inspirada divinamente, y es útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instituir en justicia,

2 Timothy 3:17
Para que el hombre de Dios sea perfecto, perfectamente instruido para toda buena obra.

2 Timothy 4:1
REQUIÉROTE, pues, yo delante de Dios, y del Señor Jesu Cristo, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos en su manifestación, y en su reino;

2 Timothy 4:2
Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda blandura y doctrina:

2 Timothy 4:3
Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, ántes teniendo comezón en las orejas, se amontonarán maestros que les hablen conforme a sus mismas concupiscencias.

2 Timothy 4:4
Y así apartarán de la verdad el oido, y se volverán a las fábulas.

2 Timothy 4:5
Tú por tanto vela en todo, sufre trabajos, haz obra de evangelista, cumple bien tu ministerio:

2 Timothy 4:6
Porque yo ya presto soy sacrificado, y el tiempo de mi desatamiento está cercano.

2 Timothy 4:7
Buena milicia he militado, acabado he la carrera, he guardado la fé.

2 Timothy 4:8
Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, el juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

2 Timothy 4:9
Procura de venir presto a mí;

2 Timothy 4:10
Porque Démas me ha desamparado, amando este mundo presente, y es ido a Tesalónica; Crescente a Galacia; Tito a Dalmacia.

2 Timothy 4:11
Lúcas solo está conmigo. Toma a Márcos, y traéle contigo; porque me es útil para el ministerio.

2 Timothy 4:12
A Tíquico envié a Efeso.

2 Timothy 4:13
La capa que dejé en Troas en casa de Carpo, traéla contigo cuando vinieres, y los libros, mayormente los pergaminos.

2 Timothy 4:14
Alejandro el metalero me ha diseñado muchos males: Dios le pague conforme a sus hechos:

2 Timothy 4:15
Del cual tú también te guarda: que en grande manera ha resistido a nuestras palabras.

2 Timothy 4:16
En mi primera defensa ninguno estuvo conmigo; ántes me desampararon todos: ruego a Dios no les sea imputado.

2 Timothy 4:17
Mas el Señor estuvo a mi lado, y me esforzó para que por mí fuese cumplida la predicación, y todos los Gentiles la oyesen; y fuí librado de la boca del león.

2 Timothy 4:18
Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial: al cual sea gloria por siglos de siglos. Amén.

2 Timothy 4:19
Saluda a Prisca y a Aquila, y a la casa de Onesiforo.

2 Timothy 4:20
Erasto se quedó en Corinto; y a Trofimo le dejé en Mileto enfermo.

2 Timothy 4:21
Apresúrate a venir ántes del invierno. Eubulo te saluda, y Pudente, y Lino, y Claudia, y todos los hermanos.

2 Timothy 4:22
El Señor Jesu Cristo sea con tu espíritu. La gracia sea con vosotros. Amén. La segunda a Timoteo, fué escrita de Roma: el cual fué el primer obispo, que fué ordenado en Efeso, cuando Pablo fué presentado la segunda vez a César Nerón.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tito / Titus



Titus 1:1
PABLO, siervo de Dios, y após- tol de Jesu Cristo según la fé de los escogidos de Dios, y el conocimiento de la verdad, que es según la piedad;

Titus 1:2
Para la esperanza de la vida eterna, la cual prometió Dios que no sabe mentir, ántes de los tiempos de los siglos;

Titus 1:3
Y manifestó a sus tiempos su palabra por la predicación, que me es a mí encomendada por mandamiento de Dios nuestro Salvador:

Titus 1:4
A Tito, mi verdadero hijo en la común fé: Gracia, misericordia, y paz de Dios Padre, y del Señor Jesu Cristo Salvador nuestro.

Titus 1:5
Por esta causa te dejé en Creta, es a saber, para que corrigieses lo que falta, y pusieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé:

Titus 1:6
El que fuere sin crímen, marido de una mujer, que tenga hijos fieles, que no puedan ser acusados de disolución, o que sean contumaces.

Titus 1:7
Porque es menester que el obispo sea sin crímen, como el dispensador de Dios; no soberbio, no iracundo, no amador del vino, no heridor, no codicioso de torpe ganancia:

Titus 1:8
Mas hospedador, amador de los hombres buenos, prudente, justo, santo, templado;

Titus 1:9
Reteniendo firmemente la fiel palabra que es conforme a la doctrina; para que pueda exhortar con sana doctrina, y también convencer a los que contradijeren.

Titus 1:10
Porque hay muchos contumaces, y habladores de vanidades, y engañadores de las almas, mayormente los que son de la circuncisión:

Titus 1:11
A los cuales conviene tapar la boca: que trastornan casas enteras, enseñando lo que no conviene por torpe ganancia.

Titus 1:12
Dijo uno de ellos, propio profeta de ellos: Los Cretenses, siempre son mentirosos, malas bestias, vientres perezosos.

Titus 1:13
Este testimonio es verdadero; por tanto repréndelos duramente, para que sean sanos en la fé;

Titus 1:14
No escuchando a fábulas Judáicas, y a mandamientos de hombres, que desvían de la verdad.

Titus 1:15
Para los puros ciertamente todas las cosas son puras; mas para los contaminados e incrédulos nada es puro; ántes su mismo entendimiento y también su conciencia son contaminados.

Titus 1:16
Profésanse conocer a Dios, mas con los hechos le niegan; siendo abominables y rebeldes, y reprobados para toda buena obra.

Titus 2:1
TÚ empero habla las cosas que convienen a la sana doctrina:

Titus 2:2
Los ancianos, que sean sobrios, graves, prudentes, sanos en la fé, en la caridad, en la paciencia.

Titus 2:3
Las ancianas, asimismo, que se comporten santamente, que no sean calumniadoras, ni dadas a mucho vino, sino maestras de honestidad:

Titus 2:4
Que a las mujeres jóvenes enseñen a ser prudentes, a que amén a sus maridos, a que amén a sus hijos,

Titus 2:5
A que sean prudentes, castas, que tengan cuidado de la casa, buenas, sujetas a sus maridos; porque la palabra de Dios no sea blasfemada.

Titus 2:6
Exhorta asimismo a los jóvenes que sean cuerdos.

Titus 2:7
Dándote a tí mismo en todo por ejemplo de buenas obras: mostrando en la enseñanza, integridad, gravedad, sinceridad,

Titus 2:8
Palabra sana, e irreprensible: que el adversario se avergüence, no teniendo mal alguno que decir de vosotros.

Titus 2:9
Exhorta a los siervos, que sean sujetos a sus señores, que les agraden en todo, no respondones;

Titus 2:10
En nada defraudando, ántes mostrando toda buena lealtad; para que adornen en todo la doctrina de nuestro Salvador Dios.

Titus 2:11
Porque la gracia de Dios que trae salud se ha manifestado a todos los hombres,

Titus 2:12
Enseñándonos, que, renunciando a la impiedad, y a los deseos mundanales, vivamos en este siglo templada, y justa, y piadosamente;

Titus 2:13
Esperando aquella esperanza bienaventurada, y la venida gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesu Cristo;

Titus 2:14
Que se dió a sí mismo por nosotros, para redemirnos de toda iniquidad, y limpiar para sí un pueblo propio, seguidor de buenas obras:

Titus 2:15
Esto habla, y exhorta, y reprende con toda autoridad: nadie te tenga en poco.

Titus 3:1
AMONÉSTALES que se sujeten a los principados y potestades, que obedezcan, que estén aparejados a toda buena obra:

Titus 3:2
Que no digan mal de nadie, que no sean pendencieros, mas modestos, mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres.

Titus 3:3
Porque también éramos nosotros insensatos en otro tiempo, rebeldes, errados, sirviendo a concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y en envidia, aborrecibles, aborreciendo los unos a los otros:

Titus 3:4
Mas cuando se manifestó la bondad del Salvador nuestro Dios, y su amor para con los hombres,

Titus 3:5
No por las obras de justicia que nosotros habíamos hecho, mas por su misericordia, nos salvó por el lavamiento de la regeneración, y de la renovación del Espíritu Santo;

Titus 3:6
El cual derramó en nosotros ricamente por Jesu Cristo Salvador nuestro:

Titus 3:7
Para que justificados por su gracia, seamos hechos herederos según la esperanza de la vida eterna.

Titus 3:8
Palabra fiel, y estas cosas quiero que afirmes constantemente: que los que creen a Dios, procuren sobresalir en buenas obras. Esto es lo bueno y lo útil para los hombres.

Titus 3:9
Mas evita las cuestiones insensatas, y las genealogías, y las contenciones, y disputas sobre la ley; porque son sin provecho y vanas.

Titus 3:10
Al hombre herege, después de una y otra amonestación, deséchale:

Titus 3:11
Estando cierto que el tal es trastornado, y peca, siendo condenado de su propio juicio.

Titus 3:12
Cuando enviare a tí a Artemas, o a Tíquico, dáte priesa en venir a mí a Nicópolis; porque allí he determinado de invernar.

Titus 3:13
A Zénas doctor de la ley, y a Apolo envía delante, procurando que nada les falte.

Titus 3:14
Aprendan asimismo los nuestros a sobresalir en buenas obras para los usos necesarios, porque no sean inútiles.

Titus 3:15
Todos los que están conmigo te saludan. Saluda a los que nos aman en la fé. La gracia sea con todos vosotros. Amén. A Tito, el cual fué el primer obispo ordenado para la iglesia de los Cretenses, escrita de Nicópolis de Macedonia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Filemón / Philemon



Philemon 1:1
PABLO, preso por causa de Jesu Cristo, y el hermano Timoteo, a Filemón amado, y coadjutor nuestro;

Philemon 1:2
Y a nuestra amada Apfia, y a Arquipo, compañero de nuestra milicia, y a la iglesia que está en tu casa:

Philemon 1:3
Gracia y paz hayais de Dios nuestro Padre, y del Señor Jesu Cristo.

Philemon 1:4
Doy gracias a mi Dios haciendo siempre memoria de tí en mis oraciones,

Philemon 1:5
Oyendo de tu amor, y de la fé que tienes en el Señor Jesús, y para con todos los santos:

Philemon 1:6
Que la comunicación de tu fé sea eficaz en el reconocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús:

Philemon 1:7
Porque tenemos gran gozo y consolación de tu amor, por que por tí, hermano, han sido recreadas las entrañas de los santos.

Philemon 1:8
Por lo cual, aunque tengo mucho atrevimiento en Cristo para mandarte lo que conviene,

Philemon 1:9
Ruégote ántes, por amor, siendo como soy, Pablo el anciano, y aun ahora preso por amor de Jesu Cristo.

Philemon 1:10
Te ruego por mi hijo Onésimo, que he engendrado en mis prisiones;

Philemon 1:11
El cual en otro tiempo te fué inútil, mas ahora asaz útil para tí, y para mí.

Philemon 1:12
A quien he vuelto a enviar: recíbele tú, pues, como a mis mismas entrañas.

Philemon 1:13
Yo había querido detenerle conmigo, para que en lugar de tí me sirviese en las prisiones del evangelio.

Philemon 1:14
Mas nada quise hacer sin tu consejo, porque tu beneficio no fuese como de necesidad, sino voluntario.

Philemon 1:15
Porque quizá se ha apartado de tí por algún tiempo, para que le volvieses a tener para siempre:

Philemon 1:16
Ya no como siervo, ántes más que siervo, a saber, como hermano amado, mayormente de mí; y ¿cuánto más de tí, en la carne, y en el Señor?

Philemon 1:17
Así que, si me tienes por compañero, recíbele como a mí.

Philemon 1:18
Y si en algo te dañó, o te debe, pónlo a mi cuenta.

Philemon 1:19
Yo Pablo lo escribí con mi misma mano: yo lo repagaré; por no decirte que aun a tí mismo te me debes de más.

Philemon 1:20
Así hermano, góceme yo de tí en el Señor, que recrees mis entrañas en el Señor.

Philemon 1:21
Te he escrito confiando en tu obediencia, sabiendo que aun harás más de lo que digo.

Philemon 1:22
Y asimismo también apareja de hospedarme; porque espero que por vuestras oraciones os tengo de ser concedido.

Philemon 1:23
Te saludan Epafras, mi compañero en la prisión por Cristo Jesús.

Philemon 1:24
Márcos, Aristarco, Démas, Lúcas, mis colaboradores.

Philemon 1:25
La gracia de nuestro Señor Jesu Cristo sea con vuestro espíritu. Amén. A Filemón, fué escrita de Roma por Onésimo siervo.