LA SANTA BIBLIA

Versión Reina-Valera 1865

1 Reyes / 1 Kings,  2 Reyes / 2 Kings

1 Crónicas / 1 Chronicles,  2 Crónicas / 2 Chronicles,
Esdras / Ezra,  Nehemías / Nehemiah,  Esther / Esther



1 Kings 1:1
COMO el rey David se hizo viejo, y entrado en dias, cubríanle de vestidos, mas no se calentaba.

1 Kings 1:2
Y dijéronle sus siervos: Busquen a mi señor el rey una moza vírgen, que esté delante del rey, y le caliente, y duerma en su seno, y calentará a mi señor el rey.

1 Kings 1:3
Y buscaron una moza hermosa por todo el término de Israel, y hallaron a Abisag Sunamita, y trajéronla al rey.

1 Kings 1:4
Y la moza era muy hermosa, la cual calentaba al rey, y le servía; mas el rey nunca la conoció.

1 Kings 1:5
Entónces Adonías, hijo de Hagit, se levantó, diciendo: Yo reinaré. E hízose hacer carros y gente de a caballo, y cincuenta varones que corriesen delante de él.

1 Kings 1:6
Y su padre nunca le entristeció en todos sus dias para decirle: ¿Por qué haces así? Y también este era de hermoso parecer: y habíale engendrado después de Absalom.

1 Kings 1:7
Y tenía tratos con Joab, hijo de Sarvia, y con Abiatar el sacerdote, los cuales ayudaban a Adonías.

1 Kings 1:8
Mas Sadoc el sacerdote, y Banaias, hijo de Joiada, y Natán profeta, y Semeí, y Reihi, y todos los grandes de David no seguían a Adonías.

1 Kings 1:9
Y sacrificó Adonías ovejas y vacas, y animales engordados, junto a la peña de Zohelet, que está cerca de la fuente de Rogel, y convidó a todos sus hermanos los hijos del rey, y a todos los varones de Judá, siervos del rey.

1 Kings 1:10
Mas a Natán profeta, ni a Banaias, ni a los grandes, ni a Salomón su hermano, no convidó.

1 Kings 1:11
Y habló Natán a Bersabée madre de Salomón, diciendo: ¿No has oido que reina Adonías hijo de Hagit, sin saberlo nuestro señor David?

1 Kings 1:12
Ven pues ahora, y toma mi consejo, para que guardes tu vida, y la vida de tu hijo Salomón.

1 Kings 1:13
Vé, y entra al rey David, y díle: ¿Rey, señor mío, no has tú jurado a tu sierva, diciendo: Salomón tu hijo reinará después de mí, y él se asentará sobre mi trono? ¿Por qué pues reina Adonías?

1 Kings 1:14
Y estando tú aun hablando con el rey, yo entraré tras tí, y acabaré tus razones.

1 Kings 1:15
Entónces Bersabée entró al rey a la cámara, y el rey era muy viejo; y Abisag Sunamita servía al rey.

1 Kings 1:16
Y Bersabée se inclinó, e hizo reverencia al rey, y el rey dijo:

1 Kings 1:17
¿Qué tienes? Y ella le respondió: Señor mío, tú juraste a tu sierva por Jehová tu Dios, diciendo: Salomón tu hijo reinará después de mí, y él se asentará sobre mi trono.

1 Kings 1:18
Y, he aquí que ahora Adonías reina; y ahora tú, rey mi señor, no lo supiste.

1 Kings 1:19
Ha sacrificado bueyes, y animales engordados, y muchas ovejas; y ha convidado a todos los hijos del rey, y a Abiatar el sacerdote, y a Joab general del ejército; mas a Salomón tu siervo no ha convidado.

1 Kings 1:20
Rey, señor mío, los ojos de todo Israel están sobre tí, para que les declares, quién se ha de asentar sobre el trono de mi señor el rey, después de él.

1 Kings 1:21
Y acontecerá que cuando mi señor el rey durmiere con sus padres, que yo y mi hijo Salomón seremos tratados como pecadores.

1 Kings 1:22
Y estando aun hablando ella con el rey, he aquí Natán profeta que vino.

1 Kings 1:23
E hicieron saber al rey, diciendo: He aquí está Natán profeta: el cual como entró al rey postróse delante del rey, inclinando su rostro a tierra.

1 Kings 1:24
Y dijo Natán: Rey señor mío, ¿has tú dicho: Adonías reinará después de mí, y él se asentará sobre mi trono?

1 Kings 1:25
Porque hoy ha descendido, y ha sacrificado bueyes, y animales engordados, y muchas ovejas; y ha convidado a todos los hijos del rey, y a los capitanes del ejército, y también a Abiatar sacerdote, y, he aquí, están comiendo y bebiendo delante de él, y han dicho: Viva el rey Adonías.

1 Kings 1:26
Mas ni a mí tu siervo, ni a Sadoc el sacerdote, ni a Banaias, hijo de Joiada, ni a Salomón tu siervo ha convidado.

1 Kings 1:27
¿Este negocio es mandado por mi señor el rey, sin haber declarado a tu siervo quién se había de sentar sobre el trono de mi señor el rey después de él?

1 Kings 1:28
Entónces el rey David respondió, y dijo: Llamádme a Bersabée: y ella entró delante del rey, y púsose delante del rey.

1 Kings 1:29
Y el rey juró, diciendo: Vive Jehová, que ha redimido mi alma de toda angustia,

1 Kings 1:30
Que como yo te he jurado por Jehová Dios de Israel, diciendo: Tu hijo Salomón reinará después de mí, y él se asentará en mi trono en mi lugar, que así lo haré hoy.

1 Kings 1:31
Entónces Bersabée se inclinó al rey su rostro a tierra, e inclinándose al rey dijo: Viva mi señor el rey David para siempre.

1 Kings 1:32
Y el rey David dijo: Llamádme a Sadoc sacerdote, y a Natán profeta, y a Banaias, hijo de Joiada. Y ellos entraron delante del rey.

1 Kings 1:33
Y el rey les dijo: Tomád con vosotros los siervos de vuestro señor, y hacéd subir a Salomón mi hijo en mi mula, y llevádle a Gijón.

1 Kings 1:34
Y allí le ungirán Sadoc sacerdote y Natán profeta por rey sobre Israel: y tocaréis trompeta, diciendo: Viva el rey Salomón.

1 Kings 1:35
Y vosotros iréis detrás de él; y vendrá, y asentarse ha en mi trono, y él reinará por mí: porque a él he mandado, que sea príncipe sobre Israel y sobre Judá.

1 Kings 1:36
Entónces Banaias, hijo de Joiada, respondió al rey, y dijo: Amén. Así lo diga Jehová, Dios de mi señor el rey.

1 Kings 1:37
De la manera que Jehová ha sido con mi señor el rey, así sea con Salomon: y él haga mayor su trono, que el trono de mi señor el rey David.

1 Kings 1:38
Y descendió Sadoc sacerdote, y Natán profeta, y Banaias, hijo de Joiada, y los Cereteos, y los Feleteos, e hicieron subir a Salomón sobre la mula del rey David, y lleváronle a Gijón.

1 Kings 1:39
Y tomando Sadoc sacerdote el cuerno del aceite del tabernáculo, ungió a Salomon: y tocaron trompeta, y dijeron todo el pueblo: Viva el rey Salomón.

1 Kings 1:40
Y todo el pueblo subió en pos de él, y cantaba el pueblo con flautas, y hacían grandes alegrías que parecía que la tierra se abría con el clamor de ellos.

1 Kings 1:41
Y oyólo Adonías, y todos los convidados que con él estaban, que ya habían acabado de comer, y oyendo Joab el sonido de la trompeta, dijo: ¿Por qué se alborota la ciudad con estruendo?

1 Kings 1:42
Estando aun él hablando, he aquí Jonatán, hijo de Abiatar sacerdote, vino, al cual dijo Adonías: Entra, porque tú hombre eres de esfuerzo, y traerás buenas nuevas.

1 Kings 1:43
Y Jonatán respondió, y dijo a Adonías: Ciertamente nuestro señor el rey David ha hecho rey a Salomón.

1 Kings 1:44
Y el rey ha enviado con él a Sadoc sacerdote, y a Natán profeta, y a Banaias, hijo de Joiada, y también a los Cereteos, y a los Feleteos, los cuales le hicieron subir en la mula del rey:

1 Kings 1:45
Y Sadoc sacerdote y Natán profeta le han ungido en Gijón, por rey: y de allá han subido con alegrías, y la ciudad esta llena de estruendo; y este es el alboroto que habéis oido.

1 Kings 1:46
Y también Salomón se ha asentado sobre el trono del reino.

1 Kings 1:47
Y aun los siervos del rey han venido a bendecir a nuestro señor el rey David, diciendo: Dios haga bueno el nombre de Salomón más que tu nombre: y haga mayor su trono que el tuyo. Y el rey se inclinó sobre la cama.

1 Kings 1:48
Y aun el rey habló así: Bendito sea Jehová Dios de Israel, que ha dado hoy quien se asiente en mi trono viéndolo mis ojos.

1 Kings 1:49
Ellos entónces se estremecieron, y levantáronse todos los convidados que estaban con Adonías, y se fué cada uno por su camino.

1 Kings 1:50
Mas Adonías temiendo de la presencia de Salomón, levantóse, y fuése, y tomó los cuernos del altar.

1 Kings 1:51
Y fué hecho saber a Salomón, diciendo: He aquí que Adonías tiene miedo del rey Salomon: porque ha tomado los cuernos del altar, diciendo: Júreme hoy el rey Salomón, que no matará a cuchillo a su siervo.

1 Kings 1:52
Y Salomón dijo: Si él fuere virtuoso, ni uno de sus cabellos caerá en tierra: mas si se hallare mal en él, morirá.

1 Kings 1:53
Y así envió el rey Salomón, y trajéronle del altar: y él vino, e inclinóse al rey Salomón. Y Salomón le dijo: Véte a tu casa.

1 Kings 2:1
Y LLEGÁRONSE los dias de David para morir, y mandó a Salomón su hijo, diciendo:

1 Kings 2:2
Yo voy el camino de toda la tierra; esfuérzate, y sé varón.

1 Kings 2:3
Guarda la observancia de Jehová tu Dios andando en sus caminos, y guardando sus estatutos y mandamientos, y sus derechos, y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que seas dichoso en todo lo que hicieres, y en todo aquello a que te tornares.

1 Kings 2:4
Para que confirme Jehová la palabra que me habló, diciendo: Si tus hijos guardaren su camino andando delante de mí con verdad, de todo su corazón, y de toda su alma, jamás, dice, faltará a tí varón del trono de Israel.

1 Kings 2:5
Y también tú sabes lo que me ha hecho Joab, hijo de Sarvia, lo que hizo a dos generales del ejército de Israel, es a saber a Abner, hijo de Ner, y a Amasa, hijo de Jeter, a los cuales el asesinó, derramando en paz la sangre de guerra, y poniendo la sangre de guerra en su talabarte que tenía sobre sus lomos, y en sus zapatos que tenía en sus piés.

1 Kings 2:6
Tú harás conforme a tu sabiduría; no harás descender sus canas al sepulcro en paz.

1 Kings 2:7
A los hijos de Berzellai Galaadita harás misericordia, que sean de los convidados de tu mesa: porque ellos vinieron así a mí, cuando iba huyendo de Absalom tu hermano.

1 Kings 2:8
También tienes contigo a Semeí, hijo de Gera, hijo de Jemini de Bajurim, el cual me maldijo de una maldición fuerte, el día que yo iba a Mahanaim. Mas él mismo descendió a recibirme al Jordán, y yo le juré por Jehová, diciendo: Yo no te mataré a cuchillo.

1 Kings 2:9
Mas ahora no le absolverás: que hombre sabio eres, y sabes como te has de haber con él; y harás descender sus canas con sangre a la sepultura.

1 Kings 2:10
Y David durmió con sus padres, y fué sepultado en la ciudad de David.

1 Kings 2:11
Los dias que reinó David sobre Israel fueron cuarenta años: siete años reinó en Hebrón, y en Jerusalem reinó treinta y tres años.

1 Kings 2:12
Y Salomón se asentó en el trono de David su padre, y fué su reino firme en gran manera.

1 Kings 2:13
Entónces Adonías, hijo de Hagit, vino a Bersabée madre de Salomon: y ella dijo: ¿Tú venida es de paz? y él respondió: Sí, de paz.

1 Kings 2:14
Y él dijo: Una palabra tengo que decirte. Y ella dijo: Dí. Y él dijo:

1 Kings 2:15
Tú sabes que el reino era mío: y que todo Israel había puesto en mi su rostro, para que yo reinara: mas el reino fué traspasado, y vino a mi hermano: porque por Jehová era suyo.

1 Kings 2:16
Y ahora yo te pido una petición, no me hagas volver mi rostro. Y ella le dijo: Dí.

1 Kings 2:17
El entónces dijo: Yo te ruego que hables al rey Salomón, porque él no te hára volver tu rostro, para que me dé a Abisag Sunamita por mujer.

1 Kings 2:18
Y Bersabée dijo: Bien; yo hablaré por tí al rey.

1 Kings 2:19
Y vino Bersabée al rey Salomón para hablarle por Adonías: y el rey se levantó para recibirla, y se inclinó a ella, y se tornó a asentar en su trono: e hizo poner una silla a la madre del rey, la cual se sentó a su diestra.

1 Kings 2:20
Y ella dijo: Una pequeña petición te demando, no me hagas volver mi rostro. Y el rey le dijo: Pide, madre mía; que yo no te haré volver el rostro.

1 Kings 2:21
Y ella dijo: Dése Abisag Sunamita por mujer a tu hermano Adonías.

1 Kings 2:22
Y el rey Salomón respondió, y dijo a su madre: ¿Por qué pides a Abisag Sunamita para Adonías? Demanda también para él el reino; porque él es mi hermano mayor; y tiene también a Abiatar sacerdote, y a Joab hijo de Sarvia.

1 Kings 2:23
Y el rey Salomón juró por Jehová, diciendo: Así me haga Dios, y así me añada, que contra su vida ha hablado Adonías esta palabra.

1 Kings 2:24
Ahora pues vive Jehová, que me ha confirmado, y me ha puesto sobre el trono de David mi padre, y que me ha hecho casa, como había dicho, que Adonías morirá hoy.

1 Kings 2:25
Entónces el rey Salomón envió por mano de Banaias, hijo de Joiada, el cual le hirió, y murió.

1 Kings 2:26
Y a Abiatar el sacerdote dijo el rey: Véte a Anatot a tus heredades, que tú eres digno de muerte. Mas yo no te mataré hoy, por cuanto has llevado el arca del Señor Jehová delante de David mi padre: además de esto has sido trabajado en todas las cosas en que mi padre fué trabajado.

1 Kings 2:27
Y echó Salomón a Abiatar del sacerdocio de Jehová, para que se cumpliese la palabra de Jehová, que había dicho sobre la casa de Heli en Silo.

1 Kings 2:28
Y vino la fama hasta Joab, porque también Joab se había arrimado a Adonías, aunque no se había arrimado a Absalom, y huyó Joab al tabernáculo de Jehová, y tomó los cuernos del altar.

1 Kings 2:29
Y fué hecho saber a Salomón que Joab había huido al tabernáculo de Jehová, y que estaba junto al altar. Y Salomón envió a Banaias, hijo de Joiada, diciendo: Vé, y arremete a él.

1 Kings 2:30
Y entró Banaias al tabernáculo de Jehová, y díjole: El rey ha dicho que salgas. Y él dijo: No, sino aquí moriré. Y Banaias volvió con esta respuesta al rey, diciendo: Así habló Joab, y así me respondió.

1 Kings 2:31
Y el rey le dijo: Haz como él ha dicho, arremete a él y entiérrale: y quita de mí, y de la casa de mi padre, la sangre que Joab ha derramado sin culpa.

1 Kings 2:32
Y Jehová hará volver su sangre sobre su cabeza; que él ha asesinado dos varones más justos y mejores que él, a los cuales mató a cuchillo sin que mi padre David supiese nada, es a saber a Abner, hijo de Ner, general del ejército de Israel, y a Amasa, hijo de Jeter, general del ejército de Judá.

1 Kings 2:33
Mas la sangre de ellos volverá sobre la cabeza de Joab, y sobre la cabeza de su simiente perpetuamente. Y sobre David y sobre su simiente, y sobre su casa, y sobre su trono, habrá perpetuamente paz de parte de Jehová.

1 Kings 2:34
Entónces Banaias, hijo de Joiada subió, y arremetió a él, y le mató, y fué sepultado en su casa en el desierto.

1 Kings 2:35
Y el rey puso en su lugar a Banaias, hijo de Joiada, sobre el ejército: y a Sadoc puso el rey por sacerdote en lugar de Abiatar.

1 Kings 2:36
Y envió el rey, e hizo venir a Semeí, y díjole: Edifícate una casa en Jerusalem, y mora allí, y no salgas de allá a una parte ni a otra.

1 Kings 2:37
Porque sepas de cierto que el día que salieres, y pasares el arroyo de Cedrón, sin duda morirás, y tu sangre será sobre tu cabeza.

1 Kings 2:38
Y Semeí dijo al rey: La palabra es buena: como el rey mi señor ha dicho, así lo hará tu siervo. Y habitó Semeí en Jerusalem muchos dias.

1 Kings 2:39
Y pasados tres años aconteció, que se le huyeron a Semeí dos siervos a Aquis, hijo de Maaca, rey de Get: y dieron aviso a Semeí, diciendo: He aquí que tus siervos están en Get.

1 Kings 2:40
Y levantóse Semeí, y enalbardó su asno, y vino en Get a Aquis a buscar sus siervos. Y fué Semeí, y volvió sus siervos de Get.

1 Kings 2:41
Y fué dicho a Salomón, como Semeí había ido de Jerusalem hasta Get, y que había vuelto.

1 Kings 2:42
Entónces el rey envió, e hizo venir a Semeí y díjole: ¿No te conjuré yo por Jehová, y te protesté, diciendo: El día que salieres, y fueres acá, o acullá, sepas de cierto que has de morir? Y tú me dijiste: La palabra que he oido es buena.

1 Kings 2:43
¿Por qué pues no guardaste el juramento de Jehová, y el mandamiento que yo te mandé?

1 Kings 2:44
Y dijo más el rey a Semeí: Tú sabes todo el mal que tu corazón bien sabe, que cometiste contra mi padre David: mas Jehová ha tornado el mal sobre tu cabeza:

1 Kings 2:45
Y el rey Salomón será bendito, y el trono de David será firme perpetuamente delante de Jehová.

1 Kings 2:46
Entónces el rey mandó a Banaias, hijo de Joiada, el cual salió, y arremetió a él, y murió: y el reino fué confirmado en la mano de Salomón.

1 Kings 3:1
Y SALOMÓN hizo parentesco con Faraón rey de Egipto, porque tomó por mujer la hija de Faraón, y trájola en la ciudad de David, entre tanto que acababa de edificar su casa, y la casa de Jehová, y los muros de Jerusalem al derredor.

1 Kings 3:2
Hasta entónces el pueblo sacrificaba en los altos; porque aun no había casa edificada al nombre de Jehová haste aquellos tiempos.

1 Kings 3:3
Mas Salomón amó a Jehová andando en la institución de su padre David, solamente sacrificaba, y quemaba olores en altos.

1 Kings 3:4
E iba el rey a Gabaón, porque aquel era el alto principal, y sacrificaba allí: mil holocaustos sacrificaba Salomón sobre aquel altar.

1 Kings 3:5
Y aparecióse Jehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y dijo Dios: Pide lo que quisieres, que yo te dé.

1 Kings 3:6
Y Salomón dijo: Tú hiciste gran misericordia a tu siervo David mi padre, de la manera que él anduvo delante de tí con verdad, con justicia, y con rectitud de corazón para contigo: y tú le has guardado esta tu grande misericordia, que le diste un hijo que se asentase en su trono, como parece en este día.

1 Kings 3:7
Ahora pues, Jehová Dios mío, tú has puesto a mí tu siervo por rey en lugar de David mi padre: y yo soy mozo pequeño, que ni sé entrar, ni salir:

1 Kings 3:8
Y tu siervo está en medio de tu pueblo, al cual tú elegiste: un pueblo grande, que ni se puede contar, ni numerar por su multitud.

1 Kings 3:9
Dá pues a tu siervo corazón dócil para juzgar a tu pueblo: para entender entre lo bueno y lo malo: porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande?

1 Kings 3:10
Y agradó delante de Adonaí, que Salomón pidiese esto.

1 Kings 3:11
Y díjole Dios: Porque has demandado esto, y no pediste para tí muchos dias, ni pediste para tí riquezas, ni pediste la vida de tus enemigos, mas demandaste para tí inteligencia para oir juicio:

1 Kings 3:12
He aquí, yo lo he hecho conforme a tus palabras: he aquí que yo te he dado corazón sabio y entendido tanto, que no haya habido ántes de tí otro como tú, ni después de tí se levante otro como tú.

1 Kings 3:13
Y aun también las cosas que no pediste, te he dado: riquezas y gloria, que entre los reyes ninguno haya como tú en todos tus dias.

1 Kings 3:14
Y si anduvieres en mis caminos, guardando mis estatutos y mis mandamientos, como tu padre David anduvo, yo alargaré tus dias.

1 Kings 3:15
Y como Salomón despertó, vió que era sueño: y vino a Jerusalem, y presentóse delante del arca del concierto de Jehová, y sacrificó holocaustos, e hizo pacíficos: e hizo banquete a todos sus siervos.

1 Kings 3:16
En aquella sazón vinieron dos mujeres rameras al rey, y presentáronse delante de él.

1 Kings 3:17
Y dijo la una mujer: ¡Ay! señor mío, yo y esta mujer morábamos en una misma casa: y yo parí en casa con ella.

1 Kings 3:18
Y aconteció, que al tercero día después que yo parí, esta parió también: y morábamos nosotras ámbas, que ninguno de fuera estaba en casa, sino nosotras dos en una casa.

1 Kings 3:19
Y una noche el hijo de este mujer murió, porque ella se acostó sobre él.

1 Kings 3:20
Y esta se levantó a media noche, y tomóme mi hijo de junto a mí, estando yo tu sierva durmiendo, y púsole a su lado, y púsome a mi lado su hijo muerto.

1 Kings 3:21
Y como yo me levanté por la mañana para dar el pecho a mi hijo, he aquí que estaba muerto. Y yo le miré por la mañana, y, he aquí que no era mi hijo, que yo había parido.

1 Kings 3:22
Entónces la otra mujer dijo: No: mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto. Y la otra volvió a decir: No: tu hijo es el muerto, y mi hijo es el que vive. Y de esta manera hablaban delante del rey.

1 Kings 3:23
El rey entónces dijo: Esta dice: Mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto. Y la otra dice: No, mas el tuyo es el muerto, y mi hijo es el que vive.

1 Kings 3:24
Entónces dijo el rey: Traédme una espada: y trajeron al rey una espada.

1 Kings 3:25
Y el rey dijo: Partíd por medio el niño vivo, y dad la mitád a la una, y la otra mitad a la otra.

1 Kings 3:26
Entónces aquella mujer cuyo era el hijo vivo, dijo al rey (porque sus entrañas se le encendieron por su hijo, y dijo:) ¡Ay! señor mío, dad a esta el niño vivo, no le matéis. Y la otra dijo: Ni a mí, ni a tí, sino partídle.

1 Kings 3:27
Entónces el rey respondió, y dijo: Dad a esta el hijo vivo, y no le matéis: ella es su madre.

1 Kings 3:28
Y todo Israel oyó aquel juicio, que había juzgado el rey, y hubieron temor del rey, porque vieron que había en él sabiduría de Dios para juzgar.

1 Kings 4:1
ASÍ que el rey Salomón fué rey sobre todo Israel.

1 Kings 4:2
Y estos fueron los príncipes que tuvo: Azarías hijo de Sadoc sacerdote:

1 Kings 4:3
Elioref, y Ahías, hijos de Sisa, escribas: Josafat, hijo de Ahilud, canciller:

1 Kings 4:4
Banaias, hijo de Joiada, era sobre el ejército: y Sadoc y Abiatar eran los sacerdotes:

1 Kings 4:5
Azarías, hijo de Natán, era sobre los gobernadores: Zabud, hijo de Natán, el príncipe, compañero del rey:

1 Kings 4:6
Y Ahisar era mayordomo: y Adoniram, hijo de Abda, era sobre el tributo.

1 Kings 4:7
Y tenía Salomón doce gobernadores sobre todo Israel, los cuales mantenían al rey, y a su casa. Cada uno de ellos era obligado de mantener un mes en cada un año.

1 Kings 4:8
Y estos son los nombres de ellos: El hijo de Jur, en el monte de Efraim:

1 Kings 4:9
El hijo de Decar, en Macces, y en Salebim, y en Bet-sames, y en Elón, y en Bet-hanán:

1 Kings 4:10
El hijo de Hesed, en Arubot: este tenía también a Soco, y toda la tierra de Efer:

1 Kings 4:11
El hijo de Abinadab tenía todos los términos de Dor: este tenía por mujer a Tafat hija de Salomon:

1 Kings 4:12
Bana, hijo de Ahilud, tenía a Tanac y a Mageddo, y a toda Bet-sán, que es cerca de Zartán, abajo de Jezrael: de Bet-sán hasta Abelmejula, y hasta de la otra parte de Jecmaén:

1 Kings 4:13
El hijo de Gaber en Ramot de Galaad: este tenía también las ciudades de Jair, hijo de Manasés, las cuales estaban en Galaad. Tenía también la provincia de Argob, que era en Basán, sesenta grandes ciudades cercadas de muro, y de cerraduras de metal:

1 Kings 4:14
Abinadab, hijo de Addo, era en Mahanaim:

1 Kings 4:15
Aquimaas, en Neftalí: este tomó también por mujer a Basemat hija de Salomon:

1 Kings 4:16
Baana, hijo de Husi, en Aser, y en Balot:

1 Kings 4:17
Josafat, hijo de Farue, en Isacar:

1 Kings 4:18
Semeí, hijo de Ela, en Benjamín:

1 Kings 4:19
Gaber, hijo de Uri, en la tierra de Galaad, y en la tierra de Sejón rey de los Amorreos, y de Og rey de Basán: un gobernador en la tierra.

1 Kings 4:20
Los de Judá y de Israel eran muchos, como la arena que está junto a la mar en multitud, comiendo y bebiendo y alegrándose.

1 Kings 4:21
Y Salomón señoreaba sobre todos los reinos desde el río de la tierra de los Filisteos, hasta el término de Egipto: y traían presentes, y servían a Salomón todos los dias que vivió.

1 Kings 4:22
Y la despensa de Salomón era cada día treinta coros de flor de harina, y sesenta coros de harina,

1 Kings 4:23
Diez bueyes engordados, y veinte bueyes de pasto, y cien ovejas: sin los ciervos, cabras, búfalos, y aves engordadas.

1 Kings 4:24
Porque él señoreaba en toda la región que estaba de la otra parte del río, desde Tafsa hasta Gaza, sobre todos los reyes de la otra parte del río: y tuvo paz con todos sus lados al derredor.

1 Kings 4:25
Y Judá e Israel vivían confiadamente cada uno debajo de su vid, y debajo de su higuera, desde Dan hasta Beer-seba, todos los dias de Salomón.

1 Kings 4:26
Tenía allende de esto Salomón cuarenta mil caballos en sus caballerizas para sus carros, y doce mil caballos de cabalgar.

1 Kings 4:27
Y los sobredichos gobernadores mantenían al rey Salomón, y a todos los que venían a la mesa del rey Salomón, cada uno su mes, y hacían que nada faltase.

1 Kings 4:28
Y traían también cebada y paja para los caballos, y para las bestias de carga al lugar donde él estaba, cada uno conforme al cargo que tenía.

1 Kings 4:29
Y dió Dios a Salomón sabiduría, y prudencia muy grande, y anchura de corazón, como la arena que está a la orilla de la mar:

1 Kings 4:30
Que fué mayor la sabiduría de Salomón, que la de todos los Orientales, y que toda la sabiduría de los Egipcios.

1 Kings 4:31
Y aun fué más sabio que todos los hombres; y más que Etán Ezrahita, y que Hemán, y Calcol, y Dorda los hijos de Mahol: y fué nombrado entre todas las naciones de al derredor.

1 Kings 4:32
Y propuso tres mil parábolas: y sus versos fueron cinco y mil.

1 Kings 4:33
De los árboles también disputó desde el cedro del Líbano hasta el hisopo que nace en la pared. Asimismo disputó de los animales, de las aves, de las serpientes, de los peces.

1 Kings 4:34
Y venían de todos los pueblos a oir la sabiduría de Salomón, y de todos los reyes de la tierra, donde había llegado la fama de su sabiduría.

1 Kings 5:1
HIRAM rey de Tiro envió tam- bien sus siervos a Salomon; desde que oyó que le habían ungido por rey en lugar de su padre; porque Hiram había siempre amado a David.

1 Kings 5:2
Entónces envió Salomón a Hiram, diciendo:

1 Kings 5:3
Tú sabes como mi padre David no pudo edificar casa al nombre de Jehová su Dios por las guerras que le cercaron, hasta que Jehová puso sus enemigos debajo de las plantas de sus piés.

1 Kings 5:4
Ahora Jehová mi Dios me ha dado reposo de todas partes; que ni hay adversario, ni mal encuentro.

1 Kings 5:5
Por tanto ahora yo he determinado de edificar casa al nombre de Jehová mi Dios, como Jehová lo dijo a David mi padre, diciendo: Tu hijo, que yo pondré en tu lugar, en tu trono, él edificará casa a mi nombre.

1 Kings 5:6
Manda pues ahora que me corten cedros del Líbano: y mis siervos estarán con los tuyos; y yo te daré por tus siervos el salario que tú dijeres: porque tú sabes bien que ninguno hay entre nosotros que sepa labrar la madera como los Sidonios.

1 Kings 5:7
Y como Hiram oyó las palabras de Salomón, holgóse en gran manera, y dijo: Bendito sea hoy Jehová, que dió hijo sabio a David sobre este pueblo tan grande.

1 Kings 5:8
Y envió Hiram a Salomón, diciendo: Yo he oido lo que me enviaste a decir: Yo haré todo lo que te pluguiere acerca de la madera de cedro, y la madera de haya.

1 Kings 5:9
Mis siervos la llevarán desde el Líbano a la mar; y yo la pondré en balsas por la mar hasta el lugar, que tú me señalares; y allí se desatará, y tú la tomaras, y tú también harás mi voluntad, dando de comer a mi familia.

1 Kings 5:10
Y dió Hiram a Salomón madera de cedro, y madera de haya, todo lo que quiso:

1 Kings 5:11
Y Salomón daba a Hiram veinte mil coros de trigo para el sustento de su familia, y veinte coros de aceite limpio. Esto daba Salomón a Hiram cada un año.

1 Kings 5:12
Dió pues Jehová a Salomón sabiduría, como le había dicho: y hubo paz entre Hiram y Salomon: e hicieron alianza entre ámbos.

1 Kings 5:13
E impuso el rey Salomón tributo a todo Israel, y el tributo fué treinta mil hombres:

1 Kings 5:14
Los cuales enviaba al Líbano de diez mil en diez mil cada mes por sus veces. y como habían estado un mes en el Líbano, estábanse dos meses en sus casas: y Adoniram estaba sobre el tributo.

1 Kings 5:15
Tenía también Salomón setenta mil, que llevaban las cargas: y ochenta mil cortadores en el monte;

1 Kings 5:16
Sin los príncipales gobernadores de Salomón que estaban puestos sobre la obra, que eran tres mil y trescientos, los cuales tenían cargo del pueblo que hacía la obra.

1 Kings 5:17
Y mandó el rey que trajesen grandes piedras, piedras de precio para los cimientos de la casa, y piedras labradas:

1 Kings 5:18
Y los albañiles de Salomón, y los de Hiram, y los aparejadores cortaron y aparejaron la madera y la cantería para labrar la casa.

1 Kings 6:1
Y FUÉ en el año de cuatrocien- tos y ochenta, después que los hijos de Israel salieron de Egipto, en el cuarto año del principio del reino de Salomón sobre Israel, en el mes de Zif, que es el mes segundo, él comenzó a edificar la casa de Jehová.

1 Kings 6:2
La casa que el rey Salomón edificó a Jehová, tuvó sesenta codos de largo, y veinte de ancho, y treinta codos de alto.

1 Kings 6:3
Y el portal delante del templo de la casa, de veinte codos de largo, delante de la anchura de la casa: y su anchura era de diez codos, delante de la casa.

1 Kings 6:4
E hizo ventanas a la casa, anchas por de dentro, y estrechas por de fuera.

1 Kings 6:5
Y edificó también junto al muro de la casa un colgadizo al derredor, pegado a las paredes de la casa en derredor del templo y del oratorio, e hizo cámaras al derredor.

1 Kings 6:6
El colgadizo de abajo era de cinco codos de ancho: y el del medio, de seis codos de ancho: y el tercero, de siete codos de ancho: porque por de fuera había hecho diminuciones a la casa al derredor, para no trabar de las paredes de la casa.

1 Kings 6:7
Y la casa cuando se edificaba, la edificaban de piedras enteras como las traían: de tal manera que cuando la edificaban, ni martillos ni hachas fueron oidos en la casa, ni ningún otro instrumento de hierro.

1 Kings 6:8
La puerta del colgadizo del medio estaba al lado derecho de la casa: y subíase por un caracol al del medio, y del medio al tercero.

1 Kings 6:9
Y labró la casa, y la acabó, y cubrió la casa de tijeras y de maderos de cedro puestos por órden.

1 Kings 6:10
Y edificó también el colgadizo en derredor de toda la casa de altura de cinco codos: el cual trababa la casa con vigas de cedro.

1 Kings 6:11
Y fué palabra de Jehová a Salomón, diciendo:

1 Kings 6:12
Esta casa que tú edificas, si anduvieres en mis estatutos, e hicieres mis derechos, y guardares todos mis mandamientos, andando en ellos, yo tendré firme contigo mi palabra que hablé a David tu padre:

1 Kings 6:13
Y habitaré en medio de los hijos de Israel: y no dejaré a mi pueblo Israel.

1 Kings 6:14
Así que Salomón labró la casa, y la acabó.

1 Kings 6:15
Y edificó las paredes de la casa por de dentro de tablas de cedro, vistiéndola de madera por de dentro, desde el solado de la casa hasta las paredes de la techumbre: y el solado cubrió de dentro de madera de haya.

1 Kings 6:16
Edificó también al cabo de la casa veinte codos de tablas de cedro desde el solado hasta las paredes, y labróse en la casa un oratorio que es el lugar santísimo.

1 Kings 6:17
Y la casa tuvo cuarenta codos, a saber, el templo de dentro.

1 Kings 6:18
Y la casa era cubierta de cedro por de dentro, y tenía unas entalladuras de calabazas silvestres, y de botones de flores. Todo era cedro; ninguna piedra se veía.

1 Kings 6:19
Y adornó el oratorio por de dentro en medio de la casa, para poner allí el arca del concierto de Jehová.

1 Kings 6:20
Y el oratorio estaba en la parte de adentro, el cual tenía veinte codos de largo, y otros veinte de ancho, y otros veinte de altura; y vistiólo de oro purísimo: y el altar cubrió de cedro.

1 Kings 6:21
Así que vistió Salomón de puro oro la casa por de dentro: y la puerta del oratorio cerró con cadenas de oro, y vistiólo de oro.

1 Kings 6:22
Y toda la casa vistió de oro hasta el cabo: y asimismo vistió de oro todo el altar que estaba delante del oratorio.

1 Kings 6:23
Hizo también en el oratorio dos querubines de madera de oliva, cada uno de altura de diez codos.

1 Kings 6:24
La una ala del un querubín tenía cinco codos; y la otra ala del mismo querubín otros cinco codos: así que había diez codos desde la punta de la una ala hasta la punta de la otra.

1 Kings 6:25
Asimismo el otro querubín tenía diez codos; porque ámbos querubines eran de un tamaño, y de una hechura.

1 Kings 6:26
La altura del uno era de diez codos, y asimismo el otro.

1 Kings 6:27
Estos querubines puso dentro de la casa de adentro: los cuales querubines extendían sus alas, que el ala del uno tocaba la pared, y el ala del otro querubín tocaba la otra pared; y las otras dos alas se tocaban la una a la otra en la mitad de la casa.

1 Kings 6:28
Y vistió de oro los querubines.

1 Kings 6:29
Y esculpió todas las paredes de la casa al derredor de diversas figuras, de querubines, de palmas, y de botones de flores, por de dentro y por de fuera.

1 Kings 6:30
Y el solado de la casa cubrió de oro, de dentro y de fuera.

1 Kings 6:31
Y a la puerta del oratorio hizo puertas de madera de oliva, y el umbral y los postes eran de cinco esquinas.

1 Kings 6:32
Las dos puertas eran de madera de oliva, y entalló en ellas figuras de querubines, y de palmas, y de botones de flores, y cubriólas de oro, y cubrió los querubines y las palmas de oro.

1 Kings 6:33
De la misma forma hizo a la puerta del templo postes de madera de oliva cuadrados.

1 Kings 6:34
Las dos puertas eran de madera de haya; y los dos lados de la una puerta eran redondos, y los otros dos lados de la otra puerta también redondos.

1 Kings 6:35
Y entalló en ellas querubines, y palmas, y botones de flores; y cubrió de oro ajustado las entalladuras.

1 Kings 6:36
Y labró el patio de adentro de tres órdenes de piedras labradas, y de un órden de vigas de cedro.

1 Kings 6:37
En el cuarto año, en el mes de Zif, se pusieron los cimientos de la casa de Jehová:

1 Kings 6:38
Y en el undécimo año, en el mes de Bul, que es el mes octavo, la casa fué acabada con todas sus pertenencias, y con todo lo necesario. Y edificóla en siete años.

1 Kings 7:1
MAS su casa edificó Salomón en trece años, y la acabó toda.

1 Kings 7:2
Y asimismo edificó la casa del bosque del Líbano, la cual tenía cien codos de largura, y cincuenta codos de anchura, y treinta codos de altura, sobre cuatro órdenes de columnas de cedro, con vigas de cedro sobre las columnas.

1 Kings 7:3
Y estaba cubierta de planchas de cedro arriba sobre las vigas, que estaban puestas sobre cuarenta y cinco columnas, cada ringlera tenía quince columnas.

1 Kings 7:4
Las ventanas estaban por tres órdenes, una ventana contra la otra tres veces.

1 Kings 7:5
Y todas las puertas y postes eran cuadrados: y las unas ventanas estaban en frente de las otras tres veces.

1 Kings 7:6
E hizo un portal de columnas que tenía de largo cincuenta codos, y treinta codos de ancho, y aquel portal estaba delante de ellas, y sus columnas y vigas delante de ellas.

1 Kings 7:7
Hizo asimismo el pórtico del trono en que había de juzgar, que es el pórtico del juicio, y vistiólo de cedro de suelo a suelo.

1 Kings 7:8
Y en la casa en que él moraba, había otro patio, dentro del portal, de obra semejante a esta. Edificó también Salomón una casa para la hija de Faraón, que había tomado por mujer, de la misma obra de aquel portal.

1 Kings 7:9
Todas aquellas obras fueron de piedras de precio, cortadas y aserradas con sierra según las medidas, así por de dentro como por de fuera, desde el cimiento hasta las vigas, y asimismo por de fuera hasta el gran patio.

1 Kings 7:10
El cimiento era de piedras de precio, de piedras grandes, de piedras de diez codos, y de piedras de ocho codos.

1 Kings 7:11
Mas de allí arriba eran piedras de precio, labradas conforme a sus medidas, y de cedro.

1 Kings 7:12
Y en el gran patio al derredor había tres órdenes de piedras labradas, y un órden de vigas de cedro, y así el patio de la casa de Jehová, el de adentro, y el patio de la casa.

1 Kings 7:13
Y envió el rey Salomón, e hizo venir de Tiro a un Hiram,

1 Kings 7:14
El cual era hijo de una viuda de la tribu de Neftalí, y su padre había sido de Tiro, que labraba en metal, lleno de sabiduría, y de inteligencia y saber en toda obra de metal. Este vino al rey Salomón, e hizo toda su obra.

1 Kings 7:15
Este hizo dos columnas de metal: la altura de la una columna era de diez y ocho codos: y a la otra columna cercaba un hilo de doce codos.

1 Kings 7:16
Hizo también dos capiteles de fundición de metal, para que fuesen puestos sobre las cabezas de las columnas: la altura del un capitel era de cinco codos, y la altura del otro capitel era de otros cinco codos.

1 Kings 7:17
E hizo unas trenzas a manera de red, y unas cintas a manera de cadenas para los capiteles que habían de ser puestos sobre las cabezas de las columnas, siete para cada capitel.

1 Kings 7:18
Y cuando hubo hecho las columnas, hizo también dos órdenes de granadas al derredor en el un enredado, para cubrir los capiteles que estaban en las cabezas de las columnas con las granadas: y de la misma forma hizo en el otro capitel.

1 Kings 7:19
Los capiteles que estaban puestos sobre las columnas estaban labrados a manera de flores como los que se veían en el portal, por cuatro codos.

1 Kings 7:20
Los capiteles que estaban sobre las dos columnas tenían también doscientas granadas en dos órdenes al derredor en cada capitel encima del vientre del capitel, el cual vientre estaba delante del enredado.

1 Kings 7:21
Estas columnas puso enhiestas en el portal del templo. Y cuando hubo enhestado la columna de la mano derecha, púsole nombre de Jaquín: y enhestando la columna de la mano izquierda, púsole nombre de Boaz,

1 Kings 7:22
En las cabezas de las columnas había una obra de lirios: y así se acabó la obra de las columnas.

1 Kings 7:23
Hizo asimismo un mar de fundición de diez codos del un labio al otro, redondo al derredor: su altura era de cinco codos: y ceñíale todo al derredor un cordón de treinta codos.

1 Kings 7:24
Y cercaban aquel mar por debajo de su labio al derredor unas bolas como calabazas, diez en cada codo, que ceñían el mar todo al derredor en dos órdenes, las cuales habían sido fundidas en su fundición.

1 Kings 7:25
Y estaba asentado sobre doce bueyes: los tres miraban al norte: los tres miraban al poniente: los tres miraban al mediodía: y los tres miraban al oriente. Sobre estos estaba el mar encima, y las traseras de ellos estaban hacia la parte de adentro.

1 Kings 7:26
El grueso del mar era de un palmo, y su labio era labrado como el labio de un caliz, o de flor de lis: y cabían en él dos mil batos.

1 Kings 7:27
Hizo también diez basas de metal: la largura de cada basa era de cuatro codos, y la anchura de cuatro codos, y la altura de tres codos.

1 Kings 7:28
La obra de las basas era esta: tenían unas cintas las cuales estaban entre molduras:

1 Kings 7:29
Y sobre aquellas cintas que estaban entre las molduras, figuras de leones, y de bueyes, y de querubines. Y sobre las molduras de la basa, así encima como debajo de los leones y de los bueyes, había unas añadiduras de obra extendida.

1 Kings 7:30
Cada basa tenía cuatro ruedas de metal, con mesas de metal: y en sus cuatro esquinas había unos hombrillos, los cuales nacían de fundición debajo de la fuente de cada una parte de las añadiduras.

1 Kings 7:31
Su boca entraba en el capitel un codo para arriba: y su boca era redonda, de la hechura de la basa, de codo y medio. Había también sobre la boca entalladuras con sus cintas, las cuales eran cuadradas, no redondas.

1 Kings 7:32
Las cuatro ruedas estaban debajo de las cintas, y los ejes de las ruedas nacían en la misma basa. La altura de cada rueda era de un codo y medio.

1 Kings 7:33
Y la hechura de las ruedas era como la hechura de las ruedas de carro; sus ejes, sus rayos, y sus mazas, y sus cinchos, todo era de fundición.

1 Kings 7:34
Asimismo los cuatro hombrillos a las cuatro esquinas de cada basa, y los hombrillos eran de la misma basa.

1 Kings 7:35
Y en lo alto de la basa había medio codo de altura redondo al derredor: y en la altura de la basa sus molduras y cintas, las cuales eran de ella misma.

1 Kings 7:36
E hizo en las tablas de las molduras y en las cintas entalladuras de querubines, y de leones, y de palmas, delante de las añadiduras de cada una al derredor.

1 Kings 7:37
De esta forma hizo diez basas fundidas de una misma manera, de una misma medida, y de una misma entalladura.

1 Kings 7:38
Hizo también diez fuentes de metal: cada fuente tenía cuarenta batos, y cada fuente era de cuatro codos, y cada fuente estaba sobre una basa; en todas diez basas.

1 Kings 7:39
Y las cinco basas asentó a la mano derecha de la casa: y las otras cinco a la mano izquierda de la casa: y el mar puso al lado derecho de la casa, al oriente hacia el mediodía:

1 Kings 7:40
Asimismo hizo Hiram fuentes, y muelles, y lebrillos, y acabó toda la obra que hizo a Salomón para la casa de Jehová.

1 Kings 7:41
Es a saber, dos columnas, y los vasos redondos de los capiteles que estaban en lo alto de las dos columnas, y dos redes que cubrían los dos vasos redondos de los capiteles que estaban sobre las cabezas de las columnas.

1 Kings 7:42
Ítem, cuatrocientas granadas sobre las dos redes, es a saber, dos órdenes de granadas en cada red, para cubrir los dos vasos redondos que estaban sobre las cabezas de las columnas.

1 Kings 7:43
Ítem, diez basas, y diez fuentes sobre las basas.

1 Kings 7:44
Un mar, y doce bueyes debajo del mar.

1 Kings 7:45
Ítem, bacías, y muelles, y lebrillos, y todos los otros vasos que Hiram hizo al rey Salomón, para la casa de Jehová, de metal acicalado.

1 Kings 7:46
Todo lo hizo fundir el rey, en la campaña del Jordán, en arcilla de la tierra, entre Socot y Sartán.

1 Kings 7:47
Y dejó Salomón todos los vasos sin inquirir el peso del metal, por la grande multitud.

1 Kings 7:48
E hizo Salomón todos los vasos que eran pertenecientes a la casa de Jehová: un altar de oro, y una mesa sobre la cual estaban los panes de la proposición, también de oro.

1 Kings 7:49
Ítem, cinco candeleros a la mano derecha, y otros cinco a la izquierda, de oro purísimo, delante del oratorio: y las flores, y las lámparas, y despabiladeras, de oro.

1 Kings 7:50
Asimismo los cántaros, vasos, lebrillos, cucharones, e incensarios de oro purísimo. Los quiciales de las puertas de la casa de adentro, es a saber, del lugar santísimo, y de las puertas del templo, de oro.

1 Kings 7:51
Y acabó toda la obra que hizo hacer el rey Salomón para la casa de Jehová; y metió Salomón lo que David su padre había dedicado, es a saber, plata y oro, y vasos, y púsolo todo en guarda en las tesorerías de la casa de Jehová.

1 Kings 8:1
ENTÓNCES Salomón juntó los ancianos de Israel, y a todas las cabezas de las tribus, y a los príncipes de los padres de los hijos de Israel al rey Salomón en Jerusalem, para traer el arca del concierto de Jehová de la ciudad de David, que es Sión.

1 Kings 8:2
Y fueron juntados al rey Salomón todos los varones de Israel en el mes de Etamín, en día solemne, que es el mes séptimo.

1 Kings 8:3
Y vinieron todos los ancianos de Israel, y los sacerdotes tomaron el arca:

1 Kings 8:4
Y trajeron el arca de Jehová, y el tabernáculo del testimonio, y todos los vasos sagrados que estaban en el tabernáculo; y los cuales trajeron los sacerdotes y Levitas.

1 Kings 8:5
Y el rey Salomón, y toda la congregación de Israel que a él se había juntado, estaban con él delante del arca, sacrificando ovejas y vacas, que por la multitud no se podían contar ni numerar.

1 Kings 8:6
Y los sacerdotes metieron el arca del concierto de Jehová en su lugar, en el oratorio de la casa, en el lugar santísimo, debajo de las alas de los querubines.

1 Kings 8:7
Porque los querubines tenían extendidas las alas sobre el lugar del arca; y cubrían los querubines así el arca como sus barras por encima.

1 Kings 8:8
E hicieron salir las barras; y las cabezas de las barras se parecían desde el santuario, que estaba delante del oratorio, mas no se veían desde a fuera; y así se quedaron hasta hoy.

1 Kings 8:9
En el arca ninguna cosa había más de las dos tablas de piedra, que había puesto allí Moisés en Horeb, cuando Jehová hizo la alianza con los hijos de Israel, cuando salieron de la tierra de Egipto.

1 Kings 8:10
Y como los sacerdotes salieron del santuario, una nube hinchió la casa de Jehová.

1 Kings 8:11
Y los sacerdotes no pudieron estar para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había henchido la casa de Jehová.

1 Kings 8:12
Entónces dijo Salomon: Jehová ha dicho que él habitará en la oscuridad.

1 Kings 8:13
Yo he edificado casa por morada para tí, asiento en que tú habites para siempre.

1 Kings 8:14
Y volviendo el rey su rostro, bendijo a toda la congregación de Israel; y toda la congregación de Israel estaba en pié.

1 Kings 8:15
Y dijo: Bendito sea Jehová Dios de Israel, que habló de su boca a David mi padre, y con su mano lo ha cumplido, diciendo:

1 Kings 8:16
Desde el día que saqué mi pueblo Israel de Egipto, no he escogido ciudad de todas las tribus de Israel, para edificar casa en la cual estuviese mi nombre, aunque escogí a David para que presidiese en mi pueblo Israel.

1 Kings 8:17
Y David mi padre tuvo en voluntad de edificar casa al nombre de Jehová Dios de Israel.

1 Kings 8:18
Mas Jehová dijo a David mi padre: En cuanto a haber tú tenido en voluntad de edificar casa a mi nombre, bien has hecho de tener tal voluntad:

1 Kings 8:19
Empero tú no edificarás la casa, sino tu hijo, que saldrá de tus lomos: e edificará casa a mi nombre.

1 Kings 8:20
Y Jehová ha hecho firme su palabra que había dicho, que me he levantado yo en lugar de David mi padre, asentándome en el trono de Israel, como Jehová había dicho: y edifiqué la casa al nombre de Jehová Dios de Israel.

1 Kings 8:21
Y he puesto en ella lugar para el arca, en la cual está el concierto de Jehová, que él hizo con nuestros padres, cuando los sacó de la tierra de Egipto.

1 Kings 8:22
Y púsose Salomón delante del altar de Jehová, en presencia de toda la congregación de Israel, y extendiendo sus manos al cielo,

1 Kings 8:23
Dijo: Jehová, Dios de Israel, no hay Dios como tú, ni arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, que guardas el concierto, y la misericordia a tus siervos, los que andan delante de tí en todo su corazón.

1 Kings 8:24
Que has guardado a tu siervo David mi padre lo que le dijiste: lo dijiste con tu boca, y con tu mano lo has cumplido, como lo muestra este día.

1 Kings 8:25
Ahora pues Jehová Dios de Israel, conserva a tu siervo David mi padre lo que le prometiste, diciendo: No faltará varón de tí delante de mí, que se asiente en el trono de Israel; con tal que tus hijos guarden su camino, que anden delante de mí, como tú has andado delante de mí.

1 Kings 8:26
Ahora pues, Dios de Israel, sea firme tu palabra, que dijiste a tu siervo David mi padre.

1 Kings 8:27
¿Es verdad que Dios haya de morar sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te comprenden, ¿cuánto ménos esta casa que yo he edificado?

1 Kings 8:28
Mas tú mirarás a la oración de tu siervo, y a su rogativa, Jehová Dios mío, oyendo el clamor y la oración que tu siervo hace hoy delante de tí.

1 Kings 8:29
Que estén tus ojos abiertos sobre esta casa de noche y de día; sobre este lugar, del cual has dicho: Mi nombre será allí: y que oigas la oración que tu siervo hará en este lugar.

1 Kings 8:30
Oirás pues la oración de tu siervo, y de tu pueblo Israel; cuando oraren en este lugar, también tú lo oirás en el lugar de tu habitación, desde los cielos: qué oigas y perdones.

1 Kings 8:31
Cuando alguno hubiere pecado contra su prójimo, y le tomaren juramento, haciéndole jurar, y viniere el juramento delante de tu altar en esta casa;

1 Kings 8:32
Tú oirás desde el cielo, y harás, y juzgarás a tus siervos, condenando al impío, dando su camino sobre su cabeza, y justificando al justo, dándole conforme a su justicia.

1 Kings 8:33
Cuando tu pueblo Israel hubiere caido delante de sus enemigos, por haber pecado contra tí, y se volvieren a tí, y confesaren tu nombre, y oraren, y te rogaren y suplicaren en esta casa;

1 Kings 8:34
Tú los oirás en los cielos, y perdonarás el pecado de tu pueblo Israel, y volverlos has a la tierra que diste a sus padres.

1 Kings 8:35
Cuando el cielo se cerrare, que no haya lluvia, por haber pecado contra tí, y te rogaren en este lugar, y confesaren tu nombre, y se volvieren del pecado, cuando los hubieres afligido;

1 Kings 8:36
Tú oirás en los cielos, y perdonarás el pecado de tus siervos, y de tu pueblo Israel, enseñándoles el buen camino en que anden; y darás lluvias sobre tu tierra, la cual diste a tu pueblo por heredad.

1 Kings 8:37
Cuando en la tierra hubiere hambre o pestilencia; o hubiere tizoncillo, o niebla; o hubiere langosta, o pulgon; si sus enemigos los tuvieren cercados en la tierra de sus puertas; cualquiera plaga o enfermedad que sea;

1 Kings 8:38
Toda oración, y toda suplicación, que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga de su corazón, y extendiere sus manos a esta casa;

1 Kings 8:39
Tú oirás en los cielos, en la habitación de tu morada, y perdonarás, y harás; y darás a cada uno conforme a todos sus caminos, cuyo corazón tú conoces; (porque tú solo conoces el corazón de todos los hijos de los hombres;)

1 Kings 8:40
Para que te teman todos los dias que vivieren sobre la haz de la tierra, que tú diste a nuestros padres.

1 Kings 8:41
Asimismo al extranjero, que no es de tu pueblo Israel, que hubiere venido de léjas tierras a causa de tu nombre,

1 Kings 8:42
(Porque oirán tu grande nombre, y tu mano fuerte, y tu brazo extendido;) y viniere a orar a esta casa;

1 Kings 8:43
Tú oirás en los cielos, en la habitación de tu morada, y harás conforme a todo aquello por lo cual el extranjero hubiere clamado a tí: para que todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre, y te teman, como tu pueblo Israel, y sepan que tu nombre es llamado sobre esta casa, que yo edifiqué.

1 Kings 8:44
Si tu pueblo saliere en batalla contra sus enemigos, por el camino que tú los enviares, y oraren a Jehová hacia la ciudad que tú elegiste, y hacia la casa que yo edifiqué a tu nombre;

1 Kings 8:45
Tú oirás en los cielos su oración, y su suplicación, y les harás derecho.

1 Kings 8:46
Si hubieren pecado contra tí, (porque no hay hombre que no peque,) y tú estuvieres airado contra ellos, y los entregares delante del enemigo, para que los cautiven, y los lleven a tierra de sus enemigos, sea léjos, o cerca;

1 Kings 8:47
Y ellos volvieren en sí en la tierra donde fueren cautivos: si volvieren, y oraren a tí en la tierra de los que los cautivaron, y dijeren: Pecamos, habemos hecho lo malo, habemos hecho impiedad:

1 Kings 8:48
Y se convirtieren a tí de todo su corazón, y de toda su alma, en la tierra de sus enemigos, que los hubieren llevado cautivos, y oraren a tí hacia su tierra, que tú diste a sus padres, hacia la ciudad que tú elegiste, y hacia la casa que yo he edificado a tu nombre;

1 Kings 8:49
Tú oirás en los cielos, en la habitación de tu morada, su oración, y su suplicación, y les harás derecho,

1 Kings 8:50
Y perdonarás a tu pueblo, que había pecado contra tí, y a todas sus rebeliones con que se habrán rebelado contra tí: y harás que hayan de ellos misericordia, los que los hubieren cautivado.

1 Kings 8:51
Porque ellos son tu pueblo, y tu heredad, que tú sacaste de Egipto, de en medio del horno de hierro:

1 Kings 8:52
Que tus ojos estén abiertos a la oración de tu siervo, y a la suplicación de tu pueblo Israel, para oirlos en todo lo que te invocaren:

1 Kings 8:53
Pues que tú los apartaste para tí por tu heredad de todos los pueblos de la tierra, de la manera que lo dijiste por mano de Moisés tu siervo, cuando sacaste a nuestros padres de Egipto, Señor Jehová.

1 Kings 8:54
Y fué, como Salomón acabó de orar a Jehová toda esta oración y suplicación, levantóse de estar de rodillas, y de tener sus manos extendidas al cielo delante del altar de Jehová.

1 Kings 8:55
Y púsose en pié, y bendijo a toda la congregación de Israel, diciendo a alta voz:

1 Kings 8:56
Bendito sea Jehová, que ha dado reposo a su pueblo Israel, conforme a todo lo que él había dicho: ninguna palabra de todas sus buenas promesas, que dijo por Moisés su siervo, ha faltado.

1 Kings 8:57
Sea con nosotros Jehová nuestro Dios, como fué con nuestros padres, y no nos desampare, ni nos deje:

1 Kings 8:58
Haciendo inclinar nuestro corazón a sí, para que andemos en todos sus caminos, y guardemos sus mandamientos, y sus estatutos, y sus derechos, los cuales mandó a nuestros padres.

1 Kings 8:59
Y que estas mis palabras con que he orado delante de Jehová, estén junto de Jehová nuestro Dios de día y de noche: para que él haga el juicio de su siervo, y de su pueblo Israel, cada cosa en su tiempo.

1 Kings 8:60
Para que todos los pueblos de la tierra sepan que Jehová es Dios, y no hay otro.

1 Kings 8:61
Y sea perfecto vuestro corazón con Jehová nuestro Dios, andando en sus estatutos, y guardando sus mandamientos, como el día de hoy.

1 Kings 8:62
Entónces el rey, y todo Israel con él, sacrificaron sacrificios delante de Jehová.

1 Kings 8:63
Y sacrificó Salomón sacrificios pacíficos, los cuales sacrificó a Jehová, que fueron veinte y dos mil bueyes, y ciento y veinte mil ovejas: y dedicaron la casa de Jehová, el rey y todos los hijos de Israel.

1 Kings 8:64
Aquel mismo día santificó el rey el medio del patio que estaba delante de la casa de Jehová; porque hizo allí los holocaustos, y los presentes, y los sebos de los pacíficos, por cuanto el altar de metal, que estaba delante de Jehová, era pequeño, y no cupieran en él los holocaustos, y los presentes, y los sebos de los pacíficos.

1 Kings 8:65
En aquel tiempo Salomón hizo fiesta, y todo Israel con él, una grande congregación, desde como entran en Emat hasta el arroyo de Egipto, delante de Jehová nuestro Dios, por siete dias y otros siete dias, es a saber, por catorce dias.

1 Kings 8:66
Y el octavo día despidió al pueblo: y ellos bendiciendo al rey, se fueron a sus estancias alegres y gozosos de corazón, por todos los beneficios que Jehová había hecho a David su siervo, y a su pueblo Israel.

1 Kings 9:1
Y COMO Salomón hubo aca- bado la obra de la casa de Jehová, y la casa real, y todo lo que Salomón quiso hacer,

1 Kings 9:2
Jehová apareció a Salomón la segunda vez, como le había aparecido en Gabaón,

1 Kings 9:3
Y díjole Jehová: Yo he oido tu oración, y tu ruego, que has hecho en mi presencia. Yo he santificado esta casa que tú has edificado, para poner mi nombre en ella para siempre, y en ella estarán mis ojos y mi corazón todos los dias.

1 Kings 9:4
Y tú, si anduvieres delante de mí, como anduvo David tu padre, en integridad de corazón, y en equidad, haciendo todas las cosas que yo te he mandado, y guardando mis estatutos y mis derechos;

1 Kings 9:5
Yo afirmaré el trono de tu reino sobre Israel para siempre, como hablé a David tu padre, diciendo: No faltará de tí varón en el trono de Israel.

1 Kings 9:6
Mas si apartando os apartareis de mí vosotros y vuestros hijos, y no guardareis mis mandamientos, y mis estatutos que yo he dado delante de vosotros, mas fuereis, y sirviereis a dioses ajenos, y los adorareis:

1 Kings 9:7
Yo cortaré a Israel de sobre la haz de la tierra, que yo les he entregado; y esta casa que he santificado a mi nombre yo la echaré de delante de mí, e Israel será por proverbio y fábula a todos los pueblos.

1 Kings 9:8
Y esta casa que estaba en estima, cualquiera que pasare por ella se pasmará, y silvará: y dirán: ¿Por qué ha hecho así Jehová a esta tierra, y a esta casa?

1 Kings 9:9
Y dirán: Por cuanto dejaron a Jehová su Dios, que había sacado a sus padres de tierra de Egipto, y echaron mano a los dioses ajenos, y los adoraron, y les sirvieron: por eso ha traido Jehová sobre ellos todo aqueste mal.

1 Kings 9:10
Y aconteció al cabo de veinte años que Salomón había edificado las dos casas; es a saber, la casa de Jehová, y la casa real,

1 Kings 9:11
(Para las cuales Hiram rey de Tiro había traido a Salomón madera de cedro y de haya, y oro, cuanto él quiso,) que el rey Salomón dió a Hiram veinte ciudades en tierra de Galilea.

1 Kings 9:12
E Hiram salió de Tiro para ver las ciudades que Salomón le había dado, y no le contentaron.

1 Kings 9:13
Y dijo: ¿Qué ciudades son estas que me has dado, hermano? Y púsoles por nombre, tierra de Cabul, hasta hoy.

1 Kings 9:14
E Hiram había enviado al rey ciento y veinte talentos de oro.

1 Kings 9:15
Y esta es la cuenta del tributo que el rey Salomón impuso para edificar la casa de Jehová, y su casa, y a Mello, y el muro de Jerusalem, y a Heser, y Mageddo, y Gazer.

1 Kings 9:16
Faraón el rey de Egipto había subido, y tomado a Gazer, y la había quemado, y había muerto los Cananeos que habitaban la ciudad, y la había dado en don a su hija, la mujer de Salomón.

1 Kings 9:17
Y Salomón restauró a Gazer, y a la baja Bet-orón.

1 Kings 9:18
Y a Baalat, y a Tadmor, en tierra del desierto.

1 Kings 9:19
Asimismo todas las ciudades donde Salomón tenía municiones, y las ciudades de los carros, y las ciudades de la gente de a caballo, y todo lo que Salomón deseó edificar en Jerusalem, en el Líbano, y en toda la tierra de su señorío.

1 Kings 9:20
A todos los pueblos que quedaron de los Amorreos, Jetteos, Ferezeos, Heveos, Jebuseos, que no fueron de los hijos de Israel,

1 Kings 9:21
A sus hijos, que quedaron en la tierra después de ellos, que los hijos de Israel no pudieron acabar, hizo Salomón que sirviesen con tributo hasta hoy.

1 Kings 9:22
Mas a ninguno de los hijos de Israel impuso Salomón servicio, sino eran, o hombres de guerra, o sus criados, o sus príncipes, o sus capitanes, o príncipes de sus carros, o su gente de a caballo.

1 Kings 9:23
Y eran los que Salomón había hecho príncipes, y prepósitos sobre las obras de Salomón, quinientos y cincuenta, los cuales estaban sobre el pueblo que trabajaba en aquella obra.

1 Kings 9:24
Y subió la hija de Faraón de la ciudad de David a su casa, que Salomón le había edificado: entónces él edificó a Mello.

1 Kings 9:25
Y ofrecía Salomón tres veces cada un año holocaustos y pacíficos sobre el altar que él edificó a Jehová: y quemaba perfumes sobre el que estaba delante de Jehová, después que la casa fué acabada.

1 Kings 9:26
Hizo también el rey Salomón navíos en Azión-gaber, que es junto a Elat a la ribera del mar Bermejo, en la tierra de Edom;

1 Kings 9:27
Y envió Hiram en ellos a sus siervos, marineros y diestros en la mar, con los siervos de Salomon:

1 Kings 9:28
Los cuales fueron a Ofir, y tomaron de allá oro, cuatrocientos y veinte talentos, y trajéronlo al rey Salomón.

1 Kings 10:1
Y OYENDO la reina de Sabá la fama de Salomón en el nombre de Jehová, vino a tentarle con preguntas.

1 Kings 10:2
Y vino a Jerusalem con muy grande ejército, con camellos cargados de especierías, y oro en grande abundancia, y piedras preciosas: y como vino a Salomón propúsole todo lo que tenía su corazón.

1 Kings 10:3
Y Salomón le declaró todas sus palabras: ninguna cosa se le escondío al rey que no le declarase.

1 Kings 10:4
Y como la reina de Sabá vió toda la sabiduría de Salomón, y la casa que había edificado,

1 Kings 10:5
Asimismo la comida de su mesa, el asiento de sus siervos, el estado y vestidos de los que le servían, sus maestresalas, y sus holocaustos que sacrificaba en la casa de Jehová, ella quedó fuera de sí.

1 Kings 10:6
Y dijo al rey: Verdad es lo que oí en mi tierra de tus cosas, y de tu sabiduría,

1 Kings 10:7
Mas yo no lo creía, hasta que he venido; y mis ojos han visto que ni aun la mitad era lo que me había sido dicho. Tu sabiduría y bien es mayor que la fama que yo había oido.

1 Kings 10:8
Bienaventurados tus varones, bienaventurados estos tus siervos, que están continuamente delante de tí, y oyen tu sabiduría.

1 Kings 10:9
Jehová tu Dios sea bendito, que se ha agradado de tí, para ponerte en el trono de Israel; porque Jehová ha amado siempre a Israel: y te ha puesto por rey para que hagas derecho y justicia.

1 Kings 10:10
Y dió la reina al rey ciento y veinte talentos de oro, y muy mucha especiería, y piedras preciosas: nunca vino después tan grande multitud de especiería, como la reina de Sabá dió al rey Salomón.

1 Kings 10:11
La flota de Hiram que había traido el oro de Ofir, traía también de Ofir muy mucha madera de almugim, y piedras preciosas.

1 Kings 10:12
E hizo el rey de la madera de almugim sustentáculos para la casa de Jehová, y para las casas reales, y arpas y salterios para los cantores: nunca vino tanta madera de almugim, ni se ha visto hasta hoy.

1 Kings 10:13
Y el rey Salomón dió a la reina de Sabá todo lo que quiso, y todo lo que pidió; además de lo que Salomón le dió como de mano del rey Salomón. Y ella se volvió, y se vino a su tierra con sus criados.

1 Kings 10:14
El peso del oro que Salomón tenía de renta cada un año, era seiscientos y sesenta y seis talentos de oro:

1 Kings 10:15
Sin lo de los mercaderes y de la contratación de las especierías; y de todos los reyes de Arabia, y de los príncipes de la tierra.

1 Kings 10:16
Hizo también el rey Salomón doscientos paveses de oro extendido: seiscientos ducados de oro gastó en cada paves.

1 Kings 10:17
Asimismo trescientos escudos de oro extendido: en cada un escudo gastó tres libras de oro, y púsolos el rey en la casa del bosque del Líbano.

1 Kings 10:18
Hizo también el rey un gran trono de marfil, el cual cubriò de oro purísimo.

1 Kings 10:19
Seis gradas tenía hasta el trono: lo alto del trono era redondo por las espaldas; de la una parte y de la otra tenía arrimadizos cerca del asiento, junto a los cuales estaban dos leones.

1 Kings 10:20
Estaban también doce leones allí sobre las seis gradas de la una parte y de la otra; en todos los reinos no había hecho otro tal.

1 Kings 10:21
Y todos los vasos de beber del rey Salomón eran de oro, y asimismo toda la bajilla de la casa del bosque del Líbano, era de fino oro; no había plata: porque en tiempo de Salomón no era de estima.

1 Kings 10:22
Porque el rey tenía la flota de la mar en Társis con la flota de Hiram, una vez en cada tres años venía la flota de Társis, y traía oro, plata, marfil, simios, y pavos.

1 Kings 10:23
Y excedía el rey Salomón a todos los reyes de la tierra, así en riquezas, como en sabiduría.

1 Kings 10:24
Toda la tierra procuraba ver la cara de Salomón para oir su sabiduría, que Dios había puesto en su corazón.

1 Kings 10:25
Y cada uno le traía sus presentes, es a saber, vasos de oro, vasos de plata, vestidos, armas, especieriá, caballos y acémilas: cada cosa de año en año.

1 Kings 10:26
Y juntó Salomón carros y gente de a caballo, y tenía mil y cuatrocientos carros, y doce mil caballeros, los cuales puso en las ciudades de los carros, y con el rey en Jerusalem.

1 Kings 10:27
Y puso el rey en Jerusalem plata, como piedras: y cedros como los cabrahigos que están por los campos en abundancia.

1 Kings 10:28
Y sacaban caballos y lienzos a Salomón de Egipto: porque la compañía de los mercaderes del rey compraban caballos y lienzos.

1 Kings 10:29
Y venía, y salía de Egipto el carro por seiscientas piezas de plata, y el caballo por ciento y cincuenta: y así los sacaban por sus manos todos los reyes de los Jetteos, y de Siria.

1 Kings 11:1
MAS el rey Salomón amó muchas mujeres extranjeras, y a la hija de Faraon; a las de Moab, a las de Ammón, a las de Idumea, a las de Sidón, a las Jetteas:

1 Kings 11:2
De las gentes de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: No entraréis a ellas, ni ellas entrarán a vosotros: porque ciertamente ellas harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A estas pues se juntó Salomón con amor.

1 Kings 11:3
Y tuvo setecientas mujeres reinas, y trescientas concubinas; y sus mujeres hicieron inclinar su corazón.

1 Kings 11:4
Y ya que Salomón era viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David.

1 Kings 11:5
Porque Salomón siguió a Astarot, dios de los Sidonios: y a Melcom, abominación de los Ammonitas.

1 Kings 11:6
E hizo Salomón lo malo en ojos de Jehová, y no fué cumplidamente tras Jehová, como su padre David.

1 Kings 11:7
Entónces edificó Salomón un alto a Camos, abominación de Moab, en el monte que está enfrente de Jerusalem: y a Moloc, abominación de los hijos de Ammón.

1 Kings 11:8
Y así hizo a todas sus mujeres extranjeras, las cuales quemaban perfumes, y sacrificaban a sus dioses.

1 Kings 11:9
Y Jehová se enojó contra Salomón, por cuanto su corazón era desviado de Jehová Dios de Israel, que le había aparecido dos veces,

1 Kings 11:10
Y le había mandado acerca de esto, que no siguiese a dioses ajenos: y él no guardó lo que le mandó Jehová.

1 Kings 11:11
Y dijo Jehová a Salomon: Por cuanto ha habido esto en tí, y no has guardado mi concierto, y mis estatutos que yo te mandé, yo romperé el reino de tí, y le entregaré a tu siervo.

1 Kings 11:12
Empero no lo haré en tus dias por amor de David tu padre: mas yo le romperé de la mano de tu hijo.

1 Kings 11:13
Empero no romperé todo el reino, mas una tribu daré a tu hijo por amor de David mi siervo, y por amor de Jerusalem que yo he elegido.

1 Kings 11:14
Y Jehová despertó un adversario a Salomón, a Adad, Idumeo, de la simiente real, el cual estaba en Edom.

1 Kings 11:15
Porque cuando David estaba en Edom, y subió Joab el general del ejército a enterrar los muertos, y mató a todos los varones de Edom,

1 Kings 11:16
(Porque seis meses habitó allí Joab, y todo Israel, hasta que hubo acabado a todo el sexo masculino en Edom,)

1 Kings 11:17
Entónces huyó Adad, y algunos varones Idumeos, de los siervos de su padre, con él, y vínose a Egipto; y Adad era entónces muchacho pequeño.

1 Kings 11:18
Y levantáronse de Madián, y vinieron a Parán, y tomando consigo varones de Parán, viniéronse a Egipto a Faraón rey de Egipto, el cual le dió casa, y le mando dar ración, y también le dió tierra.

1 Kings 11:19
Y halló Adad grande gracia delante de Faraón, el cual le dió a la hermana de su mujer por mujer, hermana de la reina Tafnes.

1 Kings 11:20
Y la hermana de Tafnes le parió a su hijo Genubat, al cual Tafnes destetó dentro de la casa de Faraón, y así estaba Genubat en casa de Faraón, entre los hijos de Faraón.

1 Kings 11:21
Y oyendo Adad en Egipto que David había dormido con sus padres, y que Joab general del ejército era muerto, Adad dijo a Faraon: Déjame ir a mi tierra.

1 Kings 11:22
Y Faraón le respondió: ¿Por qué? ¿Qué te falta conmigo, que procuras de irte a tu tierra? Y él respondió: Nada: con todo eso ruégote que me dejes ir.

1 Kings 11:23
Despertóle también Dios por adversario a Razón, hijo de Eliada, el cual había huido de su amo Adadezer rey de Soba.

1 Kings 11:24
Y había juntado gente contra él, y habíase hecho capitán de una compañía, cuando David los mató, y se fueron a Damasco, y habitaron allí, y reinaron en Damasco.

1 Kings 11:25
Y fué adversario a Israel todos los dias de Salomón, y fué otro mal con él de Adad, porque aborreció a Israel, y reinó sobre la Siria.

1 Kings 11:26
Asimismo Jeroboam, hijo de Nabat, Efrateo de Sareda, siervo de Salomón, (su madre se llamaba Serva, mujer viuda,) alzó su mano contra el rey.

1 Kings 11:27
Y la causa porque este alzó mano contra el rey fué esta: Salomón edificando a Mello, cerró el portillo de la ciudad de David su padre:

1 Kings 11:28
Y el varón Jeroboam era valiente y esforzado: y viendo Salomón al mancebo que era hombre de hecho, encomendóle todo el cargo de la casa de José.

1 Kings 11:29
Aconteció pues en aquel tiempo, que saliendo Jeroboam de Jerusalem, hallóle Ahías, Silonita, profeta, en el camino, y él estaba cubierto con una capa nueva: y estaban ellos ámbos solos en el campo.

1 Kings 11:30
Y trabando Ahías de la capa nueva que tenía sobre sí, rompióla en doce pedazos;

1 Kings 11:31
Y dijo a Jeroboam: Tómate los diez pedazos: porque así dijo Jehová Dios de Israel: He aquí que yo rompo el reino de la mano de Salomón, y a tí daré diez tribus.

1 Kings 11:32
Y él tendrá la una tribu por amor de David mi siervo, y por amor de Jerusalem, la ciudad que yo he elegido de todas las tribus de Israel:

1 Kings 11:33
Por cuanto me han dejado, y han adorado a Astarot, diosa de los Sidonios, y a Camos, dios de Moab, y a Moloc, dios de los hijos de Ammon; y no han andado en mis caminos, para hacer lo que es recto delante de mis ojos, y mis estatutos, y mis derechos, como David su padre.

1 Kings 11:34
Empero no quitaré nada de su reino de sus manos, mas yo le pondré por capitán todos los dias de su vida, por amor de David mi siervo, al cual yo elegí, y él guardó mis mandamientos y mis estatutos.

1 Kings 11:35
Mas yo quitaré el reino de la mano de su hijo, y dartelo he a tí, las diez tribus:

1 Kings 11:36
Y a su hijo daré una tribu, para que mi siervo David tenga lámpara todos los dias delante de mi faz en Jerusalem, ciudad que yo me elegí para poner en ella mi nombre.

1 Kings 11:37
Yo te tomaré pues a tí, y tu reinarás en todas las cosas que deseare tu alma: y serás rey sobre Israel.

1 Kings 11:38
Y será que si oyendo oyeres todas las cosas que yo te mandare, y anduvieres en mis caminos, e hicieres lo que es recto delante de mis ojos, guardando mis estatutos, y mis mandamientos, como hizo David mi siervo, yo seré contigo, y te edificaré casa firme, como la edifiqué a David, y yo te entregaré a Israel.

1 Kings 11:39
Y yo afligiré la simiente de David a causa de esto, empero no para siempre.

1 Kings 11:40
Y procuró Salomón de matar a Jeroboam: mas levantándose Jeroboam huyó a Egipto a Sesac rey de Egipto: y estuvo en Egipto hasta la muerte de Salomón.

1 Kings 11:41
Lo demás de los hechos de Salomón, y todas las cosas que hizo, y su sabiduría, ¿no están escritas en el libro de los hechos de Salomón?

1 Kings 11:42
Y los dias que Salomón reinó en Jerusalem sobre todo Israel, fueron cuarenta años.

1 Kings 11:43
Y durmió Salomón con sus padres, y fué sepultado en la ciudad de David su padre: y reinó en su lugar Roboam su hijo.

1 Kings 12:1
Y VINO Roboam a Siquem; por- que todo Israel había venido en Siquem para hacerle rey.

1 Kings 12:2
Y aconteció, que como lo oyó Jeroboam, hijo de Nabat, que estaba en Egipto: (porque había huido de delante del rey Salomón, y habitaba en Egipto;)

1 Kings 12:3
Enviaron y llamáronle. Vino pues Jeroboam y toda la congregación de Israel, y hablaron a Roboam, diciendo:

1 Kings 12:4
Tu padre agravó nuestro yugo, mas ahora tú disminuye algo de la dura servidumbre de tu padre, y del yugo pesado que puso sobre nosotros, y servirte hemos.

1 Kings 12:5
Y él les dijo: Idos, y de aquí a tres dias volvéd a mí. Y el pueblo se fué.

1 Kings 12:6
Entonces el rey Roboam tomó consejo con los ancianos que habían estado delante de Salomón su padre cuando vivía, y dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que responda a este pueblo?

1 Kings 12:7
Y ellos le hablaron, diciendo: Si tú fueres hoy siervo de este pueblo y le sirvieres, y respondiéndole buenas palabras les hablares, ellos te servirán para siempre.

1 Kings 12:8
Mas él dejado el consejo de los viejos que le habían dado, tomó consejo con los mancebos, que se habían criado con él, y estaban delante de él.

1 Kings 12:9
Y díjoles: ¿Cómo aconsejáis vosotros que respondamos a este pueblo, que me han hablado, diciendo: Disminuye algo del yugo que tu padre puso sobre nosotros?

1 Kings 12:10
Entónces los mancebos que se habían criado con él, le respondieron, diciendo: Así hablarás a este pueblo que te ha dicho estas palabras: Tu padre agravó nuestro yugo: mas tú disminúyenos algo: así les hablarás: El menor dedo de los míos, es más grueso que los lomos de mi padre.

1 Kings 12:11
Ahora pues, mi padre os cargó de pesado yugo, mas yo añadiré a vuestro yugo. Mi padre os hirió con azotes, mas yo os heriré con escorpiones.

1 Kings 12:12
Y la tercero día vino Jeroboam y todo el pueblo a Roboam, como el rey no había mandado, diciendo: Volvéd a mí al tercero día.

1 Kings 12:13
Y el rey respondió al pueblo duramente, dejado el consejo de los ancianos, que le habían dado.

1 Kings 12:14
Y hablóles conforme al consejo de los mancebos, diciendo: Mi padre agravó vuestro yugo, mas yo añadiré a vuestro yugo; mi padre os hirió con azotes, mas yo os heriré con escorpiones.

1 Kings 12:15
Y no oyó el rey al pueblo; porque era ordenación de Jehová para confirmar su palabra, que Jehová había hablado por mano de Ahías, Silonita, a Jeroboam, hijo de Nabat.

1 Kings 12:16
Y cuando todo el pueblo vió, que el rey no los había oido, respondióle estas palabras, diciendo: ¿Qué parte tenemos nosotros con David? No hay heredad en el hijo de Isaí. Israel, a tus estancias. Provee ahora en tu casa, David. Entónces Israel se fué a sus estancias.

1 Kings 12:17
Y reinó Roboam sobre los hijos de Israel, que moraban en las ciudades de Judá.

1 Kings 12:18
Y el rey Roboam envió a Aduram que estaba sobre los tributos; y todo Israel le apedreó a piedra, y murió. Entónces el rey Roboam se esforzó a subir en un carro, y huir a Jerusalem.

1 Kings 12:19
Así se separó Israel de la casa de David hasta hoy.

1 Kings 12:20
Y aconteció que oyendo todo Israel que Jeroboam era vuelto, enviaron y le llamaron a la congregación, e hiciéronle rey sobre todo Israel, sin quedar tribu alguna que siguiese la casa de David, sino solo la tribu de Judá.

1 Kings 12:21
Y como Roboam vino a Jerusalem, juntó toda la casa de Judá, y la tribu de Benjamín, ciento y ochenta mil hombres escogidos de guerra, para hacer guerra a la casa de Israel, y reducir el reino a Roboam, hijo de Salomón.

1 Kings 12:22
Mas fué palabra de Jehová a Semeías, varón de Dios, diciendo:

1 Kings 12:23
Habla a Roboam, hijo de Salomón, rey de Judá, y a toda la casa de Judá, y de Benjamín, y a los demás del pueblo, diciendo:

1 Kings 12:24
Así dijo Jehová: No vayáis, ni peléeis contra vuestros hermanos los hijos de Israel: volvéos cada uno a su casa; porque este negocio yo lo he hecho. Y ellos oyeron la palabra de Dios, y volviéronse, y fuéronse, conforme a la palabra de Jehová.

1 Kings 12:25
Y reedificó Jeroboam a Siquem en el monte de Efraim, y habitó en ella: y saliendo de allí reedificó a Fanuel.

1 Kings 12:26
Y dijo Jeroboam en su corazon: Ahora se volverá el reino a la casa de David,

1 Kings 12:27
Si este pueblo subiere a sacrificar a la casa de Jehová en Jerusalem; porque el corazón de este pueblo se convertirá a su señor Roboam, rey de Judá, y matarme han, y tornarse han a Roboam rey de Judá.

1 Kings 12:28
Y habido consejo, el rey hizo dos becerros de oro, y díjoles: Harto habéis subido a Jerusalem, he aquí tus dioses, oh Israel, que te hicieron subir de la tierra de Egipto.

1 Kings 12:29
Y puso el uno en Betel, y el otro puso en Dan.

1 Kings 12:30
Y esto fué ocasión de pecado: porque el pueblo iba delante del uno hasta Dan.

1 Kings 12:31
Hizo también casa de altos, e hizo sacerdotes parte del pueblo que no eran de los hijos de Leví.

1 Kings 12:32
E instituyó Jeroboam solemnidad en el mes octavo, a los quince del mes, conforme a la solemnidad que se celebraba en Judá: y sacrificó sobre altar, así hizo en Betel sacrificando a los becerros que hizo. Y ordenó en Betel sacerdotes de los altos que él había hecho.

1 Kings 12:33
Y sacrificó sobre el altar que él había hecho en Betel a los quince del mes octavo, el mes que él había inventado de su corazon; e hizo fiesta a los hijos de Israel, y subió al altar para quemar olores.

1 Kings 13:1
Y HE aquí que un varón de Dios, por palabra de Jehová, vino de Judá a Betel: y estando Jeroboam al altar para quemar perfumes.

1 Kings 13:2
El clamó contra el altar por palabra de Jehová, y dijo: Altar, altar, así dijo Jehová: He aquí que a la casa de David nacerá un hijo, llamado Josías, el cual sacrificará sobre tí a los sacerdotes de los altos que queman sobre tí perfumes; y sobre tí quemarán huesos de hombres.

1 Kings 13:3
Y aquel mismo día dió una señal diciendo: Esta es la señal que Jehová ha hablado: he aquí que el altar se quebrará, y la ceniza que sobre él está se derramará.

1 Kings 13:4
Y como el rey oyó la palabra del varón de Dios, que había clamado contra el altar en Betel, extendiendo su mano desde el altar, Jeroboam dijo: Prendédle: mas la mano, que había extendido contra él, se le secó, que no la pudo tornar a sí.

1 Kings 13:5
Y el altar se rompió, y la ceniza se derramó del altar, conforme a la señal que el varón de Dios había dado por palabra de Jehová.

1 Kings 13:6
Entónces respondiendo el rey, y dijo al varón de Dios: Yo te ruego que rueges a la faz de Jehová tu Dios, y ora por mí, que mi mano me sea restituida. Y el varón de Dios oró a la faz de Jehová, y la mano del rey se volvió a él, y se tornó como ántes.

1 Kings 13:7
Y el rey dijo al varón de Dios: Ven conmigo a casa, y comerás, y yo te daré don.

1 Kings 13:8
Mas el varón de Dios dijo al rey: Si me dieses la mitad de tu casa, no iría contigo, ni comería pan, ni bebería agua en este lugar:

1 Kings 13:9
Porque así me es mandado por palabra de Jehová, diciendo: No comas pan, ni bebas agua, ni vuelvas por el camino que fueres.

1 Kings 13:10
Y así se vino por otro camino, y no volvió por el camino por donde había venido a Betel.

1 Kings 13:11
Y moraba en Betel un viejo profeta, al cual vino su hijo, y contóle todo el hecho que el varón de Dios había hecho aquel día en Betel: y contaron a su padre las palabras que había hablado al rey.

1 Kings 13:12
Y su padre les dijo: ¿Por qué camino fué? Y sus hijos le mostraron el camino por donde se había tornado el varón de Dios, que había venido de Judá.

1 Kings 13:13
Y él dijo a sus hijos: Enalbardádme el asno. Y ellos le enalbardaron el asno, y subió en él.

1 Kings 13:14
Y yendo tras el varón de Dios, hallóle que estaba sentado debajo de un alcornoque: y díjole: ¿Eres tú el varón de Dios, que veniste de Judá? Y él dijo: Yo soy.

1 Kings 13:15
Y él le dijo: Ven conmigo a casa, y come del pan.

1 Kings 13:16
Y él respondió: No podré volver contigo, ni iré contigo: ni tampoco comeré pan, ni beberé agua contigo en este lugar;

1 Kings 13:17
Porque por palabra de Dios me ha sido dicho: No comas pan, ni bebas agua allá: ni vuelvas por el camino que fueres.

1 Kings 13:18
Y el otro le dijo: Yo también soy profeta como tú; y un ángel me ha hablado por palabra de Jehová, diciendo: Vuélvele contigo a tu casa, para que coma pan, y bebe agua. Mintióle.

1 Kings 13:19
Entónces volvió con él; y comió del pan en su casa, y bebió del agua.

1 Kings 13:20
Y aconteció que estando ellos a la mesa, fué palabra de Jehová al profeta que le había hecho volver:

1 Kings 13:21
Y clamó al varón de Dios, que había venido de Judá, diciendo: Así dijo Jehová: Por cuanto has sido rebelde al dicho de Jehová, y no guardaste el mandamiento que Jehová tu Dios te había mandado,

1 Kings 13:22
Ántes volviste, y comiste del pan, y bebiste del agua en el lugar donde Jehová te había dicho, que ni comieses pan, ni bebieses agua, no entrará tu cuerpo en el sepulcro de tus padres.

1 Kings 13:23
Y como hubo comido del pan, y bebido, el profeta que le había hecho volver le enalbardó un asno:

1 Kings 13:24
Y yéndose, topóle un león en el camino, y le mató; y su cuerpo estaba echado en el camino, y el asno estaba junto a él, y el león también estaba junto al cuerpo.

1 Kings 13:25
Y, he aquí, unos que pasaban, y vieron el cuerpo que estaba echado en el camino, y el león que estaba junto al cuerpo; y vinieron, y lo dijeron en la ciudad donde el viejo profeta habitaba.

1 Kings 13:26
Y oyéndolo el profeta que le había vuelto del camino, dijo: Varón de Dios es, que fué rebelde al dicho de Jehová: por tanto Jehová le ha entregado al león, que le ha quebrantado y muerto, conforme a la palabra de Jehová, que él le dijo.

1 Kings 13:27
Y habló a sus hijos, y díjoles: Enalbardádme un asno. Y ellos se le enalbardaron.

1 Kings 13:28
Y él fué, y halló su cuerpo tendido en el camino, y el asno y el león estaban junto al cuerpo: el león no había comido el cuerpo, ni dañado al asno.

1 Kings 13:29
Y tomando el profeta el cuerpo del varón de Dios, púsole sobre el asno, y tornóle. Y el profeta viejo vino a la ciudad, para endecharle y enterrarle.

1 Kings 13:30
Y puso su cuerpo en su sepulcro: y endecháronle, diciendo: ¡Ay, hermano mío!

1 Kings 13:31
Y después que le hubieron enterrado habló a sus hijos, diciendo: Cuando yo muriere, enterrádme en el sepulcro en que está sepultado el varón de Dios: ponéd mis huesos junto a los suyos;

1 Kings 13:32
Porque sin duda vendrá lo que él dijo a voces por palabra de Jehová contra el altar que está en Betel, y contra todas las casas de los altos, que están en las ciudades de Samaria.

1 Kings 13:33
Después de esta palabra no se tornó Jeroboam de su camino malo; ántes volvió, e hizo sacerdotes de los altos parte del pueblo, y quien quería se consagraba, y era de los sacerdotes de los altos.

1 Kings 13:34
Y esto fué causa de pecado a la casa de Jeroboam, por lo cual fué cortada y raida de sobre la haz de la tierra.

1 Kings 14:1
EN aquel tiempo Abías, hijo de Jeroboam, cayó enfermo.

1 Kings 14:2
Y dijo Jeroboam a su mujer: Levántate ahora, y disfrázate, porque no te conozcan que eres la mujer de Jeroboam; y vé a Silo, que allá está Ahías profeta, el que me dijo que yo había de ser rey sobre este pueblo.

1 Kings 14:3
Y toma en tu mano diez panes, y turrones, y una botija de miel, y vé a él: para que te declare lo que ha de ser de este mozo.

1 Kings 14:4
Y la mujer de Jeroboam hízolo así: y levantóse, y fué a Silo, y vino a casa de Ahías: y Ahías no podía ya ver, que sus ojos se habían oscurecido a causa de su vejez.

1 Kings 14:5
Mas Jehová había dicho a Ahías: He aquí que la mujer de Jeroboam vendrá a consultarte por su hijo que está enfermo. Tu, pues, responderle has así, y así:

1 Kings 14:6
Y será, que cuando ella vendrá, vendrá disimulada. Y como Ahías oyó el sonido de sus piés, que entraba por la puerta, dijo: Entra mujer de Jeroboam, ¿por qué te disimulas? empero yo soy enviado a tí con revelación dura.

1 Kings 14:7
Vé, y dí a Jeroboam: Así dijo Jehová Dios de Israel: Por cuanto yo te levanté de en medio del pueblo, y te hice príncipe sobre mi pueblo Israel:

1 Kings 14:8
Y rompí el reino de la casa de David, y te lo entregué a tí: y tú no has sido como David mi siervo, que guardó mis mandamientos, y anduvo en pos de mí con todo su corazón, haciendo solamente lo que era derecho delante de mis ojos;

1 Kings 14:9
Ántes hiciste lo malo sobre todos los que han sido ántes de tí: que fuiste, y te hiciste otros dioses y fundiciones para enojarme, y a mí me echaste tras tus espaldas:

1 Kings 14:10
Por tanto he aquí que yo traigo mal sobre la casa de Jeroboam; y yo talaré de Jeroboam todo meante a la pared, así el guardado, como el desamparado en Israel: y yo barreré la posteridad de la casa de Jeroboam; como es barrido el estiércol, hasta que sea acabada.

1 Kings 14:11
El que muriere de los de Jeroboam en la ciudad, los perros le comerán: y el que muriere en el campo, comerle han las aves del cielo; porque Jehová lo ha dicho.

1 Kings 14:12
Y tú levántate y véte a tu casa, que en entrando tu pié en la ciudad, el mozo morirá;

1 Kings 14:13
Y todo Israel le endechará, y enterrarle han; porque aquel solo de los de Jeroboam entrará en sepultura; por cuanto se ha hallado en él alguna cosa buena de Jehová Dios de Israel, en la casa de Jeroboam.

1 Kings 14:14
Y Jehová se despartará rey sobre Israel, que talará la casa de Jeroboam en este día: ¿y qué, si ahora?

1 Kings 14:15
Y Jehová herirá a Israel, como la caña que se mueve en las aguas: y él arrancará a Israel de esta buena tierra, que él había dado a sus padres, y esparcirlos ha de la otra parte del río, por cuanto han hecho sus bosques, enojando a Jehová.

1 Kings 14:16
Y él entregará a Israel por los pecados de Jeroboam, el cual pecó, y ha hecho pecar a Israel.

1 Kings 14:17
Entónces la mujer de Jeroboam se levantó, y se fué, y vino a Tersa: y entrando ella por el umbral de la casa, el mozo murió.

1 Kings 14:18
Y le enterraron, y todo Israel le endechó, conforme a la palabra de Jehová, que él había hablado por mano de su siervo Ahías profeta.

1 Kings 14:19
Los otros hechos de Jeroboam, que guerras hizo, y como reinó, todo está escrito en el libro de las palabras de los dias de los reyes de Israel.

1 Kings 14:20
El tiempo que reinó Jeroboam, fueron veinte y dos años: y habiendo dormido con sus padres, reinó en su lugar Nadab su hijo.

1 Kings 14:21
Y Roboam, hijo de Salomón, reinó en Judá. De cuarenta y un años era Roboam cuando comenzó a reinar; y diez y siete años reinó en Jerusalem, ciudad que Jehová eligió de todas las tribus de Israel para poner allí su nombre. El nombre de su madre fué Naama Ammonita.

1 Kings 14:22
Y Judá hizo lo malo en los ojos de Jehová, y enojáronle más que todo lo que sus padres habían hecho en sus pecados que pecaron.

1 Kings 14:23
Porque ellos también se edificaron altos, estatuas, y bosques en todo collado alto, y debajo de todo árbol sombrío.

1 Kings 14:24
Hubo también sodomitas en la tierra, e hicieron conforme a todas las abominaciones de las gentes, que Jehová había echado delante de los hijos de Israel.

1 Kings 14:25
Al quinto año del rey Roboam subió Sesac rey de Egipto contra Jerusalem.

1 Kings 14:26
Y tomó los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa real, y saqueólo todo. Y tomó todos los escudos de oro, que Salomón había hecho.

1 Kings 14:27
E hizo el rey Roboam en lugar de ellos escudos de metal, y dióles en mano de los capitanes de los de la guardia, que guardaban la puerta de la casa real.

1 Kings 14:28
Y cuando el rey entraba en la casa de Jehová, los de la guardia los llevaban: y después los ponían en la cámara de los de la guardia.

1 Kings 14:29
Lo demás de los hechos de Roboam, y todas las cosas que hizo, ¿no están escritas en las crónicas de los reyes de Judá?

1 Kings 14:30
Y hubo guerra entre Roboam y Jeroboam todos los dias.

1 Kings 14:31
Y durmió Roboam con sus padres, y fué sepultado con sus padres en la ciudad de David. El nombre de su madre fué Naama Ammonita. Y reinó en su lugar Abiam su hijo.

1 Kings 15:1
EN el año diez y ocho del rey Jeroboam, hijo de Nabat, Abiam comenzó a reinar sobre Judá.

1 Kings 15:2
Reinó tres años en Jerusalem. El nombre de su madre fué Maaca, hija de Abesalón.

1 Kings 15:3
Y anduvo en todos los pecados de su padre, que hizo ántes de él, y no fué su corazón perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de David su padre.

1 Kings 15:4
Mas por causa de David, Jehová su Dios le dió lámpara en Jerusalem, despertándole su hijo después de él, y confirmando a Jerusalem:

1 Kings 15:5
Por cuanto David había hecho lo que era recto delante de los ojos de Jehová, y de ninguna cosa que le mandase se había apartado en todos los dias de su vida, sino fué el negocio de Urías Jetteo.

1 Kings 15:6
Y hubo guerra entre Roboam y Jeroboam todos los dias de su vida.

1 Kings 15:7
Lo demás de los hechos de Abiam, y todas las cosas que hizo, ¿no estan escritas en el libro de las crónicas de los reyes de Judá? Y hubo guerra entre Abiam y Jeroboam.

1 Kings 15:8
Y durmió Abiam con sus padres, y sepultáronle en la ciudad de David: y reinó Asa su hijo en su lugar.

1 Kings 15:9
En el año veinte de Jeroboam rey de Israel, Asa comenzó a reinar sobre Judá.

1 Kings 15:10
Y reinó cuarenta y un años en Jerusalem: el nombre de su madre fué Maaca, hija de Abesalón.

1 Kings 15:11
Y Asa hizo lo que era recto delante de los ojos de Jehová, como David su padre;

1 Kings 15:12
Porque quitó los sodomitas de la tierra, y quitó todas las suciedades que sus padres habían hecho.

1 Kings 15:13
Y también privó a su madre Maaca de ser princesa, porque había hecho un ídolo en un bosque. Y Asa deshizo el ídolo de su madre, y le quemó junto al arroyo de Cedrón.

1 Kings 15:14
Mas los altos no se quitaron: empero el corazón de Asa fué perfecto con Jehová toda su vida.

1 Kings 15:15
También metió en la casa de Jehová lo que su padre había dedicado, y lo que él dedicó, oro, y plata, y vasos.

1 Kings 15:16
Y hubo guerra entre Asa y Baasa rey de Israel, todo el tiempo de ámbos.

1 Kings 15:17
Y subió Baasa rey de Israel contra Judá, y edificó a Rama, para no dejar salir ni entrar a ninguno de Asa rey de Judá.

1 Kings 15:18
Y tomando Asa toda la plata y oro que había quedado en los tesoros de la casa de Jehová, y en los tesoros de la casa real, los entregó en las manos de sus siervos, y enviólos el rey Asa a Benadad, hijo de Tabrimón, hijo de Hezión, rey de Siria, el cual residia en Damasco, diciendo:

1 Kings 15:19
Alianza hay entre mí y tí, y entre mi padre y el tuyo: he aquí que yo te envio un presente de plata y oro: vé, y rompe tu alianza con Baasa rey de Israel para que se aparte de mí.

1 Kings 15:20
Y Ben-adad consintió con el rey Asa, y envió los príncipes de los ejércitos que tenía contra las ciudades de Israel: e hirió a Ahión, y a Dan, y a Abel Betmaaca, y a toda Cenerot, con toda la tierra de Neftalí.

1 Kings 15:21
Y oyendo esto Baasa, dejó de edificar a Rama, y estúvose en Tersa.

1 Kings 15:22
Entónces el rey Asa juntó a todo Judá, sin quedar ninguno, y quitaron la piedra y la madera de Rama, con que Baasa edificaba, y edificó con ello el rey Asa a Gabaa de Benjamín, y a Maspa.

1 Kings 15:23
Lo demás de todos los hechos de Asa, y toda su fortaleza, y todas las cosas que hizo, y las ciudades que edificó, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá? Con todo eso, en el tiempo de su vejez, enfermó de sus piés.

1 Kings 15:24
Y durmió Asa con sus padres, y fué sepultado con sus padres en la ciudad de David su padre: y reinó en su lugar Josafat su hijo.

1 Kings 15:25
Y Nadab, hijo de Jeroboam, comenzó a reinar sobre Israel en el segundo año de Asa rey de Judá; y reinó sobre Israel dos años.

1 Kings 15:26
E hizo lo malo delante de los ojos de Jehová, andando en el camino de su padre, y en sus pecados con que hizo pecar a Israel.

1 Kings 15:27
Y Baasa, hijo de Ahías, el cual era de la casa de Isacar, hizo conspiración contra él, y le hirió Baasa en Gebbetón, que era de los Filisteos; porque Nadab, y todo Israel tenían cercado a Gebbetón.

1 Kings 15:28
Y le mató Baasa en el tercero año de Asa rey de Judá, y reinó en su lugar.

1 Kings 15:29
Y como él vino al reino, hirió toda la casa de Jeroboam; sin dejar alma de los de Jeroboam hasta raerle, conforme a la palabra de Jehová, que él habló por su siervo Ahías, Silonita,

1 Kings 15:30
Por los pecados de Jeroboam que él hizo, y con los cuales hizo pecar a Israel; y por su provocación con que provocó a enojo a Jehová Dios de Israel.

1 Kings 15:31
Lo demás de los hechos de Nadab, y todas las cosas que hizo, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

1 Kings 15:32
Y hubo guerra entre Asa y Baasa rey de Israel todo el tiempo de ámbos.

1 Kings 15:33
En el tercero año de Asa rey de Judá, comenzó a reinar Baasa, hijo de Ahías, sobre todo Israel en Tersa, y reinó veinte y cuatro años.

1 Kings 15:34
E hizo lo malo delante de los ojos de Jehová, y anduvo en el camino de Jeroboam, y en su pecado con que hizo pecar a Israel.

1 Kings 16:1
Y FUÉ palabra de Jehová a Jehú, hijo de Hanani, contra Baasa, diciendo:

1 Kings 16:2
Por cuanto yo te levanté del polvo, y te puse por príncipe sobre mi pueblo Israel, mas tú has andado en el camino de Jeroboam, y has hecho pecar a mi pueblo Israel, provocándome a ira en sus pecados:

1 Kings 16:3
He aquí yo barro la posteridad de Baasa, y la posteridad de su casa; y pondré tu casa, como la casa de Jeroboam, hijo de Nabat.

1 Kings 16:4
El que de Baasa fuere muerto en la ciudad, los perros le comerán: y el que de él fuere muerto en el campo, comerle han las aves del cielo.

1 Kings 16:5
Lo demás de los hechos de Baasa, y las cosas que hizo, y su fortaleza, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

1 Kings 16:6
Y durmió Baasa con sus padres, y fué sepultado en Tersa; y reinó en su lugar Ela su hijo.

1 Kings 16:7
Y asimismo había sido palabra de Jehová por Jehú, hijo de Hanani, profeta, sobre Baasa, y sobre su casa, y sobre todo lo malo que hizo delante de los ojos de Jehová, provocándole a ira con las obras de sus manos, que sería hecha como la casa de Jeroboam: y sobre que le había herido.

1 Kings 16:8
En el año veinte y seis de Asa rey de Judá, comenzó a reinar Ela, hijo de Baasa, sobre Israel en Tersa, dos años:

1 Kings 16:9
E hizo conjuración contra él su siervo Zambri, príncipe sobre la mitad de los carros: y estando él en Tersa bebiendo, y embriagado en casa de Arsa su mayordomo en Tersa,

1 Kings 16:10
Vino Zambri, y le hirió, y mató en el año veinte y siete de Asa rey de Judá, y reinó en su lugar.

1 Kings 16:11
Y reinando él, y estando asentado en su trono hirió toda la casa de Baasa sin dejar en ella meante a la pared, ni sus parientes ni amigos.

1 Kings 16:12
Y así rayó Zambri toda la casa de Baasa, conforme a la palabra de Jehová, que había hablado contra Baasa por Jehú profeta:

1 Kings 16:13
Por todos los pecados de Baasa, y los pecados de Ela su hijo, con que ellos pecaron, e hicieron pecar a Israel, provocando a enojo a Jehová Dios de Israel con sus vanidades.

1 Kings 16:14
Los demás hechos de Ela, y todas las cosas que hizo, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

1 Kings 16:15
En el año veinte y siete de Asa rey de Judá, comenzó a reinar Zambri siete dias en Tersa: y el pueblo había asentado campo sobre Gebbetón, ciudad de los Filisteos.

1 Kings 16:16
Y el pueblo que estaba en el campo oyendo decir: Zambri ha hecho conjuración, y ha muerto al rey, entónces todo Israel levantó por rey sobre Israel a Amrí, general del ejército, el mismo día en el campo.

1 Kings 16:17
Y subió Amrí y todo Israel con él de Gebbetón, y cercáron a Tersa.

1 Kings 16:18
Y viendo Zambri tomada la ciudad se metió en el palacio de la casa real, y pegó fuego a la casa consigo; y murió,

1 Kings 16:19
Por sus pecados con que él pecó, haciendo lo malo delante de los ojos de Jehová, y andando en los caminos de Jeroboam, y en sus pecados que hizo, haciendo pecar a Israel.

1 Kings 16:20
Los demás hechos de Zambri, y su conspiración, que conspiró, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

1 Kings 16:21
Entónces el pueblo de Israel fué dividido en dos partes; la mitad del pueblo seguía a Tebni, hijo de Ginet, para hacerle rey: y la otra mitad seguía a Amrí.

1 Kings 16:22
Mas el pueblo que seguía a Amrí, pudo más que el que seguía a Tebni, hijo de Ginet: y Tebni murió, y Amrí fué rey.

1 Kings 16:23
En el año treinta y uno de Asa rey de Judá, Amrí reinó sobre Israel doce años: y en Tersa reinó seis años.

1 Kings 16:24
Este compró el monte de Samaria de Semer por dos talentos de plata: y edificó en el monte, y llamó el nombre de la ciudad que edificó, como el nombre de Semer, señor del monte de Samaria.

1 Kings 16:25
E hizo Amrí lo malo delante de los ojos de Jehová, e hizo peor que todos los que habían sido ántes de él.

1 Kings 16:26
Porque anduvo en todos los caminos de Jeroboam, hijo de Nabat, y en su pecado con que hizo pecar a Israel, provocandó a ira a Jehová Dios de Israel con sus vanidades.

1 Kings 16:27
Lo demás de los hechos de Amrí, y todas las cosas que hizo, y sus valentías que hizo, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

1 Kings 16:28
Y Amrí durmió con sus padres, y fué sepultado en Samaria; y reinó en su lugar Acab su hijo.

1 Kings 16:29
Y comenzó a reinar Acab, hijo de Amrí, sobre Israel el año treinta y ocho de Asa rey de Judá.

1 Kings 16:30
Y reinó Acab, hijo de Amrí, sobre Israel en Samaria, veinte y dos años. Y Acab, hijo de Amrí, hizo lo malo delante de los ojos de Jehová sobre todos los que fueron ántes de él.

1 Kings 16:31
Porque le fué ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, y tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal, rey de los Sidonios: y fué, y sirvió a Baal, y le adoró.

1 Kings 16:32
E hizo altar a Baal, en el templo de Baal que él edificó en Samaria.

1 Kings 16:33
Hizo también Acab bosque: y añadió Acab haciendo provocar a ira a Jehová Dios de Israel, más que todos los reyes de Israel, que fueron ántes de él.

1 Kings 16:34
En su tiempo Hiel de Betel reedificó a Jericó. En Abiram su primogénito la fundó: y en Segub su hijo postrero puso sus puertas, conforme a la palabra de Jehová que había hablado por Josué, hijo de Nun.

1 Kings 17:1
ENTÓNCES Elías Tesbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive Jehová Dios de Israel, delante del cual yo estoy, que no habrá lluvia, ni roció en estos años, sino por mi palabra.

1 Kings 17:2
Y fué palabra de Jehová a el, diciendo:

1 Kings 17:3
Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Carit, que está ántes del Jordan.

1 Kings 17:4
Y beberás del arroyo, y yo he mandado a los cuervos, que te den allí de comer.

1 Kings 17:5
Y él fué, e hizo conforme a la palabra de Jehová: y fuése y asentó junto al arroyo de Carit, que está ántes del Jordán.

1 Kings 17:6
Y los cuervos le traían pan y carne por la mañana, y pan y carne a la tarde, y bebía del arroyo.

1 Kings 17:7
Pasados algunos dias, el arroyo se secó; porque no había llovido sobre la tierra.

1 Kings 17:8
Y fué a él palabra de Jehová, diciendo:

1 Kings 17:9
Levántate, véte a Sarepta de Sidón, y allí morarás: he aquí que yo he mandado allí a una mujer viuda que te sustente.

1 Kings 17:10
Entónces él se levantó; y se fué a Sarepta. Y como llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí cogiendo serojas: y él la llamó, y díjole: Ruégote que me traigas una poca de agua en un vaso, que beba.

1 Kings 17:11
Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y díjole: Ruégote que me traigas también un bocado de pan en tu mano.

1 Kings 17:12
Y ella respondió: Vive Jehová Dios tuyo, que no tengo pan cocido: que solamente un púño de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una botija: y ahora cogía dos serojas, para entrarme y aparejarlo para mí y para mi hijo, y que lo comamos, y después nos muramos.

1 Kings 17:13
Y Elías le dijo: No hayas temor: vé, haz como has dicho; empero házme a mí primero de ahí una pequeña torta debajo de la ceniza y traémela: y después harás para tí y para tu hijo.

1 Kings 17:14
Porque Jehová Dios de Israel dijo así: La tinaja de la harina no faltará, ni la botija del aceite se disminuirá, hasta aquel día en que Jehová dará lluvia sobre la haz de la tierra.

1 Kings 17:15
Entónces ella fué, e hizo como le dijo Elías, y comió él, y ella, y su casa algunos dias.

1 Kings 17:16
Y la tinaja de la harina nunca faltó, ni la botija del aceite menguó, conforme a la palabra de Jehová, que había dicho por Elías.

1 Kings 17:17
Después de estas cosas aconteció, que cayó enfermo el hijo de la señora de la casa, y la enfermedad fué tan grave, que no quedó en él resuello.

1 Kings 17:18
Y ella dijo a Elías: ¿Qué tengo yo contigo varón de Dios? ¿Has venido a mí para traer en memoria mis iniquidades, y para hacerme morir mi hijo?

1 Kings 17:19
Y él le dijo: Dáme acá tu hijo: entónces él le tomó de su regazo, y le llevó a la cámara donde él estaba, y púsole sobre su cama;

1 Kings 17:20
Y clamando a Jehová, dijo: ¿Jehová Dios mío, aun la viuda en cuya casa yo soy hospedado, has afligido, matándole su hijo?

1 Kings 17:21
Y midióse sobre el niño tres veces, y clamó a Jehová, y dijo: Jehová Dios mío, ruégote que vuelva el alma de este niño a sus entrañas.

1 Kings 17:22
Y Jehová oyó la voz de Elías, y el alma del niño volvió a sus entrañas, y revivió.

1 Kings 17:23
Y tomando Elías al niño, trájole de la cámara a la casa, y dióle a su madre, y díjole Elías: Mira, tu hijo vive.

1 Kings 17:24
Entónces la mujer dijo a Elías: Yo conozco ahora que tú eres varón de Dios: y que la palabra de Jehová es verdad en tu boca.

1 Kings 18:1
PASADOS muchos dias, fué palabra de Jehová al tercer año a Elías, diciendo: Vé, muestrate a Acab, y yo daré lluvia sobre la haz de la tierra.

1 Kings 18:2
Y Elías fué para mostrarse a Acab: y había grande hambre en Samaria.

1 Kings 18:3
Y Acab llamó a Abdías su mayordomo, el cual Abdías era en grande manera temeroso de Jehová.

1 Kings 18:4
Porque cuando Jezabel talaba los profetas de Jehová, Abdías tomó cien profetas, los cuales escondió de cincuenta en cincuenta por cuevas, y los sustentó a pan y agua.

1 Kings 18:5
Y dijo Acab a Abdías: Vé por la provincia a todas las fuentes de aguas, y a todos los arroyos, si a dicha hallaremos grama, con que conservemos la vida a los caballos y a las acémilas, para que no nos quedemos sin bestias.

1 Kings 18:6
Y partieron entre sí la provincia para andarla: Acab fué por sí por un camino, y Abdías fué por sí por otro.

1 Kings 18:7
Y yendo Abdías por el camino, topóse con Elías: y como le conoció, postróse sobre su rostro, y dijo: ¿No eres tú mi señor Elías?

1 Kings 18:8
Y él respondió: Yo soy. Vé; dí a tu amo: He aquí Elías.

1 Kings 18:9
Y él dijo: ¿En qué he pecado, para que tú entregues tu siervo en mano de Acab, para que me mate?

1 Kings 18:10
Vive Jehová tu Dios, que ni ha habido nación, ni reino donde mi señor no haya enviado a buscarte: y respondiendo todos: No está aquí; él ha conjurado a reinos y a naciones, si te han hallado.

1 Kings 18:11
Y ahora tú dices: Vé; dí a tu amo: Aquí está Elías.

1 Kings 18:12
Y acontecerá que desde que yo me haya partido de tí, el Espíritu de Jehová te llevará donde yo no sepa: y viniendo yo, y dando las nuevas a Acab, y no hallándote él, él me matará: y tu siervo teme a Jehová desde su mocedad.

1 Kings 18:13
¿No ha sido dicho a mi señor lo que hice, cuando Jezabel mataba los profetas de Jehová; que escondí de los profetas de Jehová cien varones, de cincuenta en cincuenta en cuevas, y los mantuve a pan y agua?

1 Kings 18:14
¿Y ahora dices tú: Vé; dí a tu amo: Aquí está Elías, para que él me mate?

1 Kings 18:15
Y díjole Elías: Vive Jehová de los ejércitos, delante del cual estoy, que hoy me mostraré a él.

1 Kings 18:16
Entónces Abdías fué a encontrarse con Acab, y dióle el aviso: y Acab vino a encontrarse con Elías.

1 Kings 18:17
Y como Acab vió a Elías, díjole Acab: ¿Eres tú él que alborotas a Israel?

1 Kings 18:18
Y él respondió: Yo no he alborotado a Israel, sino tú, y la casa de tu padre, dejando los mandamientos de Jehová, y siguiendo a los Baales.

1 Kings 18:19
Envia pues ahora, y júntame a todo Israel en el monte de Carmelo, y los cuatrocientos y cincuenta profetas de Baal, y los cuatrocientos profetas de los bosques, que comen de la mesa de Jezabel.

1 Kings 18:20
Entónces Acab envió a todos los hijos de Israel, y juntó los profetas en el monte de Carmelo:

1 Kings 18:21
Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo cojearéis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguídle: y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra.

1 Kings 18:22
Y Elías tornó a decir al pueblo: Solo yo he quedado profeta de Jehová; y de los profetas de Baal hay cuatrocientos y cincuenta varones.

1 Kings 18:23
Dénsenos pues dos bueyes, y escójanse ellos el uno, y córtenle en piezas, y pónganle sobre leña, mas no pongan fuego debajo; y yo aparejaré el otro buey, y le pondré sobre leña, y ningún fuego pondré debajo.

1 Kings 18:24
Y vosotros invocaréis en el nombre de vuestros dioses, y yo invocaré en el nombre de Jehová; y será, que el Dios que respondiere por fuego, sea el Dios. Y todo el pueblo respondió, diciendo: Es bien dicho.

1 Kings 18:25
Entónces Elías dijo a los profetas de Baal: Escojéos el un buey, y hacéd primero: porque vosotros sois los más: e invocád en el nombre de vuestros dioses: mas no pongáis fuego debajo.

1 Kings 18:26
Y ellos tomaran el buey que les fué dado, y aparejáronle, e invocaron en el nombre de Baal desde la mañana hasta el mediodía, diciendo: Baal respóndenos. Mas no había voz, ni quien respondiese: entre tanto ellos andaban saltando cerca del altar que habían hecho.

1 Kings 18:27
Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritád a alta voz; que dios es, quizá tiene negocio, o va en seguimiento, o va algún camino, o duerme, y despertará.

1 Kings 18:28
Y ellos clamaban a grandes voces, y sajábanse con cuchillos y con lancetas conforme a su costumbre, hasta derramar sangre sobre sí:

1 Kings 18:29
Y como pasó el mediodía, y ellos aun profetizasen hasta el tiempo del sacrificio del presente, y no había voz, ni quien respondiese, ni escuchase;

1 Kings 18:30
Entónces Elías dijo a todo el pueblo: Acercáos a mí. Y todo el pueblo se llegó a él, y él reparó el altar de Jehová que estaba a ruinado.

1 Kings 18:31
Y tomando Elías doce piedras, conforme al número de las tribus de los hijos de Jacob, al cual había sido palabra de Jehová, diciendo: Israel será tu nombre;

1 Kings 18:32
Edificó con las piedras un altar en el nombre de Jehová: después hizo una regadera al rededor del altar, cuanto cupieran dos satos de simiente.

1 Kings 18:33
Después compuso la leña, y cortó el buey en piezas, y púsole sobre la leña.

1 Kings 18:34
Y dijo: Henchíd cuatro cántaros de agua, y derramádla sobre el holocausto, y sobre la leña. Y dijo: Hacédlo otra vez, e hiciéronlo otra vez: Y dijo: Hacédlo la tercera vez. E hiciéronlo la tercera vez,

1 Kings 18:35
De tal manera que las aguas corrían al rededor del altar, y había también henchido la reguera de agua.

1 Kings 18:36
Y como llegó la hora de ofrecerse el holocausto, llegóse el profeta Elías, y dijo: Jehová Dios de Abraham, de Isaac, y de Israel, sea hoy manifiesto, que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tú siervo, y que por mandamiento tuyo he hecho todas estas cosas.

1 Kings 18:37
Respóndeme Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo, que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú volviste atrás el corazón de ellos.

1 Kings 18:38
Entónces cayó fuego de Jehová, el cual consumió el holocausto, y la leña, y las piedras, y el polvo, y aun las aguas que estaban en la reguera lamió.

1 Kings 18:39
Y viéndolo todo el pueblo, cayeron sobre sus rostros, y dijeron: Jehová es el Dios, Jehová es el Dios.

1 Kings 18:40
Y díjoles Elías: Prendéd a los profetas de Baal, que no escape ninguno. Y ellos los prendieron: y llevólos Elías al arroyo de Cisón, y allí los degolló.

1 Kings 18:41
Entónces Elías dijo a Acab: Sube, come, y bebe, porque una grande lluvia suena.

1 Kings 18:42
Y Acab subió a comer y a beber, y Elías subió a la cumbre del Carmelo, y postrándose a tierra puso su rostro entre las rodillas,

1 Kings 18:43
Y dijo a su criado: Sube ahora, y mira hacia la mar. Y él subió, y miró, y dijo: No hay nada. Y él le volvió a decir: Vuelve siete veces.

1 Kings 18:44
Y a la séptima vez dijo: He aquí una pequeña nube, como la palma de la mano de un hombre, que sube de la mar. Y él dijo: Vé, y dí a Acab: Unce el carro, y desciende, porque la lluvia no te ataje.

1 Kings 18:45
Y aconteció estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes, y viento, e hizo una gran lluvia. Y subiendo Acab vino a Jezrael.

1 Kings 18:46
Y la mano de Jehová fué sobre Elías, el cual ciñó sus lomos, y vino corriendo delante de Acab hasta llegar a Jezrael.

1 Kings 19:1
Y ACAB dió la nueva a Jezabel de todo lo que Elías había hecho, y como había pasado a cuchillo todos los profetas.

1 Kings 19:2
Y envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y así me añadan, si mañana a estas horas yo no haya puesto tu alma como la de uno de ellos.

1 Kings 19:3
Y él hubo temor, y levantóse, y fuése, por escapar su vida, y vino a Beer-seba, que es en Judá, y dejó allí su criado.

1 Kings 19:4
Y él se fué por el desierto un día de camino: y vino, y se sentó debajo de un Enebro, y deseando morirse, dijo: Baste ya, oh Jehová, quita mi alma; que no soy yo mejor que mis padres.

1 Kings 19:5
Y echándose debajo de un Enebro, se durmió; y he aquí luego un ángel, que le tocó, y le dijo: Levántate, come.

1 Kings 19:6
Entónces el miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y un vaso de agua; y comió y bebió, y volvióse a dormir.

1 Kings 19:7
Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, tocóle, diciendo: Levántate, come: porque gran camino te resta.

1 Kings 19:8
Y levantóse, y comió, y bebió, y caminó con la fortaleza de aquella comida cuarenta dias, y cuarenta noches, hasta el monte de Dios, Horeb.

1 Kings 19:9
Y allí se metió en una cueva, donde tuvo la noche. Y fué a él palabra de Jehová, el cual le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías?

1 Kings 19:10
Y él respondió: Celando he celado por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu alianza, han derribado tus altares, y han pasado a cuchillo tus profetas, y yo solo he quedado: y buscan mi vida para quitármela.

1 Kings 19:11
Y él le dijo: Sal fuera, y pónte en el monte delante de Jehová. Y, he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová: mas Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento, un temblor: mas Jehová no estaba en el temblor:

1 Kings 19:12
Y tras el temblor, un fuego: mas Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego, un silbo quieto y delicado.

1 Kings 19:13
El cual como Elías oyó, cubrió su rostro con su manto: y salió, y paróse a la puerta de la cueva: Y, he aquí una voz a él, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías?

1 Kings 19:14
Y él respondió: He celado con zelo por Jehová Dios de los ejércitos: porque los hijos de Israel han dejado tu alianza, han derribado tus altares, y han pasado a cuchillo tus profetas, y yo solo he quedado: y buscan mi vida para quitármela.

1 Kings 19:15
Y díjole Jehová: Vé, vuélvete por tu camino, por el desierto de Damasco: y vendrás, y ungirás a Hazael por rey de Siria;

1 Kings 19:16
Y a Jehú, hijo de Namsi, ungirás por rey sobre Israel: y a Eliseo, hijo de Safat, de Abelmejula ungirás para que sea profeta en lugar de tí.

1 Kings 19:17
Y será, que él que escapare de la espada de Hazael, Jehú le matará: y él que escapare de la espada de Jehú, Eliseo le matará.

1 Kings 19:18
Y yo haré que queden en Israel siete mil: todas rodillas que no se encorvaron a Baal, y todas bocas que no le besaron.

1 Kings 19:19
Y partiéndose él de allí, halló a Eliseo, hijo de Safat, que araba con doce yuntas delante de sí: y él era uno de los doce gañanes. Y pasando Elías por delante de él, echó su manto sobre él.

1 Kings 19:20
Entónces él dejando los bueyes, vino corriendo en pos de Elías, y dijo: Ruégote que me dejes besar mi padre y mi madre, y luego iré tras tí. y él le dijo: Vé, y vuelve, ¿qué te he yo hecho?

1 Kings 19:21
Y volvióse de en pos de él, y tomó un par de bueyes, y matólos, y con el arado de los bueyes coció la carne de ellos, y dióla al pueblo que comiesen: y después se levantó, y fué tras Elías, y le servía.

1 Kings 20:1
ENTÓNCES Ben-adad rey de Siria juntó todo su ejército, y con él treinta y dos reyes con caballos y carros; y subió, y puso cerco a Samaria, y la combatia.

1 Kings 20:2
Y envió mensajeros a Acab rey de Israel a la ciudad, diciendo:

1 Kings 20:3
Así ha dicho Ben-adad: Tu plata y tu oro es mío, y tus mujeres, y tus hijos hermosos son míos.

1 Kings 20:4
Y el rey de Israel respondió, y dijo: Como tú lo dices rey señor mío, yo soy tuyo, y todo lo que tengo.

1 Kings 20:5
Y volviendo los mensajeros otra vez, dijeron: Así dijo Ben-adad: Envio yo a tí, diciendo: Tu plata y tu oro, y tus mujeres, y tus hijos me darás; y mañana a estas horas,

1 Kings 20:6
Yo enviaré a tí mis siervos, los cuales escudriñarán tu casa, y las casas de tus siervos, y tomarán con sus manos, y llevarán todo lo precioso que tuvieres.

1 Kings 20:7
Entónces el rey de Israel llamó a todos los ancianos de la tierra, y díjoles: Entendéd, y ved ahora, como este no busca sino mal; porque ha enviado a mi por mis mujeres y mis hijos, y por mi plata y por mi oro; y yo no se lo he negado.

1 Kings 20:8
Y todos los ancianos y todo el pueblo le respondieron: No le oigas, ni hagas lo que pide.

1 Kings 20:9
Entónces él respondió a los embajadores de Ben-adad: Decíd al rey mi señor: Todo lo que mandaste a tu siervo al principio, haré: mas esto, no lo puedo hacer. Y los embajadores fueron, y diéronle la respuesta.

1 Kings 20:10
Y Ben-adad tornó a enviar a él, diciendo: Así me hagan los dioses, y así me añadan, que el polvo de Samaria no bastará a los puños de todo el pueblo que me sigue.

1 Kings 20:11
Y el rey de Israel respondió, y dijo: Decídle, que no se alabe el que se ciñe, como el que ya se desciñe.

1 Kings 20:12
Y como el oyó esta palabra, estando bebiendo con los reyes en las tiendas, dijo a sus siervos: Ponéd. Y ellos pusieron contra la ciudad.

1 Kings 20:13
Y, he aquí, un profeta vino a Acab rey de Israel, y le dijo: Así ha dicho Jehová: ¿Has visto esta tan grande multitud? He aquí, yo te la entregaré hoy en tu mano, para que conozcas que yo soy Jehová.

1 Kings 20:14
Y respondió Acab: ¿Por mano de quién? Y él dijo: Así dijo Jehová: Por mano de los criados de los príncipes de las provincias. Y él tornó a decir: ¿Quién comenzará la batalla? Y él respondió: Tú.

1 Kings 20:15
Entónces él reconoció los criados de los príncipes de las provincias, los cuales fueron doscientos y treinta y dos. Luego reconoció todo el pueblo, todos los hijos de Israel, que fueron siete mil.

1 Kings 20:16
Y salieron a mediodía: y Ben-adad estaba bebiendo, borracho en las tiendas, él y los reyes: treinta y dos reyes, que habían venido en su ayuda.

1 Kings 20:17
Y los criados de los príncipes de las provincias salieron los primeros. Y Ben-adad había enviado quien le dió aviso, diciendo: Varones han salido de Samaria.

1 Kings 20:18
El entónces dijo: Si han salido por paz, tomádlos vivos: y si han salido para pelear tomádlos vivos.

1 Kings 20:19
Y los criados de los príncipes de las provincias salieron de la ciudad, y después de ellos el ejército.

1 Kings 20:20
E hirió cada uno al que venía contra sí; y los Siros huyeron, siguiéndolos los de Israel, Y el rey de Siria Ben-adad se escapó sobre un caballo, y la gente de a caballo.

1 Kings 20:21
Y salió el rey de Israel, e hirió la gente de a caballo y los carros: y deshizo los Siros con grande estrago.

1 Kings 20:22
Y llegándose el profeta al rey de Israel, díjole: Vé, esfuérzate: sabe y mira lo que has de hacer, porque pasado el año el rey de Siria ha de venir contra tí.

1 Kings 20:23
Y los siervos del rey de Siria le dijeron: Sus dioses son dioses de los montes, por eso nos han vencido: mas si peléaremos con ellos en campaña, verse ha si no los venciéremos.

1 Kings 20:24
Haz pues así: saca los reyes cada uno de su lugar, y pon capitanes en lugar de ellos.

1 Kings 20:25
Y tú házte otro ejército cual fué el ejército que perdiste: caballos por caballos, y carros por carros; y peléaremos con ellos en campo raso, y veremos si no los vencemos. Y él los oyó, e hízolo así.

1 Kings 20:26
Pasado el año, Ben-adad reconoció los Siros, y vino en Afec a pelear contra Israel.

1 Kings 20:27
Y los hijos de Israel fueron también reconocidos, y tomando viandas fuéronles al encuentro, y asentaron campo los hijos de Israel delante de ellos, como dos rebañuelos de cabras: y los Siros henchían la tierra.

1 Kings 20:28
(Y llegándose el varón de Dios al rey de Israel hablóle, diciendo: Así dijo Jehová: Por cuanto los Siros han dicho: Jehová es Dios de los montes, no Dios de los valles, yo entregaré toda esta grande multitud en tu mano: para que conozcáis que yo soy Jehová.

1 Kings 20:29
Siete dias tuvieron asentado campo los unos delante de los otros, y al séptimo día se dió la batalla: y mataron los hijos de Israel de los Siros en un día cien mil hombres de a pié.

1 Kings 20:30
Los demás huyeron a Afec a la ciudad: y el muro cayó sobre veinte y siete mil hombres, que habían quedado: y Ben-adad vino huyendo a la ciudad, y escondíase de cámara en cámara.

1 Kings 20:31
Entónces sus siervos le dijeron: He aquí, hemos oido de los reyes de la casa de Israel, que son clementes reyes: pongamos pues ahora sacos en nuestros lomos, y sogas en nuestras cabezas, y salgamos al rey de Israel: por ventura ta dará la vida.

1 Kings 20:32
Y ciñeron sus lomos de sacos, y sogas a sus cabezas, y vinieron al rey de Israel, y dijéronle: Tu siervo Ben-adad dice: Ruégote que me des la vida. Y él respondió: Si él aun vive, mi hermano es.

1 Kings 20:33
Esto tomaron aquellos varones por buen agüero, y tomaron presto esta palabra de su boca, y dijeron: Ben-adad tu hermano. Y él dijo: Id, y traédmele. Y Ben-adad salió a él, y él le hizo subir en un carro:

1 Kings 20:34
Y él le dijo: Las ciudades que mi padre tomo al tuyo, yo las restituiré; y haz plazas en Damasco para tí, como mi padre las hizo en Samaria: y yo me partiré de tí confederado. Y él hizo con él alianza, y envióle.

1 Kings 20:35
Entónces un varón de los hijos de los profetas dijo a su compañero por palabra de Dios: Hiéreme ahora. Y él otro varón no le quiso herir.

1 Kings 20:36
Y él le dijo: Por cuanto no has obedecido a la palabra de Jehová, he aquí, en apartándote de mí un león te herirá. Y como se apartó de él, topóle un león, y le hirió.

1 Kings 20:37
Y él topóse con otro varón, y díjole: Hiéreme ahora. Y el otro hombre le hirió, y dióle una cuchillada.

1 Kings 20:38
Y se fué el profeta, y púsose delante del rey en el camino, y disfrazóse poníendose sobre los ojos un velo.

1 Kings 20:39
Y como el rey pasaba, él dió voces al rey, y dijo: Tu siervo salió entre el escuadrón, y, he aquí, apartándose uno, trájome a otro, diciendo: Guarda a este hombre; y si él faltare faltando, tu vida será por la suya, o pagarás un talento de plata.

1 Kings 20:40
Y como tu siervo, estaba ocupado a una parte y a otra, él desapareció. Entónces el rey de Israel le dijo: Esa será tu sentencia: tú la pronunciaste.

1 Kings 20:41
Entónces él quitó de presto el velo de sobre sus ojos, y el rey de Israel conoció que era de los profetas.

1 Kings 20:42
Y él le dijo: Así dijo Jehová: Por cuanto soltaste de la mano el varón de mi anatema, tu vida será por la suya, y tu pueblo por el suyo.

1 Kings 20:43
Y el rey de Israel se fué a su casa triste y enojado: y vino a Samaria.

1 Kings 21:1
PASADOS estos negocios, acon- teció que Nabot de Jezrael tenía una viña en Jezrael, junto al palacio de Acab rey de Samaria.

1 Kings 21:2
Y Acab habló a Nabot, diciendo: Dáme tu viña para un huerto de legumbres, porque está cercana, cerca de mi casa, y yo te daré por ella otra viña mejor que esta: o si mejor te pareciere, pagártela he a su precio de dinero.

1 Kings 21:3
Y Nabot respondió a Acab: Guárdeme Jehová de que yo te dé a tí la heredad de mis padres.

1 Kings 21:4
Y vínose Acab a su casa triste y enojado por la palabra que Nabot de Jezrael le había respondido, diciendo: No te daré la heredad de mis padres. Y acostóse en su cama, y volvió su rostro, y no comió pan.

1 Kings 21:5
Y vino a él su mujer Jezabel y díjole: ¿Por qué está así triste tu espíritu? ¿y no comes pan?

1 Kings 21:6
Y él respondió: Porque hablé con Nabot de Jezrael, y díjele, que me diese su viña por dinero: o que, si más quería, le daría otra viña por ella: y él respondió: Yo no te daré mi viña.

1 Kings 21:7
Y su mujer Jezabel le dijo: ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? Levántate, y come pan, y alégrate: yo te daré la viña de Nabot de Jezrael.

1 Kings 21:8
Entónces ella escribió cartas en nombre de Acab, y sellólas con su anillo, y enviólas a los ancianos, y a los principales, que moraban en su ciudad con Nabot.

1 Kings 21:9
Y las cartas que escribió decían así: Pregonád ayuno: y ponéd a Nabot en la cabecera del pueblo:

1 Kings 21:10
Y ponéd asimismo dos hombres, hijos de Belial, delante de él, que atestiguen contra él, y digan: Tú has blasfemado a Dios y al rey. Y entónces sacádle, y apedreádle, y muera.

1 Kings 21:11
Y los de su ciudad, los ancianos y los principales, que moraban en su ciudad, lo hicieron como Jezabel les mandó, conforme a como estaba escrito en las cartas que ella les había enviado.

1 Kings 21:12
Y pregonaron ayuno, y asentaron a Nabot en la cabecera del pueblo.

1 Kings 21:13
Y vinieron dos hombres, hijos de Belial, y sentáronse delante de él, y aquellos hombres, hijos de Belial, atestiguaron contra Nabot delante del pueblo, diciendo: Nabot ha blasfemado a Dios y al rey. Y sacáronle fuera de la ciudad, y apedreáronle con piedras, y murió.

1 Kings 21:14
Y enviaron luego a Jezabel, diciendo: Nabot es apedreado, y muerto.

1 Kings 21:15
Y como Jezabel oyó, que Nabot era apedreado y muerto, dijo a Acab: Levántate, y posee la viña de Nabot de Jezrael, que no te la quiso dar por dinero: porque Nabot de vive, mas es muerto.

1 Kings 21:16
Y oyendo Acab que Nabot era muerto, levántose para descender a la viña de Nabot de Jezrael, para tomar la posesión de ella.

1 Kings 21:17
Entónces fué palabra de Jehová a Elías Tesbita, diciendo:

1 Kings 21:18
Levántate, desciende a encontrarte con Acab rey de Israel, que está en Samaria: He aquí, el está en la viña de Nabot, a la cual ha descendido para tomar la posesión de ella.

1 Kings 21:19
Y hablarle has, diciendo: Así dijo Jehová: ¿No mataste, y también has poseido? Y tornarle has a hablar, diciendo: Así dijo Jehová: En el mismo lugar donde lamieron los perros la sangre de Nabot, los perros también lamerán tu sangre, la tuya misma.

1 Kings 21:20
Y Acab dijo a Elías: ¿Enemigo mío, me has ya hallado? Y él respondió: Te hallé, porque te has vendido a mal hacer delante de Jehová.

1 Kings 21:21
He aquí, yo traigo mal sobre tí, y barreré tu posteridad, y talaré de Acab todo meante a la pared, al guardado, y al desamparado en Israel.

1 Kings 21:22
Y yo pondré tu casa como la casa de Jeroboam, hijo de Nabat, y como la casa de Baasa, hijo de Ahías, por la provocación con que me provocaste a ira, y con que has hecho pecar a Israel.

1 Kings 21:23
De Jezabel también ha hablado Jehová, diciendo: Los perros comerán a Jezabel en la barbacana de Jezrael.

1 Kings 21:24
El que de Acab fuere muerto en la ciudad, perros lo comerán: y el que fuere muerto en el campo, comerle han las aves del cielo.

1 Kings 21:25
A la verdad ninguno fué como Acab, que así se vendiese a hacer lo malo delante de los ojos de Jehová: porque Jezabel su mujer le incitaba.

1 Kings 21:26
El fué en grande manera abominable, caminando en pos de los ídolos, conforme a todo lo que hicieron los Amorreos, a los cuales lanzó Jehová delante de los hijos de Israel.

1 Kings 21:27
Y fué, cuando Acab oyó estas palabras, rompió sus vestidos, y puso saco sobre su carne, y ayunó, y durmió en saco, y anduvo humillado.

1 Kings 21:28
Entónces fué palabra de Jehová a Elías Tesbita, diciendo:

1 Kings 21:29
¿No has visto como Acab se ha humillado delante de mí? Pues por cuanto se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus dias, en los dias de su hijo traeré el mal sobre su casa.

1 Kings 22:1
REPOSARON tres años sin gue- rra entre los Siros e Israel.

1 Kings 22:2
Al tercero año aconteció, que Josafat rey de Judá descendió al rey de Israel.

1 Kings 22:3
Y el rey de Israel dijo a sus siervos: ¿No sabéis que es nuestra Ramot de Galaad? Y nosotros cesamos de tomarla de mano del rey de Siria.

1 Kings 22:4
Y dijo a Josafat: ¿Quieres venir conmigo a pelear contra Ramot de Galaad? Y Josafat respondió al rey de Israel: Como yo, así tú: y como mi pueblo, así tu pueblo: y como mis caballos, tus caballos.

1 Kings 22:5
Y dijo Josafat al rey de Israel: Yo te ruego que consultes hoy la palabra de Jehová.

1 Kings 22:6
Entónces el rey de Israel juntó como cuatrocientos varones profetas, a los cuales dijo: ¿Iré a la guerra contra Ramot de Galaad, o dejarla he? Y ellos dijeron: Sube, porque el Señor la entregará en manos del rey.

1 Kings 22:7
Y dijo Josafat: ¿Hay aun aquí algún profeta de Jehová por el cual consultemos?

1 Kings 22:8
Y el rey de Israel respondió a Josafat: Aun hay un varón, por el cual podríamos consultar a Jehová, Miqueas, hijo de Jemla; mas yo le aborrezco, porque nunca me profetiza bien, sino solamente mal. Y Josafat dijo: No hable el rey así.

1 Kings 22:9
Entónces el rey de Israel llamó a un eunuco, y díjole: Trae presto a Miqueas, hijo de Jemla.

1 Kings 22:10
Y el rey de Israel, y Josafat rey de Judá, estaban sentados cada uno en su trono real, vestidos de sus ropas reales, en la plaza junto a la entrada de la puerta de Samaria, y todos los profetas profetizaban delante de ellos.

1 Kings 22:11
Y Sedequias, hijo de Canaana, se había hecho unos cuernos de hierro, y dijo: Así dijo Jehová: Con estos acornearás a los Siros hasta acabarlos.

1 Kings 22:12
Y todos los profetas profetizaban de la misma manera, diciendo: Sube a Ramot de Galaad, y serás prosperado, que Jehová la dará en mano del rey.

1 Kings 22:13
Y el mensajero que había ido a llamar a Miqueas, le habló, diciendo: He aquí, las palabras de los profetas a una boca anuncían al rey bien: sea ahora tu palabra conforme a la palabra de alguno de ellos, y habla bien.

1 Kings 22:14
Y Miqueas respondió: Vive Jehová, que lo que Jehová me hablare, eso diré.

1 Kings 22:15
Y vino al rey, y el rey le dijo: Miqueas, ¿iremos a pelear contra Ramot de Galaad, o dejarla hemos? Y él le respondió: Sube, que serás prosperado, y Jehová la entregará en mano del rey.

1 Kings 22:16
Y el rey le dijo: ¿Hasta cuántas veces te conjurare, que no me digas sino la verdad, en el nombre de Jehová?

1 Kings 22:17
Entónces él dijo: Yo ví a todo Israel esparcido por los montes como ovejas que no tienen pastor: y Jehová dijo: Estos no tienen señor, vuélvase cada uno a su casa en paz.

1 Kings 22:18
Y el rey de Israel dijo a Josafat: ¿No te lo había yo dicho? Este ninguna cosa buena profetizará sobre mí, sino solamente mal.

1 Kings 22:19
Entónces él dijo: Oye pues palabra de Jehová: Yo ví a Jehová sentado en su trono, y todo el ejército de los cielos estaba junto a él, a su diestra y a su siniestra.

1 Kings 22:20
Y Jehová dijo: ¿Quién inducirá a Acab, para que suba, y caiga en Ramot de Galaad? Y uno decía de una manera, y otro decía de otra.

1 Kings 22:21
Y salió un espíritu, y púsose delante de Jehová, y dijo: Yo le induciré. Y Jehová le dijo: ¿De qué manera?

1 Kings 22:22
Y él dijo: Yo saldré, y seré espíritu de mentira en boca de todos sus profetas. Y él dijo: Inducirle has, y aun saldrás con ello: sal pues, y házlo así.

1 Kings 22:23
Y ahora, he aquí, Jehová ha puesto espíritu de mentira en la boca de todos estos tus profetas, y Jehová ha decretado mal sobre tí.

1 Kings 22:24
Y llegándose Sedequias, hijo de Canaana, hirió a Miqueas en la mejilla, diciendo: ¿Por dónde se fué de mí el Espíritu de Jehová para hablarte a tí?

1 Kings 22:25
Y Miqueas respondió: He aquí, tú lo verás en el mismo día, cuando te irás metiendo de cámara en cámara por esconderte.

1 Kings 22:26
Entónces el rey de Israel dijo: Toma a Miqueas y vuélvele a Amón gobernador de la ciudad, y a Joas hijo del rey.

1 Kings 22:27
Y dirás: Así dijo el rey: Echád a este en la cárcel, y mantenédle con pan de angustia, y con agua de angustia, hasta que yo vuelva en paz.

1 Kings 22:28
Y dijo Miqueas: Si volviendo volvieres en paz, Jehová no ha hablado por mí. Y tornó a decir: Oid todos los pueblos.

1 Kings 22:29
Así subió el rey de Israel, y Josafat rey de Judá a Ramot de Galaad.

1 Kings 22:30
Y el rey de Israel dijo a Josafat: Yo me disfrazaré, y así entraré en la batalla: y tú vístete tus vestidos. Y el rey de Israel se disfrazó, y entró en la batalla.

1 Kings 22:31
Y el rey de Siria había mandado a sus treinta y dos capitanes de los carros, diciendo: No peléeis vosotros con grande ni con chico, sino contra solo el rey de Israel.

1 Kings 22:32
Y como los capitanes de los carros vieron a Josafat, dijeron: Ciertamente este es el rey de Israel, y viniéronse a él para pelear con él: mas el rey Josafat dió voces.

1 Kings 22:33
Y viendo los capitanes de los carros que no era el rey de Israel, apartáronse de él.

1 Kings 22:34
Mas un varón flechando su arco cuanto pudo, hirió al rey de Israel por entre las junturas y las corazas. Y él dijo a su carretero, vuelve las riendas, y sácame del campo, que estoy herido.

1 Kings 22:35
La batalla se había encendido aquel día, y el rey estaba en su carro delante de los Siros: y a la tarde murió: y la sangre de la herida corría por el seno del carro.

1 Kings 22:36
Y a puesta del sol pasó un pregón por el campo, diciendo: Cada uno se vaya a su ciudad: y cada uno a su tierra.

1 Kings 22:37
Y el rey murió, y fué traido a Samaria; y sepultaron al rey en Samaria.

1 Kings 22:38
Y lavaron el carro en el estanque de Samaria, y los perros lamieron su sangre: y lavaron sus armas, conforme a la palabra de Jehová, que había hablado.

1 Kings 22:39
Lo demás de los hechos de Acab, y todas las cosas que hizo, y la casa de marfil que edificó, y todas las ciudades, que edificó, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

1 Kings 22:40
Y durmió Acab con sus padres, y reinó en su lugar Ocozías su hijo.

1 Kings 22:41
Y Josafat, hijo de Asa, comenzó a reinar sobre Judá en el cuarto año de Acab rey de Israel.

1 Kings 22:42
Y era Josafat de treinta y cinco años, cuando comenzó a reinar, y reinó veinte y cinco años en Jerusalem. El nombre de su madre fué Azuba, hija de Salai.

1 Kings 22:43
Y anduvo en todo el camino de Asa su padre, sin declinar de él, haciendo lo que era recto en los ojos de Jehová.

1 Kings 22:44
Con todo eso los altos no fueron quitados; que aun el pueblo sacrificaba, y quemaba olores en los altos.

1 Kings 22:45
Y Josafat hizo paz con el rey de Israel.

1 Kings 22:46
Lo demás de los hechos de Josafat, y sus valentías, que hizo, y las guerras que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

1 Kings 22:47
Y el resto de los sodomíticos que habían quedado en el tiempo de su padre Asa, él los barrió de la tierra.

1 Kings 22:48
Entónces no había rey en Edom, presidente había en lugar de rey.

1 Kings 22:49
Josafat había hecho navíos en Társis, los cuales habían de ir a Ofir por oro: mas no fueron, porque se rompieron en Asión-gaber.

1 Kings 22:50
Entónces Ocozías, hijo de Acab, dijo a Josafat: Vayan mis siervos con los tuyos en los navíos: mas Josafat no quiso.

1 Kings 22:51
Y durmió Josafat con sus padres, y fué sepultado con sus padres en la ciudad de David su padre: y en su lugar reinó Joram su hijo.

1 Kings 22:52
Y Ocozías, hijo de Acab, comenzó a reinar sobre Israel, en Samaria, el año diez y siete de Josafat rey de Judá, y reinó dos años sobre Israel.

1 Kings 22:53
E hizo lo malo en los ojos de Jehová, y anduvo en el camino de su padre, y en el camino de su madre, y en el camino de Jeroboam, hijo de Nabat, que hizo pecar a Israel. 54  Porque sirvió a Baal, y le adoró: y provocó a ira a Jehová Dios de Israel, conforme a todas las cosas que su padre había hecho.

 

 

 

2 Reyes / 2 Kings



2 Kings 1:1
DESPUÉS de la muerte de Acab Moab se rebeló contra Israel:

2 Kings 1:2
Y Ocozías cayó por las rejas de una sala de la casa que tenía en Samaria: y estando enfermo envió mensajeros, y díjoles: Id, y consultad en Baal-zebub dios de Accarón, si tengo de sanar de esta mi enfermedad.

2 Kings 1:3
Entónces el ángel de Jehová habló a Elías Tesbita: Levántate, y sube a encontrarte con los mensajeros del rey de Samaria ,y decirles has: ¿No hay Dios en Israel, que vosotros vais a consultar a Baal-zebub dios de Accaron:

2 Kings 1:4
Por tanto así dijo Jehová: Del lecho en que subiste no descenderás, ántes muriendo morirás. Y Elías se fué.

2 Kings 1:5
Y como los mensajeros se volvieron al rey, él les dijo: ¿Por qué pues os habéis vuelto?

2 Kings 1:6
Y ellos le respondieron: Encontramos un varón que nos dijo: Id, y volvéos al rey que os envió, y decídle: Así dijo Jehová: ¿No hay Dios en Israel, que tú envias a consultar a Baal-zebub dios de Accarón? Por tanto del lecho en que subiste, no descenderás, ántes muriendo morirás.

2 Kings 1:7
Entónces él les dijo: ¿Qué hábito era él de aquel varón que encontrasteis, y que os dijo tales palabras?

2 Kings 1:8
Y ellos le respondieron: Un varón velloso, y ceñía sus lomos con una cinta de cuero. Entónces él dijo: Elías Tesbita es.

2 Kings 1:9
Y envió a él un capitán de cincuenta hombres con sus cincuenta, el cual subió a él, y, he aquí que él estaba sentado en la cumbre del monte: y él le dijo: Varón de Dios, el rey ha dicho, que desciendas.

2 Kings 1:10
Y Elías respondió, y dijo al capitán de cincuenta: Si yo soy varón de Dios, descienda fuego del cielo, y consúmate con tus cincuenta. Y descendió fuego del cielo, que le consumió a él, y a sus cincuenta.

2 Kings 1:11
El rey volvió a enviar a él otro capitán de cincuenta hombres con sus cincuenta, y hablóle, y dijo: Varón de Dios, el rey ha dicho así: Desciende presto.

2 Kings 1:12
Y respondióle Elías, y dijo: Si yo soy varón de Dios, descienda fuego del cielo, y consúmate con tus cincuenta. Y descendió fuego del cielo, que le consumió a él y a sus cincuenta.

2 Kings 1:13
Y volvió a enviar el tercer capitán de cincuenta hombres con sus cincuenta: y subiendo aquel tercero capitán de cincuenta hincóse de rodillas delante de Elías, y rogóle, diciendo: Varón de Dios, ruégote que sea de valor delante de tus ojos mi vida, y la vida de estos tus cincuenta siervos.

2 Kings 1:14
He aquí, ha descendido fuego del cielo, y ha consumido a dos capitanes de cincuenta hombres los primeros con sus cincuenta: sea ahora mi vida de valor delante de tus ojos.

2 Kings 1:15
Entónces el ángel de Jehová habló a Elías, diciendo: Desciende con él, no hayas miedo de él. Y él se levantó, y descendió con él al rey:

2 Kings 1:16
Y díjole: Así dijo Jehová: ¿Por cuánto enviaste mensajeros a consultar a Baal-zebub dios de Accarón, no hay Dios en Israel, para consultar en su palabra? por tanto del lecho en que subiste, no descenderás, ántes muriendo morirás.

2 Kings 1:17
Y murió conforme a la palabra de Jehová que había hablado Elías, y reinó en su lugar Joram el segundo año de Joram, hijo de Josafat, rey de Judá, porque no tuvo hijo.

2 Kings 1:18
Lo demás de los hechos de Ocozías, que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

2 Kings 2:1
Y ACONTECIÓ que cuando quiso Jehová alzar a Elías en el torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gálgala.

2 Kings 2:2
Y dijo Elías a Eliseo: Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado a Betel. Y Eliseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Y descendieron a Betel.

2 Kings 2:3
Y saliendo los hijos de los profetas, que estaban en Betel, a Eliseo, dijéronle: ¿Sabes cómo Jehová quitará hoy a tu señor de tu cabeza? Y él dijo: Si, yo lo sé: callád.

2 Kings 2:4
Y Elías le volvió a decir: Eliseo, quédate aquí ahora, porque Jehová me ha enviado a Jericó. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Y vinieron a Jericó.

2 Kings 2:5
Y llegáronse los hijos de los profetas, que estaban en Jericó, a Eliseo, y dijéronle: ¿Sabes cómo Jehová quitará hoy a tu señor de tu cabeza? Y él respondió: Si, yo lo sé: callád.

2 Kings 2:6
Y Elías le dijo: Ruégote que te quedes aquí: porque Jehová me ha enviado al Jordán. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Y así fueron ellos ambos.

2 Kings 2:7
Y vinieron cincuenta varones de los hijos de los profetas, y paráronse delante desde léjos: y los dos pararon junto al Jordán.

2 Kings 2:8
Y tomando Elías su manto, doblóle, e hirió las aguas, las cuales se partieron a la una parte y a la otra: y pasaron ambos en seco.

2 Kings 2:9
Y como hubieron pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieres que haga por tí, ántes que sea quitado de contigo. Y dijo Eliseo: Ruégote que las dos partes de tu espíritu sean sobre mí.

2 Kings 2:10
Y él le dijo: Cosa dificil has pedido. Si me vieres, cuando fuere quitado de tí, serte ha hecho así: mas si no, no.

2 Kings 2:11
Y aconteció, que yendo ellos hablando, he aquí que un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos, y Elías subió al cielo en un torbellino.

2 Kings 2:12
Y viéndolo Eliseo, clamaba: Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo. Y nunca más le vió: y trabando de sus vestidos, rompiólos en dos partes.

2 Kings 2:13
Y alzando el manto de Elías, que se le había caido, volvióse, y paróse a la orilla del Jordán.

2 Kings 2:14
Y tomando el manto de Elías, que se le había caido, hirió las aguas, y dijo: ¿Dónde está Jehová el Dios de Elías, también él? Y como hirió las aguas, fueron partidas de la una parte y de la otra, y Eliseo pasó.

2 Kings 2:15
Y viéndolo los hijos de los profetas, que estaban en Jericó, de la otra parte, dijéron: El espíritu de Elías reposó sobre Eliseo. Y viniéronle a recibir, e inclináronse a él en tierra,

2 Kings 2:16
Y dijéronle: He aquí, hay con tus siervos cincuenta varones fuertes, vayan ahora, y busquen a tu señor, quizá le ha levantado el Espíritu de Jehová, y le ha echado en algún monte, o en algún valle. Y él les dijo. No enviéis.

2 Kings 2:17
Mas ellos le importunaron hasta que avergonzándose dijo: Enviád. Entónces ellos enviaron cincuenta hombres, los cuales le buscaron tres dias, mas no le hallaron.

2 Kings 2:18
Y como volvieron a él, que se había quedado en Jericó, él les dijo: ¿No os dije yo que no fueseis?

2 Kings 2:19
Y los varones de la ciudad dijeron a Eliseo: He aquí, la habitación de esta ciudad es buena, como mi señor ve, mas las aguas son malas, y la tierra enferma.

2 Kings 2:20
Entónces él dijo: Traédme una botija nueva, y ponéd en ella sal; y trajéronsela.

2 Kings 2:21
Y saliendo él a los manaderos de las aguas, echó dentro la sal, y dijo: Así dijo Jehová: Yo sané estas aguas: y no habrá más en ellas muerte, ni enfermedad.

2 Kings 2:22
Y fueron sanas las aguas hasta hoy, conforme a la palabra que habló Eliseo.

2 Kings 2:23
Después subió de allí a Betel: y subiendo por el camino, salieron los muchachos de la ciudad burlando de él, y diciéndole: Calvo, sube, calvo, sube.

2 Kings 2:24
Y él mirando atrás, viólos y maldíjolos en el nombre de Jehová: y salieron dos osas del monte, y despedazaron de ellos cuarenta y dos muchachos.

2 Kings 2:25
De allí fué al monte de Carmelo, y de allí volvió a Samaria.

2 Kings 3:1
Y JORAM, hijo de Acab, comenzó a reinar en Samaria sobre Israel el año diez y ocho de Josafat rey de Judá; y reinó doce años.

2 Kings 3:2
E hizo lo malo en los ojos de Jehová, aunque no como su padre y su madre; porque quitó las estatuas de Baal, que su padre había hecho.

2 Kings 3:3
Mas llegóse a los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, que hizo pecar a Israel; y no se apartó de ellos.

2 Kings 3:4
Entónces Mesa rey de Moab era pastor, y pagaba al rey de Israel cien mil corderos, y cien mil carneros con sus vellocinos.

2 Kings 3:5
Mas muerto Acab, el rey de Moab se rebeló contra el rey de Israel.

2 Kings 3:6
Y salió entónces de Samaria el rey Joram, y reconoció a todo Israel:

2 Kings 3:7
Y fué, y envió a Josafat rey de Judá, diciendo: El rey de Moab se ha rebelado contra mí: ¿irás tú conmigo a la guerra contra Moab? Y él respondió: Si iré, porque como yo, así tú: y como mi pueblo, así también tu pueblo: como mis caballos, así también tus caballos.

2 Kings 3:8
Y dijo: ¿Por qué camino iremos? Y él respondió: Por el camino del desierto de Idumea.

2 Kings 3:9
Y partióse el rey de Israel, y el rey de Judá, y el rey de Idumea: y como anduvieron rodeando por el desierto siete dias de camino, faltóles el agua para el ejército, y para las bestias, que los seguían.

2 Kings 3:10
Entónces el rey de Israel dijo: ¡Ay! que ha llamado Jehová estos tres reyes para entregarlos en manos de los Moabitas.

2 Kings 3:11
Mas Josafat dijo: ¿No hay aquí profeta de Jehová, para que consultemos a Jehová por él? Y uno de los siervos del rey de Israel respondió, y dijo: Aquí está Eliseo, hijo de Safat, que daba agua a manos a Elías.

2 Kings 3:12
Y Josafat dijo: Este tendrá palabra de Jehová. Y descendieron a él el rey de Israel, y Josafat, y el rey de Idumea,

2 Kings 3:13
Entónces Eliseo dijo al rey de Israel: ¿Qué tengo yo contigo? Vé a los profetas de tu padre, y a los profetas de tu madre. Y el rey de Israel le respondió: No así: porque ha juntado Jehová estos tres reyes para entregarlos en manos de los Moabitas.

2 Kings 3:14
Y Eliseo dijo: Vive Jehová de los ejércitos en cuya presencia estoy, que sino tuviese respeto al rostro de Josafat rey de Judá, no mirara a tí, ni te viera.

2 Kings 3:15
Mas ahora traédme un tañedor. Y tañendo el tañedor, la mano de Jehová fué sobre él,

2 Kings 3:16
Y dijo: Así dijo Jehová: Hacéd en este valle muchas acequias;

2 Kings 3:17
Porque Jehová ha dicho así: No veréis viento, ni veréis lluvia, y este valle será lleno de agua, y beberéis vosotros, y vuestras bestias y vuestros ganados.

2 Kings 3:18
Y esto es cosa ligera en los ojos de Jehová: dará también a los Moabitas en vuestras manos.

2 Kings 3:19
Y heriréis a toda ciudad fortalecida, y a toda villa escogida, y todos buenos árboles talaréis, y todas las fuentes de aguas cegaréis, y toda tierra fértil destruiréis con piedras.

2 Kings 3:20
Y aconteció, que por la mañana cuando se ofrece el sacrificio, he aquí, vinieron aguas de camino de Idumea, y la tierra fué llena de aguas.

2 Kings 3:21
Y todos los de Moab, como oyeron que los reyes subían a pelear contra ellos, juntáronse desde todos los que ceñían talabarte arriba, y pusiéronse a los términos.

2 Kings 3:22
Y como se levantaron por la mañana, y el sol salió sobre las aguas, vieron los de Moab desde léjos las aguas bermejas como sangre.

2 Kings 3:23
Y dijeron: Sangre es esta de espada. Los reyes se han revuelto, y cada uno ha muerto a su compañero. Ahora pues, a la presa Moab.

2 Kings 3:24
Y como llegaron al campo de Israel, levantáronse los Israelitas, e hirieron a los de Moab, los cuales huyeron delante de ellos, e hiriéronlos: e hirieron a los de Moab.

2 Kings 3:25
Y asolaron las ciudades, y en todas las heredades fértiles echó cada uno su piedra, e hinchiéronlas, y taparon todas las fuentes de las aguas, y derribaron todos los buenos árboles, hasta que en Kirjareset solamente dejaron sus piedras, porque los honderos la cercaron, y la hirieron.

2 Kings 3:26
Y cuando el rey de Moab vió que la batalla le vencía, tomó consigo setecientos varones, que sacaban espada, para romper contra el rey de Idumea, mas no pudieron.

2 Kings 3:27
Entónces arrebató a su primogénito, que había de reinar en su lugar, y sacrificóle en holocausto sobre el muro, y hubo grande enojo en Israel, y retiráronse de él, y volviéronse a su tierra.

2 Kings 4:1
UNA mujer de las mujeres de los hijos de los profetas clamó a Eliseo, diciendo: Tu siervo mi marido es muerto: y tú sabes que tu siervo era temeroso de Jehová: y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos.

2 Kings 4:2
Y Eliseo le dijo: ¿Qué te haré yo? declárame que tienes en casa. Y ella dijo: Tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una botija de aceite.

2 Kings 4:3
Y él le dijo: Vé, y demándate vasos emprestados de todos tus vecinos, vasos vacíos, no pocos.

2 Kings 4:4
Y entra y cierra la puerta tras tí, y tras tus hijos: y echa en todos los vasos, y en estando uno lleno, pónlo a parte.

2 Kings 4:5
Y partió la mujer de él, y cerró la puerta tras sí y tras sus hijos, y ellos le llegaban los vasos, y ella echaba del aceite.

2 Kings 4:6
Y como los vasos fueron llenos, dijo a su hijo: Llégame aun otro vaso. Y él dijo: No hay más vasos. Entónces el aceite cesó.

2 Kings 4:7
Y ella vino, y díjolo al varón de Dios; el cual le dijo: Vé, y vende este aceite, y paga a tus acreedores: y tú y tus hijos vivíd de lo que quedare.

2 Kings 4:8
Aconteció también, que un día Eliseo pasaba por Suna: y había allí una mujer principal, la cual le constriñó a que comiese del pan: y así cuando pasaba por allí, veníase a su casa a comer del pan.

2 Kings 4:9
Y ella dijo a su marido: He aquí, ahora yo entiendo que este, que siempre pasa por nuestra casa, es varón de Dios santo.

2 Kings 4:10
Yo te ruego que hagamos una pequeña cámara de paredes, y pongamos en ella cama, y mesa, y silla, y candelero, para que cuando viniere a nuestra casa, se recoja en ella.

2 Kings 4:11
Y aconteció, que un día él vino por allí, y recogióse en aquella cámara, y durmío en ella.

2 Kings 4:12
Entónces dijo a Giezi su criado: Llama a esta Sunamita. Y como él la llamó, ella pareció delante de él.

2 Kings 4:13
Y él le dijo: Díle: He aquí, tú has estado solícita por nosotros en todo este cuidado: ¿qué quieres que haga por tí? ¿Has menester que hable por tí al rey, o al general del ejército? Y ella respondió: Yo habito en medio de mi pueblo.

2 Kings 4:14
Y él dijo: ¿Qué pues haremos por ella? Y Giezi respondió: He aquí ella no tiene hijo, y su marido es viejo.

2 Kings 4:15
Y él dijo: Llámala: y él la llamó: y ella se paró a la puerta.

2 Kings 4:16
Y él le dijo: A este tiempo según el tiempo de la vida, abrazarás un hijo. Y ella dijo: No señor mío, varón de Dios, no hagas burla de tu sierva.

2 Kings 4:17
Y la mujer concibió, y parió un hijo a aquel mismo tiempo que Eliseo le había dicho, según el tiempo de la vida.

2 Kings 4:18
Y como el niño fué grande aconteció, que un día salió a su padre a los segadores.

2 Kings 4:19
Y dijo a su padre: Mi cabeza, mi cabeza. Y él dijo a un criado: Llévale a su madre.

2 Kings 4:20
Y como él le tomó, y le trajo a su madre, estuvo sentado sobre sus rodillas hasta mediodía, y murióse.

2 Kings 4:21
Ella entónces subió, y púsole sobre la cama del varón de Dios: y cerró la puerta sobre él, y salió:

2 Kings 4:22
Y llamando a su marido, díjole: Ruégote que envies conmigo a alguno de los criados, y una de las asnas, para que yo vaya corriendo al varón de Dios, y vuelva.

2 Kings 4:23
Y él dijo: ¿Para qué has de ir a él hoy? no es nueva luna ni sábado. Y ella respondió: Paz.

2 Kings 4:24
E hizo enalbardar un asna, y dijo al mozo: Guia y anda, y no me hagas detener para que suba, sino cuando yo te lo dijere.

2 Kings 4:25
Y partiéndose vino al varón de Dios al monte del Carmelo, y cuando el varón de Dios la vió de léjos, dijo a su criado Giezi: He allí la Sunamita.

2 Kings 4:26
Yo te ruego que vayas ahora corriendo a recibirla, y díle: ¿Tienes paz, y tu marido, y tu hijo? Y ella dijo: Paz.

2 Kings 4:27
Y ella vino al varón de Dios en el monte, y asió de sus piés, y llegó Giezi para quitarla: mas el varón de Dios le dijo: Déjala; porque su alma está en amargura, y Jehová me lo ha encubierto, y no me lo ha revelado.

2 Kings 4:28
Y ella dijo: ¿Pedí yo hijo a mi señor? ¿No dije yo, que no burlases de mi?

2 Kings 4:29
Entónces él dijo a Giezi: Ciñe tus lomos, y toma mi bordón en tu mano, y vé, y si alguno te encontrare, no le saludes, y si alguno te saludare, no le respondas. Y pondrás mi bordón sobre el rostro del niño.

2 Kings 4:30
Entónces dijo la madre del niño: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré.

2 Kings 4:31
Él entónces se levantó, y siguióla. Y Giezi había ido delante de ellos, y había puesto el bordón sobre el rostro del niño, mas ni tenía voz ni sentido, y así se había vuelto para encontrar a Eliseo, y declaróselo, diciendo: El mozo no despierta.

2 Kings 4:32
Y venido Eliseo a la casa, he aquí el niño que estaba tendido muerto sobre su cama.

2 Kings 4:33
Y entrando él, cerró la puerta sobre ámbos, y oró a Jehová.

2 Kings 4:34
Y subió, y echóse sobre el niño, poniendo su boca sobre la boca de él, y sus ojos sobre los ojos de él, y sus manos sobre las manos de él: y así se tendió sobre él, y la carne del mozo se calentó.

2 Kings 4:35
Y volviendo paseóse por casa a una parte y a otra, y después subió, y tendióse sobre él, y el mozo estornudó siete veces, y abrió sus ojos.

2 Kings 4:36
Entónces él llamó a Giezi, y díjole: Llama a esta Sunamita. Y él la llamó: y entrando ella, él le dijo: Toma tu hijo.

2 Kings 4:37
Y ella entró, y echóse a sus piés, e inclinóse a tierra, y tomó su hijo, y se salió.

2 Kings 4:38
Y volvióse Eliseo a Gálgala. Y hubo grande hambre en la tierra. Entónces los hijos de los profetas estaban con él: y dijo a su criado: Pon una grande olla, y haz potaje para los hijos de los profetas.

2 Kings 4:39
Y salió uno al campo a coger yerbas: y halló una parra montés, y cogió de ella uvas monteses su ropa llena: y volvió, y cortólas en la olla del potaje: porque no sabían lo que era.

2 Kings 4:40
Y echó de comer a los varones: y fué que comiendo ellos de aquel guisado, dieron voces, diciendo: Varón de Dios, la muerte en la olla. Y no lo pudieron comer.

2 Kings 4:41
El entónces dijo: Traed harina. Y esparcióla en la olla, y dijo: Echa de comer al pueblo. Y no hubo más mal en la olla.

2 Kings 4:42
Ítem, un varón vino de Baal-salisa, el cual trajo al varón de Dios, panes de primicias, veinte panes de cebada, y espigas de trigo nuevo en su espiga. Y él dijo: Dá al pueblo, y coman.

2 Kings 4:43
Y respondió el que le servía: ¿Cómo pondré esto delante de cien varones? Y él torno a decir: Dá al pueblo, y coman: porque Jehová dijo así: Comerán, y sobrará.

2 Kings 4:44
Entónces él lo puso delante de ellos: y comieron, y sobróles conforme a la palabra de Jehová.

2 Kings 5:1
NAAMÁN, general del ejército del rey de Siria, gran varón delante de su señor y honrado, porque Jehová había dado salud a Siria por él. Este era hombre valeroso de virtud, mas leproso.

2 Kings 5:2
Y de Siria habían salido escuadrones, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel una muchacha, que servía a la mujer de Naamán.

2 Kings 5:3
Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta, que está en Samaria, él le sanaría de su lepra.

2 Kings 5:4
Y entrando Naamán a su señor, declaróselo, diciendo: Así y así ha dicho una muchacha, que es de la tierra de Israel.

2 Kings 5:5
Y el rey de Siria le dijo: Anda, vé; y yo enviaré cartas al rey de Israel. Y él se partió llevando consigo diez talentos de plata, y seis mil ducados de oro, y diez mudas de vestidos.

2 Kings 5:6
Y tomó cartas para el rey de Israel, que decían así: Luego en llegando a tí estas cartas, sepas que yo envio a tí mi siervo Naamán, para que le sanes de su lepra.

2 Kings 5:7
Y como el rey de Israel leyó las cartas, rompió sus vestidos, y dijo: ¿Soy yo Dios, que mate y dé vida, para que este envie a mí, que sane un hombre de su lepra? Considerád ahora y ved, como busca ocasión contra mí.

2 Kings 5:8
Y como Eliseo varón de Dios oyó que el rey de Israel había rasgado sus vestidos, envió a decir al rey: ¿Por qué has desgarrado tus vestidos? Venga ahora a mí, y sabrá, que hay profeta en Israel.

2 Kings 5:9
Y vino Naamán con su caballería, y con su carro, y paróse a las puertas de la casa de Eliseo.

2 Kings 5:10
Y envióle Eliseo un mensajero, diciendo: Vé, y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio.

2 Kings 5:11
Y Naamán se fué enojado, diciendo: He aquí, yo pensaba en mí: El saldrá luego, y estando en pié invocará el nombre de Jehová su Dios, y alzará su mano, y tocará el lugar, y sanará la lepra.

2 Kings 5:12
Los ríos de Damasco, Abana y Farfar, ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? ¿Si me lavare en ellos, no seré también limpio? Y volvióse y fuése enojado.

2 Kings 5:13
Entónces sus criados se llegaron a él, y habláronle, diciendo: Padre mío, si el profeta te mandara alguna gran cosa, ¿no la hicieras? ¿cuánto más, diciéndote: Lávate, y serás limpio?

2 Kings 5:14
El entónces descendió, y zabullóse siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios: y su carne se volvió como la carne de un niño, y fué limpio.

2 Kings 5:15
Y volvió al varón de Dios él y toda su compañía, y púsose delante de él, y dijo: He aquí, ahora conozco, que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel. Ruégote que recibas algún presente de tu siervo.

2 Kings 5:16
Mas él dijo: Vive Jehová delante del cual estoy, que no tomaré. E importunándole que tomase, él nunca quiso.

2 Kings 5:17
Entónces Naamán dijo: Ruégote, ¿no se dará a tu siervo una carga de un par de acémilas de aquesta tierra? porque de aquí adelante tu siervo no sacrificará holocausto ni sacrificio a otros dioses, sino a Jehová.

2 Kings 5:18
En esto perdone Jehová a tu siervo: que cuando mi señor entrare en el templo de Remmón, y para adorar en él se acostare sobre mi mano, si yo también me inclinare en el templo de Remmón, con mi inclinación en el templo de Remmón, en esto Jehová perdone a tu siervo.

2 Kings 5:19
Y él le dijo: Vé en paz. Y como se apartó de él como una milla de tierra,

2 Kings 5:20
Giezi el criado de Eliseo varón de Dios dijo entre sí: He aquí, mi señor estorbó a este Siro Naamán, no tomando de su mano las cosas que había traido. Vive Jehová, que yo corra tras él, y tome de él alguna cosa.

2 Kings 5:21
Y siguió Giezi a Naamán, y como Naamán le vió que venía corriendo tras él, descendió del carro para venirle a recibir, diciendo: ¿No hay paz?

2 Kings 5:22
Y él dijo: Paz. Mi señor me envía a decir: He aquí, vinieron a mí en esta hora dos mancebos del monte de Efraim, de los hijos de los profetas: ruégote que les des un talento de plata, y sendas mudas de vestidos.

2 Kings 5:23
Y Naamán dijo: Ruégote que tomes dos talentos. Y él le constriñó, y ató dos talentos de plata en dos sacos, y dos mudas de vestidos, y púsolo a cuestas a dos de sus criados que lo llevasen delante de él.

2 Kings 5:24
Y como vino a un lugar secreto, él lo tomó de mano de ellos, y lo guardó en casa, y envió los hombres, que se fuesen.

2 Kings 5:25
Y él entró, y púsose delante de su señor. Y Eliseo le dijo: ¿De dónde vienes Giezi? Y él dijo: Tu siervo no ha ido a ninguna parte.

2 Kings 5:26
El entónces le dijo: ¿No fué también mi corazón, cuando el hombre volvió de su carro a recibirte? ¿Es tiempo de tomar plata, y de tomar vestidos, olivares, viñas, ovejas y bueyes, siervos y siervas?

2 Kings 5:27
La lepra de Naamán se te pegará a tí, y a tu simiente para siempre. Y salió de delante de él leproso como la nieve.

2 Kings 6:1
LOS hijos de los profetas dijeron a Eliseo: He aquí, el lugar en que moramos contigo, nos es estrecho.

2 Kings 6:2
Vamos ahora al Jordán, y tomemos de allí cada uno una viga, y hagámosnos allí lugar en que moremos allí. Y él dijo: Andád.

2 Kings 6:3
Y dijo uno: Rogámoste que quieras venir con tus siervos. Y él respondió: Yo iré.

2 Kings 6:4
Y fuése con ellos: y como llegaron al Jordán, cortaron la madera.

2 Kings 6:5
Y aconteció, que derribando uno un árbol, cayósele la hacha en el agua: y dió voces, diciendo: ¡Ah señor mío! que era emprestada.

2 Kings 6:6
Y el varón de Dios dijo: ¿Dónde cayó? Y él le mostró el lugar. Entónces él cortó un palo, y echólo allí, e hizo nadar el hierro.

2 Kings 6:7
Y él le dijo: Tómalo. Y él tendió la mano, y tomólo,

2 Kings 6:8
El rey de Siria tenía guerra contra Israel, y consultando con sus siervos dijo: En tal y en tal lugar estará mi asiento.

2 Kings 6:9
Y el varón de Dios envió a decir al rey de Israel: Mira que no pases por tal lugar: porque los Siros van allí.

2 Kings 6:10
Entónces el rey de Israel envió a aquel lugar, que el varón de Dios había dicho y amonestádole, y guardóse de allí, no una vez ni dos.

2 Kings 6:11
Y el corazón del rey de Siria fué turbado de esto: y llamando sus siervos, díjoles: ¿No me declararéis vosotros, quién de los nuestros es del rey de Israel?

2 Kings 6:12
Entónces uno de sus siervos dijo: No, rey señor mío: sino que el profeta Eliseo está en Israel: el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu más secreta cámara.

2 Kings 6:13
Y él dijo: Id, y mirád adonde está, para que yo envie a tomarle. Y fuéle dicho: He aquí, él está en Dotaim.

2 Kings 6:14
Entónces el rey envió allá gente de a caballo y carros, y un grande ejército, los cuales vinieron de noche, y cercaron la ciudad.

2 Kings 6:15
Y levantándose de mañana el que servía al varón de Dios, para salir, he aquí el ejército, que tenía cercada la ciudad con gente de a caballo y carros. Entónces su criado le dijo: ¡Ah señor mío! ¿qué haremos?

2 Kings 6:16
Y él le dijo: No hayas miedo, porque más son los que están con nosotros, que los que están con ellos.

2 Kings 6:17
Y oró Eliseo, y dijo: Ruégote oh Jehová, que abras sus ojos, para que vea. Entónces Jehová abrió los ojos del mozo, y miró: y, he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego al rededor de Eliseo.

2 Kings 6:18
Y como ellos descendieron a él, Eliseo oró a Jehová, y dijo: Ruégote que hieras a esta gente con ceguedad. E hiriólos con ceguedad, conforme al dicho de Eliseo.

2 Kings 6:19
Y Eliseo les dijo: No es este el camino, ni es esta la ciudad, seguídme, que yo os guiaré al hombre que buscáis. Y guiólos a Samaria.

2 Kings 6:20
Y como vinieron a Samaria, dijo Eliseo: Jehová, abre los ojos de estos, para que vean. Y Jehová abrió sus ojos, y miraron, y halláronse en medio de Samaria.

2 Kings 6:21
Y el rey de Israel dijo a Eliseo, cuando los vió: ¿Herirlos he, padre mío?

2 Kings 6:22
Y él le respondió: No los hieras: ¿Herirías a los que tomaste cautivos con tu espada y con tu arco? Pon delante de ellos pan y agua, para que coman, y beban, y se vuelvan a sus señores.

2 Kings 6:23
Entónces les fué aparejada grande comida, y como hubieron comido y bebido, enviólos, y ellos se volvieron a su señor: y nunca más vinieron escuadrones de Siria a la tierra de Israel.

2 Kings 6:24
Después de esto aconteció, que Ben-adad rey de Siria juntó todo su ejército: y subió, y puso cerco a Samaria.

2 Kings 6:25
Y hubo grande hambre en Samaria, teniendo ellos cerco sobre ella, tanto que la cabeza de un asno era por ochenta piezas de plata: y la cuarta de un cabo de estiércol de palomas, por cinco piezas de plata.

2 Kings 6:26
Y pasando el rey de Israel por el muro, una mujer le dió voces, y dijo: Salva, rey señor mío.

2 Kings 6:27
Y él dijo: No te salva Jehová: ¿de dónde te tengo de salvar yo? ¿del alfolí, o del lagar?

2 Kings 6:28
Y díjole el rey: ¿Qué has? Y ella respondió: Esta mujer me dijo: Daca tu hijo, y comámosle hoy, y mañana comeremos el mío.

2 Kings 6:29
Y cocimos mi hijo, y comímosle. Al día siguiente yo le dije: Daca tu hijo, y comámosle. Mas ella escondió su hijo.

2 Kings 6:30
Y como el rey oyó las palabras de aquella mujer, rompió sus vestidos, y pasó así por el muro: y el pueblo vió el saco que traía dentro sobre su carne.

2 Kings 6:31
Y él dijo: Así me haga Dios, y así me añada, si la cabeza de Eliseo, hijo de Safat, estuviere hoy sobre él.

2 Kings 6:32
Y Eliseo estaba sentado en su casa, y estaban sentados con él los ancianos: y el rey envió a él un varón. Y ántes que el mensajero viniese a él, él dijo a los ancianos: ¿No habéis visto cómo este hijo del homicida me envía a quitar la cabeza? Mirád pues, y cuando viniere el mensajero, cerrád la puerta, y emprensádle con la puerta: ¿no viene tras de él el estruendo de los piés de su amo?

2 Kings 6:33
Aun él estaba hablando con ellos, y he aquí el mensajero que descendía a él; y dijo: Ciertamente este mal de Jehová viene. ¿Para qué tengo de esperar más a Jehová?

2 Kings 7:1
Y DIJO Eliseo: Oid palabra de Jehová: Así dijo Jehová: Mañana a estas horas el modio de flor de harina, un siclo: y dos modios de cebada, un siclo a la puerta de Samaria.

2 Kings 7:2
Y un príncipe, sobre cuya mano el rey se recostaba, respondió al varón de Dios, y dijo: ¿Si Jehová hiciese ahora ventanas en el cielo, sería esto así? Y él dijo: He aquí, tú lo verás con tus ojos, mas no comerás de ello.

2 Kings 7:3
Y había cuatro hombres leprosos a la entrada de la puerta, los cuales dijeron el uno al otro: ¿Para qué nos estamos aquí hasta que muramos?

2 Kings 7:4
Si hablaremos de entrar en la ciudad, por la hambre que hay en la ciudad moriremos en ella: y si nos quedamos aquí también moriremos. Veníd pues ahora, y pasémosnos al ejército de los Siros: si ellos nos dieren la vida, viviremos, y si nos dieren la muerte, moriremos.

2 Kings 7:5
Y levantáronse en el principio de la noche, para irse al campo de los Siros; y llegando a las primeras estancias de los Siros, no había allí hombre.

2 Kings 7:6
Porque el Señor había hecho que en el campo de los Siros se oyese estruendo de carros, sonido de caballos, y estruendo de grande ejército: y dijeron los unos a los otros: He aquí, el rey de Israel ha pagado contra nosotros a los reyes de los Jetteos, y a los reyes de los Egipcios, para que vengan contra nosotros.

2 Kings 7:7
Y así se habían levantado, y habían huido al principio de la noche, dejando sus tiendas, sus caballos, sus asnos, y el campo como se estaba, y habían huido por salvar las vidas.

2 Kings 7:8
Y como los leprosos llegaron a las primeras estancias, entráronse en una tienda, y comieron y bebieron, y tomaron de allí plata y oro, y vestidos, y fuéron, y escondiéronlo: y vueltos entraron en otra tienda, y de allí también tomaron, y fueron, y escondieron.

2 Kings 7:9
Y dijeron el uno al otro: No hacemos bien: hoy es día de dar buena nueva, y nosotros callamos: y si esperamos hasta la luz de la mañana, seremos tomados en la maldad. Veníd pues ahora, entremos, y demos la nueva en casa del rey.

2 Kings 7:10
Y vinieron, y dieron voces a las guardias de la puerta de la ciudad, y declaráronles, diciendo: Nosotros venímos al campo de los Siros, y, he aquí que no había allá hombre, ni voz de hombre, sino los caballos atados, y los asnos atados, y el campo como se estaba.

2 Kings 7:11
Y los porteros dieron voces, y declaráronlo dentro en el palacio del rey.

2 Kings 7:12
Y levantóse el rey de noche, y dijo a sus siervos: Yo os declararé lo que nos han hecho los Siros: ellos saben que tenemos hambre, y hánse salido de las tiendas, y escondídose en el campo, diciendo: Cuando hubieren salido de la ciudad, los tomaremos vivos, y entraremos en la ciudad.

2 Kings 7:13
Entónces respondió uno de sus siervos, y dijo: Tomen ahora cinco de los caballos que han quedado en la ciudad, porque ellos también han sido como toda la multitud de Israel, que ha quedado en ella: ellos también han sido como toda la multitud de Israel que ha perecido, y enviémoslos, y veremos.

2 Kings 7:14
Y tomaron dos caballos de un carro, y envió el rey tras el campo de los Siros, diciendo: Id, y ved.

2 Kings 7:15
Y ellos fueron, y siguiéronlos hasta el Jordán: y, he aquí, todo el camino estaba lleno de vestidos y de vasos, que los Siros habían echado con priesa. Y volvieron los mensajeros, e hiciéronlo saber al rey.

2 Kings 7:16
Entónces el pueblo salió, y saquearon el campo de los Siros; y fué un modio de flor de harina por un siclo, y dos modios de cebada por un siclo, conforme a la palabra de Jehová.

2 Kings 7:17
Y el rey puso a la puerta a aquel príncipe, sobre cuya mano él se había recostado, y el pueblo le atropelló a la entrada, y murió, conforme a lo que había dicho el varón de Dios, lo que habló cuando el rey descendió a él.

2 Kings 7:18
Y aconteció de la manera que el varón de Dios había dicho al rey, diciéndole: Dos modios de cebada por un siclo, y el modio de flor de harina por un siclo: será mañana a estas horas a la puerta de Samaria.

2 Kings 7:19
A lo cual aquel príncipe había respondido al varón de Dios, diciendo: ¿Si Jehová hiciese ventanas en el cielo, hacerse ha eso? Y él dijo: He aquí, tú lo verás con tus ojos, mas no comerás de ello.

2 Kings 7:20
Y acontecióle así: porque el pueblo le atropelló en la entrada, y murió.

2 Kings 8:1
Y HABLÓ Eliseo a aquella mujer, cuyo hijo había hecho vivir, diciendo: Levántate, vete, tú y toda tu casa, a vivir donde pudieres; porque Jehová ha llamado hambre, la cual vendrá también sobre la tierra siete años.

2 Kings 8:2
Entónces la mujer se levantó, e hizo como el varón de Dios la dijo: y partióse ella y su casa, y vivió en tierra de los Filisteos siete años.

2 Kings 8:3
Y como fueron pasados los siete años, la mujer volvió de la tierra de los Filisteos: y salió para clamar al rey por su casa, y por sus tierras.

2 Kings 8:4
Y el rey había hablado con Giezi siervo del varón de Dios, diciéndole: Ruégote que me cuentes todas las maravillas que ha hecho Eliseo.

2 Kings 8:5
Y contando él al rey, como había hecho vivir un muerto, he aquí la mujer, cuyo hijo había hecho vivir, que clamaba al rey por su casa, y por sus tierras. Entónces dijo Giezi: Rey señor mío, esta es la mujer, y este es su hijo, al cual Eliseo hizo vivir.

2 Kings 8:6
Y preguntando el rey a la mujer, ella se lo contó. Y el rey le dió un eunuco, diciéndole: Házle volver todas las cosas que eran suyas, y todos los frutos de las tierras desde el día que dejó las tierras hasta ahora.

2 Kings 8:7
Eliseo se fué a Damasco, y Ben-adad rey de Siria estaba enfermo, al cual dieron aviso, diciendo: El varón de Dios es venido aquí.

2 Kings 8:8
Y el rey dijo a Hazael: Toma en tu mano un presente, y vé a recibir al varón de Dios, y consulta por él a Jehová, diciendo: ¿Tengo de sanar de esta enfermedad?

2 Kings 8:9
Y Hazael tomó en su mano un presente de todos los bienes de Damasco, cuarenta camellos cargados, y salióle a recibir: y llegó y púsose delante de él, y dijo: Tu hijo Ben-adad rey de Siria me ha enviado a tí, diciendo: ¿Tengo de sanar de esta enfermedad?

2 Kings 8:10
Y Eliseo le dijo: Vé, díle: Viviendo vivirás: empero Jehová me ha mostrado que muriendo ha de morir.

2 Kings 8:11
Y el varón de Dios le volvió el rostro afirmadamente, y estúvose así una gran pieza, y lloró el varón de Dios.

2 Kings 8:12
Entónces díjole Hazael: ¿Por qué llora mi señor? Y él respondió: Porque sé el mal que has de hacer a los hijos de Israel: sus fortalezas encenderás a fuego, y sus mancebos pasarás a cuchillo, y sus niños estrellarás, y sus preñadas abrirás.

2 Kings 8:13
Y Hazael dijo: ¿Por qué? ¿Es tu siervo perro, para hacer esta gran cosa? Y respondió Eliseo: Jehová me ha mostrado, que tú has de ser rey de Siria.

2 Kings 8:14
Y él se partio de Eliseo, y vino a su señor: y él le dijo: ¿Qué te dijo Eliseo? Y él respondió: Díjome, que viviendo vivirás.

2 Kings 8:15
El día siguiente tomó un paño basto y metióle en agua, y tendióle sobre su rostro: y murió, y reinó Hazael en su lugar.

2 Kings 8:16
En el quinto año de Joram, hijo de Acab, rey de Israel, y de Josafat rey de Judá, comenzó a reinar Joram, hijo de Josafat rey de Judá.

2 Kings 8:17
De treinta y dos años era, cuando comenzó a reinar, y ocho años reinó en Jerusalem.

2 Kings 8:18
Anduvo en el camino de los reyes de Israel, como hizo la casa de Acab: porque una hija de Acab fué su mujer, e hizo lo malo en ojos de Jehová.

2 Kings 8:19
Con todo eso Jehová no quiso cortar a Judá, por amor de David su siervo, como le había prometido de darle lámpara de sus hijos perpetuamente.

2 Kings 8:20
En su tiempo se rebeló Edom de debajo de la mano de Judá: y pusieron rey sobre sí.

2 Kings 8:21
Y Joram pasó en Seir, él y todos sus carros con él: y levantándose de noche hirió a los Idumeos, los cuales le habían encerrado, juntamente con los capitanes de los carros: y el pueblo huyó a sus estancias.

2 Kings 8:22
Y se rebeló Edom de debajo de la mano de Judá hasta hoy. Entónces se rebelo Lebna en el mismo tiempo.

2 Kings 8:23
Lo demás de los hechos de Joram, y todas las cosas que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 8:24
Y durmió Joram con sus padres, y fué sepultado con sus padres en la ciudad de David: y reinó en su lugar Ocozías su hijo.

2 Kings 8:25
En el año doce de Joram, hijo de Acab, rey de Israel, comenzó a reinar Ocozías, hijo de Joram rey de Judá.

2 Kings 8:26
De veinte y dos años era Ocozías cuando comenzó a reinar: y reinó un año en Jerusalem: el nombre de su madre fué Atalía, hija de Amrí, rey de Israel.

2 Kings 8:27
Anduvo en el camino de la casa de Acab, e hizo lo malo en ojos de Jehová, como la casa de Acab; porque era yerno de la casa de Acab.

2 Kings 8:28
Y fué a la guerra con Joram, hijo de Acab, a Ramot de Galaad contra Hazael rey de Siria: y los Siros hirieron a Joram.

2 Kings 8:29
Y el rey Joram se volvió a Jezrael para curarse da las heridas que los Siros le dieron delante de Ramot, cuando peleó contra Hazael rey de Siria: y descendió Ocozías, hijo de Joram, rey de Judá, a visitar a Joram, hijo de Acab, en Jezrael, porque estaba enfermo.

2 Kings 9:1
ENTÓNCES el profeta Eliseo llamó a uno de los hijos de los profetas, y díjole: Ciñe tus lomos, y toma esta alcuza de aceite en tu mano, y vé a Ramot de Galaad.

2 Kings 9:2
Y cuando llegares allá, verás allí a Jehú, hijo de Josafat, hijo de Namsí: y entrando haz que se levante de entre sus hermanos, y métele en la recámara.

2 Kings 9:3
Y toma la alcuza de aceite, y derrámala sobre su cabeza, y dí: Así dijo Jehová: Yo te he ungido por rey sobre Israel. Y abriendo la puerta echa a huir, y no esperes.

2 Kings 9:4
Y el mozo fué, el mozo del profeta, a Ramot de Galaad:

2 Kings 9:5
Y como él entró, he aquí los príncipes del ejército, que estaban sentados. Y él dijo: Príncipe, una palabra tengo que decirte. Y Jehú dijo: ¿A cuál de todos nosotros? Y él dijo: A tí, príncipe.

2 Kings 9:6
Y él se levantó, y entróse en casa: y el otro derramó el aceite sobre su cabeza, y díjole: Así dijo Jehová Dios de Israel: Yo te he ungido por rey sobre el pueblo de Jehová, sobre Israel.

2 Kings 9:7
Y herirás la casa de Acab tu señor, para que yo vengue las sangres de mis siervos los profetas, y las sangres de todos los siervos de Jehová, de la mano de Jezabel.

2 Kings 9:8
Y perecerá toda la casa de Acab, y talaré de Acab todo meante a la pared, así al guardado, como al desamparado en Israel.

2 Kings 9:9
Y yo pondré la casa de Acab, como la casa de Jeroboam, hijo de Nabat, y como la casa de Baasa, hijo de Ahías.

2 Kings 9:10
Y a Jezabel comerán perros en el campo de Jezrael, y no habrá quien la sepulte. Y abrió la puertá, y echó a huir.

2 Kings 9:11
Y salió Jehú a los siervos de su señor, y dijéronle: ¿Hay paz? ¿Para qué entró a tí aquel loco? Y él les dijo: Vosotros conocéis al hombre, y a sus palabras.

2 Kings 9:12
Y ellos dijeron: Mentira: decláranoslo ahora. Y él dijo: Así y así me habló, diciendo: Así dijo Jehová: Yo te he ungido por rey sobre Israel.

2 Kings 9:13
Y tomaron de presto cada uno su ropa, y púsola debajo de él en lo más alto de las gradas, y tocaron corneta, y dijeron: Jehú es rey.

2 Kings 9:14
Así conjuró Jehú, hijo de Josafat, hijo de Namsí, contra Joram, estando Joram guardando a Ramot de Galaad, con todo Israel, por causa de Hazael rey de Siria:

2 Kings 9:15
Habiéndose vuelto el rey Joram a Jezrael para curarse de las heridas que los Siros le habían dado, peleando contra Hazael rey de Siria. Y Jehú dijo: Si es vuestra voluntad, ninguno escape de la ciudad, que vaya y dé las nuevas en Jezrael.

2 Kings 9:16
Entónces Jehú cabalgó, y fuése a Jezrael, porque Joram estaba allá enfermo: y Ocozías rey de Judá había descendido allá a visitar a Joram.

2 Kings 9:17
Y el atalaya que estaba en la torre de Jezrael, vió la cuadrilla de Jehú, que venía, y dijo: Yo veo una cuadrilla. Y Joram dijo: Toma uno de a caballo, y envía a reconocerlos, y que les diga, ¿Hay paz?

2 Kings 9:18
Y el de a caballo fué a reconocerlos, y dijo: El rey dice así: ¿Hay paz? Y Jehú le dijo: ¿Qué tienes tú que ver con la paz? Vuélvete tras mí. El atalaya dió aviso, diciendo: El mensajero llegó hasta ellos, y no vuelve.

2 Kings 9:19
Y envió otro de a caballo, el cual llegando a ellos dijo: El rey dice así: ¿Hay paz? Y Jehú respondió: ¿Qué tienes tú que ver con la paz? Vuélvete tras mí.

2 Kings 9:20
El atalaya volvió a decir: También este llegó a ellos, y no vuelve: mas su paso es como el paso de Jehú, hijo de Namsí, porque viene con furia.

2 Kings 9:21
Entónces Joram dijo: Unce: y unció su carro, y salieron Joram rey de Israel, y Ocozías rey de Judá, cada uno en su carro, y salieron a encontrar a Jehú, al cual hallaron en la heredad de Nabot de Jezrael.

2 Kings 9:22
Y en viendo Joram a Jehú, dijo: ¿Jehú, hay paz? Y él respondió: ¿Qué paz, con las fornicaciones de Jezabel tu madre, y sus muchas hechicerias?

2 Kings 9:23
Entónces Joram volviendo la mano huyó, y dijo a Ocozías: Traición, Ocozías.

2 Kings 9:24
Mas Jehú hinchió la mano de su arco, e hirió a Joram entre las espaldas, y la saeta salió por su corazón, y cayó en su carro.

2 Kings 9:25
Y dijo a Badacer su capitán: Tómale, y échale a un cabo de la heredad de Nabot de Jezrael: acuérdate que cuando yo y tú ibamos juntos tras Acab su padre, Jehová pronunció esta sentencia sobre él, diciendo:

2 Kings 9:26
Que yo ví ayer las sangres de Nabot, y las sangres de sus hijos, dijo Jehová, y que te las tengo de volver en esta heredad, dijo Jehová. Tómale pues ahora, y échale en la heredad, conforme a la palabra de Jehová.

2 Kings 9:27
Y viendo esto Ocozías rey de Judá, huyó por el camino de la casa del huerto: y siguióle Jehú, diciendo: Heríd también a este en el carro a la subida de Gur, junto a Jeblaam. Y él huyó a Mageddo, y murió allá.

2 Kings 9:28
Y sus siervos le llevaron sobre un carro a Jerusalem, y allá le sepultaron con sus padres, en su sepulcro, en la ciudad de David.

2 Kings 9:29
En el undécimo año de Joram, hijo de Acab, comenzó a reinar Ocozías sobre Judá.

2 Kings 9:30
Y vino Jehú a Jezrael, y como Jezabel lo oyó, adornó sus ojos con alcohol, y atavió su cabeza, y asomóse por una ventana.

2 Kings 9:31
Y como Jehú entró por la puerta, ella dijo: ¿Sucedió bien a Zambrí, que mató a su señor?

2 Kings 9:32
Y alzando él su rostro hacia la ventana, dijo: ¿Quién es conmigo? ¿Quién? Y miraron hacia él dos, o tres eunucos.

2 Kings 9:33
Y él les dijo: Echádla abajo: y ellos la echaron, y parte de su sangre fué salpicada en la pared, y en los caballos, y él la atropelló.

2 Kings 9:34
Y entró, y comió, y bebió, y dijo: Id ahora a ver aquella maldita, y sepultádla, que al fin es hija de rey.

2 Kings 9:35
Y cuando fueron para sepultarla, no hallaron nada de ella más de la calavera, y los piés, y las palmas de las manos.

2 Kings 9:36
Y volvieron, y dijéronselo. Y él dijo: La palabra de Dios es esta, la cual él habló por mano de su siervo Elías Tesbita, diciendo: En la heredad de Jezrael comerán los perros las carnes de Jezabel.

2 Kings 9:37
Y el cuerpo de Jezabel fué como estiércol sobre la haz de la tierra, en la heredad de Jezrael: de tal manera que nadie pueda decir. Esta es Jezabel.

2 Kings 10:1
Y TENÍA Acab en Samaria setenta hijos: y escribió cartas Jehú, y enviólas a Samaria a los principales de Jezrael, a los ancianos, y a los ayos de Acab, diciendo:

2 Kings 10:2
Luego en viniendo estas cartas a vosotros los que tenéis los hijos de vuestro señor, y los que tenéis carros y gente de a caballo, la ciudad pertrechada, y las armas;

2 Kings 10:3
Mirád cual es el mejor, y el más recto de los hijos de vuestro señor, y ponédle en el trono de su padre: y peleád por la casa de vuestro señor.

2 Kings 10:4
Y ellos hubieron gran temor, y dijeron: He aquí, dos reyes no pudieron resistirle, ¿cómo le resistiremos nosotros?

2 Kings 10:5
Y enviaron el mayordomo, y el presidente de la ciudad, y los ancianos, y los ayos, a Jehú, diciendo: Siervos tuyos somos; todo lo que nos mandares, haremos; y no elegiremos por rey a ninguno: mas tú harás lo que es bueno en tus ojos.

2 Kings 10:6
Él entónces les escribió la segunda vez, diciendo: Si sois míos, y queréis obedecerme, tomád las cabezas de los varones, de los hijos de vuestro señor, y veníd mañana a estas horas a mí a Jezrael. Y los hijos del rey, setenta varones, estaban con los principales de la ciudad, que los criaban.

2 Kings 10:7
Y como las cartas llegaron a ellos, tomaron a los hijos del rey, y degollaron setenta varones, y pusieron sus cabezas en canastillos, y enviáronselas a Jezrael.

2 Kings 10:8
Y vino un mensajero que le dió las nuevas, diciendo: Traido han las cabezas de los hijos del rey. Y él dijo: Ponédlas en dos montones a la entrada de la puerta hasta la mañana.

2 Kings 10:9
Venida la mañana él salió, y estando en pié dijo a todo el pueblo: Vosotros sois justos, y, he aquí, yo he conspirado contra mi señor, y le he muerto: mas, ¿quién muerto ha todos estos?

2 Kings 10:10
Sabéd ahora que de la palabra de Jehová, que habló sobre la casa de Acab, nada caerá en tierra: y que Jehová ha hecho lo que dijo por su siervo Elías.

2 Kings 10:11
Y mató Jehú a todos los que habían quedado de la casa de Acab en Jezrael, y a todos sus príncipes, y a todos sus familiares, y sus sacerdotes, que no le quedó ninguno.

2 Kings 10:12
Y levantóse de allí, y vino a Samaria: y llegando él a una casa de trasquiladura de pastores en el camino.

2 Kings 10:13
Halló allí a los hermanos de Ocozías, rey de Judá, y díjoles: ¿Quién sois vosotros? Y ellos dijeron: Somos hermanos de Ocozías, y habemos venido a saludar a los hijos del rey, y a los hijos de la reina.

2 Kings 10:14
Entónces él dijo: Prendédlos vivos. Y después que los tomaron vivos, los degollaron junto al pozo de la casa de la trasquiladura, cuarenta y dos varones, que ninguno de ellos dejó.

2 Kings 10:15
Y partiéndose de allí, topóse con Jonadab, hijo de Recab, y después que le hubo saludado, díjole: ¿Es recto tu corazón como el mío es recto con el tuyo? Y Jonadab dijo: Es, y es. Dáme pues la mano. Y él le dió su mano, e hízole subir consigo en el carro.

2 Kings 10:16
Y díjole: Ven conmigo, y verás mi zelo por Jehová. Y pusiéronle en su carro.

2 Kings 10:17
Y como vino a Samaria, mató a todos los que habían quedado de Acab en Samaria, hasta raerlos del todo, conforme a la palabra de Jehová, que había hablado por Elías.

2 Kings 10:18
Y juntó Jehú todo el pueblo, y díjoles: Acab poco sirvió a Baal: mas Jehú le servirá mucho.

2 Kings 10:19
Llamádme pues luego a todos los profetas de Baal, a todos sus siervos, y a todos sus sacerdotes, que no falte ninguno, porque tengo un grande sacrificio para Baal: cualquiera que faltare, no vivirá. Esto hacía Jehú con astucia, para destruir los que honraban a Baal.

2 Kings 10:20
Y dijo Jehú: Santificád un día solemne a Baal. Y ellos convocaron.

2 Kings 10:21
Y envió Jehú por todo Israel, y vinieron todos los siervos de Baal, que no faltó ninguno, que no viniese. Y entraron en el templo de Baal, y el templo de Baal se hinchió de cabo a cabo.

2 Kings 10:22
Entónces dijo al que tenía cargo de las vestiduras: Saca vestiduras para todos los siervos de Baal. Y él les sacó vestiduras.

2 Kings 10:23
Y entró Jehú con Jonadab, hijo de Recab, en el templo de Baal, y dijo a los siervos de Baal: Mirád, y ved que por dicha no haya aquí entre vosotros alguno de los siervos de Jehová, sino solos los siervos de Baal.

2 Kings 10:24
Y como ellos entraron para hacer sacrificios y holocaustos, Jehú puso fuera ochenta varones, y díjoles: Cualquiera que dejare vivo alguno de aquellos hombres, que yo he puesto en vuestras manos, su vida será por la del otro.

2 Kings 10:25
Y después que ellos acabaron de hacer el holocausto, Jehú dijo a los de su guardia, y a los capitanes: Entrád, y matádlos, que no escape ninguno. Y pasáronlos a cuchillo, y dejáronlos tendidos los de la guardia y los capitanes, y fueron hasta la ciudad del templo de Baal;

2 Kings 10:26
Y sacaron las estatuas de la casa de Baal, y las quemaron.

2 Kings 10:27
Y quebraron la estatua de Baal, y derribaron la casa de Baal, e hiciéronla necesarias hasta hoy.

2 Kings 10:28
Así rayó Jehú a Baal de Israel.

2 Kings 10:29
Con todo eso Jehú no se apartó de los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel, de en pos de los becerros de oro, que estaban en Betel, y en Dan.

2 Kings 10:30
Y Jehová dijo a Jehú: Por cuanto has hecho bien, haciendo lo que es recto delante de mis ojos, conforme a todo lo que estaba en mi corazón has hecho a la casa de Acab, tus hijos se asentarán sobre el trono de Israel hasta la cuarta generación.

2 Kings 10:31
Mas Jehú no guardó andando en la ley de Jehová Dios de Israel con todo su corazón, ni se apartó de los pecados de Jeroboam, el que había hecho pecar a Israel.

2 Kings 10:32
En aquellos dias comenzó Jehová a talar en Israel: e hiriólos Hazael en todos los términos de Israel,

2 Kings 10:33
Desde el Jordán al nacimiento del sol, toda la tierra de Galaad, de Gad, de Rubén, y de Manasés: desde Aroer, que está junto al arroyo de Arnón, a Galaad, y a Basán.

2 Kings 10:34
Lo demás de los hechos de Jehú, y todas las cosas que hizo, y toda su valentía, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

2 Kings 10:35
Y durmió Jehú con sus padres, y le sepultaron en Samaria, y reinó en su lugar Joacaz su hijo.

2 Kings 10:36
El tiempo que Jehú reinó sobre Israel en Samaria fué veinte y ocho años.

2 Kings 11:1
Y ATALÍA madre de Ocozías viendo que su hijo era muerto, levantóse, y destruyó toda la simiente real.

2 Kings 11:2
Y tomando Josaba, hija del rey Joram, hermana de Ocozías, a Joas, hijo de Ocozías, hurtóle de entre los hijos del rey que se mataban, a él y a su ama, de delante de Atalía; y escondióle en la cámara de las camas, y así no le mataron.

2 Kings 11:3
Y estuvo con ella escondido en la casa de Jehová seis años: y Atalía fué reina sobre la tierra.

2 Kings 11:4
Y al séptimo año envió Joiada, y tomó centuriones, capitanes, y gente de guardia, y metiólos consigo en la casa de Jehová, e hizo con ellos liga juramentándolos en la casa de Jehová, y mostróles al hijo del rey.

2 Kings 11:5
Y mandóles, diciendo: Esto es lo que habéis de hacer, la tercera parte de vosotros que entrarán el sábado, tendrán la guardia de la casa del rey:

2 Kings 11:6
Y la otra tercera parte estará a la puerta del Sur. Y la otra tercera parte, a la puerta del postigo de los de la guardia, y tendréis la guardia de la casa de Messa.

2 Kings 11:7
Y las otras dos partes de vosotros, es a saber, todos los que salen el sábado, tendréis la guardia de la casa de Jehová junto al rey.

2 Kings 11:8
Y estaréis al rededor del rey de todas partes, teniendo cada uno sus armas en las manos: y cualquiera que entrare dentro de estos órdenes, sea muerto. Y estaréis con el rey cuando saliere, y cuando entrare.

2 Kings 11:9
Y los centuriones lo hicieron todo como el sacerdote Joiada les mandó, tomando cada uno los suyos, es a saber, los que habían de entrar el sábado, y los que habían salido el sábado, y viniéronse a Joiada el sacerdote.

2 Kings 11:10
Y el sacerdote dió a los centuriones las picas y los escudos que habían sido del rey David, que estaban en la casa de Jehová.

2 Kings 11:11
Y los de la guardia se pusieron en órden teniendo cada uno sus armas en sus manos, desde el lado derecho de la casa, hasta el lado izquierdo, junto al altar y el templo, cerca del rey al derredor.

2 Kings 11:12
Y sacando al hijo del rey, púsole la corona y el testimonio; e hiciéronle rey, ungiéndole; y batiendo las manos dijeron: Viva el rey.

2 Kings 11:13
Y oyendo Atalía el estruendo del pueblo que corriá, entró al pueblo en el templo de Jehová.

2 Kings 11:14
Y como miró, he aquí el rey, que estaba junto a la columna, conforme a la costumbre, y los príncipes, y los trompetas junto al rey, y que todo el pueblo de la tierra hacía alegrías, y que tocaban las trompetas. Entónces Atalía rompiendo sus vestidos dió voces: Traición, traición.

2 Kings 11:15
Entónces el sacerdote Joiada mandó a los centuriones, que gobernaban el ejército, y díjoles: Sacádla fuera del cercado del templo, y al que la siguiere, matádle a cuchillo. (Porque el sacerdote dijo, que no la matasen en el templo de Jehová.)

2 Kings 11:16
Y diéronle lugar, y vino por el camino por donde entran los de a caballo a la casa del rey, y allí la mataron.

2 Kings 11:17
Entónces Joiada hizo alianza entre Jehová y el rey y el pueblo, que sería pueblo de Jehová, y asimismo entre el rey y el pueblo.

2 Kings 11:18
Y todo el pueblo de la tierra entró en el templo de Baal, y le derribaron; y quebraron bien sus altares, y sus imágenes. Asimismo mataron a Matán, sacerdote de Baal delante de los altares; y el sacerdote puso guarnición sobre la casa de Jehová.

2 Kings 11:19
Y después tomó los centuriones, y capitanes, y los de la guardia, y a todo el pueblo de la tierra, y llevaron al rey desde la casa de Jehová, y vinieron por el camino de la puerta de los de la guardia a la casa del rey, y sentóse sobre el trono de los reyes.

2 Kings 11:20
Y todo el pueblo de la tierra hizo alegrías, y la ciudad estuvo en reposo, muerta Atalía a cuchillo en la casa del rey.

2 Kings 11:21
Joas era de siete años, cuando comenzo a reinar.

2 Kings 12:1
EN el séptimo año de Jehú comenzó a reinar Joas, y reinó cuarenta años en Jerusalem. El nombre de su madre fué Sebia de Beer-seba.

2 Kings 12:2
E hizo Joas lo que era recto en ojos de Jehová todo el tiempo que le gobernó el sacerdote Joiada.

2 Kings 12:3
Con todo eso los altos no se quitaron, que aun el pueblo sacrificaba, y quemaba perfumes en los altos.

2 Kings 12:4
Y Joas dijo a los sacerdotes: Todo el dinero de las santificaciones, que se suele traer en la casa de Jehová, el dinero de los que pasan en cuenta, el dinero de las almas, cada uno según su precio, y todo dinero que cada uno mete de su libertad en la casa de Jehová:

2 Kings 12:5
Los sacerdotes lo reciban, cada uno de sus familiares, los cuales reparen los portillos del templo, donde quiera que se hallare abertura.

2 Kings 12:6
El año veinte y tres del rey Joas los sacerdotes no habían aun reparado las aberturas del templo.

2 Kings 12:7
Y llamando el rey Joas al pontífice Joiada, y a los sacerdotes, díjoles: ¿Porqué no reparáis las aberturas del templo? Ahora pues no toméis más el dinero de vuestros familiares, sino dádlo para las aberturas del templo.

2 Kings 12:8
Y los sacerdotes consintieron en no tomar más dinero del pueblo, ni tener cargo de reparar las aberturas del templo.

2 Kings 12:9
Entónces el pontifice Joiada tomó un arca, e hízole en la tapa un agujero, y púsola junto al altar, a la mano derecha, a la entrada del templo de Jehová: y los sacerdotes que guardaban la puerta, ponían allí todo el dinero, que se metía en la casa de Jehová.

2 Kings 12:10
Y cuando veían que había mucho dinero en el arca, venía el notario del rey, y el gran sacerdote, y contaban el dinero que hallaban en el templo de Jehová, y lo guardaban;

2 Kings 12:11
Y daban el dinero aparejado en la mano de los que hacían la obra, y de los que tenían el cargo de la casa de Jehová, y ellos lo expendían con los carpinteros y maestros, que reparaban la casa de Jehová:

2 Kings 12:12
Y con los albañiles y canteros; para comprar la madera, y piedra de cantería, para reparar las aberturas de la casa de Jehová, y en todo lo que se gastaba en la casa para repararla.

2 Kings 12:13
Mas de aquel dinero que se traía a la casa de Jehová, no se hacían tazas de plata, ni salterios, ni lebrillos, ni trompetas: ni ningún otro vaso de oro, ni de plata, se hacía para el templo de Jehová.

2 Kings 12:14
Porque lo daban a los que hacían la obra, y con él reparaban la casa de Jehová.

2 Kings 12:15
Ni se tomaba cuenta a los varones en cuyas manos el dinero era entregado, para que ellos lo diesen a los que hacían la obra: porque ellos lo hacían fielmente.

2 Kings 12:16
Mas el dinero por el delito, y el dinero por los pecados, no se metía en la casa de Jehová, porque era de los sacerdotes.

2 Kings 12:17
Entónces subió Hazael rey de Siria, y peleó contra Get, y la tomó: y puso Hazael su rostro para subir contra Jerusalem.

2 Kings 12:18
Y tomó Joas rey de Judá todas las ofrendas que había dedicado Josafat, y Joram, y Ocozías, sus padres, reyes de Judá, y las que él había dedicado, y todo el oro, que se halló en los tesoros de la casa de Jehová, y en la casa del rey, y enviólo a Hazael rey de Siria, y él se partió de Jerusalem.

2 Kings 12:19
Lo demás de los hechos de Joas, y todas las cosas que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 12:20
Y levantáronse sus siervos, y conspiraron en conjuración, e hirieron a Joas en la casa de Mello, descendiendo én a Sella.

2 Kings 12:21
Porque Josacar, hijo de Semaat, y Jozabad, hijo de Somer, sus siervos, le hirieron, y murió, y le sepultaron con sus padres en la ciudad de David, y reinó en su lugar Amasías su hijo.

2 Kings 13:1
EN el año veinte y tres de Joas, hijo de Ocozías, rey de Judá, comenzó a reinar Joacaz, hijo de Jehú, sobre Israel en Samaria, y reinó diez y siete años.

2 Kings 13:2
E hizo lo malo en ojos de Jehová, y siguió los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel, y no se apartó de ellos.

2 Kings 13:3
Y encendióse el furor de Jehová contra Israel, y entrególos en mano de Hazael rey de Siria, y en mano de Ben-adad, hijo de Hazael, perpetuamente.

2 Kings 13:4
Mas Joacaz oró a la faz de Jehová, y Jehová le oyó: porque miró la aflicción de Israel, que el rey de Siria los afligía.

2 Kings 13:5
Y dió Jehová salvador a Israel, y salieron de debajo de la mano de Siria, y habitaron los hijos de Israel en sus estancias, como ántes.

2 Kings 13:6
Con todo eso no se apartaron de los pecados de la casa de Jeroboam, el que hizo pecar a Israel: en ellos anduvieron, y también el bosque permaneció en Samaria.

2 Kings 13:7
Porque no le había quedado pueblo a Joacaz, sino cincuenta hombres de a caballo, y diez carros, y diez mil hombres de a pié; que el rey de Siria los había destruido, y los había puesto como polvo para trillar.

2 Kings 13:8
Lo demás de los hechos de Joacaz, y todo lo que hizo, y sus valentías, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

2 Kings 13:9
Y durmió Joacaz con sus padres, y sepultáronle en Samaria: y reinó en su lugar Joas su hijo.

2 Kings 13:10
El año treinta y siete de Joas rey de Judá comenzó a reinar Joas, hijo de Joacaz, sobre Israel en Samaria, y reinó diez y seis años.

2 Kings 13:11
E hizo lo malo en ojos de Jehová: no se apartó de todos los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel: en ellos anduvo.

2 Kings 13:12
Lo demás de los hechos de Joas, y todas las cosas que hizo, y sus valentías con que trajo guerra contra Amasías rey de Judá, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

2 Kings 13:13
Y durmió Joas con sus padres, y asentóse Jeroboam sobre su trono: y Joas fué sepultado en Samaria con los reyes de Israel.

2 Kings 13:14
Eliseo estaba enfermo de su enfermedad, de la cual murió. Y descendió a él Joas rey de Israel, y llorando delante de él, dijo: Padre mío, padre mío, carros de Israel, y su gente de a caballo.

2 Kings 13:15
Y díjole Eliseo: Toma el arco y las saetas. Entónces él tomóse el arco y las saetas.

2 Kings 13:16
Y dijo Eliseo al rey de Israel: Encabalga tu mano sobre el arco. Y él encabalgó su mano sobre el arco. Entónces Eliseo puso sus manos sobre las manos del rey.

2 Kings 13:17
Y dijo: Abre la ventana de hacia el oriente. Y como él la abrió, dijo Eliseo: Tira. Y tirando él, dijo Eliseo: Saeta de salud de Jehová, y saeta de salud contra Siria: porque herirás a los Siros en Afec hasta consumirlos.

2 Kings 13:18
Y tornóle a decir: Toma las saetas: y después que el rey de Israel las hubo tomado, díjole: Hiere la tierra. Y él hirió tres veces, y cesó.

2 Kings 13:19
Entónces el varón de Dios enojado con él, le dijo: A herir cinco o seis veces, herirías a Siria hasta no quedar ninguno; empero ahora tres veces herirás a Siria.

2 Kings 13:20
Y murió Eliseo, y sepultáronle. Entrado el año vinieron ejércitos de Moabitas en la tierra.

2 Kings 13:21
Y aconteció que queriendo unos sepultar un hombre, súbitamente vieron al ejército, y arrojaron al hombre en el sepulcro de Eliseo: y fué, y tocó el muerto los huesos de Eliseo, y revivió, y levantóse sobre sus piés.

2 Kings 13:22
Así que Hazael rey de Siria afligió a Israel todo el tiempo de Joacaz.

2 Kings 13:23
Mas Jehová tuvo misericordia de ellos, y compadecióse de ellos, y mirólos por amor de su concierto con Abraham, Isaac, y Jacob: y no quiso destruirlos, ni echarlos de delante de sí hasta ahora.

2 Kings 13:24
Y murió Hazael rey de Siria, y reinó en su lugar Ben-adad su hijo.

2 Kings 13:25
Y volvió Joas, hijo de Joacaz, y tomó de mano de Ben-adad, hijo de Hazael, las ciudades que él había tomado de mano de Joacaz su padre en guerra: porque tres veces le hirió Joas, y restituyó las ciudades a Israel.

2 Kings 14:1
EN el año segundo de Joas, hijo de Joacaz, rey de Israel, comenzó a reinar Amasías, hijo de Joas, rey de Judá.

2 Kings 14:2
Cuando comenzó a reinar era de veinte y cinco años, y veinte y nueve años reinó en Jerusalem, el nombre de su madre fué Joaddán de Jerusalem.

2 Kings 14:3
E hizo lo que era recto en ojos de Jehová, aunque no como David su padre. Hizo conforme a todas las cosas que había hecho Joas su padre.

2 Kings 14:4
Con todo eso los altos no fueron quitados, que aun el pueblo sacrificaba, y quemaba perfumes en los altos.

2 Kings 14:5
Y como el reino fué confirmado en su mano, hirió a sus siervos, los que habían muerto al rey su padre.

2 Kings 14:6
Mas a los hijos de los que le mataron, no mató, como está escrito en el libro de la ley de Moisés, donde Jehová mandó, diciendo: No matarán a los padres por los hijos, ni a los hijos por los padres; mas cada uno morirá por su pecado.

2 Kings 14:7
Este también hirió diez mil Idumeos en el valle de las salinas, y tomó la roca por guerra, y llamóla Jectel hasta hoy.

2 Kings 14:8
Entónces Amasías envió embajadores a Joas, hijo de Joacaz, hijo de Jehú, rey de Israel, diciendo: Ven, y veámosnos de rostro.

2 Kings 14:9
Y Joas rey de Israel envió a Amasías rey de Judá esta respuesta: El cardillo, que está en el Líbano, envió al cedro que está en el Líbano, diciendo: Dá tu hija por mujer a mi hijo. Y pasaron las bestias fieras que están en el Líbano, y hollaron al cardillo.

2 Kings 14:10
Hiriendo has herido a Edom, y tu corazón te ha elevado: gloríate pues, mas estáte en tu casa: ¿o por qué te entremeterás en mal para que caigas tú, y Judá contigo?

2 Kings 14:11
Y Amasías no consintió, y subió Joas rey de Israel, y viéronse de rostro él y Amasías rey de Judá en Bet-sames, que es en Judá.

2 Kings 14:12
Mas Judá cayó delante de Israel, y huyeron cada uno a sus estancias.

2 Kings 14:13
Y también Joas rey de Israel tomó a Amasías rey de Judá, hijo de Joas, hijo de Ocozías, en Bet-sames; y vino a Jerusalem, y rompió el muro de Jerusalem, desde la puerta de Efraim hasta la puerta de la esquina, cuatrocientos codos.

2 Kings 14:14
Y tomó todo el oro, y la plata, y todos los vasos que fueron hallados en la casa de Jehová, y en los tesoros de la casa del rey, y los hijos en rehenes, y volvióse a Samaria.

2 Kings 14:15
Lo demás de los hechos de Joas, que hizo, y sus valentías, y como trajo guerra contra Amasías rey de Judá, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

2 Kings 14:16
Y durmió Joas con sus padres, y fué sepultado en Samaria con los reyes de Israel, y reinó en su lugar Jeroboam su hijo.

2 Kings 14:17
Y vivió Amasías, hijo de Joas, rey de Judá, después de la muerte de Joas, hijo de Joacaz, rey de Israel, quince años.

2 Kings 14:18
Lo demás de los hechos de Amasías, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 14:19
E hicieron conspiración contra él en Jerusalem, y huyendo él a Laquis, enviaron tras él a Laquis, y allá le mataron.

2 Kings 14:20
Y trajéronle sobre caballos, y le sepultaron en Jerusalem en la ciudad de David con sus padres.

2 Kings 14:21
Entónces todo el pueblo de Judá tomó a Azarías, que era de diez y seis años, e hiciéronle rey en lugar de Amasías su padre.

2 Kings 14:22
Este edificó a Elat, y la restituyó a Judá, después que el rey durmió con sus padres.

2 Kings 14:23
El año quince de Amasías, hijo de Joas, rey de Judá, comenzó a reinar Jeroboam, hijo de Joas, sobre Israel en Samaria cuarenta y un años.

2 Kings 14:24
E hizo lo malo en ojos de Jehová, y no se apartó de todos los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel.

2 Kings 14:25
Este restituyó los términos de Israel desde la entrada de Emat, hasta la mar de la llanura, conforme a la palabra de Jehová Dios de Israel, la cual él había hablado por su siervo Jonás, hijo de Amati, profeta, que fué de Get de Ofer.

2 Kings 14:26
Por cuanto Jehová miró la aflicción de Israel muy amarga, que ni había guardado ni desamparado, ni había quien diese ayuda a Israel.

2 Kings 14:27
Y Jehová no había aun determinado de raer el nombre de Israel debajo del cielo, por tanto los salvó por mano de Jeroboam, hijo de Joas.

2 Kings 14:28
Y lo demás de los hechos de Jeroboam, y todas las cosas que hizo, y su valentía, y todas las guerras que hizo, y como restituyó a Judá en Israel a Damasco, y a Emat, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

2 Kings 14:29
Y durmió Jeroboam con sus padres los reyes de Israel, y reinó en su lugar Zacarías su hijo.

2 Kings 15:1
EN el año veinte y siete de Jero- boam rey de Israel comenzo a reinar Azarías, hijo de Amasías, rey de Judá.

2 Kings 15:2
Cuando comenzó a reinar era de diez y seis años, y cincuenta y dos años reinó en Jerusalem. El nombre de su madre fué Jequelia de Jerusalem.

2 Kings 15:3
Este hizo lo que era recto en ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que su padre Amasías había hecho.

2 Kings 15:4
Con todo eso los altos no se quitaron, que aun el pueblo sacrificaba y quemaba perfumes en los altos.

2 Kings 15:5
Mas Jehová hirió al rey con lepra, y fué leproso hasta el día de su muerte, y habitó en casa libre, y Joatam, hijo del rey, tenía el cargo del palacio, gobernando al pueblo de la tierra.

2 Kings 15:6
Lo demás de los hechos de Azarías, y todas las cosas que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 15:7
Y durmió Azarías con sus padres, y sepultáronle con sus padres en la ciudad de David: y reinó en su lugar Joatam su hijo.

2 Kings 15:8
En el año treinta y ocho de Azarías rey de Judá, reinó Zacarías, hijo de Jeroboam, sobre Israel en Samaria seis meses.

2 Kings 15:9
E hizo lo malo en ojos de Jehová, como habían hecho sus padres: no se apartó de los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel.

2 Kings 15:10
Contra este conjuró Sellum, hijo de Jabes, y le hirió en presencia del pueblo, y matóle, y reinó en su lugar.

2 Kings 15:11
Lo demás de los hechos de Zacarías, he aquí, está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel.

2 Kings 15:12
Y esta fué la palabra de Jehová que había hablado a Jehú, diciendo: Tus hijos hasta la cuarta generación se te asentarán sobre el trono de Israel. Y así fué.

2 Kings 15:13
Sellum, hijo de Jabes, comenzó a reinar en el año treinta y nueve de Ozías rey de Judá: y reinó el tiempo de un mes en Samaria.

2 Kings 15:14
Y subió Manajem, hijo de Gadi, de Tersa, y vino a Samaria, e hirió a Sellum, hijo de Jabes, en Samaria, y matóle, y reinó en su lugar.

2 Kings 15:15
Lo demás de los hechos de Sellum, y su conjuración con que conjuró, he aquí, está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel.

2 Kings 15:16
Entónces hirió Manajem a Tapsam, y a todos los que estaban en ella, y también sus términos desde Tersa: e hirióla, porque no le habían abierto, y a todas sus preñadas abrió.

2 Kings 15:17
En el año treinta y nueve de Azarías rey de Judá, reinó Manajem, hijo de Gadí, sobre Israel diez años en Samaria.

2 Kings 15:18
E hizo lo malo en ojos de Jehová: no se apartó de los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel, en todo su tiempo.

2 Kings 15:19
Y vino Ful rey de Asiria en la tierra, y dió Manajem a Ful mil talentos de plata porque le ayudase, para confirmarse en el reino.

2 Kings 15:20
E impuso Manajem este dinero sobre Israel, sobre todos los poderosos de virtud, de cada varón cincuenta siclos de plata, para dar al rey de Asiria. Y el rey de Asiria se volvió, y no se detuvo allí en la tierra.

2 Kings 15:21
Lo demás de los hechos de Manajem, y todas las cosas que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

2 Kings 15:22
Y durmió Manajem con sus padres, y reinó en su lugar Faceia su hijo.

2 Kings 15:23
En el año cincuenta de Azarías rey de Judá, reinó Faceia, hijo de Manajem, sobre Israel en Samaria dos años.

2 Kings 15:24
E hizo lo malo en ojos de Jehová: no se apartó de los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel.

2 Kings 15:25
Y conjuró contra él Facee, hijo de Romelías, su capitán, e hirióle en Samaria en el palacio de la casa real en compañía de Argob y de Arif, y con otros cincuenta hombres de los hijos de los Galaaditas, y matóle, y reinó en su lugar.

2 Kings 15:26
Lo demás de los hechos de Faceia, y todas las cosas que hizo, he aquí, todo está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel.

2 Kings 15:27
En el año cincuenta y dos de Azarías rey de Judá, reinó Facee, hijo de Romelías, sobre Israel en Samaria veinte años.

2 Kings 15:28
E hizo lo malo en ojos de Jehová: no se apartó de los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel.

2 Kings 15:29
En los dias de Facee rey de Israel, vino Teglat-palasar rey de los Asirios, y tomó a Aión, Abel, Bet-maaca, y Janoe, y Cedes, y Asor, y Galaad, y Galilea, y toda la tierra de Neftalí, y trasportólos a Asiria,

2 Kings 15:30
Y Osee, hijo de Ela, hizo conjuración contra Facee, hijo de Romelías, e hirióle, y matóle, y reinó en su lugar a los veinte años de Joatam, hijo de Ozías.

2 Kings 15:31
Lo demás de los hechos de Facee, y todas las cosas que hizo, he aquí, está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel.

2 Kings 15:32
En el segundo año de Facee, hijo de Romelías rey de Israel, comenzó a reinar Joatam, hijo de Ozías rey de Judá.

2 Kings 15:33
Cuando comenzó a reinar, era de veinte y cinco años, y reinó diez y seis años en Jerusalem. El nombre de su madre fué Jerusa, hija de Sadoc.

2 Kings 15:34
Este hizo lo que era recto en ojos de Jehová; conforme a todas las cosas que había hecho su padre Ozías, hizo.

2 Kings 15:35
Con todo eso los altos no fueron quitados, que aun el pueblo sacrificaba, y quemaba perfumes en los altos. Este también edificó la puerta más alta de la casa de Jehová.

2 Kings 15:36
Lo demás de los hechos de Joatam, y todas las cosas que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 15:37
En aquel tiempo comenzó Jehová a enviar en Judá a Rasín rey de Siria, y a Facee, hijo de Romelías.

2 Kings 15:38
Y durmió Joatam con sus padres, y fué sepultado con sus padres en la ciudad de David su padre: y reinó en su lugar Acaz su hijo.

2 Kings 16:1
EN el año diez y siete de Facee, hijo de Romelías, comenzó a reinar Acaz, hijo de Joatam rey de Judá.

2 Kings 16:2
Cuando comenzó a reinar Acaz, era de veinte años, y reinó en Jerusalem diez y seis años: y no hizo lo que era recto en ojos de Jehová su Dios, como David su padre:

2 Kings 16:3
Ántes anduvo en el camino de los reyes de Israel; que aun hizo pasar por el fuego a su hijo, según las abominaciones de las gentes, las cuales Jehová echó de delante de los hijos de Israel.

2 Kings 16:4
Asimismo sacrificó, y quemó perfumes en los altos, y sobre los collados, y debajo de todo árbol sombrío.

2 Kings 16:5
Entónces subió Rasín rey de Siria, y Facee, hijo de Romelías, rey de Israel, a Jerusalem para hacer guerra, y cercar a Acaz, mas no la pudieron tomar.

2 Kings 16:6
En aquel tiempo restituyó Rasín rey de Siria a Elat a Siria; y echó a los Judíos de Elat, y los Siros vinieron a Elat, y habitaron allí hasta hoy.

2 Kings 16:7
Entónces Acaz envió embajadores a Teglat-palasar rey de Asiria, diciendo: Yo soy tu siervo y tu hijo, sube, y defiéndeme de mano del rey de Siria, y de mano del rey de Israel, que se han levantado contra mí.

2 Kings 16:8
Y tomando Acaz la plata y el oro que se halló en la casa de Jehová, y en los tesoros de la casa real, envió al rey de Asiria un presente.

2 Kings 16:9
Y el rey de Asiria consintió con él: y subió el rey de Asiria contra Damasco, y tomóla, y trasportó los moradores en Kir, y mató a Rasín.

2 Kings 16:10
Y fué el rey Acaz a recibir a Teglat-palasar rey de Asiria a Damasco. Y viendo el rey Acaz el altar que estaba en Damasco, envió a Urías sacerdote el retrato y la descripción del altar, conforme a toda su hechura.

2 Kings 16:11
Y Urías el sacerdote edificó el altar: conforme a todo lo que el rey Acaz había enviado de Damasco, así lo hizo Urías el sacerdote, entre tanto que el rey Acaz venía de Damasco.

2 Kings 16:12
Y venido el rey de Damasco, vió el altar, y el rey se acercó al altar, y sacrificó en él.

2 Kings 16:13
Y encendió su holocausto, y su presente, y derramó sus libaciones, y esparció la sangre de sus pacíficos junto al altar.

2 Kings 16:14
Y el altar de metal, que estaba delante de Jehová, hízole acercar delante de la frontera de la casa entre el altar y el templo de Jehová, y púsole al lado del altar hacia el aquilón.

2 Kings 16:15
Y mandó el rey Acaz al sacerdote Urías, diciendo: En el grande altar encenderás el holocausto de la mañana, y el presente de la tarde, y el holocausto del rey, y su presente, y asimismo el holocausto de todo el pueblo de la tierra, y su presente, y sus libaciones; y toda sangre de holocausto, y toda sangre de sacrificio esparcirás sobre él: y el altar de metal será mío para preguntar.

2 Kings 16:16
Y el sacerdote Urías lo hizo conforme a todas las cosas que el rey Acaz le mandó.

2 Kings 16:17
Y cortó el rey Acaz las cintas de las basas, y quitóles las fuentes: y quitó el mar de sobre los bueyes de metal, que estaban debajo de él, y púsole sobre el solado de piedra.

2 Kings 16:18
Y la tienda del sábado, que habían edificado en la casa, y el pasadizo de afuera del rey mudó a las espaldas de la casa de Jehová, por causa del rey de Asiria.

2 Kings 16:19
Lo demás de los hechos de Acaz, que hizo, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Juda?

2 Kings 16:20
Y durmió el rey Acaz con sus padres, y fué sepultado con sus padres en la ciudad de David: y reinó en su lugar Ezequías su hijo.

2 Kings 17:1
A LOS doce años de Acaz rey de Judá, comenzó a reinar Oséas, hijo de Ela, en Samaria sobre Israel nueve años.

2 Kings 17:2
E hizo lo malo en ojos de Jehová, aunque no como los reyes de Israel, que fueron ántes de él.

2 Kings 17:3
Contra este subió Salmanasar rey de los Asirios, y Oséas fué hecho su siervo, y pagábale presente.

2 Kings 17:4
Mas el rey de Asiria halló que Oséas hacía conjuración; porque había enviado embajadores a Sua rey de Egipto, y ya no pagaba presente al rey de Asiria como cada año: y el rey de Asiria le detuvo, y le aprisionó en la casa de la cárcel.

2 Kings 17:5
Y el rey de Asiria subió contra toda la tierra, y subió contra Samaria, y estuvo sobre ella tres años.

2 Kings 17:6
A los nueve años de Oséas tomó el rey de Asiria a Samaria, y trasportó a Israel en Asiria: y púsolos en Hala, y en Habor, junto al río de Gozán, y en las ciudades de los Medos.

2 Kings 17:7
Porque como los hijos de Israel pecasen contra Jehová su Dios, que los sacó de tierra de Egipto, de dabajo de la mano de Faraón rey de Egipto, y temiesen a dioses ajenos,

2 Kings 17:8
Y anduviesen en los estatutos de las gentes que Jehová había lanzado delante de los hijos de Israel, y de los reyes de Israel, que ellos hicieron;

2 Kings 17:9
Y como los hijos de Israel cubrieron cosas no rectas contra Jehová su Dios, edificándose altos en todas sus ciudades, desde las torres de las atalayas hasta las ciudades fuertes;

2 Kings 17:10
Y se levantasen estatuas y bosques en todo collado alto, y debajo de todo árbol sombrío,

2 Kings 17:11
Quemando allí perfumes en todos los altos a la manera de las gentes, las cuales Jehová había traspuesto delante de ellos, y haciendo cosas muy malas para provocar a ira a Jehová.

2 Kings 17:12
Sirviendo a los ídolos, de los cuales Jehová les había dicho: Vosotros no haréis esto;

2 Kings 17:13
Entónces Jehová protestaba contra Israel, y contra Judá, por la mano de todos los profetas, y de todos los videntes, diciendo: Volvéos de vuestros caminos malos, y guardád mis mandamientos y mis ordenanzas, conforme a todas las leyes que yo mandé a vuestros padres, y que os he enviado por mano de mis siervos los profetas.

2 Kings 17:14
Mas ellos no obedecieron, ántes endurecieron su cerviz, como la cerviz de sus padres, los cuales no creyeron en Jehová su Dios.

2 Kings 17:15
Y desecharon sus estatutos, y su concierto, que él había concertado con sus padres, y sus testimonios, que él había protestado contra ellos: y siguieron la vanidad, y fueron hechos vanos: y en pos de las gentes, que estaban al rededor de ellos, de las cuales Jehová les había mandado, que no hiciesen a la manera de ellas.

2 Kings 17:16
Y dejaron todos los mandamientos de Jehová su Dios, e hiciéronse vaciadizos dos becerros, e hicieron bosques, y adoraron a todo el ejército del cielo, y sirvieron a Baal.

2 Kings 17:17
E hicieron pasar a sus hijos y a sus hijas por fuego, y adivinaron adivinaciones, y eran agoreros, y entregáronse a hacer lo malo en ojos de Jehová, provocándole a ira.

2 Kings 17:18
Y Jehová se airó en gran manera contra Israel, y quitólos de delante de su rostro, que no quedó, sino solo la tribu de Judá.

2 Kings 17:19
Mas ni aun Judá guardó los mandamientos de Jehová su Dios, ántes anduvieron en los estatutos de Israel, los cuales hicieron.

2 Kings 17:20
Y desechó Jehová toda la simiente de Israel, y afligiólos, y entrególos en manos de saqueadores, hasta echarlos de su presencia.

2 Kings 17:21
Porque cortó a Israel de la casa de David, e hiciéronse rey a Jeroboam, hijo de Nabat, y Jeroboam rempujó a Israel de en pos de Jehová, e hízolos pecar gran pecado.

2 Kings 17:22
Y los hijos de Israel anduvieron en todos los pecados de Jeroboam, que él hizo; no se apartaron de ellos;

2 Kings 17:23
Hasta tanto que Jehová quitó a Israel de delante de su rostro, como él lo había dicho por mano de todos los profetas sus siervos, e Israel fué traspuesto de su tierra en Asiria hasta hoy.

2 Kings 17:24
Y trajo el rey de Asiria gente de Babilonia, y de Cuta, y de Ava, y de Emat, y de Sefarvaim, y púsolos en las ciudades de Samaria en lugar de los hijos de Israel; y poseyeron a Samaria, y habitaron en sus ciudades.

2 Kings 17:25
Y aconteció al principio, cuando comenzaron a habitar allí, que no temiendo ellos a Jehová, Jehová envió contra ellos leones que los mataban.

2 Kings 17:26
Entónces ellos dijeron al rey de Asiria: Las gentes que tú traspasaste, y pusiste en las ciudades de Samaria, no saben la costumbre del Dios de aquella tierra, y él ha echado leones en ellos, y, he aquí, los matan, porque no saben la costumbre del Dios de la tierra.

2 Kings 17:27
Y el rey de Asiria mandó, diciendo: Llevád allí a alguno de los sacerdotes que trajisteis de allá, y vayan, y habiten allá, y enséñenles la costumbre del Dios de la tierra.

2 Kings 17:28
Y vino uno de los sacerdotes que habían trasportado de Samaria, y habitó en Betel, y enseñóles como habían de temer a Jehová.

2 Kings 17:29
Mas cada nación se hizo sus dioses, y pusiéronlos en los templos de los altos que habían hecho los de Samaria; cada nación en su ciudad donde habitaba.

2 Kings 17:30
Los de Babilonia hicieron a Soccot-benot, y los de Cuta hicieron a Nergel, y los de Emat hicieron a Asima.

2 Kings 17:31
Los Heveos hicieron a Nebahaz, y a Tartac. Y los de Sefarvaim quemaban sus hijos con fuego a Adramelec y a Anamelec dioses de Sefarvaim.

2 Kings 17:32
Y temían a Jehová, e hicieron de ellos sacerdotes de los altos, que les sacrificaban en los templos de los altos.

2 Kings 17:33
Y temían a Jehová, y honraban también a sus dioses, según la costumbre de las gentes, que habían hecho traspasar de allí.

2 Kings 17:34
Hasta hoy hacen como primero, que ni temen a Jehová, ni guardan sus estatutos, ni sus ordenanzas, ni hacen según la ley y los mandamientos, que mandó Jehová a los hijos de Jacob, al cual puso por nombre Israel:

2 Kings 17:35
Con los cuales Jehová había hecho concierto, y les mandó, diciendo: No temeréis a otros dioses, ni los adoraréis, ni les serviréis, ni les sacrificaréis.

2 Kings 17:36
Mas a Jehová, que os sacó de tierra de Egipto con potencia grande, y brazo extendido, a este temeréis, a este adoraréis, a este sacrificaréis.

2 Kings 17:37
Los estatutos, y derechos, y ley, y mandamientos que os dió por escrito, guardaréis, haciéndolos todos los dias, y no temeréis dioses ajenos.

2 Kings 17:38
Y no olvidaréis el concierto que hice con vosotros, ni temeréis dioses ajenos;

2 Kings 17:39
Sino a Jehová vuestros Dios teméd, y él os librará de mano de todos vuestros enemigos.

2 Kings 17:40
Mas ellos no oyeron: ántes hicieron según su costumbre antigua.

2 Kings 17:41
Así temieron a Jehová aquellas gentes, y juntamente sirvieron a sus ídolos: y asimismo sus hijos y sus nietos, como hicieron sus padres, así hacen hasta hoy.

2 Kings 18:1
EN el tercero año de Oséas, hijo de Ela, rey de Israel, comenzó a reinar Ezequías, hijo de Acaz, rey de Judá.

2 Kings 18:2
Cuando comenzó a reinar era de veinte y cinco años, y reinó en Jerusalem veinte y nueve años, el nombre de su madre fué Abí, hija de Zacarías.

2 Kings 18:3
Este hizo lo que era recto en ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre.

2 Kings 18:4
Este quitó los altos, y quebró las imágines, y taló los bosques, y quebró la serpiente de metal que había hecho Moisés; porque hasta entónces le quemaban perfumes los hijos de Israel, y llamóle por nombre Nehustán.

2 Kings 18:5
En Jehová Dios de Israel puso su esperanza: después ni ántes de él, no hubo otro como él, en todos los reyes de Judá.

2 Kings 18:6
Porque se llegó a Jehová, y no se apartó de él; y guardó los mandamientos que mandó Jehová a Moisés.

2 Kings 18:7
Y Jehová fué con él, y en todas las cosas a que salía prosperaba. El se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió.

2 Kings 18:8
Hirió también a los Filisteos hasta Gaza y sus términos, desde las torres de las atalayas hasta la ciudad fortalecida.

2 Kings 18:9
En el cuarto año del rey Ezequías, que era el año séptimo de Oséas, hijo de Ela, rey de Israel, subió Salmanasar rey de los Asirios contra Samaria, y cercóla.

2 Kings 18:10
Y tomáronla al cabo de tres años, en el sexto año de Ezequías, el cual era el nono año de Oséas rey de Israel, y así fué tomada Samaria.

2 Kings 18:11
Y el rey de Asiria traspuso a Israel en Asiria, y púsolos en Hala, y en Habor, junto al río de Gozán, y en las ciudades de los Medos:

2 Kings 18:12
Por cuanto no habían oido la voz de Jehová su Dios, ántes habían quebrantado su concierto; y todas las cosas que Moisés siervo de Jehová había mandado, ni las habían oido, ni hecho.

2 Kings 18:13
Y a los catorce años del rey Ezequías, subió Sennaquerib rey de Asiria contra todas las ciudades fuertes de Judá, y tomólas.

2 Kings 18:14
Entónces Ezequías rey de Judá envió al rey de Asiria en Laquis, diciendo: Yo he pecado; vuélvete de mí, y yo llevaré todo lo que me impusieres. Entónces el rey de Asiria impuso a Ezequías rey de Judá trescientos talentos de plata, y treinta talentos de oro.

2 Kings 18:15
Y Ezequías dió toda la plata que fué hallada en la casa de Jehová, y en los tesoros de la casa real.

2 Kings 18:16
Entónces rompió Ezequías las puertas del templo de Jehová, y los umbrales que el mismo rey Ezequías había cubierto de oro, y díolo al rey de Asiria.

2 Kings 18:17
Y el rey de Asiria envió a Tartán, y a Rabsaris, y a Rabsaces desde Laquis al rey Ezequías con un grande ejército contra Jerusalem. Y subieron, y vinieron a Jerusalem; y subieron y vinieron, y pararon junto al conduto del estanque de arriba, que es en el camino de la heredad del lavador.

2 Kings 18:18
Y llamaron al rey, y salió a ellos Eliacim, hijo de Helcías, que era mayordomo, y Sobna escriba, y Joa, hijo de Asaf, canciller.

2 Kings 18:19
Y díjoles Rabsaces: Decíd ahora a Ezequías: Asi dice el gran rey, el rey de Asiria:

2 Kings 18:20
¿Qué confianza es esta en que tú confias? Dices ciertamente: Palabras de labios, consejo, y esfuerzo para la guerra. ¿En qué pues confias ahora, que te has rebelado contra mí?

2 Kings 18:21
He aquí, tu confias ahora sobre este bordón de caña quebrado Egipto, que el que en él se recostare, él le entrará por la mano, y se la pasará. Tal es Faraón rey de Egipto a todos los que en él confian.

2 Kings 18:22
Y sí me decís: Nosotros confiamos en Jehová nuestro Dios: ¿no es él aquel cuyos altos y altares ha quitado Ezequías, y ha dicho a Judá y a Jerusalem: Delante de este altar adoraréis en Jerusalem?

2 Kings 18:23
Por tanto ahora yo te ruego que des rehenes a mi señor el rey de Asiria, y yo te daré dos mil caballos, si tú pudieres dar caballeros para ellos.

2 Kings 18:24
¿Cómo pues harás volver el rostro de un capitán el menor de los siervos de mi señor, aunque estés confiado en Egipto por sus carros y su gente de a caballo?

2 Kings 18:25
También, ¿ahora he yo venido sin Jehová a este lugar para destruirlo? Jehová me ha dicho: Sube a esta tierra, y destrúyela.

2 Kings 18:26
Entónces dijo Eliacim, hijo de Helcías, y Sobna, y Joa a Rabsaces: Ruégote que hables a tus siervos Siriaco, porque nosotros lo entendemos, y no hables con nosotros Judaico en los oidos del pueblo, que está sobre el muro.

2 Kings 18:27
Y Rabsaces les dijo: ¿Háme enviado mi señor a tí y a tu señor para decir estas palabras, y no ántes a los hombres que están sobre el muro, para comer su estiércol, y beber el agua de sus piés con vosotros?

2 Kings 18:28
Y paróse Rabsaces, y clamó a gran voz en Judaico, y habló, diciendo: Oid la palabra del gran rey, el rey de Asiria.

2 Kings 18:29
Así dijo el rey: No os engañe Ezequías, porque no os podrá librar de mi mano.

2 Kings 18:30
Y no os haga Ezequías confiar en Jehová, diciendo: Librando nos librará Jehová, y esta ciudad no será entregada en mano del rey de Asiria.

2 Kings 18:31
No oigais a Ezequías, porque así dice el rey de Asiria: Dádme presente, y salíd a mí, y cada uno comerá de su vid, y de su higuera, y cada uno beberá las aguas de su pozo;

2 Kings 18:32
Hasta que yo venga, y os lleve a una tierra como la vuestra, tierra de grano y de vino, tierra de pan y de viñas, tierra de olivas, de aceite, y de miel, y viviréis y no moriréis. No oigais a Ezequías, porque os engaña cuando dice: Jehová nos librará.

2 Kings 18:33
¿Han librando librado los dioses de las gentes cada uno a su tierra de la mano del rey de Asiria?

2 Kings 18:34
¿Dónde está el dios de Emat y de Arfad? ¿Dónde está el dios de Sefarvaim, de Ana, y de Hava? ¿Pudieron estos librar a Samaria de mi mano?

2 Kings 18:35
¿Qué dios de todos los dioses de las provincias ha librado a su provincia de mi mano, para que libre Jehová de mi mano a Jerusalem?

2 Kings 18:36
Y el pueblo calló, que no le respondieron palabra: porque había mandamiento del rey, el cual había dicho: No le respondáis.

2 Kings 18:37
Entónces vinieron Eliacim, hijo de Helcías, que era mayordomo, y Sobna el escriba, y Joa, hijo de Asaf, canciller, a Ezequías rasgados sus vestidos, y recitáronle las palabras de Rabsaces.

2 Kings 19:1
Y COMO el rey Ezequías lo oyó, rompió sus vestidos, y cubrióse de saco, y entróse en la casa de Jehová.

2 Kings 19:2
Y envió a Eliacim el mayordomo, y a Sobna escriba, y a los ancianos de los sacerdotes vestidos de sacos, a Isaías profeta, hijo de Amós,

2 Kings 19:3
Que le dijesen: Así dijo Ezequías: Este día es día de angustia, y de reprensión, y de blasfemia: porque los hijos han venido hasta la rotura, y la que pare no tiene fuerzas.

2 Kings 19:4
Quizá oira Jehová tu Dios todas las palabras de Rabsaces, al cual el rey de los Asirios su señor ha enviado para injuriar al Dios vivo, y a reprender con palabras, las cuales Jehová tu Dios ha oido: por tanto alza oración por los restos que aun se hallan.

2 Kings 19:5
Y vinieron los siervos del rey Ezequías a Isaías.

2 Kings 19:6
E Isaías les respondió: Así diréis a vuestro señor: Así dijo Jehová: No temas por las palabras que has oido, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria.

2 Kings 19:7
He aquí, yo pongo en él un espíritu, y oirá rumor, y volverse ha a su tierra: y yo haré que en su tierra caiga a cuchillo.

2 Kings 19:8
Y volviendo Rabsaces halló al rey de Asiria combatiendo a Lebna: porque ya había oido que se había partido de Laquis.

2 Kings 19:9
Y oyó decir de Taraca rey de Etiopía: He aquí que es salido para hacerte guerra. Entónces él volvió, y envió embajadores a Ezequías, diciendo:

2 Kings 19:10
Así diréis a Ezequías rey de Judá: No te engañe tu Dios, en quien tú confias para decir: Jerusalem no será entregada en mano del rey de Asiria:

2 Kings 19:11
He aquí, tú has oido lo que han hecho los reyes de Asiria a todas las tierras, destruyéndolas, ¿y has de escapar tú?

2 Kings 19:12
¿Libráronlas los dioses de las gentes, que mis padres destruyeron, es a saber, Gozán, y Harán, y Resef, y los hijos de Edén, que estaban en Talassar?

2 Kings 19:13
¿Dónde está el rey de Emat, el rey de Arfad, el rey de la ciudad de Sefarvaim, de Ana, y de Ava?

2 Kings 19:14
Y tomó Ezequías las cartas de mano de los embajadores, y luego que las hubo leido, subió a la casa de Jehová, y extendiólas Ezequías delante de Jehová.

2 Kings 19:15
Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová Dios de Israel, que habitas sobre los querubines, tú solo eres Dios a todos los reinos de la tierra: tú hiciste el cielo y la tierra.

2 Kings 19:16
Inclina, oh Jehová, tu oreja, y oye: abre, oh Jehová, tus ojos, y mira, y oye las palabras de Sennaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios vivo.

2 Kings 19:17
Es verdad, oh Jehová, que los reyes de Asiria han destruido las gentes y sus tierras;

2 Kings 19:18
Y que pusieron en el fuego a sus dioses, por cuanto ellos no eran dioses, sino obra de manos de hombres, madera, o piedra, y así los destruyeron.

2 Kings 19:19
Ahora pues, oh Jehová, Dios nuestro, sálvanos, te suplico, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que tú solo, Jehová, eres Dios.

2 Kings 19:20
Entónces Isaías, hijo de Amós, envió a Ezequías, diciendo: Así dijo Jehová Dios de Israel: Lo que me rogaste acerca de Sennaquerib, rey de Asiria, he oido.

2 Kings 19:21
Esta es la palabra que Jehová ha hablado contra él: ¿Háte menospreciado? ¿Háte escarnecido, oh vírgen, hija de Sión? ¿Ha movido su cabeza detrás de tí, hija de Jerusalem?

2 Kings 19:22
¿A quién has injuriado? ¿Y a quién has blasfemado? ¿Y contra quién has hablado alto, y has alzado en alto tus ojos? Contra el Santo de Israel.

2 Kings 19:23
Por mano de tus mensajeros has dicho injurias contra mi Señor, y has dicho: Con la multitud de mis carros he subido a las cumbres de los montes, a las cuestas del Líbano, y cortaré sus altos cedros, sus hayas escogidas: y entraré a la morada de su término, al monte de su Carmelo.

2 Kings 19:24
Yo he cavado, y bebido las aguas agenas, y he secado con las plantas de mis piés todos los ríos de los pueblos, sobre los cuales yo he puesto cerco.

2 Kings 19:25
¿Nunca has oido, que de luengo tiempo la hice yo, y de dias antiguos la he formado? Y ahora la he hecho venir, y será para destrucción de ciudades fuertes en montones de asolamiento.

2 Kings 19:26
Y sus moradores cortos de manos, quebrantados, y confusos, serán yerba del campo, legumbre verde: heno de los tejados que ántes que venga a madurez es seco.

2 Kings 19:27
Yo he sabido tu asentarte, tu salir, y tu entrar, y tu furor contra mí.

2 Kings 19:28
Por cuanto te has airado contra mí, y tu estruendo ha subido a mis oidos: por tanto yo pondré mi anzuelo en tus narices, y mi freno en tus labios, y yo te haré volver por el camino por donde veniste.

2 Kings 19:29
Y esto te será por señal: Este año comerás lo que nacerá de suyo: y el segundo año lo que tornará a nacer de suyo; y el tercer año haréis sementera, y segaréis, y plantaréis viñas, y comeréis el fruto de ellas.

2 Kings 19:30
Y lo que hubiere escapado, lo que habrá quedado de la casa de Judá tornará a echar raíz hacia abajo, y hará fruto hacia arriba.

2 Kings 19:31
Porque saldrán de Jerusalem residuos, y escapadura del monte de Sión: el celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

2 Kings 19:32
Por tanto Jehová dice así del rey de Asiria: El no entrará en esta ciudad, ni echará saeta en ella: ni vendrá delante de ella escudo: ni será echado contra ella baluarte.

2 Kings 19:33
Por el camino que vino, se volverá, y no entrará en esta ciudad, dice Jehová.

2 Kings 19:34
Porque yo ampararé a esta ciudad para salvarla, por amor de mí, y por amor de David mi siervo.

2 Kings 19:35
Y aconteció que la misma noche salió el ángel de Jehová, e hirió en el campo de los Asirios ciento y ochenta y cinco mil hombres: y como se levantaron por la mañana, he aquí los cuerpos de los muertos.

2 Kings 19:36
Entónces Sennaquerib rey de Asiria se partió, y se fué y tornó, y estúvose en Nínive.

2 Kings 19:37
Y aconteció, que estando él adorando en el templo de Nesroc su dios, Adramelec y Sarasar sus hijos le hirieron a cuchillo: y huyéronse a tierra de Ararat, y reinó en su lugar Asaradón su hijo.

2 Kings 20:1
EN aquellos dias Ezequías cayó enfermo a la muerte; y vino a él Isaías profeta, hijo de Amós, y díjole: Jehová dice así: Dispón de tu casa, porque has de morir, y no vivirás.

2 Kings 20:2
El entónces volvió su rostro a la pared, y oró a Jehová, y dijo:

2 Kings 20:3
Ruégote oh Jehová, ruégote que hayas memoria de que he andado delante de tí en verdad, y en corazón perfecto: y que he hecho las cosas que te agradan. Y lloró Ezequías con gran lloro.

2 Kings 20:4
Y ántes que Isaías saliese hasta la mitad del patio, fué palabra de Jehová a Isaías, diciendo:

2 Kings 20:5
Vuelve, y dí a Ezequías príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová el Dios de David tu padre: Yo he oido tu oración, y he visto tus lágrimas: he aquí, yo te sano: al tercero día subirás a la casa de Jehová.

2 Kings 20:6
Y añadiré a tus dias quince años, y te libraré a tí y a esta ciudad de mano del rey de Asiria; y ampararé esta ciudad por amor de mí, y por amor de David mi siervo.

2 Kings 20:7
Y dijo Isaías: Tomád masa de higos. Y tomándola, pusiéronla sobre la llaga, y sanó.

2 Kings 20:8
Y Ezequías dijo a Isaías: ¿Qué señal tendré, de que Jehová me sanará, y que al tercero día subiré a la casa de Jehová?

2 Kings 20:9
E Isaías respondió: Esta señal tendrás de Jehová, de que Jehová hará esto que ha dicho: ¿Pasará la sombra adelante diez grados, o volverá atrás diez grados?

2 Kings 20:10
Y Ezequías respondió: Fácil cosa es que la sombra decline diez grados: mas que la sombra vuelva atrás diez grados.

2 Kings 20:11
Entónces el profeta Isaías clamó a Jehová; e hizo volver la sombra por los grados que había descendido en el reloj de Acaz diez grados atrás.

2 Kings 20:12
En aquel tiempo envió Berodac-baladán, hijo de Baladán, rey de Babilonia, cartas y presentes a Ezequías, porque había oido que Ezequías había caido enfermo.

2 Kings 20:13
Y Ezequías los oyó, y mostróles toda la casa de las cosas preciosas, plata, oro y especiería, y preciosos ungüentos: y la casa de sus armas, y todo lo que había en sus tesoros: ninguna cosa quedó, que Ezequías no les mostrase, así en su casa como en todo su señorío.

2 Kings 20:14
Entónces el profeta Isaías vino al rey Ezequías, y díjole: ¿Qué dijeron aquellos varones, y de donde vinieron a tí? Y Ezequías le respondió: De léjas tierras han venido, de Babilonia.

2 Kings 20:15
Y él le volvio a decir: ¿Qué vieron en tu casa? Y Ezequías respondió: Vieron todo lo que había en mi casa; nada quedó en mis tesoros, que no les mostrase.

2 Kings 20:16
Entónces Isaías dijo a Ezequías: Oye palabra de Jehová:

2 Kings 20:17
He aquí, vienen dias, en que todo lo que está en tu casa, y todo lo que tus padres han atesorado hasta hoy, será llevado a Babilonia, sin quedar nada, dijo Jehová.

2 Kings 20:18
Y de tus hijos, que saldran de tí, y habrás engendrado, tomarán, y serán eunucos en el palacio del rey de Babilonia.

2 Kings 20:19
Entónces Ezequías dijo a Isaías: La palabra de Jehová, que has hablado, es buena. Y dijo: ¿Mas no habrá paz y verdad en mis dias?

2 Kings 20:20
Lo demás de los hechos de Ezequías, y toda su valentía, y como hizo el estanque, y el conduto, y metió las aguas en la ciudad, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 20:21
Y durmió Ezequías con sus padres, y reinó en su lugar Manasés su hijo.

2 Kings 21:1
DE doce años era Manasés cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalem cincuenta y cinco años: el nombre de su madre fué Hapsiba.

2 Kings 21:2
E hizo lo malo en ojos de Jehová, según las abominaciones de las gentes que Jehová había echado delante de los hijos de Israel.

2 Kings 21:3
Porque él volvió a edificar los altos que Ezequías su padre había derribado: y levantó altares a Baal, e hizo bosque, como había hecho Acab rey de Israel; y adoró a todo el ejército del cielo, y sirvió a aquellas cosas.

2 Kings 21:4
Asimismo edificó altares en la casa de Jehová, de la cual Jehová había dicho: Yo pondré mi nombre en Jerusalem.

2 Kings 21:5
Y edificó altares para todo el ejército del cielo en los dos patios de la casa de Jehová.

2 Kings 21:6
Y pasó a su hijo por fuego, y miró en tiempos, y fué agorero, e instituyó pitones y adivinos, y multiplicó a hacer lo malo en ojos de Jehová, para provocarle a ira.

2 Kings 21:7
Y puso una entalladura del bosque que él había hecho, en la casa de la cual Jehová había dicho a David, y a Salomón su hijo: Yo pondré mi nombre perpetuamente en esta casa, y en Jerusalem, a la cual yo escogí de todas las tribus de Israel:

2 Kings 21:8
Y no volveré a hacer que el pié de Israel sea movido de la tierra, que dí a sus padres, con tal que guarden, y hagan conforme a todas las cosas que yo les he mandado, y conforme a toda la ley que mi siervo Moisés les mandó.

2 Kings 21:9
Mas ellos no oyeron, y Manasés los hizo errar a que hiciesen más mal que las gentes, que Jehová rayó de delante de los hijos de Israel.

2 Kings 21:10
Y Jehová habló por mano de sus siervos los profetas, diciendo:

2 Kings 21:11
Por cuanto Manasés rey de Judá ha hecho estas abominaciones, y ha hecho más mal, que todo lo que hicieron los Amorreos, que fueron ántes de él, y también ha hecho pecar a Judá en sus ídolos:

2 Kings 21:12
Por tanto así dijo Jehová el Dios de Israel: He aquí, yo traigo mal sobre Jerusalem, y sobre Judá, que el que lo oyere le retiñan ámbas orejas.

2 Kings 21:13
Y extenderé sobre Jerusalem el cordel de Samaria, y el plomo de la casa de Acab: y yo limpiaré a Jerusalem, como quien limpia una escudilla, que después que la han limpiado, la vuelven sobre su haz.

2 Kings 21:14
Y desampararé los restos de mi heredad, y entregarlas he en manos de sus enemigos, y serán para saco, y para robo a todos sus adversarios:

2 Kings 21:15
Por cuanto han hecho lo malo en mis ojos, y me han provocado a ira, desde el día que sus padres salieron de Egipto hasta hoy.

2 Kings 21:16
Allende de esto derramó Manasés mucha sangre inocente en gran manera, hasta henchir a Jerusalem de cabo a cabo: además de su pecado con que hizo pecar a Judá para que hiciese lo malo en ojos de Jehová.

2 Kings 21:17
Lo demás de los hechos de Manasés, y todas las cosas que hizo, y su pecado que pecó, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 21:18
Y durmió Manasés con sus padres, y fué sepultado en el huerto de su casa, en el huerto de Oza, y reinó en su lugar Amón su hijo.

2 Kings 21:19
De veinte y dos años era Amón cuando comenzó a reinar, y reinó dos años en Jerusalem. El nombre de su madre fué Messalemet, hija de Harus de Joreba.

2 Kings 21:20
E hizo lo malo en ojos de Jehová, como había hecho Manasés su padre.

2 Kings 21:21
Y anduvo en todos los caminos en que su padre anduvo: y sirvió a las inmundicias a las cuales había servido su padre, y a ellas adoró.

2 Kings 21:22
Y dejó a Jehová el Dios de sus padres, y no anduvo en el camino de Jehová.

2 Kings 21:23
Y conspiraron contra él los siervos de Amón, y mataron al rey en su casa.

2 Kings 21:24
Y el pueblo de la tierra hirió a todos los que habían conspirado contra el rey Amón, y puso el pueblo de la tierra por rey en su lugar a Josías su hijo.

2 Kings 21:25
Lo demás de los hechos de Amón, que hizo, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 21:26
Y fué sepultado en su sepulcro en el huerto de Oza: y reinó en su lugar Josías su hijo.

2 Kings 22:1
CUANDO Josías comenzó a rei- nar era de ocho años, y reinó en Jerusalem treinta y un años. El nombre de su madre fué Idida, hija de Adaia de Besecat.

2 Kings 22:2
E hizo lo que era recto en ojos de Jehová, y anduvo en todo el camino de David su padre, sin apartarse ni a diestra ni a siniestra.

2 Kings 22:3
A los diez y ocho años del rey Josías, aconteció que envió el rey a Safán, hijo de Azalia, hijo de Mesulam, escriba, a la casa de Jehová, diciendo:

2 Kings 22:4
Vé a Helcías gran sacerdote: que cumpla el dinero que se ha metido en la casa de Jehová, que han cogido del pueblo las guardias de la puerta,

2 Kings 22:5
Y que lo pongan en manos de los que hacen la obra, que tienen cargo de la casa de Jehová, y que lo entreguen a los que hacen la obra en la casa de Jehová, para reparar las aberturas de la casa:

2 Kings 22:6
A los carpinteros, a los maestros y albañiles, para comprar madera y piedra de cantería, para reparar la casa.

2 Kings 22:7
Y que no se les cuente el dinero, que se les diere en poder, porque ellos hacen con fidelidad.

2 Kings 22:8
Y dijo Helcías gran sacerdote, a Safán escriba: El libro de la ley he hallado en la casa de Jehová. Y Helcías dió el libro a Safán, y leyólo.

2 Kings 22:9
Y viniendo Safán escriba al rey, dió al rey la respuesta, y dijo: Tus siervos han juntado el dinero que se halló en el templo, y lo han entregado en poder de los que hacen la obra, que tienen cargo de la casa de Jehová.

2 Kings 22:10
Asimismo declaró al rey Safán escriba, diciendo: Helcías el sacerdote me ha dado un libro. Y leyólo Safán delante del rey.

2 Kings 22:11
Y cuando el rey oyó las palabras del libro de la ley, rompió sus vestidos.

2 Kings 22:12
Y mandó el rey a Helcías el sacerdote, y a Ahicam, hijo de Safán, y a Acobor, hijo de Micaia, y a Safán escriba, y a Asaia siervo del rey, diciendo;

2 Kings 22:13
Id, y preguntád a Jehová por mí, y por el pueblo, por todo Judá, a cerca de las palabras de este libro, que se ha hallado: porque grande ira de Jehová es la que ha sido encendida contra nosotros; por cuanto nuestros padres no oyeron las palabras de este libro, para hacer conforme a todo lo que nos fué escrito.

2 Kings 22:14
Entónces fué Helcías el sacerdote, y Ahicam, y Acobor, y Safán, y Asaia, a Holda profetisa, mujer de Sellum, hijo de Tecua, hijo de Araas, guarda de las vestiduras, la cual moraba en Jerusalem en la casa de la doctrina, y hablaron con ella.

2 Kings 22:15
Y ella les dijo: Así dijo Jehová el Dios de Israel: Decíd al varón que os envió a mí:

2 Kings 22:16
Así dijo Jehová: He aquí, yo traigo mal sobre este lugar, y sobre los que en él moran, es a saber, todas las palabras del libro que ha leido el rey de Judá:

2 Kings 22:17
Por cuanto me dejaron a mí, y quemaron perfumes a dioses ajenos, provocándome a ira en toda obra de sus manos; y mi furor se ha encendido contra este lugar, y no se apagará.

2 Kings 22:18
Mas al rey de Judá, que os ha enviado para que preguntaseis a Jehová, diréis así: Así dijo Jehová el Dios de Israel: Por cuanto oiste las palabras del libro,

2 Kings 22:19
Y tu corazón se enternecío, y te humillaste delante de Jehová, cuando oiste lo que yo he pronunciado contra este lugar, y contra sus moradores, que serían asolados y malditos; y rompiste tus vestidos, y lloraste en mi presencia, también yo te he oido, dice Jehová.

2 Kings 22:20
Por tanto he aquí, yo te apañaré con tus padres, y tú serás apañado a tu sepulcro en paz: y no verán tus ojos todo el mal, que yo traigo sobre este lugar. Y ellos dieron al rey la respuesta.

2 Kings 23:1
ENTÓNCES el rey envió, y se juntaron a él todos los ancianos de Judá y de Jerusalem.

2 Kings 23:2
Y subió el rey a la casa de Jehová con todos los varones de Judá, y con todos los moradores de Jerusalem, con los sacerdotes, y profetas, y con todo el pueblo, desde el más chico hasta el grande, y leyó, oyéndolo ellos, todas las palabras del libro del concierto que había sido hallado en la casa de Jehová.

2 Kings 23:3
Y poniéndose el rey en pié junto a la columna, hizo alianza delante de Jehová, que irían en pos de Jehová, y guardarían sus mandamientos, y sus testimonios, y sus estatutos con todo el corazón, y con toda el alma, y que cumplirían las palabras de la alianza que estaban escritas en aquel libro. Y todo el pueblo confirmó el concierto.

2 Kings 23:4
Entónces el rey mandó a Helcías gran sacerdote, y a los sacerdotes de la segunda órden, y a las guardias de la puerta, que sacasen del templo de Jehová todos los vasos, que habían sido hechos para Baal, y para el bosque, y para toda la corte del cielo, y quemólos fuera de Jerusalem en el campo de Cedron; e hizo llevar los polvos de ellos a Betel.

2 Kings 23:5
Y quitó los Camoreos que habían puesto los reyes de Judá, para que quemasen perfumes en los altos en las ciudades de Judá, y en los al derredores de Jerusalem: y asimismo a los que quemaban perfumes a Baal, al sol y a la luna, y a los signos, y a todo el ejército del cielo.

2 Kings 23:6
Asimismo hizo sacar el bosque fuera de la casa de Jehová, y fuera de Jerusalem al arroyo de Cedrón, y quemólo al arroyo de Cedrón, y tornólo en polvo, y echó el polvo de él sobre los sepulcros de los hijos del pueblo.

2 Kings 23:7
Asimismo derribó las casas de los sodomíticos que estaban en la casa de Jehová, en las cuales las mujeres tejían pabellones para el bosque.

2 Kings 23:8
E hizo venir todos los sacerdotes de las ciudades de Judá, y profanó los altos donde los sacerdotes quemaban perfumes, desde Gabaa hasta Beer-seba. Y derribó los altares de las puertas, y los que estaban a la entrada de la puerta de Josué gobernador de la ciudad, y los que estaban a la mano izquierda a la puerta de la ciudad:

2 Kings 23:9
Empero los sacerdotes de los altos no subían al altar de Jehová en Jerusalem, mas comían panes sin levadura entre sus hermanos.

2 Kings 23:10
Asimismo profanó a Tofet, que era en el valle del hijo de Ennom; porque ninguno pasase su hijo o su hija por fuego a Moloc.

2 Kings 23:11
Asimismo quitó los caballos que los reyes de Judá habían puesto al sol a la entrada del templo de Jehová, en la cámara de Natan-melec eunuco, el cual tenía cargo de los ejidos: y quemó a fuego los carros del sol.

2 Kings 23:12
Asimismo derribó el rey los altares que estaban sobre la techumbre de la sala de Acaz, que los reyes de Judá habían hecho, y los altares que había hecho Manasés en los dos patios de la casa de Jehová: y de allí corrió, y echó el polvo en el arroyo de Cedrón.

2 Kings 23:13
Asimismo profanó el rey los altos, que estaban delante de Jerusalem a la mano derecha del monte de la destrucción, los cuales había edificado Salomón rey de Israel a Astarot abominación de los Sidonios, y a Camos abominación de Moab, y a Melcom, abominación de los hijos de Ammón.

2 Kings 23:14
Y quebró las estatuas, y taló los bosques, e hinchió el lugar de ellos de huesos de hombres.

2 Kings 23:15
Asimismo el altar que estaba en Betel, y el alto que había hecho Jeroboam, hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel, aquel altar, y el alto, destruyó, y quemó el alto, y el altar tornó en polvo, y puso fuego al bosque.

2 Kings 23:16
Y volvió Josías, y vió los sepulcros que estaban allí en el monte, y envió, y quitó los huesos de los sepulcros, y quemólos sobre el altar, para contaminarlo, conforme a la palabra de Jehová, la cual había profetizado el varón de Dios que había profetizado estos negocios.

2 Kings 23:17
Y dijo: ¿Qué título es este que veo? Y los de la ciudad le respondieron: Este es el sepulcro del varón de Dios, que vino de Judá, y profetizó estas cosas que tú has hecho sobre el altar de Betel.

2 Kings 23:18
Y él dijo: Dejádle, ninguno mueva sus huesos; y así fueron escapados sus huesos, y los huesos del profeta que había venido de Samaria.

2 Kings 23:19
Finalmente todas las casas de los altos, que estaban en las ciudades de Samaria, que habían hecho los reyes de Israel para provocar a ira, Josías las quitó, e hizo de ellas, como había hecho en Betel.

2 Kings 23:20
Y mató sobre los altares a todos los sacerdotes de los altos, que allí estaban, y quemó sobre ellos los huesos de los hombres, y volvióse a Jerusalem.

2 Kings 23:21
Y mandó el rey a todo el pueblo, diciendo: Hacéd la páscua a Jehová vuestro Dios, conforme a lo que esta escrito en el libro de esta alianza.

2 Kings 23:22
No fué hecha tal páscua desde los tiempos de los Jueces, que gobernaron a Israel, ni en todos los tiempos de los reyes de Israel, y de los reyes de Judá.

2 Kings 23:23
A los diez y ocho años del rey Josías fué hecha aquella páscua a Jehová en Jerusalem.

2 Kings 23:24
Asimismo barrió Josías los pitones, adivinos, y terafines, y todas las abominaciones que se veían en la tierra de Judá, y en Jerusalem, para cumplir las palabras de la ley, que estaban escritas en el libro que el sacerdote Helcías había hallado en la casa de Jehová.

2 Kings 23:25
No hubo tal rey ántes de él, que así se convirtiese a Jehová de todo su corazón y de toda su alma, y de todas sus fuerzas, conforme a toda la ley de Moisés, ni después de él nació otro tal.

2 Kings 23:26
Con todo eso Jehová no se volvió de la ira de su gran furor, con que su ira se había encendido contra Judá, por todas las provocaciones con que Manasés le había provocado a ira,

2 Kings 23:27
Y dijo Jehová: También tengo de quitar de mi presencia a Judá, como quité a Israel: y tengo de abominar a esta ciudad, que había escogido, a Jerusalem, y a la casa de la cual yo había dicho: Mi nombre será allí.

2 Kings 23:28
Lo demás de los hechos de Josías, y todas las cosas que hizo, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 23:29
En aquellos dias subió Faraón Necao rey de Egipto, contra el rey de Asiria al río de Éufrates, y salió contra él el rey Josías, y él, luego que le vió, matóle en Mageddo.

2 Kings 23:30
Y sus siervos le pusieron en un carro, y trajéronle muerto de Mageddo a Jerusalem, y sepultáronle en su sepulcro. Entónces el pueblo de la tierra tomó a Joacaz, hijo de Josías, y ungiéronle: y pusiéronle por rey en lugar de su padre.

2 Kings 23:31
Joacaz era de veinte y tres años, cuando comenzó a reinar, y reinó tres meses en Jerusalem, el nombre de su madre fué Amital, hija de Jeremías de Lebna.

2 Kings 23:32
Este hizo lo malo en ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que sus padres habían hecho.

2 Kings 23:33
Y echóle preso Faraon-necao en Rebla en la provincia de Emat, reinando él en Jerusalem: e impuso de pena sobre la tierra cien talentos de plata, y uno de oro.

2 Kings 23:34
Entónces Faraon-necao puso por rey a Eliacim, hijo de Josías, en lugar de Josías su padre, y mudóle el nombre, y llamóle Joacim: y tomó a Joacaz y llevóle a Egipto, y murió allá.

2 Kings 23:35
Y Joacim pago a Faraón la plata y el oro: e hizo apreciar la tierra para dar este dinero conforme al mandamiento de Faraón, sacando de cada uno, según la estimación de su hacienda, la plata y oro de todo el pueblo de la tierra para dar a Faraon-necao.

2 Kings 23:36
De veinte y cinco años era Joacim cuando comenzó a reinar, y once años reinó en Jerusalem, el nombre de su madre fué Zebuda, hija de Padaia de Ruma.

2 Kings 23:37
Este hizo lo malo en ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que sus padres habían hecho.

2 Kings 24:1
EN su tiempo subió Nabucodo- nosor rey de Babilonia, al cual Joacim sirvió tres años, y volvió, y se rebeló contra él.

2 Kings 24:2
Y Jehová envió contra él ejércitos de Caldeos, y ejércitos de Siros, y ejércitos de Moabitas, y ejércitos de Ammonitas: los cuales él envió contra Judá, para que la destruyesen, conforme a la palabra de Jehová, que había hablado por sus siervos los profetas.

2 Kings 24:3
Ciertamente esto fué contra Judá por dicho de Jehová, para quitarla de delante de su presencia, por los pecados de Manasés, conforme a todo lo que hizo.

2 Kings 24:4
Asimismo por la sangre inocente, que derramó, que hinchió a Jerusalem de sangre inocente; por tanto Jehová no quiso perdonar.

2 Kings 24:5
Lo demás de los hechos de Joacim, y todas las cosas que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

2 Kings 24:6
Y durmió Joacim con sus padres, y reinó en su lugar Joaquín su hijo.

2 Kings 24:7
Y nunca más el rey de Egipto salió de su tierra: porque el rey de Babilonia le tomó todo lo que era suyo, desde el río de Egipto hasta el río Éufrates.

2 Kings 24:8
De diez y ocho años era Joaquín cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalem tres meses. El nombre de su madre fué Nehusta, hija de Elnatán de Jerusalem.

2 Kings 24:9
E hizo lo malo en ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho su padre.

2 Kings 24:10
En aquel tiempo subieron los siervos de Nabucodonosor rey de Babilonia contra Jerusalem, y la ciudad fué cercada.

2 Kings 24:11
Y vino también Nabucodonosor rey de Babilonia contra la ciudad, y sus siervos la tenían cercada.

2 Kings 24:12
Entónces salió Joaquín rey de Judá al rey de Babilonia, él y su madre, y sus siervos, y sus príncipes, y sus eunucos. Y el rey de Babilonia le tomó en el octavo año de su reino.

2 Kings 24:13
Y sacó de allá todos los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa real, y quebró en piezas todos los vasos de oro que había hecho Salomón rey de Israel en la casa de Jehová, como Jehová había dicho.

2 Kings 24:14
Y llevó cautivos a toda Jerusalem, a todos los príncipes, y a todos los hombres valientes, diez mil cautivos: asimismo a todos los oficiales, y cerrajeros, que no quedó nadie, sino fué la pobreza del pueblo de la tierra.

2 Kings 24:15
Asimismo trasportó a Joaquín a Babilonia, y a la madre del rey, y a las mujeres del rey, y a sus eunucos, y a los poderosos de la tierra, los llevó cautivos de Jerusalem en Babilonia.

2 Kings 24:16
A todos los hombres de guerra que fueron siete mil, y a los oficiales y cerrajeros que fueron mil, y a todos los valientes que hacían la guerra, llevó cautivos el rey de Babilonia.

2 Kings 24:17
Y el rey de Babilonia puso por rey a Matanías su tio en su lugar, y mudóle el nombre, y llámole Sedecías.

2 Kings 24:18
De veinte y un año era Sedecías, cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalem once años, el nombre de su madre fue Amital, hija de Jeremías de Lebna.

2 Kings 24:19
E hizo lo malo en ojos de Jehová, conforme a todo lo que había hecho Joacim.

2 Kings 24:20
Porque la ira de Jehová era contra Jerusalem y Judá; hasta que los echó de delante de su presencia. Y Sedecías se rebeló contra el rey de Babilonia.

2 Kings 25:1
Y ACONTECIÓ a los nueve años de su reino, en el mes décimo, a los diez del mes, que Nabucodonosor rey de Babilonia vino con todo su ejército contra Jerusalem: y cercóla, y levantaron contra ella ingenios al derredor.

2 Kings 25:2
Y estuvo la ciudad cercada hasta el onceno año del rey Sedecías.

2 Kings 25:3
A los nueve del mes la hambre prevaleció en la ciudad, que no hubo pan para el pueblo de la tierra.

2 Kings 25:4
Abierta ya la ciudad, huyeron de noche todos los hombres de guerra por el camino de la puerta que estaba entre los dos muros, junto a los huertos del rey, estando los Caldeos al rededor de la ciudad; y el rey se fué camino de la campaña.

2 Kings 25:5
Y el ejército de los Caldeos siguió al rey, y tomóle en las campañas de Jericó, habiéndose esparcido de él todo su ejército.

2 Kings 25:6
Y el rey tomado, trajéronle al rey de Babilonia a Rebla, y hablaron con él juicios.

2 Kings 25:7
Y degollaron a los hijos de Sedecías en su presencia, y a Sedecías quebraron los ojos, y atado con dos cadenas lleváronle a Babilonia.

2 Kings 25:8
En el mes quinto a los siete del mes que era el año de diez y nueve de Nabucodonosor rey de Babilonia, vino a Jerusalem Nabuzardan, capitán de los de la guardia, siervo del rey de Babilonia.

2 Kings 25:9
Y quemó la casa de Jehová, y la casa del rey, y todas las casas de Jerusalem: y todas las casas de los principales quemó a fuego.

2 Kings 25:10
Y todo el ejército de los Caldeos que estaba con el capitán de la guardia derribó los muros de Jerusalem al derredor.

2 Kings 25:11
Y a los del pueblo que habían quedado en la ciudad, y a los que se habían juntado al rey de Babilonia, y a los que habían quedado del vulgo, Nabuzardan capitán de los de la guardia los trasportó.

2 Kings 25:12
Mas de la pobreza de la tierra dejo Nabuzardan capitán de los de la guardia, para que labrasen las viñas y las tierras.

2 Kings 25:13
Y las columnas de metal, que estaban en la casa de Jehová, y las basas, y el mar de metal que estaba en la casa de Jehová quebraron los Caldeos, y el metal de ello llevaron a Babilonia.

2 Kings 25:14
Los calderos también, y los badiles, y los salterios, y los cucharones, y todos los vasos de metal con que servían, llevaron.

2 Kings 25:15
Y los incensarios, y los lebrillos; los que de oro, de oro; y los que de plata, de plata; todo lo llevó el capitán de los de la guardia:

2 Kings 25:16
Las dos columnas, un mar, y las basas, que Salomón había hecho para la casa de Jehová, no había peso de todos estos vasos.

2 Kings 25:17
La altura de la una columna era de diez y ocho codos, y tenía encima un capitel de metal, y la altura del capitel era de tres codos: y sobre el capitel había un enredado, y unas granadas al derredor, todo de metal, y semejante obra había en la otra columna con el enredado.

2 Kings 25:18
Asimismo tomó el capitán de los de la guardia a Saraías primer sacerdote, y a Sofonías segundo sacerdote, y tres guardas de la bajilla.

2 Kings 25:19
Y de la ciudad tomó un eunuco, el cual era maestre de campo, y cinco varones de los continuos del rey que se hallaron en la ciudad, y al escriba príncipe del ejército, que hacía la gente de la tierra, con sesenta varones del pueblo de la tierra que se hallaron en la ciudad.

2 Kings 25:20
Estos tomó Nabuzardan capitán de los de la guardia, y llevólos a Rebla al rey de Babilonia.

2 Kings 25:21
Y el rey de Babilonia los hirió, y mató en Rebla en tierra de Emat: y así pasó Judá de sobre su tierra.

2 Kings 25:22
Y al pueblo que Nabucodonosor rey de Babilonia dejó en tierra de Judá, puso por gobernador a Godolías, hijo de Ahicam, hijo de Safán.

2 Kings 25:23
Y oyendo todos los príncipes del ejército, ellos y los varones, que el rey de Babilonia había puesto por gobernador a Godolías, viniéronse a Godolías en Maspa, es a saber, Ismael, hijo de Natanias, y Johannán, hijo de Caree, y Saraías, hijo de Tanehumet Netofatita, y Jezonías, hijo de Maacati, ellos con los suyos.

2 Kings 25:24
Y Godolías les hizo juramento, a ellos y a los suyos, y díjoles: No hayáis temor de los siervos de los Caldeos: habitád en la tierra, y servíd al rey de Babilonia, y habréis bien.

2 Kings 25:25
Y en el mes séptimo vino Ismael, hijo de Natanias, hijo de Elisama de la simiente real, y diez varones con él, e hirieron a Godolías, y murió, y también a los Judíos y Caldeos que estaban con él en Maspa.

2 Kings 25:26
Entónces levantándose todo el pueblo, desde el menor hasta el mayor, con los capitanes del ejército, fuéronse a Egipto por temor de los Caldeos.

2 Kings 25:27
Y aconteció a los treinta y siete años de la transmigración de Joaquín rey de Judá, en el mes doceno, a los veinte y siete del mes, que Evil-merodac rey de Babilonia, en el primer año de su reino, levantó la cabeza de Joaquín rey de Judá, sacándole de la casa de la cárcel;

2 Kings 25:28
Y hablóle bien, y puso su asiento sobre el asiento de los reyes que con él estaban en Babilonia.

2 Kings 25:29
Y mudóle los vestidos de su prisión, y comió delante de él continuamente todos los dias de su vida.

2 Kings 25:30
Y hacíale dar el rey su comida continuamente, cada cosa en su tiempo, todos los dias de su vida.

 

 

 

 

 

 

1 Crónicas / 1 Chronicles



1 Chronicles 1:1
ADAM, Set, Enós,

1 Chronicles 1:2
Cainán, Malaleel, Jared,

1 Chronicles 1:3
Jenoc, Matusalem, Lamec,

1 Chronicles 1:4
Noe, Sem, Cam, y Jafet.

1 Chronicles 1:5
Los hijos de Jafet fueron Gomer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mosoc, y Tiras.

1 Chronicles 1:6
Los hijos de Gomer fueron Ascenez, Rifat, y Togorma.

1 Chronicles 1:7
Los hijos de Javán: Elisa, Társis, Cetim, y Dodanim.

1 Chronicles 1:8
Los hijos de Cam: Cus, Mizraim, Fut, y Canaán.

1 Chronicles 1:9
Los hijos de Cus: Saba, Hevila, Sabata, Regma, y Sabataca. Y los hijos de Regma: Saba y Dadán.

1 Chronicles 1:10
Cus engendró a Nimrod: este comenzó a ser poderoso en la tierra.

1 Chronicles 1:11
Mizraim engendró a Ludim, Anamim, Laabim, Neftuim,

1 Chronicles 1:12
Fetrusim, y Casluim: de estos salieron los Filisteos, y los Caftoreos.

1 Chronicles 1:13
Canaán engendró a Sidón su primogénito;

1 Chronicles 1:14
Y al Jetteo, y al Jebuseo, y al Amorreo, y al Gergeseo;

1 Chronicles 1:15
Y al Heveo, y al Araceo, y al Sineo;

1 Chronicles 1:16
Al Aradeo, y al Samareo, y al Hamateo.

1 Chronicles 1:17
Los hijos de Sem fueron Elam, Assur, Arfajad, Lud, Aram, Hus, Hul, Geter, y Mosoc.

1 Chronicles 1:18
Arfajad engendró a Sale, y Sale engendró a Heber.

1 Chronicles 1:19
Y a Heber nacieron dos hijos: el nombre del uno fué Faleg, por cuanto en sus dias fué dividida la tierra, y el nombre de su hermano fué Jectán.

1 Chronicles 1:20
Y Jectán engendró a Elmodad, Salef, Asarmot, Jare,

1 Chronicles 1:21
Adoram, Uzal, Decla,

1 Chronicles 1:22
Hebal, Abimael, Saba,

1 Chronicles 1:23
Ofir, Hevila, y Jobab: todos hijos de Jectán.

1 Chronicles 1:24
Sem, Arfajad, Sale,

1 Chronicles 1:25
Heber, Faleg, Ragau,

1 Chronicles 1:26
Serug, Nacor, Tare,

1 Chronicles 1:27
Y Abram, el cual es Abraham.

1 Chronicles 1:28
Los hijos de Abraham fueron Isaac e Ismael.

1 Chronicles 1:29
Y estas son sus descendencias: el primogénito de Ismael fué Nabajot: después de él Cedar, Adbeel, Mabsam,

1 Chronicles 1:30
Masma, Duma, Massa, Hadad, Tema, Jetur, Nafis, y Cedma. Estos son los hijos de Ismael.

1 Chronicles 1:31
Y Cetura concubina de Abraham parió a Zamram, Jecsán, Madán, Madián, Jesboc, y a Sue.

1 Chronicles 1:32
Los hijos de Jecsán fueron Sabá y Dadán.

1 Chronicles 1:33
Los hijos de Madián: Efa, Efer, Jenoc, Abida, y Eldaa. Todos estos fueron hijos de Cetura.

1 Chronicles 1:34
Y Abraham engendró a Isaac: y los hijos de Isaac fueron Esaú e Israel.

1 Chronicles 1:35
Los hijos de Esaú fueron Elifaz, Rahuel, Jehús, Jelom, y Coré.

1 Chronicles 1:36
Los hijos de Elifaz, Temán, Omar, Sefi, Gatam, Cenes, Temna, y Amalec.

1 Chronicles 1:37
Los hijos de Rahuel fueron Nahat, Zare, Samma, y Meza.

1 Chronicles 1:38
Los hijos de Seir fueron Lotán, Sobal, Sebeón, Ana, Disón, Eser, y Disán.

1 Chronicles 1:39
Los hijos de Lotán: Hori, y Homam. Y Temna, fué hermana de Lotán.

1 Chronicles 1:40
Los hijos de Sobal fueron Alván, Manahat, Ebal, Sefí y Onán. Los hijos de Sebeón, Aia y Ana.

1 Chronicles 1:41
Disón fué hijo de Ana. Los hijos de Disón fueron Hamram, Esebán, Jetrán, y Carán.

1 Chronicles 1:42
Los hijos de Ezer: Balaam, Zaván, y Acán. Los hijos de Disán: Hus y Aram.

1 Chronicles 1:43
Y estos son los reyes que reinaron en la tierra de Edom, ántes que reinase rey sobre los hijos de Israel. Bela, hijo de Beor: y el nombre de su ciudad fué Denaba.

1 Chronicles 1:44
Y muerto Bela, reinó en su lugar Jobab, hijo de Zaré de Bosra.

1 Chronicles 1:45
Y muerto Jobab, reinó en su lugar Husam, de la tierra de los Temanos.

1 Chronicles 1:46
Muerto Husam, reinó en su lugar Adad, hijo de Badad: este hirió a Madián en la campaña de Moab: y el nombre de su ciudad fué Avit.

1 Chronicles 1:47
Muerto Adad, reinó en su lugar Semla de Maresca.

1 Chronicles 1:48
Muerto también Semla, reinó en su lugar Saul de Rohobot que está junto al río.

1 Chronicles 1:49
Y muerto Saul, reinó en su lugar Balanán, hijo de Acobor.

1 Chronicles 1:50
Y muerto Balanán, reinó en su lugar Adar, el nombre de su ciudad fué Fau: y el nombre de su mujer fué Meetabel, hija de Matred, e hija de Mezaab.

1 Chronicles 1:51
Muerto Adar, sucedieron los duques en Edom: el duque Tamna, el duque Alva, en duque Jetet;

1 Chronicles 1:52
El duque Oolibama, el duque Ela, el duque Finon;

1 Chronicles 1:53
El duque Cenez, el duque Temán, el duque Mabsar;

1 Chronicles 1:54
El duque Magdiel, el duque Hiram. Estos fueron los duques de Edom.

1 Chronicles 2:1
ESTOS son los hijos de Israel: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón,

1 Chronicles 2:2
Dan, José, Benjamín, Neftalí, Gad, y Asser.

1 Chronicles 2:3
Los hijos de Judá fueron Er, Onán, y Sela. Estos tres le nacieron de la hija de Sue Cananea. Y Er primogénito de Judá, fué malo delante de Jehová, y le mató.

1 Chronicles 2:4
Y Tamar su nuera le pario a Fares, y a Zara; y así todos los hijos de Judá fueron cinco.

1 Chronicles 2:5
Los hijos de Fares fueron Jesrón, y Hamul.

1 Chronicles 2:6
Y los hijos de Zara fueron Zamrí, Etán, Hemán, Calcal, y Darda, todos cinco.

1 Chronicles 2:7
Acar fué hijo de Carmi: este alborotó a Israel, porque prevaricó en el anatema.

1 Chronicles 2:8
Azaría fué hijo de Etán.

1 Chronicles 2:9
Los hijos que nacieron a Jesrón fueron Jerameel, Ram, y Calubai.

1 Chronicles 2:10
Y Ram engendró a Aminadab: y Aminadab engendró a Nahasón príncipe de los hijos de Judá.

1 Chronicles 2:11
Y Nahasón engendró a Salma: y Salma engendró a Booz.

1 Chronicles 2:12
Y Booz engendró a Obed: y Obed engendró a Isaí.

1 Chronicles 2:13
Y Isaí engendró a Eliab su primogénito, y el segundo Abinadab, el tercero Samaa,

1 Chronicles 2:14
El cuarto Natanael, el quinto Radai,

1 Chronicles 2:15
El sexto Osem, el séptimo David:

1 Chronicles 2:16
De los cuales Sarvia y Abigail fueron hermanas. Los hijos de Sarvia fueron tres, Abisaí, Joab, y Asael.

1 Chronicles 2:17
Abigail engendró a Amasa, y su padre fué Jeter Ismaelita.

1 Chronicles 2:18
Caleb, hijo de Jesrón, engendró a Jeriot de su mujer Azuba. Y los hijos de ella fueron Jaser, Sobad, y Ardón.

1 Chronicles 2:19
Y muerta Azuba, Caleb, tomó por mujer a Efrata, la cual le parió a Jur.

1 Chronicles 2:20
Y Jur engendró a Urí: y Urí engendró a Beseleel.

1 Chronicles 2:21
Después Jesrón entró a la hija de Maquir padre de Galaad, la cual tomó siendo él de sesenta años: y ella le parió a Segub.

1 Chronicles 2:22
Y Segub engendró a Jair, este tuvo veinte y tres ciudades en la tierra de Galaad.

1 Chronicles 2:23
Y Gessur y Aram tomaron las ciudades de Jair de ellos, y a Cenat, y sus aldeas, que fueron sesenta lugares. Todos estos fueron los hijos de Maquir padre de Galaad.

1 Chronicles 2:24
Y muerto Jesrón en Caleb de Efrata, Abiá mujer de Jesrón le parió a Asur padre de Tecua.

1 Chronicles 2:25
Y los hijos de Jerameel primogénito de Jesrón fueron Ram, su primogénito, Buna, Arán, Asom, y Aquía.

1 Chronicles 2:26
Y tuvo Jerameel otra mujer llamada Atara, que fué madre de Onam.

1 Chronicles 2:27
Y los hijos de Ram primogénito de Jerameel fueron Moos, Jamín, y Acar.

1 Chronicles 2:28
Y los hijos de Onam fueron Semeí y Jada. Los hijos de Semeí: Nadab y Abisur.

1 Chronicles 2:29
Y el nombre de la mujer de Abisur fué Abijail, la cual le parió a Abán, y a Molid.

1 Chronicles 2:30
Y los hijos de Nadab fueron Saled y Afaim: y Saled murió sin hijos.

1 Chronicles 2:31
Y Jesi fué hijo de Afaim: y Sesán fué hijo de Jesi: y Alai fué hijo de Sesán.

1 Chronicles 2:32
Los hijos de Jada, hermano de Semeí, fueron Jeter, y Jonatán: y murió Jeter sin hijos.

1 Chronicles 2:33
Y los hijos de Jonatán fueron Falet, y Ziza. Estos fueron los hijos de Jerameel.

1 Chronicles 2:34
Y Sesán no tuvo hijos, sino hijas.

1 Chronicles 2:35
Y tuvo Sesán un siervo Egipcio llamado Jeraa, al cual dió Sesán a su hija por mujer: y ella le parió a Etei.

1 Chronicles 2:36
Y Etei engendró a Natán: y Natán engendró a Zabad.

1 Chronicles 2:37
Y Zabad engendró a Oflal: y Oflal engendró a Obed.

1 Chronicles 2:38
Y Obed engendró a Jehú: y Jehú engendró a Azarías.

1 Chronicles 2:39
Y Azarías engendró a Helles: y Helles engendró a Elasa.

1 Chronicles 2:40
Elasa engendró a Sisamai: y Sisamai engendró a Sellum.

1 Chronicles 2:41
Y Sellum engendró a Icamia; e Icamia engendró a Elisama.

1 Chronicles 2:42
Los hijos de Caleb hermano de Jerameel fueron, Mesa su primogénito; este es el padre de Zif; y de sus hijos Maresa, padre de Hebrón.

1 Chronicles 2:43
Y los hijos de Hebrón fueron Coré, y Tappua, y Recem, y Samma.

1 Chronicles 2:44
Y Samma engendró a Raham padre de Jercaam: y Recem engendró a Sammai.

1 Chronicles 2:45
Maón fué hijo de Sammai: y Maón padre de Bet-zur.

1 Chronicles 2:46
Y Efa concubina de Caleb le parió a Haram, y a Mosa, y a Gezez. Y Haram engendró a Gezez.

1 Chronicles 2:47
Y los hijos de Jahaddai fueron Regom, Joatam, Gesam, Falet, Efa, y Saaf.

1 Chronicles 2:48
Maaca concubina de Caleb le parió a Saber y a Tarana.

1 Chronicles 2:49
Y también le parió a Saaf padre de Madmena, y a Sue padre de Macbena, y padre de Gabaa. Y Aca fué hija de Caleb.

1 Chronicles 2:50
Estos fueron los hijos de Caleb, hijo de Jur, primogénito de Efrata: Sobal padre de Cariat-jarim,

1 Chronicles 2:51
Salma padre de Belén, Haref padre de Bet-gader.

1 Chronicles 2:52
Y los hijos de Sobal padre de Cariat-jarim, el cual veía la mitad de Hamenuot.

1 Chronicles 2:53
Y las familias de Cariat-jarim fueron los Jetreos, y los Futeos, y los Samateos, y los Masereos; de los cuales salieron los Saratitas, y los Estaolitas.

1 Chronicles 2:54
Los hijos de Salma: Belén y los Netofatitas, los cuales son las coronas de la casa de Joab, y de la mitad de los Manatitas, los Saraitas.

1 Chronicles 2:55
Y las familias de los escribas que moraban en Jabes, fueron los Tirateos, Simateos, Sucateos; los cuales son los Cineos, que vinieron de Hemat, padre de la casa de Recab.

1 Chronicles 3:1
ESTOS son los hijos de David, que le nacieron en Hebron: Ammón el primogénito, de Acinoam de Jezrael. El segundo, Daniel, de Abigail del Carmelo.

1 Chronicles 3:2
El tercero, Absalom, hijo de Maaca hija de Tolmai rey de Gessur: el cuatro, Adonías, hijo de Aggit:

1 Chronicles 3:3
El quinto, Safatias, de Abital: el sexto, Jetraham, de Egla su mujer.

1 Chronicles 3:4
Estos seis le nacieron en Hebrón, donde reinó siete años y seis meses: y en Jerusalem reinó treinta y tres años.

1 Chronicles 3:5
Estos cuatro le nacieron en Jerusalem: Simmaa, Sobab, Natán, y Salomón de Bet-sua, hija de Ammiel.

1 Chronicles 3:6
Y otros nueve; Jebaar, Elisama,

1 Chronicles 3:7
Elifalet, Nogé, Nefeg, Jafía,

1 Chronicles 3:8
Elisama, Eliada, y Elifalet.

1 Chronicles 3:9
Todos estos fueron los hijos de David, sin los hijos de las concubinas. Y Tamar fué hermana de ellos.

1 Chronicles 3:10
Hijo de Salomón fué Roboam, cuyo hijo fué Abiá, cuyo hijo fué Asa, cuyo hijo fué Josafat,

1 Chronicles 3:11
Cuyo hijo fué Joram, cuyo hijo fué Ocozías, cuyo hijo fué Joas,

1 Chronicles 3:12
Cuyo hijo fué Amasías, cuyo hijo fué Azarías, cuyo hijo fué Joatam,

1 Chronicles 3:13
Cuyo hijo fué Acaz, cuyo hijo fué Ezequías, cuyo hijo fué Manasés,

1 Chronicles 3:14
Cuyo hijo fué Amón, cuyo hijo fué Josías.

1 Chronicles 3:15
Y los hijos de Josías fueron Johanán su primogénito, el segundo Joacim, el tercero Sedecías, el cuarto Sellum.

1 Chronicles 3:16
Los hijos de Joacim fueron Jeconías su hijo, cuyo hijo fué Sedecías.

1 Chronicles 3:17
Y los hijos de Jeconías fueron Asir, cuyo hijo fué Salatiel,

1 Chronicles 3:18
Melquiram, Padaia, Senneser, y Jecemia, Hosama, y Nadabia.

1 Chronicles 3:19
Y los hijos de Padaia fueron Zorobabel, y Semeí. Y los hijos de Zorobabel fueron Mosollam, Jananías, y Salomit su hermana;

1 Chronicles 3:20
Y Hasaba, Ohol, Baraquías, Hasadias, y Josabhesed, todos cinco.

1 Chronicles 3:21
Los hijos de Jananías fueron Paltias, y Jesaías, hijo de Rafaias, hijo de Arnán, hijo de Abdías, hijo de Sequenias.

1 Chronicles 3:22
Hijo de Sequenias fué Semeías. Y los hijos de Semeías fueron Harus, Jegaal, Barias, Naarias, Safat, seis.

1 Chronicles 3:23
Los hijos de Naarias fueron estos tres, Elioenai, Ezequías, y Ezricam.

1 Chronicles 3:24
Los hijos de Elioenai fueron estos siete, Oduias, Eliasub, Pelaías, Accub, Johanán, Dalaias, Anani.

1 Chronicles 4:1
LOS hijos de Judá fueron Fares, Jesrón, Carmi, Jur, y Sobal.

1 Chronicles 4:2
Y Raias, hijo de Sobal, engendró a Jahat; y Jahat engendró a Ahumai, y a Laad. Estas son las familias de los Saratitas.

1 Chronicles 4:3
Y estas son las del padre de Etam; Jezrael, Jesema, y Jedebos. Y el nombre de su hermana fué Asalefuni.

1 Chronicles 4:4
Y Fanuel fué padre de Gedor; y Ezer padre de Hosa. Estos fueron los hijos de Jur primogénito de Efrata padre de Belén.

1 Chronicles 4:5
Y Assur padre de Tecua tuvo dos mujeres, es a saber, Halaa, y Naraa.

1 Chronicles 4:6
Y Naraa le parió a Oozán, Hefer, Temani, y Ahastari. Estos fueron los hijos de Naara.

1 Chronicles 4:7
Y los hijos de Halaa fueron Seret, Sahar, y Etnán.

1 Chronicles 4:8
Ítem, Cos engendró a Anob y a Soboba, y la familia de Aharehel, hijo de Arum.

1 Chronicles 4:9
Y Jabes fué más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto yo le parí en dolor.

1 Chronicles 4:10
E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: Si me dieres bendición, y ensanchares mi término, y si tu mano fuere conmigo, y me librares de mal, que no me duela. E hizo Dios que le viniese lo que pidió.

1 Chronicles 4:11
Y Caleb hermano de Sua, engendró a Maquir, el cual fué padre de Estón.

1 Chronicles 4:12
Y Estón engendró a Bet-rafa, a Fese, y a Tehinna, padre de la ciudad de Naas: estos son los varones de Reca.

1 Chronicles 4:13
Los hijos de Cenes fueron Otoniel, y Saraías. Los hijos de Otoniel, Hatat,

1 Chronicles 4:14
Y Maonati, el cual engendró a Ofra: y Saraías engendró a Joab, padre de Genarassim, porque fueron artífices.

1 Chronicles 4:15
Los hijos de Caleb, hijo de Jefone, fueron Hir, Ela, y Naham: e hijo de Ela fué Cenez.

1 Chronicles 4:16
Los hijos de Jalaleel fueron Zif, Zifas, Tirias y Asrael.

1 Chronicles 4:17
Y los hijos de Ezra fueron Jeter, Mered, Efer, y Jalon; también engendró a María, y a Sammaí, y a Jesba padre de Estamo.

1 Chronicles 4:18
Y su mujer Judaia le parió a Jared padre de Gedor, y a Jeber padre de Soco, y a Jecutiel padre de Zaneo. Estos fueron los hijos de Betia, hija de Faraón, con la cual casó Mered.

1 Chronicles 4:19
Y los hijos de la mujer de Odías, hermana de Natán, padre de Ceila, fueron Garmi, Estamo el de Macati.

1 Chronicles 4:20
Ítem, los hijos de Simón fueron Amnón y Rinna, hijo de Hanán, y Tilón. Y los hijos de Jesi fueron Zohet y Benzohet.

1 Chronicles 4:21
Los hijos de Sela, hijo de Judá, fueron Er, padre de Leca, y Laada padre de Maresa, y de la familia de la casa del oficio del lino en la casa de Asbea.

1 Chronicles 4:22
Y Joacim, y los varones de Cozeba, y Joas, y Sarof, los cuales dominaron en Moab, y Jasubi-la-hem, que son palabras antiguas,

1 Chronicles 4:23
Estos fueron olleros, y moradores de sembrados, y de cercados, los cuales moraron allá con el rey en su obra.

1 Chronicles 4:24
Los hijos de Simeón fueron Namuel, Jamín, Jarib, Zara, Saul.

1 Chronicles 4:25
También Sellum fué su hijo, Mabsán su hijo, y Masma su hijo.

1 Chronicles 4:26
Los hijos de Masma fueron Hamuel su hijo, Zacur su hijo, y Semeí su hijo.

1 Chronicles 4:27
Los hijos de Semeí fueron diez y seis, y seis hijas; mas sus hermanos no tuvieron muchos hijos, ni multiplicaron toda su familia, como los hijos de Judá.

1 Chronicles 4:28
Y habitaron en Beer-seba, y en Molada, y en Hasar-subal,

1 Chronicles 4:29
Y en Bala, y en Hasón, y en Tolad,

1 Chronicles 4:30
Y en Batuel, y en Jorma, y en Siceleg,

1 Chronicles 4:31
Y en Bet-marcabot, y en Hasarusim, y en Bet-berai, y en Saraim. Estas fueron sus ciudades hasta el reino de David.

1 Chronicles 4:32
Y sus aldeas fueron Etam, Aén, Remmón, y Taocem, y Asán, cinco pueblos:

1 Chronicles 4:33
Y todos sus villages que estaban al rededor de estas ciudades hasta Baal. Esta fué su habitación, y esta fué su descendencia.

1 Chronicles 4:34
Mosobab, y Jemlec, y Josías, hijo de Amasías,

1 Chronicles 4:35
Joel, y Jehú, hijo de Josabías, hijo de Saraías, hijo de Aziel,

1 Chronicles 4:36
Y Elioenai, Jacoba, Isuhaia, Asaías, Adiel, Ismiel, Banaías,

1 Chronicles 4:37
Y Ziza, hijo de Sefei, hijo de Allón, hijo de Idaías, hijo de Semrí, hijo de Samaías.

1 Chronicles 4:38
Estos por sus nombres son los principales que vinieron en sus familias, y que fueron multiplicados en multitud en las casas de sus padres.

1 Chronicles 4:39
Y llegaron hasta la entrada de Gador hasta el oriente del valle, buscando pastos para sus ganados.

1 Chronicles 4:40
Y hallaron gruesos y buenos pastos, y tierra ancha y espaciosa, y quieta y reposada, porque los hijos de Cam la habitaban de ántes.

1 Chronicles 4:41
Y estos, que han sido escritos por nombres, vinieron en dias de Ezequías rey de Judá, e hirieron sus tiendas y estancias que hallaron allí, y destruyéronlos hasta hoy; y habitaron allí en lugar de ellos, por cuanto había allí pastos para sus ganados.

1 Chronicles 4:42
Y asimismo quinientos hombres de ellos de los hijos de Simeón se fueron al monte de Seir, llevando por capitanes a Paltías, y a Naarías, y a Rafaias, y a Oziel, hijos de Jesi;

1 Chronicles 4:43
E hirieron a los restos que habían quedado de Amalec, y habitaron allí hasta hoy.

1 Chronicles 5:1
Y LOS hijos de Ruben primogé- nito de Israel, (porque él era el primogénito, mas como contaminó el lecho de su padre, sus primogenituras fueron dadas a los hijos de José, hijo de Israel, y no fué contado por primogénito.

1 Chronicles 5:2
Porque Judá fué el mayorazgo sobre sus hermanos, y el príncipe de ellos: y la primogenitura fué de José.)

1 Chronicles 5:3
Los hijos de Rubén, primogénito de Israel, fueron Jenoc, Fallu, Jesrón, y Carmi.

1 Chronicles 5:4
Los hijos de Joel fueron Samaías su hijo, Gog su hijo, Semeí su hijo,

1 Chronicles 5:5
Mica su hijo, Reia su hijo, Baal su hijo,

1 Chronicles 5:6
Beera su hijo, el cual fué trasportado por Teglat-palasar rey de los Asirios. Este era principal de los Rubenitas.

1 Chronicles 5:7
Y sus hermanos por sus familias, cuando eran contados en sus descendencias, tenían por príncipes a Jehiel y a Zacarías.

1 Chronicles 5:8
Y Bala, hijo de Azaz, hijo de Samma, hijo de Joel, habitó en Aroer hasta Nebo y Beel-meón.

1 Chronicles 5:9
Habitó también desde el oriente hasta la entrada del desierto, desde el río de Éufrates; porque tenían muchos ganados en la tierra de Galaad.

1 Chronicles 5:10
Y en los dias de Saul trajeron guerra contra los Agarenos; los cuales cayeron en su mano, y ellos habitaron en sus tiendas sobre toda la haz oriental de Galaad.

1 Chronicles 5:11
Y los hijos de Gad habitaron enfrente de ellos en la tierra de Basán hasta Selca.

1 Chronicles 5:12
Y el primogénito fué Joel, el segundo Safán: y Janai y Safat estuvieron en Basán.

1 Chronicles 5:13
Y sus hermanos según las familias de sus padres fueron Micael, Mosollam, Sebe, Jorai, Jacán, Zie, Jeber, todos siete.

1 Chronicles 5:14
Estos fueron los hijos de Abijail, hijo de Huri, hijo de Jara, hijo de Galaad, hijo de Micael, hijo de Jesí, hijo de Jeddo, hijo de Buz.

1 Chronicles 5:15
También Aqui hijo de Abdiel, hijo de Guni, fué principal en la casa de sus padres.

1 Chronicles 5:16
Los cuales habitaron en Galaad, en Basán, y en sus aldeas, y en todos los ejidos de Sarón hasta salir de ellos.

1 Chronicles 5:17
Todos ellos fueron contados en dias de Joatam rey de Judá, y en dias de Jeroboam rey de Israel.

1 Chronicles 5:18
Los hijos de Rubén, y de Gad, y la media tribu de Manasés fueron valientes hombres, hombres que traían escudo y espada, y que entesaban arco, diestros en guerra, cuarenta y cuatro mil y sietecientos y sesenta que salían en batalla.

1 Chronicles 5:19
Y tuvieron guerra con los Agarenos, y Jetur, y Nafis, y Nodab.

1 Chronicles 5:20
Y fueron ayudados contra ellos, y los Agarenos se dieron en sus manos, y todos los que eran con ellos, porque clamaron a Dios en la guerra, y fuéles favorable, porque esperaron en él.

1 Chronicles 5:21
Y tomaron sus ganados, cincuenta mil camellos, y doscientas y cincuenta mil ovejas, dos mil asnos, y cien mil personas.

1 Chronicles 5:22
Y cayeron muchos heridos, porque la guerra era de Dios, y habitaron en sus lugares hasta la transmigración.

1 Chronicles 5:23
Y los hijos de la media tribu de Manasés habitaron en la tierra desde Basán hasta Baal-hermón, y Sanir, y el monte de Hermón, multiplicados en gran manera.

1 Chronicles 5:24
Y estos fueron las cabezas de las casas de sus padres, Efer, Jesí, y Eliel, Ezriel, y Jeremías, y Odoías, y Jediel, hombres valientes, y de esfuerzo, varones de nombres, y cabezas de las casas de sus padres.

1 Chronicles 5:25
Mas se rebelaron contra el Dios de sus padres, y fornicaron siguendo los dioses de los pueblos de la tierra, a los cuales Jehová había quitado de delante de ellos.

1 Chronicles 5:26
Por lo cual el Dios de Israel despertó el espíritu de Ful rey de los Asirios, y el espíritu de Teglat-palasar rey de los Asirios, el cual trasportó a los Rubenitas y Gaditas, y a la media tribu de Manasés, y los llevó a Halah, y a Habor, y a Ara, y al río de Gozán hasta hoy.

1 Chronicles 6:1
LOS hijos de Leví fueron Gersón, Caat y Merari.

1 Chronicles 6:2
Los hijos de Caat fueron Amram, Isaar, Hebrón, y Oziel.

1 Chronicles 6:3
Los hijos de Amram fueron Aarón, Moisés, y María. Los hijos de Aarón fueron Nadab, Abiu, Eleazar, e Itamar.

1 Chronicles 6:4
Eleazar engendró a Finees, y Finees engendró a Abisué,

1 Chronicles 6:5
Y Abisué engendró a Bocci, y Bocci engendró a Ozi,

1 Chronicles 6:6
Y Ozi engendró a Zaraías, y Zaraías engendró a Meraiot,

1 Chronicles 6:7
Y Meraiot engendró a Amarías, y Amarías engendró a Aquitob,

1 Chronicles 6:8
Y Aquitob engendró a Sadoc, y Sadoc engendró a Aquimaas,

1 Chronicles 6:9
Y Aquimaas engendró a Azarías, y Azarías engendró a Johanán,

1 Chronicles 6:10
Y Johanán engendró a Azarías, el que tuvo el sacerdocio en la casa que Salomón edificó en Jerusalem,

1 Chronicles 6:11
Y Azarías engendró a Amarías, y Amarías engendró a Aquitob,

1 Chronicles 6:12
Y Aquitob engendró a Sadoc, y Sadoc engendró a Sellum,

1 Chronicles 6:13
Y Sellum engendró a Helcías, y Helcías engendró a Azarías,

1 Chronicles 6:14
Y Azarías engendró a Saraías, y Saraías engendró a Josedec,

1 Chronicles 6:15
Y Josedec fué cuando Jehová trasportó a Judá y a Jerusalem por mano de Nabucodonosor.

1 Chronicles 6:16
Así que los hijos de Leví fueron Gersón, Caat, y Merari.

1 Chronicles 6:17
Y estos son los nombres de los hijos de Gerson: Lebni, y Semeí.

1 Chronicles 6:18
Los hijos de Caat fueron Amram, Isaar, Hebrón y Oziel.

1 Chronicles 6:19
Los hijos de Merari fueron Moholi, y Musi. Estas son las familias de Leví según sus descendencias:

1 Chronicles 6:20
Gersón, Lebni su hijo, Jahat su hijo, Zamma su hijo,

1 Chronicles 6:21
Joah su hijo, Addo su hijo, Zara su hijo, Jetrai su hijo.

1 Chronicles 6:22
Los hijos de Caat fueron Aminadab su hijo, Coré su hijo, Asir su hijo,

1 Chronicles 6:23
Elcana su hijo, Abiasaf su hijo, Asir su hijo,

1 Chronicles 6:24
Tahat su hijo, Uriel su hijo, Ozía su hijo, y Saul su hijo.

1 Chronicles 6:25
Los hijos de Elcana fueron Amasai, Aquimot, y Elcana.

1 Chronicles 6:26
Los hijos de Elcana fueron Sofai su hijo, Nahat su hijo,

1 Chronicles 6:27
Eliab su hijo, Jeroham su hijo, Elcana su hijo,

1 Chronicles 6:28
Los hijos de Samuel, el primogénito Vasseni, y Abías.

1 Chronicles 6:29
Los hijos de Merari fueron Mocoli, Lebni su hijo, Semeí su hijo, Oza su hijo,

1 Chronicles 6:30
Samaa su hijo, Haggía su hijo, Asaía su hijo.

1 Chronicles 6:31
Y estos son a los que David dió cargo de las cosas de la música de la casa de Jehová, después que el arca tuvo reposo:

1 Chronicles 6:32
Los cuales servían delante de la tienda del tabernáculo del testimonio en cantares, hasta que Salomón edificó la casa de Jehová en Jerusalem: y estuvieron en su ministerio según su costumbre.

1 Chronicles 6:33
Y estos y sus hijos asistían: De los hijos de Caat, Hemán cantor, hijo de Joel, hijo de Samuel,

1 Chronicles 6:34
Hijo de Elcana, hijo de Jeroham, hijo de Eliel, hijo de Tolu,

1 Chronicles 6:35
Hijo de Suf, hijo de Elcana, hijo de Mahat, hijo de Amasai,

1 Chronicles 6:36
Hijo de Elcana, hijo de Joel, hijo de Azarías, hijo de Sofonías,

1 Chronicles 6:37
Hijo de Tahat, hijo de Asir, hijo de Abiasaf, hijo de Coré,

1 Chronicles 6:38
Hijo de Isaar, hijo de Caat, hijo de Leví, hijo de Israel.

1 Chronicles 6:39
Y su hermano Asaf, el cual estaba a su mano derecha. Asaf, hijo de Baraquías, hijo de Samaa,

1 Chronicles 6:40
Hijo de Micael, hijo de Baasías, hijo de Melquías,

1 Chronicles 6:41
Hijo de Atanai, hijo de Zara, hijo de Adaia,

1 Chronicles 6:42
Hijo de Etán, hijo de Zamma, hijo de Semeí,

1 Chronicles 6:43
Hijo de Get, hijo de Gersón, hijo de Leví.

1 Chronicles 6:44
Mas los hijos de Merari sus hermanos estaban a la mano siniestra, es a saber, Etán, hijo de Cusi, hijo de Abdi, hijo de Maloc,

1 Chronicles 6:45
Hijo de Hasabías, hijo de Amasías, hijo de Helcías,

1 Chronicles 6:46
Hijo de Amasai, hijo de Boni, hijo de Somer,

1 Chronicles 6:47
Hijo de Moholi, hijo de Musi, hijo de Merari, hijo de Leví.

1 Chronicles 6:48
Y sus hermanos los Levitas fueron puestos sobre todo el ministerio del tabernáculo de la casa de Dios.

1 Chronicles 6:49
Mas Aarón y sus hijos hacían perfume sobre el altar del holocausto, y sobre el altar del perfume, en toda la obra del lugar santísimo, y para hacer las expiaciones sobre Israel, conforme a todo lo que Moisés siervo de Dios había mandado.

1 Chronicles 6:50
Y los hijos de Aarón son estos: Eleazar su hijo, Finees su hijo, Abisue su hijo,

1 Chronicles 6:51
Bocci su hijo, Ozi su hijo, Zaraías su hijo,

1 Chronicles 6:52
Meraiot su hijo, Amarías su hijo, Aquitob su hijo,

1 Chronicles 6:53
Sadoc su hijo, Aquimaas su hijo.

1 Chronicles 6:54
Y estas son sus habitaciones por sus palacios y en sus términos, de los hijos de Aarón por las familias de los Caatitas: porque de ellos fué la suerte.

1 Chronicles 6:55
Que les dieron a Hebrón en tierra de Judá, y sus ejidos al rededor de ella:

1 Chronicles 6:56
Mas la tierra de la ciudad y sus aldeas dieron a Caleb, hijo de Jefone.

1 Chronicles 6:57
Y a los hijos de Aarón dieron las ciudades de Judá de acogimiento, es a saber, a Hebrón, y a Lebna con sus ejidos,

1 Chronicles 6:58
A Jeter y Estemo, con sus ejidos, y a Helón con sus ejidos, y a Dabir con sus ejidos,

1 Chronicles 6:59
A Asán con sus ejidos, y a Bet-sames con sus ejidos.

1 Chronicles 6:60
Y de la tribu de Benjamín, a Gabee con sus ejidos, y a Almat con sus ejidos, y a Anatot con sus ejidos. Todas sus ciudades fueron trece ciudades, por sus linajes.

1 Chronicles 6:61
A los hijos de Caat, que quedaron de su parentela, dieron diez ciudades de la media tribu de Manasés por suerte.

1 Chronicles 6:62
Y a los hijos de Gersón por sus linajes dieron de la tribu de Isacar, y de la tribu de Aser, y de la tribu de Neftalí, y de la tribu de Manasés en Basán trece ciudades.

1 Chronicles 6:63
Y a los hijos de Merari por sus linajes, de la tribu de Rubén, y de la tribu de Gad, y de la tribu de Zabulón por suerte doce ciudades.

1 Chronicles 6:64
Y dieron los hijos de Israel a los Levitas ciudades con sus ejidos.

1 Chronicles 6:65
Y dieron por suerte de la tribu de los hijos de Judá, y de la tribu de los hijos de Simeón, y de la tribu de los hijos de Benjamín las ciudades que nombraron por sus nombres.

1 Chronicles 6:66
Y a los linajes de los hijos de Caat dieron ciudades con sus términos de la tribu de Efraim.

1 Chronicles 6:67
Y diéronles las ciudades de acogimiento, a Siquem con sus ejidos en el monte de Efraim, y a Gazer con sus ejidos.

1 Chronicles 6:68
Y a Jecmaam con sus ejidos, y a Bet-orón con sus ejidos.

1 Chronicles 6:69
Y a Ajalón con sus ejidos, y a Get-remmón con sus ejidos.

1 Chronicles 6:70
De la media tribu de Manasés, a Aner con sus ejidos, a Balaam con sus ejidos, para los del linaje de los hijos de Caat, que habían quedado.

1 Chronicles 6:71
Y a los hijos de Gersón, de la familia de la media tribu de Manasés, a Gaulón en Basán con sus ejidos, y a Astarot con sus ejidos,

1 Chronicles 6:72
Y de la tribu de Isacar, a Cedes con sus ejidos, a Daberet con sus ejidos,

1 Chronicles 6:73
Y a Ramot con sus ejidos, y a Anem con sus ejidos.

1 Chronicles 6:74
Y de la tribu de Aser, a Masal con sus ejidos, y a Abdón con sus ejidos,

1 Chronicles 6:75
Y a Hacoc con sus ejidos, y a Rohob con sus ejidos.

1 Chronicles 6:76
Y de la tribu de Neftalí, a Cedes en Galilea con sus ejidos, a Hamón con sus ejidos, a Cariatjarim con sus ejidos.

1 Chronicles 6:77
Y a los hijos de Merari, que habían quedado, dieron de la tribu de Zabulón a Remmono con sus ejidos, y a Tabor con sus ejidos.

1 Chronicles 6:78
Y de la otra parte del Jordán de Jericó, al oriente del Jordán, dieron de la tribu de Ruben a Bosor en el desierto con sus ejidos, y a Jassa con sus ejidos,

1 Chronicles 6:79
Y a Cademot con sus ejidos, y a Mefaat con sus ejidos.

1 Chronicles 6:80
Y de la tribu de Gad, a Ramot en Galaad con sus ejidos, y a Mahanaim con sus ejidos,

1 Chronicles 6:81
Y a Jesebón con sus ejidos, y a Jezer con sus ejidos.

1 Chronicles 7:1
LOS hijos de Isacar fueron Tola, Fua, Jasub, y Simerón, cuatro.

1 Chronicles 7:2
Los hijos de Tola: Ozi, Rafaias, Jeriel, Jemai, Jebsem, y Samuel, cabezas en las familias de sus padres. De Tola fueron contados por sus linajes en el tiempo de David, veinte y dos mil y seiscientos varones valerosos de esfuerzo.

1 Chronicles 7:3
Hijo de Ozi fué Izraías: y los hijos de Izraías fueron Micael, Abdías, Joel, y Jesías, todos cinco príncipes.

1 Chronicles 7:4
Y había con ellos en sus linajes por las familias de sus padres treinta y seis mil hombres de guerra: porque tuvieron muchas mujeres e hijos.

1 Chronicles 7:5
Y sus hermanos por todas las familias de Isacar eran contados, todos por sus genealogías, ochenta y siete mil hombres valientes de esfuerzo.

1 Chronicles 7:6
Los hijos de Benjamín fueron tres, Bela, Becor, y Jadiel.

1 Chronicles 7:7
Los hijos de Bela fueron Esbón, Ozi, Oziel, Jerimot, y Uraí, cinco cabezas de casas de linajes, hombres valientes de esfuerzo. Y de su linaje fueron contados veinte y dos mil y treinta y cuatro.

1 Chronicles 7:8
Los hijos de Becor fueron Zamira, Joas, Eliezer, Elioenai, Amri, Jerimot, Abías, Anatot, y Almat, todos estos fueron hijos de Becor.

1 Chronicles 7:9
Y cuando fueron contados por sus descendencias, por sus linajes, los que eran cabezas de sus familias, veinte mil y doscientos hombres valientes de esfuerzo.

1 Chronicles 7:10
Hijo de Jadiel fué Balán: y los hijos de Balán, Jehús, Benjamín, Aod, Canaana, Zetán, Társis, y Ahi-sahar.

1 Chronicles 7:11
Todos estos fueron hjios de Jadiel, cabezas de familias, varones valientes de esfuerzo, diez y siete mil y doscientos que salían a la guerra en batalla.

1 Chronicles 7:12
Y Suppim y Huppim, hijos de Hir: y Hasim, hijo de Aher.

1 Chronicles 7:13
Los hijos de Neftalí fueron Jasiel, Guni, Jezer, y Sellum, hijos de Bala.

1 Chronicles 7:14
Ítem, los hijos de Manasés fueron Esriel, el cual le parió su concubina la Sira, la cual también le parió a Maquir, padre de Galaad.

1 Chronicles 7:15
Y Maquir tomó mujeres a Huppim, y a Suppim, el cual tuvo una hermana llamada Maaca. Y el nombre del segundo fué Salfaad. Y Salfaad tuvo hijas.

1 Chronicles 7:16
Y Maaca mujer de Maquir le parió un hijo, y llamóle Fares. Y el nombre de su hermano fué Sares, cuyos hijos fueron Ulam, y Recem.

1 Chronicles 7:17
Hijo de Ulam fué Badán. Estos fueron los hijos de Galaad, hijo de Maquir, hijo de Manasés.

1 Chronicles 7:18
Y su hermana Molehed parió a Iscud, y a Abiezer, y a Mohola.

1 Chronicles 7:19
Y los hijos de Semida fueron Ahín, Sequem, Leci, y Aniam.

1 Chronicles 7:20
Los hijos de Efraim fueron Sutala, Bared su hijo, Tahat su hijo, Elada su hijo, Tahat su hijo,

1 Chronicles 7:21
Zabad su hijo, y Sutala su hijo, Ezer y Elad. Mas los hijos de Get, naturales de aquella tierra, los mataron, porque vinieron a tomarles sus ganados.

1 Chronicles 7:22
Y Efraim su padre puso luto por muchos dias, y vinieron sus hermanos a consolarle.

1 Chronicles 7:23
Y entrando el a su mujer, ella concibió, y parió un hijo al cual puso nombre Beria; por cuanto había estado en dolor en su casa.

1 Chronicles 7:24
Y su hija fué Sara, la cual edificó a Bet-orón la baja y la alta, y a Ozensara.

1 Chronicles 7:25
Hijo de este fué Rafa, y Resef, y Tale su hijo, y Taán su hijo,

1 Chronicles 7:26
Ladaán su hijo, Ammiud su hijo, Elisama su hijo,

1 Chronicles 7:27
Nun su hijo, Josué su hijo.

1 Chronicles 7:28
Y su heredad y habitación fué Betel con sus aldeas; y hacia el oriente Norán; y a la parte del occidente Gazer y sus aldeas: asimismo Siquem con sus aldeas, hasta Asa y sus aldeas.

1 Chronicles 7:29
Y a la parte de los hijos de Manasés, Bet-sán con sus aldeas, Tanac con sus aldeas, Mageddo con sus aldeas, Dor con sus aldeas. En estas habitaron los hijos de José, hijo de Israel.

1 Chronicles 7:30
Los hijos de Aser fueron Jamna, Jesua, Jesui, Baria, y su hermana Sara.

1 Chronicles 7:31
Los hijos de Baria fueron Jeber, y Melquiel, el cual fué padre de Barsait.

1 Chronicles 7:32
Y Jeber engendró a Jeflat, Somer, Hotam, y Suaa hermana de ellos.

1 Chronicles 7:33
Los hijos de Jeflat: Fosec, Camaal, y Asot, estos fueron los hijos de Jeflat.

1 Chronicles 7:34
Y los hijos de Somer: Ahi, Roaga, Haba, y Aram.

1 Chronicles 7:35
Los hijos de Helem su hermano: Sufa, Jemna, Selles, y Amal.

1 Chronicles 7:36
Los hijos de Sufa: Sue, Harnafet, Sual, Beri, Jamra,

1 Chronicles 7:37
Bosor, Hod, Samma, Salusa, Jetrán, y Bera.

1 Chronicles 7:38
Los hijos de Jeter: Jefone, Fasfa y Ara.

1 Chronicles 7:39
Y los hijos de Ulla: Arree, Haniel, y Resia.

1 Chronicles 7:40
Todos estos fueron hijos de Aser, cabezas de familias de padres, escogidos, poderosos en fuerzas, cabezas de príncipes; y cuando fueron contados por sus linajes entre los hombres de guerra, el número de ellos fué veinte y seis mil varones.

1 Chronicles 8:1
BENJAMÍN engendró a Bale su primogénito, Asbel el segundo, Ahala el tercero,

1 Chronicles 8:2
Nohaa el cuarto, y Rafa el quinto.

1 Chronicles 8:3
Y los hijos de Bale fueron Addar, Gera, Abiud,

1 Chronicles 8:4
Abisue, Naamán, Ahoe,

1 Chronicles 8:5
Ítem, Gera, Sefufán, y Huram.

1 Chronicles 8:6
Y estos son los hijos de Ahod, y estos son las cabezas de padres que habitaron en Gabaa, y fueron trasportados a Manahat:

1 Chronicles 8:7
Es a saber, Nahamán, Aquías, y Gera: este los trasportó, y engendró a Oza, y Ahihud.

1 Chronicles 8:8
Y Saharaim engendró en la provincia de Moab, después que dejó a Husim y a Bara que eran sus mujeres.

1 Chronicles 8:9
Y engendró de Codes su mujer a Jobab, Sebias, Mosa, Molcom,

1 Chronicles 8:10
Jehús, Sequías, y Marma. Estos son sus hijos, cabezas de familias.

1 Chronicles 8:11
Mas de Husim engendró a Abitob, y a Elfaal.

1 Chronicles 8:12
Y los hijos de Elfaal fueron Jeber, Misaam, y Samad, el cual edificó a Ono, y a Lot con sus aldeas:

1 Chronicles 8:13
Y Barias y Sama; estos fueron las cabezas de las familias de los moradores de Ajalón. Estos echaron a los moradores de Get.

1 Chronicles 8:14
Ítem, Ahio, Sesac, Jerimot,

1 Chronicles 8:15
Zabadías, Arod, Heder,

1 Chronicles 8:16
Micael, Jespa, y Joa, hijos de Barias.

1 Chronicles 8:17
Y Zabadías, Mosollam, Hezeci, Jeber,

1 Chronicles 8:18
Jesamari, Jezlia, y Jobab, hijos de Elfaal.

1 Chronicles 8:19
Y Jacim, Zecri, Zabdi,

1 Chronicles 8:20
Elioenai, Seletai, Eliel,

1 Chronicles 8:21
Adaias, Baraias, y Samarat, hijos de Semeí.

1 Chronicles 8:22
Y Jefán, Jeber, Eliel,

1 Chronicles 8:23
Abdón, Zecri, Hanán,

1 Chronicles 8:24
Jananías, Helam, Anatotias,

1 Chronicles 8:25
Jefdaias, y Fanuel, hijos de Sesac.

1 Chronicles 8:26
Y Samsari, Jahorias, Otolias,

1 Chronicles 8:27
Jersias, Elijas, y Zecri, hijos de Jeroham.

1 Chronicles 8:28
Estos fueron príncipes de familias por sus linajes, capitanes, y habitaron en Jerusalem.

1 Chronicles 8:29
Y en Gabaón habitaron Abigabaón, la mujer del cual se llamó Maaca;

1 Chronicles 8:30
Y su hijo primogénito Abdón, y Sur, Cis, Baal, Nadab,

1 Chronicles 8:31
Gedor, Ahio, y Zaquer.

1 Chronicles 8:32
Y Macellot engendró a Samaa, los cuales también habitaron en frente de sus hermanos en Jerusalem con sus hermanos.

1 Chronicles 8:33
Y Ner engendró a Cis, y Cis engendró a Saul, y Saul engendró a Jonatán, Melqui-sua, Abinadab, y Esbaal.

1 Chronicles 8:34
Hijo de Jonatán fué Meri-baal, Meri-baal engendró a Mica.

1 Chronicles 8:35
Los hijos de Mica fueron Fitón, Melec, Taraa, y Ajaz.

1 Chronicles 8:36
Y Ajaz engendró a Joada, y Joada engendró a Alamat, y a Azmot, y a Zamrí: y Zamrí engendró a Mosa:

1 Chronicles 8:37
Y Mosa engendró a Banaa, hijo del cual fué Rafa, hijo del cual fué Elasa, cuyo hijo fué Asel.

1 Chronicles 8:38
Y los hijos de Asel fueron seis, cuyos nombres son Ezricam, Bocru, Ismael, Sarias, Abdías y Hanán: todos estos fueron hijos de Asel.

1 Chronicles 8:39
Y los hijos de Esec su hermano fueron Ulam su primogénito, Jehús el segundo, Elifalet el tercero.

1 Chronicles 8:40
Y fueron los hijos de Ulam varones valientes en fuerzas, flecheros diestros, los cuales tuvieron muchos hijos y nietos, ciento y cincuenta. Todos estos fueron de los hijos de Benjamín.

1 Chronicles 9:1
Y CONTADO todo Israel por el órden de los linajes, fueron escritos en el libro de los reyes de Israel y de Judá, y fueron trasportados a Babilonia por su rebelión.

1 Chronicles 9:2
Los primeros moradores que fueron puestos en sus posesiones en sus ciudades, así de Israel, como de los sacerdotes, Levitas, y Natineos,

1 Chronicles 9:3
Los cuales habitaron en Jerusalem, de los hijos de Judá, de los hijos de Benjamín, de los hijos de Efraim y Manasés:

1 Chronicles 9:4
Otei, hijo de Ammiud, hijo de Amrí, hijo de Omraí, hijo de Bonní, de los hijos de Fares, hijos de Judá.

1 Chronicles 9:5
Y de Siloni: Asaías el primogénito, y sus hijos.

1 Chronicles 9:6
Y de los hijos de Zara: Jehuel, y sus hermanos, seiscientos y noventa.

1 Chronicles 9:7
Ítem, de los hijos de Benjamín: Salo, hijo de Mosollam, hijo de Odvia, hijo de Asana;

1 Chronicles 9:8
Y Jobanías, hijo de Jeroham, y Ela, hijo de Ozi, hijo de Mocori, y Mosollam, hijo de Safatías, hijo de Rahuel, hijo de Jebanías:

1 Chronicles 9:9
Y sus hermanos por sus linajes fueron nuevecientos y cincuenta y seis. Todos estos varones fueron cabezas de padres por las familias de sus padres.

1 Chronicles 9:10
Y de los sacerdotes: Jedaia, Joiarib, Jaquín,

1 Chronicles 9:11
Y Azarías, hijo de Helcías, hijo de Mosollam, hijo de Sadoc, hijo de Maraiot, hijo de Aquitob, príncipe de la casa de Dios.

1 Chronicles 9:12
Ítem, Adaias, hijo de Jeroham, hijo de Fasur, hijo de Melquías, y Maasai, hijo de Adiel, hijo de Jezra, hijo de Mosollam, hijo de Mosollamit, hijo de Emmer:

1 Chronicles 9:13
Y sus hermanos cabezas de familias de sus padres, mil y sietecientos y sesenta hombres valientes de fuerzas en la obra del ministerio de la casa de Dios.

1 Chronicles 9:14
Y de los Levitas: Semeías, hijo de Hassub, hijo de Ezricam, hijo de Hasebias, de los hijos de Merari;

1 Chronicles 9:15
Y Bacbacar, Heres, Galal, y Matanías, hijo de Micas, hijo de Zecri, hijo de Asaf;

1 Chronicles 9:16
Y Abdías, hijo de Semeías, hijo de Galal, hijo Iditún; y Baraquías, hijo de Asa, hijo de Elcana, el cual habitó en las aldeas de Netofati.

1 Chronicles 9:17
Y porteros: Sellum, Accub, Telmón, Ahimán, y sus hermanos: Sellum era la cabeza.

1 Chronicles 9:18
Y hasta ahora han sido estos los porteros en la puerta del rey, que está al oriente, en las cuadrillas de los hijos de Leví.

1 Chronicles 9:19
Y Sellum, hijo de Coré, hijo de Abiasaf, hijo de Corá, y sus hermanos por la casa de su padre, los Coritas, tuvieron cargo de la obra del ministerio guardando las puertas del tabernáculo: y sus padres sobre el campo de Jehová fueron los guardias de la entrada.

1 Chronicles 9:20
Y Finees, hijo de Eleazar, fué capitán sobre ellos ántes, siendo Jehová con él.

1 Chronicles 9:21
Y Zacarías, hijo de Mosollamia, era portero de la puerta del tabernáculo del testimonio.

1 Chronicles 9:22
Todos estos ilustres entre los porteros en las puertas fueron doscientos y doce, cuando fueron contados por el órden de sus linajes en sus aldeas: a los cuales constituyó en su oficio David, y Samuel el vidente.

1 Chronicles 9:23
Así ellos y sus hijos eran porteros por sus veces a las puertas de la casa de Jehová, y de la casa del tabernáculo.

1 Chronicles 9:24
Y estaban porteros a los cuatro vientos; al oriente, al occidente, al septentrión, y al mediodía.

1 Chronicles 9:25
Y sus hermanos, que estaban en sus aldeas, venían cada siete dias por sus tiempos con ellos.

1 Chronicles 9:26
Porque estaban en el oficio cuatro de los más poderosos de los porteros, los cuales eran Levitas, que tenían cargo de las cámaras, y de los tesoros de la casa de Dios.

1 Chronicles 9:27
Estos moraban al rededor de la casa de Dios, porque tenían cargo de la guardia, y tenían cargo de abrir cada mañana.

1 Chronicles 9:28
Algunos de estos tenían cargo de los vasos del ministerio, los cuales se metían por cuenta, y se sacaban por cuenta.

1 Chronicles 9:29
Y algunos de ellos tenían cargo de la bajilla, y de todos los vasos del santuario, y de la harina, y del vino, y del aceite, y del incienso, y de las especierías.

1 Chronicles 9:30
Y algunos de los hijos de los sacerdotes hacían los ungüentos aromáticos.

1 Chronicles 9:31
Y Matatías, uno de los Levitas, primogénito de Sellum Corita, tenía cargo de las cosas que se hacían en la sartén.

1 Chronicles 9:32
Y algunos de los hijos de Caat, y de sus hermanos, tenían el cargo de los panes de la proposición, los cuales ponían por órden cada sábado.

1 Chronicles 9:33
Y de estos había cantores, príncipes de familias por los Levitas, los cuales estaban en sus cámaras, exentos; porque de día y de noche estaban en la obra.

1 Chronicles 9:34
Estos eran príncipes de familias, por los Levitas por sus linajes, príncipes, que habitaban en Jerusalem.

1 Chronicles 9:35
Y en Gabaón habitaban Abigabaón, Jehiel; y el nombre de su mujer era Maaca;

1 Chronicles 9:36
Y su hijo primogénito, Abdón, Sur, Cis, Baal, Ner, Nadab,

1 Chronicles 9:37
Gedor, Ahio, Zacarías, y Macellot.

1 Chronicles 9:38
Ítem, Macellot engendró a Samaán, y estos habitaban en Jerusalem también con sus hermanos enfrente de ellos.

1 Chronicles 9:39
Y Ner engendró a Cis, y Cis engendró a Saul, y Saul engendró a Jonatán, Melquisua, Abinadab, y Esbaal.

1 Chronicles 9:40
E hijo de Jonatán fué Merib-baal: y Merib-baal engendró a Mica.

1 Chronicles 9:41
Y los hijos de Mica fueron Fitón, Melec, Taraa, y Ajaz.

1 Chronicles 9:42
Ajaz engendró a Jara, y Jara engendró a Alamat, Azmot, y Zamrí: y Zamrí engendró a Mosa:

1 Chronicles 9:43
Y Mosa engendró a Banaa, cuyo hijo fué Rafaia, cuyo hijo fué Elasa, cuyo hijo fué Asel:

1 Chronicles 9:44
Y Asel tuvo seis hijos: los nombres de los cuales son Ezricam, Bocru, Ismael, Sarias, Abdías, Hanán: estos fueron los hijos de Asel.

1 Chronicles 10:1
LOS Filisteos pelearon con Israel, e Israel huyó delante de ellos, y cayeron heridos en el monte de Gelboé.

1 Chronicles 10:2
Y los Filisteos siguieron a Saul, y a sus hijos; y mataron los Filisteos a Jonatán, y a Abinadab, y a Melquisua, hijos de Saul.

1 Chronicles 10:3
Y la batalla se agravó sobre Saul, y alcanzáronle los flecheros, y fué herido de los flecheros.

1 Chronicles 10:4
Entónces Saul dijo a su escudero: Saca tu espada, y pásame con ella, porque no vengan estos incircuncisos, y escarnezcan de mí. Mas su escudero no quiso, porque tenía gran miedo. Entónces Saul tomó la espada, y echóse sobre ella.

1 Chronicles 10:5
Y como su escudero vió a Saul muerto, él también se echó sobre su espada y matóse.

1 Chronicles 10:6
Así murió Saul, y sus tres hijos, y toda su casa murió juntamente con él.

1 Chronicles 10:7
Y viendo todos los de Israel que habitaban en el valle, que habían huido, y que Saul y sus hijos eran muertos, dejaron sus ciudades, y huyeron: y vinieron los Filisteos y habitaron en ellas.

1 Chronicles 10:8
Y fué que viniendo el día siguiente los Filisteos a despojar los muertos, hallaron a Saul y a sus hijos tendidos en el monte de Gelboé.

1 Chronicles 10:9
Y después que le hubieron desnudado, tomaron su cabeza, y sus armas, y enviáronlo todo a la tierra de los Filisteos por todas partes, para que fuese denunciado a sus ídolos, y al pueblo.

1 Chronicles 10:10
Y pusieron sus armas en el templo de su dios: y colgaron la cabeza en el templo de Dagón.

1 Chronicles 10:11
Y oyendo todos los de Jabes de Galaad lo que los Filisteos habían hecho de Saul,

1 Chronicles 10:12
Levantáronse todos los valientes hombres, y tomaron el cuerpo de Saul, y los cuerpos de sus hijos, y trajéronlos a Jabes; y enterraron sus huesos debajo del alcornoque en Jabes, y ayunaron siete dias.

1 Chronicles 10:13
Así murió Saul por su rebelión con que se rebeló contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó; y porque consultó al pitón preguntando;

1 Chronicles 10:14
Y no consultó a Jehová; por esta causa le mató, y traspasó el reino a David, hijo de Isaí.

1 Chronicles 11:1
ENTÓNCES todo Israel se juntó a David en Hebrón, diciendo: He aquí, nosotros somos tu hueso y tu carne:

1 Chronicles 11:2
Y demás de esto, ayer y anteayer, aun cuando Saul reinaba, tú sacabas y metias a Israel. También Jehová tu Dios te ha dicho: Tú apacentarás mi pueblo Israel, y tú serás príncipe sobre mi pueblo Israel.

1 Chronicles 11:3
Y vinieron todos los ancianos de Israel al rey en Hebron; y David hizo con ellos alianza en Hebrón delante de Jehová; y ellos ungieron a David por rey sobre Israel, conforme a la palabra de Jehová por mano de Samuel.

1 Chronicles 11:4
Entónces David con todo Israel se fué a Jerusalem, la cual es Jebús, porque allí el Jebuseo era habitador de aquella tierra.

1 Chronicles 11:5
Y los de Jebús dijeron a David: No entrarás acá. Mas David tomó la fortaleza de Sión, que es la ciudad de David.

1 Chronicles 11:6
Y David dijo: El que primero hiriere al Jebuseo, será cabeza y príncipe. Entónces subió Joab, hijo de Sarvia, el primero, y fué hecho príncipe.

1 Chronicles 11:7
Y David habitó en la fortaleza, y por esto la llamáron la ciudad de David.

1 Chronicles 11:8
Y edificó la ciudad al derredor desde Melo hasta la cerca: y Joab reparó el resto de la ciudad.

1 Chronicles 11:9
Y David se aumentaba, yendo creciendo, y Jehová de los ejércitos era con él.

1 Chronicles 11:10
Estos son los capitanes de los valientes hombres que David tuvo, y los que le ayudaron en su reino, con todo Israel, para hacerle rey sobre Israel, conforme a la palabra de Jehová.

1 Chronicles 11:11
Y este es el número de los valientes que David tuvo: Jesbaán, hijo de Hacamoní, príncipe de los treinta, el cual blandió su lanza una vez contra trescientos, a los cuales mató.

1 Chronicles 11:12
Tras este fué Eleasar, hijo de Dodo, Ahohita, el cual era entre los tres valientes.

1 Chronicles 11:13
Este estaba con David en Fesdomim, estando allí juntos en batalla los Filisteos: y había allí una suerte de tierra llena de cebada, y huyendo el pueblo delante de los Filisteos,

1 Chronicles 11:14
Ellos se pusieron en medio de la haza, y la defendieron, y vencieron a los Filisteos; y salvó Jehová de gran salud.

1 Chronicles 11:15
Ítem, tres de los treinta principales, descendieron a la peña a David, a la cueva de Odollam, estando el campo de los Filisteos en el valle de Refaim.

1 Chronicles 11:16
Y David estaba entónces en la fortaleza, y el alojamiento de los Filisteos estaba en Belén.

1 Chronicles 11:17
Entónces David deseó, y dijo: ¡Oh quién me diese a beber de las aguas del pozo de Belén, que está a la puerta!

1 Chronicles 11:18
Entónces aquellos tres rompieron por el campo de los Filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén, que está a la puerta: y tomaron, y trajéronla a David: mas él no la quiso beber, mas derramóla a Jehová, y dijo:

1 Chronicles 11:19
Guárdeme mi Dios de hacer esto: ¿había yo de beber la sangre de estos varones con sus vidas, que con el peligro de sus vidas la han traido? Y no la quiso beber. Esto hicieron aquellos tres valientes.

1 Chronicles 11:20
Ítem, Abisaí, hermano de Joab, era cabeza de los tres, el cual blandió su lanza sobre trescientos, a los cuales hirió: y en los tres fué nombrado.

1 Chronicles 11:21
Y fué el más ilustre de los tres, en los segundos; y fué príncipe de ellos: mas no llegó a los tres primeros.

1 Chronicles 11:22
Banaías, hijo de Joiada, hijo de varón de esfuerzo, de grandes hechos, de Cabseel. Este venció los dos leones de Moab. El mismo descendió, e hirió un león en mitad de un foso en tiempo de nieve.

1 Chronicles 11:23
El mismo venció a un Egipcio, hombre de medida de cinco codos: y el Egipcio traía una lanza como un enjullo de tejedor: y él descendió a él con un baston; y arrebató al Egipcio la lanza de la mano, y matóle con su misma lanza.

1 Chronicles 11:24
Esto hizo Banaías, hijo de Joiada, y fué nombrado entre los tres valientes,

1 Chronicles 11:25
Y fué el más honrado de los treinta, mas no llegó a los tres. A este puso David en su consejo.

1 Chronicles 11:26
Y los valientes de los ejércitos fueron Asael, hermano de Joab, y Elcanán, hijo de Dodo, de Belén,

1 Chronicles 11:27
Samot Arotita, Helles Falonita,

1 Chronicles 11:28
Ira, hijo de Acces Tecuita, Abiezer Anatotita,

1 Chronicles 11:29
Sobocai Husatita, Ilai Ahohita,

1 Chronicles 11:30
Maharai Netofatita, Heled, hijo de Baana Netofatita,

1 Chronicles 11:31
Etai, hijo de Ribai, de Gabaat, de los hijos de Benjamín, Banaías Paratonita,

1 Chronicles 11:32
Hurai del río de Gaas, Abiel Arbatita,

1 Chronicles 11:33
Azmot Bauramita, Eliaba Salabonita.

1 Chronicles 11:34
Los hijos de Assem Gezonita, Jonatán, hijo de Sage Ararita,

1 Chronicles 11:35
Ahiam, hijo de Sacar Ararita, Elifal, hijo de Ur,

1 Chronicles 11:36
Hefer Meceratita, Ahia Felonita,

1 Chronicles 11:37
Jesro Carmelita, Naharari, hijo de Azbai,

1 Chronicles 11:38
Joel hermano de Natán, Mibahar, hijo de Hagarai,

1 Chronicles 11:39
Selec Ammonita, Naharai Berotita, escudero de Joab, hijo de Sarvia,

1 Chronicles 11:40
Ira Jetreo, Gareb Jetreo,

1 Chronicles 11:41
Urías Jetteo, Zabad, hijo de Alai,

1 Chronicles 11:42
Adina, hijo de Siza Rubenita, príncipe de los Rubenitas, y con él treinta.

1 Chronicles 11:43
Hanán, hijo de Maaca, y Josafat Matanita,

1 Chronicles 11:44
Ozías Astarotita, Samma, y Jehiel, hijo de Hotán Arorita,

1 Chronicles 11:45
Jedihiel, hijo de Samrí, y Joha su hermano Tosaita,

1 Chronicles 11:46
Eliel Mahumita, Jeribai, y Josaia, hijo de Elnaam, y Jetma Moabita,

1 Chronicles 11:47
Eliel, y Obed, y Jasiel Mosobia.

1 Chronicles 12:1
ESTOS son los que vinieron a David a Siceleg estando él aun encerrado por causa de Saul, hijo de Cis: y eran de los valientes, ayudadores de la guerra,

1 Chronicles 12:2
Armados de arcos, y usaban de ámbas manos en tirar piedras con honda, y en tirar saetas con arco, de los hermanos de Saul, de Benjamín.

1 Chronicles 12:3
El principal era Ahiezer, y Joas, hijos de Samaa Gabaatita; y Jaziel, y Fallet, hijos de Azmot; y Baraca, y Jehú Anatotita.

1 Chronicles 12:4
Ítem, Ismaias Gabaonita, valiente entre los treinta, y más que los treinta. Y Jeremías, Jeheziel, Joanán, Jezabad Gaderotita,

1 Chronicles 12:5
Eluzai, y Jerimut, Baalias, Samarias y Safatias Harufita,

1 Chronicles 12:6
Elcana, y Jesias, y Azarael, Joezer, y Jesbaam de Carehim;

1 Chronicles 12:7
Ítem, Joela, y Zabadías, hijos de Jeroham de Gedor.

1 Chronicles 12:8
Y también de los de Gad se huyeron algunos a David en la fortaleza en el desierto, valientes de fuerzas, y hombres de guerra para pelear, puestos en órden con escudo y pavés: sus rostros como rostros de leones, y ligeros como las cabras monteses.

1 Chronicles 12:9
Eser era el capitán, Abdías el segundo, Eliab el tercero,

1 Chronicles 12:10
Masmana el cuatro, Jeremías el quinto,

1 Chronicles 12:11
Ethi el sexto, Eliel el séptimo,

1 Chronicles 12:12
Joanán el octavo, Elzebad el nono,

1 Chronicles 12:13
Jeremías el décimo, Macbaani el onceno.

1 Chronicles 12:14
Estos fueron los capitanes del ejército de los hijos de Gad. El menor de ellos tenía cargo de cien hombres de guerra, y el mayor de mil.

1 Chronicles 12:15
Estos pasaron el Jordán en el mes primero, cuando había salido sobre todas sus riberas; e hicieron huir a todos los de los valles al oriente y al poniente.

1 Chronicles 12:16
Asimismo algunos de los hijos de Benjamín y de Judá vinieron a David a la fortaleza.

1 Chronicles 12:17
Y David salió a ellos, y hablóles diciendo: Si habéis venido a mí para paz y para ayudarme, mi corazón me será unido con vosotros: mas si para engañarme por mis enemigos, siendo mis manos sin iniquidad, véalo el Dios de nuestros padres, y argúyalo.

1 Chronicles 12:18
Entónces el espíritu se en vistió en Amasai, príncipe de treinta, y dijo: Por tí, oh David, y contigo, oh hijo de Isaí. Paz, paz contigo, y paz con tus ayudadores; pues que también tu Dios te ayuda. Y David los recibió, y púsolos entre los capitanes de la cuadrilla.

1 Chronicles 12:19
También se pasaron a David algunos de Manasés, cuando vino con los Filisteos a la batalla contra Saul, aunque no les ayudaron: porque los sátrapas de los Filisteos, habido consejo, le enviaron, diciendo: Con nuestras cabezas se pasará a su señor Saul.

1 Chronicles 12:20
Así que viniendo él a Siceleg se pasaron a él de los de Manasés, Ednas, Jozabad, Jedihiel, Micael, Jozabad, Eliud, y Salati, príncipes de millares de los de Manasés.

1 Chronicles 12:21
Estos ayudaron a David contra aquella compañía: porque todos ellos eran valientes hombres, y fueron capitanes en el ejército.

1 Chronicles 12:22
Porque entónces todos los dias venía ayuda a David, hasta que se hizo un grande ejército, como ejército de Dios.

1 Chronicles 12:23
Y este es el número de los príncipes de los que estaban a punto de guerra, y vinieron a David en Hebrón, para traspasarle el reino de Saul, conforme a la palabra de Jehová.

1 Chronicles 12:24
De los hijos de Judá que traían escudo y lanza, seis mil y ochocientos, a punto de guerra.

1 Chronicles 12:25
De los hijos de Simeón valientes hombres de esfuerzo para la guerra, siete mil y ciento.

1 Chronicles 12:26
De los hijos de Leví, cuatro mil y seiscientos.

1 Chronicles 12:27
Ítem, Joiada príncipe de Aarón, y con él tres mil y siete cientos.

1 Chronicles 12:28
Y Sadoc, jóven valiente de fuerzas, y de la familia de su padre, veinte y dos príncipes.

1 Chronicles 12:29
De los hijos de Benjamín hermanos de Saul, tres mil: porque aun en aquel tiempo muchos de ellos tenían la guarda de la casa de Saul.

1 Chronicles 12:30
Y de los hijos de Efraim, veinte mil y ochocientos valientes de esfuerzo, varones ilustres en las casas de sus padres.

1 Chronicles 12:31
De la media tribu de Manasés, diez y ocho mil, los cuales fueron tomados por lista, para venir a poner a David por rey.

1 Chronicles 12:32
Ítem, de los hijos de Isacar, doscientos príncipes entendidos en los tiempos, y sabios de lo que Israel había de hacer; cuyo dicho seguían todos sus hermanos.

1 Chronicles 12:33
Ítem, de Zabulón cincuenta mil, que salían en batalla a punto de guerra, con todas armas de guerra, aparejados a pelear sin doblez de corazón.

1 Chronicles 12:34
Ítem, de Neftalí mil príncipes, y con ellos treinta y siete mil con escudo y lanza.

1 Chronicles 12:35
De los de Dan, dispuestos a pelear, veinte y ocho mil y seiscientos.

1 Chronicles 12:36
Ítem, de Aser, a punto de guerra, y aparejados a pelear, cuarenta mil.

1 Chronicles 12:37
Ítem, de la otra parte del Jordán, de los de Rubén, y de los de Gad, y de la media tribu de Manasés, ciento y veinte mil, con toda suerte de armas de guerra.

1 Chronicles 12:38
Todos estos hombres de guerra a punto de guerra, vinieron con corazón perfecto a Hebrón, para poner a David por rey sobre todo Israel; y asimismo todos los demás de Israel tenían un corazón para poner a David por rey.

1 Chronicles 12:39
Y estuvieron allí con David tres dias, comiendo y bebiendo; porque sus hermanos les habían aparejado.

1 Chronicles 12:40
Y asimismo los que les eran vecinos, hasta Isacar, y Zabulón, y Neftalí, trajeron pan en asnos, y camellos, y mulos, y bueyes; comida, y harina, masas de higos, y pasas, vino, y aceite, bueyes, y ovejas en abundancia: porque en Israel había alegría.

1 Chronicles 13:1
ENTÓNCES David tomó consejo con los capitanes de los millares y de los cientos, y con todos los príncipes.

1 Chronicles 13:2
Y dijo David a toda la congregación de Israel: Si os parece bien, y de Jehová nuestro Dios, enviaremos a todas partes a nuestros hermanos que han quedado en todas las tierras de Israel, y con ellos a los sacerdotes y Levitas en sus ciudades y ejidos, que se junten con nosotros.

1 Chronicles 13:3
Y traigamos el arca de nuestro Dios a nosotros; porque desde el tiempo de Saul no la hemos buscado.

1 Chronicles 13:4
Y dijeron toda la congregación, que se hiciese así: porque la cosa parecía bien a todo el pueblo.

1 Chronicles 13:5
Entónces David juntó a todo Israel, desde Sihor de Egipto hasta entrar en Emat, para que trajesen el arca de Dios de Cariat-jarim.

1 Chronicles 13:6
Y subió David, y todo Israel a Baalata de Cariat-jarim, que es en Judá, para pasar de allí el arca de Jehová Dios que habita entre los querubines, sobre la cual su nombre es invocado.

1 Chronicles 13:7
Y llevaron el arca de Dios sobre un carro nuevo de la casa de Abinadab: y Oza y su hermano guiaban el carro.

1 Chronicles 13:8
Y David, y todo Israel hacían alegrías delante de Dios con todas sus fuerzas, con canciones, arpas, salterios, tamborinos, címbalos, y trompetas.

1 Chronicles 13:9
Y como llegaron a la era de Quidón, Oza extendió su mano al arca, para tenerla; porque los bueyes se apartaban.

1 Chronicles 13:10
Y el furor de Jehová se encendió contra Oza, e hirióle, porque había extendido su mano al arca: y murió allí delante de Dios.

1 Chronicles 13:11
Y David tuvo pesar, porque Jehová había hecho rotura en Oza: y llamó a aquel lugar Perezoza hasta hoy.

1 Chronicles 13:12
Y David temió a Dios aquel día, y dijo: ¿Cómo meteré yo conmigo el arca de Dios?

1 Chronicles 13:13
Y no trajo David a su casa el arca en la ciudad de David, sino llevóla a casa de Obed-edom Geteo.

1 Chronicles 13:14
Y el arca de Dios estuvo en casa de Obed-edom, en su casa, tres meses: y bendijo Jehová la casa de Obed-edom, y todas las cosas que tenía.

1 Chronicles 14:1
É HIRAM rey de Tiro envió embajadores a David, y madera de cedro, y albañiles, y carpinteros, que le edificasen una casa.

1 Chronicles 14:2
Y entendiendo David que Jehová le había confirmado por rey sobre Israel, y que había ensalzado su reino sobre su pueblo Israel,

1 Chronicles 14:3
Tomó aun David mujeres en Jerusalem, y engendró David aun hijos e hijas.

1 Chronicles 14:4
Y estos son los nombres de los que le nacieron en Jerusalem: Samua, Sobad, Natán, Salomón,

1 Chronicles 14:5
Jebahar, Elisua, Elifalet,

1 Chronicles 14:6
Noga, Nafeg, Jafías,

1 Chronicles 14:7
Elisama, Baal-jada, y Elifalet.

1 Chronicles 14:8
Y oyendo los Filisteos, que David era ungido por rey sobre todo Israel, subieron todos los Filisteos en busca de David. Y como David lo oyó, salió contra ellos.

1 Chronicles 14:9
Y vinieron los Filisteos, y extendiéronse por el valle de Rafaim.

1 Chronicles 14:10
Y David consultó a Dios, diciendo: ¿Subiré contra los Filisteos? ¿Entregarlos has en mi mano? Y Jehová le dijo: Sube, que yo los entregaré en tus manos.

1 Chronicles 14:11
Entónces subieron en Baalperazim, y allí los hirió David. Y David dijo: Dios rompió mis enemigos por mi mano como se rompen las aguas. Por esto llamaron el nombre de aquel lugar Baalperazim.

1 Chronicles 14:12
Y dejaron allí sus dioses, y David dijo, que los quemasen a fuego.

1 Chronicles 14:13
Y volviendo los Filisteos a extenderse por el valle,

1 Chronicles 14:14
David volvió a consultar a Dios, y Dios le dijo: No subas tras ellos; sino rodealos, para venir a ellos por delante de los morales.

1 Chronicles 14:15
Y como oyeres venir un estruendo por las copas de los morales, sal luego a la batalla: porque Dios saldrá delante de tí, y herirá el campo de los Filisteos.

1 Chronicles 14:16
Y David lo hizo como Dios le mandó; e hirieron el campo de los Filisteos, desde Gabaón hasta Gazera.

1 Chronicles 14:17
Y el nombre de David fué divulgado por todas aquellas tierras; y puso Jehová el temor de David sobre todas las gentes.

1 Chronicles 15:1
HIZO también casas para sí en la ciudad de David, y labró un lugar para el arca de Dios, y tendióle una tienda.

1 Chronicles 15:2
Entónces dijo David: El arca de Dios no debe ser traida sino por los Levitas, porque a ellos ha elegido Jehová para que lleven el arca de Jehová y le sirvan perpetuamente.

1 Chronicles 15:3
Y juntó David a todo Israel en Jerusalem, para que pasasen el arca de Jehová a su lugar, que él le había aparejado.

1 Chronicles 15:4
Juntó también David a los hijos de Aarón, y a los Levitas:

1 Chronicles 15:5
De los hijos de Caat; Uriel el principal, y sus hermanos, ciento y veinte:

1 Chronicles 15:6
De los hijos de Merari; Asaías el principal, y sus hermanos, doscientos y veinte:

1 Chronicles 15:7
De los hijos de Gerson; Joel el principal, y sus hermanos, ciento y treinta:

1 Chronicles 15:8
De los hijos de Elisafán; Semeías el principal, y sus hermanos, doscientos:

1 Chronicles 15:9
De los hijos de Hebron; Eliel el principal, y sus hermanos, ochenta:

1 Chronicles 15:10
De los hijos de Oziel; Aminadab el principal, y sus hermanos, ciento y doce.

1 Chronicles 15:11
Y llamó también David a Sadoc, y a Abiatar sacerdotes, y a los Levitas, Uriel, Asaías, Joel, Semeías, Eliel, y Aminadab,

1 Chronicles 15:12
Y díjoles: Vosotros que sois los príncipes de padres entre los Levitas, santificáos a vosotros, y a vuestros hermanos, y pasád el arca de Jehová Dios de Israel al lugar que le he aparejado.

1 Chronicles 15:13
Porque por no haberlo hecho así vosotros la primera vez, Jehová nuestro Dios hizo en nosotros rotura; por cuanto no le buscamos según la ordenanza.

1 Chronicles 15:14
Así los sacerdotes y los Levitas se santificaron para traer el arca de Jehová Dios de Israel.

1 Chronicles 15:15
Y los hijos de los Levitas trajeron el arca de Dios, como lo había mandado Moisés, conforme a la palabra de Jehová, puesta sobre sus hombros las barras.

1 Chronicles 15:16
Asimismo dijo David a los principales de los Levitas, que constituyesen de sus hermanos cantores, con instrumentos de música, con salterios, y arpas, y címbalos, que resonasen, y alzasen la voz en alegría.

1 Chronicles 15:17
Y los Levitas constituyeron a Hemán, hijo de Joel; y de sus hermanos, a Asaf, hijo de Baraquías; y de los hijos de Merari, y de sus hermanos, a Etán, hijo de Casaias:

1 Chronicles 15:18
Y con ellos a sus hermanos de la segunda órden, a Zacarías, Ben, y Jaziel: Semiramot, Jahiel, Ani, Eliab, Banaías, Maasias, y Matatias, Elifalu, Macenías, Obed-edom y Jehiel, los porteros.

1 Chronicles 15:19
Ítem, Emán, Asaf, y Etán eran cantores, los cuales alzaban su voz con címbalos de metal.

1 Chronicles 15:20
Y Zacarías, Oziel, Semiramot, Jahiel, Ani, Eliab, Maasias, y Banaías, con salterios sobre Alamot.

1 Chronicles 15:21
Ítem, Matatías, Elifalu, Macenías, Obed-edom, Jehiel, y Ozazías cantaban con arpas en la octava sobrepujando.

1 Chronicles 15:22
Y Conenías, príncipe de los Levitas, en la profecía, porque él presidía en la profecía, por cuanto era entendido.

1 Chronicles 15:23
Y Baraquías y Elcana eran los porteros del arca.

1 Chronicles 15:24
Ítem, Sebenías, Josafat, Natanael, Amasai, Zacarías, Banaías, y Eliezer, sacerdotes, tocaban las trompetas delante del arca de Dios: y Obed-edom, y Jahias eran porteros del arca.

1 Chronicles 15:25
Y David, y los ancianos de Israel, y los capitanes de los millares fueron a traer el arca del concierto de Jehová de casa de Obed-edom con alegrías.

1 Chronicles 15:26
Y ayudando Dios a los Levitas que llevaban el arca del concierto de Jehová, sacrificaban siete novillos y siete carneros.

1 Chronicles 15:27
Y David iba vestido de lino fino, y también todos los Levitas que llevaban el arca, y asimismo los cantores: y Conenías era príncipe de la profecía de los cantores. Y David llevaba sobre sí un efod de lino.

1 Chronicles 15:28
De esta manera todo Israel llevaban el arca del concierto de Jehová con júbilo, y sonido de bocinas, y de trompetas, y de címbalos, y salterios, y arpas, haciendo sonido.

1 Chronicles 15:29
Y como el arca del concierto de Jehová llegó a la ciudad de David, Micol, hija de Saul, mirando por una ventana vió al rey David que saltaba y bailaba, y menosprecióle en su corazón.

1 Chronicles 16:1
ASÍ trajeron el arca de Dios: y asentáronla en medio de la tienda, que David había tendido para ella; y ofrecieron holocaustos y pacificos delante Dios.

1 Chronicles 16:2
Y como David hubo acabado de ofrecer los holocaustos y los pacíficos, bendijo al pueblo en el nombre de Jehová.

1 Chronicles 16:3
Y repartió a todo Israel, así hombres como mujeres, a cada uno una torta de pan, y una pieza de carne, y un frasco de vino.

1 Chronicles 16:4
Y puso delante del arca de Jehová ministros de los Levitas que contasen, y glorificasen, y loasen a Jehová Dios de Israel.

1 Chronicles 16:5
Asaf era el primero: el segundo después de él Zacarías, Jeiel, Semiramot, Jahiel, Matatías, Eliab, Banaías, Obed-edom, y Jehiel, con sus instrumentos de salterios y arpas; y Asaf resonaba con címbalos;

1 Chronicles 16:6
Y Banaías y Jahiel, sacerdotes, continuamente con trompetas delante del arca del concierto de Dios.

1 Chronicles 16:7
Entónces en aquel día dió David principió a glorificar, con sus salmos, a Jehová por mano de Asaf, y de sus hermanos:

1 Chronicles 16:8
Alabád a Jehová, invocád su nombre, hacéd notorias en los pueblos sus obras.

1 Chronicles 16:9
Cantád a él, salmeád a él, hablád de todas sus maravillas.

1 Chronicles 16:10
Gloriáos en su santo nombre, alégrese el corazón de los que buscan a Jehová.

1 Chronicles 16:11
Buscád a Jehová y a su fortaleza: buscád su rostro continuamente.

1 Chronicles 16:12
Hacéd memoria de sus maravillas, que ha hecho, de sus prodigios, y de los juicios de su boca;

1 Chronicles 16:13
Simiente de Israel su siervo, hijos de Jacob sus escogidos.

1 Chronicles 16:14
Jehová, él es nuestro Dios; sus juicios en toda la tierra.

1 Chronicles 16:15
Hacéd memoria de su alianza perpetuamente, y de la palabra que él mandó en mil generaciones.

1 Chronicles 16:16
La cual él concertó con Abraham, y de su juramento a Isaac.

1 Chronicles 16:17
La cual él confirmó a Jacob por estatuto, y a Israel en concierto eterno,

1 Chronicles 16:18
Diciendo: A tí daré la tierra de Canaán, cuerda de vuestra herencia:

1 Chronicles 16:19
Siendo vosotros pocos hombres en número, y peregrinos en ella.

1 Chronicles 16:20
Y anduvieron de nación en nación, y de un reino a otro pueblo.

1 Chronicles 16:21
No permitió que nadie los oprimiese: ántes por amor de ellos castigó los reyes.

1 Chronicles 16:22
No toquéis a mis ungidos, ni hagáis mal a mis profetas.

1 Chronicles 16:23
Cantád a Jehová toda la tierra: anunciád cada día su salud.

1 Chronicles 16:24
Contád entre las gentes su gloria, y en todos los pueblos sus maravillas.

1 Chronicles 16:25
Porque grande es Jehová, y digno de ser grandemente loado, y de ser temido sobre todos los dioses.

1 Chronicles 16:26
Porque todos los dioses de los pueblos son nada: mas Jehová hizo los cielos.

1 Chronicles 16:27
Potencia y hermosura están delante de él: fortaleza y alegría en su morada.

1 Chronicles 16:28
Atribuíd a Jehová, oh familias de pueblos, atribuíd a Jehová gloria y poderío.

1 Chronicles 16:29
Atribuíd a Jehová la gloria de su nombre: traéd presente, y veníd delante de él: prostráos delante de Jehová en la hermosura de su santidad.

1 Chronicles 16:30
Teméd delante de su presencia toda la tierra: que el mundo está afirmando para que no se mueva.

1 Chronicles 16:31
Los cielos se alegren, y la tierra se goce; y digan en las naciones extrañas: Jehová reina.

1 Chronicles 16:32
La mar truene, y todo lo que en ella está: alégrese el campo, y todo lo que contiene.

1 Chronicles 16:33
Entónces cantarán los árboles de los bosques delante de Jehová; porque viene a juzgar la tierra.

1 Chronicles 16:34
Confesád a Jehová, porque es bueno; porque su misericordia es eterna.

1 Chronicles 16:35
Y decíd: Sálvanos, Dios, salud nuestra: júntanos, y líbranos de las gentes, para que glorifiquemos tu santo nombre, y nos gloriemos en tu alabanza.

1 Chronicles 16:36
Bendito sea Jehová Dios de Israel de eternidad a eternidad: y digan todos los pueblos: Amén, y alabanza a Jehová.

1 Chronicles 16:37
Y dejó allí delante del arca del concierto de Jehová a Asaf y a sus hermanos, para que ministrasen continuamente delante del arca, cada cosa en su día.

1 Chronicles 16:38
Y a Obed-edom, y a sus hermanos sesenta y ocho; y a Obed-edom, hijo de Iditún, y a Oza, por porteros:

1 Chronicles 16:39
Y a Sadoc el sacerdote, y a sus hermanos los sacerdotes, delante del tabernáculo de Jehová, en el alto que estaba en Gabaón,

1 Chronicles 16:40
Para que sacrificasen holocaustos a Jehová en el altar del holocausto continuamente, mañana y tarde, conforme a todo lo que está escrito en la ley de Jehová, que el mandó a Israel.

1 Chronicles 16:41
Y con ellos a Hemán, y a Iditún, y los otros escogidos, declarados por sus nombres, para glorificar a Jehová: porque su misericordia es eterna.

1 Chronicles 16:42
Y con ellos a Hemán, y a Iditún con trompetas y címbalos para sonar, con otros instrumentos de música de Dios: y los hijos de Iditún por porteros.

1 Chronicles 16:43
Y todo el pueblo se fué cada uno a su casa: y David se volvió para bendecir su casa.

1 Chronicles 17:1
Y ACONTECIÓ que morando David en su casa, David dijo al profeta Natán: He aquí, yo habito en casa de cedro, y el arca del concierto de Jehová debajo de cortinas.

1 Chronicles 17:2
Y Natán dijo a David: Haz todo lo que está en tu corazón, porque Dios es contigo.

1 Chronicles 17:3
En aquella misma noche fué palabra de Dios a Natán, diciendo:

1 Chronicles 17:4
Vé y dí a David mi siervo: Así dijo Jehová: Tú no me edificarás casa en que habite;

1 Chronicles 17:5
Porque no he habitado en casa alguna desde el día que saqué a los hijos de Israel hasta hoy: ántes estuve de tienda en tienda, y de tabernáculo en tabernáculo.

1 Chronicles 17:6
En todo cuanto anduve con todo Israel, ¿hablé una palabra a alguno de los jueces de Israel, a los cuales mandé que apacentasen mi pueblo, para decirles: Por qué no me edificáis una casa de cedro?

1 Chronicles 17:7
Por tanto ahora dirás a mi siervo David: Así dijo Jehová de los ejércitos: Yo te tomé de la majada de detrás del ganado, para que fueses príncipe sobre mi pueblo Israel:

1 Chronicles 17:8
Y he sido contigo en todo cuanto has andado: y he talado a todos tus enemigos de delante de tí, y héte hecho grande nombre, como el nombre de los grandes que son en la tierra.

1 Chronicles 17:9
Asimismo he puesto lugar a mi pueblo Israel, y le he plantado para que habite por sí, y que no sea más con movido; ni los hijos de iniquidad le consumirán más, como ántes.

1 Chronicles 17:10
Y desde el tiempo que puse los jueces sobre mi pueblo Israel, humillé a todos tus enemigos; y te hice anunciar: Jehová te ha de edificar casa.

1 Chronicles 17:11
Y será, que cuando tus dias fueren cumplidos para irte con tus padres, despertaré tu simiente después de tí, la cual será de tus hijos: y afirmaré su reino.

1 Chronicles 17:12
Este me edificará casa, y yo confirmaré su trono eternalmente.

1 Chronicles 17:13
Yo le seré por padre, y él me será por hijo: y no quitaré de él mi misericordia, como la quité de aquel que fué ántes de tí:

1 Chronicles 17:14
Mas yo le confirmaré en mi casa, y en mi reino eternalmente: y su trono será firme para siempre.

1 Chronicles 17:15
Conforme a todas estas palabras, y conforme a toda esta visión, así habló Natán a David.

1 Chronicles 17:16
Y entró el rey David, y estuvo delante de Jehová, y dijo: Jehová Dios, ¿quién soy yo, y cual es mi casa, que me has traido hasta este lugar?

1 Chronicles 17:17
Y aun esto, oh Dios, te ha parecido poco, sino que hayas hablado de la casa de tu siervo para más léjos, y me hayas mirado como a un hombre excelente, Jehová Dios.

1 Chronicles 17:18
¿Qué más puede añadir David, pidiendo de tí para glorificar tu siervo? Mas tú conoces a tu siervo.

1 Chronicles 17:19
Oh Jehová, por amor de tu siervo, y según tu corazón has hecho toda esta grandeza, para hacer notorias todas tus grandezas.

1 Chronicles 17:20
Jehová, no hay semejante a tí, ni hay Dios sino tu, según todas las cosas que habemos oido con nuestros oidos.

1 Chronicles 17:21
¿Y qué gente hay en la tierra como tu pueblo Israel, cuyo Dios fuese y se redimiese un pueblo, para hacerte nombre, grandezas, y maravillas, echando las gentes de delante de tu pueblo, que tú redimiste de Egipto?

1 Chronicles 17:22
Tú te has puesto a tu pueblo Israel, que sea tu pueblo para siempre, y que tú, Jehová, fueses su Dios.

1 Chronicles 17:23
Ahora pues, Jehová, la palabra que has hablado acerca de tu siervo y de su casa, sea firme para siempre, y haz como has dicho.

1 Chronicles 17:24
Y permanezca, y sea engrandecido tu nombre para siempre, para que se diga: Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, es Dios de Israel, y la casa de tu siervo David sea firme delante de tí.

1 Chronicles 17:25
Porque tú, Dios mío, revelaste al oido a tu siervo que le has de edificar casa, por tanto tu siervo ha tomado atrevimiento de orar delante de tí.

1 Chronicles 17:26
Ahora pues, Jehová, tú eres el Dios que has hablado de tu siervo este bien.

1 Chronicles 17:27
Y ahora has querido bendecir la casa de tu siervo, para que permanezca perpetuamente delante de tí: porque tu Jehová la has bendecido, y será bendita para siempre.

1 Chronicles 18:1
DESPUÉS de estas cosas acon- teció, que David hirió a los Filisteos, y los humilló; y tomó a Get, y a sus villas de mano de los Filisteos.

1 Chronicles 18:2
También hirió a Moab; y los Moabitas fueron siervos de David, trayéndole presente.

1 Chronicles 18:3
Asimismo hirió David a Adarezer rey de Soba en Hemat, yendo él a afirmar su término al río de Éufrates.

1 Chronicles 18:4
Y tomóles David mil carros, y siete mil de a caballo, y veinte mil hombres de a pié: y desjarretó David todos los carros; mas dejó cien carros.

1 Chronicles 18:5
Y viniendo Siria, la de Damasco, en ayuda de Adarezer rey de Soba, David hirió de los Siros veinte y dos mil varones.

1 Chronicles 18:6
Y puso David guarnición en Siria, la de Damasco, y los Siros fueron hechos siervos de David, trayéndole presente: porque Jehová salvaba a David donde quiera que iba.

1 Chronicles 18:7
Tomó también David los escudos de oro, que traían los siervos de Adarezer, y metiólos en Jerusalem.

1 Chronicles 18:8
Asimismo de Tebat, y de Cun, ciudades de Adarezer, tomó David muy mucho metal, de que Salomón hizo el mar de metal, las columnas, y vasos de metal.

1 Chronicles 18:9
Y oyendo Tou rey de Hemat, que David había deshecho a todo el ejército de Adarezer rey de Soba,

1 Chronicles 18:10
Envió a Adoram su hijo al rey David a saludarle, y a bendecirle por haber peleado con Adarezer, y haberle vencido: porque Tou tenía guerra con Adarezer. Y envióle todos los vasos de oro, de plata, y de metal;

1 Chronicles 18:11
Los cuales el rey David dedicó a Jehová, con la plata y oro que había tomado de todas las naciones, de Edom, de Moab, de los hijos de Ammón, de los Filisteos, y de Amalec.

1 Chronicles 18:12
Ítem, Abisaí, hijo de Sarvia, hirió a Edom en el valle de la sal diez y ocho mil hombres.

1 Chronicles 18:13
Y puso guarnición en Edom, y todos los Idumeos fueron siervos de David: porque Jehová guardaba a David donde quiera que iba.

1 Chronicles 18:14
Y reinó David sobre todo Israel, y hacía juicio y justicia a todo su pueblo.

1 Chronicles 18:15
Y Joab, hijo de Sarvia, era general del ejército, y Josafat, hijo de Ahilud, canciller.

1 Chronicles 18:16
Y Sadoc, hijo de Aquitob, y Abimelec, hijo de Abiatar, eran sacerdotes; y Susa el escriba.

1 Chronicles 18:17
Ítem, Banaías, hijo de Joiada, era sobre los Cereteos y Feleteos: y los hijos de David eran los príncipes a la mano del rey.

1 Chronicles 19:1
DESPUÉS de estas cosas acon- teció que Naas rey de los hijos de Ammón murió, y reinó en su lugar Hanón su hijo.

1 Chronicles 19:2
Y dijo David: Yo haré misericordia con Hanón, hijo de Naas, porque también su padre hizo conmigo misericordia. Así David envió embajadores, que le consolasen de la muerte de su padre. Y venidos los siervos de David en la tierra de los hijos de Ammón a Hanón, para consolarle,

1 Chronicles 19:3
Los príncipes de los hijos de Ammón dijeron a Hanon: ¿Honra ahora David a tu padre a tu parecer, que te ha enviado consoladores? ¿No vienen ántes sus siervos a tí para escudriñar, e inquirir, y reconocer la tierra?

1 Chronicles 19:4
Entónces Hanón tomó los siervos de David, y rapólos, y cortóles los vestidos por medio hasta las nalgas, y enviólos.

1 Chronicles 19:5
Y ellos se fueron, y fué dada la nueva a David de aquellos varones, y él envió a recebirlos, porque estaban muy afrentados. Y díjoles el rey: Estáos en Jericó hasta que os crezca la barba, y entónces volveréis.

1 Chronicles 19:6
Y viendo los hijos de Ammón que se habían hecho odiosos a David, envió Hanón y los hijos de Ammón mil talentos de plata, para tomar a sueldo de la Siria de los ríos, y de la Siria de Maaca, y de Soba, carros y gente de a caballo.

1 Chronicles 19:7
Y tomaron a sueldo treinta y dos mil carros, y al rey de Maaca y a su pueblo; los cuales vinieron, y asentaron su campo delante de Medaba. Y juntáronse también los hijos de Ammón de sus ciudades, y vinieron a la guerra.

1 Chronicles 19:8
David oyéndolo, envió a Joab, y a todo el ejército de los valientes hombres.

1 Chronicles 19:9
Y los hijos de Ammón salieron, y ordenaron su escuadron a la entrada de la ciudad; y los reyes que habían venido estaban por sí en el campo.

1 Chronicles 19:10
Y viendo Joab que la haz de la batalla estaba contra él delante y a las espaldas, escogió de todos los más escogidos que había en Israel, y ordenó su escuadrón contra los Siros.

1 Chronicles 19:11
Y la resta del pueblo le puso en mano de Abisaí su hermano, ordenándoles en escuadrón contra los Ammonitas.

1 Chronicles 19:12
Y dijo: Si los Siros fueren más fuertes que yo, tú me salvarás; y si los Ammonitas fueren más fuertes que tú, yo te salvaré.

1 Chronicles 19:13
Esfuérzate, y esforcémosnos por nuestro pueblo, y por las ciudades de nuestro Dios; y haga Jehová lo que bien le pareciere.

1 Chronicles 19:14
Y acercóse Joab y el pueblo que tenía consigo para pelear con los Siros; mas ellos huyeron delante de él.

1 Chronicles 19:15
Entónces los hijos de Ammón viendo que los Siros habían huido, huyeron también ellos delante de Abisaí su hermano, y entráronse en la ciudad. Y Joab se volvió a Jerusalem.

1 Chronicles 19:16
Y viendo los Siros que habían caido delante de Israel, enviaron embajadores, y trajeron a los Siros, que estaban de la otra parte del río, cuyo capitán era Sofac, general del ejército de Adarezer.

1 Chronicles 19:17
Y como el aviso fué dado a David, juntó a todo Israel: y pasando el Jordán vino a ellos, y ordenó contra ellos su ejército. Y como David hubo ordenado su escuadrón contra ellos, ellos pelearon con él.

1 Chronicles 19:18
Mas el Siro huyó delante de Israel, y mató David de los Siros siete mil hombres de los que peleaban en carros, y cuarenta mil hombres de a pié: asimismo mató a Sofac general del ejército.

1 Chronicles 19:19
Y viendo los Siros de Adarezer, que habían caido delante de Israel, concertaron paz con David, y fueron sus siervos: y nunca más el Siro quiso ayudar a los hijos de Ammón.

1 Chronicles 20:1
Y ACONTECIÓ a la vuelta del año, en el tiempo que suelen los reyes salir a la guerra, que Joab sacó las fuerzas del ejército, y destruyó la tierra de los hijos de Ammón, y vino y cercó a Rabba. Y David estaba en Jerusalem: y Joab hirió a Rabba, y destruyóla.

1 Chronicles 20:2
Y David tomó la corona de su rey de encima de su cabeza, y hallóla de peso de un talento de oro, y había en ella piedras preciosas, y fué puesta sobre la cabeza de David. Y además de esto sacó de la ciudad un muy gran despojo.

1 Chronicles 20:3
Y sacó al pueblo, que estaba en ella, y aserrólos con sierras, y con trillos de hierro, y segures. Lo mismo hizo David a todas las ciudades de los hijos de Ammon: y David con todo el pueblo se volvió a Jerusalem.

1 Chronicles 20:4
Después de esto aconteció que se levantó guerra en Gazer con los Filisteos; e hirió Sobocai Husatita a Safai de los hijos de los gigantes, y fueron humillados.

1 Chronicles 20:5
Y volvió a levantarse guerra con los Filisteos, e hirió Elcanán, hijo de Jair, a Lahmi hermano de Goliat Jetteo, cuya asta de lanza era como un enjullo de tejedores.

1 Chronicles 20:6
Y volvió a haber guerra en Get, y hubo allí un varón de medida, el cual tenía seis dedos en cada pié, y seis dedos en cada mano, veinte y cuatro; y también era hijo de Rafa.

1 Chronicles 20:7
Este desafió a Israel, y Jonatán, hijo de Samaa, hermano de David, le hirió.

1 Chronicles 20:8
Estos fueron hijos de Rafa en Get, los cuales cayeron por la mano de David, y de sus siervos.

1 Chronicles 21:1
MAS Satanás se levantó contra Israel, e incitó a David a que contase a Israel.

1 Chronicles 21:2
Y dijo David a Joab y a los príncipes del pueblo: Id, contád a Israel desde Beer-seba hasta Dan, y traédme el número de ellos, para que yo lo sepa.

1 Chronicles 21:3
Y dijo Joab: Añada Jehová a su pueblo cien veces otros tantos. Rey señor mío: ¿no son todos estos siervos de mi señor? ¿Para qué procura esto mi señor? ¿Para qué sea por pecado a Israel?

1 Chronicles 21:4
Mas el mandamiento del rey pudo más que Joab: y salió Joab, y fué por todo Israel; y volvió a Jerusalem, y dió Joab la cuenta del número del pueblo a David.

1 Chronicles 21:5
Y fué todo Israel que sacaban espada once veces cien mil: y de Judá cuatrocientos y setenta mil hombres que sacaban espada.

1 Chronicles 21:6
Entre estos no fueron contados los Levitas, ni los hijos de Benjamín, porque Joab abominaba el mandamiento del rey.

1 Chronicles 21:7
Este negocio desplugo en los ojos de Dios; e hirió a Israel.

1 Chronicles 21:8
Y dijo David a Dios: Yo he pecado gravemente en hacer esto, ruégote que hagas pasar la iniquidad de tu siervo; porque yo he obrado con grandísima insensatez.

1 Chronicles 21:9
Y habló Jehová a Gad, vidente de David, diciendo:

1 Chronicles 21:10
Vé, y habla a David, y díle: Así dijo Jehová: Tres cosas te propongo: de estas escoge una que yo haga contigo.

1 Chronicles 21:11
Y viniendo Gad a David díjole: Así dijo Jehová:

1 Chronicles 21:12
Tómate, o tres años de hambre; o que tres meses seas consumido delante de tus enemigos, y que la espada de tus adversarios te comprenda; o tres dias la espada de Jehová, y pestilencia en la tierra, y que el ángel de Jehová destruya en todo el término de Israel: mira pues que responderé, al que me ha enviado.

1 Chronicles 21:13
Entónces David dijo a Gad: Yo estoy en grande angustia: ruego que yo caiga en la mano de Jehová, porque sus miseraciones son muchas en gran manera, y que yo no caiga en mano de hombres.

1 Chronicles 21:14
Así Jehová dió pestilencia en Israel, y cayeron de Israel setenta mil hombres.

1 Chronicles 21:15
Y envió Jehová el ángel en Jerusalem para destruirla: y destruyendo él, miró Jehová, y arrepintióse de aquel mal, y dijo al ángel que destruía: Basta ya: detén tu mano. Y el ángel de Jehová estaba junto a la era de Ornán Jebuseo.

1 Chronicles 21:16
Y alzando David sus ojos vió al ángel de Jehová, que estaba entre el cielo y la tierra, teniendo una espada desnuda en su mano, extendida contra Jerusalem. Entónces David y los ancianos se postraron sobre sus rostros cubiertos de sacos.

1 Chronicles 21:17
Y dijo David a Dios: ¿No soy yo el que hice contar el pueblo? Yo mismo soy el que pequé, y haciendo mal, hice mal: ¿estas ovejas que hicieron? Jehová Dios mío, sea ahora tu mano contra mí, y contra la casa de mi padre, y no haya plaga en tu pueblo.

1 Chronicles 21:18
Y dijo el ángel de Jehová a Gad, que dijese a David, que subiese, y compusiese un altar a Jehová en la era de Ornán Jebuseo.

1 Chronicles 21:19
Entónces David subió conforme a la palabra de Gad, que le había dicho en nombre de Jehová.

1 Chronicles 21:20
Y volviéndose Ornán vió al ángel, y estaban con él cuatro hijos suyos, los cuales se escondieron. Y Ornán trillaba el trigo.

1 Chronicles 21:21
Y viniendo David a Ornán, miró Ornán, y vió a David, y saliendo de la era postróse en tierra a David.

1 Chronicles 21:22
Y David dijo a Ornán: Dáme este lugar de la era en que edifique un altar a Jehová, y dámelo por dinero cumplido, para que cese la plaga del pueblo.

1 Chronicles 21:23
Y Ornán respondió a David: Tómatelo, y haga mi señor el rey lo que bien le pareciere: y aun los bueyes daré para el holocausto, y los trillos para leña, y trigo para el presente: yo lo doy todo.

1 Chronicles 21:24
Entónces el rey David dijo a Ornán: No, sino comprando lo compraré por dinero cumplido: porque no tomaré para Jehová lo que es tuyo, ni sacrificaré holocausto de gracia.

1 Chronicles 21:25
Y dió David a Ornán por el lugar seiscientos siclos de oro de peso.

1 Chronicles 21:26
Y edificó allí David un altar a Jehová, en el cual sacrificó holocaustos y sacrificios pacíficos, e invoco a Jehová, el cual le respondió por fuego de los cielos en el altar del holocausto.

1 Chronicles 21:27
Y como Jehová habló al ángel, él volvió su espada en su vaina.

1 Chronicles 21:28
Entónces viendo David que Jehová le había oido en la era de Ornán Jebuseo, sacrificó allí.

1 Chronicles 21:29
Y el tabernáculo de Jehová, que Moisés había hecho en el desierto, y el altar del holocausto, estaban entónces en el alto de Gabaón.

1 Chronicles 21:30
Y David no pudo ir allá a consultar a Dios; porque estaba espantado a causa de la espada del ángel de Jehová.

1 Chronicles 22:1
Y DIJO David: Esta será la casa de Jehová Dios, y este será el altar del holocausto para Israel.

1 Chronicles 22:2
Y mandó David que se juntasen los extranjeros que estaban en la tierra de Israel, e hizo de ellos canteros, que labrasen piedra para edificar la casa de Dios.

1 Chronicles 22:3
Asimismo aparejó David mucho hierro para la clavazón de las puertas, y para las junturas: y mucho metal sin peso, y madera de cedro sin cuenta.

1 Chronicles 22:4
Porque los Sidonios y Tirios habían traido a David madera de cedro innumerable.

1 Chronicles 22:5
Y dijo David: Mi hijo Salomón es aun muchacho y tierno, y la casa que se ha de edificar a Jehová ha de ser magnífica por excelencia, para nombre y honra en todas las tierras: ahora pues yo le aparejaré lo necesario. Y aparejó David ántes de su muerte en grande abundancia.

1 Chronicles 22:6
Y llamó David a Salomón su hijo, y mandóle que edificase casa a Jehová mi Dios de Israel.

1 Chronicles 22:7
Y dijo David a Salomon: Hijo mío, en mi corazón tuve de edificar templo al nombre de Jehová mi Dios;

1 Chronicles 22:8
Mas háme sido hecha palabra de Jehová, diciendo: Tú has derramado mucha sangre, y has traido grandes guerras, no edificarás casa a mi nombre: porque has derramado mucha sangre en la tierra delante de mí.

1 Chronicles 22:9
He aquí, un hijo te nacerá, el cual será varón de reposo: porque yo le daré quietud de todos sus enemigos en derredor; por tanto su nombre será Salomon; y yo daré paz y reposo sobre Israel en sus dias.

1 Chronicles 22:10
Este edificará casa a mi nombre, y él me será a mí por hijo, y yo seré a él por padre; y afirmaré el trono de su reino sobre Israel para siempre.

1 Chronicles 22:11
Por tanto ahora, hijo mío, sea contigo Jehová, y seas prosperado, y edifiques casa a Jehová tu Dios como él ha dicho de tí.

1 Chronicles 22:12
Y Jehová te dé entendimiento y prudencia, y él te dé mandamientos para Israel: y que tú guardes la ley de Jehová tu Dios.

1 Chronicles 22:13
Entónces serás prosperado, si guardares para hacer los estatutos y derechos que Jehová mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate pues, y sé robusto; no tengas miedo, ni temor.

1 Chronicles 22:14
He aquí, yo conforme a mi pobreza, he aparejado para la casa de Jehová cien mil talentos de oro, y un millar de millares de talentos de plata: el metal y el hierro no tiene peso, porque es mucho. Asimismo he aparejado madera y piedra, a lo cual tú añadirás.

1 Chronicles 22:15
Tú tienes contigo muchos oficiales, canteros, albañiles, y carpinteros, y todo hombre experto en toda obra.

1 Chronicles 22:16
Del oro, de la plata, del metal, y del hierro, no hay número. Levántate y haz; que Jehová será contigo.

1 Chronicles 22:17
Asimismo mandó David a todos los principales de Israel, que diesen ayuda a Salomón su hijo, diciendo:

1 Chronicles 22:18
¿No es con vosotros Jehová vuestro Dios, el cual os ha dado quietud de todas partes? porque él ha entregado en mi mano los moradores de la tierra, y la tierra ha sido sujetada delante de Jehová, y delante de su pueblo.

1 Chronicles 22:19
Ponéd pues ahora vuestros corazones y vuestros ánimos en buscar a Jehová vuestro Dios; y levantáos, y edificád el santuario del Dios Jehová, para traer el arca del concierto de Jehová, y los santos vasos de Dios a la casa edificada al nombre de Jehová.

1 Chronicles 23:1
SIENDO pues David ya viejo, y harto de dias, hizo a Salomón su hijo rey sobre Israel.

1 Chronicles 23:2
Y juntando a todos los principales de Israel, y a los sacerdotes y Levitas,

1 Chronicles 23:3
Fueron contados los Levitas de treinta años y arriba; y fué el número de ellos por sus cabezas, contados uno a uno, treinta y ocho mil.

1 Chronicles 23:4
De estos los veinte y cuatro mil, para dar priesa a la obra de la casa de Jehová; y gobernadores y jueces seis mil:

1 Chronicles 23:5
Ítem, porteros cuatro mil: y cuatro mil para alabar a Jehová con los instrumentos que yo he hecho para alabar.

1 Chronicles 23:6
Y repartiólos David en partes, los hijos de Leví, y de Gersón, y de Caat, y de Merari.

1 Chronicles 23:7
Los hijos de Gersón fueron Leedán, y Semeí.

1 Chronicles 23:8
Los hijos de Leedán fueron Jahiel el primero, Zetán, y Joel, tres.

1 Chronicles 23:9
Los hijos de Semeí fueron Salomit, Hoziel, y Arán, ellos tres. Estos fueron los príncipes de las familias de Leedán.

1 Chronicles 23:10
Y los hijos de Semeí fueron Jehet, Ziva, Jaus, y Barias. Estos cuatro fueron los hijos de Semeí.

1 Chronicles 23:11
Jehet era el primero, Zina el segundo: mas Jaus y Barias no multiplicaron hijos, por lo cual fueron contados por una familia.

1 Chronicles 23:12
Los hijos de Caat fueron Amram, Isaar, Hebrón, y Oziel, ellos cuatro.

1 Chronicles 23:13
Los hijos de Amram fueron Aarón y Moisés: y Aarón fué apartado para ser santificado, santidad de santidades fué él y sus hijos para siempre, para que quemasen perfumes delante de Jehová, y le ministrasen, y bendijesen en su nombre para siempre.

1 Chronicles 23:14
Y los hijos de Moisés, varón de Dios, fueron llamados en la tribu de Leví.

1 Chronicles 23:15
Los hijos de Moisés fueron Gersón y Eliezer.

1 Chronicles 23:16
Hijo de Gersón fué Subuel, el primero.

1 Chronicles 23:17
E hijo de Eliezer fué Rohobia, el primero: y Eliezer no tuvo otros hijos. Mas los hijos de Rohobia fueron muchos.

1 Chronicles 23:18
Hijo de Isaar fué Salomit, el primero.

1 Chronicles 23:19
Los hijos de Hebrón fueron; Jeriau el primero, Amarías el segundo, Jahaziel el tercero, Jecmaán el cuatro.

1 Chronicles 23:20
Los hijos de Oziel fueron; Mica el primero, Jesía el segundo.

1 Chronicles 23:21
Los hijos de Merari fueron; Moholi y Musi. Los hijos de Moholi; Eleazar, y Cis.

1 Chronicles 23:22
Y murió Eleazar sin hijos, mas tuvo hijas. Y los hijos de Cis sus hermanos las tomaron por mujeres.

1 Chronicles 23:23
Los hijos de Musi fueron; Moholi, Eder, y Jerimot, ellos tres.

1 Chronicles 23:24
Estos son los hijos de Leví en las familias de sus padres, cabeceras de familias en sus cuentas, contados por sus nombres, por sus cabezas, los cuales hacían obra en el ministerio de la casa de Jehová, de veinte años y arriba.

1 Chronicles 23:25
Porque David dijo: Jehová Dios de Israel ha dado reposo a su pueblo Israel, y habitó en Jerusalem para siempre:

1 Chronicles 23:26
Y también los Levitas no llevarán el tabernáculo, y todos sus vasos para su ministerio.

1 Chronicles 23:27
Así que conforme a las postreras palabras de David, fué la cuenta de los hijos de Leví de veinte años y arriba:

1 Chronicles 23:28
Y estaban debajo de la mano de los hijos de Aarón para ministrar en la casa de Jehová, en los patios, y en las cámaras, y en la purificación de toda cosa santificada, y en la obra del ministerio de la casa de Dios.

1 Chronicles 23:29
Asimismo para los panes de la proposición, para la flor de la harina, para el sacrificio, para las hojuelas sin levadura, para la fruta de sarten, y para lo tostado, y para toda medida y cuenta;

1 Chronicles 23:30
Y para que asistiesen cada mañana, todos los dias, a glorificar y alabar a Jehová, y asimismo a la tarde;

1 Chronicles 23:31
Y para ofrecer todos los holocaustos a Jehová los sábados, nuevas lunas, y solemnidades, por la cuenta y forma que tenían, continuamente delante de Jehová;

1 Chronicles 23:32
Y para que tuviesen la guarda del tabernáculo del testimonio, y la guarda del santuario, y la guarda de los hijos de Aarón sus hermanos, en el ministerio de la casa de Jehová.

1 Chronicles 24:1
TAMBIÉN los hijos de Aarón tuvieron sus repartimientos. Los hijos de Aarón fueron; Nadab, Abiu, Eleazar, Itamar,

1 Chronicles 24:2
Mas Nadab y Abiu murieron ántes de su padre, y no tuvieron hijos: Eleazar e Itamar tuvieron el sacerdocio.

1 Chronicles 24:3
Y David los repartió: Sadoc era de los hijos de Eleazar, y Aquimelec de los hijos de Itamar, en su cuenta, en su ministerio.

1 Chronicles 24:4
Y los hijos de Eleazar fueron hallados muchos más, en cuanto a sus principales varones, que los hijos de Itamar; y repartiéronlos así: De los hijos de Eleazar diez y seis cabezas por las familias de sus padres: y de los hijos de Itamar por las familias de sus padres, ocho.

1 Chronicles 24:5
Y repartiéronlos por suerte los unos con los otros: porque de los hijos de Eleazar, y de los hijos de Itamar, hubo príncipes del santuario, y príncipes de Dios.

1 Chronicles 24:6
Y Semeías, hijo de Natanael, escriba de los Levitas, los escribió delante del rey, y de los príncipes, y delante de Sadoc el sacerdote, y de Aquimelec, hijo de Abiatar, y de los príncipes de las familias de los sacerdotes y Levitas: y a Eleazar atribuyeron una familia, y a Itamar fué atribuida otra.

1 Chronicles 24:7
Y la primera suerte salió por Joiarib, la segunda por Jedei,

1 Chronicles 24:8
La tercera por Harim, la cuarta por Seorim,

1 Chronicles 24:9
La quinta por Melquías, la sexta por Maimán,

1 Chronicles 24:10
La séptima por Accos, la octava por Abías,

1 Chronicles 24:11
La nona por Jesúa, la décima por Sequemias,

1 Chronicles 24:12
La undécima por Eliasib, la duodécima por Jacim,

1 Chronicles 24:13
La trecena por Hopfa, la catorcena por Isbaab,

1 Chronicles 24:14
La quincena por Belga, la dieziseisena por Emmer,

1 Chronicles 24:15
La decimaséptima por Hezir, la décimaoctava por Afses,

1 Chronicles 24:16
La décimanona por Feceia, la vigésima por Hezeciel,

1 Chronicles 24:17
La veinte y una por Joaquim, la veinte y dos por Gamul,

1 Chronicles 24:18
La veinte y tres por Dalaiau, la veinte y cuatro por Maaziau.

1 Chronicles 24:19
Estos fueron contados en su ministerio, para que entrasen en la casa de Jehová conforme a su costumbre, debajo de la mano de Aarón su padre, de la manera que le había mandado Jehová el Dios de Israel.

1 Chronicles 24:20
Y de los hijos de Leví que quedaron: De los hijos de Amram era Subael: y de los hijos de Subael, Jehedeias.

1 Chronicles 24:21
Y de los hijos de Rohobias, Jesías el principal.

1 Chronicles 24:22
De Isaari, Salemot: e hijo de Salemot fué Jahat.

1 Chronicles 24:23
Y su primer hijo fué Jeriau, el segundo Amarías, el tercero Jahaziel, el cuatro Jecmaam.

1 Chronicles 24:24
Hijo de Oziel fué Mica, e hijo de Mica fué Samir.

1 Chronicles 24:25
Hermano de Mica fué Jesía, e hijo de Jesía fué Zacarías.

1 Chronicles 24:26
Los hijos de Merari fueron Moholi, y Musi: hijo de Oziau fué Benno.

1 Chronicles 24:27
Los hijos de Merari de Oziau fueron Benno y Soam, Zacur y Hebri,

1 Chronicles 24:28
Y Eleazar de Moholi, el cual no tuvo hijos.

1 Chronicles 24:29
Hijo de Cis fué Jerameel.

1 Chronicles 24:30
Los hijos de Musi fueron Moholi, Eder, y Jerimot. Estos fueron los hijos de los Levitas conforme a las casas de sus familias.

1 Chronicles 24:31
Estos también echaron suertes contra sus hermanos los hijos de Aarón delante del rey David, y de Sadoc, y de Aquimelec, y de los príncipes de las familias de los sacerdotes, y de los Levitas, el principal de los padres contra su hermano menor.

1 Chronicles 25:1
ASIMISMO David y los príncipes del ejército apartaron para el ministerio a los hijos de Asaf, y de Hemán, y de Iditún, los cuales profetizaban con arpas, salterios y címbalos: y fué el número de ellos, de los varones que obraban en su ministerio:

1 Chronicles 25:2
De los hijos de Asaf: Zacur, José, Natanias, y Asarela, hijos de Asaf, debajo de la mano de Asaf, el cual profetizaba al mandado del rey.

1 Chronicles 25:3
De Iditún: los hijos de Iditún; Godolías, Sori, Jesaías, Hasabías, y Matatías, seis debajo de la mano de su padre Iditún, el cual profetizaba con arpa para glorificar y alabar a Jehová.

1 Chronicles 25:4
De Hemán: los hijos de Hemán; Bocciau, Mataniau, Oziel, Subuel, Jerimot, Jananias, Janani, Eliata, Guedelti, Romenti-ezer, Jezbacasa, Melloti, Otir, y Mahaziot.

1 Chronicles 25:5
Todos estos fueron hijos de Hemán, vidente del rey en palabras de Dios, para ensalzar cuerno: y dió Dios a Hemán catorce hijos y tres hijas.

1 Chronicles 25:6
Y todos estos estaban debajo de la mano de su padre para cantar en la casa de Jehová con címbalos, salterios, y arpas, para el ministerio del templo de Dios debajo de la mano del rey, de Asaf, de Iditún, y de Hemán.

1 Chronicles 25:7
Y fué el número de ellos con sus hermanos sabios en cánticos de Jehová, todos los sabios, doscientos y ochenta y ocho.

1 Chronicles 25:8
Asimismo echaron suertes, guarda contra guarda, el chico con el grande, el sabio con el discípulo.

1 Chronicles 25:9
Y la primera suerte salió a Asaf por José. La segunda por Godolías, él con sus hermanos e hijos que eran doce.

1 Chronicles 25:10
La tercera por Zacur, y sus hijos y hermanos, doce.

1 Chronicles 25:11
La cuarta por Isarí, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:12
La quinta por Natanías, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:13
La sexta por Bocciau, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:14
La séptima por Isreela, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:15
La octava por Jesaías, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:16
La nona por Matanías, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:17
La décima por Semeí, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:18
La undécima por Azareel, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:19
La duodécima por Hasabías, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:20
La trecena por Subael, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:21
La catorcena por Matatías, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:22
La quincena por Jerimot, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:23
La dieziseisena por Jananías, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:24
La décimaséptima por Jesbacasa, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:25
La décimaoctava por Janani, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:26
La décimanona por Melloti, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:27
La vigésima por Eliata, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:28
La veinte y una por Otir, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:29
La veinte y dos por Gedelti, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:30
La veinte y tres por Mahaziot, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 25:31
La veinte y cuatro por Romenti-ezer, y sus hijos y sus hermanos, doce.

1 Chronicles 26:1
MAS los repartimientos de los porteros fueron de los Coritas; Meselemia, hijo de Coré, de los hijos de Asaf.

1 Chronicles 26:2
Los hijos de Meselemia fueron, Zacarías el primogénito, Jadihel el segundo, Zabadías el tercero, Jatanael el cuarto,

1 Chronicles 26:3
Elam el quinto, Jonatán el sexto, Elioenai el séptimo.

1 Chronicles 26:4
Los hijos de Obed-edom fueron, Semeías el primogénito, Jozabad el segundo, Joaha el tercero, el cuarto Sacar, el quinto Natanael,

1 Chronicles 26:5
El sexto Ammiel, el séptimo Isacar, el octavo Follati: porque Dios le había bendecido.

1 Chronicles 26:6
También de Semeías su hijo nacieron hijos, que fueron señores sobre la casa de sus padres; porque fueron varones valerosos y de esfuerzo.

1 Chronicles 26:7
Los hijos de Semeías fueron Otni, Rafael, Obed, Elzabad, y sus hermanos, hombres esforzados; y Eliu, y Samaquías.

1 Chronicles 26:8
Todos estos de los hijos de Obed-edom, ellos, y sus hijos, y sus hermanos, fueron varones valientes y esforzados para el ministerio: sesenta y dos de Obed-edom.

1 Chronicles 26:9
Ítem, los hijos de Meselemia y sus hermanos fueron diez y ocho valientes hombres.

1 Chronicles 26:10
De Hosa, de los hijos de Merari, Samari el principal, aunque no era el primogénito, mas su padre le puso para que fuese cabeza.

1 Chronicles 26:11
El segundo Jelcías, el tercero Tabelias, el cuarto Zacarías: todos los hijos de Hosa y sus hermanos fueron trece.

1 Chronicles 26:12
De estos fueron hechas las particiones de los porteros, por los principales de los varones de la guarda, contra sus hermanos para ministrar en la casa de Jehová.

1 Chronicles 26:13
Y echaron suertes, el pequeño con el grande, por las casas de sus padres, para cada puerta.

1 Chronicles 26:14
Y cayó la suerte del oriente a Selemia: y a Zacarías su hijo, consejero entendido, metieron en las suertes; y salió su suerte al norte.

1 Chronicles 26:15
Y por Obed-edom, al mediodía; y por sus hijos, la casa de la consulta.

1 Chronicles 26:16
Por Sefim y Hosa, al occidente, con la puerta que va al camino de la subida, guarda contra guarda.

1 Chronicles 26:17
Al oriente, seis Levitas; al norte, cuatro de día; al mediodía, cuatro de día; y a la casa de la consulta, de dos en dos.

1 Chronicles 26:18
A la cámara de los vasos al occidente, cuatro al camino, y dos a la cámara.

1 Chronicles 26:19
Estos son los repartimientos de los porteros, hijos de los Coritas, y de los hijos de Merari.

1 Chronicles 26:20
Y de los Levitas, Aquias tenía cargo de los tesoros de la casa de Dios, y de los tesoros de las cosas santificadas.

1 Chronicles 26:21
Ítem, los hijos de Ledán, los hijos de Gerson: De Ledán, los príncipes de familias de Ledán fueron Gersón, y Jehieli.

1 Chronicles 26:22
Los hijos de Jehieli, Zatam, y Joel su hermano, tuvieron cargo de los tesoros de la casa de Jehová.

1 Chronicles 26:23
Ítem, de los Amramitas, de los Isaaritas, de los Hebronitas, y de los Ozielitas:

1 Chronicles 26:24
Y Subeel, hijo de Gersón, hijo de Moisés, era príncipe sobre los tesoros.

1 Chronicles 26:25
Y su hermano Eliezer, cuyo hijo era Rahabía, cuyo hijo era Jesaías, cuyo hijo era Joram, cuyo hijo era Zecri, cuyo hijo era Selomit.

1 Chronicles 26:26
Este Selomit y sus hermanos tenían cargo de todos los tesoros de todas las cosas santificadas, que había consagrado el rey David, y los príncipes de las familías, y los príncipes de los millares, y de los cientos, y los capitanes del ejército,

1 Chronicles 26:27
De lo que habían consagrado de las guerras, y de los despojos, para reparar la casa de Jehová.

1 Chronicles 26:28
Asimismo todas las cosas que había consagrado Samuel vidente, y Saul, hijo de Cis, y Abner, hijo de Ner, y Joab, hijo de Sarvia; y todo lo que cualquiera consagraba, estaba debajo de la mano de Selomit, y de sus hermanos.

1 Chronicles 26:29
De los Isaaritas, Coneias y sus hijos eran gobernadores y jueces sobre Israel, en las obras de fuera.

1 Chronicles 26:30
De los Hebronitas, Hasabias y sus hermanos, hombres de fuerza, que eran mil y siete cientos, presidían a Israel de la otra parte del Jordán al occidente, en toda la obra de Jehová, y en el servicio del rey.

1 Chronicles 26:31
De los Hebronitas, Jerías era el principal príncipe entre los Hebronitas en sus linajes por sus familias. En el año cuarenta del reino de David, se buscaron, y fueron hallados en ellos fuertes de fuerzas en Jazer de Galaad;

1 Chronicles 26:32
Y sus hermanos, valientes hombres, dos mil y siete cientos príncipes de familias, los cuales el rey David constituyó sobre los Rubenitas, Gaditas, y sobre la media tribu de Manasés, para todos los negocios de Dios, y los negocios del rey.

1 Chronicles 27:1
Y LOS hijos de Israel según su número, que eran príncipes de familias, tribunos, centuriones y prepósitos de los que servían al rey, en todos los negocios de las cuadrillas, que entraban y salían cada mes, en todos los meses del año, cada cuadrilla era de veinte y cuatro mil hombres.

1 Chronicles 27:2
Sobre la primera cuadrilla del primer mes era Jesboam, hijo de Zabdiel: y había en su cuadrilla veinte y cuatro mil,

1 Chronicles 27:3
De los hijos de Fares, príncipe sobre todos los capitanes de las compañías del primer mes.

1 Chronicles 27:4
Sobre la cuadrilla del segundo mes, Dodai Ahohita; y en su cuadrilla estaba el príncipe Macellot: en la cual había veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:5
El capitán de la tercera cuadrilla del tercero mes, Banaías, hijo de Joiada, sumo sacerdote: y en su cuadrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:6
Este Banaías era valiente entre los treinta, y sobre los treinta: y en su cuadrilla estaba Amisabad su hijo.

1 Chronicles 27:7
El cuarto del cuarto mes, Asael hermano de Joab, y Zabadías su hijo tras él: y en su cuadrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:8
El quinto del quinto mes, el príncipe Samaot Jezerita: y en su cuadrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:9
El sexto del sexto mes, Hira, hijo de Acces de Tecua: y en su cuadrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:10
El séptimo del séptimo mes, Helles Fallonita de los hijos de Efraim: y en su caudrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:11
El octavo del octavo mes, Sobocai Husasita de Zarahí: y en su cuadrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:12
El noveno del noveno mes, Abiezer Anatotita de los Benjamitas: y en su cuadrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:13
El décimo del décimo mes, Marai Netofatita de Zarahí: y en su cuadrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:14
El onceno del onceno mes, Banaías Paratonita de los hijos de Efraim: y en su cuadrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:15
El doceno del doceno mes, Holdai Netofatita de Gotoniel: y en su cuadrilla veinte y cuatro mil.

1 Chronicles 27:16
Asimismo presidían sobre las tribus de Israel: sobre los Rubenitas, el príncipe Eliezer, hijo de Zecrí: sobre los Simeonitas, Safatías, hijo de Maaca.

1 Chronicles 27:17
Sobre los Levitas, Hasabias, hijo de Camuel. Sobre los Aaronitas, Sadoc.

1 Chronicles 27:18
Sobre Judá, Eliú de los hermanos de David. Sobre los de Isacar, Amrí, hijo de Micael.

1 Chronicles 27:19
Sobre los de Zabulón, Jesmaías, hijo de Abdías. Sobre los de Neftalí, Jerimot, hijo de Ezriel.

1 Chronicles 27:20
Sobre los hijos de Efraim, Oseas, hijo de Ozaziu. Sobre la media tribu de Manasés, Joel, hijo de Padaia.

1 Chronicles 27:21
Sobre la otra media tribu de Manasés en Galaad, Jaddo, hijo de Zacarías. Sobre los de Benjamín, Jaziel, hijo de Abner.

1 Chronicles 27:22
Y sobre Dan, Ezriel, hijo de Jeroham. Estos son los capitanes de las tribus de Israel.

1 Chronicles 27:23
Y no tomó David el número de los que eran de veinte años y abajo: por cuanto Jehová había dicho que él había de multiplicar a Israel, como las estrellas del cielo.

1 Chronicles 27:24
Joab, hijo de Sarvia, había comenzado a contar, mas no acabó: y por esto vino la ira sobre Israel, y así el número no fué puesto en el registro de las crónicas del rey David.

1 Chronicles 27:25
Y Azmot, hijo de Adiel, tenía cargo de los tesoros del rey: y de los tesoros de los campos, y de las ciudades, y de las aldeas y castillos, Jonatán, hijo de Ozías.

1 Chronicles 27:26
Y de los que trabajaban en la labranza de las tierras, Ezrí, hijo de Quelub.

1 Chronicles 27:27
Y de las viñas, Semeías Ramatita: y de las cosas que pertenecían a las viñas, y de las bodegas, Zabdias Safonita.

1 Chronicles 27:28
Y de los olivares e higuerales que estaban en las campañas, Balanán Gederita: y de los almacenes del aceite, Joas.

1 Chronicles 27:29
De las vacas que pastaban en Sarón, Setrai Saronita. Y de las vacas que estaban en los valles, Safat, hijo de Adli.

1 Chronicles 27:30
Y de los camellos, Ubil Ismaelita. Y de las asnas, Jadías Meronatita.

1 Chronicles 27:31
Y de las ovejas, Jaziz Agareno. Todos estos eran príncipes de la hacienda del rey David.

1 Chronicles 27:32
Y Jonatán tio de David era consejero, varón prudente, y escriba. Y Jahiel, hijo de Hacamoni, tenía a cargo los hijos del rey.

1 Chronicles 27:33
Aquitofel era consejero del rey: y Cusai Araquita era amigo del rey.

1 Chronicles 27:34
Después de Aquitofel era Joiada, hijo de Banaías, y Abiatar. Y Joab era el general del ejército del rey.

1 Chronicles 28:1
Y JUNTÓ David a todos los principales de Israel, los príncipes de las tribus, y los príncipes de las cuadrillas que servían al rey: y los tribunos y centuriones, con los príncipes de toda la hacienda y posesión del rey, y sus hijos, con los eunucos, los poderosos, y todos los valientes hombres en Jerusalem.

1 Chronicles 28:2
Y levantándose en pié el rey David, dijo: Oídme, hermanos míos, y pueblo mío: Yo tenía en propósito de edificar una casa, para que en ella reposara el arca del concierto de Jehová, y para el estrado de los piés de nuestro Dios; y yo había ya aparejado todas las cosas para edificar:

1 Chronicles 28:3
Mas Dios me dijo: Tú no edificarás casa a mi nombre; porque eres hombre de guerra, y has derramado sangres.

1 Chronicles 28:4
Mas eligióme Jehová el Dios de Israel de toda la casa de mi padre, para que perpetuamente fuese rey sobre Israel: porque de Judá escogió el capitán; y de la casa de Judá, la familia de mi padre: y de los hijos de mi padre, en mi tomó contentamiento para ponerme por rey sobre todo Israel.

1 Chronicles 28:5
Y de todos mis hijos, (porque Jehová me ha dado muchos hijos,) eligió a Salomón mi hijo, para que él se asiente en el trono del reino de Jehová sobre Israel.

1 Chronicles 28:6
Y díjome: Salomón tu hijo, él edificará mi casa y mis patios: porque a este me he escogido por hijo, y yo le seré a él por padre.

1 Chronicles 28:7
Y yo confirmaré su reino para siempre, si él fuere esforzado para hacer mis mandamientos y mis juicios, como aqueste día.

1 Chronicles 28:8
Ahora pues delante de los ojos de todo Israel, congregación de Jehová y en oidos de nuestro Dios, guardád y buscád todos los preceptos de Jehová vuestro Dios, para que poséais la buena tierra, y la dejéis por heredad a vuestros hijos después de vosotros perpetuamente.

1 Chronicles 28:9
Y tú Salomón, hijo mío, conoce al Dios de tu padre, y sírvele de corazón perfecto, y de ánimo voluntario: porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende toda imaginación de los pensamientos. Si tú le buscares, hallarle has: mas si le dejares, él te desechará para siempre.

1 Chronicles 28:10
Mira pues ahora que Jehová te ha elegido, para que edifiques casa para santuario: esfuérzate, y haz.

1 Chronicles 28:11
Y David dió a Salomón su hijo la traza del portal, y de sus casas, y de sus despensas, y de sus salas, y de sus recámaras de adentro, y de la casa del propiciatorio.

1 Chronicles 28:12
Asimismo la traza de todas las cosas que tenía en su voluntad, para los patios de la casa de Jehová, y para todas las cámaras en derredor; para los tesoros de la casa de Dios, y para los tesoros de las cosas santificadas:

1 Chronicles 28:13
Y para los órdenes de los sacerdotes, y de los Levitas, y para toda la obra del ministerio de la casa de Jehová; y para todos los vasos del ministerio de la casa de Jehová.

1 Chronicles 28:14
Y dió oro por peso para el oro, para todos los vasos de cada servicio; y plata por peso para todos los vasos, para todos los vasos de cada servicio.

1 Chronicles 28:15
Y oro por peso para los candeleros de oro, y para sus candilejas; por peso el oro para cada candelero y sus candilejas. Ítem, para los candeleros de plata, plata por peso para el candelero y sus candilejas, conforme al servicio de cada candelero.

1 Chronicles 28:16
Asimismo oro por peso para las mesas de la proposición, para cada mesa; asimismo plata para las mesas de plata.

1 Chronicles 28:17
Ítem, oro puro para los garfios, para los lebrillos, y para los incensarios, y para los tazones de oro, para cada tazón por peso: asimismo para los tazones de plata, por peso para cada tazón.

1 Chronicles 28:18
Ítem, para el altar del perfume, oro puro por peso: asimismo para la semejanza del carro de los querubines de oro, que con las alas extendidas cubrían el arca del concierto de Jehová.

1 Chronicles 28:19
Todas estas cosas por escrito de la mano de Jehová que fué sobre mí; y me hizo entender todas las obras de la traza.

1 Chronicles 28:20
Dijo más David a Salomón su hijo: Confórtate, y esfuérzate, y haz; no hayas temor, ni desmayes; porque el Dios Jehová mi Dios será contigo; él no te dejará, ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra del servicio de la casa de Jehová.

1 Chronicles 28:21
He aquí, los órdenes de los sacerdotes y de los Levitas, en todo el ministerio de la casa de Dios serán contigo en toda la obra; todos voluntarios, con sabiduría en todo ministerio: asimismo los príncipes y todo el pueblo, en todos tus negocios.

1 Chronicles 29:1
DIJO más el rey David a toda la congregación: A Salomón mi hijo solo ha elegido Dios: él es muchacho y tierno, y la obra es grande: porque aquella casa no es para hombre, mas para Jehová Dios.

1 Chronicles 29:2
Yo empero con todas mis fuerzas he aparejado para la casa de mi Dios, oro para las cosas de oro, y plata para las cosas de plata, y metal para las de metal, e hierro para las de hierro, y madera para las de madera, y piedras oniquinas, y piedras preciosas, y piedras negras, y piedras de diversos colores, y todas piedras preciosas, y piedras de marmol en abundancia.

1 Chronicles 29:3
Y además de esto, por cuanto tengo mi contentamiento en la casa de mi Dios, yo tengo en mi tesoro particular oro y plata, el cual he dado para la casa de mi Dios, además de todas las cosas, que he aparejado para la casa del santuario.

1 Chronicles 29:4
Tres mil talentos de oro, de oro de Ofir, y siete mil talentos de plata afinada, para cubrir las paredes de las casas.

1 Chronicles 29:5
Y oro para las cosas de oro, y plata para las de plata, y para toda la obra de manos de los oficiales. ¿Y quién quiere hoy consagrar a Jehová?

1 Chronicles 29:6
Entónces los príncipes de las familias, y los príncipes de las tribus de Israel, tribunos y centuriones, con los príncipes que tenían a cargo la obra del rey, ofrecieron de su voluntad,

1 Chronicles 29:7
Y dieron para el servicio de la casa de Dios cinco mil talentos de oro, y diez mil sueldos: y diez mil talentos de plata, y diez y ocho mil talentos de metal, y cien mil talentos de hierro.

1 Chronicles 29:8
Y dió cada uno las piedras preciosas con que se halló para el tesoro de la casa de Jehová, en mano de Jahiel Gersonita.

1 Chronicles 29:9
Y el pueblo se holgó de que hubiesen contribuido de su voluntad; porque con entero corazón ofrecieron voluntariamente a Jehová.

1 Chronicles 29:10
Asimismo el rey David se holgó mucho, y bendijo a Jehová delante de toda la congregación; y dijo David: Bendito seas tú, oh Jehová Dios de Israel nuestro padre, de siglo a siglo.

1 Chronicles 29:11
Tuya, oh Jehová, es la magnificencia, y la fuerza, y la gloria, la victoria, y el honor: porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y la altura sobre todos los que son por cabezas.

1 Chronicles 29:12
Las riquezas y la gloria están delante de tí, y tú señoreas a todos: y en tu mano está la potencia y la fortaleza: y en tu mano es la grandeza y la fuerza de todas las cosas.

1 Chronicles 29:13
Ahora pues Dios nuestro, nosotros te glorificamos, y loamos el nombre de tu grandeza.

1 Chronicles 29:14
Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer de nuestra voluntad cosas semejantes? Porque todo es tuyo, y de tu mano te lo damos.

1 Chronicles 29:15
Porque nosotros extranjeros y advenedizos somos delante de tí, como todos nuestros padres; y nuestros dias son como sombra sobre la tierra, y no hay otra esperanza.

1 Chronicles 29:16
Jehová Dios nuestro, toda esta abundancia que habemos aparejado para edificarte casa a tu santo nombre, de tu mano es, y todo es tuyo.

1 Chronicles 29:17
Yo sé, oh Dios mío, que tú escudriñas los corazones, y que la rectitud te agrada: y yo con la rectitud de mi corazón, voluntariamente te he ofrecido todo esto: y ahora he visto con alegría que tu pueblo, que ahora se ha hallado aquí, te ha dado liberalmente.

1 Chronicles 29:18
Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, nuestros padres, conserva perpetuamente esta voluntad del corazón de tu pueblo, y encamina su corazón a tí.

1 Chronicles 29:19
Asimismo dá a mi hijo Salomón corazón perfecto, para que guarde tus mandamientos, tus testimonios, y tus estatutos; y para que haga todas las cosas, y te edifique la casa para la cual yo he hecho el aparejo.

1 Chronicles 29:20
Después de esto David dijo a toda la congregación: Bendecíd ahora a Jehová vuestro Dios. Entónces toda la congregación bendijo a Jehová Dios de sus padres; e inclinándose adoraron delante de Jehová, y del rey.

1 Chronicles 29:21
Y sacrificaron víctimas a Jehová, y ofrecieron a Jehová holocaustos el día siguiente, mil becerros, mil carneros, mil ovejas, con sus derramaduras, y muchos sacrificios por todo Israel.

1 Chronicles 29:22
Y comieron y bebieron delante de Jehová aquel día con gran gozo. Y dieron la segunda vez la investidura del reino a Salomón, hijo de David, y ungiéronle a Jehová por príncipe; y a Sadoc por sacerdote.

1 Chronicles 29:23
Y Salomón se asentó en el trono de Jehová por rey en lugar de David su padre; y fué prosperado, y todo Israel le obedeció.

1 Chronicles 29:24
Y todos los príncipes y poderosos, y todos los hijos del rey David, dieron sus manos debajo del rey Salomón.

1 Chronicles 29:25
Y Jehová magnificó grandemente a Salomón en los ojos de todo Israel: y le dió gloria del reino, cual ningún rey la tuvo ántes de él en Israel.

1 Chronicles 29:26
Así reinó David, hijo de Isaí, sobre todo Israel.

1 Chronicles 29:27
Y el tiempo que reinó sobre Israel fué cuarenta años: en Hebrón reinó siete años, y treinta y tres años reinó en Jerusalem.

1 Chronicles 29:28
Y murió en buena vejez, harto de dias, de riquezas, y de gloria: y reinó en su lugar Salomón su hijo.

1 Chronicles 29:29
Y los hechos del rey David, primeros y postreros, están escritos en el libro de las crónicas de Samuel vidente, y en las crónicas del profeta Natán, y en las crónicas de Gad vidente;

1 Chronicles 29:30
Juntamente con todo su reino y su potencia, y con los tiempos que pasaron sobre él y sobre Israel, y sobre todos los reinos de las tierras.

 

 

 

2 Crónicas / 2 Chronicles



2 Chronicles 1:1
Y SALOMÓN, hijo de David, fué confirmado en su reino, y Jehová su Dios fué con él, y le magnificó grandemente.

2 Chronicles 1:2
Y mandó Salomón a todo Israel, tribunos, centuriones, y jueces, y a todos los príncipes de todo Israel, cabezas de familias.

2 Chronicles 1:3
Y fué Salomón, y con él toda la congregación al alto que estaba en Gabaon; porque allí estaba el tabernáculo del testimonio de Dios, que había hecho Moisés siervo de Jehová en el desierto.

2 Chronicles 1:4
Y David había traido el arca de Dios de Cariat-jarim al lugar que él le habia aparejado; porque él le había tendido una tienda en Jerusalem.

2 Chronicles 1:5
Asimismo el altar de metal que había hecho Beseleel, hijo de Urí, hijo de Jur, estaba allí delante del tabernáculo de Jehová, al cual Salomón y la congregación iban a consultar.

2 Chronicles 1:6
Y subió Salomón allá delante de Jehová al altar de metal, que estaba en el tabernáculo del testimonio, y sacrificó sobre él mil holocaustos.

2 Chronicles 1:7
Y aquella noche apareció Dios a Salomón, y díjole: Demanda lo que quisieres que yo te dé.

2 Chronicles 1:8
Y Salomón dijo a Dios: Tú has hecho con David mi padre grande misericordia, y a mí me has puesto por rey en lugar suyo.

2 Chronicles 1:9
Sea pues ahora firme, oh Jehová Dios, tu palabra con David mi padre: porque tú me has puesto por rey sobre mucho pueblo, como el polvo de la tierra.

2 Chronicles 1:10
Dáme pues ahora sabiduría y ciencia, para que pueda salir y entrar delante de este pueblo: porque ¿quién podrá juzgar este tu pueblo tan grande?

2 Chronicles 1:11
Y dijo Dios a Salomon: Por cuanto esto fué en tu corazón, que no pediste riquezas, hacienda, o gloria, ni la muerte de los que te quieren mal, ni pediste muchos dias de vida; mas pediste para tí sabiduría y ciencia, para juzgar mi pueblo, sobre el cual te he puesto por rey:

2 Chronicles 1:12
Sabiduría y ciencia te es dada, y también te daré riquezas, hacienda, y gloria, cuanto nunca hubo en los reyes que han sido ántes de tí, ni después de tí habrá tal.

2 Chronicles 1:13
Y volvió Salomón del alto que estaba en Gabaón de delante del tabernáculo del testimonio a Jerusalem: y reinó sobre Israel.

2 Chronicles 1:14
Y juntó Salomón carros y gente de a caballo, y tuvo mil y cuatrocientos carros, y doce mil caballeros, los cuales puso en las ciudades de los carros, y con el rey en Jerusalem.

2 Chronicles 1:15
Y puso el rey plata y oro en Jerusalem como piedras, y cedros como cabrahigos que nacen en los campos en abundancia.

2 Chronicles 1:16
Y sacaban caballos y lienzos finos de Egipto para Salomon: porque la compañía de los mercaderes del rey compraban caballos y lienzos.

2 Chronicles 1:17
Y subían, y sacaban de Egipto un carro por seiscientas piezas de plata, y un caballo por ciento y cincuenta: y así los sacaban todos los reyes de los Jetteos, y los reyes de Siria por mano de ellos.

2 Chronicles 2:1
DETERMINÓ pues Salomón de edificar casa al nombre de Jehová, y otra casa para su reino.

2 Chronicles 2:2
Y contó Salomón setenta mil hombres que llevasen cargas, y ochenta mil hombres que cortasen en el monte, y tres mil y seiscientos que les gobernasen.

2 Chronicles 2:3
Y envió Salomón a Hiram rey de Tiro, diciendo: Como hiciste con David mi padre enviándole cedros, para que edificase para sí casa en que morase:

2 Chronicles 2:4
He aquí, yo tengo de edificar casa al nombre de Jehová mi Dios, para consagrársela, para quemar perfumes aromáticos delante de él, y para la disposición continua, y holocaustos a la mañana y a la tarde, para sábados, y nuevas lunas, y festividades de Jehová nuestro Dios, lo cual ha de ser perpetuo en Israel.

2 Chronicles 2:5
Y la casa que tengo de edificar, ha de ser grande: porque el Dios nuestro es grande sobre todos los dioses.

2 Chronicles 2:6
Mas ¿quién será tan poderoso, que le edifique casa? Los cielos, y los cielos de los cielos no le comprenden, ¿quién pues soy yo, para que le edifique casa más de para quemar perfumes delante de él?

2 Chronicles 2:7
Envíame pues ahora un hombre sabio, que sepa obrar en oro, y en plata, y en metal, y en hierro, en púrpura, y en grana, y en cárdeno: y que sepa esculpir figuras con los maestros, que están conmigo en Judá y en Jerusalem, que mi padre apercibió.

2 Chronicles 2:8
Envíame también madera de cedro, de haya, y almugim del Líbano: porque yo sé que tus siervos son maestros de cortar la madera en el Líbano; y he aquí, mis siervos irán con los tuyos,

2 Chronicles 2:9
Para que me aparejen mucha madera: porque la casa que tengo de edificar, ha de ser grande e insigne.

2 Chronicles 2:10
Y, he aquí, para los cortadores, los cortadores de la madera, tus siervos, he dado veinte mil coros de trigo en grano, y veinte mil coros de cebada, y veinte mil batos de vino, y veinte mil batos de aceite.

2 Chronicles 2:11
E Hiram el rey de Tiro respondió por cartas, las cuales envio a Salomon: Porque Jehová amó a su pueblo, te ha puesto por rey sobre ellos.

2 Chronicles 2:12
Y añadió Hiram, diciendo: Bendito sea Jehová el Dios de Israel, que hizo los cielos y la tierra, y que dió al rey David hijo sabio, entendido, cuerdo, y prudente, que edifique casa a Jehová, y casa para su reino.

2 Chronicles 2:13
Yo pues te he enviado un hombre sabio y entendido, que fué de Hiram mi padre,

2 Chronicles 2:14
Hijo de una mujer de las hijas de Dan, y su padre fué de Tiro, el cual sabe obrar en oro, y plata, y metal, e hierro, en piedra, y en madera, en púrpura, y cárdeno, en lino, y en carmesí: y para esculpir todas figuras, e inventar todas las invenciones que se le propusieren, con tus sabios, y con los sabios de mi señor David tu padre.

2 Chronicles 2:15
Enviará pues ahora mi señor a sus siervos el trigo, y cebada, y aceite, y vino que ha dicho,

2 Chronicles 2:16
Y nosotros cortaremos en el Líbano la madera que hubieres menester, y traértela hemos en balsas por la mar hasta Joppe, y tú la harás llevar a Jerusalem.

2 Chronicles 2:17
Y contó Salomón todos los varones extranjeros, que estaban en la tierra de Israel, después de haberlos ya contado David su padre, y fueron hallados ciento y cincuenta y tres mil y seiscientos.

2 Chronicles 2:18
E hizo de ellos setenta mil para llevar cargas, y ochenta mil que cortasen piedra en el monte, y tres mil y seiscientos que eran prefectos para hacer trabajar al pueblo.

2 Chronicles 3:1
Y COMENZÓ Salomón a edifi- car la casa de Jehová en Jerusalem en el monte Moria, que había sido mostrado a David su padre, en el lugar que David había aparejado en la era de Ornán Jebuseo.

2 Chronicles 3:2
Y comenzó a edificar en el mes segundo, a los dos del mes, en el cuarto año de su reino.

2 Chronicles 3:3
Estas son las medidas de que Salomón fundó el edificio de la casa de Dios. La primera medida fué la longitud de sesenta codos: y la anchura de veinte codos.

2 Chronicles 3:4
El portal que estaba en la delantera de la longitud era de veinte codos delante de la anchura de la casa: su altura era de ciento y veinte: y cubrióla de dentro de oro puro.

2 Chronicles 3:5
Mas la casa mayor cubrió de madera de haya, la cual cubrió de buen oro, y sobre ella hizo subir palmas y cadenas.

2 Chronicles 3:6
Y cubrió la casa de piedras preciosas por excelencia: y el oro era oro de Parvaim.

2 Chronicles 3:7
Así cubrió la casa, vigas, umbrales, sus paredes, y sus puertas de oro: y esculpió querubines por las paredes.

2 Chronicles 3:8
E hizo la casa del lugar santísimo, su longitud de veinte codos en la frontera de la anchura de la casa, y su anchura de veinte codos: y cubrióla de buen oro con seiscientos talentos.

2 Chronicles 3:9
Y el peso de los clavos tuvo cincuenta siclos de oro: asimismo cubrió de oro las salas.

2 Chronicles 3:10
E hizo dentro del lugar santísimo dos querubines de hechura de niños, los cuales cubrieron de oro.

2 Chronicles 3:11
La longitud de las alas de los querubines era de veinte codos; porque la una ala era de cinco codos, la cual llegaba hasta la pared de la casa; y la otra ala de cinco codos, la cual llegaba al ala del otro querubín.

2 Chronicles 3:12
De la misma manera la una ala del otro querubín era de cinco codos, la cual llegaba hasta la pared de la casa; y la otra ala era de cinco codos, que tocaba al ala del otro querubín.

2 Chronicles 3:13
Así las alas de estos querubines estaban extendidas por veinte codos: y ellos estaban en pié, los rostros hacia la casa.

2 Chronicles 3:14
Hizo también un velo de cárdeno, púrpura, carmesí, y lino, e hizo subir en él querubines.

2 Chronicles 3:15
Delante de la casa hizo dos columnas de longitud de treinta y cinco codos, y el capitel que estaba en la cabeza, de cinco codos.

2 Chronicles 3:16
Hizo también unas cadenas en el oratorio, y púsolas sobre los capiteles de las columnas: e hizo cien granadas, las cuales puso en las cadenas.

2 Chronicles 3:17
Y asentó las columnas delante del templo: la una a la mano derecha, y la otra a la izquierda; y a la de la mano derecha llamó Jaquín, y a la de la izquierda Boaz.

2 Chronicles 4:1
É HIZO un altar de metal de lon- gitud de veinte codos, y de anchura de otros veinte codos, y de altura de diez codos.

2 Chronicles 4:2
Hizo también un mar de fundición, el cual tenía diez codos del un borde al otro, redondo al derredor: su altura era de cinco codos, y una línea de treinta codos le ceñía al derredor.

2 Chronicles 4:3
Y debajo de él había unas imágenes de bueyes que le cercaban al derredor, diez en cada codo: y había dos órdenes de bueyes fundidos en su fundición.

2 Chronicles 4:4
Y estaba asentado sobre doce bueyes, los tres miraban al septentrión, y los tres al occidente, y los tres al mediodía, y los tres al oriente: y el mar estaba puesto sobre ellos, y todas las traseras de ellos estaban a la parte de adentro.

2 Chronicles 4:5
Y tenía de grueso un palmo, y el borde era de la hechura de un borde de un caliz, o de una flor de lis. Y hacía tres mil batos.

2 Chronicles 4:6
Hizo también diez fuentes, y puso las cinco a la mano derecha, y las cinco a la izquierda, para lavar y limpiar en ellas la obra del holocausto: mas el mar era para lavarse los sacerdotes en él.

2 Chronicles 4:7
Hizo también diez candeleros de oro según su manera, los cuales puso en el templo, cinco a la mano derecha, y cinco a la izquierda.

2 Chronicles 4:8
Ítem, hizo diez mesas, y púsolas en el templo, cinco a la mano derecha, y cinco a la izquierda. Hizo asimismo cien lebrillos de oro.

2 Chronicles 4:9
Hizo también el patio de los sacerdotes, y el gran patio, y las portadas del patio, y cubrió las puertas de ellas de metal.

2 Chronicles 4:10
Y asentó el mar al lado derecho hacia el oriente, enfrente del mediodía.

2 Chronicles 4:11
Hizo también Hiram calderos, y muelles, y lebrillos. Y acabó Hiram la obra que hizo al rey Salomón para la casa de Dios:

2 Chronicles 4:12
Dos columnas, y los cordones, los capiteles sobre las cabezas de las dos columnas, y dos redes para cubrir las dos bolas de los capiteles que estaban sobre las cabezas de las columnas;

2 Chronicles 4:13
Cuatrocientas granadas en las dos redecillas, dos órdenes de granadas en cada redecilla, para que cubriesen las dos bolas de los capiteles que estaban sobre las cabezas de las columnas.

2 Chronicles 4:14
Hizo también las basas sobre las cuales asentó las fuentes:

2 Chronicles 4:15
Un mar, y doce bueyes debajo de él:

2 Chronicles 4:16
Y calderos, y muelles, y garfios: y todos sus vasos hizo Hiram su padre al rey Salomón para la casa de Jehová de metal purísimo.

2 Chronicles 4:17
Y fundiólos el rey en los llanos del Jordán, en arcilla de la tierra, entre Socot y Saredata.

2 Chronicles 4:18
E hizo Salomón todos estos vasos en grande abundancia, porque no pudo ser hallado el peso del metal.

2 Chronicles 4:19
Así hizo Salomón todos los vasos para la casa de Dios, y el altar de oro, y las mesas, y sobre ellas los panes de la proposición:

2 Chronicles 4:20
Asimismo los candeleros y sus candilejas de oro puro, para que las encendiesen delante del oratorio conforme a la costumbre;

2 Chronicles 4:21
Y las flores, y las candilejas, y las despabiladeras de oro, de oro perfecto.

2 Chronicles 4:22
Y los salterios, y los lebrillos, y los cucharones, y los incensarios, de oro puro. Y la entrada de la casa, y sus puertas de adentro del lugar santísimo, y las puertas de la casa del templo, de oro.

2 Chronicles 5:1
Y ACABÓSE toda la obra que hizo Salomón para la casa de Jehová: y metió Salomón las cosas que David su padre había dedicado, y puso la plata, y el oro, y todos los vasos en los tesoros de la casa de Dios.

2 Chronicles 5:2
Entónces Salomón juntó los ancianos de Israel, y todos los príncipes de las tribus, las cabezas de las familias de los hijos de Israel en Jerusalem, para que trajesen el arca del concierto de Jehová de la ciudad de David, que es Sión,

2 Chronicles 5:3
Y juntáronse al rey todos los varones de Israel a la solemnidad del mes séptimo.

2 Chronicles 5:4
Y todos los ancianos de Israel vinieron, y los Levitas llevaron el arca.

2 Chronicles 5:5
Y llevaron al arca, y el tabernáculo del testimonio, y todos los vasos del santuario que estaban en el tabernáculo, y los llevaban los sacerdotes, y los Levitas.

2 Chronicles 5:6
Y el rey Salomón, y toda la congregación de Israel que se había congregado a él delante del arca, sacrificaron ovejas y bueyes, que por la multitud no se pudieron contar ni numerar.

2 Chronicles 5:7
Y los sacerdotes metieron el arca del concierto de Jehová en su lugar, al oratorio de la casa, en el lugar santísimo, debajo de las alas de los querubines.

2 Chronicles 5:8
Y los querubines extendían las dos alas sobre el asiento del arca, y cubrían los querubines por encima así el arca como sus barras.

2 Chronicles 5:9
E hicieron salir a fuera las barras, para que se viesen las cabezas de las barras del arca delante del oratorio, mas no se veían desde fuera: y allí estuvieron hasta hoy.

2 Chronicles 5:10
En el arca no había sino las dos tablas que Moisés había puesto en Horeb, con las cuales Jehová había hecho alianza con los hijos de Israel, cuando salieron de Egipto.

2 Chronicles 5:11
Y como los sacerdotes salieron del santuario, (porque todos los sacerdotes que se hallaron habían sido santificados,) no podían guardar sus veces.

2 Chronicles 5:12
Y los Levitas cantores todos, los de Asaf, los de Hemán, y los de Iditún, juntamente con sus hijos y sus hermanos, estaban vestidos de lino fino, con címbalos, y salterios, y arpas, al oriente del altar; y con ellos ciento y veinte sacerdotes que tocaban trompetas.

2 Chronicles 5:13
Y tocaban las trompetas, y cantaban con la voz todos a una como un varón, alabando y glorificando a Jehová, cuando alzaban la voz con trompetas, y címbalos, y órganos de música, cuando alababan a Jehová: Porque es bueno, porque su misericordia es para siempre. Y la casa fué llena de una nube, la casa de Jehová;

2 Chronicles 5:14
Y no podían los sacerdotes estar para ministrar por causa de la nube: porque la gloria de Jehová había henchido la casa de Dios.

2 Chronicles 6:1
ENTÓNCES dijo Salomon: Jehová ha dicho, que él habitará en la oscuridad.

2 Chronicles 6:2
Yo pues he edificado una casa de morada para tí, y una habitación en que mores para siempre.

2 Chronicles 6:3
Y volviendo el rey su rostro bendijo a toda la congregación de Israel, y toda la congregación de Israel estaba en pié, y él dijo:

2 Chronicles 6:4
Bendito sea Jehová Dios de Israel, el cual dijo por su boca a David mi padre, y con su mano ha cumplido, diciendo:

2 Chronicles 6:5
Desde el día que saqué mi pueblo de la tierra de Egipto, ninguna ciudad he elegido de todas las tribus de Israel, para edificar casa donde estuviese mi nombre; ni he escogido varón, que fuese príncipe sobre mi pueblo Israel:

2 Chronicles 6:6
Mas a Jerusalem he elegido para que en ella esté mi nombre, y a David he elegido para que fuese sobre mi pueblo Israel.

2 Chronicles 6:7
Y David mi padre tuvo en corazón de edificar casa al nombre de Jehová Dios de Israel.

2 Chronicles 6:8
Mas Jehová dijo a David mi padre: De haber tenido en tu corazón de edificar casa a mi nombre, bien has hecho de haber tenido esto en tu corazon:

2 Chronicles 6:9
Empero tú no edificarás la casa; sino tu hijo que saldrá de tus lomos, él edificará casa a mi nombre.

2 Chronicles 6:10
Y Jehová ha cumplido su palabra, que dijo: y levantéme yo por David mi padre, y asentéme en el trono de Israel, como Jehová había dicho; y he edificado casa al nombre de Jehová Dios de Israel.

2 Chronicles 6:11
Y he puesto en ella el arca en la cual está el concierto de Jehová que concertó con los hijos de Israel.

2 Chronicles 6:12
Y púsose delante del altar de Jehová delante de toda la congregación de Israel, y extendió sus manos:

2 Chronicles 6:13
Porque Salomón había hecho un púlpito de metal, y le había puesto en medio del patio, de longitud de cinco codos, y de anchura de otros cinco, y de altura de tres codos, y púsose sobre él, e hincóse de rodillas delante de toda la congregación de Israel, y extendiendo sus manos al cielo, dijo:

2 Chronicles 6:14
Jehová Dios de Israel, no hay Dios semejante a tí en el cielo, ni en la tierra, que guardas el concierto, y la misericordia a tus siervos, que caminan delante de tí con todo su corazon:

2 Chronicles 6:15
Que has guardado a tu siervo David mi padre lo que le dijiste: tú lo dijiste de tu boca, mas con tu mano lo has cumplido, como parece este día.

2 Chronicles 6:16
Ahora pues Jehová Dios de Israel, guarda a tu siervo David mi padre lo que le has prometido, diciendo: No faltará de tí varón delante de mí que se asiente en el trono de Israel, a condición que tus hijos guarden su camino, andando en mi ley, como tú has andado delante de mí.

2 Chronicles 6:17
Ahora pues, oh Jehová Dios de Israel, sea firme tu palabra que dijiste a tu siervo David.

2 Chronicles 6:18
¿Es verdad que Dios ha de habitar con el hombre en la tierra? He aquí, los cielos, y los cielos de los cielos no te comprenden, ¿cuánto menos esta casa que he edificado?

2 Chronicles 6:19
Mas tú mirarás a la oración de tu siervo, y a su ruego, oh Jehová Dios mío, para oir el clamor y la oración con que tu siervo ora delante de tí:

2 Chronicles 6:20
Que tus ojos estén abiertos sobre esta casa de día y de noche, sobre el lugar del cual dijiste: Mi nombre será allí: que oigas la oración con que tu siervo ora en este lugar.

2 Chronicles 6:21
Asimismo, que oigas el ruego de su siervo, y de tu pueblo Israel, cuando oraren en este lugar; que tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu habitación; que oigas, y perdones.

2 Chronicles 6:22
Si alguno pecare contra su prójimo, y él le pidiere juramento haciéndolo jurar, y el juramento viniere delante de tu altar en esta casa;

2 Chronicles 6:23
Tú oirás desde los cielos, y harás, y juzgarás a tus siervos, pagando al impío, dándole su camino en su cabeza, y justificando al justo, dándole conforme a su justicia.

2 Chronicles 6:24
Si tu pueblo Israel cayere delante de los enemigos por haber pecado contra tí, y si se convirtieren, y confesaren tu nombre, y rogaren delante de tí en esta casa;

2 Chronicles 6:25
Tú oirás desde los cielos, y perdonarás el pecado de tu pueblo Israel, y volverlos has a la tierra que diste a ellos y a sus padres.

2 Chronicles 6:26
Si los cielos se cerraren, que no haya lluvias por haber pecado contra tí, si oraren a tí en este lugar, y confesaren tu nombre, y se convirtieren de sus pecados cuando los afligieres;

2 Chronicles 6:27
Tú los oirás en los cielos, y perdonarás el pecado de tus siervos, y de tu pueblo Israel, y les enseñarás el buen camino para que anden en él, y darás lluvia sobre tu tierra, la cual diste por heredad a tu pueblo.

2 Chronicles 6:28
Y si hubiere hambre en la tierra, o si hubiere pestilencia, o si hubiere tizoncillo, o niebla, lagarta, langosta, o pulgon; o si los cercaren sus enemigos en la tierra de sus ciudades; o cualquiera llaga, o enfermedad:

2 Chronicles 6:29
Toda oración, y todo ruego que cualquier hombre hiciere, o todo tu pueblo Israel, o cualquiera que conociere su llaga, y su dolor en su corazón, si extendiere sus manos a esta casa;

2 Chronicles 6:30
Tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu habitación, y perdonarás, y darás a cada uno conforme a sus caminos, habiendo conocido su corazon; porque tú solo conoces el corazón de los hijos de los hombres:

2 Chronicles 6:31
Para que te teman, y anden en tus caminos todos los dias que vivieren sobre la haz de la tierra que tú diste a nuestros padres.

2 Chronicles 6:32
Y también al extranjero, que no fuere de tu pueblo Israel, que hubiere venido de léjas tierras, por causa de tu grande nombre, y de tu mano fuerte, y de tu brazo extendido, si vinieren, y oraren en esta casa;

2 Chronicles 6:33
Tú oirás desde los cielos, desde la habitación de tu morada, y harás conforme a todas las cosas por las cuales el extranjero hubiere clamado a tí: para que todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre, y te teman como tu pueblo Israel; y sepan que tu nombre es invocado sobre esta casa que he edificado.

2 Chronicles 6:34
Si tu pueblo saliere a la guerra contra sus enemigos por el camino que tú los enviares, y oraren a tí hacia esta ciudad que tú elegiste, hacia la casa que he edificado a tu nombre;

2 Chronicles 6:35
Tú oirás desde los cielos su oración y su ruego, y defenderás su causa.

2 Chronicles 6:36
Si pecaren contra tí, pues que no hay hombre que no peque, y te airares contra ellos, y los entregares delante de sus enemigos, para que los que los tomaren, los lleven cautivos a tierra de enemigos léjos o cerca;

2 Chronicles 6:37
Y ellos volvieren en sí en la tierra donde fueren llevados cautivos, y si se convirtieren, y oraren a tí en la tierra de su cautividad, y dijeren: Pecámos, hemos hecho inicuamente, hemos hecho impíamente;

2 Chronicles 6:38
Y se convirtieren a tí de todo su corazón, y de toda su alma, en la tierra de su cautividad, donde los hubieren llevado cautivos, y oraren hacia su tierra, que tú diste a sus padres, hacia la ciudad que tú elegiste, y hacia la casa que he edificado a tu nombre;

2 Chronicles 6:39
Tú oirás desde los cielos, desde la morada de tu habitación, su oración y su ruego, y defenderás su causa, y perdonarás a tu pueblo que pecó contra tí.

2 Chronicles 6:40
Ahora pues, oh Dios mío, estén, yo te ruego, abiertos tus ojos, y atentas tus orejas a la oración en este lugar.

2 Chronicles 6:41
Oh Jehová Dios, levántate ahora para tu reposo, tú y el arca de tu fortaleza: oh Jehová Dios, tus sacerdotes sean vestidos de salud, y tus misericordiosos gocen de bien.

2 Chronicles 6:42
Jehová Dios, no hagas volver el rostro de tu ungido: acuérdate de las misericordias de David tu siervo.

2 Chronicles 7:1
Y COMO Salomón acabó de orar, el fuego descendió de los cielos, y consumió el holocausto, y las víctimas; y la gloria de Jehová hinchió la casa.

2 Chronicles 7:2
Y no podían entrar los sacerdotes en la casa de Jehová, porque la gloria de Jehová había henchido la casa de Jehová.

2 Chronicles 7:3
Y como vieron todos los hijos de Israel descender el fuego, y la gloria de Jehová sobre la casa, cayeron en tierra en el solado sobre sus rostros, y adoraron glorificando a Jehová, diciendo: Que es bueno, que su misericordia es para siempre.

2 Chronicles 7:4
Y el rey y todo el pueblo sacrificaban sacrificios delante de Jehová.

2 Chronicles 7:5
Y sacrificó el rey Salomón en sacrificio veinte y dos mil bueyes, y ciento y veinte mil ovejas: y dedicaron la casa de Dios el rey y todo el pueblo.

2 Chronicles 7:6
Y los sacerdotes estaban en sus órdenes, y los Levitas con los instrumentos de música de Jehová, que había hecho el rey David para alabar a Jehová, diciendo: Que su misericordia es para siempre: cuando David alababa por mano de ellos. Y los sacerdotes tañían trompetas delante de ellos, y todo Israel estaba en pié.

2 Chronicles 7:7
También santificó Salomón el medio del patio que estaba delante de la casa de Jehová, por cuanto había hecho allí los holocaustos, y los sebos de los pacíficos; porque en el altar de metal, que Salomón había hecho, no podían caber los holocaustos, y el presente, y los sebos.

2 Chronicles 7:8
Entónces hizo Salomón fiesta siete dias, y con él todo Israel, una grande congregación, desde la entrada de Emat hasta el arroyo de Egipto.

2 Chronicles 7:9
Al octavo día hicieron convocación, porque la dedicación del altar habían hecho en siete dias, y habían celebrado la solemnidad por siete dias.

2 Chronicles 7:10
Y a los veinte y tres del mes séptimo envió al pueblo a sus estancias alegres y gozosos de corazón por los beneficios que Jehová había hecho a David, y a Salomón, y a su pueblo Israel.

2 Chronicles 7:11
Y Salomón acabó la casa de Jehová, y la casa del rey: y todo lo que Salomón tuvo en voluntad de hacer en la casa de Jehová, y en su casa, fué prosperado.

2 Chronicles 7:12
Y Jehová apareció a Salomón de noche, y díjole: Yo he oido tu oración, y yo he elegido para mí este lugar, por una casa de sacrificio.

2 Chronicles 7:13
Si yo cerrare los cielos, que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia en mi pueblo;

2 Chronicles 7:14
Y si se humillare mi pueblo sobre los cuales mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi faz, y se convirtieren de sus caminos malos, entónces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

2 Chronicles 7:15
Ahora mis ojos estarán abiertos, y mis orejas atentas a la oración en este lugar.

2 Chronicles 7:16
Así que ahora yo he elegido y santificado esta casa, para que esté en ella mi nombre para siempre, y mis ojos y mi corazón estarán allí para siempre.

2 Chronicles 7:17
Y tú, si anduvieres delante de mí, como anduvo David tu padre, e hicieres todas las cosas que yo te he mandado, y guardares mis estatutos y mis derechos,

2 Chronicles 7:18
Yo confirmaré el trono de tu reino, como concerté con David tu padre, diciendo: No faltará varón de tí, que domine en Israel.

2 Chronicles 7:19
Mas si vosotros os volviereis, y dejareis mis estatutos y mis preceptos, que yo os he propuesto, y fuereis y sirviereis a dioses ajenos, y los adorareis;

2 Chronicles 7:20
Yo los arrancaré de mi tierra que les he dado: y esta casa que he santificado a mi nombre, yo la echaré de delante de mí, y la pondré por proverbio y fábula en todos los pueblos.

2 Chronicles 7:21
Y esta casa que fué tan ilustre, será espanto a todo pasante; y dirá: ¿Por qué ha hecho así Jehová a esta tierra, y a esta casa?

2 Chronicles 7:22
Y serle ha respondido: Por cuanto dejaron a Jehová Dios de sus padres, el cual los sacó de la tierra de Egipto, y echaron mano de dioses ajenos, y los adoraron y sirvieron: por eso él ha traido sobre ellos todo este mal.

2 Chronicles 8:1
Y ACONTECIÓ que al cabo de veinte años, que Salomón hubo edificado la casa de Jehová, y su casa,

2 Chronicles 8:2
Edificó Salomón las ciudades que Hiram había dado a Salomón, y puso en ellas a los hijos de Israel.

2 Chronicles 8:3
Después vino Salomón a Emat Suba, y la tomó.

2 Chronicles 8:4
Y edificó a Tadmor en el desierto, y todas las ciudades de las municiones, que edificó en el desierto.

2 Chronicles 8:5
Asimismo reedificó a Bet-orón la de arriba, y a Bet-orón la de abajo, ciudades fortificadas de muros, puertas, y barras.

2 Chronicles 8:6
Ítem, a Balaat, y a todas las villas de munición, que tenía Salomon: también todas las ciudades de los carros, y las de la gente de a caballo: y todo lo que Salomón quiso edificar en Jerusalem, y en el Líbano, y en toda la tierra de su señorío,

2 Chronicles 8:7
Y a todo el pueblo, que había quedado de los Jetteos, Amorreos, Ferezeos, Heveos, Jebuseos, que no eran de Israel;

2 Chronicles 8:8
Los hijos de los que habían quedado en la tierra después de ellos, a los cuales los hijos de Israel no destruyeron del todo, hizo Salomón tributarios hasta hoy.

2 Chronicles 8:9
Y de los hijos de Israel no puso Salomón siervos en su obra; porque eran hombres de guerra, y sus príncipes, y sus capitanes, y príncipes de sus carros, y su gente de a caballo.

2 Chronicles 8:10
Y tenía Salomón doscientos y cincuenta príncipes de los gobernadores, los cuales presidían en el pueblo.

2 Chronicles 8:11
Y pasó Salomón a la hija de Faraón de la ciudad de David a la casa que él le había edificado; porque dijo entre sí: Mi mujer no morará en la casa de David rey de Israel, porque son cosas sagradas, por haber entrado en ellas el arca de Jehová.

2 Chronicles 8:12
Entónces ofreció Salomón holocaustos a Jehová sobre el altar de Jehová, que había edificado delante del portal;

2 Chronicles 8:13
Para que ofreciesen cada cosa en su día, conforme al mandamiento de Moisés, en los sábados, nuevas lunas, y fiestas, tres veces en el año; en la fiesta de los panes sin levadura, en la fiesta de las semanas, y en la fiesta de las cabañas.

2 Chronicles 8:14
Y constituyó los repartimientos de los sacerdotes en sus oficios, conforme a la ordenación de David su padre: los Levitas por sus órdenes, para que alabasen y ministrasen delante de los sacerdotes, cada cosa en su día: y los porteros por su órden a cada puerta: porque así lo había mandado David, varón de Dios.

2 Chronicles 8:15
Y no salieron del mandamiento del rey en cuanto a los sacerdotes, y Levitas, y los tesoros, y todo negocio.

2 Chronicles 8:16
Porque toda la obra de Salomón estaba aparejada, desde el día que la casa de Jehová fué fundada hasta que se acabó, que la casa de Jehová fué acabada del todo.

2 Chronicles 8:17
Entónces Salomón fué a Asión-gaber, y a Elat a la costa de la mar en la tierra de Edom.

2 Chronicles 8:18
Porque Hiram le había enviado navíos por mano de sus siervos, y marineros diestros por la mar, los cuales habían ido con los siervos de Salomón a Ofir, y habían tomado de allá cuatrocientos y cincuenta talentos de oro, y los habían traido al rey Salomón.

2 Chronicles 9:1
Y LA reina de Sabá oyendo la fama de Salomón, vino a Jerusalem para tentar a Salomón con preguntas oscuras, con un muy grande ejército, con camellos cargados de olores, y oro en abundancia, y piedras preciosas. Y luego que vino a Salomón, habló con él todo lo que tenía en su corazón.

2 Chronicles 9:2
Y Salomón le declaró todas sus palabras: ninguna cosa quedó que Salomón no le declarase.

2 Chronicles 9:3
Y viendo la reina de Sabá la sabiduría de Salomón, y la casa que había edificado,

2 Chronicles 9:4
Y las viandas de su mesa, y el asiento de sus siervos, y el estado de sus criados, y los vestidos de ellos, sus maestresalas y sus vestidos, y su subida por donde subía a la casa de Jehová, no quedó más espíritu en ella;

2 Chronicles 9:5
Y dijo al rey: Verdad es lo que he oido en mi tierra de tus cosas, y de tu sabiduría:

2 Chronicles 9:6
Mas yo no creía las palabras de ellos, hasta que he venido, y mis ojos han visto; y he aquí que ni aun la mitad de la multitud de tu sabiduría me había sido dicha: porque tú añades sobre la fama que yo había oido.

2 Chronicles 9:7
Bienaventurados tus varones, y bienaventurados estos tus siervos, que están siempre delante de tí, y oyen tu sabiduría.

2 Chronicles 9:8
Jehová tu Dios sea bendito, que se ha agradado en tí, para ponerte sobre su trono por rey de Jehová tu Dios: por cuanto tu Dios ha amado a Israel, para afirmarle perpetuamente, y te puso por rey sobre ellos para que hagas juicio y justicia.

2 Chronicles 9:9
Y dió al rey ciento y veinte talentos de oro, y gran copia de especiería, y piedras preciosas: nunca hubo tal especiería como la que dió la reina de Sabá al rey Salomón.

2 Chronicles 9:10
También los siervos de Hiram, y los siervos de Salomón, que habían traido el oro de Ofir, trajeron madera de almugim, y piedras preciosas.

2 Chronicles 9:11
E hizo el rey de la madera de almugim gradas en la casa de Jehová, y en las casas reales, y arpas y salterios para los cantores: nunca en tierra de Judá fué vista madera semejante.

2 Chronicles 9:12
Y el rey Salomón dió a la reina de Sabá todo lo que ella quiso y le pidió, más de lo que ella había traido al rey: y ella se volvió y se fué a su tierra con sus siervos.

2 Chronicles 9:13
Y el peso de oro que venía a Salomón cada un año era seiscientos y sesenta y seis talentos de oro,

2 Chronicles 9:14
Sin lo que traían los mercaderes y negociantes. Y también todos los reyes de Arabia, y los príncipes de la tierra, traían oro y plata a Salomón.

2 Chronicles 9:15
Hizo también el rey Salomón doscientos paveses de oro de martillo, que tenía cada paves seiscientas piezas de oro de martillo.

2 Chronicles 9:16
Ítem, trescientos escudos de oro extendido, que tenía cada escudo trescientas piezas de oro. Y púsolos el rey en la casa del bosque del Líbano.

2 Chronicles 9:17
Hizo también el rey un gran trono de marfil, y cubrióle de oro puro:

2 Chronicles 9:18
Y al trono seis gradas, y un estrado de oro al trono, y arrimadizos de la una parte y de la otra al lugar del asiento, y dos leones, que estaban junto a los arrimadizos.

2 Chronicles 9:19
Había también allí doce leones sobre las seis gradas de la una parte y de la otra: en todos los reinos nunca fué hecho otro tal.

2 Chronicles 9:20
Toda la bajilla del rey Salomón era de oro, y toda la bajilla de la casa del bosque del Líbano de oro puro. En los dias de Salomón la plata no era de estima.

2 Chronicles 9:21
Porque la flota del rey iba a Társis con los siervos de Hiram, y cada tres años solían venir las naves de Társis, y traían oro, plata, marfil, simios, y pavos.

2 Chronicles 9:22
Y excedió el rey Salomón a todos los reyes de la tierra en riqueza y en sabiduría.

2 Chronicles 9:23
Y todos los reyes de la tierra procuraban ver el rostro de Salomón, por oir su sabiduría, que Dios había dado en su corazón.

2 Chronicles 9:24
Y de estos cada uno traía su presente, vasos de plata, vasos de oro, vestidos, armas, especierías, caballos, y acémilas, todos los años.

2 Chronicles 9:25
Tuvo también Salomón cuatro mil caballerizas para los caballos y carros, y doce mil caballeros, los cuales puso en las ciudades de los carros, y con el rey en Jerusalem.

2 Chronicles 9:26
Y tuvo señorío sobre todos los reyes, desde el río hasta la tierra de los Filisteos, y hasta el término de Egipto.

2 Chronicles 9:27
Y puso el rey plata en Jerusalem como piedras, y cedros como los cabrahigos que nacen por las campañas en abundancia.

2 Chronicles 9:28
Sacaban también caballos para Salomón de Egipto, y de todas las provincias.

2 Chronicles 9:29
Lo demás de los hechos de Salomón primeros y postreros, ¿no está todo escrito en los libros de Natán profeta, y en la profecia de Ahías Silonita, y en las profecias de Addo vidente, contra Jeroboam, hijo de Nabat?

2 Chronicles 9:30
Y reinó Salomón en Jerusalem sobre todo Israel cuarenta años.

2 Chronicles 9:31
Y durmió Salomón con sus padres, y sepultáronle en la ciudad de David su padre: y reinó en su lugar Roboam su hijo.

2 Chronicles 10:1
Y ROBOAM fué a Siquem, por- que en Siquem se había juntado todo Israel para hacerle rey.

2 Chronicles 10:2
Y como Jeroboam, hijo de Nabat, el cual estaba en Egipto, donde había huido a causa del rey Salomón, lo oyó, volvió de Egipto.

2 Chronicles 10:3
Y enviaron y llamáronle. Y vino Jeroboam, y todo Israel, y hablaron a Roboam, diciendo:

2 Chronicles 10:4
Tu padre agravó nuestro yugo, afloja tú pues ahora algo de la dura servidumbre, y del grave yugo con que tu padre nos apremió, y servirte hemos.

2 Chronicles 10:5
Y él les dijo: Volvéd a mí de aquí a tres dias. Y el pueblo se fué.

2 Chronicles 10:6
Entónces el rey Roboam tomó consejo con los viejos que habían estado delante de Salomón su padre, cuando vivía, y díjoles: ¿Cómo aconsejáis vosotros que responda a este pueblo?

2 Chronicles 10:7
Y ellos le hablaron, diciendo: Si te hubieres humanamente con este pueblo, y los agradares, y les hablares buenas palabras, ellos te servirán perpetuamente.

2 Chronicles 10:8
Mas él dejando el consejo de los viejos, que le dieron, tomó consejo con los jóvenes, que se habían criado con él, y que asistían delante de él.

2 Chronicles 10:9
Y díjoles: ¿Qué aconsejáis vosotros que respondamos a este pueblo que me ha hablado, diciendo: Alivia algo del yugo que tu padre puso sobre nosotros?

2 Chronicles 10:10
Entónces los jóvenes, que se habían criado con él, le hablaron, diciendo: Así dirás al pueblo que te ha hablado, diciendo: Tu padre agravó nuestro yugo, tú pues descárganos. Así les dirás: El menor dedo mío es más grueso que los lomos de mi padre.

2 Chronicles 10:11
Así que mi padre os cargó de grave yugo, y yo añadiré a vuestro yugo: mi padre os castigó con azotes, y yo con escorpiones.

2 Chronicles 10:12
Vino pues Jeroboam y todo el pueblo a Roboam al tercero día, como el rey les había mandado, diciendo: Volvéd a mí de aquí a tres dias.

2 Chronicles 10:13
Y respondióles el rey ásperamente; y dejó el rey Roboam el consejo de los viejos,

2 Chronicles 10:14
Y hablóles conforme al consejo de los mancebos, diciendo: Mi padre agravó vuestro yugo, y yo añadiré a vuestro yugo: mi padre os castigó con azotes, y yo con escorpiones.

2 Chronicles 10:15
Y no escuchó el rey al pueblo: porque era la voluntad de Dios para complir Jehová su palabra que había hablado por Ahías Silonita a Jeroboam, hijo de Nabat.

2 Chronicles 10:16
Y viendo todo Israel que el rey no le había oido, respondió el pueblo al rey, diciendo: ¿Qué parte tenemos nosotros con David, ni herencia en el hijo de Isaí? Israel cada uno a sus estancias: David mira ahora por tu casa. Así se fué todo Israel a sus estancias.

2 Chronicles 10:17
Y reinó Roboam sobre los hijos de Israel, que habitaban en las ciudades de Judá.

2 Chronicles 10:18
Y envió el rey Roboam a Aduram, que tenía cargo de los tributos, y apedreáronle los hijos de Israel con piedras, y murió. Entónces el rey Roboam se hizo fuerte, y subiendo en un carro huyó a Jerusalem.

2 Chronicles 10:19
Así se rebeló Israel de la casa de David hasta hoy.

2 Chronicles 11:1
Y COMO vino Roboam a Jeru- salem, juntó la casa de Judá y de Benjamín, ciento y ochenta mil hombres escogidos de guerra para pelear contra Israel, y volver el reino a Roboam.

2 Chronicles 11:2
Y fué palabra de Jehová a Semeías varón de Dios, diciendo:

2 Chronicles 11:3
Habla a Roboam, hijo de Salomón rey de Judá, y a todos los Israelitas, que están, en Judá y en Benjamín, diciéndoles:

2 Chronicles 11:4
Así ha dicho Jehová: No subáis, ni peléeis contra vuestros hermanos: vuélvase cada uno a su casa, porque yo he hecho este negocio. Y ellos oyeron la palabra de Jehová, y tornáronse, y no fueron contra Jeroboam.

2 Chronicles 11:5
Y habitó Roboam en Jerusalem, y edificó ciudades para fortificar a Judá.

2 Chronicles 11:6
Y edificó a Belén, y a Etán, y a Tecua,

2 Chronicles 11:7
Y a Bet-sur, y a Soco, y a Odollam,

2 Chronicles 11:8
Y a Get, y a Maresa, y a Zif,

2 Chronicles 11:9
Y a Aduram,, y a Laquis, y a Azeca,

2 Chronicles 11:10
Y a Saraa, y a Ajalón, y a Hebrón, que eran en Judá, y en Benjamín, ciudades fuertes.

2 Chronicles 11:11
Fortificó también las guarniciones; y puso en ellas capitanes, y vituallas, vino y aceite.

2 Chronicles 11:12
Y en todas las ciudades escudos y lanzas: y fortificólas en gran manera, y Judá y Benjamín le eran sujetos.

2 Chronicles 11:13
Y los sacerdotes y Levitas que estaban en todo Israel, se juntaron a él de todos sus términos,

2 Chronicles 11:14
Porque los Levitas debajan sus ejidos, y sus posesiones, y se venían a Judá, y a Jerusalem; que Jeroboam y sus hijos los echaban del ministerio de Jehová.

2 Chronicles 11:15
Y él se hizo sacerdotes para los altos, y para los demonios, y para los becerros que él había hecho.

2 Chronicles 11:16
Tras ellos vinieron también de todas las tribus de Israel, los que habían puesto su corazón en buscar a Jehová Dios de Israel: y viniéronse a Jerusalem para sacrificar a Jehová el Dios de sus padres.

2 Chronicles 11:17
Y fortificaron el reino de Judá, y confirmaron a Roboam, hijo de Salomón, tres años; porque tres años anduvieron en el camino de David, y de Salomón.

2 Chronicles 11:18
Y tomóse Roboam por mujer a Mahalat, hija de Jerimot, hijo de David: y a Abihail, hija de Eliab, hijo de Isaí.

2 Chronicles 11:19
La cual le parió hijos, a Jeus, Somoria, y Zoón.

2 Chronicles 11:20
Tras ella tomó a Maaca, hija de Absalom: la cual le parió a Abías, Etai, Ziza, y Salomit.

2 Chronicles 11:21
Mas Roboam amó a Maaca la hija de Absalom sobre todas sus mujeres y concubinas: porque tomó diez y ocho mujeres, y sesenta concubinas, y engendró veinte y ocho hijos, y sesenta hijas.

2 Chronicles 11:22
Y puso Roboam a Abías, hijo de Maaca, por cabeza y príncipe de sus hermanos, porque le quería hacer rey.

2 Chronicles 11:23
E hízole instruir, y esparció todos sus hijos por todas las tierras de Judá y de Benjamín, y por todas las ciudades fuertes, y dióles vituallas en abundancia, y pidió muchas mujeres.

2 Chronicles 12:1
Y COMO Roboam hubo confir- mado el reino, dejó la ley de Jehová, y con él todo Israel.

2 Chronicles 12:2
Y en el quinto año del rey Roboam subió Sesac rey de Egipto contra Jerusalem, por cuanto se habían rebelado contra Jehová,

2 Chronicles 12:3
Con mil y doscientos carros, y con sesenta mil hombres de a caballo: mas el pueblo que venía con él de Egipto no tenía número, de Libios, Trogloditas, y Etiopes.

2 Chronicles 12:4
Y tomó las ciudades fuertes de Judá, y llegó hasta Jerusalem.

2 Chronicles 12:5
Entónces vino Semeías profeta a Roboam, y a los príncipes de Judá que estaban congregados en Jerusalem por causa de Sesac, y díjoles: Así ha dicho Jehová: Vosotros me habéis dejado, y yo también os he dejado en mano de Sesac.

2 Chronicles 12:6
Y los príncipes de Israel, y el rey, se humillaron, y dijeron: Justo es Jehová.

2 Chronicles 12:7
Y como vió Jehová, que se habían humillado, fué palabra de Jehová a Semeías, diciendo: Hánse humillado: no los destruiré, ántes en breve los salvaré; y no se derramará mi ira contra Jerusalem por mano de Sesac.

2 Chronicles 12:8
Empero serán sus siervos; para que sepan que es servirme a mí, o servir a los reinos de las naciones.

2 Chronicles 12:9
Y subió Sesac rey de Egipto a Jerusalem, y tomó los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa del rey, todo lo llevó: y tomó los paveses de oro que Salomón había hecho,

2 Chronicles 12:10
E hizo el rey Roboam en lugar de ellos paveses de metal, y entrególos en manos de los príncipes de la guardia, que guardaba la entrada de la casa del rey.

2 Chronicles 12:11
Y cuando el rey iba a la casa de Jehová, venían los de la guardia, y traíanlos, y después los volvían a la cámara de la guardia.

2 Chronicles 12:12
Y como él se humilló, la ira de Jehová se apartó de él, para no destruirle del todo: y también en Judá las cosas fueron bien.

2 Chronicles 12:13
Y fortificado Roboam, reinó en Jerusalem: y era Roboam de cuarenta y un años, cuando comenzó a reinar, y diez y siete años reinó en Jerusalem, ciudad que escogió Jehová, para poner en ella su nombre, de todas las tribus de Israel: y el nombre de su madre fué Naama, Ammonita.

2 Chronicles 12:14
E hizo lo malo, porque no apercibió su corazón para buscar a Jehová.

2 Chronicles 12:15
Y las cosas de Roboam primeras y postreras, ¿no están escritas en los libros de Semeías profeta, y de Addo vidente, en la cuenta de los linajes? Y hubo guerra perpetua entre Roboam y Jeroboam.

2 Chronicles 12:16
Y durmió Roboam con sus padres, y fué sepultado en la ciudad de David: y reinó en su lugar Abías su hijo.

2 Chronicles 13:1
A LOS diez y ocho años del rey Jeroboam reinó Abías sobre Judá,

2 Chronicles 13:2
Y reinó tres años en Jerusalem. El nombre de su madre fué Micaia, hija de Uriel de Gabaa. Y hubo guerra entre Abías y Jeroboam.

2 Chronicles 13:3
Y Abías ordenó batalla con el ejército de los valerosos en la guerra, cuatrocientos mil hombres escogidos: y Jeroboam ordenó batalla contra él con ochocientos mil hombres escogidos, fuertes y valerosos.

2 Chronicles 13:4
Y levantóse Abías sobre el monte de Semerón, que es en los montes de Efraim, y dijo: Oídme Jeroboam, y todo Israel:

2 Chronicles 13:5
¿No sabéis vosotros, que Jehová Dios de Israel dió el reino a David sobre Israel perpetuamente, a él y a sus hijos en alianza de sal?

2 Chronicles 13:6
¿Y que Jeroboam, hijo de Nabat, siervo de Salomón, hijo de David, se levantó y se rebeló contra su señor:

2 Chronicles 13:7
Y que se allegaron a él hombres vanos, e hijos de Belial: y pudieron más que Roboam, hijo de Salomon; porque Roboam era mozo, y tierno de corazón, y no se esforzó delante de ellos?

2 Chronicles 13:8
Y ahora vosotros consultáis para fortificaros contra el reino de Jehová, que está en mano de los hijos de David; y sois muchos, y tenéis con vosotros los becerros de oro, que Jeroboam os hizo por dioses.

2 Chronicles 13:9
¿No echasteis vosotros los sacerdotes de Jehová, los hijos de Aarón, y los Levitas, y os habéis hecho sacerdotes a la manera de los pueblos de las tierras, que cualquiera venga a consagrarse con un becerro, hijo de vaca, y siete carneros, y sea sacerdote de los que no son dioses?

2 Chronicles 13:10
Mas a nosotros, Jehová es nuestro Dios y no le dejamos: y los sacerdotes que ministran a Jehová son los hijos de Aarón, y los Levitas en la obra:

2 Chronicles 13:11
Los cuales queman a Jehová los holocaustos cada mañana y cada tarde, y los perfumes aromáticos, y ponen los panes sobre la mesa limpia, y el candelero de oro con sus candilejas para que ardan cada tarde; porque nosotros guardamos la observancia de Jehová nuestro Dios: mas vosotros le habéis dejado.

2 Chronicles 13:12
Y, he aquí, Dios está con nosotros por cabeza, y sus sacerdotes, y las trompetas del júbilo, para que suenen contra vosotros. Oh hijos de Israel, no peleéis contra Jehová el Dios de vuestros padres, porque no os sucederá bien.

2 Chronicles 13:13
Y Jeroboam hizo una emboscada al derredor, para venir a ellos por las espaldas: y la emboscada estaba a las espaldas de Judá, y ellos delante.

2 Chronicles 13:14
Entónces como miró Judá, he aquí que tenían batalla delante y a las espaldas. Y clamaron a Jehová, y los sacerdotes tocaron las trompetas.

2 Chronicles 13:15
Y los de Judá alzaron grita. Y como ellos alzaron grita, Dios venció a Jeroboam y a todo Israel delante de Abías y de Judá.

2 Chronicles 13:16
Y huyeron los hijos de Israel delante de Judá: y Dios los entregó en sus manos.

2 Chronicles 13:17
Y Abías y su pueblo hacían en ellos gran mortandad: y cayeron heridos de Israel quinientos mil hombres escogidos.

2 Chronicles 13:18
Así fueron humillados los hijos de Israel en aquel tiempo: y los hijos de Judá se fortificaron; porque estribaban en Jehová el Dios de sus padres.

2 Chronicles 13:19
Y siguió Abías a Jeroboam, y tomó sus ciudades, a Betel con sus aldeas, a Jesana con sus aldeas, a Efrón con sus aldeas.

2 Chronicles 13:20
Y nunca más Jeroboam tuvo fuerza en los dias de Abías: y Jehová le hirió, y murió.

2 Chronicles 13:21
Mas Abías se fortificó: y tomóse catorce mujeres, y engendró veinte y dos hijos, y diez y seis hijas.

2 Chronicles 13:22
Lo demás de los hechos de Abías, sus caminos, y sus negocios, está escrito en la historia de Addo profeta.

2 Chronicles 14:1
Y DURMIÓ Abías con sus padres, y fué sepultado en la ciudad de David: y reinó en su lugar Asa su hijo. En sus dias reposó la tierra diez años.

2 Chronicles 14:2
E hizo Asa lo bueno y recto en los ojos de Jehová su Dios:

2 Chronicles 14:3
Porque quitó los altares del ajeno, y los altos: quebró las imágenes, y taló los bosques,

2 Chronicles 14:4
Y mandó a Judá que buscasen a Jehová el Dios de sus padres, e hiciesen la ley y los mandamientos.

2 Chronicles 14:5
Y quitó de todas las ciudades de Judá los altos y las imágenes: y estuvo el reino quieto delante de él.

2 Chronicles 14:6
Y edificó ciudades fuertes en Judá, por cuanto había paz en la tierra, y no había guerra contra él en aquellos tiempos; porque Jehová le había dado reposo.

2 Chronicles 14:7
Dijo pues a Judá: Edifiquemos estas ciudades, y cerquémoslas de muros, torres, puertas, y barras, pues que la tierra es nuestra, por cuanto hemos buscado a Jehová nuestro Dios: nosotros le hemos buscado, y él nos ha dado reposo de todas partes. Y edificaron, y fueron prosperados.

2 Chronicles 14:8
Tuvo también Asa ejército que traía escudos y lanzas, trescientos mil de Judá; y doscientos y ochenta mil de Benjamín, que traían escudos, y flechaban arcos: todos hombres diestros.

2 Chronicles 14:9
Y salió contra ellos Zara Etiope con ejército de mil millares, y trescientos carros; y vino hasta Maresa.

2 Chronicles 14:10
Mas Asa salió contra él, y ordenaron la batalla en el valle de Sefata junto a Maresa.

2 Chronicles 14:11
Y clamó Asa a Jehová su Dios, y dijo: Jehová, no tienes tú más con el grande, que con el que ninguna fuerza tiene, para dar ayuda. Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en tí estribamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios: no prevalezca contra tí el hombre.

2 Chronicles 14:12
Y Jehová deshizo los Etiopes delante de Asa, y delante de Judá; y huyeron los Etiopes.

2 Chronicles 14:13
Y Asa, y el pueblo que con él estaba, los siguió hasta Gerara: y cayeron los Etiopes hasta no quedar en ellos hombre a vida; porque fueron deshechos delante de Jehová y de su ejército: y tomaron un muy grande despojo.

2 Chronicles 14:14
E hirieron todas las ciudades al derredor de Gerara; porque el terror de Jehová era sobre ellos: y saquearon todas las ciudades; porque había en ellas gran despojo.

2 Chronicles 14:15
Asimismo dieron sobre las cabañas de los ganados, y trajeron muchas ovejas y camellos; y volviéronse a Jerusalem.

2 Chronicles 15:1
Y FUÉ el Espíritu de Dios sobre Azarías, hijo de Obed;

2 Chronicles 15:2
Y salió al encuentro a Asa, y díjole: Oídme Asa, y todo Judá y Benjamín. Jehová es con vosotros, si vosotros fuéreis con él: y si le buscareis, será hallado de vosotros: mas si le dejareis, él también os dejará.

2 Chronicles 15:3
Muchos dias ha estado Israel sin verdadero Dios, y sin sacerdote, y sin enseñador, y sin ley.

2 Chronicles 15:4
Mas cuando con su tribulación se convirtieron a Jehová Dios de Israel, y le buscaron, él fué hallado de ellos.

2 Chronicles 15:5
En aquellos tiempos no hubo paz, ni para el que entraba, ni para el que salía, sino muchas destrucciones sobre todos los habitadores de las tierras.

2 Chronicles 15:6
Y la una gente destruía a la otra: y la una ciudad a la otra: porque Dios los conturbó con todas calamidades.

2 Chronicles 15:7
Esforzáos pues vosotros, y no se descoyunten vuestras manos: que salario hay para vuestra obra.

2 Chronicles 15:8
Y como Asa oyó las palabras y profecía de Obed profeta, fué confortado, y quitó las abominaciones de toda la tierra de Judá y de Benjamín, y de las ciudades que él había tomado en el monte de Efraim: y reparó el altar de Jehová, que estaba delante del portal de Jehová.

2 Chronicles 15:9
E hizo juntar a todo Judá y Benjamín, y con ellos los extranjeros de Efraim, y de Manasés, y de Simeon: porque muchos de Israel se habían pasado a él, viendo que Jehová su Dios era con él.

2 Chronicles 15:10
Y fueron juntos en Jerusalem en el mes tercero, a los quince años del reino de Asa.

2 Chronicles 15:11
Y sacrificaron a Jehová aquel mismo día, de los despojos que habían traido, siete cientos bueyes, y siete mil ovejas.

2 Chronicles 15:12
Y entraron en concierto de que buscarían a Jehová el Dios de sus padres, de todo su corazón, y de toda su alma:

2 Chronicles 15:13
Y que cualquiera que no buscase a Jehová el Dios de Israel, muriese, grande o pequeño, hombre o mujer.

2 Chronicles 15:14
Y juraron a Jehová a gran voz y júbilo, a son de trompetas, y de bocinas:

2 Chronicles 15:15
Del cual juramento todos los de Judá se alegraron; porque de todo su corazón le juraban, y de toda su voluntad le buscaban, y fué hallado de ellos: y Jehová les dió reposo de todas partes.

2 Chronicles 15:16
Y aun a Maaca la madre del rey Asa, él la depuso que no fuese señora, porque había hecho ídolo en el bosque: y Asa deshizo su ídolo, y le desmenuzó, y quemó en el arroyo de Cedrón.

2 Chronicles 15:17
Mas con todo eso los altos no eran quitados de Israel, aunque el corazón de Asa fué perfecto mientras vivió.

2 Chronicles 15:18
Y metió en la casa de Dios lo que su padre había dedicado, y lo que él había consagrado, plata, y oro, y vasos.

2 Chronicles 15:19
Y no hubo guerra hasta los treinta y cinco años del reino de Asa.

2 Chronicles 16:1
EN el año treinta y seis del reino de Asa subió Baasa rey de Israel contra Judá: y edificó a Rama, para no dejar salir ni entrar a alguno al rey Asa rey de Judá.

2 Chronicles 16:2
Entónces sacó Asa la plata y el oro de los tesoros de la casa de Jehová y de la casa real, y envió a Ben-adad rey de Siria, que estaba en Damasco, diciendo:

2 Chronicles 16:3
Alianza hay entre mí y tí, y entre mi padre y tu padre: he aquí, yo te he enviado plata y oro, para que vengas, y deshagas tu alianza, que tienes con Baasa rey de Israel, para que se retire de mí.

2 Chronicles 16:4
Y consintió Ben-adad con el rey Asa, y envió los capitanes de los ejércitos que tenía, a las ciudades de Israel; e hirieron a Ahión, Dan, y Abel-maim, y las ciudades fuertes de Neftalí.

2 Chronicles 16:5
Y oyéndolo Baasa, cesó de edificar a Rama, y dejó su obra.

2 Chronicles 16:6
Entónces el rey Asa tomó a todo Judá, y llevaron de Rama la piedra y madera con que Baasa edificaba; y con ello edificó a Gabaa, y Maspa.

2 Chronicles 16:7
En aquel tiempo vino Janani vidente a Asa rey de Judá, y díjole: Por cuanto has estribado sobre el rey de Siria, y no estribaste en Jehová tu Dios, por eso el ejército del rey de Siria ha escapado de tus manos.

2 Chronicles 16:8
¿Los Etiopes, y los Libios, no traían ejército en multitud con carros, y muy mucha gente de a caballo? mas, porque tú estribaste en Jehová, él los entregó en tus manos.

2 Chronicles 16:9
Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para corroborar a los que tienen corazón perfecto para con él. Locamente has hecho en esto, porque de aquí adelante habrá guerra contra tí.

2 Chronicles 16:10
Y Asa enojado contra el vidente, echóle en la casa de la cárcel, porque fué grandemente conmovido de esto. Y mató Asa en aquel tiempo algunos del pueblo.

2 Chronicles 16:11
He aquí pues, los hechos de Asa, primeros y postreros, están escritos en el libro de los reyes de Judá y de Israel.

2 Chronicles 16:12
Y el año treinta y nueve de su reino enfermó Asa de los piés para arriba, y en su enfermedad no buscó a Jehová, sino a los médicos.

2 Chronicles 16:13
Y durmió Asa con sus padres, y murió el año cuarenta y uno de su reino,

2 Chronicles 16:14
Y sepultáronle en sus sepulcros que él había hecho para sí, en la ciudad de David. 15  Y pusiéronle en una litera, la cual hinchieron de aromas, y olores hechos de obra de perfumadores: e hiciéronle una quema muy grande.

2 Chronicles 17:1
Y REINÓ en su lugar Josafat su hijo, el cual prevaleció contra Israel.

2 Chronicles 17:2
Y puso ejército en todas las ciudades fuertes de Judá, y puso gente de guarnición en tierra de Judá, y asimismo en las ciudades de Efraim, que su padre Asa había tomado.

2 Chronicles 17:3
Y fué Jehová con Josafat, porque anduvo en los caminos de David su padre los primeros, y no buscó a los Baales;

2 Chronicles 17:4
Mas buscó al Dios de su padre, y anduvo en sus mandamientos, y no según las obras de Israel.

2 Chronicles 17:5
Y confirmó Jehová el reino en su mano, y todo Judá dió presentes a Josafat: y tuvo riquezas, y gloria en abundancia.

2 Chronicles 17:6
Y su corazón se enalteció en los caminos de Jehová; y él quitó los altos y los bosques de Judá.

2 Chronicles 17:7
Al tercero año de su reino envió sus príncipes Ben-hail, Abdías, Zacarías, Nataniel, y Miqueas, para que enseñasen en las ciudades de Judá:

2 Chronicles 17:8
Y con ellos a los Levitas, Semeías, Natanías, Zabadías, y Asael, y Semiramot, y Jonatán, y Adonías, y Tobías, y Tobadonias, Levitas; y con ellos a Elisama y a Joram, sacerdotes.

2 Chronicles 17:9
Y enseñaron en Judá, teniendo consigo el libro de la ley de Jehová, y rodearon por todas las ciudades de Judá, enseñando el pueblo.

2 Chronicles 17:10
Y cayó el pavor de Jehová sobre todos los reinos de las tierras que estaban al rededor de Judá, que no osaron hacer guerra contra Josafat.

2 Chronicles 17:11
Y traían de los Filisteos presente, y plata de tributo a Josafat: los Arabes también le trajeron ganados, siete mil y siete cientos carneros, y siete mil y siete cientos machos de cabrío.

2 Chronicles 17:12
Y Josafat iba creciendo altamente: y edificó en Judá fortalezas y ciudades de depósitos.

2 Chronicles 17:13
Y tuvo muchas obras en las ciudades de Judá, y tuvo hombres de guerra, valientes de fuerzas, en Jerusalem.

2 Chronicles 17:14
Y este es el número de ellos según las casas de sus padres: En Judá, príncipes de los millares eran, el príncipe Ednas, y con él había trescientos mil hombres valientes de fuerzas.

2 Chronicles 17:15
Tras él, Johanán príncipe, y con él doscientos y ochenta mil.

2 Chronicles 17:16
Tras este, Amasías, hijo de Zecri, el cual se había ofrecido voluntariamente a Jehová; y con él doscientos mil hombres valientes.

2 Chronicles 17:17
De Benjamín; Eliada, hombre poderoso de fuerzas, y con él doscientos mil armados de arco y escudo.

2 Chronicles 17:18
Tras este, Jozabad, y con él ciento y ochenta mil apercebidos para la guerra.

2 Chronicles 17:19
Estos eran siervos del rey, sin los que el rey había puesto en las ciudades de guarnición por toda Judea.

2 Chronicles 18:1
Y TUVO Josafat riquezas y glo- ria en abundancia: y juntó parentesco con Acab.

2 Chronicles 18:2
Y después de algunos años, descendió a Acab a Samaria, y mató Acab muchas ovejas y bueyes para él, y para el pueblo que había venido con él; y persuadióle que fuese con él a Ramot de Galaad.

2 Chronicles 18:3
Y dijo Acab rey de Israel a Josafat rey de Judá: ¿Quieres venir conmigo a Ramot de Galaad? Y él le respondió: Como yo, así también tú: y como tu pueblo, así también mi pueblo: contigo a la guerra.

2 Chronicles 18:4
Y dijo más Josafat al rey de Israel: Ruégote que consultes hoy la palabra de Jehová.

2 Chronicles 18:5
Entónces el rey de Israel juntó cuatrocientos varones profetas, y díjoles: ¿Iremos a la guerra contra Ramot de Galaad, o reposarnos hemos? Y ellos dijeron: Sube; que Dios los entregará en mano del rey.

2 Chronicles 18:6
Y Josafat dijo: ¿Hay aun aquí algún profeta de Jehová, para que por él preguntemos?

2 Chronicles 18:7
Y el rey de Israel respondió a Josafat: Aun hay aquí un hombre por el cual podemos preguntar a Jehová: mas yo le aborrezco, porque nunca me profetiza cosa buena, sino toda su vida por mal: este es Miqueas, hijo de Jemla. Y respondió Josafat: No hable el rey así.

2 Chronicles 18:8
Entónces el rey de Israel llamó un eunuco, y díjole: Haz venir luego a Miqueas, hijo de Jemla.

2 Chronicles 18:9
Y el rey de Israel y Josafat rey de Judá estaban sentados, cada uno en su trono, vestidos de sus ropas, y estaban asentados en la era a la entrada de la puerta de Samaria, y todos los profetas profetizaban delante de ellos.

2 Chronicles 18:10
Empero Sedequías, hijo de Canaana, se había hecho unos cuernos de hierro, y decía: Jehová ha dicho así: Con estos acornearás a los Siros hasta destruirlos del todo.

2 Chronicles 18:11
De esta manera profetizaban también todos los profetas, diciendo: Sube a Ramot de Galaad, y sé prosperado: porque Jehová la entregará en mano del rey.

2 Chronicles 18:12
Y el mensajero que había ido a llamar a Miqueas le habló, diciendo: He aquí, las palabras de los profetas a una boca anuncían al rey bienes: yo te ruego ahora que tu palabra sea como la de uno de ellos, que hables bien.

2 Chronicles 18:13
Y dijo Miqueas: Vive Jehová, que lo que mi Dios me dijére, eso hablaré. Y vino al rey.

2 Chronicles 18:14
Y el rey le dijo: Miqueas, ¿iremos a pelear contra Ramot de Galaad, o dejarlo hemos? Y él respondió: Subíd; que seréis prosperados; que serán entregados en vuestras manos.

2 Chronicles 18:15
Y el rey le dijo: ¿Hasta cuántas veces te conjuraré por el nombre de Jehová, que no me hables sino la verdad?

2 Chronicles 18:16
Entónces él dijo: Yo he visto a todo Israel derramado por los montes, como ovejas sin pastor: y dijo Jehová: Estos no tienen señor: vuélvase cada uno en paz a su casa.

2 Chronicles 18:17
Y el rey de Israel dijo a Josafat: ¿No te había yo dicho, que este no me profetizará bien, sino mal?

2 Chronicles 18:18
Entónces él dijo: Oid pues palabra de Jehová: Yo he visto a Jehová asentado en su trono, y todo el ejército de los cielos estaba a su mano derecha y a su mano izquierda.

2 Chronicles 18:19
Y Jehová dijo: ¿Quién inducirá a Acab rey de Israel, para que suba, y caiga en Ramot de Galaad? Y este decía así, y el otro decía así.

2 Chronicles 18:20
Mas salió un espíritu, que se puso delante de Jehová, y dijo: Yo le induciré. Y Jehová le dijo: ¿De qué manera?

2 Chronicles 18:21
Y él dijo: Saldré; y seré espíritu de mentira en la boca de todos sus profetas. Y Jehová dijo: Induce, y también prevalece: sal, y hazlo así.

2 Chronicles 18:22
Y, he aquí, ahora Jehová ha puesto espíritu de mentira en la boca de estos tus profetas: mas Jehová ha hablado contra tí mal.

2 Chronicles 18:23
Entónces Sedequías, hijo de Canaana, se llegó a él, e hirió a Miqueas en la mejilla, y dijo: ¿Por qué camino se apartó de mí el Espíritu de Jehová, para hablarte a tí?

2 Chronicles 18:24
Y Miqueas respondió: He aquí, tú lo verás el mismo día cuando te entrarás de cámara en cámara para esconderte.

2 Chronicles 18:25
Entónces el rey de Israel dijo: Tomád a Miqueas, y volvédle a Amón el gobernador de la ciudad, y a Joas, hijo del rey;

2 Chronicles 18:26
Y diréis: El rey ha dicho así: Ponéd a este en la cárcel, hacédle comer pan de aflicción, y agua de angustia, hasta que yo vuelva en paz.

2 Chronicles 18:27
Y Miqueas dijo: Si volviendo volvieres en paz, Jehová no ha hablado por mí. Y dijo también: Oid esto todos los pueblos.

2 Chronicles 18:28
Y el rey de Israel subió, y Josafat rey de Judá, a Ramot de Galaad.

2 Chronicles 18:29
Y dijo el rey de Israel a Josafat: Yo me disfrazaré para entrar en la batalla: mas tú vístete tus vestidos. Y disfrazóse el rey de Israel, y entró en la batalla.

2 Chronicles 18:30
El rey de Siria había mandado a los capitanes de los carros que tenía consigo, diciendo: No peleéis con chico ni con grande, sino con solo el rey de Israel.

2 Chronicles 18:31
Y como los capitanes de los carros vieron a Josafat, dijeron: Este es el rey de Israel. Y cercáronle para pelear: mas Josafat clamó, y ayudóle Jehová; y apartólos Dios de él.

2 Chronicles 18:32
Y viendo los capitanes de los carros que no era el rey de Israel, apartáronse de él.

2 Chronicles 18:33
Mas flechando uno el arco en su enterez, hirió al rey de Israel entre las junturas y el coselete. Entónces él dijo al carretero: Vuelve tu mano, y sácame del campo, porque estoy enfermo.

2 Chronicles 18:34
Y creció la batalla aquel día: mas el rey de Israel estuvo en pié en el carro enfrente de los Siros hasta la tarde: y murió a puesta del sol.

2 Chronicles 19:1
Y JOSAFAT rey de Judá se vol- vió a su casa a Jerusalem en paz.

2 Chronicles 19:2
Y salióle al encuentro Jehú, hijo de Janani vidente, y dijo al rey Josafat: ¿A un impío das ayuda, y amas a los que aborrecen a Jehová? Mas la ira de la presencia de Jehová será sobre tí por ello.

2 Chronicles 19:3
Empero hánse hallado en tí buenas cosas, porque cortaste de la tierra los bosques, y has aparejado tu corazón a buscar a Dios.

2 Chronicles 19:4
Y habitaba Josafat en Jerusalem: y volvía, y salía al pueblo desde Beer-seba hasta el monte de Efraim, y reducíalos a Jehová el Dios de sus padres.

2 Chronicles 19:5
Y puso en la tierra jueces en todas las ciudades fuertes de Judá, por todos los lugares.

2 Chronicles 19:6
Y dijo a los jueces: Mirád lo que hacéis: porque no juzgáis en lugar de hombre, sino en lugar de Jehová, el cual está con vosotros en el negocio del juicio.

2 Chronicles 19:7
Sea pues con vosotros el temor de Jehová: guardád, y hacéd. Porque acerca de Jehová nuestro Dios no hay iniquidad, ni respeto de personas, ni recibir cohecho.

2 Chronicles 19:8
Y puso también Josafat en Jerusalem a algunos de los Levitas, y sacerdotes, y de los padres de familias de Israel, para el juicio de Jehová, y para las causas; y volviéronse a Jerusalem.

2 Chronicles 19:9
Y mandóles, diciendo: Haréis así con temor de Jehová, con verdad, y con corazón perfecto,

2 Chronicles 19:10
En cualquier causa que viniere a vosotros de vuestros hermanos que habitan en sus ciudades; entre sangre y sangre, entre ley y precepto, estatutos, o derechos; amonestarlos heis que no pequen contra Jehová, porque no venga ira sobre vosotros, y sobre vuestros hermanos: haciendo así, no pecaréis.

2 Chronicles 19:11
He aquí también Amarías sacerdote, él será el gefe sobre vosotros en todo negocio de Jehová; y Zabadías, hijo de Ismael, príncipe de la casa de Judá, en todos los negocios del rey; y los Levitas que serán los maestros delante de vosotros. Esforzáos pues, y hacéd: que Jehová será con el bueno.

2 Chronicles 20:1
PASADAS estas cosas aconteció que los hijos de Moab y de Ammón, y con ellos de los Ammonitas, vinieron contra Josafat a la guerra.

2 Chronicles 20:2
Y vinieron, y dieron aviso a Josafat, diciendo: Contra tí viene una grande multitud de la otra parte de la mar, y de Siria; y, he aquí, ellos están en Asason-tamar, que es Engadí.

2 Chronicles 20:3
Entónces él hubo temor: y puso Josafat su rostro, para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá.

2 Chronicles 20:4
Y juntáronse los de Judá para buscar socorro de Jehová: y también de todas las ciudades de Judá vinieron para buscar socorro de Jehová.

2 Chronicles 20:5
Y púsose Josafat en pié en la congregación de Judá y de Jerusalem, en la casa de Jehová, delante del patio nuevo,

2 Chronicles 20:6
Y dijo: Jehová Dios de nuestros padres ¿no eres tú Dios en los cielos? ¿Y no te enseñoreas en todos los reinos de las gentes? ¿No está en tu mano la fuerza y el poder, que no hay quien te resista?

2 Chronicles 20:7
Dios nuestro, ¿no echaste tú los moradores de aquesta tierra delante de tu pueblo Israel, y la diste a la simiente de Abraham tu amigo para siempre?

2 Chronicles 20:8
Y ellos han habitado en ella, y te han edificado en ella santuario a tu nombre, diciendo:

2 Chronicles 20:9
Si mal viniere sobre nosotros, o espada de juicio, o pestilencia, o hambre, presentarnos hemos delante de esta casa, y delante de tí; porque tu nombre está en esta casa; y de nuestras tribulaciones clamarémos a tí, y tú nos oirás y salvarás.

2 Chronicles 20:10
Ahora pues, he aquí los hijos de Ammón y de Moab, y el monte de Seir, por los cuales no quisiste que pasase Israel, cuando venían de la tierra de Egipto, sino que se apartasen de ellos, y no los destruyesen;

2 Chronicles 20:11
He aquí, ellos nos dan el pago, que vienen a echarnos de tu posesión, que tú nos diste que poseyésemos.

2 Chronicles 20:12
Dios nuestro, ¿no los juzgarás tú? Porque en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros: no sabemos lo que hemos de hacer; mas a tí son nuestros ojos.

2 Chronicles 20:13
Y todo Judá estaba en pié delante de Jehová, también sus niños, y sus mujeres, y sus hijos.

2 Chronicles 20:14
Y estaba allí Jahaziel, hijo de Zacarías, hijo de Banaías, hijo de Jehiel, hijo de Matanías, Levita de los hijos de Asaf, sobre el cual vino el Espíritu de Jehová, en medio de la congregación;

2 Chronicles 20:15
Y dijo: Oid todo Judá, y moradores de Jerusalem, y tú rey Josafat: Jehová os dice así: No temáis, ni hayáis miedo delante de esta tan grande multitud; porque no es vuestra la guerra, sino de Dios.

2 Chronicles 20:16
Mañana descenderéis contra ellos: he aquí que ellos subirán por la cuesta de Sis; y hallarlos heis junto al arroyo, ántes del desierto de Jeruel.

2 Chronicles 20:17
Y no habrá para que vosotros peleéis ahora: paráos, estád quedos, y ved la salud de Jehová con vosotros, Oh Judá y Jerusalem: no temáis ni desmayéis; salíd mañana contra ellos: que Jehová será con vosotros.

2 Chronicles 20:18
Entónces Josafat inclinó su rostro a tierra, y asimismo todo Judá y los moradores de Jerusalem se postraron delante de Jehová, y adoraron a Jehová.

2 Chronicles 20:19
Y levantáronse los Levitas de los hijos de Caat, y de los hijos de Coré, para alabar a Jehová el Dios de Israel a grande y alta voz.

2 Chronicles 20:20
Y como se levantaron por la mañana, salieron por el desierto de Tecua: y mientras ellos salían, Josafat estando en pié, dijo: Oídme Judá, y moradores de Jerusalem: Creéd a Jehová vuestro Dios, y seréis seguros: y creéd a sus profetas, y seréis prosperados.

2 Chronicles 20:21
Y habido consejo con el pueblo, puso a algunos que cantasen a Jehová; y alabasen en la hermosura de la santidad, mientras que salía la gente armada, y dijesen: Glorificád a Jehová, porque su misericordia es para siempre.

2 Chronicles 20:22
Y como comenzaron con clamor y con alabanza, puso Jehová asechanzas contra los hijos de Ammón, de Moab, y del monte de Seir, que venían contra Judá: y matáronse los unos a los otros.

2 Chronicles 20:23
Y los hijos de Ammón y Moab se levantaron contra los del monte de Seir, para matarlos y destruirlos: y como hubieron acabado a los del monte de Seir, cada cual ayudó a su compañero a matarse.

2 Chronicles 20:24
Y como vino Judá a la atalaya del desierto, miraron por la multitud, y, hélos aquí que estaban tendidos en tierra muertos, que ninguno había escapado.

2 Chronicles 20:25
Y viniendo Josafat y su pueblo a despojarlos, hallaron en ellos muchas riquezas, y cuerpos muertos, y vestidos, y vasos preciados; los cuales tomaron para sí, que no los podían llevar: tres dias duró el despojo, porque era mucho.

2 Chronicles 20:26
Y al cuarto día juntáronse en el valle de la bendición, porque allí bendijeron a Jehová: y por esto llamaron al nombre de aquel lugar el valle de Beraca, hasta hoy.

2 Chronicles 20:27
Y todo Judá, y los de Jerusalem, y Josafat por su cabeza, volvieron para tornarse a Jerusalem con gozo, porque Jehová les había dado gozo de sus enemigos.

2 Chronicles 20:28
Y vinieron a Jerusalem con salterios, arpas, y bocinas a la casa de Jehová.

2 Chronicles 20:29
Y vino el pavor de Dios sobre todos los reinos de la tierra, cuando oyeron que Jehová había peleado contra los enemigos de Israel.

2 Chronicles 20:30
Y el reino de Josafat tuvo reposo, porque su Dios le dió reposo de todas partes.

2 Chronicles 20:31
Así reinó Josafat sobre Judá: de treinta y cinco años era cuando comenzó a reinar: y reinó veinte y cinco años en Jerusalem. El nombre de su madre fué Azuba, hija de Selaquí.

2 Chronicles 20:32
Y anduvo en el camino de Asa su padre, sin apartarse de él, haciendo lo que era recto en los ojos de Jehová.

2 Chronicles 20:33
Con todo eso los altos no eran quitados; que el pueblo aun no había aparejado su corazón al Dios de sus padres.

2 Chronicles 20:34
Lo demás de los hechos de Josafat, primeros y postreros, he aquí, están escritos en las palabras de Jehú, hijo de Janani, del cual es hecha mención en el libro de los reyes de Israel.

2 Chronicles 20:35
Pasadas estas cosas, Josafat rey de Judá hizo amistad con Ocozías rey de Israel, el cual fué dado a impiedad.

2 Chronicles 20:36
E hizo con él compañía para aparejar navíos, que fuesen a Társis. E hicieron navíos en Asión-gaber.

2 Chronicles 20:37
Entónces Eliezer, hijo de Dodava de Maresa, profetizó contra Josafat, diciendo: Por cuanto has hecho compañía con Ocozías, Jehová destruirá tus obras. Y los navíos se quebraron, y no pudieron ir a Társis.

2 Chronicles 21:1
Y DURMIÓ Josafat con sus padres, y sepultáronle con sus padres en la ciudad de David: y reinó en su lugar Joram su hijo.

2 Chronicles 21:2
Este tuvo hermanos, hijos de Josafat, a Azarías, Jahiel, Zacarías, Azarías, Micael, y Safatías. Todos estos fueron hijos de Josafat rey de Israel.

2 Chronicles 21:3
A los cuales su padre había dado muchos dones de oro y de plata, y cosas preciosas, y ciudades fuertes en Judá: mas el reino había dado a Joram; porque él era el primogénito.

2 Chronicles 21:4
Y levantóse Joram contra el reino de su padre; e hízose fuerte, y pasó a cuchillo a todos sus hermanos, y asimismo a algunos de los príncipes de Israel.

2 Chronicles 21:5
Cuando comenzó a reinar era de treinta y dos años, y reinó ocho años en Jerusalem.

2 Chronicles 21:6
Anduvo en el camino de los reyes de Israel, como hizo la casa de Acab; porque tenía por mujer la hija de Acab: e hizo lo malo en ojos de Jehová.

2 Chronicles 21:7
Mas Jehová no quiso destruir la casa de David, por la alianza que con David había hecho, y porque le había dicho, que le había de dar lámpara a él, y a sus hijos perpetuamente.

2 Chronicles 21:8
En los dias de este se rebeló Edom para no estar debajo de la mano de Judá, y pusieron rey sobre sí.

2 Chronicles 21:9
Y pasó Joram con sus príncipes, y llevó consigo todos sus carros, y levantóse de noche, e hirió a Edom que le había cercado, y a todos los príncipes de sus carros.

2 Chronicles 21:10
Con todo eso Edom se rebeló para no estar debajo de la mano de Judá hasta hoy. También se rebeló en el mismo tiempo Lebna para no estar debajo de su mano: por cuanto él había dejado a Jehová el Dios de sus padres.

2 Chronicles 21:11
Además de esto hizo altos en los montes de Judá: e hizo que los moradores de Jerusalem fornicasen, e impelió a Judá.

2 Chronicles 21:12
Y viniéronle cartas del profeta Elías, que decían así: Jehová el Dios de David tu padre ha dicho así: Por cuanto no has andado en los caminos de Josafat tu padre, ni en los caminos de Asa rey de Judá:

2 Chronicles 21:13
Ántes, has andado en el camino de los reyes de Israel, y has hecho que fornicase Judá y los moradores de Jerusalem, como fornicó la casa de Acab: además de esto has muerto a tus hermanos, la casa de tu padre, los cuales eran mejores que tú:

2 Chronicles 21:14
He aquí, Jehová herirá tu pueblo de una grande plaga, y a tus hijos, y a tus mujeres, y a toda tu hacienda:

2 Chronicles 21:15
Y a tí con muchas enfermedades, con enfermedad de tus entrañas, hasta que las entrañas se te salgan a causa de la enfermedad de cada día.

2 Chronicles 21:16
Y despertó Jehová contra Joram el espíritu de los Filisteos, y de los Arabes, que estaban junto a los Etiopes:

2 Chronicles 21:17
Y subieron contra Judá, y corrieron la tierra, y saquearon toda la hacienda que hallaron en la casa del rey, y a sus hijos, y a sus mujeres; que no le quedó hijo, sino fué Joacas el menor de sus hijos.

2 Chronicles 21:18
Después de todo esto Jehová le hirió en las entrañas de una enfermedad incurable.

2 Chronicles 21:19
Y aconteció que pasando un día tras otro, al fin, al cabo de tiempo de dos años, las entrañas se le salieron con la enfermedad, y murió de mala enfermedad: y no le hicieron quema los de su pueblo, como las habían hecho a sus padres.

2 Chronicles 21:20
Cuando comenzó a reinar era de treinta y dos años, y reinó en Jerusalem ocho años: y fuése sin dejar de sí deseo. Y le sepultaron en la ciudad de David; mas no en los sepulcros de los reyes.

2 Chronicles 22:1
Y LOS moradores de Jerusalem hicieron rey a Ocozías su hijo menor en su lugar: porque el ejército que había venido con los Arabes en el campo había muerto todos los mayores: por lo cual reinó Ocozías, hijo de Joram rey de Judá.

2 Chronicles 22:2
Cuando Ocozías comenzó a reinar era de cuarenta y dos años, y reinó un año en Jerusalem. El nombre de su madre fué Atalía, hija de Amrí.

2 Chronicles 22:3
Este también anduvo en los caminos de la casa de Acab; porque su madre le aconsejaba a hacer impíamente.

2 Chronicles 22:4
E hizo lo malo en ojos de Jehová, como la casa de Acab; porque después de la muerte de su padre ellos le aconsejaron para su perdición.

2 Chronicles 22:5
Y él anduvo en los consejos de ellos, y fué a la guerra con Joram, hijo de Acab, rey de Israel, contra Hazael rey de Siria, a Ramot de Galaad, donde los Siros hirieron a Joram.

2 Chronicles 22:6
Y volvió para curarse a Jezrael de las heridas que tenía, que le habían dado en Rama peleando con Hazael rey de Siria. Y descendió Azarías, hijo de Joram, rey de Judá, a visitar a Joram, hijo de Acab, en Jezrael, porque allí estaba enfermo.

2 Chronicles 22:7
Y esto empero venía de Dios, para que Ocozías fuese hollado viniendo a Joram: porque siendo venido, salió con Joram a encontrarse con Jehú, hijo de Namsí, al cual Jehová había ungido para que talase la casa de Acab.

2 Chronicles 22:8
Y fué, qué, haciendo juicio Jehú con la casa de Acab, halló a los príncipes de Judá, y a los hijos de los hermanos de Ocozías, que servían a Ocozías, y los mató.

2 Chronicles 22:9
Y buscando a Ocozías, el cual se había escondido en Samaria, le tomaron, y le trajeron a Jehú; y le mataron, y le sepultaron; porque dijeron: Es hijo de Josafat, el cual buscó a Jehová de todo su corazón. Y la casa de Ocozías no tenía fuerzas para poder retener el reino.

2 Chronicles 22:10
Entónces Atalía, madre de Ocozías, viendo que su hijo era muerto, levantóse, y destruyó toda la simiente real de la casa de Judá:

2 Chronicles 22:11
Y Josabet, hija del rey, tomó a Joas, hio de Ocozías, y hurtóle de entre los hijos del rey que mataban, y guardóle a él y a su ama en la cámara de los lechos: y así le escondió Josabet, hija del rey Joram, (mujer de Joiada el sacerdote, porque ella era hermana de Ocozías,) de delante de Atalía, y no le mataron.

2 Chronicles 22:12
Y estuvo con ellos escondido en la casa de Dios seis años. Y Atalía reinaba en la tierra.

2 Chronicles 23:1
MAS al séptimo año, Joiada se animó, y tomó consigo en alianza a los centuriones, a Azarías, hijo de Jeroham, y a Ismael, hijo de Johanán, y a Azarías, hijo de Obed, y Masías, hijo de Adaias, y Elisafat, hijo de Zecri:

2 Chronicles 23:2
Los cuales rodeando por Judá, juntaron los Levitas de todas las ciudades de Judá, y los príncipes de las familias de Israel, y vinieron a Jerusalem.

2 Chronicles 23:3
Y toda la multitud hizo alianza con el rey en la casa de Dios; y él les dijo: He aquí el hijo del rey, el cual reinará, como Jehová lo ha dicho de los hijos de David.

2 Chronicles 23:4
Lo que habéis de hacer, es que la tercera parte de vosotros, los que entran el sábado, estarán por porteros con los sacerdotes y los Levitas:

2 Chronicles 23:5
Y la otra tercera parte, a la casa del rey: y la otra tercera parte, a la puerta del cimiento: y todo el pueblo estará en los patios de la casa de Jehová.

2 Chronicles 23:6
Y ninguno entre en la casa de Jehová, sino los sacerdotes y los Levitas que sirven: estos entrarán, porque son santos: y todo el pueblo hará la guardia de Jehová.

2 Chronicles 23:7
Y los Levitas cercarán al rey de todas partes, y cada uno tendrá sus armas en la mano; y cualquiera que entrare en la casa, muera: y estaréis con el rey cuando entrare, y cuando saliere.

2 Chronicles 23:8
Y los Levitas y todo Judá lo hicieron todo como lo había mandado el sacerdote Joiada: y tomó cada uno los suyos, los que entraban el sábado, y los que salían el sábado: porque el sacerdote Joiada no dió licencia a los compañías.

2 Chronicles 23:9
Dió también el sacerdote Joiada a los centuriones las lanzas, paveses, y escudos, que habían sido del rey David, que estaban en la casa de Dios.

2 Chronicles 23:10
Y puso en órden a todo el pueblo, teniendo cada uno su espada en la mano, desde el rincón derecho del templo hasta el izquierdo, al altar y a la casa, en derredor del rey de todas partes.

2 Chronicles 23:11
Entónces sacaron al hijo del rey, y pusiéronle la corona y el testimonio, e hiciéronle rey. Y Joiada y sus hijos le ungieron, diciendo: Viva el rey.

2 Chronicles 23:12
Y como Atalía oyo el estruendo del pueblo que corría, y de los que bendecían al rey, vino al pueblo a la casa de Jehová;

2 Chronicles 23:13
Y mirando vió al rey que estaba junto a su columna a la entrada, y los príncipes y los trompetas junto al rey, y que todo el pueblo de la tierra hacía alegrías, y sonaban bocinas, y cantaban con instrumentos de música, los que sabían alabar: entónces Atalía rompió sus vestidos, y dijo: Conjuración, conjuración:

2 Chronicles 23:14
Y sacando el pontífice Joiada los centuriones y capitanes del ejército, díjoles: Sacádla de dentro del cercado: y el que la siguiere, muera a cuchillo: porque el sacerdote había mandado, que no la matasen en la casa de Jehová.

2 Chronicles 23:15
Y ellos pusieron las manos en ella, y ella se entró en la entrada de la puerta de los caballos de la casa del rey, y allí la mataron,

2 Chronicles 23:16
Y Joiada hizo alianza entre sí, y todo el pueblo, y el rey, que serían pueblo de Jehová.

2 Chronicles 23:17
Después de esto entró todo el pueblo en el templo de Baal, y le derribaron, y también sus altares: y quebraron sus imágenes. Y asimismo mataron delante de los altares a Matán sacerdote de Baal.

2 Chronicles 23:18
Después de esto Joiada ordenó los oficios en la casa de Jehová debajo de la mano de los sacerdotes y de los Levitas, como David los había distribuido en la casa de Jehová, para ofrecer los holocaustos a Jehová, como está escrito en la ley de Moisés, con gozo y cantares, conforme a la ordenación de David.

2 Chronicles 23:19
Puso también porteros a las puertas de la casa de Jehová, para que por ninguna vía entrase ningún inmundo.

2 Chronicles 23:20
Tomó después a los centuriones, y los principales, y los que gobernaban el pueblo, y a todo el pueblo de la tierra, y llevó al rey de la casa de Jehová: y viniendo hasta el medio de la puerta mayor de la casa del rey, asentaron al rey sobre el trono del reino.

2 Chronicles 23:21
Y todo el pueblo de la tierra hizo alegrías, y la ciudad estuvo quieta: y a Atalía mataron a cuchillo.

2 Chronicles 24:1
DE siete años era Joas, cuando comenzó a reinar, y cuarenta años reinó en Jerusalem. El nombre de su madre fué Sebia de Beer-seba.

2 Chronicles 24:2
E hizo Joas lo recto en los ojos de Jehová todos los dias de Joiada el sacerdote.

2 Chronicles 24:3
Y tómole Joiada dos mujeres, y engendró hijos e hijas.

2 Chronicles 24:4
Después de esto aconteció que Joas tuvo voluntad de reparar la casa de Jehová.

2 Chronicles 24:5
Y juntó los sacerdotes y los Levitas, y díjoles: Salíd por las ciudades de Judá, y juntád dinero de todo Israel, para que cada año sea reparada la casa de vuestro Dios, y vosotros ponéd diligencia en el negocio: mas los Levitas no pusieron diligencia.

2 Chronicles 24:6
Por lo cual el rey llamó a Joiada el principal, y díjole: ¿Por qué no has procurado que los Levitas traigan de Judá y de Jerusalem, al tabernáculo del testimonio, la ofrenda que constituyó Moisés siervo de Jehová, y de la congregación de Israel?

2 Chronicles 24:7
Porque la impía Atalía, y sus hijos habían destruido la casa de Dios; y además de esto todas las cosas que habían sido consagradas para la casa de Jehová habían gastado en los ídolos.

2 Chronicles 24:8
Y mandó el rey que hiciesen una arca, la cual pusieron fuera a la puerta de la casa de Jehová.

2 Chronicles 24:9
E hicieron pregonar en Judá y en Jerusalem, que trajesen a Jehová la ofrenda que Moisés siervo de Dios había constituido a Israel en el desierto.

2 Chronicles 24:10
Y todos los príncipes, y todo el pueblo, se holgaron, y trajeron, y echaron en el arca, hasta que la hinchieron.

2 Chronicles 24:11
Y como venía el tiempo para llevar el arca al magistrado del rey por mano de los Levitas, cuando veían que había mucho dinero, venía el escriba del rey, y el que estaba puesto por el sumo sacerdote, y llevaban el arca, y la vaciaban, y la volvían a su lugar: y así lo hacían de día en día, y cogían mucho dinero;

2 Chronicles 24:12
El cual daba el rey y Joiada a los que hacían la obra del servicio de la casa de Jehová: y cogieron canteros y oficiales que reparasen la casa de Jehová, y herreros y metalarios para reparar la casa de Jehová.

2 Chronicles 24:13
Y los oficiales hacían la obra, y por sus manos fué reparada la obra; y restituyeron la casa de Dios en su disposición, y la fortificaron.

2 Chronicles 24:14
Y como habían acabado, traían lo que quedaba del dinero al rey y a Joiada; y hacían de él vasos para la casa de Jehová, vasos de servicio, morteros, cucharones, vasos de oro y de plata: y sacrificaban holocaustos continuamente en la casa de Jehová todos los dias de Joiada.

2 Chronicles 24:15
Mas Joiada envegeció, y murió harto de dias: cuando murió, era de ciento y treinta años.

2 Chronicles 24:16
Y le sepultaron en la ciudad de David con los reyes; por cuanto había hecho bien con Israel, y con Dios, y con su casa.

2 Chronicles 24:17
Muerto Joiada vinieron los príncipes de Judá, y postráronse al rey, y el rey los oyó.

2 Chronicles 24:18
Y desampararon la casa de Jehová el Dios de sus padres, y sirvieron a los bosques, y a las imágenes esculpidas: y la ira vino sobre Judá y Jerusalem por este su pecado.

2 Chronicles 24:19
Y envióles profetas, que los redujesen a Jehová, los cuales les protestaron: mas ellos no los escucharon.

2 Chronicles 24:20
Y el Espíritu de Dios envistió a Zacarías, hijo de Joiada, sacerdote, el cual estando sobre el pueblo, les dijo: Así ha dicho Dios: ¿Por qué quebrantáis los mandamientos de Jehová? No os vendrá bien de ello: porque por haber dejado a Jehová, él también os dejará.

2 Chronicles 24:21
Mas ellos hicieron conspiración contra él, y cubriéronle de piedras por mandado del rey, en el patio de la casa de Jehová.

2 Chronicles 24:22
Y no tuvo memoria el rey Joas de la misericordia que su padre Joiada había hecho con él: mas matóle su hijo: el cual muriendo, dijo: Jehová lo vea, y lo requiera.

2 Chronicles 24:23
A la vuelta del año subió contra él el ejército de Siria; y vinieron en Judá y en Jerusalem, y destruyeron en el pueblo a todos los principales de él: y enviaron todos sus despojos al rey a Damasco.

2 Chronicles 24:24
Porque aunque el ejército de Siria había venido con poca gente, Jehová les entregó en sus manos un ejército en grande multitud, por cuanto habían dejado a Jehová el Dios de sus padres: y con Joas hicieron juicios.

2 Chronicles 24:25
Y yéndose de él los Siros, dejáronle en muchas enfermedades: y conspiraron contra él sus siervos a causa de las sangres de los hijos de Joiada el sacerdote; e hiriéronle en su cama, y murió: y sepultáronle en la ciudad de David; mas no le sepultaron en los sepulcros de los reyes.

2 Chronicles 24:26
Los que conspiraron contra él fueron, Zabad, hijo de Semaat Ammonita, y Jozabad, hijo de Semarit Moabita.

2 Chronicles 24:27
De sus hijos, y de la multiplicación que hizo de las rentas, y de la fundación de la casa de Dios, he aquí, está escrito en la historia del libro de los reyes. Y reinó en su lugar Amasías su hijo.

2 Chronicles 25:1
DE veinte y cinco años era Amasías cuando comenzó a reinar, y veinte y nueve años reinó en Jerusalem: el nombre de su madre fué Joiadam de Jerusalem.

2 Chronicles 25:2
Este hizo lo recto en los ojos de Jehová, aunque no de perfecto corazón.

2 Chronicles 25:3
Porque después que fué confirmado en el reino, mató a sus siervos, los que habían muerto al rey su padre.

2 Chronicles 25:4
Mas no mató a los hijos de ellos, según que está escrito en la ley en el libro de Moisés, donde Jehová mandó, diciendo: No morirán los padres por los hijos, ni los hijos por los padres: mas cada uno morirá por su pecado.

2 Chronicles 25:5
Y juntó Amasías a Judá, y púsolos por las familias, por los tribunos y centuriones por todo Judá y Benjamín; y tomólos por lista a todos los de veinte años y arriba: y fueron hallados en ellos trescientos mil escogidos para salir a la guerra, que tenían lanza y escudo.

2 Chronicles 25:6
Y de Israel tomó a sueldo cien mil hombres valientes, por cien talentos de plata.

2 Chronicles 25:7
Mas un varón de Dios vino a él, que le dijo: Oh rey, no vaya contigo el ejército de Israel: porque Jehová no es con Israel, ni con todos los hijos de Efraim.

2 Chronicles 25:8
Mas si tú vas, haces, y te esfuerzas para pelear, Dios te hará caer delante de los enemigos: porque en Dios está la fortaleza, o para ayudar, o para derribar.

2 Chronicles 25:9
Y Amasías dijo al varón de Dios: ¿Qué pues se hará de cien talentos que he dado al ejército de Israel? Y el varón de Dios respondió: De Jehová es darte mucho más que esto.

2 Chronicles 25:10
Entónces Amasías apartó el escuadrón de la gente que había venido a él de Efraim, para que se fuesen a sus casas: y ellos se enojaron grandemente contra Judá, y volviéronse a sus casas enojados.

2 Chronicles 25:11
Y esforzándose Amasías, sacó su pueblo, y vino al valle de la sal, e hirió de los hijos de Seir diez mil.

2 Chronicles 25:12
Y los hijos de Judá tomaron vivos otros diez mil; los cuales llevarón a la cumbre de un peñasco, y de allí los despenaron, y todos se hicieron pedazos.

2 Chronicles 25:13
Y los del escuadrón que Amasías había enviado, porque no fuesen con él a la guerra, derramáronse sobre las ciudades de Judá, desde Samaria hasta Bet-oron: e hirieron de ellos tres mil, y saquearon un grande despojo.

2 Chronicles 25:14
Y como volvió Amasías de la matanza de los Idumeos, trajo también consigo los dioses de los hijos de Seir; y púsoselos para sí por dioses, y encorvóse delante de ellos, y quemóles perfumes.

2 Chronicles 25:15
Y el furor de Jehová se encendió contra Amasías, y envió a él un profeta, que le dijo: ¿Por qué has buscado los dioses de pueblo, que no libraron su pueblo de tus manos?

2 Chronicles 25:16
Y hablándole el profeta estas cosas, él le respondió: ¿Hánte puesto a tí por consejero del rey? Déjate de eso: ¿por qué quieres que te maten? Y cesando él profeta, dijo: Yo sé que Dios ha acordado de destruirte, porque has hecho esto, y no obedeciste a mi consejo.

2 Chronicles 25:17
Y Amasías rey de Judá, habido su consejo, envió a Joas, hijo de Joacaz hijo de Jehú rey de Israel, diciendo: Ven, y veámosnos cara a cara.

2 Chronicles 25:18
Entónces Joas rey de Israel envió a Amasías rey de Judá, diciendo: El cardo que estaba en él Líbano envió al cedro que estaba en el Líbano, diciendo: Dá tu hija a mi hijo por mujer. Y, he aquí que las bestias fieras que estaban en el Líbano, pasaron, y hollaron el cardo.

2 Chronicles 25:19
Tú dices: He aquí, he herido a Edom, y con esto tu corazón se enaltece para gloriarte: ahora estáte en tu casa: ¿para qué te entremetes en mal, para caer tú, y Judá contigo?

2 Chronicles 25:20
Mas Amasías no lo quiso oir; porque estaba de Dios, que los quería entregar en manos de sus enemigos, por cuanto habían buscado los dioses de Edom.

2 Chronicles 25:21
Y subió Joas rey de Israel, y viéronse cara a cara, él y Amasías rey de Judá, en Bet-sames, la cual es en Judá.

2 Chronicles 25:22
Mas Judá cayó delante de Israel, y huyó cada uno a su estancia.

2 Chronicles 25:23
Y Joas rey de Israel prendió a Amasías rey de Judá, hijo de Joas, hijo de Joacaz en Bet-sames; y trájole en Jerusalem; y derribó el muro de Jerusalem, desde la puerta de Efraim hasta la puerta del rincón, cuatrocientos codos.

2 Chronicles 25:24
Asimismo tomó todo el oro y plata, y todos los vasos, que se hallaron en la casa de Dios en casa de Obed-edom, y los tesoros de la casa del rey, y los hijos de los príncipes, y volvióse a Samaria.

2 Chronicles 25:25
Y vivio Amasías, hijo de Joas, rey de Judá quince años después de la muerte de Joas, hijo de Joacaz, rey de Israel.

2 Chronicles 25:26
Lo demás de los hechos de Amasías primeros y postreros, ¿no está todo escrito en el libro de los reyes de Judá, y de Israel?

2 Chronicles 25:27
Desde aquel tiempo que Amasías se apartó de Jehová, conjuraron contra él conjuración en Jerusalem: y habiendo él huido a Laquis, enviaron tras él a Laquis, y allá le mataron.

2 Chronicles 25:28
Y trajéronle en caballos, y sepultáronle con sus padres en la ciudad de Judá.

2 Chronicles 26:1
Y TODO el puebló de Judá tomó a Ozías, el cual era de diez y seis años, y pusiéronle por rey en lugar de su padre Amasías.

2 Chronicles 26:2
Este edificó a Elat, y la restituyó a Judá después que el rey durmió con sus padres.

2 Chronicles 26:3
De diez y seis años era Ozías, cuando comenzó a reinar, y cincuenta y dos años reinó en Jerusalem. El nombre de su madre fué Jequelía de Jerusalem.

2 Chronicles 26:4
E hizo lo recto en los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que su padre Amasías hizo.

2 Chronicles 26:5
Y estuvo en buscar a Dios en los dias de Zacarías, entendido en visiones de Dios: y en estos dias, que él buscó a Jehová, Dios le prosperó.

2 Chronicles 26:6
Porque salió, y peleó contra los Filisteos, y rompió el muro de Get, y el muro de Jabnia, y el muro de Azoto: y edificó en Azoto, y en Palestina, ciudades.

2 Chronicles 26:7
Y Dios le dió ayuda contra los Filisteos, y contra los Arabes que habitaban en Gur-baal, y contra los Ammonitas.

2 Chronicles 26:8
Y dieron los Ammonitas presente a Ozías: y su nombre fué divulgado hasta la entrada de Egipto; porque fué altamente poderoso.

2 Chronicles 26:9
Edificó también Ozías torres en Jerusalem, junto a la puerta del rincón, y junto a la puerta del valle, y junto a las esquinas, y las fortificó.

2 Chronicles 26:10
Y en el desierto edificó torres, y abrió muchas cisternas: porque tuvo muchos ganados, así en los valles como en las vegas, y viñas, y labranzas, así en los montes como en los llanos fértiles; porque era amigo de la agricultura.

2 Chronicles 26:11
Tuvo también Ozías escuadrones de guerra, los cuales salían a la guerra en ejército, según que estaban por lista, por mano de Jehiel escriba, y de Maasías gobernador, y por mano de Jananias, que eran de los príncipes del rey.

2 Chronicles 26:12
Todo el número de los príncipes de las familias, y de los valientes en fuerzas, era dos mil y seis cientos.

2 Chronicles 26:13
Y debajo de la mano de estos estaba el ejército de guerra de trescientos y siete mil y quinientos hombres de guerra, poderosos y fuertes, para ayudar al rey contra los enemigos.

2 Chronicles 26:14
Y aparejóles Ozías para todo el ejército escudos, lanzas, almetes, coseletes, arcos, y hondas de piedras.

2 Chronicles 26:15
E hizo en Jerusalem máquinas, e ingenios de ingenieros, que estuviesen en las torres, y en las esquinas, para tirar saetas y grandes piedras: y su fama se extendió léjos, porque hizo maravillas para ayudarse, hasta hacerse fuerte.

2 Chronicles 26:16
Mas cuando fué fortificado, su corazón se enalteció, hasta corromperse; porque se rebeló contra Jehová su Dios, entrando en el templo de Jehová para quemar sahumerios en el altar del perfume.

2 Chronicles 26:17
Y entró tras él el sacerdote Azarías, y con él ochenta sacerdotes de Jehová de los valientes.

2 Chronicles 26:18
Y pusiéronse contra el rey Ozías, y dijéronle: No pertenece a tí, oh Ozías, quemar perfume a Jehová, sino a los sacerdotes, hijos de Aarón, que son consagrados para quemarle: sal del santuario, porque te has rebelado: de lo cual no te alabarás delante del Dios Jehová.

2 Chronicles 26:19
Y airóse Ozías, que tenía el perfume en la mano para quemarle: y en esta su ira contra los sacerdotes la lepra le salió en la frente delante de los sacerdotes en la casa de Jehová junto al altar del perfume.

2 Chronicles 26:20
Y miróle Azarías el sumo sacerdote, y todos los sacerdotes, y, he aquí, la lepra estaba en su frente: e hiciéronle salir a priesa de aquel lugar: y él también se dió priesa a salir, porque Jehová le había herido.

2 Chronicles 26:21
Así el rey Ozías fué leproso hasta el día de su muerte: y habitó en una casa apartada leproso, porque era cortado de la casa de Jehová: y Joatam su hijo tuvo cargo de la casa real gobernando al pueblo de la tierra.

2 Chronicles 26:22
Lo demás de los hechos de Ozías, primeros y postreros, escribió Isaías, hijo de Amós, profeta.

2 Chronicles 26:23
Y durmió Ozías con sus padres, y sepultáronle con sus padres en el campo de los sepulcros reales, porque dijeron: Leproso es. Y reinó Joatam su hijo en su lugar.

2 Chronicles 27:1
DE veinte y cinco años era Joa- tam, cuando comenzó a reinar, y diez y seis años reinó en Jerusalem. El nombre de su madre fué Jerusa, hija de Sadoc.

2 Chronicles 27:2
Este hizo lo recto en ojos de Jehová conforme a todas las cosas que había hecho Ozías su padre, salvo que no entró en el templo de Jehová: que aun el pueblo corrompía.

2 Chronicles 27:3
Este edificó la puerta mayor de la casa de Jehová, y en el muro de la fortaleza edificó mucho.

2 Chronicles 27:4
También edificó ciudades en las montañas de Judá, y labró palacios y torres en los bosques.

2 Chronicles 27:5
También este tuvo guerra con el rey de los hijos de Ammón, a los cuales venció: y diéronle los hijos de Ammón en aquel año cien talentos de plata, y diez mil coros de trigo, y diez mil de cebada: esto le dieron los hijos de Ammón, y lo mismo en el segundo año, y en el tercero.

2 Chronicles 27:6
Así que Joatam fué fortificado, porque preparó sus caminos delante de Jehová su Dios.

2 Chronicles 27:7
Lo demás de los hechos de Joatam, y todas sus guerras, y sus caminos, he aquí, está escrito en el libro de los reyes de Israel y de Judá.

2 Chronicles 27:8
Cuando comenzó a reinar era de veinte y cinco años, y diez y seis años reinó en Jerusalem.

2 Chronicles 27:9
Y durmió Joatam con sus padres, y sepultáronle en la ciudad de David: y reinó en su lugar Acaz su hijo.

2 Chronicles 28:1
DE veinte años era Acaz cuando comenzó a reinar, y diez y seis años reinó en Jerusalem: mas no hizo lo recto en ojos de Jehová, como David su padre.

2 Chronicles 28:2
Ántes anduvo en los caminos de los reyes de Israel: y además de eso hizo imágenes de fundición a los Baales.

2 Chronicles 28:3
Este también quemó perfume en el valle de los hijos de Hennón, y quemó sus hijos por fuego, conforme a las abominaciones de las gentes, que Jehová había echado delante de los hijos de Israel.

2 Chronicles 28:4
Ítem, sacrificó, y quemó perfumes en los altos, y en los collados, y debajo de todo árbol sombrío.

2 Chronicles 28:5
Por lo cual Jehová su Dios le entregó en manos del rey de los Asirios, los cuales le hirieron, y cautivaron de él una grande presa, que llevaron a Damasco. Fué también entregado en manos del rey de Israel, el cual le hirió de gran mortandad.

2 Chronicles 28:6
Porque Facee, hijo de Romeliás, mató en Judá en un día ciento y veinte mil hombres, todos valientes; por cuanto habían dejado a Jehová el Dios de sus padres.

2 Chronicles 28:7
Asimismo Zecrí, hombre poderoso de Efraim, mató a Maasías, hijo del rey, y a Ezricam su mayordomo, y a Elcana segundo después del rey.

2 Chronicles 28:8
Tomaron también cautivos los hijos de Israel de sus hermanos doscientas mil, mujeres, y muchachos, y muchachas, además de haber saqueado de ellos un gran despojo, el cual trajeron a Samaria.

2 Chronicles 28:9
Entónces había allí un profeta de Jehová, que se llamaba Obed, el cual salió delante del ejército cuando entraba en Samaria, y díjoles: He aquí, Jehová el Dios de vuestros padres por el enojo contra Judá los ha entregado en vuestras manos, y vosotros los habéis muerto con ira: hasta el cielo ha llegado esto.

2 Chronicles 28:10
Y ahora habéis determinado de sujetar a vosotros a Judá y a Jerusalem por siervos y siervas: ¿no habéis vosotros pecado contra Jehová vuestro Dios?

2 Chronicles 28:11
Oídme pues ahora, y volvéd a enviar los cautivos que habéis tomado de vuestros hermanos: porque Jehová está airado contra vosotros.

2 Chronicles 28:12
Levantáronse entónces algunos varones de los principales de los hijos de Efraim, Azarías, hijo de Johanán, y Baraquías, hijo de Mosollamot, y Ezequías, hijo de Sellum, y Amasa, hijo de Hadali, contra los que venían de la guerra,

2 Chronicles 28:13
Y dijéronles: No metáis acá la cautividad: porque el pecado contra Jehová será sobre nosotros. Vosotros pensáis de añadir sobre nuestros pecados y sobre nuestras culpas, siendo asaz grande nuestro delito, y la ira del furor sobre Israel.

2 Chronicles 28:14
Entónces el ejército dejó los cautivos y la presa delante de los príncipes y de toda la multitud.

2 Chronicles 28:15
Y levantáronse los varones nombrados, y tomaron los cautivos, y vistieron del despojo a los que de ellos estaban desnudos: vistiéronlos, y calzáronlos, y diéronles de comer y de beber, y ungiéronlos, y llevaron en asnos a todos los flacos, y trajéronlos hasta Jericó, la ciudad de las palmas, cerca de sus hermanos: y ellos se volvieron a Samaria.

2 Chronicles 28:16
En aquel tiempo envió el rey Acaz a los reyes de Asiria que le ayudasen.

2 Chronicles 28:17
Porque además de esto los Idumeos habían venido, y habían herido a los de Judá, y habían llevado cautivos.

2 Chronicles 28:18
Asimismo los Filisteos se habían derramado por las ciudades de la campaña, y al mediodía de Judá, y habían tomado a Bet-sames, Ajalón, Gaderot, Soco con sus aldeas, Tamna con sus aldeas, y Ganzo con sus aldeas, y habitaban en ellas.

2 Chronicles 28:19
Porque Jehová había humillado a Judá por causa de Acaz rey de Israel; por cuanto él había desnudado a Judá, y se había rebelado gravemente contra Jehová.

2 Chronicles 28:20
Y vino contra él Teglat-palasar rey de los Asirios, y cercóle, y no le fortificó.

2 Chronicles 28:21
Aunque despojó Acaz la casa de Jehová, y la casa real, y las de los príncipes para dar al rey de los Asirios: con todo eso él no le ayudó.

2 Chronicles 28:22
Además de eso el rey Acaz en el tiempo que le afligía, añadió prevaricación contra Jehová.

2 Chronicles 28:23
Y sacrificó a los dioses de Damasco que le habían herido, y dijo: Pues que los dioses de los reyes de Siria les ayudan, yo también sacrificaré a ellos para que me ayuden, habiendo estos sido su ruina, y la de todo Israel.

2 Chronicles 28:24
Asimismo Acaz recogió los vasos de la casa de Dios, y quebrólos, y cerró las puertas de la casa de Jehová, e hízose altares en Jerusalem en todos los rincones.

2 Chronicles 28:25
E hizo también altos en todas las ciudades de Judá para quemar perfumes a los dioses ajenos, provocando a ira a Jehová el Dios de sus padres.

2 Chronicles 28:26
Lo demás de sus hechos, y todos sus caminos, primeros y postreros, he aquí, ello está escrito en el libro de los reyes de Judá y de Israel.

2 Chronicles 28:27
Y durmió Acaz con sus padres, y sepultáronle en la ciudad de Jerusalem: mas no le metieron en los sepulcros de los reyes de Israel: y reinó en su lugar Ezequías su hijo.

2 Chronicles 29:1
Y EZEQUÍAS comenzó a reinar siendo de veinte y cinco años, y reinó veinte y nueve años en Jerusalem: el nombre de su madre fué Abía, hija de Zacarías.

2 Chronicles 29:2
E hizo lo recto en ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre.

2 Chronicles 29:3
En el primer año de su reino, en el mes primero, abrió las puertas de la casa de Jehová, y las reparó.

2 Chronicles 29:4
E hizo venir los sacerdotes y los Levitas, y juntólos en la plaza oriental,

2 Chronicles 29:5
Y díjoles: Oídme Levitas, y santificáos ahora, y santificaréis la casa de Jehová el Dios de vuestros padres: y sacaréis del santuario la inmundicia,

2 Chronicles 29:6
Porque nuestros padres se han rebelado, y han hecho lo malo en ojos de Jehová nuestro Dios, que le dejaron, y apartaron sus ojos del tabernáculo de Jehová, y le volvieron las espaldas.

2 Chronicles 29:7
Y aun cerraron las puertas del portal, y apagaron las lámparas: no quemaron perfume, ni sacrificaron holocausto en el santuario al Dios de Israel.

2 Chronicles 29:8
Por tanto la ira de Jehová ha venido sobre Judá y Jerusalem, y los ha puesto en moviento de cabeza, y en abominación, y en silbo, como veis vosotros con vuestros ojos.

2 Chronicles 29:9
Y, he aquí, nuestros padres han caido a cuchillo; nuestros hijos, y nuestras hijas, y nuestras mujeres, han sido cautivas por esto.

2 Chronicles 29:10
Ahora pues, yo he determinado de hacer alianza con Jehová el Dios de Israel, para que aparte de nosotros la ira de su furor.

2 Chronicles 29:11
Hijos míos, no os engañéis ahora, porque Jehová os ha escogido a vosotros, para que estéis delante de él, y le sirváis, y seais sus ministros, y le queméis perfume.

2 Chronicles 29:12
Entónces los Levitas se levantaron, Mahat, hijo de Amasai, y Joel, hijo de Azarías, de los hijos de Caat: y de los hijos de Merari, Cis, hijo de Abdi, y Azarías, hijo de Jalaleel: y de los hijos de Gersón, Joá, hijo de Zemma, y Edén, hijo de Joá:

2 Chronicles 29:13
Y de los hijos de Elisafán, Samrí, y Jahiel: y de los hijos de Asaf, Zacarías y Matanías:

2 Chronicles 29:14
Y de los hijos de Emán, Jahiel y Semeí: y de los hijos de Iditún, Semeías y Ozíel.

2 Chronicles 29:15
Estos juntaron a sus hermanos, y santificáronse, y entraron, conforme al mandamiento del rey, y las palabras de Jehová, para limpiar la casa de Jehová.

2 Chronicles 29:16
Y entrando los sacerdotes dentro de la casa de Jehová para limpiarla, sacaron toda la inmundicia que hallaron en el templo de Jehová, en el patio de la casa de Jehová, la cual tomaron los Levitas, para sacarla fuera al arroyo de Cedrón.

2 Chronicles 29:17
Y comenzaron a santificar al primero del mes primero, y a los ocho del mismo mes vinieron al portal de Jehová, y santificaron la casa de Jehová en ocho dias; y a los diez y seis del mes primero acabaron.

2 Chronicles 29:18
Y entraron al rey Ezequías, y dijéronle: Ya hemos limpiado toda la casa de Jehová, el altar del holocausto, y todos sus instrumentos, y la mesa de la proposición, y todos sus instrumentos,

2 Chronicles 29:19
Y asimismo todos los vasos que el rey Acaz había menospreciado el tiempo que reinó, habiendo apostatado, habemos preparado y santificado: y, he aquí, están todos delante del altar de Jehová.

2 Chronicles 29:20
Y levantándose de mañana el rey Ezequías, congregó los principales de la ciudad, y subió a la casa de Jehová.

2 Chronicles 29:21
Y trajeron siete novillos, siete carneros, siete corderos, y siete machos de cabrío para expiación por el reino, por el santuario, y por Judá. Y dijo a los sacerdotes, hijos de Aarón, que ofreciesen sobre el altar de Jehová.

2 Chronicles 29:22
Y mataron los bueyes: y los sacerdotes tomaron la sangre, y esparciéronla sobre el altar: y asimismo mataron los carneros, y esparcieron la sangre sobre el altar: y mataron los corderos, y esparcieron la sangre sobre el altar.

2 Chronicles 29:23
E hicieron llegar los machos cabríos de la expiación delante del rey, y de la multitud; y pusieron sobre ellos sus manos:

2 Chronicles 29:24
Y los sacerdotes los mataron, y expiando esparcieron la sangre de ellos sobre el altar, para reconciliar a todo Israel: porque por todo Israel mandó el rey hacer el holocausto, y la expiación.

2 Chronicles 29:25
Puso también Levitas en la casa de Jehová con címbalos, y salterios, y arpas, conforme al mandamiento de David, y de Gad vidente del rey, y de Natán profeta: porque aquel mandamiento fué por mano de Jehová por medio de sus profetas.

2 Chronicles 29:26
Y los Levitas estaban con los instrumentos de David, y los sacerdotes con trompetas.

2 Chronicles 29:27
Y mandó Ezequías sacrificar el holocausto en el altar, y al tiempo que comenzó el holocausto comenzó también el cántico de Jehová, y las trompetas, y los instrumentos de David rey de Israel.

2 Chronicles 29:28
Y toda la multitud adoraba, y los cantores cantaban, y los trompetas sonaban las trompetas: todo hasta acabarse el holocausto.

2 Chronicles 29:29
Y como acabaron de ofrecer, el rey se inclinó, y todos los que estaban con él, y adoraron.

2 Chronicles 29:30
Entónces dijo el rey Ezequías y los príncipes a los Levitas, que alabasen a Jehová por las palabras de David, y de Asaf vidente: y ellos alabaron hasta excitar alegría: e inclinándose adoraron.

2 Chronicles 29:31
Y respondiendo Ezequías, dijo: Vosotros os habéis ahora consagrado a Jehová: llegáos pues, y traed sacrificios, y alabanzas en la casa de Jehová. Y la multitud trajo sacrificios, y alabanzas, y todo liberal de corazón, holocaustos.

2 Chronicles 29:32
Y fué el número de los holocaustos, que la congregación trajo, setenta bueyes, cien carneros, doscientos corderos, todo para el holocausto de Jehová.

2 Chronicles 29:33
Mas las santificaciones fueron seiscientos bueyes, y tres mil ovejas.

2 Chronicles 29:34
Mas los sacerdotes eran pocos, y no podían bastar a desollar los holocaustos: y así sus hermanos los Levitas les ayudaron hasta que acabaron la obra, y hasta que los sacerdotes se santificaron: porque los Levitas tuvieron mayor prontitud de corazón para santificarse, que los sacerdotes.

2 Chronicles 29:35
Así que hubo gran multitud de holocaustos, con sebos de pacíficos, y libaciones de holocausto: y así fué ordenado el servicio de la casa de Jehová.

2 Chronicles 29:36
Y alegróse Ezequías y todo el pueblo, por cuanto Dios había preparado el pueblo: porque la cosa fué prestamente hecha.

2 Chronicles 30:1
ENVIÓ también Ezequías por todo Israel y Judá, y escribió cartas a Efraim y Manasés, que viniesen a Jerusalem a la casa de Jehová, para celebrar la páscua a Jehová Dios de Israel.

2 Chronicles 30:2
Y el rey tomó consejo con sus príncipes, y con toda la congregación en Jerusalem, para hacer la páscua en el mes segundo.

2 Chronicles 30:3
Porque entónces no la podían hacer, por cuanto no había hartos sacerdotes santificados, ni el pueblo estaba congregado en Jerusalem.

2 Chronicles 30:4
Esto agradó al rey, y a toda la multitud.

2 Chronicles 30:5
Y determinaron de hacer pasar pregón por todo Israel desde Beer-seba hasta Dan, para que viniesen a hacer la páscua a Jehová Dios de Israel en Jerusalem: porque en mucho tiempo no la habían hecho como estaba escrito.

2 Chronicles 30:6
Y fueron correos con cartas de la mano del rey y de sus príncipes por todo Israel y Judá, como el rey lo había mandado, y decían: Hijos de Israel, volvéos a Jehová el Dios de Abraham, de Isaac, y de Israel, y él se volverá a los restos que os han quedado de la mano de los reyes de Asiria.

2 Chronicles 30:7
No seais como vuestros padres, y como vuestros hermanos, que se rebelaron contra Jehová el Dios de sus padres, y él los entregó en asolamiento, como vosotros veis.

2 Chronicles 30:8
Por tanto ahora no endurezcáis vuestra cerviz, como vuestros padres: dad la mano a Jehová; y veníd a su santuario, el cual él ha santificado para siempre: y servíd a Jehová vuestro Dios, y la ira de su furor se apartará de vosotros:

2 Chronicles 30:9
Porque si os volviereis a Jehová, vuestros hermanos y vuestros hijos hallarán misericordia delante de los que los tienen cautivos, y volverán a esta tierra: porque Jehová vuestro Dios es clemente, y misericordioso, y no volverá de vosotros su rostro, si vosotros os volviereis a él.

2 Chronicles 30:10
Y así pasaban los correos de ciudad en ciudad por la tierra de Efraim y Manasés hasta Zabulon: mas ellos se reían y burlaban de ellos.

2 Chronicles 30:11
Con todo eso algunos varones de Aser, de Manasés, y de Zabulón se humillaron, y vinieron a Jerusalem.

2 Chronicles 30:12
En Judá también fué la mano de Dios para darles un corazón para hacer el mandado del rey y de los príncipes, conforme a la palabra de Jehová.

2 Chronicles 30:13
Y juntáronse en Jerusalem un grande pueblo, para hacer la solemnidad de los panes sin levadura en el mes segundo, una grande congregación.

2 Chronicles 30:14
Y levantándose quitaron los altares, que estaban en Jerusalem: y todos los altares de perfumes quitaron, y echáronlos en el arroyo de Cedrón.

2 Chronicles 30:15
Y sacrificaron la páscua a los catorce del mes segundo, y los sacerdotes y los Levitas se avergonzaron, y se santificaron, y trajeron los holocaustos a la casa de Jehová.

2 Chronicles 30:16
Y pusiéronse en su órden conforme a su costumbre; conforme a la ley de Moisés varón de Dios, los sacerdotes esparcían la sangre de la mano de los Levitas.

2 Chronicles 30:17
Porque aun había muchos en la congregación que no estaban santificados, y los Levitas sacrificaban la páscua por todos los que no se habían limpiado para santificarse a Jehová.

2 Chronicles 30:18
Porque grande multitud del pueblo, de Efraim, y Manasés, e Isacar, y Zabulón, no se habían purificado, y comieron la páscua no conforme a lo que era escrito: mas Ezequías oró por ellos, diciendo: Jehová, que es bueno, sea propicio

2 Chronicles 30:19
A todo aquel que ha apercebido su corazón para buscar a Dios, a Jehová el Dios de sus padres, aunque no esté purificado según la purificación del santuario.

2 Chronicles 30:20
Y oyó Jehová a Ezequías, y sanó el pueblo.

2 Chronicles 30:21
Así hicieron los hijos de Israel, que fueron presentes en Jerusalem, la solemnidad de los panes sin levadura siete dias con gran gozo: y alababan a Jehová todos los dias los Levitas y los sacerdotes, con instrumentos de fortaleza a Jehová.

2 Chronicles 30:22
Y Ezequías habló al corazón de todos los Levitas que tenían buena inteligencia para Jehová: y comieron la solemnidad por siete dias sacrificando sacrificios pacíficos, y haciendo gracias a Jehová el Dios de sus padres.

2 Chronicles 30:23
Y toda la multitud determinó que celebrasen otros siete dias, y celebraron otros siete dias con alegría.

2 Chronicles 30:24
Porque Ezequías rey de Judá había dado a la multitud mil novillos, y siete mil ovejas: y también los príncipes dieron al pueblo mil novillos y diez mil ovejas: y muchos sacerdotes se santificaron.

2 Chronicles 30:25
Y toda la congregación de Judá se alegró, y los sacerdotes, y Levitas, y asimismo toda la multitud que había venido de Israel: y también los extranjeros, que habían venido de la tierra de Israel, y los que habitaban en Judá.

2 Chronicles 30:26
E hiciéronse grandes alegrías en Jerusalem: porque desde los dias de Salomón, hijo de David, rey de Israel, no hubo tal cosa en Jerusalem.

2 Chronicles 30:27
Y levantándose los sacerdotes y Levitas bendijeron al pueblo: y la voz de ellos fué oida, y su oración llegó a la habitación de su santuario, al cielo.

2 Chronicles 31:1
HECHAS todas estas cosas, salió todo Israel, los que se habían hallado por las ciudades de Judá, y quebraron las estatuas, y destruyeron los bosques, y derribaron los altos y los altares por todo Judá y Benjamín: y también en Efraim y Manasés hasta acabarlo todo: y volviéronse todos los hijos de Israel cada uno a su posesión, y a sus ciudades.

2 Chronicles 31:2
Y constituyó Ezequías los repartimientos de los sacerdotes y de los Levitas conforme a sus repartimientos, cada uno según su oficio: los sacerdotes y los Levitas para el holocausto y pacíficos, para que ministrasen, para que glorificasen y alabasen a las puertas de las tiendas de Jehová.

2 Chronicles 31:3
La contribución del rey de su hacienda, era holocaustos a mañana y tarde, ítem, holocaustos para los sábados, nuevas lunas, y solemnidades, como está escrito en la ley de Jehová.

2 Chronicles 31:4
Mandó también al pueblo, que habitaba en Jerusalem, que diesen la parte a los sacerdotes y Levitas, para que se esforzasen en la ley de Jehová.

2 Chronicles 31:5
Y como este edicto fué divulgado, los hijos de Israel dieron muchas primicias de grano, vino, aceite, miel, y de todos los frutos de la tierra: y trajeron asimismo los diezmos de todas las cosas en abundancia.

2 Chronicles 31:6
También los hijos de Israel y de Judá, que habitaban en las ciudades de Judá, dieron asimismo los diezmos de las vacas y de las ovejas: y trajeron los diezmos de lo santificado, de las cosas que habían prometido a Jehová su Dios, y lo pusieron por montones.

2 Chronicles 31:7
En el mes tercero comenzaron a fundar aquellos montones, y en el mes séptimo acabaron.

2 Chronicles 31:8
Y Ezequías y los príncipes vinieron a ver los montones, y bendijeron a Jehová, y a su pueblo Israel.

2 Chronicles 31:9
Y preguntó Ezequías a los sacerdotes y a los Levitas acerca de los montones:

2 Chronicles 31:10
Y respondióle Azarías sumo sacerdote, de la casa de Sadoc, y dijo: Desde que comenzaron a traer la ofrenda a la casa de Jehová, hemos comido, y hartádonos, y nos ha sobrado mucho: porque Jehová ha bendecido su pueblo, y ha quedado esta multitud.

2 Chronicles 31:11
Entónces mandó Ezequías que aparejasen cámaras en la casa de Jehová: y las aparejaron.

2 Chronicles 31:12
Y metieron las primicias y diezmos, y las cosas consagradas fielmente, y dieron cargo de ello a Conenías Levita el principal, y a Semeí su hermano el segundo.

2 Chronicles 31:13
Y Jehiel, Azarías, Nahat, Azael, Jerimot, Josabad, Eliel, Jesmaquías, Mahat, y Banaías, fueron los prepósitos debajo de la mano de Conenías, y de Semeí su hermano, por mandamiento del rey Ezequías, y de Azarías príncipe de la casa de Dios.

2 Chronicles 31:14
Y Coré, hijo de Jemna, Levita, portero al oriente tenía cargo de las limosnas de Dios, y de las ofrendas de Jehová que se daban, y de todo lo que se santificaba.

2 Chronicles 31:15
Y a su mano estaban Edén, Benjamín, Jesué, Semeías, Amarías, y Sequenías, en las ciudades de los sacerdotes, para dar con fidelidad a sus hermanos sus partes conforme a sus órdenes, así al mayor como al menor;

2 Chronicles 31:16
Sin lo que se contaba para los varones de edad de tres años y arriba, a todos los que entraban en la casa de Jehová, cada cosa en su día por su ministerio, por sus estancias, y por sus órdenes:

2 Chronicles 31:17
Y a los que eran contados entre los sacerdotes por las familias de sus padres, y a los Levitas de edad de veinte años y arriba por sus estancias y órdenes.

2 Chronicles 31:18
Asimismo a los de su generación con todos sus niños, y sus mujeres, y sus hijos, e hijas, para toda la congregación: porque por la fé de estos se repartían las ofrendas.

2 Chronicles 31:19
Asimismo a los hijos de Aarón los sacerdotes, que estaban en los ejidos de sus ciudades, por todas las ciudades, los varones nombrados tenían cargo de dar sus porciones a todos los varones de los sacerdotes, y a todo el linaje de los Levitas.

2 Chronicles 31:20
De esta manera hizo Ezequías en todo Judá, el cual hizo lo bueno, recto, y verdadero delante de Jehová su Dios.

2 Chronicles 31:21
En todo cuanto comenzó en el servicio de la casa de Dios, y en la ley y mandamientos, buscó a su Dios: e hizo de todo corazón, y fué prosperado.

2 Chronicles 32:1
DESPUÉS de estas cosas, y de esta fidelidad, vino Sennaquerib rey de los Asirios, y entró en Judá, y asentó campo contra las ciudades fuertes, y determinó de entrarlas.

2 Chronicles 32:2
Viendo pues Ezequías la venida de Sennaquerib, y que tenía el rostro puesto para hacer la guerra a Jerusalem.

2 Chronicles 32:3
Tuvo su consejo con sus príncipes, y con sus valerosos, que tapasen las fuentes de las aguas, que estaban fuera de la ciudad: y ellos le ayudaron.

2 Chronicles 32:4
Y juntóse mucho pueblo, y taparon todas las fuentes: y también el arroyo que va por medio de la tierra, diciendo: ¿Por qué han de hallar los reyes de Asiria muchas aguas cuando vinieren?

2 Chronicles 32:5
Confortóse pues Ezequías, y edificó todos los muros caidos, e hizo alzar las torres, y otro muro por de fuera: y fortificó a Mello en la ciudad de David, e hizo muchas espadas y paveses.

2 Chronicles 32:6
Y puso capitanes de guerra sobre el pueblo, e hízolos congregar a sí en la plaza de la puerta de la ciudad, y hablóles al corazón de ellos, diciendo:

2 Chronicles 32:7
Esforzáos y confortáos; no temáis, ni hayáis miedo del rey de Asiria, ni de toda su multitud que con él viene: porque más son con nosotros que con él.

2 Chronicles 32:8
Con él es el brazo de carne, mas con nosotros Jehová nuestro Dios para ayudarnos, y pelear nuestras peleas. Entónces el pueblo reposó sobre las palabras de Ezequías rey de Judá.

2 Chronicles 32:9
Después de esto envió Sennaquerib rey de los Asirios sus siervos a Jerusalem, estando él sobre Laquis, y con él toda su potencia, a Ezequías rey de Judá, y a todo Judá, que estaba en Jerusalem, diciendo:

2 Chronicles 32:10
Sennaquerib rey de los Asirios ha dicho así: ¿En qué confiais vosotros para estar cercados en Jerusalem?

2 Chronicles 32:11
¿No os engaña Ezequías para entregaros a muerte, a hambre, y a sed, diciendo: Jehová nuestro Dios nos librará de la mano del rey de Asiria?

2 Chronicles 32:12
¿No es Ezequías el que ha quitado sus altos y sus altares, y dijo a Judá, y a Jerusalem: Delante de este solo altar adoraréis, y sobre él quemaréis perfume?

2 Chronicles 32:13
¿No habéis sabido lo que yo y mis padres habemos hecho a todos los pueblos de las tierras? ¿Pudieron los dioses de las gentes de las tierras librar su tierra de mi mano?

2 Chronicles 32:14
¿Qué dios hubo de todos los dioses de aquellas gentes que destruyeron mis padres, que puediese librar su pueblo de mis manos? ¿Por qué podrá vuestro Dios escaparos de mi mano?

2 Chronicles 32:15
Ahora pues no os engañe Ezequías, ni os persuada tal cosa, ni le creais; que si ningún dios de todas aquellas naciones y reinos pudo librar su pueblo de mis manos, y de las manos de mis padres, ¿cuánto ménos vuestros dioses os podrán librar de mi mano?

2 Chronicles 32:16
Y otras cosas hablaron sus siervos contra el Dios Jehová, y contra Ezequías su siervo.

2 Chronicles 32:17
Y además de esto escribió cartas en las cuales blasfemaba a Jehová el Dios de Israel, y hablaba contra él, diciendo: Como los dioses de las gentes de las provincias no pudieron librar su pueblo de mis manos, tampoco el Dios de Ezequías librará al suyo de mis manos.

2 Chronicles 32:18
Y clamaron a gran voz en Judaico contra el pueblo de Jerusalem que estaba en los muros, para espantarlos y ponerles temor, para tomar la ciudad.

2 Chronicles 32:19
Y hablaron contra el Dios de Jerusalem, como contra los dioses de los pueblos de la tierra, obra de manos de hombres.

2 Chronicles 32:20
Mas el rey Ezequías, y el profeta Isaías, hijo de Amós, oraron por esto, y clamaron al cielo:

2 Chronicles 32:21
Y Jehová envió un ángel, el cual hirió todo valiente en fuerzas, y los capitanes, y los príncipes, en el campo del rey de Asiria: y volvióse con vergüenza de rostro a su tierra: y entrando en el templo de su dios, allí le pasaron a cuchillo los que habían salido de sus entrañas.

2 Chronicles 32:22
Así salvó Jehová a Ezequías y a los moradores de Jerusalem de las manos de Sennaquerib rey de Asiria, y de las manos de todos: y les dió reposo de todas partes.

2 Chronicles 32:23
Y muchos trajeron presente a Jehová a Jerusalem, y a Ezequías rey de Judá ricos dones: y fué muy grande delante de todas las gentes después de esto.

2 Chronicles 32:24
En aquel tiempo Ezequías enfermó de muerte: y oró a Jehová: el cual le respondió, y le dió señal.

2 Chronicles 32:25
Mas Ezequías no pagó conforme al bien, que le había sido hecho: ántes su corazón se enalteció, y fué la ira contra él, y contra Judá, y Jerusalem.

2 Chronicles 32:26
Empero Ezequías, después de haberse enaltecido su corazón, se humilló, él y los moradores de Jerusalem: y no vino sobre ellos la ira de Jehová en los dias de Ezequías.

2 Chronicles 32:27
Y tuvo Ezequías riquezas y gloria mucha en gran manera: e hízose tesoros de plata y oro, de piedras preciosas, de especierías, de escudos, y de todos vasos de desear;

2 Chronicles 32:28
Asimismo depósitos para las rentas del grano, del vino, y aceite: establos para toda suerte de bestias, y majadas para los ganados.

2 Chronicles 32:29
Hízose también ciudades, y hatos de ovejas y de vacas en gran copia: porque Dios le había dado muy mucha hacienda.

2 Chronicles 32:30
Este Ezequías cerró los manaderos de las aguas de Gijón, la de arriba, y encaminólas abajo al occidente de la ciudad de David: y fué prosperado Ezequías en todo lo que hizo.

2 Chronicles 32:31
Empero a causa de los embajadores de los príncipes de Babilonia, que enviaron a él para saber del prodigio que había sido en aquella tierra, Dios le dejó, para tentarle, para saber todo lo que estaba en su corazón.

2 Chronicles 32:32
Lo demás de los hechos de Ezequías, y de sus misericordias, he aquí, todo está escrito en la profecia de Isaías, hijo de Amós profeta, y en el libro de los reyes de Judá y de Israel.

2 Chronicles 32:33
Y durmió Ezequías con sus padres, y sepultáronle en los más insignes sepulcros de los hijos de David, honrándole en su muerte todo Judá y los de Jerusalem: y reinó en su lugar Manasés su hijo.

2 Chronicles 33:1
DE doce años era Manasés, cuando comenzó a reinar, y cincuenta y cinco años reinó en Jerusalem.

2 Chronicles 33:2
E hizo lo malo en los ojos de Jehová, conforme a las abominaciones de las gentes que había echado Jehová delante de los hijos de Israel.

2 Chronicles 33:3
Porque él reedificó los altos que Ezequías su padre había derribado; y levantó altares a los Baales, e hizo bosques, y adoró a todo el ejército de los cielos, y a él sirvió.

2 Chronicles 33:4
Edificó también altares en la casa de Jehová, de la cual Jehová había dicho: En Jerusalem será mi nombre perpetuamente.

2 Chronicles 33:5
Edificó asimismo altares a todo el ejército de los cielos en los dos patios de la casa de Jehová.

2 Chronicles 33:6
Y pasó sus hijos por fuego en el valle de los hijos de Ennon: miraba en los tiempos, miraba en agüeros, y era dado a adivinaciones, consultaba pitones y encantadores: multiplicó en hacer lo malo en ojos de Jehová para irritarle.

2 Chronicles 33:7
Además de esto puso una imágen de fundición que hizo, en la casa de Dios, de la cual Dios había dicho a David, y a Salomón su hijo: En esta casa, y en Jerusalem, la cual yo elegí sobre todas las tribus de Israel, pondré mi nombre para siempre:

2 Chronicles 33:8
Y nunca más quitaré el pié de Israel de la tierra que yo entregué a vuestros, padres, a condición que guarden y hagan todas las cosas que yo les he mandado, toda la ley, estatutos, y derechos por mano de Moisés.

2 Chronicles 33:9
Así que Manasés hizo descaminar a Judá y a los moradores de Jerusalem, para hacer más mal que las gentes que Jehová destruyó delante de los hijos de Israel.

2 Chronicles 33:10
Y Jehová hablo a Manasés y a su pueblo; mas ellos no escucharon:

2 Chronicles 33:11
por lo cual Jehová trajo contra ellos los príncipes del ejército del rey de los Asirios, los cuales echaron en grillos a Manasés: y atado con dos cadenas le llevaron a Babilonia.

2 Chronicles 33:12
Mas después que fué puesto en angustias oró a la faz de Jehová su Dios, humillado grandemente en la presencia del Dios de sus padres.

2 Chronicles 33:13
Y como oró a él, fué oido: porque él oyó su oración, y le volvió a Jerusalem a su reino. Entónces conoció Manasés que Jehová era Dios.

2 Chronicles 33:14
Después de esto edificó el muro de a fuera de la ciudad de David, al occidente de Gijón en el valle, y a la entrada de la puerta del pescado, y cercó a Ofel, y alzólo muy alto: y puso capitanes de ejército en todas las ciudades fuertes por Judá.

2 Chronicles 33:15
Asimismo quitó los dioses ajenos, y el ídolo de la casa de Jehová, y todos los altares que había edificado en el monte de la casa de Jehová, y en Jerusalem, y echólo todo fuera de la ciudad.

2 Chronicles 33:16
Y reparó el altar de Jehová, y sacrificó sobre él sacrificios pacíficos, y de alabanza: y mandó a Judá que sirviesen a Jehová Dios de Israel.

2 Chronicles 33:17
Empero el pueblo aun sacrificaba en los altos, aunque a Jehová su Dios.

2 Chronicles 33:18
Lo demás de los hechos de Manasés, y su oración a su Dios, y las palabras de los videntes que le hablaron en nombre de Jehová el Dios de Israel, he aquí, todo está escrito en los hechos de los reyes de Israel.

2 Chronicles 33:19
Su oración también, y como fué oido, todos sus pecados, y su prevaricación, los lugares: donde edificó altos y había puesto bosques e ídolos ántes que se humillase, he aquí, estas cosas están escritas en las palabras de los videntes.

2 Chronicles 33:20
Y durmió Manasés con sus padres, y sepultáronle en su casa: y reinó en su lugar Amón su hijo.

2 Chronicles 33:21
De veinte y dos años era Amón, cuando comenzó a reinar, y dos años reinó en Jerusalem.

2 Chronicles 33:22
E hizo lo malo en ojos de Jehová, como había hecho Manasés su padre: porque a todos los ídolos que su padre Manasés había hecho, sacrificó y sirvió Amón.

2 Chronicles 33:23
Mas nunca se humilló delante de Jehová, como Manasés su padre se humilló, ántes aumentó el pecado.

2 Chronicles 33:24
Y conspiraron contra él sus siervos, y matáronle en su casa.

2 Chronicles 33:25
Mas el pueblo de la tierra hirió a todos los que habían conspirado contra el rey Amon: y el pueblo de la tierra puso por rey en su lugar a Josías su hijo.

2 Chronicles 34:1
DE ocho años era Josías, cuando comenzó a reinar, y treinta y un años reinó en Jerusalem.

2 Chronicles 34:2
Este hizo lo recto en ojos de Jehová, y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse ni a la diestra ni a la siniestra.

2 Chronicles 34:3
A los ocho años de su reino, siendo aun muchacho, comenzó a buscar al Dios de David su padre, y a los doce años comenzó a limpiar a Judá y a Jerusalem de los altos, bosques, esculturas, y fundiciones.

2 Chronicles 34:4
Y derribaron delante de él los altares de los Baales, y quebró en piezas las imágenes del sol que estaban puestas encima; y los bosques, y las esculturas, y fundiciones, quebró y desmenuzó, y esparció el polvo sobre los sepulcros de los que habían sacrificado a ellos.

2 Chronicles 34:5
Asimismo los huesos de los sacerdotes quemó sobre sus altares, y limpió a Judá y a Jerusalem.

2 Chronicles 34:6
Lo mismo hizo en las ciudades de Manasés, Efraim, y Simeón, hasta en Neftalí, con sus lugares asolados al derredor.

2 Chronicles 34:7
Y como hubo derribado los altares y los bosques, y quebrado y desmenuzado las esculturas, y destruido todos los ídolos del sol por toda la tierra de Israel, volvióse a Jerusalem.

2 Chronicles 34:8
A los diez y ocho años de su reino, después de haber limpiado la tierra, y la casa, envió a Safán, hijo de Eselías, y a Maasías gobernador de la ciudad, y a Johá, hijo de Joacas canciller, para que reparasen la casa de Jehová su Dios.

2 Chronicles 34:9
Los cuales vinieron a Helcías gran sacerdote, y dieron el dinero que había sido metido en la casa de Jehová, que los Levitas que guardaban la puerta habían cogido de mano de Manasés, y de Efraim, y de todas los restos de Israel, y de todo Judá y Benjamín; y se habían vuelto a Jerusalem.

2 Chronicles 34:10
Y diéronlo en mano de los que hacían la obra, que eran prepósitos en la casa de Jehová: los cuales lo dieron a los que hacían la obra, y trabajaban en la casa de Jehová, en reparar y en instaurar el templo.

2 Chronicles 34:11
Y dieron también a los oficiales y albañiles para que comprasen piedra de cantería, y madera para las comisuras, y para la trabazón de las casas, las cuales habían destruido los reyes de Judá.

2 Chronicles 34:12
Y estos varones trabajaban con fidelidad en la obra: y eran sus gobernadores Jahat, y Abdías, Levitas de los hijos de Merari: y Zacarías y Mosollam, de los hijos de Caat, que solicitasen la obra: y de los Levitas, todos los entendidos en instrumentos de música:

2 Chronicles 34:13
Y de los peones, tenían cargo los que solicitaban a todos los que hacían obra en todos los servicios: y de los Levitas, los escribas, gobernadores, y porteros.

2 Chronicles 34:14
Y como sacaron el dinero que había sido metido en la casa de Jehová, Helcías el sacerdote halló el libro de la ley de Jehová dada por mano de Moisés.

2 Chronicles 34:15
Y respondiendo Helcías, dijo a Safán escriba: Yo he hallado el libro de la ley en la casa de Jehová. Y dió Helcías el libro a Safán.

2 Chronicles 34:16
Y Safán lo llevó al rey, y le contó el negocio, diciendo: Tus siervos han cumplido todo lo que les fué dado a cargo.

2 Chronicles 34:17
Han tomado el dinero que se halló en la casa de Jehová, y lo han dado en mano de los señalados, y en mano de los que hacen la obra.

2 Chronicles 34:18
Además de esto declaró Safán escriba al rey, diciendo: El sacerdote Helcías me dió un libro. Y leyó Safán en él delante del rey.

2 Chronicles 34:19
Y como el rey oyó las palabras de la ley, rompió sus vestidos.

2 Chronicles 34:20
Y mandó a Helcías, y a Haicam, hijo de Safán, y a Abdón, hijo de Mica, y a Safán escriba, y a Asa siervo del rey, diciendo:

2 Chronicles 34:21
Andád, y consultád a Jehová de mí, y de los restos de Israel y de Judá, acerca de las palabras del libro que se ha hallado: porque grande es el furor de Jehová que ha caido sobre nosotros, por cuanto nuestros padres no guardaron la palabra de Jehová, para hacer conforme a todas las cosas que están escritas en este libro.

2 Chronicles 34:22
Entónces Helcías y los del rey fueron a Oldán profetisa, mujer de Sellum, hijo de Tecuat, hijo de Hasra, guarda de los vestimentos, la cual moraba en Jerusalem, en la casa de la doctrina: y dijéronle las palabras dichas.

2 Chronicles 34:23
Y ella respondió: Jehová el Dios de Israel ha dicho así: Decíd al varón que os ha enviado a mí, que así ha dicho Jehová:

2 Chronicles 34:24
He aquí, yo traigo mal sobre este lugar, y sobre los moradores de él, todas las maldiciones que están escritas en el libro que leyeron delante del rey de Judá:

2 Chronicles 34:25
Por cuanto me han dejado, y han sacrificado a dioses ajenos, provocándome a ira en todas las obras de sus manos: por tanto mi furor destilará sobre este lugar, y no se apagará.

2 Chronicles 34:26
Mas al rey de Judá, que os ha enviado a consultar a Jehová, así le diréis: Jehová el Dios de Israel ha dicho así: Por cuanto oiste las palabras del libro,

2 Chronicles 34:27
Y tu corazón se enterneció, y te humillaste delante de Dios oyendo sus palabras sobre este lugar, y sobre sus moradores: humillástete delante de mí, y rompiste tus vestidos, y lloraste en mi presencia, yo también te he oido, dice Jehová:

2 Chronicles 34:28
He aquí, yo te recogeré con tus padres, y serás recogido en tu sepulcro en paz: y tus ojos no verán todo el mal que yo traigo sobre este lugar, y sobre los moradores de él. Y ellos recitaron al rey la respuesta.

2 Chronicles 34:29
Entónces el rey envió, y juntó todos los ancianos de Judá y de Jerusalem.

2 Chronicles 34:30
Y subió el rey a la casa de Jehová, y con él todos los varones de Judá, y los moradores de Jerusalem, y los sacerdotes, y los Levitas, y todo el pueblo desde el mayor hasta el más pequeño: y leyó en los oidos de ellos todas las palabras del libro del concierto que había sido hallado en la casa de Jehová.

2 Chronicles 34:31
Y estando el rey en pié en su lugar, hizo alianza delante de Jehová, que andarían en pos de Jehová, y que guardarían sus mandamientos, sus testimonios, y sus estatutos, de todo su corazón, y de toda su alma; y que harían las palabras del concierto, que estaban escritas en aquel libro.

2 Chronicles 34:32
E hizo que consintiesen todos los que estaban en Jerusalem y en Benjamín: y así hicieron los moradores de Jerusalem conforme al concierto de Dios, del Dios de sus padres.

2 Chronicles 34:33
Y quitó Josías todas las abominaciones de todas las tierras de los hijos de Israel, e hizo a todos los que se hallaron en Israel que sirviesen a Jehová su Dios: no se apartaron de en pos de Jehová el Dios de sus padres todo el tiempo que él vivió.

2 Chronicles 35:1
Y JOSÍAS hizo páscua a Jehová en Jerusalem, y sacrificaron la páscua a los catorce del mes primero.

2 Chronicles 35:2
Y puso los sacerdotes en sus estancias, y confirmólos en el ministerio de la casa de Jehová.

2 Chronicles 35:3
Y dijo a los Levitas que enseñaban a todo Israel, y que eran dedicados a Jehová: Ponéd el arca del santuario en la casa que edificó Salomón, hijo de David, rey de Israel, para que no la carguéis más sobre los hombros. Ahora serviréis a Jehová vuestro Dios, y a su pueblo Israel.

2 Chronicles 35:4
Apercebíos según las familias de vuestros padres por vuestros órdenes, conforme a la prescripción de David rey de Israel, y de Salomón su hijo.

2 Chronicles 35:5
Estád en el santuario por el repartimiento de las familias de vuestros hermanos, hijos del pueblo, y el repartimiento de la familia de los Levitas:

2 Chronicles 35:6
Y sacrificád la páscua, y santificáos, y apercebíd vuestros hermanos, que hagan conforme a la palabra de Jehová dada por mano de Moisés.

2 Chronicles 35:7
Y ofreció el rey Josías a los del pueblo, ovejas, corderos, y cabritos de las cabras, todo para la páscua, para todos los que se hallaron presentes, en cantidad de treinta mil, y bueyes tres mil. Esto de la hacienda del rey.

2 Chronicles 35:8
También sus príncipes ofrecieron con liberalidad al pueblo, y a los sacerdotes y Levitas: Helcías, Zacarías, y Jehiel, príncipes de la casa de Dios, dieron a los sacerdotes para hacer la páscua dos mil y seiscientas ovejas, y trescientos bueyes.

2 Chronicles 35:9
Asimismo Conenías, Semeías, y Natanael sus hermanos, y Hasabías, Jehiel y Josabad, príncipes de los Levitas, dieron a los Levitas para los sacrificios de la páscua cinco mil ovejas, y quinientos bueyes.

2 Chronicles 35:10
Aparejado así el servicio, los sacerdotes se pusieron en sus estancias, y asimismo los Levitas en sus órdenes, conforme al mandamiento del rey,

2 Chronicles 35:11
Y sacrificaron la páscua, y esparcieron los sacerdotes la sangre tomada de la mano de los Levitas, y los Levitas desollaban.

2 Chronicles 35:12
Y quitaron del holocausto para dar conforme a los repartimientos por las familias de los del pueblo, para que ofreciesen a Jehová, como está escrito en el libro de Moisés: y asimismo quitaron de los bueyes.

2 Chronicles 35:13
Y asaron la páscua en fuego, según la costumbre: mas lo que había sido santificado, cocieron en ollas, en calderos, y calderas, y repartiéronlo prestamente a todo el pueblo.

2 Chronicles 35:14
Y después aparejaron para sí, y para los sacerdotes: porque los sacerdotes, hijos de Aarón, estuvieron ocupados hasta la noche en el sacrificio de los holocaustos y de los sebos: y así los Levitas aparejaron para sí, y para los sacerdotes, hijos de Aarón.

2 Chronicles 35:15
Asimismo los cantores, hijos de Asaf, estaban en su estancia, conforme al mandamiento de David, de Asaf, y de Hemán, y de Iditún vidente del rey. Y los porteros estaban a cada puerta: y no era menester que se apartasen de su ministerio, porque sus hermanos los Levitas aparejaban para ellos.

2 Chronicles 35:16
Así fué aparejado todo el servicio de Jehová en aquel día, para hacer la páscua y sacrificar los holocaustos sobre el altar de Jehová, conforme al mandamiento del rey Josías.

2 Chronicles 35:17
E hicieron los hijos de Israel, que se hallaron presentes, la páscua en aquel tiempo, y la solemnidad de los panes sin levadura, por siete dias.

2 Chronicles 35:18
Nunca tal páscua fué hecha en Israel desde los dias de Samuel el profeta: ni ningún rey de Israel hizo tal páscua, como la que hizo el rey Josías y los sacerdotes y Levitas, y todo Judá e Israel, los que se hallaron presentes, juntamente con los moradores de Jerusalem.

2 Chronicles 35:19
Esta páscua fué celebrada en el año diez y ocho del rey Josías.

2 Chronicles 35:20
Después de todas estas cosas, luego que Josías hubo aparejado la casa, Necao rey de Egipto subió a hacer guerra en Carcamis junto a Éufrates: y salió Josías contra él.

2 Chronicles 35:21
Y él le envió embajadores, diciendo: ¿Qué tenemos yo y tu, rey de Judá? Yo no vengo contra tí hoy, sino contra la casa que me hace guerra: y Dios dijo que me apresurase. Déjate de tomarte con Dios, que es conmigo, no te destruya.

2 Chronicles 35:22
Mas Josías no volvió su rostro atrás de él, ántes se disfrazó para darle batalla, y no oyó a las palabras de Necao, que eran de boca de Dios. Y vino a darle la batalla en el campo de Mageddo.

2 Chronicles 35:23
Y los arqueros tiraron al rey Josías flechas, y dijo el rey a sus siervos: Quitádme de aquí, porque estoy herido gravemente.

2 Chronicles 35:24
Entónces sus siervos le quitaron de aquel carro, y pusiéronle en otro segundo carro que tenía: y trajéronle a Jerusalem y murió: y sepultáronle en los sepulcros de sus padres. Y todo Judá y Jerusalem puso luto por Josías.

2 Chronicles 35:25
Y endechó Jeremías por Josías: y todos los cantores y cantoras recitan sus lamentaciones sobre Josías hasta hoy, y las han vuelto en ley en Israel, las cuales están escritas en las lamentaciones.

2 Chronicles 35:26
Lo demás de los hechos de Josías y sus misericordias, conforme a lo que está escrito en la ley de Jehová,

2 Chronicles 35:27
Y sus hechos, primeros y postreros, he aquí, está escrito en el libro de los reyes de Israel y de Judá.

2 Chronicles 36:1
ENTÓNCES el pueblo de la tie- rra tomó a Joacaz, hijo de Josías, e hiciéronle rey en lugar de su padre en Jerusalem.

2 Chronicles 36:2
De veinte y tres años era Joacaz, cuando comenzó a reinar, y tres meses reinó en Jerusalem.

2 Chronicles 36:3
Y el rey de Egipto le quitó de Jerusalem, y condenó la tierra en cien talentos de plata, y uno de oro.

2 Chronicles 36:4
Y constituyó el rey de Egipto a su hermano Eliacim por rey sobre Judá y Jerusalem, y mudóle el nombre Joacim: y a Joacaz su hermano tomó Necao, y llevóle a Egipto.

2 Chronicles 36:5
Cuando comenzó a reinar Joacim, era de veinte y cinco años: y reinó en Jerusalem once años: e hizo lo malo en ojos de Jehová su Dios.

2 Chronicles 36:6
Y subió contra él Nabucodonosor rey de Babilonia, y atado con dos cadenas le trajo a Babilonia.

2 Chronicles 36:7
Y metió también en Babilonia Nabucodonosor parte de los vasos de la casa de Jehová, y púsolos en su templo en Babilonia.

2 Chronicles 36:8
Lo demás de los hechos de Joacim, y las abominaciones que hizo, y lo que en él se halló, he aquí, está escrito en el libro de los reyes de Israel y de Judá: y reinó en su lugar Joaquín su hijo.

2 Chronicles 36:9
De ocho años era Joaquín cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalem tres meses y diez dias: e hizo lo malo en ojos de Jehová.

2 Chronicles 36:10
A la vuelta del año el rey Nabucodonosor envió, e hízole llevar en Babilonia juntamente con los vasos preciosos de la casa de Jehová: y constituyó a Sedecías su hermano por rey sobre Judá y Jerusalem.

2 Chronicles 36:11
De veinte y un año era Sedecías cuando comenzó a reinar, y once años reinó en Jerusalem.

2 Chronicles 36:12
E hizo lo malo en ojos de Jehová su Dios, y no se humilló delante de Jeremías profeta que le hablaba de parte de Jehová.

2 Chronicles 36:13
Asimismo se rebeló contra Nabucodonosor, al cual había jurado por Dios, y endureció su cerviz, y obstinó su corazón, para no volverse a Jehová el Dios de Israel.

2 Chronicles 36:14
Y también todos los príncipes de los sacerdotes, y el pueblo, aumentaron la rebelión, rebelándose conforme a todas las abominaciones de las gentes, y contaminando la casa de Jehová, la cual él había santificado en Jerusalem.

2 Chronicles 36:15
Y Jehová el Dios de sus padres envió a ellos por mano de sus mensajeros, levantándose de mañana y enviando: porque él tenía misericordia de su pueblo, y de su habitación.

2 Chronicles 36:16
Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió el furor de Jehová contra su pueblo, y que no hubo medicina.

2 Chronicles 36:17
Por lo cual él trajo contra ellos al rey de los Caldeos que pasó a cuchillo sus mancebos en la casa de su santuario, sin perdonar mancebo, ni doncella, ni viejo, ni decrépito: todos los entregó en sus manos.

2 Chronicles 36:18
Asimismo todos los vasos de la casa de Dios, grandes y chicos, los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros del rey, y de sus príncipes, todo lo llevo a Babilonia.

2 Chronicles 36:19
Y quemaron la casa de Dios, y rompieron el muro de Jerusalem, y todos sus palacios quemaron a fuego, y destruyeron todos sus vasos deseables.

2 Chronicles 36:20
Los que quedaron de la espada, los pasaron a Babilonia, y fueron siervos de el y de sus hijos, hasta que vino el reino de los Persas;

2 Chronicles 36:21
Para que se cumpliese la palabra de Jehová por la boca de Jeremías, hasta que la tierra cumpliese sus sábados: porque todo el tiempo de su asolamiento reposó, hasta que los setenta años fueron cumplidos.

2 Chronicles 36:22
Mas al primer año de Ciro rey de los Persas, para que se cumpliese la palabra de Jehová dicha por la boca de Jeremías, Jehová despertó el espíritu de Ciro rey de los Persas, el cual hizo pasar pregón por todo su reino, y también por escrito, diciendo:

2 Chronicles 36:23
Así dice Ciro rey de los Persas: Jehová el Dios de los cielos me ha dado todos los reinos de la tierra, y él me ha encargado, que le edifique casa en Jerusalem, que es en Judá: ¿Quién de vosotros hay de todo su pueblo? Jehová su Dios sea con él, y suba.

 

 

 

 

 

 

 

 

Esdras / Ezra



Ezra 1:1
Y EN el primer año de Ciro rey de Persia, para que se cumpliese la palabra de Jehová dicha por la boca de Jeremías, despertó Jehová el espíritu de Ciro rey de Persia, el cual hizo pasar pregón por todo su reino, y también por escrito, diciendo:

Ezra 1:2
Así dijo Ciro rey de Persia: Jehová Dios de los cielos me ha dado todos los reinos de la tierra, y me ha mandado que le edifique casa en Jerusalem, que es en Judá.

Ezra 1:3
¿Quién hay entre vosotros de todo su pueblo? Sea Dios con él, y suba a Jerusalem, que es en Judá, y edifique la casa a Jehová Dios de Israel, el cual es Dios: la cual casa está en Jerusalem.

Ezra 1:4
Y a cualquiera que hubiere quedado de todos los lugares donde fuere extranjero, los varones de su lugar le ayuden con plata, y oro, y hacienda, y con bestias: con dones voluntarios para la casa de Dios, la cual está en Jerusalem.

Ezra 1:5
Entónces se levantaron las cabezas de las familias de Judá y de Benjamín, y los sacerdotes y Levitas, de todos aquellos cuyo espíritu despertó Dios, para subir a edificar la casa de Jehová, que está en Jerusalem.

Ezra 1:6
Y todos los que estaban en sus al derredores confortaron las manos de ellos con vasos de plata, y de oro, con hacienda, y bestias, y con cosas preciosas, además de lo que se ofreció voluntariamente.

Ezra 1:7
Y el rey Ciro sacó las vasos de la casa de Jehová, que Nabucodonosor había traspasado de Jerusalem, y puesto en la casa de sus dioses.

Ezra 1:8
Y sacólos Ciro rey de Persia por mano de Mitridates tesorero, el cual los dió por cuenta a Sasabasar príncipe de Judá.

Ezra 1:9
De los cuales esta es la cuenta: Tazones de oro treinta, tazones de plata mil, cuchillos veinte y nueve,

Ezra 1:10
Lebrillos de oro treinta, lebrillos de plata segundos cuatrocientos y diez; otros vasos mil.

Ezra 1:11
Todos los vasos de oro y de plata cinco mil y cuatrocientos. Todos los hizo traer Sasabasar con los que subieron del cautiverio de Babilonia a Jerusalem.

Ezra 2:1
Y ESTOS son los hijos de la provincia que subieron de la cautividad, de la transmigración que hizo traspasar Nabucodonosor rey de Babilonia a Babilonia, los cuales volvieron a Jerusalem y a Judá, cada uno a su ciudad.

Ezra 2:2
Los cuales vinieron con Zorobabel, Jesuá, Nehemías, Saraías, Rehelaías, Mardoqueo, Belsán, Mispar, Begai, Rehum, Baana. La cuenta de los varones del pueblo de Israel:

Ezra 2:3
Los hijos de Faros, dos mil y ciento y setenta y dos.

Ezra 2:4
Los hijos de Sefacias, trescientos y setenta y dos.

Ezra 2:5
Los hijos de Aréas, siete cientos y setenta y cinco.

Ezra 2:6
Los hijos de Pahat-moab de los hijos de Jesuá: de Joab dos mil y ochocientos y doce.

Ezra 2:7
Los hijos de Elam, mil y doscientos y cincuenta y cuatro.

Ezra 2:8
Los hijos de Zattu, novecientos y cuarenta y cinco.

Ezra 2:9
Los hijos de Zacai, setecientos y sesenta.

Ezra 2:10
Los hijos de Bani, seiscientos y cuarenta y dos.

Ezra 2:11
Los hijos de Bebai, seiscientos y veinte y tres.

Ezra 2:12
Los hijos de Azgad, mil y doscientos y veinte y dos.

Ezra 2:13
Los hijos de Adonicam, seiscientos y sesenta y seis.

Ezra 2:14
Los hijos de Beguai, dos mil y cincuenta y seis.

Ezra 2:15
Los hijos de Adín, cuatrocientos y cincuenta y cuatro.

Ezra 2:16
Los hijos de Ater de Ezequías, noventa y ocho.

Ezra 2:17
Los hijos de Besai, trescientos y veinte y tres.

Ezra 2:18
Los hijos de Jora, ciento y doce.

Ezra 2:19
Los hijos de Hasum, doscientos y veinte y tres.

Ezra 2:20
Los hijos de Gebbar, noventa y cinco.

Ezra 2:21
Los hijos de Belén, ciento y veinte y tres.

Ezra 2:22
Los varones de Netofa, cincuenta y seis.

Ezra 2:23
Los varones de Anatot, ciento y veinte y ocho.

Ezra 2:24
Los hijos de Azmavet, cuarenta y dos.

Ezra 2:25
Los hijos de Cariat-jarim, Quefira, y Beerot, setecientos y cuarenta y tres.

Ezra 2:26
Los hijos de Rama y Gabaa, seiscientos y veinte y uno.

Ezra 2:27
Los varones de Macmas, ciento y veinte y dos.

Ezra 2:28
Los varones de Betel y Hai, doscientos y veinte y tres.

Ezra 2:29
Los hijos de Nebo, cincuenta y dos.

Ezra 2:30
Los hijos de Magbis, ciento y cincuenta y seis.

Ezra 2:31
Los hijos de la otra Elam, mil y doscientos y cincuenta y cuatro.

Ezra 2:32
Los hijos de Harim, trescientos y veinte.

Ezra 2:33
Los hijos de Lod, Hadid, y Ono, setecientos y veinte y cinco.

Ezra 2:34
Los hijos de Jericó, trescientos y cuarenta y cinco.

Ezra 2:35
Los hijos de Senaa, tres mil y seis cientos y treinta.

Ezra 2:36
Los sacerdotes: Los hijos de Jedaia de la casa de Jesuá, novecientos y setenta y tres.

Ezra 2:37
Los hijos de Emmer, mil y cincuenta y dos.

Ezra 2:38
Los hijos de Fasur, mil y doscientos y cuarenta y siete.

Ezra 2:39
Los hijos de Harim, mil y diez y siete.

Ezra 2:40
Los Levitas: Los hijos de Jesuá y de Cadmiel, de los hijos de Odovías, setenta y cuatro.

Ezra 2:41
Los cantores: Los hijos de Asaf, ciento y veinte ocho.

Ezra 2:42
Los hijos de los porteros: Los hijos de Sellum, los hijos de Atar, los hijos de Telmón, los hijos de Accub, los hijos de Hatita, los hijos de Sobai, todos ciento y treinta y nueve.

Ezra 2:43
Los Natineos: Los hijos de Siha, los hijos de Hasufa, los hijos de Tabaot,

Ezra 2:44
Los hijos de Ceros, los hijos de Siaa, los hijos de Fadón,

Ezra 2:45
Los hijos de Lebana, los hijos de Hagaba, los hijos de Accub,

Ezra 2:46
Los hijos de Hagab, los hijos de Senlai, los hijos de Hanán,

Ezra 2:47
Los hijos de Gaddel, los hijos de Gaher, los hijos de Reaia,

Ezra 2:48
Los hijos de Rasín, los hijos de Necoda, los hijos de Gazam,

Ezra 2:49
Los hijos de Asa, los hijos de Fasea, los hijos de Besec,

Ezra 2:50
Los hijos de Asena, los hijos de Munim, los hijos de Nefusim,

Ezra 2:51
Los hijos de Bacbuc, los hijos de Hacufa, los hijos de Harur,

Ezra 2:52
Los hijos de Beslut, los hijos de Mahida, los hijos de Harsa,

Ezra 2:53
Los hijos de Bercos, los hijos de Sisara, los hijos de Tema,

Ezra 2:54
Los hijos de Nasía, los hijos de Hatifa.

Ezra 2:55
Los hijos de los siervos de Salomon: Los hijos de Sotai, los hijos de Soforet, los hijos de Faruda,

Ezra 2:56
Los hijos de Jala, los hijos de Dercón, los hijos de Geddel,

Ezra 2:57
Los hijos de Safatías, los hijos de Hatil, los hijos de Poqueret de Hasbaim, los hijos de Ami.

Ezra 2:58
Todos los Natineos, e hijos de los siervos de Salomón, trescientos y noventa y dos.

Ezra 2:59
Y estos fueron los que subieron de Tel-mela, Tel-harsa, Querub, Addán, Immer, los cuales no pudieron mostrar la casa de sus padres, y su linaje, si fuesen de Israel:

Ezra 2:60
Los hijos de Dalaia, los hijos de Tobías los hijos de Necoda, seiscientos y cincuenta y dos.

Ezra 2:61
Y de los hijos de los sacerdotes: Los hijos de Hobías, los hijos de Accos, los hijos de Berzellai, el cual tomó mujer de las hijas de Berzellai Galaadita, y fué llamado del nombre de ellas:

Ezra 2:62
Estos buscaron su escritura de genealogías, y no fueron hallados, y fueron echados del sacerdocio.

Ezra 2:63
Y el Tirsata les dijo, que no comiesen de la santidad de las santidades, hasta que hubiese sacerdote con Urim y Tumim.

Ezra 2:64
Toda la congregación, como un varón, fueron cuarenta y dos mil y trescientos y sesenta;

Ezra 2:65
Sin sus siervos y siervas, los cuales eran siete mil y trescientos y treinta y siete: y tenían cantores y cantoras, doscientos.

Ezra 2:66
Sus caballos siete cientos y treinta y seis; sus mulos, doscientos y cuarenta y cinco;

Ezra 2:67
Sus camellos cuatrocientos y treinta y cinco; asnos, seis mil y setecientos y veinte.

Ezra 2:68
Y de las cabezas de los padres ofrecieron voluntariamente para la casa de Dios, cuando vinieron a la casa de Jehová la cual estaba en Jerusalem, para levantarla en su asiento:

Ezra 2:69
Según sus fuerzas dieron al tesoro de la obra sesenta y un mil dracmas de oro, y cinco mil libras de plata, y cien túnicas sacerdotales.

Ezra 2:70
Y habitaron los sacerdotes, y los Levitas, y los del pueblo, y los cantores, y los porteros, y los Natineos en sus ciudades, y todo Israel en sus ciudades.

Ezra 3:1
Y LLEGADO el mes séptimo, y los hijos de Israel en las ciudades, juntóse el pueblo, como un varón, en Jerusalem.

Ezra 3:2
Y levantóse Jesuá, hijo de Josedec, y sus hermanos los sacerdotes, y Zorobabel, hijo de Salatiel, y sus hermanos, y edificaron el altar del Dios de Israel, para ofrecer sobre él holocaustos, como está escrito en la ley de Moisés varón de Dios.

Ezra 3:3
Y asentaron el altar sobre sus basas, porque tenían miedo de los pueblos de las tierras: y ofrecieron sobre él holocaustos a Jehová holocaustos a la mañana y a la tarde.

Ezra 3:4
E hicieron la solemnidad de las cabañas, como está escrito, y holocaustos cada día por cuenta, conforme al rito, cada cosa en su día.

Ezra 3:5
Y además de esto el holocausto continuo, y las nuevas lunas, y todas las fiestas santificadas de Jehová, y todo sacrificio espontáneo de voluntad a Jehová.

Ezra 3:6
Desde el primero día del mes séptimo comenzaron a ofrecer holocaustos a Jehová, mas el templo de Jehová no era aun fundado.

Ezra 3:7
Y dieron dinero a los carpinteros y oficiales; comida, y bebida, y aceite a los Sidonios y Tirios, para que trajesen madera de cedro del Líbano a la mar de Joppe, conforme a la voluntad de Ciro rey de Persia acerca de esto.

Ezra 3:8
Y en el año segundo de su venida a la casa de Dios en Jerusalem, en el mes segundo, comenzaron Zorobabel, hijo de Salatiel, y Jesuá, hijo de Josedec, y los otros sus hermanos, los sacerdotes y los Levitas, y todos los que habían venido de la cautividad a Jerusalem; y pusieron a los Levitas de veinte años y arriba para que tuviesen cargo de la obra de la casa de Jehová.

Ezra 3:9
Y estuvo Jesuá, sus hijos, y sus hermanos, Cadmiel y sus hijos, hijos de Judá, como un varón, para dar priesa a los que hacían la obra en la casa de Dios: los hijos de Henadad, sus hijos, y sus hermanos, Levitas.

Ezra 3:10
Y los albañiles del templo de Jehová echaron los cimientos, y pusieron a los sacerdotes vestidos con trompetas, y a los Levitas, hijos de Asaf, con címbalos, para que alabasen a Jehová por mano de David rey de Israel.

Ezra 3:11
Y cantaban alabando, y glorificando a Jehová: Porque es bueno, porque para siempre es su misericordia sobre Israel. Y todo el pueblo jubilaba, con grande júbilo, alabando a Jehová porque la casa de Jehová era acimentada.

Ezra 3:12
Y muchos de los sacerdotes, y de los Levitas, y de las cabezas de los padres, viejos, que habían visto la casa primera, viendo fundar esta casa lloraban a gran voz: y muchos otros daban grita de alegría a alta voz:

Ezra 3:13
Y el pueblo no podía discernir la voz del júbilo de alegría, de la voz del lloro del pueblo: porque el pueblo jubilaba con gran júbilo, y la voz se oía hasta léjos.

Ezra 4:1
Y OYENDO los enemigos de Judá y de Benjamín que los hijos de la cautividad edificaban el templo de Jehová Dios de Israel;

Ezra 4:2
Llegáronse a Zorobabel, y a las cabezas de los padres, y dijéronles: Edificaremos con vosotros; porque como vosotros buscaremos a vuestro Dios, y a él sacrificamos desde los dias de Asoraddán rey de Asiria que nos hizo subir aquí.

Ezra 4:3
Y díjoles Zorobabel, y Jesuá, y los demás cabezas de los padres de Israel: No nos conviene edificar con vosotros casa a nuestro Dios: mas nosotros solos edificaremos a Jehová Dios de Israel, como nos mandó el rey Ciro rey de Persia.

Ezra 4:4
Mas el pueblo de la tierra debilitaba las manos del pueblo de Judá, y los perturbaba de edificar.

Ezra 4:5
Y alquilaron contra ellos consejeros para disipar su consejo todo el tiempo de Ciro rey de Persia, y hasta el reino de Darío rey de Persia.

Ezra 4:6
Y en el reino de Asuero, en el principio de su reino, escribieron acusación contra los moradores de Judá y de Jerusalem.

Ezra 4:7
Y en los dias de Artaxerxes escribió en paz Mitridates, Tabeel, y los demás sus compañeros, a Artaxerxes rey de Persia: y la escritura de la carta era escrita en Siriaco, y declarada en Siriaco.

Ezra 4:8
Rehum canciller, y Samsai escriba escribieron una carta contra Jerusalem al rey Artaxerxes como se sigue:

Ezra 4:9
Entónces Rehum canciller, y Samsai escriba, y los demás sus compañeros, los Dineos, y los Afarsataqueos, Tefarleos, Afarseos, Ercueos, Babilonios, Susanceos, Dieveos, y Elamitas,

Ezra 4:10
Y los demás pueblos que traspasó Asnafar el grande y glorioso, y los hizo habitar en las ciudades de Samaria, y los demás de la otra parte del río, y Cheenet.

Ezra 4:11
Este es el traslado de la carta que enviaron al rey Artaxerxes: Tus siervos de la otra parte del río, y Cheenet.

Ezra 4:12
Sea notorio al rey que los Judíos que subieron de tí a nosotros, vinieron a Jerusalem, y edifican la ciudad rebelde y mala, y han acimentado los muros, y puesto los fundamentos.

Ezra 4:13
Ahora notorio sea al rey, que si aquella ciudad fuere edificada, y los muros fueren fundados, el tributo, pecho, y rentas no darán: y el tributo de los reyes será menoscabado.

Ezra 4:14
Ahora por la sal de palacio de que estamos salados, no nos es justo ver el menosprecio del rey: por tanto enviámos, e hicimos notorio al rey,

Ezra 4:15
Para que busque en el libro de las historias de nuestros padres, y hallarás en el libro de las historias, y sabrás que esta ciudad es ciudad rebelde, y perjudicial a los reyes y a las provincias: y que hacen rebelión en medio de ella de tiempo antiguo, y que por esto esta ciudad fué destruida.

Ezra 4:16
Hacemos notorio al rey, que si esta ciudad fuere edificada, y los muros fundados, la parte de allá del río no será tuya.

Ezra 4:17
El rey envió respuesta: A Rehum canciller, y a Samsai escriba, y a los demás sus compañeros que habitan en Samaria, y a los demás de la parte de allá del río: Paz, y a Cheenet.

Ezra 4:18
La carta que nos enviasteis claramente fué leida delante de mí:

Ezra 4:19
Y por mí fué dado mandamiento, y buscaron, y hallaron que aquella ciudad de tiempo antiguo se levanta contra los reyes, y se rebela, y rebelión se hace en ella:

Ezra 4:20
Y que reyes fuertes hubo en Jerusalem, y señores en todo lo que está de la otra parte del río; y que tributo, y pecho, y rentas se les daba.

Ezra 4:21
Ahora dad mandamiento que cesen aquellos varones: y aquella ciudad no sea edificada, hasta que por mí sea dado mandamiento.

Ezra 4:22
Y mirád bien que no hagáis error en esto: ¿por qué crecerá el daño para perjuicio de los reyes?

Ezra 4:23
Entónces, cuando el traslado de la carta del rey Artaxerxes fué leido delante de Rehum, y de Samsai escriba, y sus compañeros, fueron prestamente a Jerusalem a los Judíos, e hiciéronles cesar con brazo y fuerza.

Ezra 4:24
Entónces cesó la obra de la casa de Dios, la cual estaba en Jerusalem: y cesó hasta el año segundo del reino de Daríó rey de Persia.

Ezra 5:1
Y PROFETIZÓ Aggeo profeta, y Zacarías, hijo de Addo, profetas, a los Judíos que estaban en Judea y en Jerusalem, en nombre del Dios de Israel, a ellos.

Ezra 5:2
Entónces se levantaron Zorobabel, hijo de Salatiel, y Jesuá, hijo de Josedec, y comenzaron a edificar la casa de Dios, que estaba en Jerusalem: y con ellos los profetas de Dios, que les ayudaban.

Ezra 5:3
En aquel tiempo vino a ellos Tatanai capitán de la otra parte del río, y Star-buzanai, y sus compañeros, y dijéronles así: ¿Quién os dió mandamiento para edificar esta casa, y fundar estos muros?

Ezra 5:4
Entónces, como diremos, les dijimos: ¿Cuáles son los nombres de los varones que edifican este edificio?

Ezra 5:5
Mas los ojos de su Dios fueron sobre los ancianos de los Judíos, y no les hicieron cesar hasta que la causa viniese a Darío: y entónces respondieron por carta sobre esto.

Ezra 5:6
Traslado de la carta que envió Tatanai capitán de la otra parte del río, y Star-buzanai, y sus compañeros los Arfasaqueos, que estaban de la otra parte del río, al rey Darío:

Ezra 5:7
Enviáronle respuesta, y de esta manera era escrito dentro de ella: Al rey Darío toda paz.

Ezra 5:8
Sea notorio al rey que fuimos a la provincia de Judea a la casa del Dios grande, la cual se edifica de piedra de marmol, y los maderos son puestos en las paredes, y la obra se hace a priesa, y prospera en sus manos.

Ezra 5:9
Entónces preguntámos a los ancianos, diciéndoles así: ¿Quién os dió mandamiento para edificar esta casa, y para fundar estos muros?

Ezra 5:10
Y también les preguntámos sus nombres para hacértelo saber, para escribir los nombres de los varones que estaban por sus cabezas.

Ezra 5:11
Y nos respondieron así, diciendo: Nosotros somos siervos del Dios del cielo y de la tierra, y reedificamos la casa que ha sido edificada ántes muchos años ha, que el gran rey de Israel edificó y fundó.

Ezra 5:12
Mas después que nuestros padres ensañaron al Dios de los cielos, él los entregó en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, Caldeo, el cual destruyó esta casa, e hizo traspasar el pueblo en Babilonia.

Ezra 5:13
Empero el primer año de Ciro rey de Babilonia, el rey Ciro dió mandamiento para que esta casa de Dios fuese edificada.

Ezra 5:14
Y también los vasos de oro y de plata de la casa de Dios, que Nabucodonosor había sacado del templo que estaba en Jerusalem, y los había metido en el templo de Babilonia, el rey Ciro los sacó del templo de Babilonia, y fueron entregados a Sasabasar, al cual había puesto por capitán.

Ezra 5:15
Y le dijo: Toma estos vasos, vé, y pónlos en el templo que está en Jerusalem, y la casa de Dios sea edificada en su lugar.

Ezra 5:16
Entónces este Sasabasar vino, y puso los fundamentos de la casa de Dios que estaba en Jerusalem, y desde entónces hasta ahora se edifica, y aun no es acabada.

Ezra 5:17
Y ahora, si al rey parece bien, búsquese en la casa de los tesoros del rey que está allí en Babilonia, si es así que por el rey Ciro haya sido dado mandamiento para edificar esta casa de Dios que está en Jerusalem: y envíenos sobre esto la voluntad del rey.

Ezra 6:1
ENTÓNCES el rey Darío dió mandamiento, y buscaron en la casa de los libros donde guardaban los tesoros allí en Babilonia,

Ezra 6:2
Y fué hallado en el cofre del palacio que está en la provincia de Media un libro, dentro del cual estaba escrito así: Memorial:

Ezra 6:3
En el año primero del rey Ciro, el rey Ciro dió mandamiento de la casa de Dios que estaba en Jerusalem, que la casa fuese edificada para lugar en que sacrifiquen sacrificios; y sus paredes fuesen cubiertas: su altura de sesenta codos: su anchura de sesenta codos.

Ezra 6:4
Las órdenes; tres de piedra de marmol, y una órden de madera nueva: y que el gasto sea dado de la casa del rey.

Ezra 6:5
Y también los vasos de oro y de plata de la casa de Dios, que Nabucodonosor sacó del templo que estaba en Jerusalem, y los pasó en Babilonia, sean vueltos, y vayan al templo que está en Jerusalem, a su lugar, y sean puestos en la casa de Dios.

Ezra 6:6
Ahora pues, Tatanai capitán de la otra parte del río, Star-buzanai, y sus compañeros los Afarsaqueos que estáis a la otra parte del río, apartáos de ahí.

Ezra 6:7
Dejád la obra de la casa de este Dios al capitán de los Judíos, y a sus ancianos, que edifiquen la casa de este Dios en su lugar.

Ezra 6:8
Y por mí es dado mandamiento de lo que habéis de hacer con los ancianos de estos Judíos para edificar la casa de este Dios: que de la hacienda del rey, que tiene del tributo de la otra parte del río, los gastos sean dados luego a aquellos varones, para que no cesen.

Ezra 6:9
Y lo que fuere necesario, becerros, y carneros, y corderos para holocaustos al Dios del cielo: trigo, sal, vino, y aceite, conforme a lo que dijeren los sacerdotes que están en Jerusalem, les sea dado cada un día sin algún embargo:

Ezra 6:10
Para que ofrezcan olores de holganza al Dios del cielo, y oren por la vida del rey, y por sus hijos.

Ezra 6:11
Ítem, por mí es dado mandamiento, que cualquiera que mudare este decreto, sea derribado un madero de su casa, y enhiesto sea colgado en él: y su casa sea hecha muladar por esto.

Ezra 6:12
Y el Dios que hizo habitar allí su nombre destruya todo rey y pueblo que pusiere su mano para mudar o destruir esta casa de Dios, la cual está en Jerusalem. Yo Darío puse el decreto: sea hecho prestamente.

Ezra 6:13
Entónces Tatanai capitán de la otra parte del río, y Star-buzanai, y sus compañeros hicieron prestamente según el rey Darío había enviado.

Ezra 6:14
Y los ancianos de los Judíos, edificaban y prosperaban, conforme a la profecia de Aggeo profeta, y de Zacarías, hijo de Addo: y edificaron, y acabaron por el mandamiento del Dios de Israel, y por el mandamiento de Ciro, y de Darío, y de Artaxerxes rey de Persia.

Ezra 6:15
Y esta casa fué acabada al tercero día del mes de Adar, que era el sexto año del reino del rey Darío.

Ezra 6:16
Y los hijos de Israel, los sacerdotes, y los Levitas, y los demás hijos de la transmigración hicieron la dedicación de esta casa de Dios con gozo.

Ezra 6:17
Y ofrecieron en la dedicación de esta casa de Dios becerros ciento, carneros doscientos, corderos cuatrocientos, y machos de cabrío por expiación por todo Israel doce, conforme al número de las tribus de Israel.

Ezra 6:18
Y pusieron los sacerdotes en sus repartimientos, y los Levitas en sus divisiones sobre la obra de Dios que estaba en Jerusalem, como está escrito en el libro de Moisés.

Ezra 6:19
Y los hijos de la transmigración hicieron la páscua a los catorce del mes primero.

Ezra 6:20
Porque los sacerdotes y los Levitas se habían purificado como un varón, todos fueron limpios: y sacrificaron la páscua por todos los hijos de la transmigración, y por sus hermanos los sacerdotes, y por sí mismos.

Ezra 6:21
Y comieron los hijos de Israel, que habían vuelto de la transmigración, y todos los que se habían apartado de la inmundicia de las gentes de la tierra a ellos, para buscar a Jehová Dios de Israel.

Ezra 6:22
E hicieron la solemnidad de los panes sin leudar siete dias con alegría, por cuanto Jehová los había alegrado, y había convertido el corazón del rey de Asiria a ellos para esforzar sus manos en la obra de la casa de Dios, del Dios de Israel.

Ezra 7:1
PASADAS estas cosas, en el reino de Artaxerxes rey de Persia, Ésdras, hijo de Saraias, hijo de Azarías, hijo de Helcías,

Ezra 7:2
Hijo de Sellum, hijo de Sadoc, hijo de Aquitob,

Ezra 7:3
Hijo de Amarías, hijo de Azarías, hijo de Maraiot,

Ezra 7:4
Hijo de Zaraías, hijo de Ozi, hijo de Bocci,

Ezra 7:5
Hijo de Abisue, hijo de Finees, hijo de Eleazar, hijo de Aarón primer sacerdote:

Ezra 7:6
Este Ésdras subió de Babilonia, el cual era escriba diligente en la ley de Moisés, que dió Jehová Dios de Israel: y concedióle el rey según la mano de Jehová su Dios sobre él, todo lo que podió.

Ezra 7:7
Y subieron con él de los hijos de Israel, y de los sacerdotes, y Levitas, y cantores, y porteros, y Natineos, en Jerusalem, en el séptimo año del rey Artaxerxes.

Ezra 7:8
Y vino a Jerusalem en el mes quinto, el año séptimo del rey.

Ezra 7:9
Porque al primero del mes primero fué el principio de la partida de Babilonia, y al primero del mes quinto llegó a Jerusalem, según que era buena la mano de su Dios sobre él.

Ezra 7:10
Porque Ésdras preparó su corazón a buscar la ley de Jehová, y a hacer, y a enseñar a Israel mandamientos y juicios.

Ezra 7:11
Y este es el traslado de la carta que dió el rey Artaxerxes a Ésdras sacerdote escriba, escriba de las palabras mandadas de Jehová, y de sus estatutos sobre Israel:

Ezra 7:12
Artaxerxes, rey de los reyes, a Ésdras sacerdote, escriba perfecto de la ley del Dios del cielo, y a Cheenet.

Ezra 7:13
Por mí es dado mandamiento, que cualquiera que quisiere en mi reino del pueblo de Israel, y de sus sacerdotes y Levitas, ir contigo a Jerusalem, vaya.

Ezra 7:14
Porque de parte del rey y de sus siete consultores eres enviado para visitar a Judea y a Jerusalem, conforme a la ley de tu Dios que está en tu mano;

Ezra 7:15
Y para llevar la plata y el oro que el rey, y sus consultores voluntariamente ofrecen al Dios de Israel, cuya morada está en Jerusalem;

Ezra 7:16
Y toda la plata y el oro que hallares en toda la provincia de Babilonia, con las ofrendas voluntarias del pueblo, y de los sacerdotes, que de su voluntad ofrecieren para la casa de su Dios que está en Jerusalem.

Ezra 7:17
Por tanto con diligencia comprarás de esta plata becerros, carneros, corderos, y sus presentes, y sus derramaduras, y ofrecerlos has sobre el altar de la casa de vuestro Dios que está en Jerusalem.

Ezra 7:18
Y lo que a tí y a tus hermanos pluguiere hacer de la otra plata y oro, conforme a la voluntad de vuestro Dios, haréis.

Ezra 7:19
Y los vasos que te son entregados para el servicio de la casa de tu Dios, restituirlos has delante de Dios en Jerusalem.

Ezra 7:20
Y lo demás que fuere necesario para la casa de tu Dios, que te fuere menester dar, darlo has de la casa de los tesoros del rey.

Ezra 7:21
Y por mí, el rey Artaxerxes, es dado mandamiento a todos los tesoreros que están de la otra parte del río, que todo lo que os demandare Ésdras sacerdote, escriba de la ley del Dios del cielo, sea hecho luego,

Ezra 7:22
Hasta cien talentos de plata, y hasta cien coros de trigo, y hasta cien batos de vino, y hasta cien batos de aceite, y sal, cuanto no se escribe.

Ezra 7:23
Todo le que es mandado por el Dios del cielo, sea hecho prestamente para la casa del Dios del cielo: porque, ¿por qué será su ira contra el reino del rey y de sus hijos?

Ezra 7:24
Y a vosotros os hacemos saber, que a todos los sacerdotes, y Levitas, cantores, porteros, Natineos, y ministros de la casa de este Dios, ninguno pueda echar sobre ellos tributo, o pecho, o renta.

Ezra 7:25
Y tú Ésdras conforme a la sabiduría de tu Dios que tienes, pon por jueces y gobernadores que gobiernen todo el pueblo que está de la otra parte del río, a todos los que tienen noticia de las leyes de tu Dios, y al que no la tuviere, enseñarle heis.

Ezra 7:26
Y cualquiera que no hiciere la ley de tu Dios, y la ley del rey, prestamente sea juzgado, o a muerte, o a desarraigamiento, o a pena de la hacienda, o a prisión.

Ezra 7:27
Bendito sea Jehová Dios de nuestros padres, que puso tal cosa en el corazón del rey, para honrar la casa de Jehová que está en Jerusalem;

Ezra 7:28
Y sobre mí inclinó misericordia delante del rey, y de sus consultores, y de todos los príncipes poderosos del rey. Y yo confortado según que la mano de mi Dios era sobre mí, junté los principales de Israel para que subiesen conmigo.

Ezra 8:1
Y ESTAS son las cabezas de sus padres y sus genealogías, de los que subieron conmigo de Babilonia, reinando el rey Artaxerxes:

Ezra 8:2
De los hijos de Finees; Gersom: de los hijos de Itamar; Daniel: de los hijos de David; Hattus:

Ezra 8:3
De los hijos de Sequenías, y de los hijos de Faros; Zacarías, y con él genealogía de varones ciento y cincuenta.

Ezra 8:4
De los hijos de Pahat-moab; Elioenai, hijo de Zaraías, y con él doscientos varones.

Ezra 8:5
De los hijos de Sequenías; el hijo de Ezequíel, y con él trescientos varones.

Ezra 8:6
De los hijos de Adín; Ebed, hijo de Jonatán, y con él cincuenta varones.

Ezra 8:7
De los hijos de Elam; Esaías, hijo de Atalías, y con él setenta varones.

Ezra 8:8
Y de los hijos de Safatiás; Zebedías, hijo de Micael, y con él ochenta varones.

Ezra 8:9
De los hijos de Joab; Abdías, hijo de Jahiel, y con él doscientos y diez y ocho varones.

Ezra 8:10
Y de los hijos de Selomit; el hijo de Josfías, y con él ciento y sesenta varones.

Ezra 8:11
Y de los hijos de Bebai; Zacarías, hijo de Bebai, y con él veinte y ocho varones.

Ezra 8:12
Y de los hijos de Azgad; Johanán, hijo de Haccatán, y con él ciento y diez varones.

Ezra 8:13
Y de los hijos de Adonicam, los postreros, cuyos nombres son estos, Elifelet, Jeiel, y Samaías, y con ellos sesenta varones.

Ezra 8:14
Y de los hijos de Biguai; Hutay, y Zabud, y con él setenta varones.

Ezra 8:15
Y juntélos al río que viene a Ahava, y reposámos allí tres dias: y miré en el pueblo, y en los sacerdotes, y no hallé allí de los hijos de Leví.

Ezra 8:16
Y envié a Eliezer, y a Ariel, y a Semeías, y a Elnatán, y a Jarib, y a Elnatanán, y a Natán, y a Zacarías, y a Mosollam, principales; y a Joiarib, y a Elnatán, sabios.

Ezra 8:17
Y enviélos a Iddo capitán en el lugar de Caspia, y puse en la boca de ellos las palabras que habían de hablar a Iddo y a sus hermanos los Natineos en el lugar de Caspia, para que nos trajesen ministros para la casa de nuestro Dios.

Ezra 8:18
Y trajéronnos, (según que era buena sobre nosotros la mano de nuestro Dios,) un varón entendido de los hijos de Moholí, hijo de Leví, hijo de Israel: y a Sarabías, y a sus hijos, y a sus hermanos, diez y ocho.

Ezra 8:19
Y a Hasabías, y con él a Isaías de los hijos de Merari, a sus hermanos, y a sus hijos veinte.

Ezra 8:20
Y de los Natineos que David puso, y príncipes de los Levitas para el ministerio, doscientos y veinte Natineos: todos los cuales fueron declarados por sus nombres.

Ezra 8:21
Y publiqué allí ayuno junto al río de Ahava, para afligirnos delante de nuestro Dios, para buscar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para toda nuestra hacienda.

Ezra 8:22
Porque tuve vergüenza de pedir al rey ejército y gente de a caballo, que nos defendiesen del enemigo en el camino: porque habíamos dicho al rey, diciendo: La mano de nuestro Dios es sobre todos los que le buscan para bien; mas su fortaleza y su furor sobre todos los que le dejan.

Ezra 8:23
Y ayunamos, y buscamos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fué propicio.

Ezra 8:24
Y aparté de los principales de los sacerdotes doce, a Serebías, y a Hasabías, y con ellos diez de sus hermanos.

Ezra 8:25
Y peséles la plata, y el oro, y los vasos, la ofrenda para la casa de nuestro Dios, que habían ofrecido el rey, y sus consultores, y sus príncipes, y todos los que se hallaron de Israel.

Ezra 8:26
Y pesé en las manos de ellos seiscientos y cincuenta talentos de plata, y vasos de plata por cien talentos, y cien talentos de oro;

Ezra 8:27
Y lebrillos de oro veinte por mil dracmas; y vasos de metal limpio bueno dos, preciados como el oro.

Ezra 8:28
Y díjeles: Vosotros sois santidad a Jehová, y los vasos son santidad, y la plata y el oro ofrenda voluntaria a Jehová Dios de nuestros padres:

Ezra 8:29
Velád, y guardád, hasta que peséis delante de los príncipes de los sacerdotes y de los Levitas, y de los príncipes de los padres de Israel en Jerusalem, en las cámaras de la casa de Jehová.

Ezra 8:30
Y los sacerdotes y Levitas recibieron el peso de la plata, y del oro, y de los vasos, para traerlo a Jerusalem a la casa de nuestro Dios.

Ezra 8:31
Y partímos del río de Ahava a los doce del mes primero, para ir a Jerusalem: y la mano de nuestro Dios fué sobre nosotros, el cual nos libró de mano de enemigo y de asechador en el camino.

Ezra 8:32
Y llegámos a Jerusalem, y reposámos allí tres dias.

Ezra 8:33
Y al cuarto día fué pesada la plata, y el oro, y los vasos, en la casa de nuestro Dios por mano de Meremot, hijo de Urías, sacerdote; y con él Eleazar, hijo Finees; y con ellos Jozabad, hijo de Josué, y Noadías, hijo de Bennoi Levita;

Ezra 8:34
Por cuenta y por peso por todo: y fué escrito todo aquel peso en aquel tiempo.

Ezra 8:35
Los que habían venido de la cautividad, los hijos de la transmigración, ofrecieron holocaustos al Dios de Israel, becerros doce por todo Israel, carneros noventa y seis, corderos setenta y siete, machos de cabrío por expiación doce, todo en holocausto a Jehová.

Ezra 8:36
Y dieron los privilegios del rey a sus gobernadores y capitanes de la otra parte del río, los cuales ensalzaron el pueblo y la casa de Dios.

Ezra 9:1
Y ACABADAS estas cosas, los príncipes se llegaron a mí, diciendo: No se han apartado el pueblo de Israel, y los sacerdotes y Levitas, de los pueblos de las tierras, de los Cananeos, Jetteos, Ferezeos, Jebuseos, Ammonitas, y Moabitas, Egipcios, y Amorreos, haciendo conforme a sus abominaciones.

Ezra 9:2
Porque han tomado de sus hijas para sí, y para sus hijos: y la simiente santa es mezclada con los pueblos de las tierras: y la mano de los príncipes y de los gobernadores ha sido la primera en esta prevaricación.

Ezra 9:3
Lo cual oyendo yo, rompí mi vestido y mi manto, y arranqué de los cabellos de mi cabeza, y mi barba, y sentéme atónito.

Ezra 9:4
Y juntáronse a mí todos los temerosos de las palabras del Dios de Israel a causa de la prevaricación de los de la transmigración: mas yo estuve sentado atónito hasta el sacrificio de la tarde.

Ezra 9:5
Y al sacrificio de la tarde levantéme de mi aflicción: y habiendo rompido mi vestido y mi manto, arrodilléme sobre mis rodillas, y extendí mis palmas a Jehová mi Dios,

Ezra 9:6
Y dije: Dios mío, confuso y avergonzado estoy para levantar, Dios mío, mi rostro a tí: porque nuestras iniquidades se han multiplicado sobre la cabeza, y nuestros delitos han crecido hasta el cielo.

Ezra 9:7
Desde los dias de nuestros padres hasta este día hemos sido en delito grande; y por nuestras iniquidades habemos sido entregados nosotros, nuestros reyes, y nuestros sacerdotes en mano de los reyes de las tierras, a espada, a cautiverio, y a robo, y a confusión de rostros, como este día.

Ezra 9:8
Y ahora como un pequeño momento fué la misericordia de Jehová nuestro Dios, para hacer que nos quedase escapada, y nos diese estaca en el lugar de su santuario, para alumbrar nuestros ojos nuestro Dios, y darnos una poca de vida en nuestra servidumbre:

Ezra 9:9
Porque siervos éramos, mas en nuestra servidumbre no nos desamparó nuestro Dios: ántes inclinó sobre nosotros misericordia delante de los reyes de Persia, para que nos diese vida para alzar la casa de nuestro Dios, y para hacer restaurar sus asolamientos, y para darnos vallado en Judá y en Jerusalem.

Ezra 9:10
Mas ahora, ¿qué diremos, oh Dios nuestro, después de esto? Que hemos dejado tus mandamientos.

Ezra 9:11
Que mandaste por la mano de tus siervos los profetas, diciendo: La tierra a la cual entráis para poseerla, tierra inmunda es a causa de la inmundicia de los pueblos de las tierras, por las abominaciones de que la han henchido de boca a boca con su inmundicia.

Ezra 9:12
Por tanto ahora no daréis vuestras hijas a los hijos de ellos, ni sus hijas tomaréis para vuestros hijos: ni procuraréis su paz ni su bien para siempre: para que seais corroborados, y comáis el bien de la tierra, y la dejéis por heredad a vuestros hijos para siempre.

Ezra 9:13
Mas después de todo lo que nos ha avenido a causa de nuestras obras malas, y a causa de nuestro delito grande, (porque tú Dios nuestro estorbaste que no fuésemos oprimidos a causa de nuestras iniquidades, y nos diste esta semejante escapada;)

Ezra 9:14
¿Hemos de volver a disipar tus mandamientos, y a emparentar con los pueblos de estas abominaciones? ¿No te ensañaras contra nosotros hasta consumirnos, que no quede resto ni escapada?

Ezra 9:15
Jehová Dios de Israel, tú eres justo: que hemos quedado escapada como este día: hénos aquí delante de tí en nuestros delitos: porque no hay estar delante de tí a causa de esto.

Ezra 10:1
Y ORANDO Ésdras, y confe- sando, llorando, y echándose delante de la casa de Dios, juntáronse a él una muy grande congregación de Israel, varones, y mujeres, y niños, y lloraba el pueblo de gran lloro.

Ezra 10:2
Y respondió Sequenías, hijo de Jehiel, de los hijos de Elam, y dijo a Ésdras: Nosotros nos hemos rebelado contra nuestro Dios, que tomámos mujeres extranjeras de los pueblos de la tierra: mas esperanza hay aun para Israel sobre esto.

Ezra 10:3
Por tanto ahora hagamos alianza con nuestro Dios, que echaremos todas las mujeres, y los nacidos de ellas, por el consejo del señor y de los que temen el mandamiento de nuestro Dios: y hágase conforme a la lay.

Ezra 10:4
Levántate, porque a tí toca el negocio, y nosotros seremos contigo: esfuérzate, y haz.

Ezra 10:5
Entónces Ésdras se levantó, y juramentó a los príncipes de los sacerdotes y de los Levitas, y a todo Israel, para hacer conforme a esto: y juraron.

Ezra 10:6
Y levantóse Ésdras de delante de la casa de Dios, y fuése a la cámara de Johanán, hijo de Eliasib, y fuése allá: no comió pan, ni bebió agua, porque se entristeció sobre la prevaricación de los de la transmigración.

Ezra 10:7
E hicieron pasar pregón por Judá y por Jerusalem a todos los hijos de la transmigración, que se juntasen en Jerusalem.

Ezra 10:8
Y que el que no viniese dentro de tres dias conforme al acuerdo de los príncipes y de los ancianos, toda su hacienda pereciese, y él fuese apartado de la congregación de la transmigración.

Ezra 10:9
Así fueron juntados todos los varones de Judá y de Benjamín en Jerusalem dentro de tres dias, a los veinte del mes, el cual era el mes noveno: y sentóse todo el pueblo en la plaza de la casa de Dios temblando a causa de aquel negocio, y a causa de las lluvias.

Ezra 10:10
Y levantóse Ésdras el sacerdote, y díjoles: Vosotros habéis prevaricado, por cuanto tomasteis mujeres extrañas, añadiendo sobre el pecado de Israel.

Ezra 10:11
Por tanto ahora dad confesión a Jehová Dios de vuestros padres, y hacéd su voluntad, y apartáos de los pueblos de las tierras, y de las mujeres extranjeras.

Ezra 10:12
Y respondió toda la congregación, y dijeron a gran voz: Así se haga conforme a tu palabra.

Ezra 10:13
Mas el pueblo es mucho, y el tiempo pluvioso, y no hay fuerza para estar en la calle: ni la obra es de un día ni de dos: porque somos muchos los que habemos prevaricado en este negocio.

Ezra 10:14
Estén ahora nuestros príncipes en toda la congregación, y cualquiera que en nuestras ciudades hubiere tomado mujeres extranjeras, venga a tiempos aplazados, y con ellos los ancianos de cada ciudad, y los jueces de ellas, hasta que apartemos de nosotros la ira del furor de nuestro Dios sobre esto.

Ezra 10:15
Y Jonatán, hijo de Asahel, y Jaazias, hijo de Tecuas, fueron puestos sobre esto: y Mesullam y Sebetai Levitas les ayudaron.

Ezra 10:16
E hicieron así los hijos de la transmigración: y fueron apartados Ésdras sacerdote, y los varones cabezas de los padres, en la casa de sus padres, y todos ellos por sus nombres: y sentáronse el primer día del mes décimo para inquirir el negocio.

Ezra 10:17
Y acabaron con todos los varones que habían tomado mujeres extranjeras al primer día del mes primero.

Ezra 10:18
Y fueron hallados de los hijos de los sacerdotes que habían tomado mujeres extranjeras: de los hijos de Jesuá, hijo de Josedec, y de sus hermanos, Maasías, y Eliezer, y Jarib, y Godolías.

Ezra 10:19
Y dieron su mano de echar sus mujeres: y los culpados, un carnero de ovejas por su expiación.

Ezra 10:20
Y de los hijos de Immer; Janani y Zebadías.

Ezra 10:21
Y de los hijos de Harim; Maasías, y Elías, y Semeías, y Jehiel, y Ozías.

Ezra 10:22
Y de los hijos de Fasur; Elioenai, Maasías, Ismael, Natanael, Jozabed, y Elaasa.

Ezra 10:23
Y de los hijos de los Levitas; Jozabed, y Semeí, y Selaias, este es Calita, Fataias, Judá, y Eliezer,

Ezra 10:24
Y de los cantores; Eliasib. Y de los porteros; Sellum, y Tellem, y Urí.

Ezra 10:25
Y de Israel: de los hijos de Faros; Remeias, y Jezías, y Melquías, y Mijamín, y Eleazar, y Melquías, y Banea.

Ezra 10:26
Y de los hijos de Elam; Matanías, Zacarías, y Jehiel, y Abdi, y Jerimot, y Elia.

Ezra 10:27
Y de los hijos de Zattu; Elioenai, Eliasib, Matanías, y Jerimot, y Zabad, y Aziza.

Ezra 10:28
Y de los hijos de Bebai; Johanán, Hananías, Zabbai, Atalaí.

Ezra 10:29
Y de los hijos de Bani; Mesullam, Malluc, y Adaias, Jasub, y Seal, Jeramot.

Ezra 10:30
Y de los hijos de Pahat-moab, Adna, y Quelal, Benaías, Maasías, Matanías, Beseleel, Benvi, y Manasés.

Ezra 10:31
Y de los hijos de Harim; Eliezer, Jesué, Melquías, Semeías, Simeón,

Ezra 10:32
Benjamín, Malluc, Samarías.

Ezra 10:33
De los hijos de Hasum: Matanai, Matata, Zabad, Elifelec, Jermai, Manasés, Semeí.

Ezra 10:34
De los hijos de Banni; Maadi, Amram, y Vel,

Ezra 10:35
Banaías, Bedías, Quelú,

Ezra 10:36
Vanías, Meremot, Eliasib,

Ezra 10:37
Matanías, Matenai, y Jaasau,

Ezra 10:38
Y Bani, y Binnui, Semeí,

Ezra 10:39
Y Selemías, y Natán, y Adaías,

Ezra 10:40
Macnadebai, Sasaí, Saraí,

Ezra 10:41
Azarel, y Selemías, Samarías,

Ezra 10:42
Sellum, Amarias, José.

Ezra 10:43
Y de los hijos de Nebo; Jehiel, Matatías, Zabad, Zebina, Jadau, y Joel, Benaías.

Ezra 10:44
Todos estos habían tomado mujeres extranjeras, y había mujeres de ellos, que habían parido hijos.

 

 

 

 

 

Nehemías / Nehemiah



Nehemiah 1:1
LAS palabras de Nehemías, hijo de Hequelías. Y fué en el mes de Casleu, en el año veinte, yo estaba en Susán, la cabecera del reino.

Nehemiah 1:2
Y vino Janani, uno de mis hermanos, él y otros varones de Judá: y preguntéles por los Judíos escapados, que habían quedado de la cautividad, y por Jerusalem.

Nehemiah 1:3
Y dijéronme: La resta, los que quedaron de la cautividad allí en la provincia, están en gran mal y vergüenza: y el muro de Jerusalem derribado, y sus puertas quemadas a fuego.

Nehemiah 1:4
Y fué, que como yo oí estas palabras, sentéme, y lloré, y enlutéme por algunos dias; y ayuné, y oré delante del Dios de los cielos,

Nehemiah 1:5
Y dije: Ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande, y terrible, que guarda el concierto y la misericordia a los que le aman, y guardan sus mandamientos:

Nehemiah 1:6
Sea ahora tu oido atenta, y tus ojos abiertos, para oir la oración de tu siervo, que yo oro delante de tí hoy, día y noche, por los hijos de Israel tus siervos, y confieso los pecados de los hijos de Israel que pecámos contra tí: y yo, y la casa de mi padre hemos pecado:

Nehemiah 1:7
Rebelando nos hemos rebelado, y apostatado de tí, y no hemos guardado los mandamientos, y estatutos, y juicios, que mandaste a Moisés tu siervo.

Nehemiah 1:8
Acuérdate ahora de la palabra que mandaste a Moisés tu siervo, diciendo: Vosotros prevaricaréis, y yo os esparciré en los pueblos:

Nehemiah 1:9
Y volveros heis a mí, y guardaréis mis mandamientos, y los haréis. Si fuere vuestro alanzamiento hasta el cabo de los cielos, de allí os juntaré: y traeros he al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre.

Nehemiah 1:10
Ellos pues son tus siervos y tu pueblo, los cuales redimiste con tu fortaleza grande, y con tu mano fuerte.

Nehemiah 1:11
Ruego, oh Jehová, sea ahora tu oido atenta a la oración de tu siervo, y a la oración de tus siervos, que desean temer tu nombre; y da ahora buen suceso hoy a tu siervo: y dále gracia delante de aquel varón. Porque era yo el copero del rey.

Nehemiah 2:1
Y FUÉ en el mes de Nisán, en el año veinte del rey Artaxerxes, el vino estaba delante de él; y tomé el vino, y dí al rey: y no había estado triste delante de él.

Nehemiah 2:2
Y díjome el rey: ¿Por qué es triste tu rostro, pues no estás enfermo? No es esto sino mal de corazón. Entónces temí en gran manera,

Nehemiah 2:3
Y dije al rey: El rey viva para siempre: ¿por qué no será triste mi rostro, pues que la ciduad, que es casa de los sepulcros de mis padres, es desierta, y sus puertas consumidas de fuego?

Nehemiah 2:4
Y díjome el rey: ¿Por qué cosa demandas? Entónces oré al Dios de los cielos,

Nehemiah 2:5
Y dije al rey: Si al rey place, y si agrada tu siervo delante de tí, demando que me envies en Judá a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y reedificarle he.

Nehemiah 2:6
Entónces el rey me dijo, (y la reina estaba sentada junto a él:) ¿Hasta cuándo será tu viaje, y cuándo volverás? Y plugo al rey, y envióme, y yo le dí tiempo.

Nehemiah 2:7
Y dije al rey: Si place al rey, dénseme cartas para los capitanes del otro lado del río, que me hagan pasar hasta que venga a Judá:

Nehemiah 2:8
Y carta para Asaf guarda del bosque del rey, que me dé madera para enmaderar los portales del palacio de la casa, y el muro de la ciudad, y la casa donde entraré. Y dióme el rey según que era buena la mano de Jehová sobre mí.

Nehemiah 2:9
Y vine a los capitanes del otro lado del río, y díles las cartas del rey: y el rey envió conmigo príncipes del ejército, y gente de a caballo.

Nehemiah 2:10
Y oyéndolo Sanaballat Horonita, y Tobiás el siervo Ammonita, desplúgoles de grande desplacer, que viniese alguno para procurar el bien de los hijos de Israel.

Nehemiah 2:11
Y vine a Jerusalem, y estuve allí tres dias;

Nehemiah 2:12
Y levantéme de noche yo, y pocos varones conmigo, y no declaré a hombre lo que Dios había puesto en mi corazón que hiciese en Jerusalem; ni había bestia conmigo, salvo la cabalgadura en que cabalgaba.

Nehemiah 2:13
Y salí de noche por la puerta del valle hacia la fuente del dragón, y a la puerta del muladar: y consideré los muros de Jerusalem que estaban derribados, y sus puertas que eran consumidas del fuego.

Nehemiah 2:14
Y pasé a la puerta de la fuente, y al estanque del rey: y no hubo lugar por donde pasase la bestia que estaba debajo de mí.

Nehemiah 2:15
Y subí por el arroyo de noche, y consideré el muro, y volviendo entré por la puerta del valle, y volvíme.

Nehemiah 2:16
Y los magistrados no supieron donde yo había ido, ni que había hecho; ni aun a los Judíos y sacerdotes, ni a los nobles y magistrados, ni a los demás que hacían la obra, hasta entónces lo había declarado.

Nehemiah 2:17
Y díjeles: Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalem está desierta, y sus puertas consumidas de fuego: veníd, y edifiquemos el muro de Jerusalem, y no seamos más en vergüenza.

Nehemiah 2:18
Entónces les declaré la mano de mi Dios que era buena sobre mí; y asimismo las palabras del rey que me había dicho: y dijeron: Levantémosnos, y edifiquemos. Y confortaron sus manos para bien.

Nehemiah 2:19
Y oyólo Sanaballat Horonita, y Tobías el siervo Ammonita, y Gessem Árabe, y escarnecieron de nosotros, y nos despreciaron, diciendo: ¿Qué es esto que hacéis vosotros? ¿Os rebeláis contra el rey?

Nehemiah 2:20
Y volvíles respuesta, y díjeles: Dios de los cielos él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos: que vosotros no tenéis parte, ni justicia, ni memoria en Jerusalem.

Nehemiah 3:1
Y LEVANTÓSE Eliasib el gran sacerdote, y sus hermanos los sacerdotes, y edificaron la puerta de las ovejas. Ellos aparejaron, y levantaron sus puertas hasta la torre de Meah, aparejáronla hasta la torre de Hananeel.

Nehemiah 3:2
Y junto a ella edificaron los varones de Jericó: y luego edificó Zacur, hijo de Amrí.

Nehemiah 3:3
Y la puerta de los peces edificaron los hijos de Hasenaa: ellos la enmaderaron, y levantaron sus puertas, y sus cerraduras, y sus cerrojos.

Nehemiah 3:4
Y junto a ellos restauró Meremot, hijo de Urías, hijo de Accus: y junto a ellos restauró Mesullam, hijo de Baraquías, hijo de Mesezabel. Junto a ellos restauró Sadoc, hijo de Baana.

Nehemiah 3:5
Junto a ellos restauraron los Tecuitas: mas sus grandes no metieron su cerviz a la obra de su Señor.

Nehemiah 3:6
Y la puerta vieja instauraron Joiada, hijo de Pasea, y Mesullam, hijo de Besodías: ellos la enmaderaron, y levantaron sus puertas, y sus cerraduras, y sus cerrojos.

Nehemiah 3:7
Junto a ellos restauró Meltiás Gabaonita, y Jadón Meronotita, varones de Gabaón y de Maspa, por la silla del capitán de la otra parte del río.

Nehemiah 3:8
Y junto a ellos restauró Uzíel, hijo de Harhaías, de los plateros: y junto a él instauró Jananías, hijo de Haracaim, e instauraron a Jerusalem hasta el muro ancho.

Nehemiah 3:9
Y junto a ellos restauró Refaias, hijo de Jur, príncipe de la mitad de la región de Jerusalem.

Nehemiah 3:10
Y junto a ellos restauró Jedaías, hijo de Haruma, y hacia su casa: y juntó a él instauró Hattus, hijo de Hasebonías.

Nehemiah 3:11
La otra medida restauró Melquías, hijo de Harim, y Hasub, hijo de Pahat-moab, y la torre de los hornos.

Nehemiah 3:12
Junto a él restauró Sellum, hijo de Halohes, príncipe de la mitad de la región de Jerusalem, él y sus hijas.

Nehemiah 3:13
La puerta del valle restauró Hanum, y los moradores de Zanoé: ellos la reedificaron, y levantaron sus puertas, sus cerraduras, y sus cerrojos, y mil codos en el muro hasta la puerta del muladar.

Nehemiah 3:14
Y la puerta del muladar reedificó Melquías, hijo de Recab, príncipe de la provincia de Betacarem: él la reedificó, y levantó sus puertas, sus cerraduras, y sus cerrojos.

Nehemiah 3:15
Y la puerta de la fuente restauró Sellum, hijo de Col-hoza, príncipe de la región de Maspa: él la reedificó, y la enmaderó, y levantó sus puertas, sus cerraduras, y sus cerrojos: y el muro del estanque de Sela hacia la huerta del rey, hasta las gradas que descienden de la ciudad de David.

Nehemiah 3:16
Después de él restauró Nehemías, hijo de Azbuc, príncipe de la mitad de la región de Bet-sur, hasta delante de los sepulcros de David, y hasta el estanque labrado, y hasta la casa de los valientes.

Nehemiah 3:17
Tras él restauraron los Levitas, Rehum, hijo de Baní: junto a él restauró Hasabías, príncipe de la mitad de la región de Ceila, en su región.

Nehemiah 3:18
Después de él restauraron sus hermanos, Banai, hijo de Henedad, príncipe de la mitad de la región de Ceila.

Nehemiah 3:19
Y junto a él restauró Ezer, hijo de Jesuá, príncipe de Mispa, la otra medida delante de la subida de las armas de la esquina.

Nehemiah 3:20
Después de él se encendió e instauró Baruc, hijo de Zacai, la otra medida, desde la esquina hasta la puerta de la casa de Eliasib gran sacerdote.

Nehemiah 3:21
Tras él restauró Meremot, hijo de Urías, hijo de Haccus, la otra medida, desde la entrada de la casa de Eliasib hasta el cabo de la casa de Eliasib.

Nehemiah 3:22
Después de él restauraron los sacerdotes, los varones de la campiña.

Nehemiah 3:23
Después de él restauró Benjamín y Hasub, hacia su casa: y después de él instauró Azarías, hijo de Maasías, hijo de Ananías, cerca de su casa.

Nehemiah 3:24
Después de él restauró Benuí, hijo de Henadad, la otra medida, desde la casa de Azarías hasta la esquina, y hasta el rincón,

Nehemiah 3:25
Paal, hijo de Uzaí, delante de la esquina y la torre alta que sale de la casa del rey, que está en el patio de la cárcel: tras él Padaias, hijos de Faros.

Nehemiah 3:26
Y los Natineos estuvieron en la fortaleza, hasta delante de la puerta de las aguas al oriente, y la torre que sale.

Nehemiah 3:27
Después de él restauraron los Tecuitas la otra medida delante de la grande torre que sale, hasta el muro de la fortaleza.

Nehemiah 3:28
Desde la puerta de los caballos restauraron los sacerdotes, cada uno delante de su casa.

Nehemiah 3:29
Después de él restauró Sadoc, hijo de Immer delante de su casa: y después de él instauró Semaías, hijo de Sequenías, guarda de la puerta oriental.

Nehemiah 3:30
Tras él restauró Jananías, hijo de Selemías, y Hanum el sexto hijo de Selef, la otra medida: después de él instauró Mesullam, hijo de Baraquías, delante de su cámara.

Nehemiah 3:31
Después de él restauró Melquías, hijo del platero, hasta la casa de los Natineos; y los tratantes delante de la puerta del juicio, y hasta la sala de la esquina.

Nehemiah 3:32
Y entre la sala de la esquina, hasta la puerta de las ovejas, restauraron los plateros y los tratantes.

Nehemiah 4:1
Y FUÉ que como oyó Sanaballat que nosotros edificábamos el muro, encendiósele la ira, y se enojó en gran manera, e hizo escarnio de los Judíos:

Nehemiah 4:2
Y habló delante de sus hermanos, y del ejército de Samaria, y dijo: ¿Qué hacen estos Judíos flacos? ¿Hánles de permitir? ¿Han de sacrificar? ¿Han de acabar en un día? ¿Han de resucitar de los montones del polvo las piedras que fueron quemadas?

Nehemiah 4:3
Y Tobías Ammonita estaba junto a él, el cual dijo: Aun lo que ellos edifican, si subiere una zorra, derribará su muro de piedra.

Nehemiah 4:4
Oye, oh Dios nuestro, que somos en menosprecio: y vuelve la vergüenza de ellos sobre su cabeza, y dálos en presa en la tierra de su cautiverio.

Nehemiah 4:5
Y no cubras su iniquidad, ni su pecado sea raido de delante de tu faz: porque se airaron contra los que edificaban.

Nehemiah 4:6
Mas edificámos el muro, y toda la muralla fué junta hasta su mitad: y el pueblo tuvo ánimo para obrar.

Nehemiah 4:7
Y fué, que oyendo Sanaballat, y Tobías, y los Árabes, y los Ammonitas, y los de Azoto, que los muros de Jerusalem eran curados, porque ya los portillos comenzaban a cerrarse, encendióseles la ira mucho,

Nehemiah 4:8
Y conspiraron todos a una para venir a combatir a Jerusalem, y hacerle daño.

Nehemiah 4:9
Entónces orámos a nuestro Dios y pusimos guardia sobre ellos de día y de noche, por causa de ellos.

Nehemiah 4:10
Y dijo Judá: Las fuerzas de los que llevan son enflaquecidas, y la tierra es mucha, y no podemos edificar el muro.

Nehemiah 4:11
Y nuestros enemigos dijeron: No sepan, ni vean, hasta que entremos en medio de ellos, y los matemos, y hagamos cesar la obra.

Nehemiah 4:12
Y fué que como vinieron los Judíos que habitaban entre ellos, nos dieron aviso diez veces de todos los lugares donde volvían a nosotros.

Nehemiah 4:13
Entónces puse por los bajos del lugar detrás del muro, y en las alturas de los peñascos puse el pueblo por familias, con sus espadas, con sus lanzas, y con sus arcos.

Nehemiah 4:14
Y miré, y levantéme, y dije a los principales, y a los magistrados, y al resto del pueblo: No temáis delante de ellos: del Señor grande y terrible os acordád; y peleád por vuestros hermanos, por vuestros hijos, y por vuestras hijas, por vuestras mujeres, y por vuestras casas.

Nehemiah 4:15
Y fué que como oyeron nuestros enemigos que lo entendimos, Dios disipó su consejo, y nos volvimos todos al muro cada uno a su obra.

Nehemiah 4:16
Mas fué, que desde aquel día la mitad de los mancebos hacían en la obra, y la otra mitad de ellos tenía lanzas, y escudos, y arcos, y corazas; y los príncipes estaban tras toda la casa de Judá.

Nehemiah 4:17
Los que edificaban en el muro, y los que llevaban cargas, y los que cargaban, con la una mano hacían en la obra, y en la otra tenían la espada.

Nehemiah 4:18
Porque los que edificaban, cada uno tenía su espada ceñida sobre sus lomos, y así edificaban: y el que tocaba la trompeta estaba junto a mí.

Nehemiah 4:19
Y dije a los principales, y a los magistrados, y al resto del pueblo: La obra es grande y larga, y nosotros estamos apartados en el muro léjos los unos de los otros:

Nehemiah 4:20
En el lugar donde oyereis la voz de la trompeta, allí os juntaréis a nosotros: nuestro Dios peleará por nosotros.

Nehemiah 4:21
Y nosotros hacíamos en la obra; y la mitad de ellos tenía lanzas desde la subida del alba hasta salir las estrellas.

Nehemiah 4:22
También entónces dije al pueblo: Cada uno con su criado se quede dentro de Jerusalem, y nos hagan de noche centinela, y de día a la obra.

Nehemiah 4:23
Y ni yo, ni mis hermanos, ni mis mozos, ni la gente de guardia que me seguía, desnudámos nuestro vestido: cada uno se desnudaba solamente a las aguas.

Nehemiah 5:1
ENTÓNCES fué el clamor del pueblo y de sus mujeres grande contra los Judíos sus hermanos.

Nehemiah 5:2
Y había quien decía: Nuestros hijos, y nuestras hijas, y nosotros, somos muchos: y hemos comprado grano para comer y vivir.

Nehemiah 5:3
Y había otros que decían: Nuestras tierras, y nuestras viñas, y nuestras casas hemos empeñado, para comprar grano en la hambre.

Nehemiah 5:4
Y había otros que decían: Hemos tomado emprestado dinero para el tributo del rey sobre nuestras tierras y nuestras viñas.

Nehemiah 5:5
Y ahora como la carne de nuestros hermanos es nuestra carne, como sus hijos son también nuestros hijos: y, he aquí que nosotros sujetamos nuestros hijos y nuestras hijas en servidumbre, y hay algunas de nuestras hijas sujetas, y no hay facultad en nuestras manos para rescatarlas; y nuestras tierras y nuestras viñas son de otros.

Nehemiah 5:6
Y enojéme en gran manera, cuando oí su clamor y estas palabras.

Nehemiah 5:7
Y pensó mi corazón en mí, y reprendí a los principales, y a los magistrados, y díjeles: ¿Usura tomáis cada uno de vuestros hermanos? E hice contra ellos una grande junta,

Nehemiah 5:8
Y díjeles: Nosotros rescatamos a nuestros hermanos Judíos, que eran vendidos a las gentes, conforme a la facultad que había en nosotros: ¿y vosotros aun vendéis a vuestros hermanos, y serán vendidos a nosotros? Y callaron, que no tuvieron que responder.

Nehemiah 5:9
Y dije: No es bien lo que hacéis: ¿No andaréis en temor de nuestro Dios por la vergüenza de las gentes nuestras enemigas?

Nehemiah 5:10
Y también yo, y mis hermanos, y mis criados les habemos prestado dinero y grano: soltémosles ahora esta usura.

Nehemiah 5:11
Ruégoos que les volváis hoy sus tierras, sus viñas, sus olivares, y sus casas, y la centésima parte del dinero, y del grano, del vino, y del aceite que demandáis de ellos.

Nehemiah 5:12
Y dijeron: Volveremos, y no les demandarémos: así haremos, como tú dices. Entónces convoqué los sacerdotes, y les juramenté que hiciesen conforme a esto.

Nehemiah 5:13
Además de esto sacudí mi vestido, y dije: Así sacuda Dios de su casa y de su trabajo a todo varón que no cumpliere esto, y así sea sacudido y vacío. Y respondió toda la congregación: Amén: y alabaron a Jehová: e hizo el pueblo conforme a esto.

Nehemiah 5:14
También desde el día que me mandó el rey que fuese capitán de ellos en la tierra de Judá, desde el año veinte del rey Artaxerxes hasta el año treinta y dos, doce años, ni yo ni mis hermanos comimos el pan del capitán.

Nehemiah 5:15
Mas los primeros capitanes que fueron ántes de mí, cargaron al pueblo, y tomaron de ellos por el pan y por el vino sobre cuarenta pesos de plata; además de esto, sus criados se enseñoreaban sobre el pueblo; mas yo no hice así a causa del temor de Dios.

Nehemiah 5:16
Además de esto, en la obra de este muro instauré mi parte, ni compramos heredad: y todos mis criados juntos estaban allí a la obra.

Nehemiah 5:17
Ítem, los Judíos y los magistrados, ciento y cincuenta varones, y los que venían a nosotros de las gentes que están en nuestros al derredores, estaban a mi mesa.

Nehemiah 5:18
Y lo que se aderezaba para cada día era un buey, y seis ovejas escogidas; y aves también se aparejaban para mí: y cada diez dias vino en toda abundancia: y con todo esto nunca busqué el pan del capitán, porque la servidumbre de este pueblo era grave.

Nehemiah 5:19
Acuérdate de mí para bien, Dios mío, y de todo lo que hice a este pueblo.

Nehemiah 6:1
Y FUÉ que como oyó Sanaba- llat, y Tobías, y Gessem el Árabe, y los demás nuestros enemigos, que había edificado el muro, y que no quedaba portillo en él, aunque hasta este tiempo no había puesto puertas en las portadas;

Nehemiah 6:2
Envió Sanaballat y Gessem a mí, diciendo: Ven, y concertarnos hemos juntos en las aldeas en el campo de Ono. Mas ellos habían pensado hacerme mal.

Nehemiah 6:3
Y enviéles mensajeros, diciendo: Yo hago una grande obra, y no puedo venir: porque cesará la obra dejándola yo para venir a vosotros.

Nehemiah 6:4
Y enviaron a mí de esta misma manera por cuatro veces, y yo les respondí de la misma manera.

Nehemiah 6:5
Y envió a mí Sanaballat de la misma manera la quinta vez su criado con la carta abierta en su mano,

Nehemiah 6:6
En la cual era escrito: En las gentes se ha oido, y Gasmu dice, que tú y los Judíos pensáis rebelaros; y que por eso edificas tú el muro, y tú eres su rey según estas palabras:

Nehemiah 6:7
Y que has puesto profetas que prediquen de tí en Jerusalem, diciendo: Rey en Judá. Y ahora serán oidas del rey las palabras semejantes: por tanto ven, y consultemos juntamente.

Nehemiah 6:8
Entónces yo envié a él, diciendo: No hay tal cosa como dices; que de tu corazón lo inventas tú.

Nehemiah 6:9
Porque todos ellos nos ponen miedo, diciendo: Debilitarse han las manos de ellos en la obra, y no será hecha. Esfuerza pues mis manos.

Nehemiah 6:10
Y vine a casa de Semaías, hijo de Dalaías, hijo de Metabeel en secreto, porque él estaba encarcelado, el cual dijo: Juntémosnos en la casa de Dios, dentro el templo, y cerremos las puertas del templo; porque vienen para matarte, y esta noche vendrán para matarte.

Nehemiah 6:11
Entónces dije: ¿Varón como yo ha de huir? ¿Y quién hay como yo que entre al templo y viva? No entraré.

Nehemiah 6:12
Y entendí que Dios no le había enviado: mas que hablaba aquella profecía contra mí, y que Tobías o Sanaballat, le había alquilado por salario.

Nehemiah 6:13
Porque alquilado fué para hacerme temer así, y que pecase, y fuése a ellos por mala nombradía, para que yo fuese avergonzado.

Nehemiah 6:14
Acuérdate, Dios mío, de Tobías y de Senaballat conforme a estas sus obras: y también de Noadías profetisa, y de los otros profetas que me ponían miedo.

Nehemiah 6:15
Acabóse pues el muro a los veinte y cinco de Elul, en cincuenta y dos dias.

Nehemiah 6:16
Y como lo oyeron todos nuestros enemigos, temieron todas las gentes que estaban en nuestros al derredores, y cayeron mucho en sus ojos, y conocieron que por nuestro Dios había sido hecha esta obra.

Nehemiah 6:17
Asimismo en aquellos dias, de los principales de Judá iban muchas cartas a Tobías, y las de Tobías venían a ellos:

Nehemiah 6:18
Porque muchos en Judá habían conjurado con él; porque era yerno de Sequenías, hijo de Area; y Johanán su hijo había tomado la hija de Mosollam, hijo de Baraquías.

Nehemiah 6:19
También contaban delante de mí sus buenas obras, y a él recitaban mis palabras. Cartas envió Tobías para atemorizarme.

Nehemiah 7:1
Y FUÉ, que como el muro fué edificado, y asenté las puertas, y fueron señalados porteros, y cantores, y Levitas,

Nehemiah 7:2
Mandé a Janani mi hermano, y a Jananías príncipe del palacio en Jerusalem: porque este era, como varón de verdad y temeroso de Dios, sobre muchos:

Nehemiah 7:3
Y díjeles: No se abran las puertas de Jerusalem hasta que el sol caliente: y aun ellos presentes, cierren las puertas, y atrancád. Y señalé guardias de los moradores de Jerusalem, cada uno en su guardia, y cada uno delante de su casa.

Nehemiah 7:4
Y la ciudad era ancha de espacio y grande, y poco pueblo dentro de ella; que no había aun casas edificadas.

Nehemiah 7:5
Mas puso Dios en mi corazón que juntase los principales, y los magistrados, y el pueblo, para que fuesen empadronados por el órden de los linajes; y hallé el libro de la genealogía de los que habían subido ántes, y hallé escrito en él:

Nehemiah 7:6
Estos son los hijos de la provincia, que subieron de la cautividad de la transmigración, que hizo pasar Nabucodonosor rey de Babilonia, los cuales volvieron a Jerusalem y a Judá, cada uno a su ciudad.

Nehemiah 7:7
Los cuales vinieron con Zorobabel, Jesuá, Nehemías, Azarías, Raamías, Nahamani, Mardoqueo, Bilsán, Misperet, Biguai, Nehum, Baana. La cuenta de los varones del pueblo de Israel:

Nehemiah 7:8
Los hijos de Faros, dos mil y ciento y setenta y dos.

Nehemiah 7:9
Los hijos de Safatías, trescientos y setenta y dos.

Nehemiah 7:10
Los hijos de Area, seiscientos y cincuenta y dos.

Nehemiah 7:11
Los hijos de Pahat-moab, de los hijos de Jesuá, y de Joab, dos mil y ochocientos y diez y ocho.

Nehemiah 7:12
Los hijos de Elam, mil y doscientos y cincuenta y cuatro.

Nehemiah 7:13
Los hijos de Zattu, ochocientos y cuarenta y cinco.

Nehemiah 7:14
Los hijos de Zecai, setecientos y sesenta.

Nehemiah 7:15
Los hijos de Binui, seiscientos y cuarenta y ocho.

Nehemiah 7:16
Los hijos de Bebai, seiscientos y veinte y ocho.

Nehemiah 7:17
Los hijos de Azgad, dos mil y seiscientos y veinte y dos.

Nehemiah 7:18
Los hijos de Adonicam, seiscientos y sesenta y siete.

Nehemiah 7:19
Los hijos de Biguai, dos mil y sesenta y siete.

Nehemiah 7:20
Los hijos de Addín, seiscientos y cincuenta y cinco.

Nehemiah 7:21
Los hijos de Ater, de Ezequías, noventa y ocho.

Nehemiah 7:22
Los hijos de Hasum, trescientos y veinte y ocho.

Nehemiah 7:23
Los hijos de Besaí, trescientos y veinte y cuatro.

Nehemiah 7:24
Los hijos de Harif, ciento y doce.

Nehemiah 7:25
Los hijos de Gabaón, noventa y cinco.

Nehemiah 7:26
Los varones de Belén y de Netofa, ciento y ochenta y ocho.

Nehemiah 7:27
Los varones de Anatot, ciento y veinte y ocho.

Nehemiah 7:28
Los varones de Bet-azmavet, cuarenta y dos.

Nehemiah 7:29
Los varones de Cariat-jarim, Quefira y Beerot, setecientos y cuarenta y tres.

Nehemiah 7:30
Los varones de Rama y de Gabaa, seiscientos y veinte y uno.

Nehemiah 7:31
Los varones de Macmas, ciento y veinte y dos.

Nehemiah 7:32
Los varones de Betel y de Ai, ciento y veinte y tres.

Nehemiah 7:33
Los varones de la otra Nebo, cincuenta y dos.

Nehemiah 7:34
Los hijos de la otra Elam, mil y doscientos y cincuenta y cuatro.

Nehemiah 7:35
Los hijos de Harim, trescientos y veinte.

Nehemiah 7:36
Los hijos de Jericó, trescientos y cuarenta y cinco.

Nehemiah 7:37
Los hijos de Lod, Hadid, y de Ono, siete cientos y veinte y uno.

Nehemiah 7:38
Los hijos de Senaa, tres mil y novecientos y treinta.

Nehemiah 7:39
Sacerdotes: Los hijos de Jedaias de la casa de Jesuá, novecientos y setenta y tres.

Nehemiah 7:40
Los hijos de Immer, mil y cincuenta y dos.

Nehemiah 7:41
Los hijos de Fasur, mil y doscientos y cuarenta y siete.

Nehemiah 7:42
Los hijos de Harim, mil y diez y siete.

Nehemiah 7:43
Levitas: Los hijos de Jesuá, de Cadmiel, de los hijos de Odvia, setenta y cuatro.

Nehemiah 7:44
Cantores: Los hijos de Asaf, ciento y cuarenta y ocho.

Nehemiah 7:45
Porteros: Los hijos de Sellum, los hijos de Ater, los hijos de Talmón, los hijos de Accub, los hijos de Hatita, los hijos de Sobai, ciento y treinta y ocho.

Nehemiah 7:46
Natineos: Los hijos de Siha, los hijos de Hasufa, los hijos de Tabaot,

Nehemiah 7:47
Los hijos de Ceros, los hijos de Sea, los hijos de Padón,

Nehemiah 7:48
Los hijos de Lebana, los hijos de Hagaba, los hijos de Salmai,

Nehemiah 7:49
Los hijos de Hanán, los hijos de Giddel, los hijos de Gahar,

Nehemiah 7:50
Los hijos de Reaia, los hijos de Resín, los hijos de Necoda,

Nehemiah 7:51
Los hijos de Gazzam, los hijos de Uzza, los hijos de Fasea,

Nehemiah 7:52
Los hijos de Besai, los hijos de Meunim, los hijos de Nefisesim,

Nehemiah 7:53
Los hijos de Bacbuc, los hijos de Hacufa, los hijos de Harur,

Nehemiah 7:54
Los hijos de Baslit, los hijos de Mehida, los hijos de Harsa,

Nehemiah 7:55
Los hijos de Barcos, los hijos de Sísera, los hijos de Tama,

Nehemiah 7:56
Los hijos de Nesia, los hijos de Hatifa.

Nehemiah 7:57
Los hijos de los siervos de Salomon: los hijos de Sotai, los hijos de Soforet, los hijos de Perida,

Nehemiah 7:58
Los hijos de Jaala, los hijos de Darcón, los hijos de Giddel,

Nehemiah 7:59
Los hijos de Safatías, los hijos de Hatil, los hijos de Poqueret de Hasbaim, los hijos de Amón.

Nehemiah 7:60
Todos los Natineos, e hijos de los siervos de Salomón, trescientos y noventa y dos.

Nehemiah 7:61
Y estos son los que subieron de Tel-mela, Tel-harsa, Querub, Addón, e Immer, los cuales no pudieron mostrar la casa de sus padres, y su linaje, si eran de Israel:

Nehemiah 7:62
Los hijos de Delaia, los hijos de Tobías, los hijos de Necoda, seiscientos y cuarenta y dos.

Nehemiah 7:63
Y de los sacerdotes: los hijos de Hobaias, los hijos de Haccos, los hijos de Berzellai, que tomó mujer de las hijas de Berzellai Galaadita, y se llamó del nombre de ellas.

Nehemiah 7:64
Estos buscaron su escritura de genealogías, y no fueron hallados, y fueron echados del sacerdocio.

Nehemiah 7:65
Y díjoles el Tirsata, que no comiesen de la santidad de las santidades, hasta que hubiese sacerdote con Urim y Tumim.

Nehemiah 7:66
Toda la congregación como un varón, fueron cuarenta y dos mil y trescientos y sesenta,

Nehemiah 7:67
Sin sus siervos y siervas, los cuales eran siete mil y trescientos y treinta y siete: y entre ellos había cantores y cantoras, doscientos y cuarenta y cinco.

Nehemiah 7:68
Sus caballos, siete cientos y treinta y seis: sus mulos, doscientos y cuarenta y cinco:

Nehemiah 7:69
Camellos, cuatrocientos y treinta y cinco: asnos, seis mil y siete cientos y veinte.

Nehemiah 7:70
Y algunos de los príncipes de las familias dieron para la obra: el Tirsata dió para el tesoro mil dracmas de oro; tazones cincuenta; vestimentos sacerdotales quinientos y treinta.

Nehemiah 7:71
Y de los príncipes de las familias dieron para el tesoro de la obra veinte mil dracmas de oro, y dos mil y doscientas libras de plata.

Nehemiah 7:72
Y lo que dió el resto del pueblo fué veinte mil dracmas de oro, y dos mil libras de plata, y vestiduras sacerdotales sesenta y siete.

Nehemiah 7:73
Y habitaron los sacerdotes y los Levitas, y los porteros, y los cantores, y los del pueblo, y los Natineos, y todo Israel, en sus ciudades: y venido el mes séptimo, los hijos de Israel estaban en sus ciudades.

Nehemiah 8:1
Y JUNTÓSE todo el pueblo, como un varón, en la plaza que está delante de la puerta de las aguas, y dijeron a Ésdras el escriba, que trajese el libro de la ley de Moisés, la cual mandó Jehová a Israel.

Nehemiah 8:2
Y Ésdras el sacerdote trajo la ley delante de la congregación así de varones como de mujeres, y de todo entendido para oir, el primer día del mes séptimo.

Nehemiah 8:3
Y leyó en él delante de la plaza, que está delante de la puerta de las aguas, desde el alba hasta el mediodía, delante de varones, y mujeres, y entendidos; y los oidos de todo el pueblo eran al libro de la ley.

Nehemiah 8:4
Y Ésdras el escriba estaba sobre un púlpito de madera que habían hecho para ello: y estaban junto a él Matatías, y Semeías, y Anías, y Urías, y Helcías, y Maasías, a su mano derecha: y a su mano izquierda Padaias, Misael, y Melquías, y Hasum, y Hasbadana, Zacarías, y Mosollam.

Nehemiah 8:5
Y abrió Ésdras el libro a ojos de todo el pueblo; (porque estaba sobre todo el pueblo;) y como él le abrío, todo el pueblo estuvo atento.

Nehemiah 8:6
Y bendijo Ésdras a Jehová Dios grande, y todo el pueblo respondió: Amén, Amén, alzando sus manos: y humilláronse, y adoraron a Jehová inclinados a tierra.

Nehemiah 8:7
Y Jesuá, y Bani, y Sarabías, Jamín, Accub, Sebtai, Odías, Maasías, Celita, Azarías, Jozabed, Hanán, Palaías, Levitas, hacían entender al pueblo la ley: y el pueblo estaba en su lugar.

Nehemiah 8:8
Y leyeron en el libro de la ley de Dios claramente, y pusieron entendimiento, y entendieron la escritura.

Nehemiah 8:9
Y dijo Nehemías el Tirsata, y Ésdras sacerdote escriba, y los Levitas que hacían atento al pueblo, a todo el pueblo: día santo es a Jehová nuestro Dios, no os entristezcáis ni lloréis: porque todo el pueblo lloraba oyendo las palabras de la ley.

Nehemiah 8:10
Y díjoles: Id, coméd grosuras, y bebéd dulzaras, y enviád partes a los que no tienen aparejado, porque santo día es a nuestro Señor: y no os entristezcáis; porque el gozo de Jehová es vuestra fortaleza.

Nehemiah 8:11
Y los Levitas hacían callar a todo el pueblo, diciendo: Callád, que es día santo, y no os entristezcáis.

Nehemiah 8:12
Y todo el pueblo se fué a comer y a beber, y a enviar partes, y a alegrarse de grande alegría: porque había entendido las palabras que les habían enseñado.

Nehemiah 8:13
Y el día siguiente juntáronse los príncipes de las familias de todo el pueblo, sacerdotes y Levitas, a Ésdras escriba, para entender las palabras de la ley.

Nehemiah 8:14
Y hallaron escrito en la ley, que Jehová había mandado por mano de Moisés, que habitasen los hijos de Israel en cabañas en la solemnidad del mes séptimo.

Nehemiah 8:15
Y que hiciesen oir, y que hiciesen pasar pregón por todas sus ciudades, y por Jerusalem, diciendo: Salíd al monte, y traed ramos de oliva, y ramos de árbol de pino, y ramos de arrayan, y ramos de palmas, y ramos de todo árbol espeso, para hacer cabañas, como está escrito.

Nehemiah 8:16
Y salió el pueblo, y trajeron, e hiciéronse cabañas, cada uno sobre su techumbre, y en sus patios, y en los patios de la casa de Dios, y en la plaza de la puerta de las aguas, y en la plaza de la puerta de Efraim.

Nehemiah 8:17
Y toda la congregación que volvió de la cautividad hicieron cabañas, y habitaron en cabañas: porque desde los dias de Josué, hijo de Nun, hasta aquel día no habían hecho así los hijos de Israel: y hubo alegría muy grande.

Nehemiah 8:18
Y leyó en el libro de la ley de Dios cada día, desde el primer día hasta el postrero: e hicieron la solemnidad por siete dias, y al octavo día congregación, según el rito.

Nehemiah 9:1
Y A LOS veinte y cuatro dias de este mes, los hijos de Israel se juntaron en ayuno, y en cilicios, y tierra sobre sí.

Nehemiah 9:2
Y habíase ya apartado la simiente de Israel de todos los extranjeros: y estando en pié confesaron sus pecados, y las iniquidades de sus padres.

Nehemiah 9:3
Y levantáronse sobre su lugar, y leyeron en el libro de la ley de Jehová su Dios la cuarta parte del día, y la cuarta parte confesaron, y adoraron a Jehová su Dios.

Nehemiah 9:4
Y levantáronse sobre la grada de los Levitas, Jesuá, y Bani, Cadmiel, Sabanías, Bunni, Serebías, Baní, y Canani, y clamaron a gran voz a Jehová su Dios.

Nehemiah 9:5
Y dijeron los Levitas, Jesuá, y Cadmiel, Bani, Hasebnías, Serebías, Odaías, Sebnías, Petahías: Levantáos, bendecíd a Jehová vuestro Dios desde el siglo hasta el siglo: y bendigan el nombre de tu gloria, y alto sobre toda bendición y alabanza.

Nehemiah 9:6
Tú, oh Jehová, eres solo, tú hiciste los cielos y los cielos de los cielos, y todo su ejército: la tierra, y todo lo que está en ella: las mares, y todo lo que está en ellas: y vivificas todas estas cosas: y los ejércitos de los cielos te adoran.

Nehemiah 9:7
Tú eres, oh Jehová, el Dios que escogiste a Abraham, y le sacaste de Ur de los Caldeos, y pusiste su nombre Abraham.

Nehemiah 9:8
Y hallaste fiel su corazón delante de tí, e hiciste con él alianza para darle la tierra del Cananeo, del Jetteo, y del Amorreo, y del Ferezeo, y del Jebuseo, y del Gergeseo, para darla a su simiente: y cumpliste tu palabra, porque eres justo:

Nehemiah 9:9
Y miraste la aflicción de nuestros padres en Egipto, y oiste el clamor de ellos en el mar Bermejo.

Nehemiah 9:10
Y diste señales y maravillas en Faraón, y en todos sus siervos, y en todo el pueblo de su tierra: porque sabías que habían hecho soberbiamente contra ellos, y te hiciste nombre grande, como parece este día.

Nehemiah 9:11
Y partiste la mar delante de ellos; y pasaron por medio de ella en seco: y a sus perseguidores echaste en los profundos, como una piedra en grandes aguas.

Nehemiah 9:12
Y con columna de nube los guiaste de día, y con columna de fuego de noche, para alumbrarles el camino por donde habían de ir.

Nehemiah 9:13
Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, y leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos.

Nehemiah 9:14
Y les notificaste el sábado de tu santidad; y les mandaste por mano de Moisés tu siervo mandamientos, y estatutos, y ley.

Nehemiah 9:15
Y les diste pan del cielo en su hambre, y en su sed les sacaste aguas de la piedra: y les dijiste que entrasen a poseer la tierra, por la cual alzaste tu mano que se la habías de dar.

Nehemiah 9:16
Mas ellos y nuestros padres hicieron soberbiamente, y endurecieron su cerviz, y no oyeron tus mandamientos,

Nehemiah 9:17
Y no quisieron oir, ni se acordaron de tus maravillas que habías hecho con ellos; mas endurecieron su cerviz, y pusieron cabeza para volverse a su servidumbre por su rebelión. Tú empero, Dios de perdones, clemente y piadoso, luengo de iras y de mucha misericordia, que no los dejaste.

Nehemiah 9:18
Cuanto mas que hicieron para si becerro de fundición, y dijeron: Este es tu Dios que te hizo subir de Egipto: e hicieron abominaciones grandes.

Nehemiah 9:19
Empero tú, por tus muchas misericordias, no los dejaste en el desierto: la columna de nube no se apartó de ellos de día, para guiarlos por el camino, y la columna de fuego de noche, para alumbrarles el camino, por el cual habían de ir.

Nehemiah 9:20
Y diste tu Espíritu bueno para enseñarles: y no detuviste tu man de su boca: y agua les diste en su sed.

Nehemiah 9:21
Y los sustentaste cuarenta años en el desierto: de ninguna cosa tuvieron necesidad; sus vestidos no se envegecieron, ni sus piés se hincharon.

Nehemiah 9:22
Y dísteles reinos y pueblos, y repartísteles la tierra por suertes: y poseyeron la tierra de Sejón, y la tierra del rey de Jesebón, y la tierra de Og rey de Basán.

Nehemiah 9:23
Y multiplicaste sus hijos como las estrellas del cielo, y los metiste en la tierra, de la cual habías dicho a sus padres, que habían de entrar en ella para heredarla:

Nehemiah 9:24
Porque los hijos vinieron y heredaron la tierra: y humillaste delante de ellos a los moradores de la tierra, los Cananeos, los cuales entregaste en su mano, y a sus reyes, y a los pueblos de la tierra, para que hiciesen de ellos a su voluntad.

Nehemiah 9:25
Y tomaron ciudades fortalecidas, y tierra gruesa: y heredaron casas llenas de todo bien, cisternas hechas, viñas, y olivares, y muchos árboles de comer: y comieron, y se hartaron, y se engrosaron, y se deleitaron en tu grande bondad.

Nehemiah 9:26
Y te enojaron, y se rebelaron contra tí, y echaron tu ley tras sus espaldas, y mataron tus profetas que protestaban contra ellos para convertirlos a tí, e hicieron abominaciones grandes.

Nehemiah 9:27
Y los entregaste en mano de sus enemigos, los cuales los afligieron: y en el tiempo de su tribulación clamaron a tí, y tú desde los cielos los oiste; y según tus muchas miseraciones, les dabas salvadores que los salvasen de mano de sus enemigos.

Nehemiah 9:28
Mas en teniendo reposo, se volvían a hacer lo malo delante de tí: por lo cual los dejaste en mano de sus enemigos que se enseñorearon de ellos: mas convertidos clamaban otra vez a tí, y tú desde los cielos los oías, y según tus miseraciones los libraste muchos tiempos.

Nehemiah 9:29
Y les protestaste que se volviesen a tu ley: mas ellos hicieron soberbiamente, y no oyeron tus mandamientos: y en tus juicios pecaron en ellos, los cuales si el hombre hiciere vivirá por ellos: y dieron hombro rehuidor, y endurecieron su cerviz, y no oyeron.

Nehemiah 9:30
Y alargaste sobre ellos muchos años, y les protestaste con tu Espíritu por mano de tus profetas; mas no escucharon: por lo cual los entregaste en mano de los pueblos de las tierras.

Nehemiah 9:31
Mas por tus muchas misericordias no los consumiste, ni los dejaste; porque eres Dios clemente y misericordioso.

Nehemiah 9:32
Ahora pues, Dios nuestro, Dios grande, fuerte, terrible, que guardas el concierto y la misericordia, no sea disminuido delante de tí todo el trabajo que nos ha alcanzado, a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros sacerdotes, y a nuestros profetas, y a nuestros padres, y a todo tu pueblo, desde los dias de los reyes de Asiria hasta este día.

Nehemiah 9:33
Tú empero eres justo en todo lo que ha venido sobre nosotros, porque verdad has hecho, y nosotros hemos hecho lo malo:

Nehemiah 9:34
Y nuestros reyes, nuestro príncipes, nuestros sacerdotes, y nuestros padres no hicieron tu ley, ni escucharon a tus mandamientos, y a tus testimonios con que les protestabas.

Nehemiah 9:35
Y ellos en su reino, y en tu mucho bien que les diste, y en la tierra ancha y gruesa que diste delante de ellos, no te sirvieron, ni se convirtieron de sus malas obras.

Nehemiah 9:36
He aquí que hoy somos siervos: y en la tierra que diste a nuestros padres para que comiesen su fruto y su bien, he aquí somos siervos.

Nehemiah 9:37
Y se multiplica su fruto para los reyes que has puesto sobre nosotros por nuestros pecados, que se enseñorean sobre nuestros cuerpos, y sobre nuestras bestias, conforme a su voluntad: y estamos en grande angustia.

Nehemiah 9:38
Y con todo eso nosotros hacemos fiel alianza, y la escribimos signada de nuestros príncipes, de nuestros Levitas, y de nuestros sacerdotes.

Nehemiah 10:1
Y ENTRE los signados fueron Nehemías el Tirsata, hijo de Haquela, y Sedecías,

Nehemiah 10:2
Saraías, Azarías, Jeremías,

Nehemiah 10:3
Fasur, Amarías, Melquías,

Nehemiah 10:4
Hattus, Sebenías, Malluc,

Nehemiah 10:5
Harim, Meremot, Abdías,

Nehemiah 10:6
Daniel, Ginetón, Baruc,

Nehemiah 10:7
Mesullam, Abías, Mijamín,

Nehemiah 10:8
Maazías, Bilgai, Semeías: estos sacerdotes.

Nehemiah 10:9
Y Levitas: Jesuá, hijo de Azanias, Binnui de los hijos de Henadad, Cadmiel;

Nehemiah 10:10
Y sus hermanos, Sebanías, Odaia, Celita, Pelaías, Hanán,

Nehemiah 10:11
Mica, Rehob, Hasabias,

Nehemiah 10:12
Zacur, Serebías, Sebanías,

Nehemiah 10:13
Odaia, Bani, Beninu.

Nehemiah 10:14
Cabeceras del pueblo: Faros, Pahat-moab, Elam, Zattu, Bani,

Nehemiah 10:15
Bunni, Azgad, Bebai,

Nehemiah 10:16
Adonías, Biguai, Adín,

Nehemiah 10:17
Ater, Hizcijas, Azur,

Nehemiah 10:18
Odaia, Hasum, Besai,

Nehemiah 10:19
Harif, Anatot, Nebai,

Nehemiah 10:20
Magpias, Mesullam, Hezir,

Nehemiah 10:21
Mesezabel, Sadoc, Jadúa,

Nehemiah 10:22
Pelatías, Hanán, Anaías,

Nehemiah 10:23
Hoseas, Jananías, Hasub,

Nehemiah 10:24
Halohes, Pilha, Sobec,

Nehemiah 10:25
Rehum, Hasabna, Maasías,

Nehemiah 10:26
Y Ahijas, Hanán, Anán,

Nehemiah 10:27
Malluc, Harim, Baana.

Nehemiah 10:28
Y el resto del pueblo, sacerdotes, Levitas, y porteros, y cantores, Natineos, y todos los apartados de los pueblos de las tierras a la ley de Dios, sus mujeres, sus hijos, y sus hijas, y todo sábio y entendido;

Nehemiah 10:29
Fortificados con sus hermanos, sus nobles, vinieron en la jura y en el juramento, que andarían en la ley de Dios que fué dada por mano de Moisés siervo de Dios, y que guardarían, y harían todos los mandamientos de Jehová nuestro Señor, y sus juicios, y sus estatutos;

Nehemiah 10:30
Y que no daríamos nuestras hijas a los pueblos de la tierra, ni tomaríamos sus hijas para nuestros hijos:

Nehemiah 10:31
Y que los pueblos de la tierra que trajesen a vender mercaderías, y cualquier grano en día de sábado, no lo tomaríamos de ellos en sábado, ni en día santo; y que dejaríamos el año séptimo, y deuda de toda mano.

Nehemiah 10:32
Y pusimos sobre nosotros mandamientos, para imponer sobre nosotros la tercera parte de un siclo aquel año, para la obra de la casa de nuestro Dios;

Nehemiah 10:33
Para el pan de la proposición, y para el presente continuo, y para el holocausto continuo, y de los sábados, y de las nuevas lunas, y de las festividades, y para las santificaciones, y para las expiaciones para expiar a Israel, y para toda la obra de la casa de nuestro Dios.

Nehemiah 10:34
Y echámos las suertes acerca de la ofrenda de la leña, los sacerdotes, los Levitas, y el pueblo, para traerla a la casa de nuestro Dios, a la casa de nuestros padres, en los tiempos determinados cada un año, para quemar sobre el altar de Jehová nuestro Dios, como está escrito en la ley.

Nehemiah 10:35
Y que traeríamos las primicias de nuestra tierra, y las primicias de todo fruto de todo árbol cada año a la casa de Jehová.

Nehemiah 10:36
Asimismo los primogénitos de nuestros hijos, y de nuestras bestias, como está escrito en la ley, y los primogénitos de nuestras vacas, y de nuestras ovejas, traeríamos a la casa de nuestro Dios, a los sacerdotes que ministran en la casa de nuestro Dios.

Nehemiah 10:37
Y las primicias de nuestras masas, y de nuestras ofrendas, y del fruto de todo árbol, del vino, y del aceite, traeríamos a los sacerdotes a las cámaras de la casa de nuestro Dios; y el diezmo de nuestra tierra a los Levitas: y que los Levitas recibirían las décimas de nuestros trabajos en todas las ciudades.

Nehemiah 10:38
Y que estaría el sacerdote, hijo de Aarón, con los Levitas, cuando los Levitas recibirían el diezmo: y que los Levitas ofrecerían el diezmo del diezmo en la casa de nuestro Dios, en las cámaras, en la casa del tesoro.

Nehemiah 10:39
Porque a las cámaras llevarán los hijos de Israel y los hijos de Leví la ofrenda del grano, del vino, y del aceite: y allí estarán los vasos del santuario, y los sacerdotes que ministran, y los porteros, y los cantores: y que no dejaríamos la casa de nuestra Dios.

Nehemiah 11:1
Y HABITARON los príncipes del pueblo en Jerusalem, y el resto del pueblo echaron suertes para traer uno de diez que morase en Jerusalem ciudad santa, y las nueve partes en las ciudades.

Nehemiah 11:2
Y bendijo el pueblo a todos los varones que voluntariamente se ofrecieron a morar en Jerusalem.

Nehemiah 11:3
Y estos son las cabezas de la provincia que moraron en Jerusalem: y en las ciudades de Judá habitaron cada uno en su posesión en sus ciudades, de Israel, de los sacerdotes, y Levitas, y Natineos, y de los hijos de los siervos de Salomón.

Nehemiah 11:4
Y en Jerusalem habitaron, de los hijos de Judá, y de los hijos de Benjamín. De los hijos de Judá: Ataias, hijo de Uzías, hijo de Zacarías, hijo de Amarías, hijo de Sefatías, hijo de Mahalaleel, de los hijos de Fares;

Nehemiah 11:5
Y Maasías, hijo de Baruc, hijo de Col-hoza, hijo de Hazaias, hijo de Adaias, hijo de Joiarib, hijo de Zacarías, hijo de Hasiloni.

Nehemiah 11:6
Todos los hijos de Fares que moraron en Jerusalem fueron cuatrocientos y sesenta y ocho varones fuertes.

Nehemiah 11:7
Y estos son los hijos de Benjamín: Salú, hijo de Mesullam, hijo de Joed, hijo de Pedaías, hijo de Colaías, hijo de Maasías, hijo de Itiel, hijo de Jesaías.

Nehemiah 11:8
Y tras él, Gabbai, Sallai, novecientos y veinte y ocho.

Nehemiah 11:9
Y Joel, hijo de Zicri, prepósito sobre ellos, y Jehúdas, hijo de Senuas, sobre la ciudad segundo.

Nehemiah 11:10
De los sacerdotes: Jedaias, hijo de Joiarib, Jaquín,

Nehemiah 11:11
Seraias, hijo de Hilcías, hijo de Mesullam, hijo de Sadoc, hijo de Meraiot, hijo de Ahitub, príncipe de la casa de Dios.

Nehemiah 11:12
Y sus hermanos los que hacían la obra de la casa, ochocientos y veinte y dos: y Adaias hijo de Jeroham, hijo de Pelalias, hijo de Amsí, hijo de Zacarías, hijo de Fasur, hijo de Melquías.

Nehemiah 11:13
Y sus hermanos príncipes de familias, doscientos y cuarenta y dos: y Amasai, hijo de Azarel, hijo de Ahazai, hijo de Mesillemot, hijo de Jemmer.

Nehemiah 11:14
Y sus hermanos valientes de fuerza ciento y veinte y ocho: capitán de los cuales era Zabdiel, hijo de Hagedolim.

Nehemiah 11:15
Y de los Levitas: Semaías, hijo de Hasub, hijo de Azricán, hijo de Hasabias, hijo de Buni.

Nehemiah 11:16
Y Sabetai y Jozabad sobre la obra de fuera de la casa de Dios, de los principales de los Levitas.

Nehemiah 11:17
Y Matanías, hijo de Mica, hijo de Zabdi, hijo de Asaf, príncipe, el primero que comienza las alabanzas y acciones de gracias en la oración; Bacbucías el segundo de sus hermanos, y Abda, hijo de Samúa, hijo de Galal, hijo de Iditún.

Nehemiah 11:18
Todos los Levitas en la santa ciudad fueron doscientos y ochenta y cuatro.

Nehemiah 11:19
Y los porteros: Accub, Talmón, y sus hermanos, guardias en las puertas, ciento y setenta y dos.

Nehemiah 11:20
Y el resto de Israel, de los sacerdotes, de los Levitas en todas las ciudades de Judá, cada uno en su herencia.

Nehemiah 11:21
Y los Natineos habitaban en la fortaleza: y Siha y Gispa eran sobre los Natineos.

Nehemiah 11:22
Y el prepósito de los Levitas en Jerusalem era Uzzi, hijo de Bani, hijo de Hasabias, hijo de Matanías, hijo de Micas, de los hijos de Asaf, cantores sobre la obra de la casa de Dios.

Nehemiah 11:23
Porque había mandamiento del rey acerca de ellos, y determinación acerca de los cantores, para cada día.

Nehemiah 11:24
Y Petahías, hijo de Mesezabel, de los hijos de Zera, hijo de Judá, era a la mano del rey en todo negocio del pueblo.

Nehemiah 11:25
Y en las aldeas, en sus tierras, de los hijos de Judá habitaron en Cariat-arbe, y en sus aldeas, y en Dibón, y en sus aldeas, y en Jecabseel, y en sus aldeas,

Nehemiah 11:26
Y en Jesuá, y Molada, y en Bet-pelet,

Nehemiah 11:27
Y en Hasar-sual, y en Beerseba, y en sus aldeas,

Nehemiah 11:28
Y en Siceleg, y en Meconac, y en sus aldeas,

Nehemiah 11:29
Y en En-rimmón, y en Sora, y en Jermut,

Nehemiah 11:30
Zanoa, Adullam, y en sus aldeas, Laquis, y en sus tierras, Azeca y sus aldeas; y habitaron desde Beer-seba hasta Gehinnom.

Nehemiah 11:31
Y los hijos de Benjamín, desde Giba, Macmas, y Aia, y Betel, y sus aldeas,

Nehemiah 11:32
Anatot, Nob, Ananía,

Nehemiah 11:33
Hasor, Rama, Gittaim,

Nehemiah 11:34
Hadid, Seboim, Neballat,

Nehemiah 11:35
Lod, y Ono, en el valle de los artífices.

Nehemiah 11:36
Y algunos de los Levitas en los repartimientos de Judá y de Benjamín.

Nehemiah 12:1
Y ESTOS son los sacerdotes y los Levitas que subieron con Zorobabel, hijo de Salatiel, y con Jesuá: Saraías, Jeremías, Ésdras,

Nehemiah 12:2
Amarías, Malluc, Hattus,

Nehemiah 12:3
Sequanías, Rehum, Meremot,

Nehemiah 12:4
Iddo, Gineto, Abías,

Nehemiah 12:5
Mijamín, Maadias, Bilga,

Nehemiah 12:6
Samaías, y Joiarib, Jedaias,

Nehemiah 12:7
Sellum, Amoc, Hilcías, Jedaias. Estos eran príncipes de los sacerdotes y sus hermanos en los dias de Jesuá.

Nehemiah 12:8
Y los Levitas fueron Jesuá, Binnui, Cadmiel, Serebías, Judá, Matanías, sobre los himnos, y sus hermanos.

Nehemiah 12:9
Y Bacbucías, y Unni, sus hermanos, delante de ellos en las guardas.

Nehemiah 12:10
Y Jesuá engendró a Joiacim, y Joiacim engendró a Eliasib, y Eliasib engendró a Joiada,

Nehemiah 12:11
Y Joiada engendró a Jonatán, y Jonatán engendró a Jaddua.

Nehemiah 12:12
Y en los dias de Joiacim fueron los sacerdotes cabezas de familias: a Seraias, Meraias; a Jeremías, Jananias;

Nehemiah 12:13
A Ésdras, Mesullam; a Amarías, Johanán;

Nehemiah 12:14
A Melicú, Jonatán; a Sequanías, José;

Nehemiah 12:15
A Harim, Adna; a Meraiot, Helcai;

Nehemiah 12:16
A Iddo, Zacarías; a Ginnetón, Mesullam;

Nehemiah 12:17
A Abiias, Ziqui; a Minjamín, Moadias, Piltai;

Nehemiah 12:18
A Bilga, Sammua; a Semaías, Jonatán;

Nehemiah 12:19
A Joiarib, Matenai; a Jedaias, Uzzi;

Nehemiah 12:20
A Sellai, Callai; a Amoc, Eber;

Nehemiah 12:21
A Hilcías, Hasabías; a Jedaias, Natanael.

Nehemiah 12:22
Los Levitas en los dias de Eliasib, de Joiada, y de Johanán, y de Jaddua fueron escritos cabezas de familias: y los sacerdotes, hasta el reinado de Darío el Persa.

Nehemiah 12:23
Los hijos de Leví, que fueron escritos cabezas de familias en el libro de las crónicas hasta los dias de Johanán, hijo de Eliasib:

Nehemiah 12:24
Las cabezas de los Levitas fueron Hasabías, Serebías, y Jesuá, hijo de Cadmiel, y sus hermanos, delante de ellos, para alabar y para glorificar, conforme al estatuto de David varón de Dios, guarda contra guarda.

Nehemiah 12:25
Matanías, y Bacbucías, Abdías, Mosollam, Talmón, Accub, guardas, porteros en la guarda en las entradas de las puertas.

Nehemiah 12:26
Estos fueron en los dias de Joiacim, hijo de Jesuá, hijo de Josedec, y en los dias de Nehemías capitán, y de Ésdras sacerdote, escriba.

Nehemiah 12:27
Y en la dedicación del muro de Jerusalem buscaron a los Levitas de todos sus lugares, para traerlos a Jerusalem, para hacer la dedicación y la alegría con alabanzas y con cantar, con címbalos, salterios, y cítaras.

Nehemiah 12:28
Y fueron congregados los hijos de los cantores, así de la campiña al rededor de Jerusalem, como de las aldeas de Netofati,

Nehemiah 12:29
Y de la casa de Gálgala, y de los campos de Geba, y de Azmavet: porque los cantores se habían edificado aldeas al derredor de Jerusalem.

Nehemiah 12:30
Y fueron purificados los sacerdotes y los Levitas, y purificaron al pueblo, y las puertas, y el muro.

Nehemiah 12:31
E hice subir a los príncipes de Judá sobre el muro, y puse dos coros grandes, y procesiones, la una iba a la mano derecha sobre el muro hacia la puerta del muladar.

Nehemiah 12:32
E iba tras de ellos Osaías, y la mitad de los príncipes de Judá,

Nehemiah 12:33
Y Azarías, Ésdras, y Mesullam,

Nehemiah 12:34
Judá, y Benjamín, y Semaías, y Jeremías.

Nehemiah 12:35
Y de los hijos de los sacerdotes con trompetas; Zacarías, hijo de Jonatán, hijo de Semaías, hijo de Matanías, hijo de Micaias, hijo de Zacur, hijo de Asaf,

Nehemiah 12:36
Y sus hermanos Semaías, y Azarael, Milalai, Gilelai, Maai, Natanael, y Judá, Janani, con los instrumentos músicos de David varón de Dios; y Ésdras escriba delante de ellos.

Nehemiah 12:37
Y a la puerta de la fuente, y delante de ellos, subieron por las gradas de la ciudad de David, por la subida del muro, desde la casa de David hasta la puerta de las aguas al oriente.

Nehemiah 12:38
Y el segundo coro iba al contrario, y yo en pos de él, y la mitad del pueblo, sobre el muro, desde la torre de los hornos hasta el muro ancho;

Nehemiah 12:39
Y desde la puerta de Efraim hasta la puerta vieja, y a la puerta de los peces, y la torre de Hananeel, y la torre de Emat hasta la puerta de las ovejas: y pararon en la puerta de la cárcel.

Nehemiah 12:40
Y pararon los dos coros en la casa de Dios: y yo, y la mitad de los magistrados conmigo:

Nehemiah 12:41
Y los sacerdotes Eliacim, Maasías, Minjamín, Micaias, Elioenai, Zacarías, Jananías, con trompetas;

Nehemiah 12:42
Y Maasías, y Semeías, y Eleazar, y Uzzi, y Johanán, y Malquías, y Elam, y Ezer: e hicieron oir su voz los cantores, y Jezraia el prepósito.

Nehemiah 12:43
Y sacrificaron aquel día grandes víctimas, e hicieron alegrías; porque Dios los había alegrado de grande alegría: y aun también las mujeres y los muchachos se alegraron, y la alegría de Jerusalem fué oida léjos.

Nehemiah 12:44
Y fueron puestos en aquel día varones sobre las cámaras de los tesoros, de las ofrendas, de las primicias, y de las décimas, para juntar en ellas de los campos de las ciudades las porciones legales para los sacerdotes, y para los Levitas: porque la alegría de Judá era sobre los sacerdotes y Levitas que asistían.

Nehemiah 12:45
Y guardaban la observancia de su Dios, y la observancia de la expiación, y los cantores, y los porteros, conforme al estatuto de David, y de Salomón su hijo.

Nehemiah 12:46
Porque desde el tiempo de David y de Asaf, y de ántes, había príncipes de cantores, y cántico, y alabanza, y acción de gracias a Dios.

Nehemiah 12:47
Y todo Israel en los dias de Zorobabel, y en dias de Nehemías daba raciones a los cantores, y a los porteros, cada cosa en su día: y santificaban a los Levitas, y los Levitas santificaban a los hijos de Aarón.

Nehemiah 13:1
AQUEL día se leyó en el libro de Moisés, oyéndolo el pueblo: y fué hallado escrito en él, que los Ammonitas y Moabitas no entren para siempre en la congregación de Dios:

Nehemiah 13:2
Por cuanto no salieron a recibir a los hijos de Israel con pan y con agua; ántes alquilaron contra él a Balaam para maldecirle: mas nuestro Dios volvió la maldición en bendición.

Nehemiah 13:3
Y fué que como oyeron la ley, apartaron todo la mistura de Israel.

Nehemiah 13:4
Y ántes de esto Eliasib sacerdote había sido prepósito de la cámara de la casa de nuestro Dios, y era pariente de Tobías.

Nehemiah 13:5
Y le había hecho una grande cámara en la cual ántes guardaban el presente, el perfume, y los vasos, y el diezmo del grano, y del vino, y del aceite, que era mandado dar a los Levitas, y a los cantores, y a los porteros; y la ofrenda de los sacerdotes.

Nehemiah 13:6
Mas a todo esto yo no estaba en Jerusalem: porque el año treinta y dos de Artaxerxes rey de Babilonia vine al rey: y al cabo de dias fuí enviado del rey.

Nehemiah 13:7
Y venido a Jerusalem entendí el mal que había hecho Eliasib para Tobías, haciendo para él cámara en los patios de la casa de Dios.

Nehemiah 13:8
Y pesóme en gran manera, y eché todas las alhajas de la casa de Tobías fuera de la cámara.

Nehemiah 13:9
Y dije, que limpiasen las cámaras: y volví allí las alhajas de la casa de Dios, en presente, y el perfume.

Nehemiah 13:10
Y entendí que las partes de los Levitas no habían sido dadas: y que cada uno se había huido a su heredad, los Levitas y los cantores que hacían la obra.

Nehemiah 13:11
Y reprendí a los magistrados, y dije: ¿Por qué es desamparada la casa de Dios? Y los junté, y los puse en su lugar.

Nehemiah 13:12
Y toda Judá trajo el diezmo del grano, del vino, y del aceite a los cilleros.

Nehemiah 13:13
Y puse sobre los cilleros a Selemías sacerdote, y a Sadoc escriba, y a Padaias de los Levitas, y junto a su mano, a Hanán, hijo de Zacur, hijo de Matanías, que eran tenidos por fieles: y de ellos era el repartir a sus hermanos.

Nehemiah 13:14
Acuérdate de mí, oh Dios, por esto: y no raigas mis misericordias que hice en la casa de mi Dios, y en sus guardas.

Nehemiah 13:15
En aquellos dias ví en Judá algunos que pisaban lagares en sábado, y que traían los montones, y que cargaban asnos de vino, y de uvas, y de higos, y de toda carga, y traían a Jerusalem en día de sábado: e hice testigos el día que vendían el mantenimiento.

Nehemiah 13:16
También estaban en ella Tirios que traían pescado, y toda mercadería: y vendían en sábado a los hijos de Judá en Jerusalem.

Nehemiah 13:17
Y reprendí a los señores de Judá, y díjeles: ¿Qué mala cosa es esta que vosotros hacéis, que profanáis el día del sábado?

Nehemiah 13:18
¿No hicieron así vuestros padres, y trajo nuestro Dios sobre nosotros todo este mal, y sobre esta ciudad? y vosotros añadís ira sobre Israel profanando el sábado.

Nehemiah 13:19
Y fué que como la sombra llegó a las puertas de Jerusalem ántes del sábado, dije que se cerrasen las puertas, y dije que no las abriesen hasta después del sábado: y puse a las puertas algunos de mis criados, para que no entrase carga en día de sábado.

Nehemiah 13:20
Y se quedaron fuera de Jerusalem una y dos veces los negociantes, y los que vendían toda cosa:

Nehemiah 13:21
Y les protesté, y les dije: ¿Por qué quedáis vosotros delante del muro? Si lo hacéis otra vez, meteré la mano en vosotros. Desde entónces no vinieron en sábado.

Nehemiah 13:22
Y dije a los Levitas, que se purificasen, y viniesen a guardar las puertas, para santificar el día del sábado. También por esto acuérdate de mí, Dios mío, y perdóname según la multitud de tu misericordia.

Nehemiah 13:23
También en aquellos dias ví algunos Judíos que habían tomado mujeres de Azoto, Ammonitas, y Moabitas:

Nehemiah 13:24
Y sus hijos la mitad hablaban Azoto, y conforme a la lengua de cada pueblo, que no sabían hablar Judaico.

Nehemiah 13:25
Y reñí con ellos, y los maldije, y herí de ellos a algunos varones, y les arranqué los cabellos, y juramentélos: Que no daréis vuestras hijas a sus hijos, y que no tomaréis de sus hijas para vuestros hijos, o para vosotros.

Nehemiah 13:26
¿No pecó por esto Salomón rey de Israel? y en muchas gentes no hubo rey como él, que era amado de su Dios: y Dios le había puesto por rey sobre todo Israel: aun a él hicieron pecar las mujeres extranjeras.

Nehemiah 13:27
¿Y obedeceremos a vosotros para cometer todo este mal tan grande, prevaricando contra nuestro Dios, tomando mujeres extranjeras?

Nehemiah 13:28
Y uno de los hijos de Joiada, hijo de Eliasib, gran sacerdote, era yerno de Sanaballat Horonita: y le ahuyenté de mí.

Nehemiah 13:29
Acuérdate de ellos, Dios mío, contra los que contaminan el sacerdocio, y el pacto del sacerdocio, y de los Levitas.

Nehemiah 13:30
Y los limpié de todo extranjero, y puse las observancias a los sacerdotes, y a los Levitas, a cada uno en su obra:

Nehemiah 13:31
Y para la ofrenda de la leña en los tiempos señalados, y para las primicias. Acuérdate de mí, Dios mío, para bien.

 

 

 

 

 

 

Esther / Esther



Esther 1:1
Y ACONTECIÓ en los dias de Asuero, el Asuero que reinó, desde la India hasta la Etiopía, sobre ciento y veinte y siete provincias:

Esther 1:2
En aquellos dias, como se asentó el rey Asuero sobre el trono de su reino, el cual era en Susán cabecera del reino,

Esther 1:3
En el tercero año de su reino hizo banquete a todos sus príncipes y siervos, la fuerza de Persia y de Media, gobernadores, y príncipes de provincias delante de él,

Esther 1:4
Para mostrar él las riquezas de la gloria de su reino, y la honra de la hermosura de su grandeza, por muchos dias, ciento y ochenta dias.

Esther 1:5
Y cumplidos estos dias, hizo el rey a todo el pueblo que se halló en Susán la cabecera del reino, desde el mayor hasta el menor, hizo banquete siete dias, en el patio del huerto del palacio real.

Esther 1:6
El pabellón era de blanco, verde, y cárdeno, tendido sobre cuerdas de lino y púrpura, en sortijas de plata, y columnas de mármol: los lechos de oro y de plata, sobre losado de pórfido, y de mármol, y de alabastro, y de cárdeno.

Esther 1:7
Y daban a beber en vasos de oro, y vasos diferentes de otros, y mucho vino real, conforme a la facultad del rey.

Esther 1:8
Y la bebida por ley: que nadie constriñiese: porque así lo había mandado el rey a todos los mayordomos de su casa: que se hiciese según la voluntad de cada uno.

Esther 1:9
Asimismo la reina Vasti hizo banquete de mujeres en la casa real del rey Asuero.

Esther 1:10
El séptimo día estando el corazón del rey bueno del vino, mandó a Meumán, y Bazata, y Harbona, y Bagata, y Abgata, y Zetar, y Carcas, siete eunucos, que servían delante del rey Asuero,

Esther 1:11
Que trajesen a la reina Vasti delante del rey con la corona del reino, para mostrar a los pueblos y a los príncipes su hermosura; porque era hermosa de parecer.

Esther 1:12
Y la reina Vasti no quiso venir al mandado del rey que le envió por mano de los eunucos: y enojóse el rey muy mucho, y encendióse su ira en él.

Esther 1:13
Y preguntó el rey a los sabios que sabían los tiempos: porque así era la costumbre del rey para con todos los que sabían la ley y el derecho:

Esther 1:14
Y estaban junto a él Carsena, y Setar, y Admata, y Társis, y Mares, y Marsana, y Memucán, siete príncipes de Persia y de Media, que veían la faz del rey, y se asentaban los primeros del reino:

Esther 1:15
Según la ley qué se había de hacer con la reina Vasti, por cuanto no había hecho el mandamiento del rey Asuero enviado por mano de los eunucos.

Esther 1:16
Y dijo Memucán delante del rey y de los príncipes: No solamente contra el rey ha pecado la reina Vasti, mas contra todos los príncipes: y contra todos los pueblos, que son en todas las provincias del rey Asuero.

Esther 1:17
Porque esta palabra de la reina saldrá a todas las mujeres para hacer tener en poca estima a sus maridos, diciéndoles: El rey Asuero mandó traer delante de sí a la reina Vasti, y ella no vino.

Esther 1:18
Y entónces dirán esto las señoras de Persia y de Media, que oyeren el hecho de la reina, a todos los príncipes del rey: y habrá asaz menosprecio y enojo.

Esther 1:19
Si parece bien al rey, salga mandamiento real de delante de él, y escríbase entre las leyes de Persia y de Media, y no sea traspasado: Que no venga Vasti delante del rey Asuero: y dé el rey su reino a su compañera que sea mejor que ella.

Esther 1:20
Y será oido el hecho que el rey hará en todo su reino, aunque es grande; y todas las mujeres darán honra a sus maridos, desde el mayor hasta el menor.

Esther 1:21
Y plugo esta palabra en ojos del rey y de los príncipes: e hizo el rey conforme al dicho de Memucán.

Esther 1:22
Y envió cartas a todas las provincias del rey, a cada provincia conforme a su escritura, y a cada pueblo conforme a su lenguaje: Que todo varón fuese señor en su casa: y hable según la lengua de su pueblo.

Esther 2:1
PASADAS estas cosas, reposada ya la ira del rey Asuero, acordóse de Vasti, y de lo que hizo, y de lo que fué sentenciado sobre ella.

Esther 2:2
Y dijeron los criados del rey, sus oficiales: Busquen al rey mozas vírgenes de buen parecer.

Esther 2:3
Y ponga el rey personas en todas las provincias de su reino, que junten todas las mozas vírgenes de buen parecer en Susán la cabecera del reino, en la casa de las mujeres, en poder de Egeo eunuco del rey, guarda de las mujeres, dándoles sus atavíos.

Esther 2:4
Y la moza que agradare a los ojos del rey, reine en lugar de Vasti. Y la cosa plugo en ojos del rey, e hízolo así.

Esther 2:5
Había un varón Judío en Susán la cabecera del reino, cuyo nombre era Mardoqueo, hijo de Jair, hijo de Semeí, hijo de Cis, del linaje de Jemini,

Esther 2:6
Que había sido traspasado de Jerusalem con los cautivos que fueron traspasados con Jeconías rey de Judá, que hizo traspasar Nabucodonosor rey de Babilonia.

Esther 2:7
Y había criado a Edisa, que es Ester, hija de su tio, porque no tenía padre ni madre, y era moza hermosa de forma y de buen parecer: y como su padre y su madre murieron, Mardoqueo se la había tomado por hija.

Esther 2:8
Y fué, que como se divulgó el mandamiento del rey y su ley, y siendo juntadas muchas mozas en Susán la cabecera del reino en poder de Egeo, fué tomada Ester para casa del rey, al cargo de Egeo guarda de las mujeres.

Esther 2:9
Y aquella moza agradó en sus ojos, y hubo gracia delante de él, e hizo apresurar sus atavíos, y sus raciones para darle; y siete mozas convenientes de la casa del rey para darle: y pasóla con sus mozas a lo mejor de la casa de las mujeres.

Esther 2:10
Ester no declaró su pueblo, ni su nacimiento, porque Mardoqueo le había mandado, que no lo declarase.

Esther 2:11
Y cada día Mardoqueo se paseaba delante del patio de la casa de las mujeres, por saber como iba a Ester, y que se hacía de ella.

Esther 2:12
Y como venía el tiempo de cada una de las mozas para venir al rey Asuero, al cabo que tenía ya doce meses según la ley de las mujeres, porque así se cumplía el tiempo de sus atavíos, seis meses con óleo de mirra, y seis meses con cosas aromáticas y afeites de mujeres;

Esther 2:13
Y con esto la moza venía al rey: todo lo que ella decía, se le daba, para venir con ello de la casa de las mujeres hasta la casa del rey.

Esther 2:14
Ella venía a la tarde, y a la mañana se volvía a la casa segunda de las mujeres al cargo de Saasgaz eunuco del rey, guarda de las concubinas: no venía más al rey, salvo si el rey la quería: entónces era llamada por nombre.

Esther 2:15
Y como se llegó el tiempo de Ester, hija de Abihail, tio de Mardoqueo, que él se había tomado por hija, para venir al rey, ninguna cosa procuró, sino lo que dijo Egeo eunuco del rey, guarda de las mujeres: y ganaba Ester la gracia de todos los que la veían.

Esther 2:16
Y fué Ester llevada al rey Asuero a su casa real en el mes décimo, que es el mes de Tebet, en el año séptimo de su reino.

Esther 2:17
Y el rey amó a Ester sobre todas las mujeres, y tuvo gracia y misericordia delante de él más que todas las vírgenes: y puso la corona del reino en su cabeza, e hízola reina en lugar de Vasti.

Esther 2:18
E hizo el rey gran banquete a todos sus príncipes y siervos, el banquete de Ester: e hizo relajación a las provincias; e hizo y dió mercedes conforme a la facultad real.

Esther 2:19
Y cuando eran juntadas las vírgenes la segunda vez, Mardoqueo estaba asentadó a la puerta del rey.

Esther 2:20
Y Ester nunca declaró su nación ni su pueblo, como Mardoqueo le mandó: porque Ester hacía lo que decía Mardoqueo, como cuando estaba en crianza con él.

Esther 2:21
En aquellos dias, estando Mardoqueo asentado a la puerta del rey, enojáronse Bagatán y Tares, dos eunucos del rey, de la guarda de la puerta, y procuraban poner mano en el rey Asuero.

Esther 2:22
Y la cosa fué entendida de Mardoqueo, y él lo denunció a la reina Ester, y Ester lo dijo al rey en nombre de Mardoqueo.

Esther 2:23
Y fué inquirida la cosa, y fué hallada; y ámbos ellos fueron colgados en la horca: y fué escrito en el libro de las cosas de los tiempos delante del rey.

Esther 3:1
Y DESPUÉS de estas cosas el rey Asuero engrandeció a Amán, hijo de Amadati Agageo, y ensalzóle, y puso su silla sobre todos los príncipes que estaban con él.

Esther 3:2
Y todos los siervos del rey que estaban a la puerta del rey se arrodillaban, e inclinaban a Amán, porque así se lo había mandado el rey: mas Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba.

Esther 3:3
Y los siervos del rey, que estaban a la puerta, dijeron a Mardoqueo: ¿Por qué traspasas el mandamiento del rey?

Esther 3:4
Y aconteció, que hablándole cada día de esta manera, y no escuchándolos él, denunciáronle a Amán, por ver si las palabras de Mardoqueo estarían firmes, porque ya él les había declarado que era Judío.

Esther 3:5
Y vió Amán que Mardoqueo ni se arrodillaba, ni se humillaba delante de él , y fué lleno de ira.

Esther 3:6
Y tuvo en poco meter la mano en solo Mardoqueo, porque ya le habían declarado el pueblo de Mardoqueo, y procuró Amán destruir a todos los Judíos que había en el reino de Asuero, al pueblo de Mardoqueo.

Esther 3:7
En el mes primero, que es el mes de Nisán, en el año doceno del rey Asuero, fué echada Pur, que es suerte, delante de Amán de día en día, y de mes en mes hasta el mes doceno, que es el mes de Adar.

Esther 3:8
Y dijo Amán al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y dividido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de todo pueblo, y no hacen las leyes del rey: y al rey no viene provecho de dejarlos.

Esther 3:9
Si place al rey, sea escrito que sean destruidos: y yo pesaré diez mil talentos de plata en manos de los que hacen la obra, para que sean traidos a los tesores del rey.

Esther 3:10
Entónces el rey quitó su anillo de su mano, y diólo a Amán, hijo de Amadati Agageo, enemigo de los Judíos,

Esther 3:11
Y dijo a Amán: La plata dada sea para tí y el pueblo, para que hagas de él lo que bien te pareciere.

Esther 3:12
Entónces fueron llamados los escribanos del rey en el mes primero, a los trece del mismo, y fué escrito conforme a todo lo que mandó Amán, a los príncipes del rey, y a los capitanes, que estaban sobre cada provincia, y a los príncipes de cada pueblo, a cada provincia según su escritura, y a cada pueblo según su lengua: en nombre del rey Asuero fué escrito, y signado con el anillo del rey.

Esther 3:13
Y fueron enviadas cartas por mano de los correos a todas las provincias del rey, para destruir, y matar, y echar a perder a todos los Judíos, desde el niño hasta el viejo, niños y mujeres, en un día, a los trece dias del mes doceno, que es el mes de Adar: y que los metiesen a saco.

Esther 3:14
La copia de la escritura era que se diese ley en cada provincia, que fuese manifiesto a todos los pueblos que estuviesen apercibidos para aquel día.

Esther 3:15
Y salieron los correos de priesa por el mandado del rey: y la ley fué dada en Susán la cabecera del reino: y el rey y Amán estaban sentados a beber; y la ciudad de Susán estaba alborotada.

Esther 4:1
COMO Mardoqueo supo todo lo que estaba hecho, rompió sus vestidos, y vistióse de saco y de ceniza, y fuése por medio de la ciudad, clamando a gran clamor y amargo;

Esther 4:2
Y vino hasta delante de la puerta del rey: porque no era lícito venir a la puerta del rey con vestido de saco.

Esther 4:3
Y en cada provincia y lugar donde el mandamiento del rey y su ley llegaba, los Judíos tenían grande luto, y ayuno, y lloro, y lamentación: saco y ceniza era la cama de muchos:

Esther 4:4
Y vinieron las mozas de Ester, y sus eunucos, y se lo dijeron; y la reina tuvo gran dolor, y envió vestidos para hacer vestir a Mardoqueo, y hacerle quitar el saco de sobre él, mas él no lo recibió.

Esther 4:5
Entónces Ester llamó a Atac, uno de los eunucos del rey, que él había hecho estar delante de ella, y mandóle acerca de Mardoqueo, para saber qué era aquello, y por qué.

Esther 4:6
Y salió Atac a Mardoqueo a la plaza de la ciudad, que estaba delante de la puerta del rey.

Esther 4:7
Y Mardoqueo le declaró todo lo que le había acontecido; y declaróle de la plata, que Amán había dicho que pesaría para los tesoros del rey por causa de los Judíos, para destruirlos:

Esther 4:8
Y la copia de la escritura de la ley que había sido dada en Susán, para que fuesen destruidos, le dió, para que la mostrase a Ester, y se lo declarase, y le mandase que fuese al rey, para rogarle, y para que demandase de él por su pueblo.

Esther 4:9
Y vino Atac, y contó a Ester las palabras de Mardoqueo.

Esther 4:10
Entónces Ester dijó a Atac, y mandóle decir a Mardoqueo:

Esther 4:11
Todos los siervos del rey, y el pueblo de las provincias del rey saben, que todo varón o mujer que entra al rey al patio de adentro sin ser llamado, una sola ley tiene de morir, salvo aquel a quien el rey extendiere la vara de oro, que vivirá: y yo no soy llamada para entrar al rey estos treinta dias.

Esther 4:12
Y dijeron a Mardoqueo las palabras de Ester.

Esther 4:13
Entónces Mardoqueo dijo que respondiesen a Ester: No pienses en tu alma que escaparás en la casa del rey, más que todos los Judíos.

Esther 4:14
Porque si callando callares en este tiempo, espacio y libertad tendrán los Judíos de otro lugar: mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora te han hecho llegar al reino?

Esther 4:15
Y Ester dijo que respondiesen a Mardoqueo:

Esther 4:16
Vé, y junta a todos los Judíos que se hallan en Susán, y ayunád por mí, y no comáis ni bebáis en tres dias, noche ni día: yo también con mis mozas ayunaré así, y así entraré al rey, aunque no sea conforme a la ley, y piérdame cuando me perdiere.

Esther 4:17
Entónces Mardoqueo se fué, e hizo conforme a todo lo que le mandó Ester.

Esther 5:1
Y ACONTECIÓ que al tercero día Ester se vistió vestido real, y pusóse en el patio de adentro de la casa del rey en frente del aposento del rey: y el rey estaba asentado sobre su trono real en el aposento real, en frente de la puerta del aposento.

Esther 5:2
Y fué, que como vió a la reina Ester que estaba en el patio, ella tuvo gracia en sus ojos, y el rey extendió a Ester la vara de oro que tenía en la mano: entónces Ester llegó, y tocó la punta de la vara.

Esther 5:3
Y díjole el rey: ¿Qué tienes reina Ester? ¿Y qué es tu petición? Hasta la mitad del reino se te dará.

Esther 5:4
Y Ester dijo: Si al rey place, venga el rey, y Amán hoy al banquete que he hecho.

Esther 5:5
Y respondió el rey: Dáos priesa, id a Amán, que haga el mandamiento de Ester. Y vino el rey y Amán al banquete que Ester hizo.

Esther 5:6
Y dijo el rey a Ester en el banquete de vino: ¿Qué es tu petición, y dársete ha? ¿Qué es tu demanda? Aunque sea la mitad del reino, se te hará.

Esther 5:7
Entónces respondió Ester, y dijo: Mi petición, y mi demanda es;

Esther 5:8
Si he hallado gracia en los ojos del rey, y si place al rey dar mi petición, y hacer mi demanda, vendrá el rey y Amán al banquete, que les haré: y mañana haré lo que el rey manda.

Esther 5:9
Y salió Amán aquel día alegre y bueno de corazon: y como vió a Mardoqueo a la puerta del rey, que no se levantó ni se movió de su lugar, fué lleno de ira contra Mardoqueo.

Esther 5:10
Mas refrenóse Amán, y vino a su casa, y envió e hizo venir sus amigos, y a Zares su mujer:

Esther 5:11
Y recitóles Amán la gloria de sus riquezas, y la multitud de sus hijos, y todas las cosas con que el rey le había engrandecido, y con que le había ensalzado sobre los príncipes y siervos del rey.

Esther 5:12
Y añadió Amán: También la reina Ester no hizo venir con el rey al banquete que hizo sino a mí: y aun para mañana soy convidado de ella con el rey.

Esther 5:13
Y todo esto no me entra en provecho, cada vez que veo a Mardoqueo Judío sentado a la puerta del rey.

Esther 5:14
Y díjole Zares su mujer y todos sus amigos: Hagan una horca alta de cincuenta codos, y mañana dí al rey que cuelguen a Mardoqueo sobre ella: y entra con el rey al banquete alegre. Y plugo la cosa en los ojos de Amán, e hizo hacer la horca.

Esther 6:1
AQUELLA noche el sueño se huyó del rey: y dijo que le trajesen el libro de las memorias de las cosas de los tiempos: y las leyeron delante del rey.

Esther 6:2
Y hallóse escrito, lo que había denunciado Mardoqueo de Bagata y de Tares, dos eunucos del rey de la guarda de la puerta, que habían procurado de meter mano en el rey Asuero.

Esther 6:3
Y dijo el rey: ¿Qué honra fué hecha y que grandeza a Mardoqueo por esto? Y respondieron los mozos del rey, sus oficiales: Ninguna cosa fué hecha con él.

Esther 6:4
Y dijo el rey: ¿Quién está en el patio? Y Amán había venido al patio de afuera de la casa del rey, para decir al rey que hiciese colgar a Mardoqueo sobre la horca que él había hecho hacer para él.

Esther 6:5
Y los mozos del rey le respondieron: He aquí, Amán está en el patio. Y el rey dijo: Entre.

Esther 6:6
Entónces Amán entró, y el rey le dijo: ¿Qué se hará del hombre cuya honra desea el rey? Y dijo Amán en su corazon: ¿A quién deseará el rey hacer honra más que a mí?

Esther 6:7
Y respondió Amán al rey: Al varón cuya honra desea el rey,

Esther 6:8
Traigan vestido real de que el rey se viste, y el caballo sobre que cabalga el rey, y la corona real que está puesta en su cabeza:

Esther 6:9
Y den el vestido y el caballo en mano de alguno de los príncipes más nobles del rey, y vistan a aquel varón cuya honra desea el rey, y llévenle en el caballo por la plaza de la ciudad, y pregonen delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey.

Esther 6:10
Entónces el rey dijo a Amán: Dáte priesa, toma el vestido y el caballo, como has dicho, y házlo así con Mardoqueo Judío, que está asentado a la puerta del rey: no dejes nada de todo lo que has dicho.

Esther 6:11
Y Amán tomó el vestido y el caballo, y vistió a Mardoqueo, y le llevó cabalgando por la plaza de la ciudad, e hizo pregonar delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey.

Esther 6:12
Después de esto Mardoqueo se volvió a la puerta del rey: y Amán se fué corriendo a su casa enlutado, y cubierta su cabeza.

Esther 6:13
Y contó Amán a Zares su mujer, y a todos sus amigos, todo lo que le había acontecido: y dijéronle sus sabios, y Zares su mujer: Si de la simiente de los Judíos es el Mardoqueo, delante de quien has comenzado a caer, no prevalecerás a él; ántes caerás cayendo delante de él.

Esther 6:14
Aun estaban ellos hablando con él, cuando los eunucos del rey llegaron apresurados, para hacer venir a Amán al banquete que había hecho Ester.

Esther 7:1
Y VINO el rey y Amán a beber con la reina Ester.

Esther 7:2
Y dijo el rey a Ester también el segundo día en el convite del vino: ¿Qué es tu petición, reina Ester, y dársete ha? ¿Y que es tu demanda? Aunque sea la mitad del reino se hará.

Esther 7:3
Entónces la reina Ester respondió y dijo: Oh rey, si he hallado gracia en tus ojos, y si place al rey, séame dada mi vida por mi petición, y mi pueblo por mi demanda.

Esther 7:4
Porque vendidos estamos yo y mi pueblo, para ser destruidos, para ser muertos, y echados a perder: y si para siervos y siervas fuéramos vendidos, callárame, aunque el enemigo no recompensará el daño del rey.

Esther 7:5
Y respondió el rey Asuero, y dijo a la reina Ester: ¿Quién es este, y donde está este, a quien ha henchido su corazón para hacer así?

Esther 7:6
Entónces Ester dijo: El varón enemigo y adversario es este malo Amán. Entónces Amán se turbó delante del rey y de la reina.

Esther 7:7
Y levantóse el rey del banquete del vino con su furor, al huerto del palacio; y quedóse Amán para procurar de la reina Ester por su vida; porque vió que se concluyó para él el mal de parte del rey.

Esther 7:8
Y volvió el rey del huerto del palacio al aposento del banquete del vino, y Amán había caido sobre el lecho en que estaba Ester. Entónces dijo el rey: ¿También para forzar la reina conmigo en casa? Como esta palabra salió de la boca del rey, el rostro de Amán fué cubierto.

Esther 7:9
Y dijo Harbona, uno de los eunucos, de delante del rey: He aquí también, la horca que hizo Amán para Mardoqueo, que había hablado bien por el rey, está en casa de Amán, de altura de cincuenta codos. Entónces el rey dijo: Colgádle en ella.

Esther 7:10
Así colgaron a Amán en la horca que él había hecho aparejar para Mardoqueo: y la ira del rey se apaciguó.

Esther 8:1
EL mismo día dió el rey Asuero a la reina Ester la casa de Amán enemigo de los Judíos: y Mardoqueo vino delante del rey; porque Ester le declaró el parentesco que él tenía con ella.

Esther 8:2
Y quitó el rey su anillo que había vuelto a tomar de Amán, y diólo a Mardoqueo: y Ester puso a Mardoqueo sobre la casa de Amán.

Esther 8:3
Y volvió Ester, y habló delante del rey, y echose a sus piés llorando, y rogándole que anulase la maldad de Amán Agageo, y su pensamiento que había pensado contra los Judíos.

Esther 8:4
Y extendió el rey a Ester la vara de oro, y Ester se levantó, y se puso en pié delante del rey,

Esther 8:5
Y dijo: Si place al rey, y si he hallado gracia delante de él, y si la cosa es recta delante del rey, y si yo soy buena en sus ojos, sea escrito para revocar las cartas del pensamiento de Amán, hijo de Amadata Agageo, que escribió para destruir a los Judíos, que están en todas las provincias del rey.

Esther 8:6
Porque ¿cómo podré yo ver el mal que hallará a mi pueblo? ¿cómo podré yo ver la destrucción de mi nación?

Esther 8:7
Y respondió el rey Asuero a la reina Ester, y a Mardoqueo Judío: He aquí, yo dí a Ester la casa de Amán, y a él colgaron en la horca, por cuanto extendió su mano contra los Judíos.

Esther 8:8
Escribíd pues vosotros a los Judíos como bien os pareciere, en nombre del rey, y selládlo con el anillo del rey: porque la escritura que se escribe en nombre del rey, y se sella con el anillo del rey, no es para revocarla.

Esther 8:9
Entónces fueron llamados los escribanos del rey en el mes tercero que es Siván, a los veinte y tres del mismo, y fué escrito, conforme a todo lo que mandó Mardoqueo, a los Judíos, y a los sátrapas, y a los capitanes, y a los príncipes de las provincias, que son desde la India hasta la Etiopía, ciento y veinte y siete provincias, a cada provincia según su escritura, y a cada pueblo conforme a su lengua, y a los Judíos conforme a su escritura y lengua.

Esther 8:10
Y escribió en nombre del rey Asuero, y selló con el anillo del rey, y envió las cartas por mano de correos de caballo, caballeros en mulos, en mulos hijos de yeguas:

Esther 8:11
Que el rey daba a los Judíos que estaban en todas las ciudades, y en cada una de ellas, que se juntasen, y se pusiesen en defensa de su vida; que destruyesen, y matasen, y deshiciesen todo ejército de pueblo o provincia que viniese contra ellos, niños y mujeres, y que los saqueasen,

Esther 8:12
En un mismo día en todas las provincias del rey Asuero: a los trece del mes doceno, que es el mes de Adar.

Esther 8:13
La copia de la escritura era que se diese ley en cada provincia: Que fuese manifiesto a todos los pueblos, que los Judíos estuviesen apercebidos para aquel día, para vengarse de sus enemigos.

Esther 8:14
Los correos cabalgando en mulos, en mulos salieron apresurados, y constreñidos por el mandamiento del rey: y la ley fué dada en Susán la cabecera del reino.

Esther 8:15
Y salió Mardoqueo de delante del rey con vestido real de cárdeno y blanco, y una gran corona de oro, y un manto de lino y púrpura: y la ciudad de Susán se alegró y regocijó.

Esther 8:16
Los Judíos tuvieron luz, y alegría, y gozo, y honra.

Esther 8:17
Y en cada provincia, y en cada ciudad, donde llegó el mandamiento del rey, los Judíos tuvieron alegría y gozo, banquete y día de placer: y muchos de los pueblos de la tierra se hacían Judíos, porque el temor de los Judíos había caido sobre ellos.

Esther 9:1
Y EN el mes doceno, que es el mes de Adar, a los trece del mismo, donde llegó el mandamiento del rey, y su ley para que se hiciese, el mismo día en que esperaban los enemigos de los Judíos enseñorearse de ellos, fué lo contrario; porque los Judíos se enseñorearon de los que los aborrecían.

Esther 9:2
Los Judíos se juntaron en sus ciudades en todas las provincias del rey Asuero, para meter mano sobre los que habían procurado su mal: y nadie se puso delante de ellos, porque el temor de ellos había caido sobre todos los pueblos.

Esther 9:3
Y todos los príncipes de las provincias, y los vireyes, y capitanes, y oficiales del rey, ensalzaban a los Judíos; porque el temor de Mardoqueo había caido sobre ellos.

Esther 9:4
Porque Mardoqueo era grande en la casa del rey, y su fama iba por todas las provincias: porque el varón Mardoqueo iba engrandeciéndose.

Esther 9:5
E hirieron los Judíos a todos sus enemigos de plaga de espada, y de mortandad, y de perdición: e hicieron en sus enemigos a su voluntad.

Esther 9:6
Y en Susán la cabecera del reino mataron los Judíos, y destruyeron quinientos hombres.

Esther 9:7
Y a Parsandata, y a Delfón, y a Esfata,

Esther 9:8
Y a Porata, y a Adalia, y a Adriata,

Esther 9:9
Y a Permesta, y a Arisai, y a Aridai, y a Vaiezata,

Esther 9:10
Diez hijos de Amán, hijo de Amadati, enemigo de los Judíos, mataron: mas en la presa no metieron mano.

Esther 9:11
El mismo día vino la copia de los muertos en Susán la cabecera del reino, delante del rey.

Esther 9:12
Y dijo el rey a la reina Ester: En Susán la cabecera del reino han muerto los Judíos y destruido quinientos hombres, y diez hijos de Amán: ¿En las otras provincias del rey qué habrán hecho? ¿Qué pues es tu petición, y darsete ha? ¿y qué es más tu demanda, y hacerse ha?

Esther 9:13
Y respondió Ester: Si place al rey, concédase también mañana a los Judíos en Susán, que hagan conforme a la ley de hoy; y que cuelguen en la horca a los diez hijos de Amán.

Esther 9:14
Y mandó el rey que se hiciese así: y fué dada ley en Susán: y colgaron a los diez hijos de Amán.

Esther 9:15
Y juntáronse los Judíos que estaban en Susán también a los catorce del mes de Adar, y mataron en Susán a trescientos hombres; mas en la presa no metieron su mano.

Esther 9:16
Y los otros Judíos que estaban en las provincias del rey se juntaron también, y se pusieron en defensa de su vida, y tuvieron reposo de sus enemigos, y mataron de sus enemigos setenta y cinco mil; mas en la presa no metieron su mano.

Esther 9:17
A los trece dias del mes de Adar; y reposaron a los catorce dias del mismo, e hicieron aquel día día de banquete y de alegría.

Esther 9:18
Mas los Judíos que estaban en Susán se juntaron a los trece del mismo, y a los catorce del mismo; y a los quince del mismo reposaron, e hicieron aquel día día de banquete y de alegría.

Esther 9:19
Por tanto los Judíos aldeanos que habitan en las villas sin muro hacen a los catorce del mes de Adar el día de alegría y de banquete, y buen día, y de enviar partes cada uno a su vecino.

Esther 9:20
Y escribió Mardoqueo estas cosas, y envió cartas a todos los Judíos que estaban en todas las provincias del rey Asuero, cercanos y de léjos,

Esther 9:21
Constituyéndoles que hiciesen el día catorceno del mes de Adar, y el quinceno del mismo cada un año,

Esther 9:22
Por aquellos dias en que los Judíos tuvieron reposo de sus enemigos: y aquel mes que les fué tornado de tristeza en alegría, y de luto en día bueno; que los hiciesen dias de banquete y de gozo, y de enviar partes cada uno a su vecino, y dádivas a los pobres.

Esther 9:23
Y los Judíos aceptaron, y comenzaron a hacer lo que Mardoqueo les escribió.

Esther 9:24
Porque Amán, hijo de Amaatí Agageo, enemigo de todos los Judíos, pensó contra los Judíos para destruirlos, y echó Pur, que quiere decir, suerte, para consumirlos, y echarlos a perder.

Esther 9:25
Y como ella entró delante del rey, él dijo con carta: El mal pensamiento que pensó contra los Judíos sea vuelto sobre su cabeza; y cuélguenle a él, y a sus hijos, en la horca.

Esther 9:26
Por esto llamaron a estos dias Purim, del nombre Pur: por tanto por todas las palabras de esta carta, y por lo que ellos vieron sobre esto, y lo que llegó a su noticia,

Esther 9:27
Establecieron y aceptaron los Judíos sobre sí, y sobre su simiente, y sobre todos los allegados a ellos, y no será traspasado, de hacer estos dos dias según la escritura de ellos, y conforme a su tiempo cada un año.

Esther 9:28
Y que estos dias serían en memoria, y celebrados en todas las naciones, y familias, y provincias, y ciudades: estos dias Purim no pasarán de entre los Judíos, y la memoria de ellos no cesará de su simiente.

Esther 9:29
Y la reina Ester, hija de Abihail, y Mardoqueo Judío, escribieron con toda fuerza para confirmar esta segunda carta del Purim.

Esther 9:30
Y envió cartas a todos los Judíos, a las ciento y veinte y siete provincias del rey Asuero, con palabras de paz y de verdad,

Esther 9:31
Para confirmar estos dias del Purim en sus tiempos, como les había constituido Mardoqueo Judío, y la reina Ester, y como habían aceptado sobre sí, y sobre su simiente, las palabras de los ayunos y de su clamor.

Esther 9:32
Y el mandamiento de Ester confirmó estas palabras del Purim, y fué escrito en el libro.

Esther 10:1
Y EL rey Asuero impuso tributo sobre la tierra, y las islas de la mar.

Esther 10:2
Y toda la obra de su fortaleza, y de su valor, y la declaración de la grandeza de Mardoqueo, con que el rey le engrandeció, ¿no está escrito en el libro de las palabras de los dias de los reyes de Media y de Persia?

Esther 10:3
Porque Mardoqueo Judío fué segundo después del rey Asuero, y grande entre los Judíos, y acepto a la multitud de sus hermanos, procurando el bien de su pueblo, y hablando paz, para toda su simiente.