WWW.CANTONMEJIA.COM

Click he

HISTORIA

El pueblo más antiguo de la región fue el Paece o Panzaleo, ubicado en las faldas del Rumiñahui y Pasochoa, el mismo que dejó de existir durante La Colonia. Estaba localizado dentro de un área triangular formada por Machachi, Aloasí y Alóag.

Existieron trabajos hidráulicos prehispánicos, pero no se conoce si fueron hechos para la irrigación o para los baños, que eran los retiros típicos de la elite incásica. "cerca de los tambos, camino real que pasa por entre estos pueblos, viene encañada desde el tiempo del inca, cantidad de agua que tiene el sabor del hierro o de agua acerada". También se dice que existieron bosques "delante de Alóag yendo por el camino real a mano derecha , y también una ciénaga grande con cigzales del tambo junto al campo que baja del pueblo de Machache".

Según opinión de la Misión Geográfica del Ejército, de los años 1.899 y 1.906, la etimología de la palabra Machachi es: Ma = grande; Cha = tierra, suelo; Chi = vivo activo; es decir "Gran terreno Activo. Machachi logró la independencia el 11 de Noviembre de 1.820.

El cantón Mejía originalmente llamado Machachi, en el proceso hacia su constitución como cantón, pasó por varias incidencias jurídico - administrativas. Fue elevado a la categoría de parroquia en 1.824, según la Ley de División Territorial de junio 25 de 1.824 (archivo legislativo, Folleto 18245).

En 1.869 pasó a pertenecer al cantón Quito, mediante la ley de División Territorial del 30 de agosto de 1.869 (archivo legislativo, Folleto 1869, p. 130). El 23 de julio de 1.883 se fundó e instituyó como cantón Mejía (archivo legislativo, Folleto nacional 28), en memoria del ilustre quiteño José Mejía Lequerica Barrotieta.

 

Chagras mestizos y otros malentendidos.
Antonio Morales Molina.

Salve pueblo que vas la progreso?.
Palacio de Merlo construido en 1941. Foto A. Morales

La palabra chagra aparece en el los libros de Cabildos siglo XVII identificando a los indios que realizaban sus mercados a la puerta de las casas de Quito, esto motivó que el Cabildo legisle este tipo de ventas o rescates para que se realicen en los mercados o tianguez ya establecidos.
A finales del siglo XVI y como secuela de las alteraciones de las Alcabalas, merodeaban los denominados montañeses, gente de a caballo ocupados de cualquier negocio fuera de la ley. Eran bandas de descendientes de conquistadores empobrecidos o arruinados jugadores de dados o las cartas.
El proceso de mestizaje operado en la sociedad andina tiene muchas expresiones que varían de acuerdo a la geografía, a la interculturalidad y también al protagonismo desplegado por personajes que han asimilado esta identidad, muchos de ellos desconocidos como los de los levantamientos indígenas; otros como Alfaro, Montalvo, que son dos expresiones del mestizaje en la costa y en la sierra respectivamente.
Lo mestizo desde la época colonial fue sinónimo de degradación racial, los blancos rechazaban su condición y los indios les daban un trato excluyente; de modo que en una sociedad de marcada división en clase sociales, los mestizos estaban en el medio. Hasta principios del siglo XIX que constituyó una clase minoritaria pero en ascenso tanto en su quehacer político como en su crecimiento poblacional, tal es así que formada la República o Estado nacional en 1820 tiene por protagonistas a elementos de este estrato o ya clase social con poder político y económico.
La historia la literatura y el arte empiezan a ocuparse de este tema tratándolo como fenómeno local y de aspecto tradicional, pero el mestizaje como elemento de la identidad nacional solo será tomado en cuenta seriamente a mediados del siglo XX cuando los movimiento políticos y culturales como la revolución juliana y la gloriosa de 1944 reclaman la participación de este segmento social en la formación y consolidación del Estado Nacional. En esta época se publica una novela típica del trato y conflicto del tema del mestizaje El Cojo Navarrete de Enrique Terán.
El mestizo que se originó de la mezcla entre un indio y un blanco, siendo minoría en los siglos de la Colonia pasa a constituir la mayoría en la actual república y la complejidad de su composición permite entre otras la expresión de lo chagra.

El Patrón Santiago, mata moros en España, mata indios en Mexico?patrono de Machachi. Foto . A. Morales
Chagra se identifica al personaje de campo cuya actividad forma de vida y hasta pensamiento tiene mucho de la visión indígena, pero actúa y se presenta como hombre blanco. Este enfoque sociológico contrasta con la versión de que el chagra es un personaje que surgió de la introducción del caballo y las modalidades hispánicas de vida en el campo.
Esta expresión del mestizaje se ha dado especialmente en zonas donde hubo alta incidencia de familias de españoles o blancos, como en Machachi, Cayambe, Sangolqui donde la hacienda colonial necesitaba una clase social que la pueda administrar sus bienes sosteniendo a los indios peones o conciertos en el status de propiedad de la hacienda. Esta clase de administradores de hacienda mantenían un trato despótico frente a los indios, pero tampoco podían ser considerados como gente blanca, allí está el vacio y necesidad de esta clase social de emerger y ganar un espacio en la vida social. Esto constituirá el detonador para romper los esquemas sociales tanto de la hacienda colonial como las relaciones económicas y sociales en el campo. Con las reformas agrarias entre 1960 y 1970 la expresión de lo chagra ya no es tema vergonzoso o degradante sino que en el moderno Estado Nacional se hace necesario un modelo de la identidad social, es cuando irrumpe esta modalidad de expresión del mestizaje.

Como surge la Fiesta del Chagra.-
Para la celebración de los 100 años de cantonización de Mejía se propone exaltar al personaje del campo, quien ha dado protagonismo a la hacienda y la vida rural y campesina en general y, en este propósito se involucran expertos hombres de la chagreria como Jaime Mosquera, Rafael Zambrano, Manuel Besantes, César Alvear, Hernán Mancheno entre otros machacheños. A esto se sumaba una supuesta celebración del retorno a Machachi de quienes huyeron de la erupción del Cotopaxi de 1887 tesis aspecto de cuestionable veracidad histórica, sin embargo esto concitó una explosiva aceptación regional de la fiesta. Se mezcló asuntos religiosos como la apertura de la fiesta por la Veneranda Imagen del Señor de la Santa Escuela patrono de Machachi, y se nombraba priostes o chagras del año escogiendo al personaje destacado en esa actividad. Esta fiesta constituyó hasta 1992 en el principal momento de atracción llamemos cultural y turística hasta que mostró las serias discrepancias con la identidad indígena. En ese año se celebraba los 500 años de resistencia los campesinos e indígenas declararon abiertamente ?ni una hacienda mas? y ese slogan hizo que los terratenientes y ciertos chagras que habían hecho de la fiesta un elemento integrador de la sociedad, declinen a participar a participar ese año en defensa de sus integridades patrimoniales. Allí se develó que un elemento de la identidad del mestizaje como es lo chagra, había sido apropiado por un grupo social que no tenía un interés reivindicativo o de mejora de las condiciones de vida de los chagras.

Hay un aspecto que debe tomarse en cuenta para entender esta movilidad de interpretación o de manejo de la visión de lo chagra. A fines de la década 1970 1980 había una seria conflictividad campesina, haciendas como Puichig, San Agustín, Romerillos y otros latifundios habían sido tomados por campesinos ya que los alcances de las reformas agrarias no se concretaban, ese malestar no fue visto con agrado por instituciones como Centro Agrícola, Asociación de Ganaderos y gremios de terratenientes. En estas condiciones de tensión social campesina, no podía tener una opción propicia al haber un evento o hecho histórico para atenuar esa lucha campesina por el acceso a la tierra. Oportunamente la fiesta fue la herramienta integradora y unificadora de la sociedad mejiense; esto fue como un disuasivo de esa lucha y tuvieron que pasar casi diez años para que nuevamente afloren esas contradicciones.
Valores culturales de la Fiesta del Chagra.-
Siendo una expresión del mestizaje, es decir el aporte social de grupos hispanos e indígenas, constituye una fortaleza tanto genética como cultural; sin embargo las condiciones en las que este proceso se dio fueron de sometimiento de una clase social la blanca sobre mestizos e indios, produciéndose un discrimen o marginación social que ha marcado la historia y desarrollo de la sociedad andina y en particular la ecuatoriana. El caso de marginalidad local es muy profundo, es menester revisar libros de haciendas y memorias de jefes políticos o la monografía de Salazar 1941 para aclarar este horizonte. El elemento de explotación y marginación no debe ser omitido peor encubierto, en ese sentido la fiesta del chagra constituye un complejo tema que se sostiene con las sugestivas loas del mercadeo actual.

Antiguo puente Jambelí, construido por G. García Moreno, aún edificado debe ser declarado Patrimonio Cultural. Foto. Archivo BCE
Existen elementos culturales tanto hispánicos como indígenas que se conjugan de manera complementaria, sin embargo el matiz indio siempre es relegado o no se le da la preponderancia que le corresponde. Este es el caso del idioma quichua, que constituía una vergüenza o atraso hablarlo era sinónimo de bajeza o pobreza, siendo todo lo contrario un idioma propio de los Andes y una forma de entenderse entre los pueblos originarios. De la misma manera podemos decir de la comida o de la vestimenta, y ni que decir de ciertas costumbres motejadas como de ?chagras? sinónimo de timidez de ignorancia o de incivilización. Hay música coplas y memorias orales que constituyen el inmenso y valioso legado de esta expresión cultural que no ha sido recopilada y analizada en sus contenidos que expliquen el pensamiento de las generaciones y su afán por ocupar un espacio en la sociedad.
Acercarnos al conocimiento del fenómeno chagra nos permitirá valorar el esfuerzo de los artistas tanto académicos como artesanos y nos permitirá tener una definición aceptable de la identidad de la localidad mejiense. Los músicos machacheños se inspiraron en el paisaje en la vida cotidiana en el romance campesino y en la esperanza de una vida digna, por eso los temas tradicionales como ?Los Huachis?, ?Rondador?, ?La Mortiñera?, ?Ya asoma el alba?, ?Novia del Pegujal?, ?Relicario?, ?Dolencias? y tantos otros temas que nos legaron los compositores Carlos Brito, Néstor Cueva, Jorge Pérez, Luis Valencia Nieto etc. Este espacio de creatividad y expresión cultural es la base sobre lo que necesitamos entender a lo chagra, de tal manera que nos permita reconocernos y valorarnos.

Paisaje de amanecer Los Ilinizas. Foto A. Morales
En el campo de la artesanía Machachi y sus poblaciones aledañas constituyeron un emporio de talleres artesanales donde se preparaba a los jóvenes en el oficio de talabarteros, herreros, zapateros, sastrería, carpintería, sombrerería y otros oficios que hoy han desaparecido como jabonería, armería, cochería , cantería y otros. Merece especial trato el esfuerzo de José Ignacio Ortiz artesano político y pensador de la época, cuya obra y enseñanza del oficio de talabartero marcó algunas generaciones, sin embargo en la actualidad nada se conoce o investiga sobre este gran personaje.
La fiesta del chagra debe ser un evento integrador de la sociedad y reivindicar su contexto intercultural es decir la mezcla de elementos culturales foráneos y propios, sin la condición de excluyentes. Esto permitirá fortalecer los avances que sobre el mestizaje necesita consolidar la sociedad ecuatoriana para desmerecer los pensamientos segregacionistas y fobias raciales que aún persisten.
Consideraciones a la Fiesta del Chagra.-
La fiesta chagra debe ser un patrimonio de la sociedad, que le permita fortalecer su cultura y propender a su difusión. No es muy conveniente por la experiencia que una sola institución como Acocha maneje el tema, hasta su agotamiento, la presencia institucional variada y el permanente aporte de las generaciones neófitas permite el dialogo y debate nuevo e innovaciones del tema, al que deben incorporarse con responsabilidad temas de problemática social y medio ambiente.

Siendo un evento que permite la concurrencia masiva de visitantes a Machachi, esto sea convertido en un acto en el que prima el comercio la difusión de productos como licores, cigarrillos; y productos que generan gran cantidad de basura; descuidando la parte de mensaje y difusión cultural que es lo importante. El aspecto folklórico se ha degradado ya que no hay estudios que los fortalezcan y hagan variada su presentación, los temas presentados constituyen repetitivos o simple apreciación.
El turismo no tiene una dinámica que le permita sustentarse en esta fiesta ya que es un día al año y el tiempo de permanencia de los turistas o visitantes es mínimo.
La fiesta del chagra dice ser el campo su escenario pero no fomenta la defensa del medio ambiente, tal es así que se permitió establecimiento de los depósitos de chatarra con altos índices de contaminación física y visual.
La fiesta del chagra debe ser un factor de integración de la sociedad, lejos del manejo y manipulación política que ha sumido en un caudillismo político que impide un desarrollo de acuerdo a las circunstancias que exige la modernidad.

Perspectivas de la Fiesta del Chagra.-
Este acontecimiento local de relevancia puede ser aprovechado para el desarrollo de las comunidades campesinas con índices de pobreza, mediante el desarrollo de proyectos de artesanía, y micro empresas culturales, los elementos de la identidad como el paisaje, la gastronomía, la vestimenta y elaboración de artesanías tiene un prominente mercado que es la cercanía a Quito lo que podría pensarse en la llegada a ferias y seminarios sobre el tema.
El turismo sería una actividad fundamental en la economía tanto urbana como rural, pero siempre que la fiesta no se limite a un día sino durante el año haya eventos afines que permitan mantener una afluencia de turistas por varios atractivos como ascenso a montañas, visita a reservas Tiliche, Zarapullo, Illinizas, Pasochoa o Ninahuilca. Esta actividad de manera sustentable evitará la pérdida gradual y preocupante de recursos naturales como los páramos bosques alto andino y las fuentes de agua.

Recomendaciones
1.- Se debe recopilar lo escrito sobre tradiciones y memorias de Machachi en la primera mitad del siglo XX, como las siguientes; Monografía de Machachi 1941 por Miguel Salazar, Monografía de Machachi 1940 José Romero Y Cordero, Trazos de Sangre de Jorge Pérez, y existen cantidad de documentación en las antiguas haciendas que dicen de la vida cotidiana que no se conoce en la actualidad.
2.- La fiesta del chagra la debe dirigir un comité multi institucional cuyo perfil sea lo cultural ambiental.
3.- Debe propenderse a un turismo que supere lo netamente popular, para que la estadía sea de al menos dos o tres días y en diferentes épocas del año, esto permitirá actividad en la oferta hotelera y afines.
3.- Debe formarse el Instituto de investigaciones de lo Chagra como entidad regidora de la investigación del tema.
4.- La fiesta debe tener el espíritu fundamental de defensa del medio ambiente y de la cultura local