Nuestra Asociación

La CÁMARA REGIONAL de DESPACHANTES de ADUANA de YACUIBA - CRDAY es una institución formada por la agrupación de todos los Despachantes de Aduana del Distrito, constituida como una asociación sin fines de lucro que representa los intereses y aspiraciones de un gremio, dedicada al fortalecimiento técnico y profesional de los Despachantes de Aduana de las ciudades de Yacuiba, Tarija y Bermejo.

Denominada CÁMARA REGIONAL desde el 11 de junio de 2004, se constituye en la única entidad gremial de Despachantes de Aduana de la región, afiliada a la Cámara Nacional de Despachantes de Aduana de Bolivia - CNDA. Actualmente está conformada por ocho Despachantes de Aduana asociados, que se constituyen en auxiliares de la función pública aduanera de las Administraciones de Aduana Frontera Yacuiba, Aduana Frontera Cañada Oruro, Aduana Interior Tarija y Aduana Frontera Bermejo.

Nuestros asociados brindan como el principal servicio básico a sus clientes la Gestión Aduanera, donde se realiza todo lo necesario para los despachos aduaneros de importación y exportación de mercancías, convirtiéndose en representantes de las empresas unipersonales y jurídicas ante la Aduana Nacional de Bolivia. Dentro de la gestión aduanera se maneja todo lo referente a la clasificación arancelaria, formalidades previas al despacho aduanero, liquidación aduanera, pago de impuestos, presentación del trámite, seguimiento de despachos de importación, exportación y otros regímenes aduaneros ante la Aduana Nacional de Bolivia, con la posterior entrega de la mercancía al cliente nacionalizada y/o despachada.

La CÁMARA REGIONAL de DESPACHANTES de ADUANA de YACUIBA - CRDAY, está dirigida por un Directorio conformado por un Presidente, un Secretario General y un Secretario de Hacienda, que se renueva cada dos años mediante el sistema de voto directo de cada uno de sus asociados en una Asamblea Ordinaria, que es la autoridad máxima de la asociación.

El Despachante de Aduana

El Despachante de Aduana nace de la necesidad de los países de contar con profesionales especializados en el manejo de documentación del comercio exterior; con su trabajo facilitan que las Aduanas puedan realizar el control y fiscalización de miles de Agentes Económicos dedicados a importaciones y exportaciones.

Los despachos aduaneros de importación y exportación son procesos complejos que requieren el cumplimiento de regulaciones relacionadas con la comercialización de mercancías de un país a otro, como ser: impuestos, aranceles, reglas de origen, clasificación arancelaria, certificaciones y autorizaciones previas, y otros; estas regulaciones, en muchos casos complejas y extensas, requieren de un análisis exhaustivo para su correcta aplicación, por lo que se hace indispensable la participación de un experto en comercio exterior que, además de ser un asesor especializado para el importador o exportador, se constituye en un Auxiliar de la Función Pública Aduanera.

Los Despachantes de Aduana están regulados en más de cien países, todos ellos integrantes de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y la Organización Mundial de Aduanas (OMA), entre ellos los países del MERCOSUR, la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y otros del continente con gran movimiento de comercio exterior, como Chile y México; denominándose en estos últimos Agentes de Aduana y Agentes Aduanales respectivamente.

En Bolivia, la Ley No. 1990 de 28 de julio de 1999 – Ley General de Aduanas, modificada mediante Ley No. 317 de 11 de diciembre de 2012, establece que “los despachos aduaneros de importación podrán ser tramitados ante las administraciones aduaneras debidamente autorizadas al efecto, directamente por los importadores o por intermedio de los Despachantes de Aduana formalmente habilitados, en las modalidades y condiciones que se establezcan en el Reglamento” de la Ley.

Al igual que en otros países, la legislación nacional define al Despachante de Aduana como:

“Persona natural, profesional y Auxiliar de la Función Pública Aduanera, autorizado por la Aduana Nacional previo examen de suficiencia, para efectuar despachos aduaneros y gestiones inherentes a operaciones de comercio exterior, por cuenta de terceros”.

Los Despachantes de Aduana garantizan, a través de la garantía constituida a principios de cada gestión, “el pago total de los tributos aduaneros, las actualizaciones e intereses correspondientes y las sanciones pecuniarias emergentes del incumplimiento de las normas jurídicas pertinentes”.