Amigos del Viento - Meteorologia Ambiente Desarrollo

Amigos del Viento


El Día Internacional para la Reducción de Desastres es un día para celebrar la forma en que las personas y las comunidades están reduciendo sus riesgos de desastres y aumentando su grado de sensibilización acerca de la importancia de la RRD. El tema de este año se centrará en las personas que viven con discapacidades.

En el artículo 11 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de las Naciones Unidas que se aprobó en diciembre de 2006 y que nuestro país ratificó en 2010, se presta especial atención a la obligación de los Estados Partes de adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la protección de las personas con discapacidad en situaciones de riesgo y de desastres naturales.

En Uruguay la Sociedad Amigos del Viento, quien viene desarrollando actividades de sensibilización y concientización, hacia una cultura de prevención desde el año 2003, celebra este día comunicando la importancia de prestar especial atención a este grupo poblacional para la reducción de los riesgos de desastre.

Según estudios internacionales anualmente hasta 30 millones de personas con discapacidad resultan afectadas por eventos meteorológicos severos.

Por ello es muy importante su inclusión en todas las etapas del proceso de gestión especialmente durante las etapas de planificación y preparación ya que contribuye a reducir su vulnerabilidad y a aumentar la eficacia de los esfuerzos gubernamentales de respuesta y recuperación.

La preparación para un desastre es importante ya que puede disminuir el miedo, la ansiedad y las pérdidas que puede causar.
Las preparaciones de las personas con discapacidades son más complejas ya que se deben tomar en cuenta una variedad de factores distintos, como identificar quién está en su sistema de respaldo, las necesidades especiales de transporte y qué suministros incluir en sus kits de preparación para las emergencias.

Hay simples acciones que pueden hacer la diferencia al momento de enfrentar una situación de desastre:
  • Practique salir de la casa rápidamente al menos dos veces al año.
  • Discuta cualquier necesidad especial con el proveedor local de servicios de emergencias médicas.
  • Planifique dónde ir a buscar refugio y cómo llegar, y quién quizás tenga que proveerle asistencia.
  • Reúna un kit de preparación para emergencias que pueda durar de 24 a 48 horas. Debe incluir artículos como listas de fármacos, números de contacto, medicamentos, suministros de los catéteres y un kit de primeros auxilios.
  • Piense sobre refugio y suministros para su animal de servicio.

La integración en su comunidad previo a un desastre es una premisa fundamental para la garantía de su inclusión en las labores de protección luego de un desastre en su condición de damnificados.
Si su condición lo permite, las personas con discapacidad, deben ser responsables de su propia seguridad y deben prepararse activamente para un desastre.

Cómo Proteger a los Niños de los Riesgos Ambientales

Cómo Proteger a los Niños de los Riesgos Ambientales
English version

Ayude a los niños a respirar aire no contaminado

  • No fume ni permita a otros fumar en su casa o automóvil.
  • Mantenga su casa lo más limpia posible. El polvo, el moho, los insectos, el humo del tabaco y la caspa de los animales domésticos pueden causar ataques de asma y alergias.
  • Evite las actividades al aire libre cuando hay anuncios de alerta a causa de altos niveles de ozono en el aire.
  • Para no contribuir a la contaminación del aire, camine, use la bicicleta, participe en grupos para compartir transporte en automóvil privado ("carpools") y use transporte público.
  • Evite dejar prendido el motor de su vehículo innecesariamente.
  • No haga fogatas ni quemas al aire libre.

Proteja a los niños del envenenamiento con plomo

  • Haga examinar a sus niños para saber si tienen plomo en la sangre. Hable con su médico sobre la prueba necesaria.
  • Si su vivienda fue construida antes de 1978, realice una prueba para saber si existe peligro por pintura con plomo. (Llame a su departamento de salud local o estatal para obtener más información.)
  • Lave las manos de los niños antes de comer y lave con frecuencia los biberones, y juguetes de los niños.
  • Lave los pisos y marcos de ventanas para proteger a los niños del polvo y de la pintura descascarada, que puede estar contaminada con plomo, especialmente en viviendas viejas.
  • Abra la llave del agua fría y déjela abierta hasta que el chorro se enfríe lo más posible. Use únicamente agua fría para beber, cocinar y preparar la fórmula para el bebé.

Mantenga los pesticidas y otros químicos tóxicos fuera del alcance de los niños

  • Guarde la comida y la basura en recipientes cerrados para evitar que haya plagas (insectos o ratas) dentro de su casa.
  • Use trampas con cebo en vez de insecticidas en aerosol ("spray") siempre que sea posible - y siempre manténganlas fuera del alcance de los niños.
  • Lea las etiquetas de los productos y siga las instrucciones.
  • Guarde los pesticidas y otros químicos tóxicos en un lugar seguro donde los niños no los pueden alcanzar y nunca ponga pesticidas o químicos tóxicos en envases de refrescos o recipientes de comida, y así evitará que los niños los ingieran por error.
  • Mantenga a los niños, los juguetes y las mascotas alejados cuando esté usando pesticidas y no deje que los niños jueguen en campos, huertos o jardines donde hayan sido aplicados pesticidas, por lo menos por el período de tiempo recomendado en la etiqueta del pesticida.
  • Lave las frutas y vegetales bajo un chorro de agua antes de comerlos. Pélelos antes de comerlos siempre que sea posible.

Proteja a los niños del envenenamiento con monóxido de carbono (CO)

  • En su hogar haga revisar una vez al año todas las tuberías de salida de humos de calderas de calefacción y chimeneas, así como también otros aparatos que usen combustible.
  • Nunca use el horno o las hornillas de su cocina como calefacción. Tampoco prenda parrillas para asar o cocinar alimentos dentro de su casa o en su garaje.
    Nunca duerma, ni usted ni sus niños, en cuartos en donde haya estufas o calentadores de gas o de queroseno sin ventilación.
  • No deje funcionando el motor de un automóvil o el de una cortadora de pasto dentro de un garaje cerrado.
  • Instale en todos los cuartos de su casa, usados para dormir, detectores de monóxido de carbono (CO) que cumplan con los estándares de Underwriters Laboratories (UL), de International Approval Service (IAS) o del gobierno de Canadá y que cuenten con el sello de certificación respectivo.

Proteja a los niños de pescado y de agua contaminados

  • Llame al departamento de salud local o estatal para mantenerse informado sobre mensajes de precaución sobre pescado contaminado, obtener recomendaciones para limitar la cantidad de pescado que puede consumirse y sobre clausuras de playas.
  • Lleve el aceite de motores usado a centros de reciclaje y deshágase de manera apropiada de químicos tóxicos de uso doméstico. (Llame a su departamento de salud o su departamento ambiental local o estatal para obtener más información.)
  • Manténgase informado sobre la calidad del agua potable en el lugar donde usted vive. - Llame a la empresa local de suministro de agua potable y solicite una copia del informe anual de calidad de agua potable o, si el agua de su casa viene de un pozo privado de agua potable, haga que la calidad del agua sea analizada todos los años por un laboratorio certificado. Para obtener ayuda, llame al número 1-800-426-4791 (línea en inglés) u obtenga información en Internet en la dirección http://www.epa.gov/safewater.

Proteja a los niños de altos niveles de gas radón

  • Haga en su casa la prueba de radón con un "kit" especial para hacer esa prueba en casas.
  • Repare su casa si, según el resultado de la prueba realizada, el nivel de radón es de 4pCi/L o superior. Si necesita ayuda, llame a la oficina estatal de radón o al número 1-800-SOS-RADON (línea en inglés).

Proteja a los niños de la exposición excesiva al sol

  • Asegúrese de que los niños usen sombreros o gorros de ala ancha, anteojos para el sol y ropa adecuada para su protección.
  • Use cremas bloqueadoras solares con un Factor de Protección Solar (SPF) de 15 o superior en bebés de más de seis meses de edad y evite exponer directamente a los bebés a los rayos del sol.
  • Evite exponer a los niños al sol del mediodía. El sol es más fuerte entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

Mantenga a los niños lejos del mercurio

  • Coma una dieta balanceada pero evite pescado contaminado con altos niveles de mercurio.
    Reemplace los termómetros de mercurio con termómetros digitales.
  • No deje que los niños jueguen con mercurio.
  • Nunca caliente o queme mercurio.
  • Contacte al departamento de salud o medio ambiente de su estado o localidad si hay un derrame de mercurio - nunca use una aspiradora para limpiar un derrame de mercurio.

EPA ha lanzado una nueva página Web en español dedicada a brindar información sobre diferentes asuntos ambientales y sus efectos entre los hispanos que residen en los Estados Unidos. Para ver esta nueva página, El medio ambiente y su salud, visite: www.epa.gov/espanol/asma.htm.

 

queremos saber que hacer

   
 
 
Esta sección se encuentra en construcción
 
 
 
Juegos y proyectos 
 
Encontrarás mucha información
sobre la prevención de desastres.
 
Conozcamos los desastres
Tipos de amenazas
Rincón científico
¿Podemos evitar los desastres?
¿Qué es un mapa de riesgo?
Plan Familiar de desastres
Rincón artístico
Glosario
Esta sección se encuentra en construcción
 
 

 

Desastres de origen natural:qué hacer

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Desastres naturales
(Natural Disasters: Spanish)

Salud y clima

Salud y clima
Los fenómenos meteorológicos extremos como las olas de calor súbitas aumentan el riesgo de enfermedades respiratorias, cardíacas y cerebrovasculares

El cambio climático parece ser ya una realidad cada vez más incontestable. La temperatura, de acuerdo con los registros disponibles, muestra una tendencia a aumentar en las últimas décadas y se prevé que al final de este siglo los valores medios se hayan incrementado entre 1,4ºC a 5,8ºC. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cinco millones de personas enferman cada año y unas 150.000 fallecen como consecuencia directa o indirecta de la transformación que en los últimos años se está produciendo en el clima.

TERESA ROMANILLOS


18 de agosto de 2006

El clima afecta a la salud de muy diversas formas. Olas de calor, huracanes, inundaciones y otros fenómenos meteorológicos extremos tienen un efecto directo e inmediato sobre la mortalidad. Pero también pueden afectan de otras maneras. Sin ir más lejos, en las poblaciones que han sufrido inundaciones se ha demostrado un significativo incremento de trastornos mentales.

Por otra parte, también hay consecuencias a medio y largo plazo que no por menos evidentes resultan menos perjudiciales. Los cambios en los regímenes de lluvia conllevan inundaciones y sequías, con los consiguientes problemas de malnutrición en los países menos desarrollados. Y es que el modo en que los cambios climáticos afectan a la salud también viene modulado por el nivel socioeconómico y por las estrategias de adaptación desarrolladas.

Calor extremo

Parte del incremento de la mortalidad atribuida a las olas de calor es debida a la alteración del microclima de las ciudades Los efectos negativos de episodios climáticos súbitos y extremos no se dejan notar sólo en los países en desarrollo. La experiencia tras la ola de calor que azotó Europa en 2003, demuestra que los países desarrollados son también muy vulnerables.

Se estima que el verano de 2003 fue el más caluroso que se ha vivido en Europa desde el año 1500. En Inglaterra se documentaron 2000 muertes atribuibles a la ola de calor mientras que en España se registraron 4151 muertes más de las previstas. En Francia, donde el impacto fue aún mayor, se registraron 14.800 muertes durante las tres primeras semanas de agosto.

La mayor parte del incremento en los índices de mortalidad se produce a expensas de problemas cardiacos, cerebrovasculares y respiratorios. Las personas ancianas son las más vulnerables.

Pero el cambio climático provoca además otros tipos de problemas: alergias por un incremento del polen, problemas respiratorios ligados a mayor contaminación y también variaciones en la incidencia de algunas enfermedades infecciosas.

Infecciones

La transmisión de muchos agentes infecciosos es sensible a las condiciones climáticas, particularmente la de aquellos que desarrollan parte de su ciclo vital fuera del cuerpo humano. Protozoos, virus y bacterias recurren con frecuencia a la ayuda de garrapatas, mosquitos u otros insectos para transmitir a los humanos diferentes infecciones. La supervivencia y la tasa de reproducción de estos vectores de transmisión se ven afectadas por las variaciones en la temperatura y en las lluvias, por lo que el cambio climático puede alterar la incidencia de enfermedades como la malaria, el dengue y algunas diarreas.

Cada vez hay más estudios que demuestran la relación entre los cambios climáticos y la incidencia de algunas enfermedades infecciosas. En el norte de Europa se ha detectado un incremento de casos de encefalitis, aunque todavía no queda claro si factores demográficos y socioeconómicos también han podido influir. Por otra parte, hay constancia de la relación entre el fenómeno de El Niño, un calentamiento anómalo a gran escala de las aguas del océano Pacífico que se repite de forma periódica, y el incremento de la incidencia de malaria en Sudamérica, el dengue en Tailandia, el síndrome pulmonar por hantavirus en el suroeste de Estados Unidos, las diarreas infantiles en Perú y el cólera en Bangla-Desh.

Una de las enfermedades infecciosas susceptibles de sufrir variaciones es la malaria. De hecho, se considera que el cambio climático puede afectar al ciclo vital del mosquito Anopheles, transmisor del plasmodium, parásito que causa la enfermedad.

Probablemente la malaria reducirá su incidencia en áreas en las que disminuyan las precipitaciones, como en la zona cercana al Amazonas y en América Central, mientras que en el África subsahariana, actualmente una de las zonas más afectadas, estudios sobre la distribución de la enfermedad sugieren que el cambio climático puede provocar un incremento entre un 5% y un 7% en los casos.


LAS CIUDADES, ISLAS CALIENTES


En las tres primeras semanas de agosto de 2003 la mortalidad en París aumentó en un 140%. Durante esos días se alcanzaron los 39,8ºC durante el día y la temperatura nocturna récord fue de 25,5ºC. La ola de calor afectó a todo el país pero en las ciudades el problema fue especialmente grave ya que en muchas de ellas se registraron temperaturas superiores a los 40ºC.

En las ciudades la temperatura aumenta todavía más debido al llamado efecto isla. Una menor vegetación, una mayor evaporación originada por los aires acondicionados y superficies oscuras como el asfalto o los tejados, incrementan la temperatura del aire circulante. El incremento en la humedad también contribuye a empeorar los efectos del calor a los que, además, se suman los de la polución, ya que las temperaturas elevadas provocan un aumento de contaminación que contribuye a la mortalidad.

El crecimiento urbano y las actividades propias de una sociedad de servicios han impulsado un espectacular aumento del transporte que, tras el alejamiento de las industrias de los centros urbanos y la sustitución de las antiguas calefacciones de carbón, han pasado a convertirse en la principal fuente contaminante, responsable del 85% de las emisiones que tienen lugar en las grande urbes. Con el tráfico masivo han aparecido nuevos contaminantes procedentes de la combustión de los motores, entre los que figuran algunos compuestos orgánicos y fotoquímicos, de los que el ozono es el más representativo.

Esta es la paradoja del ozono, un gas imprescindible para la vida del planeta, ya que su presencia en las capas altas de la atmósfera ejerce un efecto escudo que protege de las radiaciones solares pero que, cuando se encuentra en concentraciones elevadas en el aire que respiramos, se convierte en un peligroso contaminante que resulta perjudicial para la salud, causando problemas respiratorios. El incremento de temperatura dispara los niveles de ozono. En algunas ciudades, cuando los niveles de este gas suben por encima de lo tolerable, se intenta reducir las emisiones limitando el tráfico y animando a la población a dejar sus vehículos estacionados y a utilizar el transporte público.

Mal de altura

Mal de altura
Las patologías relacionadas con la altitud afectan al 50% de los montañeros y en sus manifestaciones más graves puede ser mortal

No son las heridas ni el agotamiento. La principal causa de muerte entre los montañeros que ascienden a cotas elevadas son las patologías derivadas de la altitud, especialmente los edemas cerebral y pulmonar. Así lo estima, al menos, el médico y montañero británico Andrew Sutherland, que en su expedición al Everest (Everestmax), comprobó el elevado índice de mortalidad en la montaña más alta del planeta. Los datos, publicados recientemente en British Medical Journal, revelan el desconocimiento que de estos riesgos tiene la mayoría de montañeros.

BLANCA ÁLVAREZ  0ctubre 2006

La falta de oxígeno

Murray Buckley
Los equipos de escalada han mejorado y hay rutas para subir a los montes más complicados. Sin embargo, en montañas como el Everest sigue habiendo una muerte de cada diez subidas con éxito, y para quien alcanza la cumbre, las posibilidades de regresar con vida son de una sobre veinte. Porque las adaptaciones metabólicas que debe realizar el organismo para combatir las condiciones adversas de frío, sequedad del aire, radiación térmica, y sobre todo, altitud, pueden tener consecuencias fisiopatológicas graves para la salud, aunque se desconoce cómo se originan y por qué no afecta a todos los individuos por igual.

La gravedad de las dolencias aumenta con el nivel de ascenso: a una altura de entre 2.000 y 3.000 metros se desarrollan síntomas leves de mal de altura, pero es raro que se presente edema pulmonar y cerebral. Sin embargo, a partir de los 4.300 metros es fácil que no se produzca aclimatación y desarrollar edema pulmonar o cerebral. Este año han muerto 15 personas en el ascenso al Everest, la cifra más elevada desde que en 1996 perdieran la vida 16 montañeros, según afirma Sutherland. ¿Por qué se cobra la montaña la vida de tantas personas? Los médicos sostienen que la principal causa son las enfermedades derivadas de la altitud, del mal de montaña agudo o mal de altura en sus fases más graves. Esta patología consiste en la falta de adaptación del organismo a la hipoxia o falta de la presión parcial de oxígeno que se produce con la altitud, y la gravedad del trastorno es directamente proporcional a la velocidad del ascenso y a la altitud alcanzada.

El mal de altura es la falta de adaptación a la hipoxia y su gravedad es proporcional a la velocidad del ascenso y a la altitud alcanzada Suele aparecer entre las seis y las diez horas de exposición a la hipoxia y, aunque se sabe que ésta es la responsable, los investigadores estudian aún el mecanismo exacto que produce la enfermedad aunque tradicionalmente se ha achacado a la elevación de la presión intracraneal. Las molestias que acompañan al mal de altura varían desde leves dolores de cabeza y náuseas hasta los casos graves, en que el líquido se acumula en los pulmones dificultando la respiración, o se presenta alrededor del cerebro causando confusión, coma e incluso la muerte. ¿Por qué se llega a este extremo?

José López Candel, cardiólogo del hospital general Universitario Reina Sofía de Murcia e investigador de la expedición UMU, a la montaña Broad Peak (8.047 metros, aunque llegaron sólo a 7.000), señala que conforme aumenta la altitud, la presión atmosférica baja y el aire, menos denso, cuenta con menos oxígeno. Esta disminución en la cantidad de oxígeno provoca el aumento del ritmo y profundidad de la respiración y altera el equilibrio entre los gases pulmonares y la sangre, incrementa la alcalinidad de la sangre y distorsiona la distribución de sales como el potasio y el sodio dentro de las células. ¿El resultado? El agua se distribuye de forma diferente entre la sangre y los tejidos. Con el transcurso de los días, el cuerpo responde produciendo más glóbulos rojos para poder transportar más oxígeno a los tejidos. La consecuencia de esta situación es que cualquier actividad se ve afectada y se produce una caída en el rendimiento físico e intelectual, así como alteraciones emocionales, en función de la altura hasta la que se haya ascendido en cada caso.

LA PRESIÓN INTRACRANEAL


Cristian Ruberti
¿Qué provoca el mal de altura? Tradicionalmente se ha sostenido que está relacionada con el aumento de la presión intracraneal en elevadas altitudes, pero es difícil probar esta hipótesis porque para medir la presión es necesario perforar el cráneo, haciendo un pequeño agujero. Actualmente, se ha desarrollado una técnica ultrasónica no invasiva que es capaz de medir la presión intracraneal. El proceso es sencillo: el nervio óptico tiene una capa a su alrededor (envoltura óptica del nervio) que es contigua a la del cerebro, de modo que el líquido que rodea a éste (líquido cerebroespinal) se comunica libremente con el espacio entre el nervio óptico y la envoltura óptica.

Cuando la presión alrededor del cerebro aumenta, la envoltura óptica del nervio se hincha y usando ultrasonidos es posible medir el diámetro óptico de la envoltura del nervio, una medida que se puede correlacionar con la presión intracraneal. Esta técnica no invasiva se ha utilizado ya para hacer mediciones de presión intracraneal a niños que padecen hidrocefalia así como para determinar lesiones en la cabeza a pacientes que han sufrido un accidente.

Las mediciones del diámetro óptico son la base del estudio de Andrew Sutherland, que determina si la presión intracraneal aumenta con la altitud y si este aumento (en caso de que exista) está correlacionado con síntomas de la enfermedad de la montaña.

 

 

La ola de calor

La ola de calor Golpe de calor

El riesgo de las altas temperaturas
La prevención es el mejor remedio para evitar una afección que puede llegar a causar la muerte


 

Los humanos somos animales homeotermos, es decir, mantenemos la temperatura corporal constante dentro de unos márgenes. La temperatura normal de nuestro cuerpo se sitúa en torno a los 37 grados con oscilaciones fisiológicas circadianas; es más baja por la mañana y alcanza su máximo entre las 4 y 6 horas de la tarde.

Puede llegar hasta los 37,7º, pero esta variación es perfectamente normal. El mantenimiento de los límites se gestiona desde el cerebro, en concreto en el hipotálamo anterior, un centro termorregulador que equilibra la temperatura corporal. Para ello recibe información desde distintas partes del cuerpo por medio de los termoreceptores y pone en marcha los mecanismos adaptativos. Si hace mucho frío activa los necesarios para elevar la temperatura -tiritonas, vasoconstricción, etc.- y si hace mucho calor acciona los mecanismos de refrigeración y disipación del calor, como el aumento de la frecuencia respiratoria, cardiaca y de la circulación sanguínea en la piel, la vasodilatación de la red sanguínea de la piel y el incremento de la sudoración.

La temperatura normal de nuestro cuerpo se sitúa en torno a los 37 grados

¿Por qué sube la temperatura corporal?

Causas ambientales:

  • Temperatura ambiental alta
  • Humedad atmosférica elevada
  • Sobrecarga de calor por radiación (edificios, automóviles...)

Causas endógenas:

  • Fiebre
  • Esfuerzo muscular por trabajo o deporte
  • Hipertermia maligna

Colapso por calor

Por lo general, los trastornos provocados por el exceso de calor en el organismo humano son frecuentes, pero de escasa gravedad. Suelen ser habituales los casos leves, que se caracterizan por calambres que aparecen en personas que realizan una actividad física prolongada en ambientes calurosos y húmedos. Más importancia tiene el denominado agotamiento o colapso por calor. Se produce un fallo en los mecanismos cardio-circulatorios de adaptación al calor, pero se mantiene una buena respuesta del centro termorregulador hipotalámico. Aparecen síntomas como debilidad, cansancio, dolor de cabeza, mareo, náuseas y vómitos. Esta situación puede progresar hasta la incoordinación muscular y pérdida más o menos completa de la consciencia. El afectado está pálido, sudoroso, pero su temperatura se mantiene normal o ligeramente elevada.
En estos casos lo que hay que hacer es:

  • Colocar al afectado en lugar fresco y ventilado a la sombra
  • Ponerlo en decúbito supino (tumbado boca arriba) y ligeramente incorporado
  • Aplicarle compresas de agua fría en cabeza, nuca, cara y pecho
  • Darle a beber agua fresca con un poco de sal (1 cucharadita por litro de agua) a pequeños sorbos
  • Es aconsejable que sea visto por un médico para vigilar su evolución.

Golpe de calor: fallo multiorgánico

Si no se pone remedio a tiempo a un colapso por calor, cuando quien lo sufre es vulnerable o el calor es excesivo, se produce el cuadro más grave de la patología por calor: el golpe de calor. Los mecanismos termorreguladores fallan y si no se actúa con rapidez y de forma adecuada se origina un fallo multiorgánico que puede derivar en el fallecimiento del paciente. A diferencia de lo que ocurre en el colapso, en el golpe de calor la temperatura es muy elevada -mayor de 39-40 grados- la piel está seca y caliente, se va perdiendo la consciencia y se entra en coma.

Si no se actúa con rapidez y de forma adecuada se origina un fallo multiorgánico que puede derivar en el fallecimiento del paciente

Es una urgencia vital: hay que trasladar al paciente a un centro hospitalario lo más rápidamente posible. Aunque se trate a tiempo, la mortalidad es elevada y son frecuentes las secuelas neurológicas y de otro tipo en quienes sobreviven. Hasta el traslado del paciente al hospital para que reciba la atención médica adecuada, se le pueden aplicar compresas de agua fría y darle de beber agua a pequeños sorbos.

Aunque cualquier persona puede acusar los efectos del calor excesivo, hay algunas más vulnerables:

  • Mayores de 75 años y menores de 6 años
  • Recién nacidos
  • Obesos, diabéticos, hipertensos, y personas con afecciones cardiacas y respiratorias
  • Deportistas que realizan esfuerzos prolongados con temperaturas elevadas
  • Personas en tratamiento con diuréticos, tranquilizantes y antidepresivos

Prevención

La mejor medida es la prevención, evitar el efecto del calor en cualquiera de sus formas. Por ello y ante temperaturas elevadas hay que adoptar medidas preventivas.

    1. Medidas a adoptar en el domicilio:
    • Cerrar las ventanas y poner la casa en penumbra
    • Permanecer en las zonas más frescas de la casa
    • Beber agua y zumos en abundancia
    • Ducharse con agua fresca varias veces al día
    • Evitar el alcohol y las comidas pesadas, calientes y condimentadas
    • Vestirse con ropa fresca, de algodón, holgada y de colores claros
    • No realizar ejercicio físico fuerte

    2. Medidas a tomar si se sale a la calle:

    • Caminar por la sombra
    • Llevar ropa fresca
    • Beber con frecuencia
    • Evitar el coche en las horas de más calor
    • No dejar nunca en el coche niños, ancianos o discapacitados
    • Para descansar un rato, tomar un refresco o acudir a locales climatizados

    3. Si va al monte o a la playa:

    • Evite exponerse al sol en las horas centrales
    • Cúbrase la cabeza y lleve ropa holgada
    • Protéjase bajo la sombrilla
    • Báñese con frecuencia
    • Remójese la cabeza, la cara y nuca.

Fuente Consumer.es EROSKI

Tormentas eléctricas

TORMENTAS ELÉCTRICAS:  La chispa eléctrica que llega a tierra recibe el nombre de rayo, mientras que, la chispa que va de una nube a otra, se llama relámpago, normalmente los dos términos son usados como sinónimos del mismo fenómeno.  La aparición del rayo es sólo momentánea, seguida a los pocos momentos por un trueno.  

 El rayo: es una enorme chispa o corriente eléctrica que circula entre dos nubes o entre una nube y la tierra.  El rayo puede cruzar kilómetros de distancia y se origina en un tipo de nube llamada cumulonimbus  o nube de tormenta (los cumulunimbus son nubes de gran extensión vertical que se caracterizan por la generación de lluvias, a menudo superan los 10 Km de altura, dentro de estas, es frecuente encontrar fuertes corrientes de aire, turbulencia, regiones con temperaturas muy inferiores a la  de congelación, cristales de hielo y granizos). El rayo es uno de los fenómenos más peligrosos de la atmósfera y dura unos pocos segundos, es siempre brillante y casi nunca sigue una línea recta para llegar al suelo o quedarse suspendido en el aire, adoptando formas parecidas a las raíces de un árbol.  El rayo es una descarga eléctrica.  En general, las partes superiores de las nubes de tormenta poseen carga positiva, mientras que en las partes centrales predominan las cargas negativas.  La región de máxima intensidad de campo eléctrico se halla entre ambas zonas de distinta polaridad. De acuerdo con las teorías que intentan explicar la electrificación de las tormentas, existen dos grupos con respecto a la presencia de cristales de hielo y de precipitaciones o la ausencia de alguna de ellas. Ciertas partes de la atmósfera conducen mejor la descarga eléctrica porque poseen mayor cantidad de gotitas de agua, las cuales pueden estar cargadas de electricidad.

 Tipos de rayos:

Rayos difusos:  Se presentan como un resplandor que ilumina el cielo  A causa de ser muy frecuentes en verano, se les denominaba relámpagos de calor.  A pesar de ello, se ha comprobado que no es una forma especial del rayo, sino solamente los reflejos en el cielo de una tempestad muy lejana, localizada debajo del horizonte, cuyas chispas eléctricas no se ven y cuyo ruido no se escucha.

Rayos laminares: Son aquellos resplandores que resultan de la descarga dentro de la nube, entre la carga eléctrica positiva y la negativa.

Rayo esferoidal, rayo de bola o rosario: Se presenta en forma de esfera luminosa, llegando a alcanzar el tamaño de una pelota de fútbol.  En algunas ocasiones aparecen varios de ellos formando como un rosario.  Algunas veces desaparecen repentinamente, con un gran estallido y otras se esfuman silenciosamente.

 Golpe eléctrico y piedras de rayo: Cuando la nube de tormenta se halla a cierta distancia de un ser viviente, influye sobre la electricidad de su cuerpo.  Al llegar el momento crítico en la nube y producirse la chispa de descarga, la influencia de la nube sobre la persona o animal, da lugar a una pequeña descarga que ocasiona la muerte.  Este fenómeno se conoce como choque o golpe de eléctrico. 

     Cuando el rayo cae en las rocas de las montañas funde las sustancia silíceas (clase de mineral o sustancia sólida que forma parte de la corteza terrestre) que encuentra a su paso y forma unos tubitos de pequeñas dimensiones, vitrificados (acción de convertir una sustancia en vidrio), que se llaman  fulguritas o piedras de rayo.

Los daños que causa el rayo:omo no todas las descargas eléctricas tienen la misma potencia, las características de un rayo son diferentes.  

     Se considera que la intensidad media durante cada descarga principal llega hasta 20.000 amperios, por lo tanto no se debe extrañar que el rayo sea tan poderoso y atemorice tanto.  No obstante, la cantidad real de electricidad transferida desde la nube a tierra es muy pequeña, pues es solamente por una fracción de segundo, aunque capaz de quemar lo que toca y electrocutar a los seres vivos.

     El daño que causa el rayo se debe en gran parte al calor que origina.  Las chispas eléctricas provocan todos los años incendios alrededor de miles de kilómetros cuadrados de bosque, con lo consiguiente incendios de casas y haciendas, etc. 

Use Inalámbricos: Necesita usar el teléfono durante una tormenta? Use inalámbricos o celulares. Necesita afeitarse? Use afeitadora a pila o descartable.  Elementos inalámbricos son perfectamente seguros para usar durante una tormenta eléctrica porque no están físicamente conectados a conductores externos. Si Ud. está hablando por un teléfono inalambrico en el momento en que un rayo cae sobre las líneas telefónicas, Ud. y su inalámbrico estarán bién pero necesitará una nueva base para su teléfono!  

El trueno: Cuando se  produce el rayo se origina el trueno. El calor producido por la descarga eléctrica, calienta el aire y lo expande bruscamente, dando lugar a ondas de presión que se propagan como ondas sonoras.  Cuando esas ondas sonoras pasan sobre el observador, éste percibe el ruido denominado trueno.  La velocidad del sonido del trueno se propaga más lentamente que el rayo, a unos 300 metros por segundo, por esta razón el trueno se oye después de desaparecer el rayo. El trueno se debe a que el sonido que se produce a lo largo de todo el recorrido de la descarga eléctrica, puede medir kilómetros de longitud.

El pararrayos:  Si bien las nubes de tormenta llegan a cargarse, algunas veces, positivamente en su base, generalmente son las cargas negativas las que se acumulan en esa zona de la nube. Esta carga negativa de la nube significa que  hay una tensión negativa con relación a la tierra, que tiene carga positiva. El paso de la chispa eléctrica se facilita por que la tierra que se halla debajo de la nube, tiene carga contraria durante una tormenta.  Este proceso se denomina inducción electrostática . El pararrayos es una varilla puntiaguda de metal buen conductor de electricidad, instalada en la parte más elevada de un edificio o cualquier construcción que lo requiera y unida por un grueso cable de cobre a una plancha del mismo metal introducida profundamente en tierra.   Los  electrones  (cargas eléctricas negativas) pueden trasladarse fácilmente por el pararrayos, si el rayo se produce, recorrerá el camino más corto y fácil, que es el que conduce el pararrayos.  Y como éste está conectado al suelo, el rayo, al tocar la punta metálica, se descarga sin causar daños en la tierra.

Partes principales del pararrayos: La barra:  es cilíndrica de 3 a 5 metros de altura, con una punta o puntas de hierro galvanizado o de cobre. 

     El conductor aéreo: está formado de cable de cobre de más de 8 mm de diámetro o cable de hierro de más de 11 mm de diámetro, aunque también se puede emplear tubos de los mismos materiales.  Una condición importante es que no esté aislado del edificio que protege. 

     El conductor subterráneo: consiste en placas de cobre o de hierro galvanizado de un metro cuadrado de superficie por lo menos, hundidas en el agua de un pozo o mejor en la tierra húmeda y enlazadas al conductor aéreo.  Si el terreno es seco, es mejor usar como conductor subterráneo un cable muy largo enterrado alrededor de la casa. Se debe tomar en cuenta que el radio de la base circular (R) es igual a la altura (A) del pararrayos. 

Normas de precaución en caso de tormenta:

     Como el rayo tiende a ir sobre cualquier objeto elevado, ya sea un edificio o un árbol, en virtud de que las cargas eléctricas se acumulan en los puntos más altos, la mejor protección la constituyen "los pararrayos", pero hay algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta:

 1.      No refugiarse debajo de un árbol aislados.  La humedad y la altura aumentan la intensidad del campo eléctrico y atraen la carga.  Los árboles que forman bosques son menos de temer porque aumentan las posibilidades de que la chispa eléctrica caiga lejos.

 2.      En caso de encontrarse en pleno campo, no correr para escapar de la tormenta.  Es muy peligroso.  Si la tormenta eléctrica es muy intensa no hay ningún inconveniente  en colocarse horizontal sobre la tierra, que reduce al máximo el riesgo de ser alcanzados por el rayo.

 3.      En las casas fuera de la ciudad, cierre puertas y ventanas.  No camine sobre suelos húmedos o con calzado mojado.   

4.      Evite permanecer en lo alto de las colinas;  busque refugio en lugares bajos, pero no en quebradas o ríos 

5.      No salga a la puerta ni tenga  las ventanas abiertas. 

6.      No manejar herramientas ni objetos metálicos durante la tormenta. 

7.      No tener contacto con el agua, por ejemplo cuando se está en la playa o cerca de un río o un lago.  La salinidad del agua permite que toda la intensidad de la descarga eléctrica produzca efectos fatales. 

8.      Alejarse de las verjas metálicas o vallas.  Estas podrían causar la muerte aun sin hallarse en contacto con ellas.  Por tal motivo, se recomienda alejarse de toda clase de maquinaria, vehículos  y herramientas. 

9.      Dentro de la casa, la máxima seguridad se encuentra sobre la cama, principalmente si es de madera. 

10.  Durante la tormenta no utilice artefactos eléctricos; use el teléfono solo en una  emergencia. 

11.  En lugares abiertos no use paraguas con punta de metal. 

12.  Los vehículos constituyen un buen refugio; se debe quedar dentro del automóvil. 

13.  los edificios grandes como escuelas y otros similares, son seguros.-

 http://www.redcross.org/services/disaster/foreignmat/thundspn.html

 

 

TORNADO

TORNADO 

     El Tornado es un fenómeno meteorológico que se produce a raíz de una rotación de aire de gran intensidad y de poca extensión horizontal, que se prolonga desde la base de una nube madre, conocida como Cumulunimbus.  La base de esta nube se encuentra a altitudes por debajo de los 2 Km  y se caracteriza por su gran desarrollo vertical, en donde su tope alcanza aproximadamente los 10 Km de altura hasta la superficie de la tierra o cerca de ella. 

Características: La nube es de color blanco o gris claro mientras que el embudo permanece suspendido de la nube madre, cuando éste hace contacto con la tierra se presenta de un color gris oscuro o negro debido al polvo y escombros que son succionados del suelo por el violento remolino.Estos torbellinos llamados también chimeneas o mangas, generalmente rotan en sentido contrario a las manecillas del reloj, en el hemisferio Norte. En algunas ocasiones se presentan como un cilindro, cuyo diámetro varía entre la base de la nube y la superficie del suelo y su diámetro inferior es aproximadamente de 1 Km alcanzando algunas veces los 100 metros.

 Características más comunes para identificar un tornado:

a.       El tornado se forma en conexión con una nube de tormenta, llamada “Cumulonimbu”.  

b.      El tornado aparece en la base de la nube “Cumulunimbu” y se extiende hacia abajo hasta alcanzar el suelo en forma de embudo o manga. 

c.       Comúnmente un tornado va acompañado por lluvia, granizo, relámpagos, rayos  y de la oscuridad propia de las nubes.  

d.      Una característica común, es la baja presión atmosférica (fuerza por unidad de área, ejercida sobre una superficie determinada) en el centro de la tormenta y enorme velocidad del viento. 

e.       El efecto de destrucción de un tornado es mayor en el área afectada que el de un huracán, debido a que la energía por liberar se concentra un área más pequeña. Por tanto el efecto de la velocidad del viento y la baja presión hace que el daño sea mayor. 

f.        Los tornados se desplazan aproximadamente a 50 Km/h, sin embargo, algunos se mueven lentamente, mientras otros alcanzan velocidades de 100 Km/h o más.  La trayectoria promedio de un tornado es de unos 400 metros de ancho y unos cuantos kilómetros de largo.  Algunas de éstas han alcanzado  valores excepcionales de 1.6 Km de ancho y 480 Km de largo.

Composición: La chimenea del tornado es una nube constituida por gotitas de agua mezcladas con polvo y partículas de desechos, las cuales nacen en las bases de las nubes y descienden hacia la superficie.  En las proximidades del suelo el polvo y los desechos son muy abundantes, debido a la baja presión atmosférica existente que contribuye a que el aire circule hacia dentro y ascienda.  En el interior, en las paredes que forma el ojo del tornado normalmente se producen descargas eléctricas. Algunos tornados están constituidos por una sola chimenea, mientras que otros forman un sistema de varias chimeneas.  Unos duran pocos segundos, otros persisten durante decenas de minutos.  La mayoría se producen por la inestabilidad atmosférica, debido al calentamiento diurno y la gran cantidad de humedad o frentes fríos (línea de separación entre  dos masas de aire una fría y seca y, la otra, cálida y húmeda, se caracteriza por que la masa de aire frío va seguida de  la masa de aire cálido) que se encuentran activos, agrupados en familias o en conexión con tormentas aisladas de gran intensidad.    El desplazamiento de los tornados tiende a ser dominado por el movimiento de la tormenta o nube madre, a veces se observa que el embudo se libera de la base moviéndose en forma errática.

Épocas en que se forman los tornados: Los tornados se producen generalmente en la zona de transición entre las masas de aire polar y tropical, entre los 20º y 50º de latitud, a ambos lados del ecuador, siendo poco frecuentes en latitudes mayores de 60º, donde el aire no contiene la humedad y la temperatura necesaria para la formación de este fenómeno y en la región ecuatorial, donde la atmósfera  no tiene la inestabilidad necesaria para desarrollar una tormenta severa de tal magnitud. Los tornados pueden originarse a cualquier hora del día, con mayor frecuencia durante la tarde entre las 2:00 p. m. y 8:00 p. m., esta situación se relaciona con el máximo calentamiento diurno de la superficie terrestre, ya que las altas temperaturas contribuyen a la inestabilidad atmosférica y a la formación de tormentas, que generalmente conducen a la generación de tornados.

Diferencias entre tornado y huracán: 

A continuación se presentarán las diferencias que existen entre un tornado y un huracán. Dentro de un huracán se pueden registrar tornados, lo cual marca la primera gran diferencia, un huracán tiene una mayor escala de desarrollo y afectación que un tornado. 

HURACÁN

TORNADO

1.      Se originan sobre los océanos cuando la temperatura de la superficie del agua es superior a 27°C.

 

2.      Se forman por lo común entre 5° y 15° de latitud.

  

3.      La velocidad del viento varía de 120 y 240 Km/h y en ciertas ocasiones, sobrepasa los 250 Km/h.

 

4.      El diámetro puede variar entre 500 a 1800 kilómetros.

 

5.      La vida de los huracanes puede oscilar desde unos pocos días a algunas semanas.

 

6.      No están asociados a ningún frente.

 

 

 

 

1.      Se originan sobre tierra. 

 

 

2.      Se forman con mayor frecuencia entre 20° y 50° de latitud Norte.  Por lo general, en los Estados Unidos.

 

3.      La velocidad del viento en algunos casos excede los 500 Km/h.

 

 4.      El diámetro promedio es de 250 metros, oscilando entre los 100 metros y  1 Km.

 

5.      La vida de los tornados se extiende desde unos pocos minutos a algunas horas en casos muy excepcionales.

 6.      Los tornados se producen en conexión con líneas de inestabilidad, frentes o nubes de tormentas.

 

 

   Por otra parte, un tornado puede pasar de la tierra al agua o del agua a la tierra sin cambiar su apariencia e intensidad

 Trombas marinas:  Cuando el tornado se origina en el océano o en el mar en vez de formarse en tierra firme, se denomina: Tromba Marina.      Las trombas o mangas marinas siguen una dirección vertical, aunque algunas veces se inclinan o encorvan.  Su color es gris oscuro, sin embargo, cuando las ilumina el sol toman un color amarillento. Después de formadas aumentan su tamaño.  Su duración por lo general es de media hora.  Antes de desaparecer empiezan por disminuir su diámetro hasta que  el mar recobra su aspecto normal.  Estos torbellinos de agua y viento son muy frecuentes en el Océano Pacífico, en las cercanías de la China y del Japón.  Sus efectos son muy desastrosos, en especial para la embarcación pequeña. 

Efectos usuales de un tornado ocasionados  sobre  edificios:

1.      La  presión del viento se ejerce principalmente sobre las ventanas, puertas y paredes. 

2.      Es devastador el efecto de los trozos de materiales arrojados por el viento. 

3.      Produce el derrumbe de las partes altas del edificio (chimeneas, tanques de agua, etc.) sobre las partes bajas del mismo. 

4.      Su efecto “explosivo” se produce por la repentina diferencia de presión que se ejerce cuando el “ojo” o "centro" del tornado pasa por el edificio.

En relación con los daños ocasionados por la intensidad del viento máximo asociado con un Tornado, se creó la escala Fujita (F).

Escala (F) FUJITA

Escala

Velocidad del viento

Daños

Características

F0

De  60 a 120 Km/h

Ligeros

Daños en chimeneas, antenas de radio y televisión, se quiebran las ramas de los árboles y algunos son derribados.

F1

De 121 a 180 Km/h

Moderados

Se producen roturas de vidrios de ventanas y puertas, desprendimientos de tejas protectoras de techos, los árboles son arrancados de raíz o se quiebran, los automóviles son desplazados de la ruta.

F2

De 181 a 250 Km/h

Considerables

Se desprenden los techos de las casas quedando en pie sólo las paredes más fuertes, los árboles grandes son destruidos de raíz, los automóviles son barridos de las rutas.

F3

De 251 a 320 Km/h

Severos

Las construcciones rurales son completamente demolidas, los techos y las paredes de las viviendas son destruidas, los automóviles y los árboles son elevados por el viento.

F4

De 321 a 420 Km/h

Devastadores

Las viviendas son levantadas del suelo y transformadas en escombros; los trenes, automóviles maquinarias rurales pesadas y camiones son arrojados a cierta distancia.

F5

De 421 a 500 Km/h

Super devastadores

Las viviendas son completamente separadas de sus cimientos.

 

                                              Fuente: Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera

 

Vientos fuertes

Vientos fuertes: medidas preventivas

En Uruguay y en la región ocurren fenómenos meteorológicos severos con relativa frecuencia, principalmente entre
la primavera y el otoño. Fuertes vientos, granizadas, y eventualmente tornados. Muchos ciudadanos ya saben de
los mismos y sus efectos, especialmente en el interior. Mas aún luego del evento del pasado 23 de agosto.

Ayudar a mejorar los mecanismos de previsión y de alerta ante la ocurrencia de estos eventos forma parte
de los objetivos de la Sociedad “Amigos del Viento”. El pasado lunes 22 de agosto realizamos en el Palacio Legislativo la charla "Fenomenos Severos: desde la Meteorología hacia una cultura preventiva", esperando repetirla el próximo 16 de setiembre.
Nos parece importante compartir nuevamente con Uds. algunas medidas preventivas que pueden tomar los ciudadanos ante la  posibilidad de temporales, vientos muy fuertes y tornados.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recomendaciones de Seguridad en Caso de Tornados o vientos muy potentes.
En base a normas de seguridad de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration, EE.UU)

Si piensa desarrollar actividades al aire libre, entérese del Pronóstico del Tiempo más reciente y mire al cielo con frecuencia. Grandes nubes de tormenta, oscuridad del cielo, relámpagos, viento que arrecia, son buena señales que ha llegado el momento de buscar refugio.

En el hogar, el sótano es el lugar más seguro. Si es posible, trate de refugiarse debajo de muebles pesados. En las casas que no tienen sótano, busque protección en la parte central de la casa, en el piso más bajo, en una habitación
pequeña como, por ejemplo, un guardarropas o el baño, o debajo de muebles bien pesados. Aléjese de las ventanas.

En los edificios de oficinas, vaya a un pasillo interior en el piso más bajo

En las escuelas, la mejor zona de refugio es un pasillo interior en el piso más bajo.

Aléjese de los auditorios, gimnasios y otras instalaciones que tengan techos amplios y de tramos libres.

Si está al aire libre y en un vehículo motorizado, salga de mismo y busque refugio en un edificio grande cercano o acuéstese en una zanja o un barranco.

En campo abierto, acuéstese en la zanja o el barranco más cercano. No busque refugio bajo los árboles.

Las casas o galpones construidos con materiales de construcción livianos son muy vulnerables
y ud. no debe permanecer en ellas.

Recomendaciones de seguridad en caso de una inundación. Cuando exista un Alerta de Inundación:

Recomendaciones de seguridad en caso de una inundación.

  Cuando exista un Alerta de Inundación:

  •  Almacene agua potable en recipientes limpios. 
  •  Si las autoridades locales lo obligan a abandonar su casa reubique en un lugar más seguro sólo los objetos esenciales o   de   mayor valor. 
  • Llene el tanque de combustible de su automóvil para evitar que éste flote y sea arrastrado por la corriente. 
  •  Engrase máquinas y artefactos metálicos que no puedan ser  removidos de sus ubicaciones originales.
  • Diríjase a un lugar seguro antes de que el agua de la inundación  interrumpa el tránsito normal por calles o avenidas. 

  Durante la inundación: 

  •    Evite las zonas propensas a inundaciones repentinas (zonas bajas o cercanas a cursos de agua).
  •     No intente caminar a través de áreas que estén cubiertas por  agua o donde el nivel de ésta sobrepase la altura de las rodillas.
  •       No intente manejar en calles inundadas. 

   Después de la inundación:

 

     No coma alimentos crudos o que hayan estado en contacto con el agua de la inundación.

      Hierva el agua antes de beberla.

      No visite los lugares que fueron afectados por las inundaciones.

     No toque ni manipule las instalaciones eléctricas. (En regiones inundadas éstas deben ser examinadas y estar completamente secas antes de ser puestas nuevamente en funcionamiento.)

      Informe a las autoridades competentes al respecto de los servicios públicos que hayan sido dañados durante la inundación.       

 

  Paquete de provisiones para la familia en caso de desastres:

  Elementos esenciales 

      Radio que funcione con pilas

      Linterna

      Pilas adicionales

      Agua , Comida (Los alimentos perecibles deben ser repuestos cada 6

      meses)

      Botiquín de Primeros Auxilios (uno para su hogar y otro para cada

      automóvil)

      Medicamentos recetados y no recetados

      Herramientas y suministros (vasos de papel, cuchillo auxiliar,

      martillo, fósforos, etc.)

      Provisiones sanitarias (papel higiénico, toalla de papel, cloro

      blanqueador casero)

      Ropa de vestir y de cama

      Cosas necesarias para el bebé

      Cosas necesarias para la mascota

      Documentos importantes de la familia

      Juegos y libros (como entretención)

 

 


Fríos extremos: Breve guía preventiva

Fríos extremos: Breve guía preventiva
Elaborado en base a información de:
* Organización Panamericana de la Salud
* Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) EE.UU 
  Introducción
Cuando las temperaturas bajan considerablemente todos tratamos de protegernos lo mejor posible del frío.
Lamentablemente a veces el problema es mucho más complicado que ponerse un buen abrigo.
Hay muchos riesgos no sólo en la calle, sino también dentro de nuestros hogares.
Los niños y los ancianos son los que están en un mayor riesgo.

Los procedimientos de emergencia incluidos aquí no se comparan con un entrenamiento en primeros auxilios pero sí
le ayudarán a determinar el momento en el que debe buscar atención médica y lo que deberá hacer mientras llega
la ayuda.

Esté Preparado
Siempre es mejor estar preparado antes de que el frío extremo afecte nuestras vidas. Los principales problemas que
pueden surgir se relacionan con la falta de alimentos y de calefacción.

Entre las cosas que debe tener a la mano y listas para usar en su hogar están:

     * Un calentador eléctrico o una fuente alternativa de calefacción en caso de que se interrumpa el suministro de
       energía eléctrica o el gas.
     * Una lámpara o linternas a pilas (y pilas nuevas). Procure no usar velas porque son un riesgo de incendio. Si tiene
       que usar velas no las deje encendidas cuando no esté cerca de ellas pues pueden caer o encender algo cercano a
       ellas.

Tenga cuidado con los niveles de monóxido de carbono al encender una chimenea o un calentador a kerosene.
La mejor forma de saber si hay peligro es con un detector de monóxido de carbono.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Si lo dispone, también debe tener preparado su vehículo para una emergencia. Más aun si está en el campo o en algun lugar aislado.
Tenga a mano en el mismo mantas y acolchados para protegerse del frío y una manta de color brillante para llamar la atención en caso de que el auto se quede atorado. Linterna, mapas, algunos alimentos en lata y agua potable. Recuerde no ingerir bebidas alcoholicas, pues ello hace que el cuerpo pierda calor mas rápidamente.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Es muy importante vigilar la temperatura en los cuartos con bebés y ancianos. Los bebés pierden calor más rápido que los adultos. Los ancianos pierden la capacidad de sentir cambios bruscos de temperatura, por lo que se recomienda que si usted o alguien en su familia tiene más de 65 años, instale un termómetro en un lugar visible para vigilar constantemente la temperatura del cuarto.

Si no puede mantener los cuartos a una temperatura tolerable, procure buscar refugio en otro lado. En casos de
extrema emergencia, puede proteger al bebé si usted lo cubre con su cuerpo, pero si tiene que dormir, tenga cuidado
de no sofocar al pequeño.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Precauciones al aire libre
Si baja mucho la temperatura y especialmente si hay mucho viento, procure quedarse en un lugar bajo techo. Si tiene
que salir, hágalo en forma muy breve y recuerde que deberá protegerse con sombrero, bufanda para cubrirse la cara y
la boca, guantes, un buen abrigo y si es necesario, varias capas de ropa no apretada.

Trate de mantenerse seco pues la humedad enfría el cuerpo rápidamente. Cuando el cuerpo empieza a temblar, es un
buen indicio de que es hora de regresar a un lugar con calefacción.

El corazón trabaja más cuando tiene que proteger al cuerpo del frío, así de que si tiene que hacer un trabajo agotador,
hágalo con calma y protéjase bien con la ropa adecuada.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Enfermedades relacionadas con el frío
La hipotermia y la congelación son los dos principales problemas asociados con una exposición prolongada al frío
intenso.

Hipotermia: Ocurre cuando el cuerpo comienza a perder más calor que el que tiene la capacidad de producir. Después
de un tiempo se agota la energía almacenada y empieza a bajar la temperatura del cuerpo. Una temperatura muy baja
puede afectar el cerebro, esto le impide a la persona moverse o pensar adecuadamente. Así pues, la persona podría no
darse cuenta del peligro y por lo tanto no haría nada para salvar su vida.

Si nota que está agotado, confundido, tiene dificultad para hablar o está mareado, o si su bebé tiene la piel muy fría y
roja y no tiene energía, trate de recibir atención médica lo antes posible, especialmente si su temperatura cae por
debajo de los 35 grados centígrados. Si no puede, entonces trate de calentar el cuerpo poco a poco. Primero
vaya a un cuarto con calefacción, quítese cualquier ropa mojada, caliente primero la parte media del cuerpo (pecho,
cuello, cabeza y pelvis) y trate de tomar algo caliente (nunca trate de darle algo de beber a una persona inconsciente.)

Congelación: Esta lesión al cuerpo provoca una perdida de sensibilidad y color en las áreas afectadas.
Más comúnmente afecta la nariz, las orejas, los cachetes, la barba y los dedos de los pies.
La congelación puede causar daños permanentes al cuerpo y hasta una amputación.

Si siente dolor o si su piel se ve blancuzca o está adormecida, busque refugio inmediatamente y trate de recibir
atención médica. Si no puede recibir atención médica, busque un lugar con calefacción y evite al máximo caminar si sus
pies están congelados o dar masaje a la parte afectada pues agravaría el daño. Sumerja el área afectada en agua tibia
(no caliente) o caliéntela con otra parte de su cuerpo (por ejemplo, coloque su mano bajo la axila). No use la estufa,
la chimenea o un radiador para calentar la parte dañada porque ésta no tiene sensibilidad y podría complicar el problema si se quema.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Ninguna de estas recomendaciones debe remplazar la asistencia médica. La hipotermia es una emergencia médica y la congelación debe ser analizada por un especialista. Esta es simplemente una guía que le ayudará mientras consigue ayuda profesional.

Y recuerde que la mejor forma de evitar complicaciones, es estar bien preparado.